You are on page 1of 22

ACEITES ESENCIALES

El término Aceite Esencial (A.E) inevitablemente se relaciona con la
Perfumería y la Cosmética. Pero un aceite esencial es algo más que un
recurso para alcanzar una presentación olfativa agradable.
Las plantas con contenido en aceite esencial son empleadas además, por sus
efectos terapéuticos (Tabla Nº1) y en la industria alimentaria para
mejorar el sabor de los alimentos.

Tabla N°1: Actividad Terapéutica de Algunos Aceites Esenciales.

ACEITE ESENCIAL ACTIVIDAD TERAPÉUTICA
Eucalipto Antiséptico vías respiratorias
Pino Antiséptico vías respiratorias
Clavo Antiséptico dental
Manzanilla Antiinflamatorio, carminativo,
antiespasmódico
Menta Carminativo, antiespasmódico
Melisa Antiespasmódico, sedante
Paico Vermífugo
Anís verde Carminativo, digestivo
Anís estrella Carminativo, digestivo
Hinojo Carminativo, digestivo
Lavanda Sedante

Distribución
Las plantas que contienen A.E se encuentran en un número restringido de
angiospermas, plantas con flores, que producen semillas encerradas en el
ovario que posteriormente se transforma en fruto; Magnoliáceas,
Lauráceas, Rutáceas, Labiadas, Umbeliféras y el contenido en AE es bajo
(inferior al 1%).
Los A.E se encuentran en todos los órganos vegetales y puede ocurrir que
una misma planta contenga A.E en sus diferentes órganos con una
composición distinta. Pueden estar localizadas en células secretoras aisladas
(Lauráceas), en pelos secretores con cabezuela pluricelular (Labiadas),
canales secretores (Umbelíferas y Compuestas), bolsas o depósitos
secretores de formación *esquizógena (Mirtáceas) o *esquizolisígenas
(Umbelíferas, Compuestas) (Tabla Nº2).



Tabla N°2: Distribución de las Esencias en el Reino Vegetal.

ESENCIA ÓRGANO ORIGEN BOTÁNICO

Rosas Flores Rosa daamascena, Rosáceas
Clavo Botones florales Syzygium aromaticum, Mirtácea
Manzanilla Flores Matricaria recutita, Astarácea
Alcanfor Leño Linamomun caamphora, Laurácea
Sándalo Madera Santalum album, Santalácea

El A.E puede formarse, también por la acción de una enzima sobre un
heterósido. Las almendras amargas contienen un heterósido cianogenético.
La amigdalina por la acción de la emusina se desdobla en un aceite volátil:
benzaldehído cianhidrina o esencia de almendras amargas.
Los A.E tienen un rol de atracción frente a insectos, favoreciendo la
polinización. También ejercen acción antiséptica frente a ciertos
microorganismos (hongos y bacterias), acción protectora frente a animales
predadores y agresiones de otras plantas y parásitos. Previenen la excesiva
pérdida de agua desde las células vegetales, entre otras funciones que aún
no hayan consenso entre los estudios botánicos.

Composición Química
La composición química es compleja. Sus constituyentes pertenecen
principalmente a dos grandes grupos químicos: compuestos terpénicos y
aromáticos derivados del *fenilpropano. Los terpenos derivan (ejemplos
Figura Nº1) del isopreno y son los constituyentes comunes y mayoritarios
de los A.E.





















Figura Nº1: …los A.E están formados por muchos compuestos, como
terpenos de bajo peso molecular, derivados del fenilpropano y
otros (cetonas) (Trease & Evans, 2002).

A pesar de su composición química compleja y diferente de un A.E a otro,
presentan en común cierto número de propiedades físicas: generalmente se
encuentran al estado líquido a tº ambiente, son volátiles, incoloros o amarillo
pálido, densidad a menudo inferior a 1, índice de refracción elevado, poco
solubles en agua, muy solubles en alcohol, solubles en aceites fijos y en la
mayoría de los solventes orgánicos, muy alterables, sensibles a la oxidación,
tienen tendencia a polimerizar dando lugar a productos *resinosos, son de
conservación limitada.

Usos
Industria: Cosmética y Perfumería: esencia de rosas, jazmín, *vetiver,
ilang-ilang. Farmacéutica: en su forma natural anís, badiana, hinojo, menta,
paico. Para la extracción de esencia; anís, menta, clavos, eucalipto. Para el
aislamiento de ciertos constituyentes; eugenol, anetol. Como aromatizantes
de medicamentos; anís y canela, entre otros usos.
Alimentación: clavos, canela anís, entre otros.
Terapia: los aceites esenciales, por la complejidad de su composición y
variedad dependiendo de la especie vegetal de origen, tienen una amplia
gama de efectos terapéuticos. Algunos son de estrecho margen terapéutico
sobre todo aquellos con componentes que actúan a nivel del Sistema
Nervioso Central. Para evitar efectos tóxicos hay que manejar muy bien la
dosis, vía de administración y conocer la susceptibilidad del paciente (Figura
Nº2)

Toxicidad
Se debe principalmente al mal manejo de dosis, automedicación, y usos
contraindicados. En general son irritantes de mucosas, se evita la vía oral, a
menos que sea indicada por un Aromaterapeuta Profesional, si son de
administración tópica deben diluirse en un *aceite fijo y por vía inhalatoria
deben ser dispersos antes de la inhalación.

Ejemplos de Contraindicaciones:
Ajenjo: c.i en embarazo, *emenagogo, riesgo de aborto.
Poleo: precaución en embarazo.
Ruda: c.i en embarazo estimulante uterino (metilnonilcetona).
Salvia: emenagogo.
Perejil: c.i en embarazo, emenagogo, riesgo de aborto (apiol).
Anís-Hinojo: c.i en niños pequeños, causa convulsiones a altas dosis (anetol).





Figura Nº2. Esquema: Aspectos Generales de la Terapia con Aceites
Esenciales.

MÉTODOS DE EXTRACCIÓN Y ANÁLISIS DE ACEITES ESENCIALES

Los aceites esenciales se encuentran repartidos en todo el reino vegetal y
en todos los órganos de la planta. Son mezclas complejas de sustancias, de
olor aromático intenso, generalmente líquidos volátiles arrastrables por
vapor de agua. Hay algunos que se extraen con grasas (“enflorado”), con
otros disolventes orgánicos o por expresión (aceite de limón). En un aceite
esencial pueden encontrarse hidrocarburos alicíclicos y aromáticos, así
como sus derivados oxigenados (alcoholes, aldehídos, cetonas, ésteres, etc.,
sustancias azufradas y nitrogenadas). Los compuestos más frecuentes
derivan biogenéticamente del ácido mevalónico; se les cataloga como
monoterpenoides (C
10
) y sesquiterpenoides (C
15
). El rendimiento de la
esencia obtenida de una planta varía de unas cuantas milésimas por ciento
del peso vegetal, hasta 1-3%. Son empleados en perfumería e industria
alimenticia y farmacéutica como frecuentes materias primas.
A continuación se exponen métodos extractivos aplicados a los productos
aromáticos basados en la transferencia por “difusión” de uno o varios
ACEITE ESENCIAL
(50-200 COMPUESTOS VOLÁTILES)
Amplia Gama de
Efectos Farmacológicos

•Dérmica
•Oral
•Respiratoria*
Vía de
Administración
(+)

(-)
Terapéutico
Tóxico
Dosis
Empírica

•Concentración
•Vía de administración

(Bruneton, 2000)
(Davis, 1990)
células secretoras
canales secretores
pelos
glandulares
componentes cuando dos fases se ponen en contacto. Por difusión se
entiende el movimiento a escala molecular de componentes químicos dentro
de una sustancia de una región de alta concentración a una de baja
concentración.
1.- Hidrodestilación o Destilación con Agua: el principio de la destilación en
agua es llevar a estado de ebullición una suspensión acuosa de un material
vegetal aromático, de tal manera que los vapores generados puedan ser
condensados y colectados. El aceite, que es inmiscible en agua, es
posteriormente separado. En la destilación con agua el material vegetal
siempre debe encontrarse en contacto con el agua. Ésta debe ser suficiente
para evitar el sobrecalentamiento o carbonización del material vegetal, este
efecto produciría olores desagradables en el producto final.
El tiempo total de destilación es función de los componentes presentes en el
aceite esencial.
Este sistema (Figura Nº3) presenta la desventaja de mostrar una menor
eficiencia energética con respecto a la destilación con vapor/agua, además
de que, al ser realizada como un arte, normalmente no se opera bajo
condiciones óptimas de tiempo y temperaturas tomando como punto de
control la calidad del aceite obtenido. Éstos normalmente presentan notas
más fuertes y un color más oscuro con respecto a los producidos por otros
métodos. La duración de la destilación en estos equipos a causa de la
concepción del sistema de calentamiento y de enfriamiento, que limitan los
rendimientos en esencia es generalmente larga. En algunos casos, como en la
esencia de eucalipto, se pueden lograr productos muy distintos según se
destile poco o mucho tiempo, en el primer caso se consigue una esencia muy
rica en eucaliptol, y con un bajo costo, pero carente de productos más
pesados, que resultan fundamentales para su uso como saborizante.
Este método es útil para aquel material vegetal que tiende a aglomerarse
cuando el vapor pasa a través de él (formación de suspensiones
mucilaginosas al someterse a calentamiento en medios acuosos). Una ventaja
adicional es que el costo involucrado para la fabricación del equipo es de los
más bajos comparativamente entre los métodos enunciados, además su
operación no requiere de servicios de energía eléctrica, vapor, aire u otros.
Este sistema de extracción es particularmente empleado en zonas rurales
que no cuentan con instalaciones auxiliares para la generación de vapor.

















Figura Nº3: Aparato Clavenger.

2.- Destilación por Arrastre con Vapor: la extracción por arrastre con vapor
de agua, puede considerase el más sencillo, seguro e incluso, el más antiguo,
ya que se menciona en textos tan antiguos como la Biblia. Está basado en
que la mayor parte de las partes olorosas que se encuentran en una materia
vegetal pueden ser arrastradas por el vapor de agua. En este método no se
lleva a estado de ebullición el material vegetal aromático.
3.- Destilación con Agua-Vapor: en este caso el vapor puede ser generado
mediante una fuente externa o dentro del propio cuerpo del extractor,
aunque separado del material vegetal. La diferencia radical existente entre
estos sistemas y el anteriormente mencionado es que el material vegetal se
encuentra suspendido sobre un falso fondo. Que impide el contacto del
material vegetal con el medio líquido en ebullición. Este sistema reduce la
capacidad neta de carga de materia prima dentro del extractor pero
mejora la calidad del aceite obtenido.
4.- Destilación Previa Maceración: en algunos casos las plantas aromáticas
requieren ser sometidas a un proceso de maceración en agua caliente para
favorecer la separación de su aceite esencial ya que sus componentes
volátiles están ligados a otras sustancias, formando componentes
glicosilados. El método se aplica para extraer el aceite de semilla de
almendras amargas, bulbos de cebolla, ajo, semillas de mostaza y otras. Para
extraer aceites de tronco, ramas y raíces de algunas especies aromáticas se
procede a efectuar una degradación térmica previa Destilación y así
facilitar su extracción.
5.- Expresión Aplicado a Cítricos: estos procesos son generalmente
aplicados a los frutos de los agrios y se conocen desde 1776. Éstos constan
de las siguientes etapas: laceración de la epidermis y de las celdas que
contienen esencia, creación en la cáscara de áreas con presión mayor que
sus circundantes a través de las cuales el aceite fluye al exterior, abrasión
de la cáscara, con la formación de pequeñas partículas de la raspadura. La
extracción del aceite se realiza sobre la fruta entera o sobre la cáscara, y
en ambos procesos se puede realizar con un proceso manual o mecánico.
Estos métodos se basan en la ruptura de las glándulas secretoras de aceite
y en recolectar en forma inmediata la esencia, para evitar ser absorbida por
la corteza esponjosa que resulta después de este tipo de procesos.
6. Extracción con Destilación Simultánea (SED): es un método actual de
extracción que utiliza arrastre con vapor de agua con una trampa de
solvente orgánico en un aparato pequeño con capacidad hasta 20 gramos. En
una rama lateral se hace ebullir el mismo solvente orgánico para atrapar
compuestos altamente volátiles como los hexanales. Es útil para el análisis
cuantitativo analítico.
7. Enfloración (Enfleurage): se indica para los órganos frágiles (flores de
naranjo, pétalos de rosa) que se ponen en contacto a tº ambiente con un
cuerpo graso, que se satura de la esencia al cabo de algunos días. Luego se
extrae la esencia con alcohol.
8. Extracción con Gases Licuados: por su disponibilidad y bajo costo el CO
2

es el gas más empleado para este tipo de extracciones. El método se basa
en que los aceites esenciales son completamente miscibles con el CO
2

líquido. Para el caso del CO
2
las temperaturas y presiones están por encima
de 32ºC y 82 atm., respectivamente. La evaporación del solvente se hace
por simple descompresión.

En la Figura Nº4 se muestra un resumen de los métodos extractivos más
utilizados para la obtención de aceites esenciales.
























Figura Nº4: Esquema Resumen de los Métodos Extractivos más utilizados para la Obtención de Aceites Esenciales.
Material
Aromático u
Origen Vegetal
Aceites
Esenciales
Obtenidos
Destilación
Aceite Esencial
Destilado
Expresión
Aceites Cítricos
Extractos
Aromáticos
Obtenidos
Extracción por
Solvente
Concretos
Absolutos
Resinoides
Enfleurage
Pomadas
Enflorage
Absoluto
Maceración con
Alcohol
Tinturas
Análisis y Control de Calidad de Aceites Esenciales

Para la utilización de los aceites esenciales es necesario conocer su
composición detallada y sus características fisicoquímicas y organolépticas,
como parámetros imprescindibles para establecer las normas que
determinen sus requisitos mínimos de calidad. A estas determinaciones
habrá que agregarles los ensayos que aseguren su eficacia y la inocuidad de
su uso.
Por lo que se refiere a los ensayos fisicoquímicos cuantitativos, el más
destacable en el caso de las plantas aromáticas, es la determinación del
contenido en esencia. Con el aceite esencial obtenido en este ensayo pueden
efectuarse análisis cromatográficos, que nos permitirán ver el perfil de la
esencia (HPTLC, HPCG) y cuantificar sus principales componentes.
El método más tradicionalmente utilizado para realizar este ensayo es el
que prescriben la mayoría de las farmacopeas, como la Farmacopea Europea.
Se basa en efectuar una hidrodestilación de un peso conocido de material
vegetal y recoger el aceite esencial en un tubo graduado (1 mL dividido en
0,01 mL) que se encuentra en un colector de destilación especialmente
diseñado para este tipo de análisis. El colector se acopla a un matraz que
contiene material vegetal y un cierto volumen de agua, que se calienta
mediante un sistema de potencia regulable para provocar la destilación y
regular su velocidad. Tras la destilación, podemos medir el volumen de
esencia destilado y fácilmente calcular el contenido, que se expresa en
porcentaje volumen/peso (mL de aceite esencial por 100 g de material
vegetal). Muchas veces se emplea un pequeño volumen, exactamente medido,
de disolvente orgánico (que se coloca formando una capa por encima del
agua en al parte del colector) para favorecer la recolección del aceite
esencial. Este equipo es llamado trampa Clavenger está universalmente
aceptado, y está citado, salvo mínimas variaciones, por casi todas las normas
existentes sobre extracción de esencias, aunque sus resultados, no siempre
son extrapolables a un proceso realizado en escala industrial.
El principal problema es que el material vegetal está constantemente
inmerso en el agua hirviendo durante todo el tiempo de la extracción. Esto
hace que si la planta tiene productos termolábiles, puedan descomponerse
parcial o totalmente (hidrólisis de ésteres, u oxidación de aldehídos y
cetonas), modificando la calidad o el rendimiento del producto obtenido.
Además baja la acidez del aceite (pH 5.0 o menos), lo que favorece la
producción de conversiones o hidrólisis de productos que por destilación por
arrastre con vapor de agua permanecen estables.
Otra limitación es que el tiempo de destilación para raíces o corteza son
muy largos, debido a que no hay posibilidad de modificar la presión de
trabajo.
A pesar de sus inconvenientes para hacer estudios comparativos entre
parcela de cultivos es el método de elección por su sencillez, rapidez y
universalidad.

Análisis de la Composición de los Aceites Esenciales
El control de aceites esenciales se limitaba en gran parte a la determinación
de sus constantes físicas (solubilidad, densidad, poder rotatorio o índice de
refracción) o algunos índices químicos (acidez, de éster, de acetilo, de
fenoles, etc.). Para un gran número de aceites estos parámetros se
encuentran reunidos en textos clásicos como el Günther y Gildemeister &
Hoffmann. La evaluación de estas constantes fisicoquímicas se mantiene
todavía en las tareas de control de calidad a nivel industrial, por la sencillez
del método y la rapidez de obtención de resultados.
En las últimas décadas, el desarrollo de la cromatografía de gases y otras
técnicas instrumentales de análisis y su acoplamiento a sistemas
informáticos y bases de datos ha agilizado la identificación de los
componentes de las esencias:
1. Técnicas cromatográficas de alta resolución, principalmente la
cromatografía de gases por columnas capilares.
2. Técnicas espectroscópicas, particularmente la espectrometría de
masas (EM), la espectroscopía infrarroja (IR) y la espectroscopía de
resonancia magnética nuclear (RMN).
3. Sistemas cromatográficos acoplados a técnicas espectroscópicas,
especialmente la cromatografía de gases acoplada a la
espectrometría de masas (HPCG-MS) y la cromatografía de gases
acoplada a la espectroscopía infrarroja (HPCG-FTIR).
Cromatografía de gases acoplada a espectrometría de masas (HPCG-MS),
durante las dos últimas décadas se ha demostrado que uno de los métodos
más eficientes para el estudio de la composición de los aceites esenciales es
la cromatografía de gases acoplada a la espectrometría de masas. Es un
método muy adecuado para la identificación debido a que los componentes
del aceite son compuestos volátiles y de bajo peso molecular. La esencia se
inyecta directamente en el cromatógrafo, sin ningún tratamiento previo, lo
cual elimina posibles modificaciones en la composición de la muestra o en la
estructura de sus constituyentes debidas a pretratamiento. No se eliminan
las alteraciones debidas a la temperatura de análisis, que puede afectar
componentes termosensibles. En el cromatógrafo, los componentes de las
esencias se separan, tras lo cual penetran en el espectrómetro de masas,
que permite registrar el correspondiente espectro de cada una de las
sustancias separadas. Los constituyentes del aceite esencial se identifican
gracias a los diferentes patrones de fraccionamiento que se observan en
sus espectros de masas.
La HPCG-MS permite realizar en una sola operación, para una muestra del
orden de 1µL, un análisis cualitativo junto con una indicación de las
proporciones en las que se encuentran los componentes. Cuando se dispone
de sustancia patrón, la calibración del equipo permite un análisis
cuantitativo exacto de la muestra.
Es posible determinar índices de retención en el CG-MS, pero éstos pueden
no ser comparables con los bibliográficos, que generalmente se han obtenido
con cromatógrafos no acoplados a un espectrómetro.

Control de Calidad de Aceites Esenciales
El control de la calidad de un aceite esencial tiene como objetivo garantizar
que posea unas determinadas características analíticas, y que éstas se
mantengan de un lote de producción a otro.
1.- Características Organolépticas: las características a tener en cuenta en
este apartado son el olor, el color y la apariencia. El olor es de especial
importancia, ya que muchos usos de los aceites esenciales se relacionan con
el olor.
En el control de calidad de aceites esenciales por parte de al industria de
fragancias y sabores, la evaluación organoléptica es prioritaria y excluyente,
pues está justamente evaluando las propiedades por las que es utilizada
dicha esencia.
El resto de los ensayos analíticos tienen como objetivo más bien confirmar
la evaluación organoléptica, o detectar cualquier fraude, sustitución o
problema de calidad que pase desapercibido en dicha evaluación.
Cuando se quiere explicar o indicar un color o un sonido, existen parámetros
de comparación que pueden dimensionarse o medirse, lo que los hace fáciles
de interpretar, comparar e incluso memorizar. Sin embargo hay dos
sentidos, los llamados sentidos químicos, que no pueden ser mensurados: el
olfato y el gusto. No existe una unidad de medida que pueda expresar con
un número cuál es el sabor del pan o el olor del jazmín. El proceso olfativo se
produce en periodos de tiempo mínimos que involucran las etapas de:
captación, reconocimiento, aprendizaje o memorización, comparación o
descripción y clasificación o apreciación. Como colofón de este proceso se
obtiene una impresión olfativa.
La técnica de evaluación olfativa. El ambiente debe tener humedad y
temperatura constante, con una circulación de aire mínima y constante. El
catador, el factor fundamental para evaluar olores es una condición innata
de poder memorizar la experiencia tenida con esa labor.
Tradicionalmente para tomar una muestra del producto se emplean unas
pequeñas tiras de papel absorbente libres de cualquier aditivo, para
permitir una rápida penetración o absorción de líquido en sus fibras. El
proceso de evaluación olfativa debe realizarse en tres tiempos, que pueden
ofrecer particularidades indicadoras de los distintos componentes
presentes en la esencia, en función de la distinta volatilidad de sus
constituyentes.
Los atributos olfativos que se evalúan de una materia prima son: el acorde
aromático y su relación con otros olores conocidos (descripción del olor), la
fuerza o intensidad, expansividad, volumen o difusividad (expansión en el
ambiente), poder de fijación o perdurabilidad, sustantividad (eficacia en el
medio y condiciones en que es usado), estabilidad y umbral de detección
(dilución máxima que acepta un producto aromático a partir de la cual ya se
hace perceptible)
2.- Determinaciones Físicas: se trata principalmente de la determinación de
constantes físicas.
2.1.- La Densidad puede determinarse con un picnómetro, aerómetro o un
densitómetro electrónico. Debe indicarse la temperatura de trabajo (20ºC,
generalmente). Casi todas las esencias poseen una densidad menor que el
agua (d<1); algunas excepciones son las esencias de clavo, canela y ajo.
2.2.- El Índice de Refracción puede determinarse mediante un
refractómetro de Abbe o con un refractómetro electrónico y suele medirse
también a 20ºC, o de lo contrario se realiza una corrección por diferencia
de temperatura. Es de interés para detectar adulteraciones y
envejecimientos, y sus principales ventajas son la rapidez y sencillez con que
pueden obtenerse.
2.3.- Los componentes de los aceites esenciales con frecuencia son
Ópticamente Activos, siendo un isómero óptico el que predomina. Por esta
razón, la determinación del Poder Rotatorio (20ºC generalmente) puede ser
de gran utilidad para la detección de adulteraciones o falsificaciones.
2.4.- La Miscibilidad en Etanol se estudia en alcohol de determinada
graduación. Éste se va añadiendo a razón de 0.5 mL sobre una muestra de 1
mL de esencia, observando el comportamiento de ésta última. Según la
Farmacopea Europea, para un alcohol de una graduación dada, el aceite
esencia puede ser soluble con enturbiamiento, o bien soluble con
opalescencia. Esta solubilidad da una idea del contenido del aceite en
monoterpenos. Cuanto mayor sea la solubilidad, menor será el contenido de
éstos o mayor su contenido de compuestos oxigenados, como alcoholes o
fenoles.
2.5.- El Rango de Destilación suele usarse para determinar la volatilidad de
la esencia. Se controla la temperatura mínima a la cual comienza a destilar
la esencia, y la temperatura máxima a la cual se destila su totalidad.
Otros: punto de inflamación, es un valor relativo en relación con su
peligrosidad y tiene importancia para el transporte de este tipo de
materias. No tiene influencia sobre la calidad del producto en sí; punto de
congelación, este es el caso de la esencia de anís cuyo punto de congelación
depende del contenido en anetol, componente mayoritario de la esencia.
3.- Índices y Otras Determinaciones Químicas: la utilización de estos
métodos ha ido decayendo debido a la implantación de métodos
instrumentales de análisis, principalmente cromatográficos y
espectroscópicos, que tienen las ventajas de ser más rápidos, completos y
sensibles. Sin embargo en algunos casos (por razones económicas, logísticas,
etc.) siguen siendo muy útiles, y por eso se incluyen en casi todas las normas
existentes.
3.1.-Índice de Acidez. Se refiere al grado de acidez de un aceite esencial y
se define como el número de miligramos de hidróxido potásico necesarios
para neutralizar la acidez contenida en un gramo de aceite esencial.
3.2.- Índice de Éster. Indica el contenido de ésteres de la muestra. Se
define como el número de miligramos de hidróxido potásico necesarios para
saponificar los ésteres contenidos en un gramo de aceite esencial.
3.3.- Índice de Saponificación. Es la suma de los dos índices anteriores.
3.4.- Índice de Fenoles. Se refiere al contenido de fenoles de un aceite
esencial y ha sido utilizado para esencias con alto contenido en este tipo de
compuestos. Se basa en el cambio de solubilidad que sufren los fenoles de
esas esencias al formar el correspondiente fenato (en medio básico),
pasando de la fase oleosa a la acuosa.
Existen otras determinaciones como la de grupos funcionales (p.e
carbonilos) o de algún componente específico (p.e timol).
4.- Características Cromatográficas: por cromatografía de gas (HPCG). En
el control de calidad se utiliza para obtener el perfil cromatográfico y
cuantificar los principales componentes del aceite esencial, es decir los
mayoritarios o aquellos que, sin ser mayoritarios, tengan una especial
trascendencia para la calidad (responsabilidad en las propiedades olfativas,
por ejemplo). Podemos también comparar el cromatograma de la muestra
con un cromatograma patrón. Ante la complejidad de la composición química
de los aceites esenciales se hace necesario la utilización de patrones de
referencia, en algunos casos, disponer de varias columnas y detectores,
como para lograr un análisis completo que dé una idea acabada de la calidad
de la esencia en estudio.
5.- Características Espectroscópicas: se utilizan principalmente la
espectroscopía ultravioleta-visible y la infrarroja.
6.- Otras determinaciones: presencia de contaminantes.


DIGESTIVOS

• Son plantas caracterizadas por su contenido en aceite esencial.
• Se clasifican como carminativos y se indican en su mayoría en casos de
meteorismos, dispepsias y espasmos gastrointestinales.
Indicaciones
1.- Dolor abdominal causado por espasmos de alguna porción del tubo
digestivo, acompañado de irritabilidad y contracciones. En adultos se deben
al consumo de alimentos en mal estado, a malas combinaciones alimentarias y
consumo excesivo de grasas y condimentos. En el bebé son la aerofagia o
ingestión de aire en el momento de tragar algunas sustancias presentes en
la leche materna.
2.- Los meteorismos o flatulencias son la distensión del estómago o los
intestinos por aire o gases que escapan hacia el exterior. Se deben a la
aerofagia o sea al aire ingerido con los alimentos que se acumulan en el
estómago o el intestino. Los gases estomacales o intestinales provienen de
la fermentación o putrefacción de los alimentos, o de la acción de algunas
bacterias sobre ciertos alimentos. También se asocia a otros trastornos
como el colon irritable.
3.- Dispepsias (1 y 2).

Información Compilada de la Medicina Popular
Plantas Carminativas

Anís Estrella. Illicum verum Hooker filius. Illiciaceae.
Anís. Pimpinella anisum L. Apiaceae.
Se utilizan los frutos que contienen 2-3% de esencia compuesta por anetol,
fenandreno, limoneno, cineol, estragol, safrol, dianetol y fotoanetol. Es
estimulante, antiespasmódico, antiflatulento, diurético, purgante y
parasiticida. También se ha empleado tradicionalmente en casos de tos,
bronquitis y asma debido a la esencia que desprende las secreciones
bronquiales y facilitan su expulsión. El anís es buen digestivo y estimulante.
El anetol, tiene acción digestiva, lo que respalda su uso tradicional como
tisana ingerida después de las comidas. También alivia los cólicos del recién
nacido. El dianetol y fotoanetol, poseen estructuras similares a la hormona
femenina estrógeno; esto justifica su uso tradicional durante el período de
lactancia. Esta acción es suave, de todos modos puede producir alivio en los
padecimientos de la menopausia. Según un informe reciente, el anís estimula
la regeneración de las células del hígado en ratas del laboratorio, lo que
sugiere que la planta tiene valor en el tratamiento de las enfermedades
hepáticas. La infusión se prepara con una cucharadita de semillas trituradas
por taza de agua hirviendo: dejar reposar de 10 a 20 minutos y colar.
Cocimiento para cólicos: hervir una cucharadita de semillas de anís o de
planta fresca en ½ litro de leche durante 10 minutos. Agitar y beber
caliente. Beber 3 tazas por día. En caso de cólicos una taza cada 8 ó 12
horas. A dosis elevadas la esencia puede resultar tóxica, con efectos
narcóticos, delirio y convulsiones.

Bailahuén. Haplopappus bailahuén J. Remy. Astaraceae.
Se utilizan las hojas y los tallos. Los compuestos característicos de este
género son las flavonas, flavonoles, glicósidos flavónicos y algunas cumarinas
y diterpenos. Posee heterósidos del tipo antraquinónico (emodina, ácido
crisofánico), flavonoides (quercetina, kaemerol, quercetina 3-O-metil-
éter). Compuestos similares se han aislado en otras especies de este
género. A la resina se le atribuyen las propiedades más importantes de la
planta, sin embargo la bibliografía consultada no aporta detalles sobre su
composición química. Extractos de infusión de bailahuén, mostraron
actividad inhibidora de alanina aminotransferasas por administración
intragástrica (150mg/K) en perros. Además se observaron los siguientes
efectos: disolución de cálculos renales (15 mL/K), efecto relajante uterino.
Otros estudios en ratas intoxicadas con CCl
4
han mostrado que los
flavonoides aislados de la planta (del infuso) son los responsables del efecto
hepatoprotector, lo que fue comparado con silimarina. El infuso de H.
bailahuén y la silimarina a concentraciones iguales tienen similar efecto de
protección y el efecto del flavonoide muestra una estrecha correlación
entre la información etnomédica. También se han observado efectos
antimicrobianos sobre Sarcina lute, Staphylococcus aureus y Escherichia
coli. El estudio químico y biológico de este género es interesante porque
representa un caso que demuestra la estrecha correlación entre la
información etnomédica con la actividad biológica de los compuestos puros
aislados. Se trata de una planta de importancia en la farmacopea popular de
Chile y es usada desde tiempos remotos. El jugo y el tallo fueron usados
para tratar enfermedades del hígado y la infusión de la planta para curar
dolencias estomacales y mejorar la cicatrización de heridas en animales. Es
un estimulante de las funciones digestivas. Se le atribuye además
propiedades coleréticas y colagogas, combate la neumonía, gripe y resfrío.
Mejora las afecciones de las vías urinarias y las enfermedades del hígado.
Las partes aéreas, también se usan como afrodisíacas, para escalofríos y
como emenagogas. En la actualidad la planta es usada prácticamente en todo
el territorio nacional. Las propiedades más notables de esta planta se
refieren a sus efectos tónicos en el aparato digestivo, su capacidad de
estimular las funciones digestivas, especialmente del hígado y vesícula. Las
contraindicaciones son desconocidas.

Cedrón. Aloysia citrodora Palau. Verbenaceae.
Se utilizan las hojas y el aceite. Rica en aceites volátiles, con gran cantidad
de citral, limoneno, cariofileno, linalol, geraniol, pineno, entre otras. Estos
aceites esenciales se cree que actúan como sedantes suaves, alivia espasmos
en especial del sistema digestivo y reduce la fiebre. Además contiene
flavonoides (upafolina, salvigenina). También se han aislado glucósidos de
iridoides y sesquiterpenos poco comunes. El aceite esencial presenta
propiedades bactericidas e insecticidas. El cedrón tiene propiedades
digestivas, antiespasmódicas y carminativas. Es además tónico un poco
excitante, calmante del sistema nervioso y ligeramente diurético. Se usa
además en los resfriados febriles. Las contraindiccaiones son desconocidas.

Diente de León. Taraxacum officinale Weber. Astaraceae.
Se utilizan las raíces y las hojas. En las hojas se han encontrado
carotenoides, terpenoides, triterpenos glucósidos, colina, sales de potasio y
fierro y otros minerales, ademas de vitamina A, C y D. Por otro lado, en las
raíces se han encontrado aceites esenciales, triterpenos, esteroides
glucósidos, taninos, colina, asparagina e inulina. De esta planta existen varios
estudios farmacológicos y bioquímicos. En farmacopeas europeas está
indicado como estimulante estomacal, hepático, vesicular y renal. A las hojas
se le atribuyen propiedades diuréticas, tónico digestivas y hepáticas. La
raíz, al igual que las hojas, es usada como tónico hepático, diurético y
colerético, Además las raíces son usadas como laxantes suaves y por sus
propiedades antirreumáticas. Se piensa que elimina y las toxinas de la
sangre, por lo que es muy usada en estados tóxicos crónicos como
inflamaciones articulares, eccema, acné, furúnculos y abscesos. Por ser un
efectivo diurético se recomienda en casos de insuficiencia cardíaca y
problemas urinarios.

Hinojo. Foeniculum vulgare Millar var. vulgare (Millar) Thellung.
Apiaceae.
Se utilizan los frutos y ocasionalmente la raíz y las hojas. El fruto contiene
2-6% de esencia: trans-anetol, estragol, fenchona, metilchavicol, limoneno,
también glicósidos de flavonoides (hojas), lipídos, prótidos, sesquiterpenos y
cumarinas (raíz). Tiene propiedades carminativas, es decir, estimula los
movimientos peristálticos del intestino y relaja el estómago, alivia la
flatulencia y los cólicos, y al mismo tiempo estimula la digestión, el apetito y
evita los gases. Es estimulante de las funciones fisiológicas del organismo:
aumenta el flujo de leche materna (galactógeno); aumenta la dilatación de
los capilares de la piel, lo que favorece la circulación local; facilita la
remoción de mucosidad del sistema respiratorio (expectorante) y como
diurético. Su aceite, en aplicación externa alivia los dolores musculares y
reumáticos. Y la infusión se usa para tratar la conjuntivitis y la inflamación
del párpado. El infuso se prepara en una taza de agua hirviendo sobre 1 o 2
cucharaditas de semillas levemente trituradas, y dejar reposar durante 10
minutos. También se obtienen extracto y aceite en forma comercial. Beber
una taza tres veces al día para aliviar flatulencia, tomar una taza de infusión
½ hora antes de las comidas. La infusión con el aceite se prepara con 120
gotas de aceite para media taza de agua. A altas dosis (más de 20 g de
esencia) tiene acción convulsionante y estimulante uterino. También se han
reportado reacciones alérgicas dérmicas y anafilácticas.

Manzanilla. Chamomilla recutita L. Astaraceae.
Se utilizan las flores ricas en esencia compuesta por azuleno, camazuleno,
bisabolol y farneseno, además de otros compuestos como glucósidos de
flavonoides (derivados de rutina, apigenina, luteolina y quercetina),
cumarínicos, vitamina C, ácido salicílico, taninos, mucílagos. Es tan popular en
Alemania que muchos la llaman “capaz de cualquier cosa”. Indudablemente
tiene numerosas aplicaciones en el campo de la salud. Un gran número de
estudios ha comprobado su acción tradicional como ayuda de la digestión.
Los principios activos como el bisabolol, ejercen una acción relajadora sobre
los músculos lisos del tracto digestivo. Junto al camazuleno le confiere una
acción antihistamínica ya que inhibe la liberación de histamina.También se
conoce su utilidad para prevenir las úlceras en el estómago y apresurar su
curación. Su conocida propiedad antiespasmódica la hace útil para aliviar
calambres que se producen durante la menstruación. Además de los usos
comunes se le utiliza en gripes por ser sudorífico, inflamación de las vías
urinarias a la forma de infusión, y también en compresas y baños para las
heridas de fácil curación. Esta planta tiene propiedades antiinfecciosas
frente a bacterias y hongos. Se emplea también como sedante nervioso,
deprime la acción del SNC. Se la ha usado tradicionalmente, también, para
aliviar los dolores artríticos. Investigadores británicos han estudiado la
acción favorable de la manzanilla sobre los macrófagos y los linfocitos B del
sistema inmune, encargados de combatir los microorganismos infecciosos.
Se prepara el infuso en taza de agua hirviendo sobre dos cucharaditas de
flores, dejar reposar de 10 a 20 minutos. Compresa: la infusión se aplica
sobre la parte afectada utilizando pedazos de tela de gasa o algodón.
También se utiliza esta preparación para baños tibios y de inhalaciones.
Beber hasta 3 tazas (750 mL) de infusión diaria. Es incompatible con sales
metálicas, la Quina y preparados a base de taninos, evitar su uso junto con
anticoagulantes. Puede provocar excitación e insomnio. Podría manchar la
piel en aplicaciones prolongadas. Está contraindicado en embarazo.

Menta. Mentha spp. Labiateae.
Se utilizan las hojas. Contiene aceite volátil fundamentalmente constituído
por mentol (50-80%), mentona, felandreno y limoneno, pulegona, neomentol,
piperitenona, cineol, linalol, entre otros como ésteres del mentol, jasmona y
mentofurano, además de compuestos como taninos, flavonoides y
tocoferoles. Tiene acción carminativa, previene la formación de gases en el
tracto digestivo y contribuye a su expulsión; produce efecto relajante
sobre los músculos de las vísceras; es antiflatulento y estimula la
producción de bilis y la secreción de jugos digestivos, lo que la convierte en
un buen tratamiento para los cólicos intestinales, digestión difícil y
flatulentas. El aceite volátil que contiene actúa como anestésico suave del
estómago, lo que contribuye a combatir las náuseas y vómitos. Además de
los usos comunes se utiliza como antiemético, diaforético, analgésico,
relajador de la musculatura lisa y promotor del flujo biliar. Es útil en el
tratamiento de resfríos y gripe. También alivia los dolores de cabeza
producido por la mala digestión. Tiene acción tranquilizante y alivia dolores
menstruales. No usarla más de 10 días seguidos. A altas dosis puede
producir vómitos y ardor epigástrico. El aceite es irritante de mucosas,
contraindicada en embarazo y niños pequeños. Puede reducir el flujo de la
leche materna. No usar en patologías de la vesícula y el hígado, porque
puede causar cólicos.

Romero. Rosmarinum officinalis L. Lamiaceae.
Se utilizan las hojas y ramitas tiernas. Tanto sus hojas como sus flores son
ricas en aceite esencial cuyas concentraciones varían según la época y la
localidad donde crece la planta. El aceite contiene distintos éteres,
alcoholes entre los que predominan el alcanfor, borneol y el cíneol y otros
terpenos como el pineno y en canfeno. También se han encontrado
compuestos fenólicos como derivados de flavonoides (diosmina), ácido
rosmarínico y ácido cafeico. El romero contiene además derivados
diterpénicos como rosmarol, rosmadial, rosmarisina, rosmaridifenol y
carnosol. Además contiene taninos, principios amargos, saponinas y resinas.
A la esencia con sus derivados terpénicos, se le debe la mayor parte de sus
virtudes terapéuticas. El aceite esencial es antiséptico, siendo útil en las
afecciones respiratorias. A los ácidos fenólicos se les atribuye sus
propiedades diuréticas y a los flavonoides los efectos antiespasmódicos. La
planta tiene propiedades coleréticas y diuréticas, parcialmente ratificadas
en pruebas con animales. El flavonoides diosmina, tiene una actividad
superior a la rutina en disminuir la permeabilidad y fragilidad capilar. Por
otro lado, los derivados de rosmarisina estimulan la musculatura lisa
ejerciendo una actividad analgésica moderada. De esta planta existen varios
estudios farmacológicos y bioquímicos. En farmacopeas europeas está
indicado su uso en caso de reumatismo, problemas digestivos y sistema
cardiovascular. Las propieades medicinales de esta planta son numerosas y
corresponde a las propias de las plantas con aceites esenciales y otros
principios activos. Espasmolítico, mejora la irrigación sanguínea, revitaliza,
tonifica, rejuvenece, desinflama y despierta. También se usa como
vulnerario, antirreumático, cicatrizante y antiséptico. Además estimula el
crecimiento del cabello, por lo que es usado como antialopécico. En dosis
elevadas la esencia puede ocasionar irritación intestinal, renal y del sistema
nervioso. Externamente puede causar rubefacción, por lo que no es
aconsejable su uso en dermatosis. Está contraindicado en el embarazo y
afecciones prostáticas.

Ruda. Ruta graveolens L. Rutaceae.
Se utilizan las hojas. Dentro de sus principios activos destacan los aceites
esenciales que están compuestos principalmente por dos cetonas, la
metilheptilcetona y metilonilcetona y en menores concentraciones tiene
pineno, cineol y limoneno. Además contiene glucósidos de flavonoides (rutina
y quercetina) y vitamina C. También se señala la presencia de
furanocumarinas. Se han aislado varios alcaloides tales como arboritina,
arborinina, gagarina, graveolina, graveolinina, kokusaginina, tamnina,
skimmianina rutacridona. También contiene taninos. A la esencia se le
atribuye las propiedades antiespasmódicas, emenagoga, antiparasitarias y
rubefascientes. A la presencia de flavonas se deben problablemente la
acción hemostática que posee esta planta, función que es apoyada por la
presencia de vitamina C. Estudios biológicos han mostrado que el alcaloide
arborinina tiene propiedades antiinflamatorias, antihistamínicas,
espasmódicas y abortivas. Las cumarinas bergapteno y xantotoxina también
presentan efectos espasmódicos sobre la musculatura lisa y además
propiedades fototóxicas útiles en el tratamiento de psoriasis. A las cetonas
que se encuentran en el aceite esencial se les atribuye propiedades
nematocidas y vermicidas. Los alcaloides fagarina, graveolina y skimmianina
son débimente abortivas y espasmódicas. El flavonoide rutina reduce la
permeabilidad y fragilidad capilar sanguínea e inhibe algunos tipos de
edemas e inflamaciones. Es antiespasmódica y antiséptica se usa
principalmente para calmar cólicos abdominales. Útil en afecciones
ginecológicas porque tiene acción oxitócica y emenagoga por eso se usa para
normalizar la menstruación en caso de amenorrea, así como en caso de
menstruaciones débiles, irregulares y dolorosas. Tiene además propiedades
antihemorrágicas ya que aumenta la resistencia de los capilares sanguíneos y
puede detener algunas hemorragias internas previo diagnóstico.
Externamente se usa para calmar los dolores reumáticos y por su acción
antiinflamatoria es útil en ciertas enfermedades de la piel como la sarna,
psoriasis, eccemas. En dosis altas es abortivo, tóxica. Está contraindicada
durante el embarazo. Si se bebe muy concentrado o en grandes cantidades
puede producir úlceras estomacales y a los intestinos. El roce de la planta
con la piel puede provocar reacciones alérgicas. Es una planta tóxica que en
dosis altas provoca envenenamiento que se manifiesta por trastornos
digestivos, con vómitos, diarreas, cefaleas, excitación, temblores,
hipotensión, hematuria y colapso cardiocirculatorio, pudiendo llevar a la
muerte. Debe utilizarse con cautela, ya que posee un estrecho margen
terapéutico.

Toronjil. Melissa officinalis L. Lamiaceae.
Se utilizan las hojas y las flores. Las hojas y las flores contienen 0,25% de
aceite esencial, en el que predominan distintos aldehídos y alcoholes
sesquiterpénicos como citral, citronelal, geraniol y linalol. Además contiene
ácidos fenólicos (cafeico, clorogénico) taninos, flavonoides, ácido
rosmarínico y se describe la presencia de un grupo amargo.
De esta planta existen varios estudios farmacológicos y bioquímicos. En
farmacopeas europeas se indica su uso en caso de nerviosismo e insomnio. La
acción antiespasmódica, sedante, carminativa, digestiva y antiséptica,
antibacterial y antifúngica se debe a su aceite esencial. Tiene acción
espasmolítica de tipo papaverínico, ligeramente sedante, eupéptica y
colerética. La acción antibacteriana y antiviral se le atribuye a la presencia
de taninos, a los ácidos fenólicos, así como a su aceite esencial. El uso
prolongado del toronjil disminuye la colesterolemia. Estudios de extracto
acuoso ha mostrado efecto antitiroideo asociado a los productos de
oxidación de ácidos fenólicos. A los ácidos fenólicos y/o sus derivados, en
especial el ácido rosmarínico, se les atribuye acción antiviral sobre herpes.
Reduce el tiempo de curación de las lesiones provocadas por el virus herpes
y además proporciona inmunidad durante un tiempo prolongado. En diversos
estudios se ha constatado que la acción del toronjil se debe al conjunto de
sus componentes y no existe una clara relación con las dosis. Tiene acción
sedante, antidepresiva, digestiva, relaja los vasos sanguíneos periféricos,
favorece la sudoración. Tiene además propiedades de ser reconstituyente,
relajante, antiviral, antibacteriano, carminativo y antiespasmódico. Sus
principales usos son en problemas nerviosos en casos de estrés y depresión
leve. También alivia los dolores menstruales así como en caso de
palpitaciones, espasmos, cólicos abdominales, flatulencias, mareos y vómitos.
Es una planta muy importante por sus propiedades antisépticas,
antifúngicas, antibacterianas y antivirales. No existen contraindicaciones
conocidas.

REFERENCIAS
Duraffourd, C., d’ Hervicourt, L., Lapraz, J.C. (1987). Cuadernos de
Fitoterapia Clínica 3. Masson Ed., Barcelona-México.
Heinrich, M., Barnes, J., Gibbons, S., Williamson, E.M. (2004). Fundamentals
of Pharmacognosy and Phytotheraphy. Elsevier Science Limited,
Spain.
Linskens, H.F., Jackson, J.F. (1991). Essential Oils and Waxes. Springer-
Verlag Berlin Heidelberg, Germany.
Solveig, S., Bittner, M. (2001). La Salud en Nuestras Manos. Plantas
Medicinales en Chile, Riqueza Natural y Científica. Editora y Gráfica
Lamas, Concepción-Chile.
Trease, G.E., Evans, W.C. (2002). Farmacognosia. Compañía Editorial
Continental S.A. España.