You are on page 1of 4

AQUELLOS CHALADOS Y SUS LOCOS CACHARROS (VI

)
Escrito por VICTOR OCAÑA FERRERA - EDITOR
Jueves, 02 de Mayo de 2013 19:12 - Última actualización Sábado, 25 de Mayo de 2013 22:11
 

LA AVIACION TACTICA EN ESPAÑA (MATAC)

            En aquel entonces en España, existía el MACOM (Mando Aéreo de Combate), al que le
hemos dedicado los primeros capítulos y el MATAC (Mando Aéreo de la Aviación Táctica) con
Jefatura en Tablada que era la responsable de proporcionar apoyo aéreo a las fuerzas
terrestres y navales empeñadas en algún conflicto.

1 / 4
AQUELLOS CHALADOS Y SUS LOCOS CACHARROS (VI)
Escrito por VICTOR OCAÑA FERRERA - EDITOR
Jueves, 02 de Mayo de 2013 19:12 - Última actualización Sábado, 25 de Mayo de 2013 22:11
            La primer Unidad era el Ala 21 con base en Morón, dotada del entonces conspicuo
SF.5A/B/R y escasísimas unidades del Ha-220 Super Saeta.

            Pues allá que nos fuimos a Morón a visitar el Ala 21, pues era nuestro compromiso con
los lectores de AVION. Día de perros, nubes bajas y llovizna, pero contra el tiempo no se
puede luchar, Embarcamos en Jerez en un Renault 4-L que nos pincha a 10 Kilómetros de la
base, y que, camioneros incluidos, nadie tiene cojones de cambiarle la rueda al susodicho
vehículo, era de mi suegro que evidentemente no viajaba con nosotros). Pues  a hacer
auto-stop. Un camionero amable me recoge y me deja en la Nacional a unos 3 o 4 kilómetros
de la entrada que tengo que hacer a pie con llovizna incluida.

            Llego tarde evidentemente al control, y aquí sencillamente no tenían noticias de nuestra
llegada. Enseño carta de Jema, pero el cabo de guardia como no conocía al Jema, pues como
si son las doce. Insisto hasta hacerme tan pesado que pienso, llamar a la Guardia Civil y
termino en el cuartelillo, todo ellos sin saber si habían cambiado la rueda de repuesto. Son ya
las 10,30h y por una vez me pongo serio, y digo que vengo representando a un medio de
comunicación con una carta de autorización de Jefe del Estado Mayor del Aire, y que si en diez
minutos no está resuelto, me vuelvo a Morón (auto-stop incluido)  y desde la Oficina de BB
(Entonces yo trabajaba allí), llamó al Estado Mayor del Ejército del Aire y monto el pollo. De
momento el cabo se pone serio, y llama al Oficial de Guardia que me atiende casi
amablemente. Le enseñó la carta y me dice que él no sabe nada, mismo discurso que al cabo y
decide llamar a Jefatura, y mira por donde allí sí lo sabían. Mancha de inútiles que tiraban por
tierra el trabajo de muchas personas.

            Siguiente problema no llevo coche, pero después de lo que había pasado lo solucionan
rápido. Presentación ante el Coronel que se deshace en disculpas, pero yo me mantengo en
mis trece, esto se va a saber en el Cuartel General y a través de la revista. Miradas serias
2 / 4
AQUELLOS CHALADOS Y SUS LOCOS CACHARROS (VI)
Escrito por VICTOR OCAÑA FERRERA - EDITOR
Jueves, 02 de Mayo de 2013 19:12 - Última actualización Sábado, 25 de Mayo de 2013 22:11
cruce de palabras de cortesía y me asigna un Comandante para visitar la base, que como es
americana para ir de un sitio a otro hace falta vehículo, que se dispone desde el primer
momento.

            Lo primero que me enseña es el “Escuadrón” de halcones que mantiene libre los
alrededores de la pista de todo tipo de aves, me hacen demostraciones, hasta que me cascan
los mismos y le digo que yo he ido a ver, fotografiar y todo lo que hiciese falta de los aviones, y
que no trabajaba para el Dr. Rodríguez de la Fuente, que nos fuésemos a los talleres, luego
línea de vuelo y luego tomas y despegues. Aquí no había coordinado NADA, fuimos a los
hangares, demasiados aviones, luego a línea de vuelo, pocos aviones y las fotos de toma y
despegue con seis aviones, menos aún. Resultado estaban hechas trizas como luego me
comentaron los mecánicos en el bar de suboficiales que es donde mejor información se saca.
Los SuperSaetas aceptables entrenadores, nulos para el combate. En definitiva no había
descubierto nada nuevo y sí confirmado mis temores. El Ala 21 operativamente era nula, ni sus
aviones, ni su armamento estaban a la altura de lo que hubiésemos podido necesitar. Como
defensa de punto con los dos AIM-9B/J y bajo un estricto control aéreo propio algo podían
hacer si no se les caían los planos al hacer un viraje.

            En su momento lo denunciamos, pero como pasa siempre en España, algunos tienen
que morir para que te hagan caso. Cuando aquello pasó mi ira pudo contenerse, pues tuve la
idea de escribir una carta abierta al Ministro de Defensa, en un periódico de gran tirada
nacional que lo aceptaba (de hecho hubo un borrador), pero fui cobarde y de ello me arrepiento
todos los días.

            Hubo otra ocasión similar de la que ya hablaremos, pero de esta en cuestión siempre
me he sentido avergonzado de no contar la verdad de los que vi y de lo que me dijeron. Pido
perdón a todos, en especial a la gran familia aeronáutica, por no haber estado a la altura de las
circunstancias.

            Tras unas fotos de aterrizaje y despegue, la meteo era infernal, nos despedimos
fríamente de la Jefatura y volvimos a mi ciudad natal, donde tenía grandes esperanzas de que
el segundo capítulo del MATAC, el Ala 22 me iba a salir mejor que el Ala 21. Dentro de poco lo
sabremos.
3 / 4
AQUELLOS CHALADOS Y SUS LOCOS CACHARROS (VI)
Escrito por VICTOR OCAÑA FERRERA - EDITOR
Jueves, 02 de Mayo de 2013 19:12 - Última actualización Sábado, 25 de Mayo de 2013 22:11
           Un afectuoso saludo a todos los que siguen estos relatos de una persona que nació para volar y se tuvo que conformar con verlos volar. Víctor Ocaña Editor
4 / 4