Máquinas Eléctricas/Automatización Página 1

Relé térmico
Los relés térmicos son los aparatos más utilizados para proteger los motores contra las
sobrecargas débiles y prolongadas. Se pueden utilizar en corriente alterna o continua.
1
Este dispositivo
de protección garantiza:
 optimizar la durabilidad de los motores, impidiendo que funcionen en condiciones de
calentamiento anómalas.
 la continuidad de explotación de las máquinas o las instalaciones evitando paradas imprevistas.
 volver a arrancar después de un disparo con la mayor rapidez y las mejores condiciones de
seguridad posibles para los equipos y las personas.




Figura 1- a: inserción entre un relé térmico y un contactor ; b: vista de un relé térmico bimetálico
El relé térmico ha sido diseñado para proteger motores eléctricos. Estos aparatos operan en el
principio de monitorear la corriente del circuito arrancador motor y, cuando la corriente excede de unas
condiciones prefijadas, o no pasa corriente por alguna fase, el aparato iniciará el circuito de disparo que
desconectará la potencia del arrancador (normalmente un contactor) protegiendo así al circuito y al
motor.
1. Características
Sus características más habituales en el relé tripolar son:
1.1 Compensados
La curvatura que adoptan las biláminas no sólo se debe al recalentamiento
que provoca la corriente que circula en las fases, sino también a los cambios de la
temperatura ambiente. Este factor ambiental se corrige con una bilámina de
compensación sensible únicamente a los cambios de la temperatura ambiente y que
está montada en oposición a las biláminas principales. Cuando no hay corriente, la
curvatura de las biláminas se debe a la temperatura ambiente. Esta curvatura se
corrige con la de la bilámina de compensación, de tal forma que los cambios de la
temperatura ambiente no afecten a la posición del tope de sujeción. Por lo tanto, la
curvatura causada por la corriente es la única que puede mover el tope provocando el
disparo.
Los relés térmicos compensados son insensibles a los cambios de la
temperatura ambiente, normalmente comprendidos entre –40 °C y + 60 °C.


Compilador: Lic. Prof. Edgardo Faletti (2012)
Tecnología Educativa
Disciplinas Industriales
-Electrónica-


Máquinas Eléctricas/Automatización Página 2

1.2 Sensibles a una pérdida de fase
Este es un dispositivo que provoca el disparo del relé en caso de ausencia de
corriente en una fase (funcionamiento monofásico). Lo componen dos
regletas que se mueven solidariamente con las biláminas. La bilámina correspondiente
a la fase no alimentada no se deforma y bloquea el movimiento de una de las
dos regletas, provocando el disparo. Los receptores alimentados en corriente
monofásica o continua se pueden proteger instalando en serie dos biláminas que
permiten utilizar relés sensibles a una pérdida de fase. Para este tipo de
aplicaciones, también existen relés no sensibles a una pérdida de fase.
1.3 Rearme automático o manual
El relé de protección se puede adaptar fácilmente a las diversas condiciones
de explotación eligiendo el modo de rearme Manual o Auto (dispositivo de selección
situado en la parte frontal del relé), que permite tres procedimientos de rearranque:
1. Las máquinas simples que pueden funcionar sin control especial y consideradas no
peligrosas (bombas, climatizadores, etc.) se pueden rearrancar automáticamente
cuando se enfrían las biláminas.
2. En los automatismos complejos, el rearranque requiere la presencia de un
operario por motivos de índole técnica y de seguridad. También se recomienda
este tipo de esquema para los equipos de difícil acceso.
3. Por motivos de seguridad, las operaciones de rearme del relé en funcionamiento
local y de arranque de la máquina debe realizarlas obligatoriamente el personal
cualificado.
1.4 Graduación en “Amperios Motor”
Visualización directa en el relé de la corriente indicada en la placa de
características del motor. Los relés se regulan con un pulsador que modifica el
recorrido angular que efectúa el extremo de la bilámina de compensación para
liberarse del dispositivo de sujeción que mantiene el relé en posición armada. La rueda
graduada en amperios permite regular el relé con mucha precisión. La corriente límite
de disparo está comprendida entre 1,05 y 1,20 veces el valor indicado.
2 Principio de funcionamiento de los relés térmicos tripolares
Los relés térmicos tripolares poseen tres biláminas compuestas cada una por
dos metales con coeficientes de dilatación muy diferentes unidos mediante laminación
y rodeadas de un bobinado de calentamiento. Cada bobinado de calentamiento está
conectado en serie a una fase del motor. La corriente absorbida por el motor calienta
los bobinados, haciendo que las biláminas se deformen en mayor o menor grado según
la intensidad de dicha corriente. La deformación de las biláminas provoca a su vez el
movimiento giratorio de una leva o de un árbol unido al dispositivo de disparo.
Si la corriente absorbida por el receptor supera el valor de reglaje del relé, las
biláminas se deformarán lo bastante como para que la pieza a la que están unidas las
partes móviles de los contactos se libere del tope de sujeción. Este movimiento causa
la apertura brusca del contacto del relé intercalado en el circuito de la bobina del
contactor y el cierre del contacto de señalización. El rearme no será posible hasta que
se enfríen las biláminas.

Máquinas Eléctricas/Automatización Página 3

3. Clases de disparo






Figura 3. Cuadro en donde se muestra la clase de disparo y el tiempo de accionamiento


















Figura 4. Principio de funcionamiento de un relé térmico

3.1 Curvas de disparo.
Los relés térmicos se utilizan para proteger los motores de las sobrecargas,
pero durante la fase de arranque deben permitir que pase la sobrecarga temporal que
provoca el pico de corriente, y activarse únicamente si dicho pico, es decir la duración
del arranque, resulta excesivamente larga. La duración del arranque normal del motor
es distinta para cada aplicación; puede ser de tan sólo unos segundos (arranque en
vacío, bajo par resistente de la máquina arrastrada, etc.) o de varias decenas de
segundos (máquina arrastrada con mucha inercia), por lo que es necesario contar con
relés adaptados a la duración de arranque. La norma IEC 947-4-1-1 responde a esta
necesidad definiendo tres tipos de disparo para los relés de protección térmica:
Clase de relé térmico Características
10
Válidos para todas las aplicaciones corrientes
con una duración de arranque inferior a 10
segundos.
20
Admite arranques de hasta 20 segundos de
duración.
30
Admite arranques con un máximo de 30
segundos de duración.
Tabla 1. Tipos de relé térmico y sus características
3.2 Dimensionamiento de la alimentación de motores










Máquinas Eléctricas/Automatización Página 4

Para realizar el dimensionamiento de una salida destinada a la alimentación
de un motor eléctrico, como así también las recomendaciones para su correcta
ejecución. En principio, es conveniente aclarar que dimensionar un circuito implica
básicamente determinar la sección de los conductores del mismo y, a corriente
nominal, los dispositivos de protección correspondientes.
En el caso más general, para el dimensionamiento de los conductores
eléctricos se debe considerar las etapas que se presentan a continuación:
· Definir la tensión nominal del cable.
· Determinar la corriente de proyecto.
· Elegir el tipo de conductor y la forma de instalación.
· Determinar la sección por el criterio de "capacidad de conducción de corriente".
· Verificar la sección por el criterio de "corriente de cortocircuito".
· Verificar la sección por el criterio de "caída de tensión".
· Verificar el cumplimiento de las secciones mínimas exigidas.
En particular, el cálculo del la ramal la rama de alimentación es similar al
correspondiente a cualquier línea seccional, por lo tanto será necesario conocer la
corriente nominal (que se obtiene de la potencia del motor y de la tensión de servicio)
y la longitud del recorrido de los conductores. Se determina la sección de los
conductores a corriente nominal y se verifica principalmente que la caída de tensión se
encuentre dentro de los valores exigidos por la reglamentación, además de las
restantes condiciones indicadas en la tabla anterior. Por otro lado, toda instalación
eléctrica debe estar provista de una serie de protecciones que la hagan segura, tanto
desde el punto de vista de sus conductores y aparatos eléctricos conectados, como de
los bienes y las personas que van a relacionarse con ella.
Existen varios tipos de protecciones que pueden hacer que una instalación
eléctrica esté completamente resguardada ante cualquier falla o anormalidad de
funcionamiento; pero hay tres que deben utilizarse en cualquier clase de instalación de
baja tensión:
a. Protecciones contra cortocircuitos: Fusibles e interruptores termomagnéticos.
b. Protecciones contra sobrecargas: Fusibles, relés térmicos e interruptores
c. Protecciones contra contactos accidentales y fallas a tierra: Puesta a tierra e
interruptores diferenciales.
Los elementos de protección permiten detectar condiciones anormales definidas e
interrumpir la alimentación eléctrica al circuito bajo falla. Esta interrupción puede realizarla el
mismo elemento de protección o ser ejecutada por el elemento de maniobra al cual está
vinculado.
Para la selección del interruptor se deben considerar los siguientes parámetros
característicos:
- Tensión nominal del circuito a proteger (Ue): Es la tensión a la cual el interruptor estará
sometido durante su uso en la instalación eléctrica. La tensión nominal del interruptor no debe
ser inferior a la tensión nominal del circuito eléctrico.
- Cantidad de polos: Pueden ser unipolares, bipolares, tripolares o tetrapolares, de acuerdo al
circuito involucrado.
Máquinas Eléctricas/Automatización Página 5

- Corriente nominal (In): Es la corriente que soporta el interruptor en forma ininterumpida con
una temperatura ambiente de hasta 30°C; este valor no deberá exceder en más de un 25% a la
corriente de carga nominal del circuito a proteger.
- Corriente de cortocircuito: La capacidad de ruptura del interruptor deberá ser mayor o al
menos igual a la corriente de cortocircuito presunta o calculada en el punto a proteger.
En las instalaciones donde la corriente de cortocircuito exceda la capacidad de
interrupción del interruptor termomagnético, deberá considerarse el uso asociado al mismo de
limitadores de corriente (fusibles de alta capacidad de ruptura) para reducir la magnitud y
duración de la corriente de cortocircuito.
Para el caso de la protección térmica contra sobrecargas el criterio de selección es:
Ic < In y Ift < 1,45 Iadc

Donde:
Ic = corriente de carga del circuito
In = corriente nominal del interruptor de protección
Iadc = corriente admisible en el conductor del circuito
Ift = corriente de funcionamiento de la protección térmica (en un tiempo menor de una hora).

La actuación de la protección térmica obedece a una banda (dependiendo la operación
de la temperatura ambiente y del estado de carga previo) que está acotada por una curva de
funcionamiento de mínima y otra de máxima.

Las técnicas de selectividad empleadas se basan en la utilización de los parámetros de
disparo, siendo las más comunes las siguientes:

a. Selectividad amperométrica: Se obtiene separando los
umbrales de los relés instantáneos (o de corto retardo)
de los interruptores automáticos sucesivos. Es decir que
se actúa sobre el valor de las corrientes de disparo Im.

Se puede obtener una selectividad total mediante la utilización de interruptores limitadores.
b. Selectividad cronométrica: Se obtiene por el
escalonamiento de los tiempos de disparo (Td) de los
interruptores; por lo que éstos deben estar equipados
con relé de disparo de corto retardo.
Los circuitos con motores deben contar con interruptores que corten todas las fases o
polos simultáneamente y con protecciones que corten automáticamente cuando la corriente
adquiera valores peligrosos.

Por otro lado, los dispositivos de comando pueden ser de operación manual o por
contactores. Estos últimos permiten efectuar el mando a distancia del motor con cables de
secciones pequeñas (sólo se requiere la corriente necesaria para la bobina del contactor), lo
que facilita el accionamiento y diseño del dispositivo de control por trabajar con intensidades
reducidas.




Máquinas Eléctricas/Automatización Página 6

4. Dispositivos de Protección y Maniobra

4.1 El Contactor.

Es un dispositivo de maniobra destinado a comandar equipamiento eléctrico en estado
no perturbado o bajo las sobrecargas normales de servicio, preparado para grandes frecuencias
de operación.

El mismo es básicamente un interruptor que abre o cierra un circuito por la acción de
una corriente de mando que activa un electroimán, siendo su característica más destacada la
sencillez de su accionamiento.

Los contactores generalmente pueden operar corrientes del orden de 6 a 12 veces la
intensidad nominal, soportando el arranque de motores trifásicos. Se caracterizan por su poca
inercia mecánica y rapidez de respuesta; resultando elementos indispensables en las tareas de
automatización.

Para la elección de un contactor es necesario conocer las siguientes características del
receptor:

a) La corriente de servicio (Ie) o en su defecto la potencia del circuito.
b) Los lapsos de trabajo, que determinan la clase de servicio (permanente, intermitente,
etcétera).
c) La naturaleza de la carga, que determina la categoría de servicio (AC1, AC3, etcétera).
d) La tensión nominal de funcionamiento.

Con estos valores se consultan las tablas provistas por los fabricantes para elegir el
contactor más apropiado. Estas tablas dan los límites garantizados de aplicación de cada uno de
los modelos de contactores, para cumplir con las normas correspondientes.
Cabe agregar que estas tablas generalmente también permiten la selección del relé térmico y el
fusible adecuado para la aplicación.

La vida eléctrica, expresada en ciclos de maniobra, es una condición adicional para la
elección del contactor y permite prever su ciclo de mantenimiento.
Por su parte, la tensión de la bobina del contactor se debe elegir según la tensión disponible en
el lugar del montaje.

Así como los contactores son los encargados de maniobrar los motores, para la
protección de los mismos se emplean:
a) Fusibles.
b) Relés térmicos.
c) Guardamotores.

Tanto los contactores como los térmicos son dispositivos importantes , por ello deben
ser protegidos para el caso de que exista una falla. El mejor medio para lograrlo, por su
velocidad de actuación y por su capacidad de ruptura elevada, es usar fusibles.

La segunda función del fusible, y muy importante, es la de seleccionar cuál es el
circuito con fallas y separarlo de la red para permitir la continuidad del servicio.

Para la selección de los fusibles puede emplearse una tabla que da la intensidad de los
mismos en función de la intensidad de los motores a plena carga. Asimismo, hay que tener en
cuenta que los fusibles deberán poseer una característica de fusión del tipo “aM”, con una
característica especialmente "retardada". Estos fusibles se usan especialmente para la
protección de motores asincrónicos con rotor en jaula, debido a que soportan los picos de
corriente que estos absorben en el arranque.
Máquinas Eléctricas/Automatización Página 7


Como su operación depende de la generación de calor por efecto Joule, se obtiene una
característica de fusión intensidad-tiempo del tipo inversamente proporcional, de manera que
ante una elevada corriente opera en un tiempo muy reducido, y ante una corriente ligeramente
superior a la nominal opera en un tiempo más prolongado. Un aspecto que no debe olvidarse
al seleccionar un fusible es que su capacidad de ruptura no debe ser inferior a la calculada en su
punto de utilización a la tensión nominal.

Si los contactores se combinan con relés adecuados, pueden emplearse para la
protección de los motores contra faltas de fase, sobretensiones, sobrecargas, corrientes
inversas, etcétera. En estos casos el relé actúa sobre el circuito de la bobina del contactor. Sin
embargo, para la protección contra cortocircuitos deben utilizarse otros elementos colocados
aguas arriba, como por ejemplo cartuchos fusibles.

4.2 Los Relés Térmicos

Los relés térmicos (o simplemente térmicos) constituyen un método indirecto de
protección ya que operan en función de la corriente que el motor está tomando de la red. En
base a ella evalúa un determinado estado de calentamiento de los arrollamientos del motor.

El relé térmico es un excelente medio de protección, pero no protege al motor cuando
el calentamiento de éste se produce por causas ajenas a la corriente que está tomando de la
red. En esos casos, se recomienda el uso de sensores en los bobinados del motor, capaces de
medir exactamente la temperatura interna del mismo y de un equipo que analice el estado de
temperatura del motor y decida en consecuencia.
Por otro lado, en el caso particular de falta de fase, el motor se calienta y hay un
aumento en el consumo de corriente, lo cual hace actuar al térmico.

El dispositivo de protección contra falta de fase, incluido en algunas líneas ofrecidas
en plaza, ofrece una notable mejora respecto de los térmicos convencionales. El mecanismo
acelera la desconexión del motor cuando falta una fase, o sea, detecta con seguridad esta falla.

El relé térmico siempre debe estar regulado al valor de funcionamiento del motor; sólo
si está a plena carga al valor de chapa del motor; y nunca a un valor superior al nominal.
Pueden tener señalización de relé disparado, botón de disparo, botón de reposición automática
o bloqueo de reconexión, y dos contactos auxiliares para desconexión del contactor y para
señalizar a distancia la falla.
Si la corriente del motor sobrepasa los valores admitidos, el térmico acciona a un contacto
auxiliar, éste a su vez gobierna al contactor que desconecta de la red al equipo sobreexigido.

Las curvas de desconexión del térmico deben seguir lo más cerca posible las
variaciones de la temperatura del motor, midiéndola a través de la corriente que éste toma de
la red. Cuanto mayor es esta corriente más rápido actúan estos relés (característica de tiempo
inverso como los fusibles).

Para lograr una correcta desconexión debe eliminarse la influencia de la temperatura
ambiente sobre los bimetales de la protección térmica; esto se logra por un dispositivo
compensador. Habitualmente las curvas de desconexión son independientes de la temperatura
ambiente entre -25°C y +55°C.

En ciertos casos es conveniente que el térmico no vuelva automáticamente a su
posición de "conectado" una vez que haya actuado; sobre todo en automatismos que puedan
llevar a una serie de maniobras no deseadas (por ej. en bombas de elevación de agua).

Cuando el motor es controlado por medio de pulsadores, de cualquier forma debe ser
puesto en marcha mediante su pulsador de arranque. En este caso, es práctico que el relé
vuelva solo a su posición de conectado automáticamente.
Máquinas Eléctricas/Automatización Página 8


Ambas variantes están incluidas en algunos modelos. Una traba o botón permite
conectarlo en automático (o sea sin reset), o bien conectarlo en manual (es decir con reset). El
mismo botón permite reconectar el contactor. Como se ha dicho, el relé debe ser ajustado al
valor real de consumo del motor; dicho ajuste puede realizarse durante el funcionamiento del
equipo.

4.3 Los Guardamotores

El guardamotor es un dispositivo que permite reunir todas las necesidades de un
arranque directo en un solo aparato. El mismo es básicamente un interruptor automático cuya
característica de disparo es exactamente igual a la del relé térmico. Puede incluir el disparo por
falta de fase, la compensación de temperatura ambiente y un disparo magnético ajustado para
proteger adecuadamente al térmico. Por eso el guardamotor, dentro de ciertos límites,
reemplaza al conjunto [contactor + térmico + fusibles]. Si bien logra reunir en un solo aparato
las cualidades de tres, con las consecuentes ventajas de espacio, tiempo de armado y cableado,
tiene una limitada capacidad de ruptura, que le impide ser colocado en cualquier instalación.
Sin embargo, para instalaciones domiciliarias, inclusive edificios, el guardamotor satisface todos
los requerimientos. Por su parte, su condición de interruptor le da una reducida vida útil con
una limitada frecuencia de maniobras. Su accionamiento es manual, por lo que es necesario
accionarlo de frente. Por ello, son muy limitadas las posibilidades de realizar automatismos con
el mismo.










Figura 5. Aspecto externo de un guardamotor
Acción Combinación
3 elementos 1 elemento 2 elementos
Maniobra del motor Contactor Guardamotor Contactor
Protección del Motor Térmico Guardamotor Guardamotor
Protección del circuito Fusibles Guardamotor Guardamotor
Maniobra:
Frecuencia de maniobras
Vida útil
Mando a distancia
Enclavamiento / señalización
elevada
elevada
Si
Si
Reducido
Reducido
No
Limitado
Elevado
Reducido
Si
Si
Protección del motor:
Contra sobrecargas
Falta de fase
Optima
Si
Optima
Si
Optima
Si
Protección del circuito:
Corto circuito
Limitación corriente
Excelente
Si
Limitado
Si
Limitado
Si
Costo:
Precio
Montaje
Espacio
Mantenimiento
Ingeniería
Normal
Complejo
Grande
Algo
Poca
Reducido
Simple
Pequeño
Poco
Mucha
Normal
Regular
Reducido
Poco
Muc
Tabla 2. Distintas formas de combinar protecciones y sus características



w
w
w
.
a
u
l
a
e
l
e
c
t
r
i
c
a
.
e
s
A
u
t
o
m
a
t
i
s
m
o
s
I
n
d
u
s
t
r
i
a
l
e
s
1
f
.
r
e
l
é
t
é
r
m
i
c
o
P
r
o
t
e
c
c
i
ó
n
d
e
l
o
s
c
i
r
c
u
i
t
o
s
e
n
a
u
t
o
m
a
t
i
s
m
o
s
R
e
l
é
t
é
r
m
i
c
o
U
n
r
e
l
é
t
é
r
m
i
c
o
e
s
u
n
a
p
a
r
a
t
o
d
i
s
e
ñ
a
d
o
p
a
r
a
l
a
p
r
o
t
e
c
c
i
ó
n
d
e
m
o
t
o
r
e
s
c
o
n
t
r
a
s
o
b
r
e
c
a
r
g
a
s
,
f
a
l
l
o
d
e
a
l
g
u
n
a
f
a
s
e
y
d
i
f
e
r
e
n
c
i
a
s
d
e
c
a
r
g
a
e
n
t
r
e
f
a
s
e
s
.
V
a
l
o
r
e
s
e
s
t
á
n
d
a
r
:
6
6
0
V
c
.
a
.
p
a
r
a
f
r
e
c
u
e
n
c
i
a
s
d
e
5
0
/
6
0
H
z
.
E
l
a
p
a
r
a
t
o
i
n
c
o
r
p
o
r
a
d
o
s
c
o
n
t
a
c
t
o
s
a
u
x
i
l
i
a
r
e
s
(
N
O
-
9
7
-
9
8
y
N
C
-
9
5
-
9
6
)
,
p
a
r
a
s
u
u
s
o
e
n
e
l
c
i
r
c
u
i
t
o
d
e
m
a
n
d
o
.
D
i
s
p
o
n
e
d
e
u
n
b
o
t
ó
n
r
e
g
u
l
a
d
o
r
-
s
e
l
e
c
t
o
r
d
e
l
a
i
n
t
e
n
s
i
d
a
d
d
e
p
r
o
t
e
c
c
i
ó
n
.
S
i
r
v
a
e
l
e
j
e
m
p
l
o
:
I
n
.
:
1
,
6
h
a
s
t
a
3
,
2
A
.
A
d
e
m
á
s
,
i
n
c
o
r
p
o
r
a
u
n
b
o
t
ó
n
d
e
p
r
u
e
b
a
(
S
T
O
P
)
,
y
o
t
r
o
p
a
r
a
R
E
S
E
T
.
S
i
e
l
m
o
t
o
r
s
u
f
r
e
u
n
a
a
v
e
r
í
a
y
s
e
p
r
o
d
u
c
e
u
n
a
s
o
b
r
e
i
n
t
e
n
-
s
i
d
a
d
,
u
n
a
s
b
o
b
i
n
a
s
c
a
l
e
f
a
c
t
o
r
a
s
(
r
e
s
i
s
t
e
n
c
i
a
s
a
r
r
o
l
l
a
d
a
s
a
l
r
e
d
e
d
o
r
d
e
u
n
b
i
m
e
t
a
l
)
,
c
o
n
s
i
g
u
e
n
q
u
e
u
n
a
l
á
m
i
n
a
b
i
m
e
t
á
l
i
c
a
,
c
o
n
s
t
i
t
u
i
d
a
p
o
r
d
o
s
m
e
t
a
l
e
s
d
e
d
i
f
e
r
e
n
t
e
c
o
e
f
i
c
i
e
n
t
e
d
e
d
i
l
a
t
a
c
i
ó
n
,
s
e
d
e
f
o
r
m
e
,
d
e
s
p
l
a
z
a
n
d
o
e
n
e
s
t
e
m
o
v
i
m
i
e
n
t
o
u
n
a
p
l
a
c
a
d
e
f
i
b
r
a
,
h
a
s
t
a
q
u
e
s
e
p
r
o
d
u
c
e
e
l
c
a
m
b
i
o
o
c
o
n
m
u
t
a
c
i
ó
n
d
e
l
o
s
c
o
n
t
a
c
t
o
s
.
E
l
r
e
l
é
t
é
r
m
i
c
o
a
c
t
ú
a
e
n
e
l
c
i
r
c
u
i
t
o
d
e
m
a
n
d
o
,
c
o
n
d
o
s
c
o
n
t
a
c
t
o
s
a
u
x
i
l
i
a
r
e
s
y
e
n
e
l
c
i
r
c
u
i
t
o
d
e
p
o
t
e
n
c
i
a
,
a
t
r
a
v
é
s
d
e
s
u
s
t
r
e
s
c
o
n
t
a
c
t
o
s
p
r
i
n
c
i
p
a
l
e
s
.
S
i
m
b
o
l
o
g
í
a
n
o
r
m
a
l
i
z
a
d
a
:
F
u
n
c
i
o
n
a
m
i
e
n
t
o
F
3
K
M
1
12
34
56
A
1
A
2
F
2
12
6
34
5
M
3
~
U
V
W
L
1
1
3
5
2
4
6
L
2
L
3
1
3
1
4
K
M
1
2
X
1
X
2
X
1
X
2
H
0
1
3
1
4
V
e
r
d
e
R
o
j
a
9
5
9
6
9
7
9
8
1
3
2
4
K
M
1
F
2
S
0
1
1
1
2
A
C
H
1
S
1
A
1
A
2
F
2 1
F
1
A
1
2
4
V
A
2
5
0
H
z
N
A
N
C
2 T1 4 T2 6 T3
95 96 97 98
STOP
RESET
R
E
S
E
T
S
T
O
P
9
7
9
8
9
5
9
6
N A
N C
2
T
1
4
T
2
6
T
3
9
5
9
6
9
7
9
8
S
T
O
P
R
E
S
E
T
1
L
1
3
L
2
5
L
3
1
3
N
O
2
1
N
C
A
1
1
4
N
O
2
2
N
C
A
2
6
T
3
2
T
1
4
T
2
3
12
4
56
12
6
34
5
9
5
9
6
9
7
9
8
F
C
o
n
t
a
c
t
o
s
a
u
x
i
l
i
a
r
e
s
p
a
r
a
e
l
c
i
r
c
u
i
t
o
d
e
m
a
n
d
o
C
o
n
t
a
c
t
o
s
p
r
i
n
c
i
p
a
l
e
s
p
a
r
a
e
l
c
i
r
c
u
i
t
o
d
e
p
o
t
e
n
c
i
a
M a g n e t o t é r m i c o
C o n t a c t o r
C
o
n
t
a
c
t
o
r
R
e
l
é
t
é
r
m
i
c
o
R e l é t é r m i c o
M
o
t
o
r