Profilaxis con antibióticos en pacientes cardiópatas.

Profilaxis antibiótica.
• Consiste en la administración de antibióticos a pacientes que no presentan evidencias de
infección, con la finalidad de prevenir colonización de bacterias y sus complicaciones en el
periodo postoperatorio. El uso profiláctico en la odontología puede adoptarse para
prevenir infecciones en la región operada (“profilaxis quirúrgica”) o para prevenir
infecciones a distancia en pacientes propensos.
Profilaxis en infecciones a distancia
Existe un consenso en el uso profiláctico de antibióticos para prevenir infecciones a distancia, en
pacientes que presentan ciertas condiciones de riesgo alto de contraer bacteriemia transitoria
(Presencia de bacterias en la sangre).
Es el caso de pacientes con determinadas cardiopatías que pueden predisponer a la endocarditis
infecciosa. Otros candidatos eventuales a la profilaxis antibiótica son los pacientes con
determinadas cardiopatías que pueden predisponer Endocarditis Infecciosa (EI), pacientes
portadores de prótesis ortopédicas recientemente implantadas, pacientes inmunosuprimidos, así
como pacientes con alteraciones metabólicas importantes, como la diabetes y la insuficiencia
renal crónica.
Existen varias condiciones cardiacas que provocan un mayor riesgo de desarrollar endocarditis
bacteriana relacionada con los tratamientos dentales.
Cardiopatía.
Una cardiopatía es cualquier enfermedad o padecimiento que afecta el corazón o del resto del
sistema cardiovascular.
Entre las cardiopatías más comunes se encuentran:
• Isquemia cardiaca: Se caracteriza por la falta de circulación sanguínea al miocardio, lo cuál
puede llevar a un Infarto.
• Infarto al miocardio: Dificultad para bombear el flujo sanguíneo para satisfacer la
demanda corporal por alteraciones en endotelio coronario y que condiciona un área de
necrosis.
• Cardiopatía pulmonar: Mal funcionamiento de la porción derecha del corazón
• Cardiopatía vulvar: Afecta a una o más válvulas cardiacas, incluyendo la tricúspide y
pulmonar en el lado derecho, así como la mitral y aortica del lado izquierdo.
• Cardiopatía dilatada: Agrandamiento del ventrículo izquierdo y disminución del la función
de bombeo.
• Cardiopatía hipertrófica: Se desarrolla debido a factores genéticos a través de varias
mutaciones en genes que codifican las proteínas sarcoméricas. En éste tipo de
enfermedad, el miocardio es más grueso y puede obstruir de la circulación sanguínea
causando una limitación de la actividad del corazón.
• Cardiopatía arrítmica génica ventricular derecha: Mal funcionamiento en la conducción
eléctrica del corazón donde la fibra muscular es remplazada por tejido fibroso de
cicatrización. Afección en el ventrículo derecho.
• Hipertensión arterial (mayor frecuencia).
• Hipertrofia ventricular izquierda: Existe un aumento del tamaño celular y masa
muscular (lado izquierdo del corazón).
• Enfermedad de las arterias coronarias: Existe un endurecimiento y reducción de la
luz de las arterias, acumulando colesterol y teniendo mayor actividad metabólica,
causando ateroesclerosis e insuficiencia coronaria.
• Infarto al miocardio: Insuficiencia de oxigeno al órgano cardiaco por obstrucción
de una arteria coronaria, causando isquemia, anoxia y daño tisular.
• Arritmias cardiacas: Alteración en el estimulo eléctrico modificando la Frecuencia
Cardiaca
• Inflamación cardiaca crónica (cardiopatía inflamatoria): Inflamación de los tejidos
del musculo cardiaco.
Endocarditis infecciosa.
La endocarditis inflamatoria proliferativa del endocardio, causada por infección de
microorganismos, con alto índice de mortalidad aún en los días actuales. Los principales factores
de riesgo de la EI son las lesiones causadas por enfermedades congénitas o adquiridas, que alteran
la hemodinámica del corazón, causando turbulencia y predisponiendo a la aposición de plaquetas
y de fibrina y la subsiguiente colonización bacteriana, es decir, causa Infección de las válvulas del
corazón u otras áreas del endocardio.
Existen Pacientes predispuestos a infecciones por anomalías o defectos congénitos:
Estos microorganismos, no son altamente patógenos, tienen baja virulencia. Suelen se comensales
típicos de piel, cavidad oral, tracto urinario e intestinal.
La forma de penetración es a través del torrente sanguíneo en proporciones pequeñas, formando
acumulaciones en el endocardio anormal a través de una congregación plaquetaria, la cuál
desarrolla una infección crónica.

Ejemplos:
Válvulas aorticas bicúspides congénitas: la válvula aortica que normalmente tiene tres valvas,
presenta sólo dos, lo cual puede llevar a esteanosis y regurgitación sanguínea.
Tejido de cicatrización post inflamatorio: cuando existe una condición que ocasione inflamación
del musculo cardiaco, como fiebre reumática o infarto. El tejido normal del musculo cardiaco es
distorsionado por el de cicatrización, de forma mecánica y funcional anormal, lo cual lo hace mas
susceptible a infecciones.
Síndrome de prolapso de la válvula mitral: La válvula mitral no cierra de manera adecuada y este
prolapso causa que la sangre fluya en sentido opuesto, a lo que se le conoce como regurgitación.
Válvulas protésicas, las cuales han sido reemplazada quirúrgicamente y que están expuestas a una
congregación bacteriana llamada biofilm o biopelícula.
Pacientes con infecciones en las válvulas normales
Éstas se deben a microorganismos de alta virulencia que invaden las válvulas del endocardio,
causando destrucción acelerada de manera que la endocarditis está predispuesta por condiciones
que promueven la entrada de organismos patógenos, como lo es en una cirugía a corazón abierto.
Clasificación de EI (patrones de infección)
• Endocarditis infecciosa aguda:
Se debe a un factor alto de virulencia de un microorganismo que penetra las válvulas
sanas, un ejemplo por Staphylococcus aureus, comúnmente causa infección que puede
producir metástasis.
• Endocarditis infecciosa subaguda.
Se presenta como el resultado de estreptococos de baja virulencia en válvulas
estructuralmente anormales, son de proliferación gradual y lenta (estado vegetativo
de la bacteria, causan la destrucción de la válvula sstimulando la formación de un trombo
• Bacteriemia transitoria
Se debe a un traumatismo o lesión en la superficie de la mucosa, especialmente:
• Encía
• Orofaringe
• Aparato genitourinario
• Uretra
• Causada por diferentes tipos de especies bacterianas a través del torrente sanguíneo
Principalmente por Streptococcus viridians y microorganismos colonizadores del tejido
traumatizado.
• Relacionada con el origen y magnitud del traumatismo
Los microorganismos logran la formación de placa bacteriana vegetativa en donde logran la
adhesión estimulando el depósito de fibrina y plaquetas en su superficie, lo cual hace que su
multiplicación sea más rápida y en poco tiempo formen conglomerados de bacterias en el lado
izquierdo del corazón, donde los mecanismo de defensa insuficiente para controlar la infección.
Por otro lado las placas vegetativas con densidades bacterianas más bajas en la porción derecha
del corazón tienen densidades bacterianas más bajas del organismo en esta zona, su actividad alta
en el mecanismo de defensa a través de neutrófilos y leucocitos. Sin embargo, más del 90% de
estos microorganismos están metabólicamente inactivos (no en proceso de proliferación). -------
menos susceptibles a los efectos bactericidas de los antibióticos.
Bacteriemia asociada con procedimientos dentales
Bastante común en manipulación dental y de tejidos periodontales.
• Extracciones dentales 10 a 100%
• Cirugía periodontal 36 a 88%
• Curetaje y alisado radicular 8 a 80%
• Dique de hule y cuñas 9 a 32%
• Profilaxis dental hasta 40 %
• Procedimientos de endodoncia hasta 20%
Frecuente en actividades cotidianas
• Cepillado y uso de hilo dental 20 a 68%
• Uso de palillos dentales 20 a 40%
• Uso de aparatos de irrigación oral 7 a 50%
• Masticación de comida 7 a 51%
Aunque el riesgo absoluto de desarrollar endocarditis infecciosa por procedimientos dentales es
imposible calcular con exactitud, los estimados coinciden en que si el tratamiento dental causa el
1% de todos los casos, entonces ocurre apenas 1 caso en 14 millones de procedimientos dentales.
La prevención mediante profilaxis con antibiótico es relativamente baja, es decir, no es 100%
efectiva, debido al origen y proliferación de microorganismos altamente variable
Consideraciones para profilaxis con antibióticos.
• Identificación de paciente cardiópata a través de historia clínica adecuada.
• Indagación del estado actual de la enfermedad.
• Interconsulta medica
Cardiopatía de riesgo.
Prevención de complicación
Grupos de riesgo para profilaxis según la AHA American Heart Association
Pacientes con alto riesgo de endocarditis bacteriana:
 Válvulas cardiacas protésicas, incluyendo biológicas, homoinjerto.
 Endocarditis bacteriana previa
 Enfermedades cardiacas congénitas cianóticas completas (ventrículo único, tetralogía de
Fallot, transición de las grandes arterias).
 Shunts o conductos pulmonares sistémicos quirúrgicamente sustituidos.
Paciente con riesgo moderado de endocarditis bacteriana.
 Disfución valcular adquirida (enfermedad cardiaca reumática)
 Gran parte de las malformaciones cardiacas congénitas (diferentes a las citadas para los
pacientes con alto o bajo riesgo)
 Cardiomiopatía hipertrófica.
 Prelapso de válvula mitral con regurgitación valvular y/o láminas aumentadas de espesor
Pacientes con bajo riesgo de endocarditis bacteriana
 Prolapso de válvula mitral sin regurgitación
 Enfermedad de kawaski previa sin disfunción valvular o enfermedad cardiaca reumática
 Murmullo cardiaco fisiológico, funcional o inerte
 Cirugía previa de bypass de arteria coronaria
 Defecto aislado en el septum de secundum atrio
 Reparación quirúrgica o defecto en el septo atrio, defecto en el septum ventricular o ducto
arterial patentes (sin residuos con mas de 6 meses).
 Procedimientos odontológicos en los que se recomienda profilaxis antibiótica
 Extracciones dentarias
 Procedimientos periodontales que incluyen sondaje, consultas de mantenimiento, cirugía,
regeneración tisular guiada, raspado y alisado
 Colocación de implantes dentarios y reimplante de dientes avulsinados
 Endodoncia o con cirugía Periapical
 Colocación inicial de bandas ortodonticas (no incluyen brackets)
 Colocación subgingival de fibras o bandas antibióticas
 Anestesia intraligamentaria
 Limpieza de los dientes o implantes (siempre que sea previsible sangrado abundante)
 Procedimientos odontológicos ne los que no se recomienda profilaxis antibiótica
 Colocación del dique de goma o hule
 Obturaciones, reconstrucciones dentarias
 Retirada de suturas
 Colocación y ajuste de ortodoncias o de prótesis removibles
 Anestesia local (no intraligamentaria)
 Fluorizantes, toma de impresiones, radiografías
 Recambio de la dentición temporal
 Antibióticos para procedimientos dentales
Antibióticos y dosis (1/2 o 1 hora antes del procedimiento)





Conclusión
• La profilaxis con antibióticos es indispensable para personas con enfermedad cardiaca de
alto riesgo.
• No todas las cardiopatías necesitan profilaxis con antibióticos.
• Otro grupo importante que lo requiere son pacientes que han recibido reemplazo
protésico de una articulación.
• Deberán tomarse en cuenta lineamientos según la AHA para saber que tipo de antibióticos
administrar como tratamiento preventivo.
• Tratamientos con manipulación de tejido gingival o región periapical de los dientes o en
los que se realizan perforaciones de la mucosa.