You are on page 1of 4

Pitágoras

Santiago Richter
Reimpreso de El Francmasón Israelí
No es fácil escribir sobre Pitágoras, una de las personalidades más importantes en la historia de
la Humanidad, de la ciencia y de la filosofía. El fundador de la sociedad iniciática que se llamó
lógicamente Pitagórica. !n hombre cuyas aserciones y conclusiones han sido la base o han
tenido una influencia muy importante en las "atemáticas, la #eometría, la "edicina y la
$rancmasonería. En el marco de este artículo tratar% de dar a conocer al hombre y al científico,
relatar su biografía, describir su obra y relacionar entre sus descubrimientos y postulaciones,
principios matemáticos y geom%tricos y nuestro ritual y filosofía masónicos.
Pitagoras, Una Breve Biografía
Nacido en la isla griega de &amos, alrededor del a'o ()* +,. &u muerte se ubica alrededor del
a'o (-. +, a la edad .( a'os, despu%s de haber escapado la destrucción de la comunidad
iniciática que formó en /rotona, al sur de 0talia. No se sabe si en la destrucción de la comunidad
pereció Pitagoras, pero hay constancia de que sal1ó a uno de sus discipulos, $ilolao, quien se
hi2o due'o de una gran parte de la documentación de la comunidad en la que estaba contenida la
doctrina. 3a 1iuda de $ilolao 1endió a Platón aquella documentación en una suma ele1ada de
dracmas. +sí, entre par%ntesis, prácticamente se inició la 1ida filosófica de Platón, uno de los
herederos filosóficos de Pitágoras. Pitágoras, hi4o de un mercader fenicio establecido en &amos,
estudió con Perecidas, +na5imander y probablemente con 6ales, quien le aconse4ó ampliar sus
estudios y conocimiento en Egipto. Posteriormente 1ol1ió a #recia y de allí a $enicia, donde fue
introducido por primera 1e2 a los misterios de la mística, estudiando durante 7 a'os en &idón,
6iro y 8abilonia. &e embarcó en dirección a Egipto haciendo escala en Haifa y 1isitando templos
en el "onte /armel. Estudió ** a'os en Egipto, permaneció 97 a'os en 8abilonia, al caer
cauti1o en su 1ia4e de regreso a &amos. 3legando a su ciudad natal, se encontró con la dictadura
de Polycrates, quien le impidió continuar sus estudios. :ia4ó a la cuidad de /rotona en el sur de
0talia donde fundó una comunidad iniciática dedicada al estudio de la filosofía, matemáticas, y
Busto de Pitágoras
Palacio Nuevo, Museo
Capitoline
Roma, Italia
las ciencias de la naturale2a, comunidad que llegó a tener 7-- miembros. +llí escuchaban sus
mensa4es tanto hombres como mu4eres, a pesar que en aquella %poca les estaba prohibida a las
mu4eres participar en reuniones p;blicas. Esta comunidad iniciática era tambien una sociedad en
que todo pertenecía a todos, se pregonaba una 1ida simple, modesta, sin metas pomposas, con
paciencia y tolerancia. 6odos los miembros se comprometían a respetar al maestro, hacerlo
partícipe y a su nombre cada descubrimiento o conclusion científica y 4uraban mantener las
nue1as ideas en absoluto secreto, respecto a quienes no pertenecían a la comunidad.
+parentemente por esa ra2ón el traspaso de la información era oral, a consecuencia de lo cual es
muy poco el material escrito que e5iste del "aestro de &amos y de los pitagóricos. 3os biógrafos
de este ilustre iniciado nos relatan que toda su ense'an2a se reali2aba en forma oral y aparte de
algunos dibu4os relacionados con la geometría, en este caso particular, su mara1illoso teorema,
no ha quedado del maestro nada escrito para la posteridad. + pesar de este ritual de secretos el
mo1imiento pitagórico atra4o a muchos persona4es ilustres, entre los más famosos se puede
nombrar a &ócrates, $ilolao, Hipócrates, Platón y +ristóteles. El mo1imiento pitagórico
progresó, se propagó e influyó en todos los campos de la sociedad de aquella %poca. No es más
que natural entonces que en un momento determinado, aquellos informes morales, religiosos e
incluso políticos despertaran oposición en ciertos n;cleos de la oligarquía de /rotona, por temor
a perder su poder. El resultado de esta oposición llegó a una franca enemistad, entre otros con
/ylón, un rico y respetado ciudadano de /rotona, quien no fu% admitido en la comunidad,
terminando en el aniquilamiento de la comunidad Pitagórica con la muerte de algunos y la huida
de otros de sus miembros.
Pitagóras el Científico y el Filósofo
El "aestro de &amos descubrió por intermedio de la obser1ación y el análisis que la altura del
sonido depende del largo de la cuerda en 1ibración. !n sencillo e5perimento le re1eló de pronto
el reino mara1illoso de una ley, en un terreno impenetrable hasta entonces para la comprensión
científica. 3os inter1alos de los sonidos que hasta entonces sólo el fino y adiestrado oído del
m;sico podía distinguir con acierto, se hallaban ahora referidos a relaciones num%ricas, claras y
precisas. /uán lógico era entonces considerar como el n;cleo central y la esencia de las cosas al
n;mero, e5presión de la ley rápidamente ad1ertida que rige todo el sistema de la naturale2a, el
cosmos, cuya belle2a y orden se mantienen por una relación num%rica. 3a teoría que todas las
cosas son n;meros pertenece muy probablemente a Pitágoras, y significa que todo puede ser
e5plicado comprendido y e5presado a tra1%s de n;meros, o por la inter<relación entre n;meros
enteros. Esta teoría se originó en las obser1aciones musicales ya dichas, que los inter1alos
básicos en la m;sica se e5presan por la relación entre n;meros 9, *, 7, =. >tro desarrollo de esta
teoría es la tesis que propusieron los pitagóricos para e5presar los >puestos, que es decir?
limitado @ ilimitado, par @ impar, ;nico @ m;ltiple, derecho @ i2quierdo, masculino @ femenino,
estático @ mó1il, derecho @ torcido, lu2 @ oscuridad, bueno @ malo, y finalmente cuadrado @
rectangulár. 3os pitagóricos consideraban al n;mero 9- como perfecto por ser el resultado de la
suma de 9A*A7A=. El uno o la "ónada primordial que contiene el 6odo, más el * que representa
la linea y el resultado de la di1isión del 9, más el 7 que representa la superficie y@o el triángulo,
más el = que representa la 4usticia y el cuadrado. En otras palabras, la "ónada Primordial que es
el 6odo, el 8inario /reador que surge de una necesidad cósmica, la ley 6ernaria de la
Perfección que nace de la con4unción de las dos anterioresB el /uaternario que delimita las
funciones de la Energía y la "ateriaB el Pentágono, centro neurálgico del !ni1erso que se
simboli2a en el Hombre. El famoso teorema de Pitágoras dice? "En un triángulo rectángulo, el
cuadrado construido sobre la hipotenusa es igual a la suma de los cuadrados construidos sobre
los catetos". Estas palabras refle4an la escencia de la geometría, el orden y, por que no, la
belle2a. Pitágoras tenía grabado en su mente el a5ioma de la antigua sabiduría, que decía? "Dios
geometriza", y ba4o este fundamento, construyó su filosofía, pues, si la /reación se presenta en
perfectas lineas geom%tricas, dentro de ellas debe ocultarse el misterio del /osmos y de la propia
:ida. El /osmos está formado por partes relacionadas una a otra en forma armoniosa formando
un comple4o ordenado. Ense'ó una manera de 1i1ir. Ense'ó la creencia en la re<encarnación,
impulsando en cierta medida la creencia en la inmortalidad. Pitágoras fu% el primero en hablar de
$ilosofía como un sinónimo de amor y a tra1%s de %l, la obtención de la sabiduría. + tra1%s de
la filosofía el alma puede llegar a un estado de Entonación, 1ol1iendo nue1amente a los tonos
y a los n;meros.
Pitágoras y la Francmasonería
3a filosofía pitagórica influye en los diferentes grados del traba4o masónico, pero ob1iamente en
este tra2ado sólo me referir% al Primer #rado &imbólico de la construcción arquitectónica de
nuestro 6emplo 0nmaterial. ,esde el mismo momento de nuestra 0niciación simbólica se nos
ense'a que la 3ogia es la representación del !ni1erso, ob4eti1amente en los 6alleres "asónicos,
por la reproducción del 6emplo del Rey &alomón, que era sostenido por ,oce columnas, es decir
a la hora del meridiano, en la cual el cuerpo no proyecta sombras, pues recibe la lu2
1erticalmente a las ,oce en punto. Nuestro Planeta es uno de los principales integrantes del
sistema solar. Este con4unto de planetas tiene como punto central el +stro Rey, describe una
marcha circular en los espacios interestelares por las constelaciones 2odicales o más 1ulgarmente
llamadas /asas que son 9*. Es así que en algunos 6emplos "asónicos 1emos dibu4ados los
&ignos Codiacales en cada una de sus ,oce columnas, con el ob4eto de representar gráficamente
la marcha aparente del sol por los espacios cósmicos. En estas circunstancias, nos es dable
conocer dos importantes medidas espaciales dentro de la esfera que circunscribe el sistema solar,
la del ,oce de los signos 2odiacales y la del /0N/> correspondiente al Hombre , cuya total
interdependencia es e1idente. &in embargo como toda e5istencia requiere con4untamente con la
medida espacial sus complementarias de temporalidad, debemos obtenerlas del mismo binomio
en referencia, y por una simple resta de 9* menos cinco, obtendremos el n;mero ., que nos
indica la condición septenaria del Hombre, y si, por ;ltimo, sumamos estos tres guarismos nos
resulta el *=, o sea el día solar, que, iniciáticamente, es el signo de temporalidad que relaciona al
macrocosmo con el microcosmo. En consecuencia, hemos obtenido los ritmos de ( y .
correspondientes al Hombre y el 9* y el *= que lo relacionan con los mo1imientos del sistema
solar. &i el n;mero 9* lo reducimos a dígitos es decir, sumamos el 9 y el *, el resultado será 7, o
sea el correspondiente para el +prendi2, siguiendo n;meros más altos para el /oma'ero y el
"aestro.
Entre los Pitagóricos había, tres categorías? la de los acusmáticos, los reci%n iniciados DoyentesEB
en seguida los "atemáticos y finalmente los que tenían el tercer grado en que eran reci%n
considerados como miembros de la comunidad y acceso a la comida lit;rgica. 3a primera
ense'an2a que recibimos en la $rancmasonería !ni1ersal se refiere a la perfecta e4ecución de la
"archa ritual y el ceremonial del saludo de las tres grandes 3uces de la 3ogia, condición sin la
cual no es posible incorporarse a los 6raba4os de un 6emplo "asónico. +l terminar la "archa el
0niciado queda frente a frente con el sitial del :enerable "aestro, que muestra una Escuadra de
bra2os iguales. No obstante, la 4oya que porta en sus paramentos es una Escuadra de una relación
de 7 a =, como es la posición de los pies en la "archa del +prendi2 y los catetos del 6riángulo
del 6eorema de Pitágoras. En ese momento, el 0niciado saluda al :enerable "aestro
completando, con dicho acto, la cuerda de la hipotenusa que enla2a las dos puntas de los pies.
Por su parte el :enerable "aestro contesta el saludo desde su sitial, describiendo una segunda
hipotenusa desde su propia escuadra. /onstruye de esta forma una +ntinomia con el triángulo
reali2ado por los mo1imientos del 0niciado, dando como resultado el que dos hipotenusas toman
posición paralela, en >riente y >ccidente, formando los lados del cubo. +l saludar a los
:igilantes, el 0niciado completa las aristas del lado del Norte, que une las dos hipotenusas. Por
su parte, el &egundo :igilante, al contestar el saludo describe dos lineas de unión del lado &ur de
las hipotenusas, cerrando de este modo, los cuadrados inferior y superior, pues al se'alar su 4oya
completa las aristas 1erticales y de4a formado el /!8> PER$E/6>. ,e esta manera, en forma
casi imperceptible, se construyen los cuadrados y el cubo con los simples mo1imientos rituales
que se e4ecutan en el espacio, dando cumplimiento, así la sentencia Herm%tica que dice?< así
como es +ba4o es +rriba y así como es +rriba es +ba4o< /ateto significa en griego lo siguiente?
3ínea :ertical, Perpendicular, Plomada, tirar de +rriba aba4o que en buen romance, ha sido la
labor que han e4ecutado los :igilantes al saludar al Hermano que ingresa a la 3ogia. FGu%
significa para nosotros el triánguloH En la $rancmasonería el t%rmino triángulo es, por
antonomasia, el área de los tres puntos de la Perfección "asónica estatuidos en nuestras
doctrinas y que está simboli2ado en todas nuestras reuniones por las 6res 3uces del 6aller.
:ol1iendo al teorema de Pitágoras, el cuadrado construido sobre la hipotenusa puede
considerarse como el punto c%ntrico del 6emplo del !ni1erso que, al mismo tiempo, es el de la
3ogia y del 0niciado $rancmasón, por lo cual debemos estimar que cada uno de sus lados
representa las purificaciones de la 0niciación, a saber? en el >ccidente la 6ierra, al Norte, el
$uego, al >riente el +gua y al &ur, el +ire. /reo que apenas he hecho una especie de bosque4o,
pero espero que por lo menos nos llame al estudio de una tradición que nosotros, como "asones,
no podemos de4ar de lado. 3a "asonería tiene un fundamento Pitagórico. /uando el :enerable
"aestro le dice al Recipiendario +prended por la regularidad del compás a dirigir nuestros
pasos le está transmitiendo una ense'an2a Pitagórica. Es indudable que estos conocimientos, no
solucionarán ning;n problema de caracter del diario 1i1irB pero no podemos negar que nos
potenciará como 1erdaderos iniciados $rancmasones, capaces de comprender íntegramente los
misterios que encierra la 1ida humana, y como consecuencia lógica, florecerán en nosotros las
más e5celsas 1irtudes y las más e5quisitas bondades.
Bibliografía
6heodor #omper2, Pensadores #riegos 3ibro 0.
Enciclopedia /ollierIs.
Enciclopedia Hebrea.
Re1ista "asónica de /hile.