You are on page 1of 6

PROCEDIMIENTO CONSTRUCTIVO

DE MUROS Y TALUDES EN
SUELO REFORZADO
Los traslapos en sentido paralelo a la longitud
del muro no se deben construir. Las formaletas
fijas, aunque son más costosas permiten lograr
una mejor compactación del borde de la cara per-
mitiendo así un mejor acabado vertical.
(Ver Foto 1)
La conformación de las capas, independientemen-
te del tipo de formaleta que se maneje, se debe
hacer teniendo en cuenta que cuando se lleve la
mitad del espesor de cada capa se conforme un
montículo en el borde de la cara, para hacer luego
el doblez de geotextil y finalmente terminar la
compactación del espesor de capa.
(Ver esquema 2).
4. Fachada del muro
El tipo de fachada del muro dependerá de la fun-
ción arquitectónica que este vaya a tener. Es po-
sible hacer fachada con:
• Recubrimiento de mortero y malla.
(Ver foto 4)
• Mampostería (Ver foto 5).
• Losas o enchapes prefabricadas (Ver foto 6).
• Vegetación (Ver foto 7).
En todos los casos se debe usar algún tipo de fa-
chada con el objetivo de proteger el geotextil con-
tra la degradación U.V. y/o el vandalismo. En el
caso de usar fachada con un recubrimiento de
mortero, la malla se debe anclar a la cara del muro,
haciendo uso de alambrones o varillas de 3/8”
en forma de “U”, posteriormente se coloca el pañete
en un espesor promedio de 4 cm. En el caso de
usar vegetación, la cara del muro debe tener una
inclinación máxima de 70 grados o tener escalo-
nadas las capas.
INTRODUCCIÓN
U n a P u b l i c a c i ó n d e P A V C O S . A .
Número 6 Bogotá, Colombia Julio de 2000
5
Para mayor información, consúltenos gratis:
Oficina de servicio al Cliente: 01 800 09 12286 o 01 800 09 P
7
A
2
V
8
C
2
O
6
Conmutador: 782 5000 Ext. 3302 - 3305 Fax: 782 5013
Bogotá, D.C., Colombia
6
C O N C E P T O S B A S I C O S
GEO NOTICIAS
Los muros y taludes en suelo reforzado se han convertido mundialmente en una alternativa
de construcción frente a los muros de concreto y a los terraplenes conformados naturalmente,
principalmente por la gran ventaja económica que éstos ofrecen; en la mayoría de los casos
es posible usar el suelo del sitio.
El procedimiento constructivo se debe desarrollar posterior a un diseño, en el cual se especifique
lo siguiente:
Geometría del muro (longitud y altura), suelo de relleno a usar, tipo de geotextil, número y
espesores de capas con la respectiva longitud del geotextil, drenaje.
1. Preparación del suelo de fundación
El suelo de fundación puede ser el nivel del terreno, o en otros casos es necesario hacer un
mejoramiento del suelo de fundación con un material de mejores características mecánicas.
PROCEDIMIENTO CONSTRUCTIVO
Esquema 3.
3.85 m
A
n
c
h
o

d
e
l

M
u
r
o
3.85 m
Traslapo (0.4 a 0.6 m)
Longitud del Muro
ESQUEMA 3.
Foto 4. Recubrimiento mortero y malla. Muro universidad Distrital Pereira.
Foto 7. Muro Ciudad Bolivar.
Foto 5. Pereira Parque de la Vida. Foto 6. Acceso Puente Armenia (Quindio).
Este puede ser un material tipo base granular, un
suelo cemento o un colchón de grava que a la vez
evite los ascensos de niveles freáticos, esta deter-
minación debe establecerse por el ingeniero dise-
ñador, basándose en el estudio de suelos y teniendo
en cuenta las condiciones particulares del proyec-
to.
2. Construcción del sistema
de drenaje y subdrenaje
Como cualquier estructura de contención es muy
importante la construcción de sistemas adecuados
de drenaje y subdrenaje.
2.1. Estructuras de drenaje.
Las estructuras de drenaje son las obras de arte
que se construyen paralelas a la construcción del
muro, y son las que garantizan el buen manejo
del agua de escorrentía superficial minimizando
así la infiltración.
Estas estructuras pueden ser cunetas, zanjas de
coronación, disipadores, entre otras. La aplicación
de este tipo de obras depende de las condiciones
particulares de cada sitio.
2.2. Estructuras de subdrenaje.
Las estructuras de subdrenaje son aquellas obras
necesarias y vitales para el manejo de agua en
todos los casos donde se construyen obras de con-
tención de cualquier tipo. Existen dos tipos de sub-
drenaje, ambos de igual importancia.
2.2.1.Subdrenaje en el Espaldón.
Subdrén Chimenea
Este subdren es el que se construye en el espaldón
del muro y es el encargado de evitar que se genere
presión hidrostática, que pueda afectar la esta-
bilidad del muro. El subdren chimenea se debe
construir con un material granular limpio de finos
que esté entre ¾ “ y 2 ½”, material que debe cubrirse
con un geotextil de tipo no tejido.
(Ver foto No. 1).
Normalmente el espesor del subdren chimenea
oscila entre 40 y 80 cm según la cantidad de agua
que se estime en el diseño. Este subdren chimenea
deberá entregar el agua captada a un subdren
longitudinal encargado de la evacuación. (Ver
esquema 1)
Subdren con Geodren Planar.
En algunos casos se puede utilizar un geodren pla-
nar como una alternativa de subdrenaje en el es-
paldón del muro, siempre y cuando la capacidad
de drenaje de este geocompuesto sea mayor que
el caudal más crítico que se estime va a manejar
este sistema.
2.2.2. Lloraderos.
A pesar de tener drenes para el manejo de esco-
rrentía superficial y un subdren chimenea; a la
masa de suelo reforzado se le puede infiltrar algún
caudal. Por tal motivo es necesario construir llo-
raderos que permitan la salida de agua de exceso.
Estos lloraderos se pueden construir en tubería
perforada de 2 ½” a 4”, forrada con geotextil no
tejido o gravilla forrada con geotextil no tejido.
(Ver figura 2).
Los lloraderos deben tener una longitud promedio
de ¾ de la base del muro y estar espaciados en
sentido horizontal entre 2 y 3 metros aproxima-
damente y en sentido vertical entre 1 y 2 aproxi-
madamente.
La distribución exacta de los lloraderos debe ser
especificada por el ingeniero diseñador el cual
tendrá en cuenta las condiciones particulares de
cada caso.
3. Construcción de las capas.
Para la construcción de las capas del muro es ne-
cesario el uso de formaletas, que pueden ser de
dos tipos: removibles o fijas.
Las formaletas removibles son más económicas
que las formaletas fijas pero no permiten obtener
una completa verticalidad de la cara del muro.
Aunque la terminación de capa no influye en la
estabilidad del muro se puede presentar dificultad
en el momento de colocar la fachada, sobre todo
si la fachada es un pañete simple. Sin embargo
con el uso de algunos puntales es posible sostener
en una mejor forma estas formaletas para lograr
una mejor compactación cerca de la cara del muro.
(Ver esquema 2, Foto 1 y 2).
La colocación del geotextil va a depender de la
longitud total especificada en el diseño; si esta
longitud total a usar (L
tusar
) es menor a 3.85 metros
(normalmente se presenta en las primeras capas)
el rollo del geotextil se puede extender longitudi-
nalmente. Cuando la longitud total a usar es su-
perior a los 3.85 metros se deben realizar cortes
de geotextil y realizar traslapos perpendiculares
a la longitud del muro. Ver esquema 3 y Foto 3.
2 3 4
Esquema 1.
Lloraderos
Subdrén
Chimenea
Subdrén
Longitudinal
ESQUEMA 1.
Cunetas
Foto 1. Formaleta continua. Obra: Muro en la Cra. 18 Calle 26 Armenia Q. 1997.
Foto 2. Formaleta removible.
Colocación de las Formaletas.
Repetición del procesos para la
construcción de las capas siguientes.
Compactación hasta alcanzar la altura de
la capa.
Colocación del Geotextil. Construcción del Montículo.
Esquema 2.
Formaleta Removible. - Construcción de las capas.
Esquema 2.
Foto 3. Translapos longitudinales.
Este puede ser un material tipo base granular, un
suelo cemento o un colchón de grava que a la vez
evite los ascensos de niveles freáticos, esta deter-
minación debe establecerse por el ingeniero dise-
ñador, basándose en el estudio de suelos y teniendo
en cuenta las condiciones particulares del proyec-
to.
2. Construcción del sistema
de drenaje y subdrenaje
Como cualquier estructura de contención es muy
importante la construcción de sistemas adecuados
de drenaje y subdrenaje.
2.1. Estructuras de drenaje.
Las estructuras de drenaje son las obras de arte
que se construyen paralelas a la construcción del
muro, y son las que garantizan el buen manejo
del agua de escorrentía superficial minimizando
así la infiltración.
Estas estructuras pueden ser cunetas, zanjas de
coronación, disipadores, entre otras. La aplicación
de este tipo de obras depende de las condiciones
particulares de cada sitio.
2.2. Estructuras de subdrenaje.
Las estructuras de subdrenaje son aquellas obras
necesarias y vitales para el manejo de agua en
todos los casos donde se construyen obras de con-
tención de cualquier tipo. Existen dos tipos de sub-
drenaje, ambos de igual importancia.
2.2.1.Subdrenaje en el Espaldón.
Subdrén Chimenea
Este subdren es el que se construye en el espaldón
del muro y es el encargado de evitar que se genere
presión hidrostática, que pueda afectar la esta-
bilidad del muro. El subdren chimenea se debe
construir con un material granular limpio de finos
que esté entre ¾ “ y 2 ½”, material que debe cubrirse
con un geotextil de tipo no tejido.
(Ver foto No. 1).
Normalmente el espesor del subdren chimenea
oscila entre 40 y 80 cm según la cantidad de agua
que se estime en el diseño. Este subdren chimenea
deberá entregar el agua captada a un subdren
longitudinal encargado de la evacuación. (Ver
esquema 1)
Subdren con Geodren Planar.
En algunos casos se puede utilizar un geodren pla-
nar como una alternativa de subdrenaje en el es-
paldón del muro, siempre y cuando la capacidad
de drenaje de este geocompuesto sea mayor que
el caudal más crítico que se estime va a manejar
este sistema.
2.2.2. Lloraderos.
A pesar de tener drenes para el manejo de esco-
rrentía superficial y un subdren chimenea; a la
masa de suelo reforzado se le puede infiltrar algún
caudal. Por tal motivo es necesario construir llo-
raderos que permitan la salida de agua de exceso.
Estos lloraderos se pueden construir en tubería
perforada de 2 ½” a 4”, forrada con geotextil no
tejido o gravilla forrada con geotextil no tejido.
(Ver figura 2).
Los lloraderos deben tener una longitud promedio
de ¾ de la base del muro y estar espaciados en
sentido horizontal entre 2 y 3 metros aproxima-
damente y en sentido vertical entre 1 y 2 aproxi-
madamente.
La distribución exacta de los lloraderos debe ser
especificada por el ingeniero diseñador el cual
tendrá en cuenta las condiciones particulares de
cada caso.
3. Construcción de las capas.
Para la construcción de las capas del muro es ne-
cesario el uso de formaletas, que pueden ser de
dos tipos: removibles o fijas.
Las formaletas removibles son más económicas
que las formaletas fijas pero no permiten obtener
una completa verticalidad de la cara del muro.
Aunque la terminación de capa no influye en la
estabilidad del muro se puede presentar dificultad
en el momento de colocar la fachada, sobre todo
si la fachada es un pañete simple. Sin embargo
con el uso de algunos puntales es posible sostener
en una mejor forma estas formaletas para lograr
una mejor compactación cerca de la cara del muro.
(Ver esquema 2, Foto 1 y 2).
La colocación del geotextil va a depender de la
longitud total especificada en el diseño; si esta
longitud total a usar (L
tusar
) es menor a 3.85 metros
(normalmente se presenta en las primeras capas)
el rollo del geotextil se puede extender longitudi-
nalmente. Cuando la longitud total a usar es su-
perior a los 3.85 metros se deben realizar cortes
de geotextil y realizar traslapos perpendiculares
a la longitud del muro. Ver esquema 3 y Foto 3.
2 3 4
Esquema 1.
Lloraderos
Subdrén
Chimenea
Subdrén
Longitudinal
ESQUEMA 1.
Cunetas
Foto 1. Formaleta continua. Obra: Muro en la Cra. 18 Calle 26 Armenia Q. 1997.
Foto 2. Formaleta removible.
Colocación de las Formaletas.
Repetición del procesos para la
construcción de las capas siguientes.
Compactación hasta alcanzar la altura de
la capa.
Colocación del Geotextil. Construcción del Montículo.
Esquema 2.
Formaleta Removible. - Construcción de las capas.
Esquema 2.
Foto 3. Translapos longitudinales.
Este puede ser un material tipo base granular, un
suelo cemento o un colchón de grava que a la vez
evite los ascensos de niveles freáticos, esta deter-
minación debe establecerse por el ingeniero dise-
ñador, basándose en el estudio de suelos y teniendo
en cuenta las condiciones particulares del proyec-
to.
2. Construcción del sistema
de drenaje y subdrenaje
Como cualquier estructura de contención es muy
importante la construcción de sistemas adecuados
de drenaje y subdrenaje.
2.1. Estructuras de drenaje.
Las estructuras de drenaje son las obras de arte
que se construyen paralelas a la construcción del
muro, y son las que garantizan el buen manejo
del agua de escorrentía superficial minimizando
así la infiltración.
Estas estructuras pueden ser cunetas, zanjas de
coronación, disipadores, entre otras. La aplicación
de este tipo de obras depende de las condiciones
particulares de cada sitio.
2.2. Estructuras de subdrenaje.
Las estructuras de subdrenaje son aquellas obras
necesarias y vitales para el manejo de agua en
todos los casos donde se construyen obras de con-
tención de cualquier tipo. Existen dos tipos de sub-
drenaje, ambos de igual importancia.
2.2.1.Subdrenaje en el Espaldón.
Subdrén Chimenea
Este subdren es el que se construye en el espaldón
del muro y es el encargado de evitar que se genere
presión hidrostática, que pueda afectar la esta-
bilidad del muro. El subdren chimenea se debe
construir con un material granular limpio de finos
que esté entre ¾ “ y 2 ½”, material que debe cubrirse
con un geotextil de tipo no tejido.
(Ver foto No. 1).
Normalmente el espesor del subdren chimenea
oscila entre 40 y 80 cm según la cantidad de agua
que se estime en el diseño. Este subdren chimenea
deberá entregar el agua captada a un subdren
longitudinal encargado de la evacuación. (Ver
esquema 1)
Subdren con Geodren Planar.
En algunos casos se puede utilizar un geodren pla-
nar como una alternativa de subdrenaje en el es-
paldón del muro, siempre y cuando la capacidad
de drenaje de este geocompuesto sea mayor que
el caudal más crítico que se estime va a manejar
este sistema.
2.2.2. Lloraderos.
A pesar de tener drenes para el manejo de esco-
rrentía superficial y un subdren chimenea; a la
masa de suelo reforzado se le puede infiltrar algún
caudal. Por tal motivo es necesario construir llo-
raderos que permitan la salida de agua de exceso.
Estos lloraderos se pueden construir en tubería
perforada de 2 ½” a 4”, forrada con geotextil no
tejido o gravilla forrada con geotextil no tejido.
(Ver figura 2).
Los lloraderos deben tener una longitud promedio
de ¾ de la base del muro y estar espaciados en
sentido horizontal entre 2 y 3 metros aproxima-
damente y en sentido vertical entre 1 y 2 aproxi-
madamente.
La distribución exacta de los lloraderos debe ser
especificada por el ingeniero diseñador el cual
tendrá en cuenta las condiciones particulares de
cada caso.
3. Construcción de las capas.
Para la construcción de las capas del muro es ne-
cesario el uso de formaletas, que pueden ser de
dos tipos: removibles o fijas.
Las formaletas removibles son más económicas
que las formaletas fijas pero no permiten obtener
una completa verticalidad de la cara del muro.
Aunque la terminación de capa no influye en la
estabilidad del muro se puede presentar dificultad
en el momento de colocar la fachada, sobre todo
si la fachada es un pañete simple. Sin embargo
con el uso de algunos puntales es posible sostener
en una mejor forma estas formaletas para lograr
una mejor compactación cerca de la cara del muro.
(Ver esquema 2, Foto 1 y 2).
La colocación del geotextil va a depender de la
longitud total especificada en el diseño; si esta
longitud total a usar (L
tusar
) es menor a 3.85 metros
(normalmente se presenta en las primeras capas)
el rollo del geotextil se puede extender longitudi-
nalmente. Cuando la longitud total a usar es su-
perior a los 3.85 metros se deben realizar cortes
de geotextil y realizar traslapos perpendiculares
a la longitud del muro. Ver esquema 3 y Foto 3.
2 3 4
Esquema 1.
Lloraderos
Subdrén
Chimenea
Subdrén
Longitudinal
ESQUEMA 1.
Cunetas
Foto 1. Formaleta continua. Obra: Muro en la Cra. 18 Calle 26 Armenia Q. 1997.
Foto 2. Formaleta removible.
Colocación de las Formaletas.
Repetición del procesos para la
construcción de las capas siguientes.
Compactación hasta alcanzar la altura de
la capa.
Colocación del Geotextil. Construcción del Montículo.
Esquema 2.
Formaleta Removible. - Construcción de las capas.
Esquema 2.
Foto 3. Translapos longitudinales.
PROCEDIMIENTO CONSTRUCTIVO
DE MUROS Y TALUDES EN
SUELO REFORZADO
Los traslapos en sentido paralelo a la longitud
del muro no se deben construir. Las formaletas
fijas, aunque son más costosas permiten lograr
una mejor compactación del borde de la cara per-
mitiendo así un mejor acabado vertical.
(Ver Foto 1)
La conformación de las capas, independientemen-
te del tipo de formaleta que se maneje, se debe
hacer teniendo en cuenta que cuando se lleve la
mitad del espesor de cada capa se conforme un
montículo en el borde de la cara, para hacer luego
el doblez de geotextil y finalmente terminar la
compactación del espesor de capa.
(Ver esquema 2).
4. Fachada del muro
El tipo de fachada del muro dependerá de la fun-
ción arquitectónica que este vaya a tener. Es po-
sible hacer fachada con:
• Recubrimiento de mortero y malla.
(Ver foto 4)
• Mampostería (Ver foto 5).
• Losas o enchapes prefabricadas (Ver foto 6).
• Vegetación (Ver foto 7).
En todos los casos se debe usar algún tipo de fa-
chada con el objetivo de proteger el geotextil con-
tra la degradación U.V. y/o el vandalismo. En el
caso de usar fachada con un recubrimiento de
mortero, la malla se debe anclar a la cara del muro,
haciendo uso de alambrones o varillas de 3/8”
en forma de “U”, posteriormente se coloca el pañete
en un espesor promedio de 4 cm. En el caso de
usar vegetación, la cara del muro debe tener una
inclinación máxima de 70 grados o tener escalo-
nadas las capas.
INTRODUCCIÓN
U n a P u b l i c a c i ó n d e P A V C O S . A .
Número 6 Bogotá, Colombia Julio de 2000
5
Para mayor información, consúltenos gratis:
Oficina de servicio al Cliente: 01 800 09 12286 o 01 800 09 P
7
A
2
V
8
C
2
O
6
Conmutador: 782 5000 Ext. 3302 - 3305 Fax: 782 5013
Bogotá, D.C., Colombia
6
C O N C E P T O S B A S I C O S
GEO NOTICIAS
Los muros y taludes en suelo reforzado se han convertido mundialmente en una alternativa
de construcción frente a los muros de concreto y a los terraplenes conformados naturalmente,
principalmente por la gran ventaja económica que éstos ofrecen; en la mayoría de los casos
es posible usar el suelo del sitio.
El procedimiento constructivo se debe desarrollar posterior a un diseño, en el cual se especifique
lo siguiente:
Geometría del muro (longitud y altura), suelo de relleno a usar, tipo de geotextil, número y
espesores de capas con la respectiva longitud del geotextil, drenaje.
1. Preparación del suelo de fundación
El suelo de fundación puede ser el nivel del terreno, o en otros casos es necesario hacer un
mejoramiento del suelo de fundación con un material de mejores características mecánicas.
PROCEDIMIENTO CONSTRUCTIVO
Esquema 3.
3.85 m
A
n
c
h
o

d
e
l

M
u
r
o
3.85 m
Traslapo (0.4 a 0.6 m)
Longitud del Muro
ESQUEMA 3.
Foto 4. Recubrimiento mortero y malla. Muro universidad Distrital Pereira.
Foto 7. Muro Ciudad Bolivar.
Foto 5. Pereira Parque de la Vida. Foto 6. Acceso Puente Armenia (Quindio).
PROCEDIMIENTO CONSTRUCTIVO
DE MUROS Y TALUDES EN
SUELO REFORZADO
Los traslapos en sentido paralelo a la longitud
del muro no se deben construir. Las formaletas
fijas, aunque son más costosas permiten lograr
una mejor compactación del borde de la cara per-
mitiendo así un mejor acabado vertical.
(Ver Foto 1)
La conformación de las capas, independientemen-
te del tipo de formaleta que se maneje, se debe
hacer teniendo en cuenta que cuando se lleve la
mitad del espesor de cada capa se conforme un
montículo en el borde de la cara, para hacer luego
el doblez de geotextil y finalmente terminar la
compactación del espesor de capa.
(Ver esquema 2).
4. Fachada del muro
El tipo de fachada del muro dependerá de la fun-
ción arquitectónica que este vaya a tener. Es po-
sible hacer fachada con:
• Recubrimiento de mortero y malla.
(Ver foto 4)
• Mampostería (Ver foto 5).
• Losas o enchapes prefabricadas (Ver foto 6).
• Vegetación (Ver foto 7).
En todos los casos se debe usar algún tipo de fa-
chada con el objetivo de proteger el geotextil con-
tra la degradación U.V. y/o el vandalismo. En el
caso de usar fachada con un recubrimiento de
mortero, la malla se debe anclar a la cara del muro,
haciendo uso de alambrones o varillas de 3/8”
en forma de “U”, posteriormente se coloca el pañete
en un espesor promedio de 4 cm. En el caso de
usar vegetación, la cara del muro debe tener una
inclinación máxima de 70 grados o tener escalo-
nadas las capas.
INTRODUCCIÓN
U n a P u b l i c a c i ó n d e P A V C O S . A .
Número 6 Bogotá, Colombia Julio de 2000
5
Para mayor información, consúltenos gratis:
Oficina de servicio al Cliente: 01 800 09 12286 o 01 800 09 P
7
A
2
V
8
C
2
O
6
Conmutador: 782 5000 Ext. 3302 - 3305 Fax: 782 5013
Bogotá, D.C., Colombia
6
C O N C E P T O S B A S I C O S
GEO NOTICIAS
Los muros y taludes en suelo reforzado se han convertido mundialmente en una alternativa
de construcción frente a los muros de concreto y a los terraplenes conformados naturalmente,
principalmente por la gran ventaja económica que éstos ofrecen; en la mayoría de los casos
es posible usar el suelo del sitio.
El procedimiento constructivo se debe desarrollar posterior a un diseño, en el cual se especifique
lo siguiente:
Geometría del muro (longitud y altura), suelo de relleno a usar, tipo de geotextil, número y
espesores de capas con la respectiva longitud del geotextil, drenaje.
1. Preparación del suelo de fundación
El suelo de fundación puede ser el nivel del terreno, o en otros casos es necesario hacer un
mejoramiento del suelo de fundación con un material de mejores características mecánicas.
PROCEDIMIENTO CONSTRUCTIVO
Esquema 3.
3.85 m
A
n
c
h
o

d
e
l

M
u
r
o
3.85 m
Traslapo (0.4 a 0.6 m)
Longitud del Muro
ESQUEMA 3.
Foto 4. Recubrimiento mortero y malla. Muro universidad Distrital Pereira.
Foto 7. Muro Ciudad Bolivar.
Foto 5. Pereira Parque de la Vida. Foto 6. Acceso Puente Armenia (Quindio).