CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6

- 1-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
UNIDAD I
ENFERMEDADES INMUNOPREVENIBLES
El problema
Pese a los recientes y espectaculares progresos realizados, no se ha conseguido explotar del todo
el potencial que encierra la inmunización. Al menos 2 millones de personas de todos los grupos de
edad mueren cada año de enfermedades prevenibles mediante las vacunas recomendadas por la
rganización !undial de la "alud. tros 2,# millones de personas mueren anualmente de
enfermedades para las que se espera disponer pronto de vacunas $contra rotavirus, neumococo y
meningococo%. &omo la cobertura mundial de inmunización no ha alcanzado todav'a la meta del ()*
a nivel nacional y el +)* en cada distrito, en 2)), no se pudo inmunizar a 2- millones de lactantes,
con el riesgo que ello conlleva de sufrir enfermedades potencialmente mortales.
.a inmunización se debe fomentar principalmente por razones sanitarias, /ticas y económicas. 0odo
el mundo debe beneficiarse de las vacunas, en particular de las reci/n desarrolladas. 1n estudio
realizado en 2arvard en 2))3 reveló 4nuevas y significativas fuentes de beneficios económicos de la
inmunización4. 2oy es posible prevenir dos importantes causas de defunción por c5ncer en el adulto
$c5ncer hep5tico y cervicouterino% mediante las vacunas desarrolladas contra la hepatitis 6 y contra
la infección por papiloma virus humano. .os servicios de inmunización brindan una excelente v'a
para vehicular otras intervenciones de salud que salvan vidas como las destinadas a combatir la
malaria, la malnutrición y las helmintiasis7 y para fortalecer los sistemas de salud.
.as oportunidades 8 las soluciones
· 1n historial excelente9 la vacunación se ha revelado como una de las intervenciones de salud
p:blica de m5s /xito y m5s costo eficaces de la historia reciente, como demuestran la
erradicación de la viruela, la reducción de la incidencia mundial de poliomielitis en un ((*
desde #(++ y las espectaculares disminuciones registradas por la morbilidad y la mortalidad
causadas por otras enfermedades. .a cobertura de vacunación a nivel mundial en #(+) era
muy ba;a $2)*%, pero hoy d'a se sit:a en el -+*.
· <esultados medibles a un costo relativamente ba;o9 en sólo seis años $#(((72)),%, las
defunciones por sarampión se redu;eron en un ,+* a nivel mundial, y en un =)* en >frica.
?acunar a un niño contra el sarampión cuesta menos de dólar.
· Posibilidad de salvar varios millones m5s de vidas9 la inmunización evita actualmente m5s de
2 millones de defunciones cada año y es un arma fundamental para alcanzar el b;etivo de
@esarrollo del !ilenio de reducir la mortalidad en la niñez. !ediante un esfuerzo sostenido y
respaldado con ayuda financiera, para 2)#3 la inmunización podr'a evitar ,73 millones de
defunciones al año.
· Anversiones sin precedentes9 la comunidad internacional ha establecido un eficaz mecanismo
financiero, a trav/s de la BA?A, para ayudar a los pa'ses m5s pobres a me;orar sus sistemas
de inmunización e introducir nuevas vacunas.
Los obstáculos
"i se corrigen los actuales d/ficits de financiación y se logra garantizar una financiación sostenible
a largo plazo, contando adem5s con el compromiso pol'tico del B+, se facilitar5 la contribución de la
inmunización al logro del b;etivo de @esarrollo del !ilenio de reducir la mortalidad en la niñez.
Los costos
· "i se aportaran o hubieran aportado 1"C #))) millones adicionales cada año, entre 2))= y
- 2-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
2)#3 podr'an salvarse diez millones m5s de vidas mediante la inmunización de madres y
niños.
· "e necesitan en total 1"C D3 ))) millones para alcanzar la meta de salvar diez millones de
vidas adicionales durante el próximo decenio en los -2 pa'ses m5s pobres. Actualmente
existe un d/ficit de 1"C #) ))) 7#3 ))) millones.
.a función de la !"
· .a rganización !undial de la "alud y el 1EA&FG han ultimado un marco de inmunización a
#) años, la ?isión y Fstrategia !undial de Anmunización $BA?"%, 2))=72)#3. .a BA?"
pretende extender los beneficios de la inmunización a todas las personas para que la
inmunización contribuya a los @!, la seguridad mundial y la prevención del c5ncer.
· .a !" est5 proporcionando apoyo t/cnico a los pa'ses, contribuyendo a la formulación,
financiación y e;ecución de programas nacionales de inmunización reforzados y sostenibles
ENFERMEDADES PREVENIBLES POR VACUNACIÓN
epat!t!s B
.a hepatitis 6 es una enfermedad del h'gado provocada por el virus hepatitis 6 $?26%. Fste virus
puede producir una infección de por vida, cirrosis hep5tica, c5ncer de h'gado, insuficiencia renal y
muerte. &ualquiera puede contraer hepatitis 6H sin embargo, entre las personas con riesgo mayor se
incluyen9
7Iuienes tienen relaciones sexuales con personas infectadas con el ?26
7Iuienes tienen varias pare;as sexuales los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres
7Iuienes tienen o han tenido una enfermedad de transmisión sexual
7Iuienes usan drogas inyectables
7Iuienes conviven con personas infectadas con el ?26 de por vida $enfermedad crónica%
7.os traba;adores del campo de la salud o la seguridad p:blica que est5n en contacto con sangre
humana
7.os beb/s de madres infectadas con el ?26
7.os pacientes de hemodi5lisis
7.os beb/s8niños o inmigrantes de regiones con alto riesgo de infección.
Fl virus de la hepatitis 6 est5 en la sangre y en menor medida, la saliva, el semen y otros fluidos
corporales de la persona infectada. "e contagia mediante el contacto directo con fluidos corporales
infectados, generalmente a trav/s de un pinchazo de agu;a o por contacto sexual. Fl virus de la
hepatitis 6 no se contagia por contacto casual. .os s'ntomas de la hepatitis 6 son fatiga,
inapetencia, dolor de estómago, fiebre, n5useas, vómitos y, ocasionalmente, dolor en las
articulaciones, urticaria o erupción. &oluria y puede aparecer ictericia. Fxiste m5s probabilidad de
aparición de s'ntomas en adultos que en niñosH no obstante, hasta el 3)* de los adultos que tienen
infección aguda no presenta s'ntomas. .os s'ntomas pueden aparecer entre seis semanas y seis
meses despu/s de la exposición, pero generalmente aparecen dentro de los cuatro meses. Fl virus
puede estar en la sangre y otros fluidos corporales varias semanas antes de que aparezcan los
s'ntomas, y generalmente persiste varios meses despu/s. Aproximadamente el #) por ciento de los
adultos infectados puede volverse portador permanente $crónico% del virus. .os niños infectados al
nacer tienen el () por ciento de probabilidad de contraer la infección crónica. Eo hay medicamentos
o antibióticos especiales para el tratamiento de la infección aguda una vez que aparecen los
s'ntomas. Beneralmente, el me;or tratamiento es reposo en cama. Fl interferón es el tratamiento
m5s eficaz para la infección por ?26 crónica, y da buenos resultados en el 23al 3)* de los casos.
Fl portador crónico del ?26 debe evitarlas bebidas alcohólicas y la medicación que afecta el h'gado
porque, de lo contrario, la enfermedad hep5tica puede empeorar. Fl portador crónico debe seguir
normas de higiene est5ndar para no contagiar a sus contactos 'ntimos directamente con su sangre
- 3-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
u otros fluidos corporales. Fl portador no debe compartir ho;as de afeitar, cepillos de dientes ni
otros ob;etos que puedan estar contaminados con sangre. Adem5s, los miembros susceptibles con
quienes convive, especialmente las pare;as sexuales, deben ser inmunizados con la vacuna de la
hepatitis 6. Fs importante que los portadores informen su condición al dentista y los profesionales de
salud.
"#ta$os
Fnfermedad infecciosa y contagiosa que se puede prevenir aplicando la vacuna respectiva, a la edad
y en las dosis recomendadas. Fl t/tanos, tambi/n conocido como trismo, es una enfermedad
bacteriana que afecta el sistema nervioso. &omo resultado de la inmunización masiva, el t/tano
actualmente es una enfermedad poco com:n. Fl t/tanos ocurre con mayor frecuencia en personas
mayores y en traba;adores agr'colas que est5n m5s expuestos al contacto con esti/rcol animal y que
no tengan una inmunización adecuada. "e contagia a trav/s de una herida contaminada con el
organismo. Eo se transmite de persona a persona. 1n primer s'ntoma com:n es la rigidez muscular
de la mand'bula $trismo%, seguida por rigidez del cuello, dificultad para la deglución, rigidez de los
m:sculos abdominales, espasmos, sudor y fiebre. Fl per'odo de incubación suele ser de ocho d'as,
pero puede oscilar entre tres d'as y tres semanas. .os per'odos de incubación m5s cortos guardan
relación con heridas m5s contaminadas. .a recuperación puede no traducirse en inmunidad. Pueden
ocurrir nuevos ataques, por lo que se recomienda la inmunización tras la recuperación del paciente.
.avar meticulosamente las heridas y eliminar el te;ido muerto o debilitado. "i el paciente no ha
recibido una inyección de refuerzo de antitoxina tet5nica en los :ltimos# ) años, se le debe aplicar
una de estas inyecciones el mismo d'a en que se produzca la herida. Fn el caso de heridas graves,
se puede aplicar una inyección de refuerzo si han pasado m5s de cinco años desde la :ltima dosis.
"i el paciente no ha sido vacunado anteriormente con una serie de al menos tres dosis de antitoxina,
se le puede administrar inmunoglobulina tet5nica $AB0%, antitoxina o antibióticos. Fntre las
complicaciones se encuentran los espasmos de las cuerdas vocales y8o los espasmos de los
m:sculos respiratorios, lo que podr'a dificultar la respiración. tras complicaciones incluyen fracturas
de la columna vertebral o de los huesos largos, hipertensión, arritmias card'acas, estado de coma,
infección generalizada, trombos en los vasos sangu'neos de los pulmones, neumon'a y muerte.
"os%er!$a &pertus!s' co(ueluc)e*
Fnfermedad infecciosa y contagiosa que se puede prevenir aplicando la vacuna respectiva, a la
edad y en las dosis recomendadas. .a tos ferina, pertusis o coqueluche, es una enfermedad muy
contagiosa que afecta las v'as respiratorias. Fs causada por 6ordetella Pertussios. .as razones del
su aparición no est5n muy claras, pero se conocen ciclos de tres a cinco años en los que ocurre
este fenómeno. "e contrae a cualquier edad. Aunque la mayor'a de los casos denunciados
corresponde a niños menores de cinco años, el n:mero de casos en adolescentes y adultos
aumenta. "e contagia principalmente mediante el contacto directo con secreciones de la nariz y la
garganta de las personas infectadas. &on frecuencia, los hermanos mayores que pueden ser
portadores de la bacteria en nariz y garganta pueden traer la enfermedad a casa e infectar al beb/
de la familia. .a tos ferina comienza como una infección leve de las v'as respiratorias superiores. Al
principio, los s'ntomas son similares a los del resfr'o9 estornudo, moqueo, fiebre ba;a y tos leve. Fn el
plazo de dos semanas, la tos se vuelve m5s intensa y se caracteriza por muchos episodios de tos
r5pida seguidos de un chillido agudo. Fs posible que haya secreción mucosa clara y espesa. Fstos
episodios pueden repetirse durante uno a dos meses, y son m5s frecuentes durante la noche. .as
personas de edad avanzada y los niños parcialmente inmunizados generalmente presentan s'ntomas
m5s leves. Fl per'odo de incubación es generalmente de 3 a #) d'as, aunque puede ser de hasta 2#
d'as. .a persona puede contagiar la tos ferina desde la aparición de los s'ntomas hasta tres
semanas despu/s del inicio de los episodios de tos. Fl per'odo de contagio se reduce a cinco d'as
despu/s del inicio de la terapia con antibióticos. Fn general, un ataque confiere
- 4-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
inmunidad prolongada. .as complicaciones de la tos ferina pueden comprender neumon'a,
infección del o'do medio, inapetencia, deshidratación, convulsiones, encefalopat'as $trastornos
cerebrales%, episodios de apnea $breve cese de la respiración% y muerte. Fl tratamiento con
determinados antibióticos, como la eritromicina, puede acortar el per'odo de contagio. .as personas
infectadas o con probabilidad de estarlo deben mantenerse ale;adas de los niños pequeños y los
beb/s hasta recibir el tratamiento correcto. Fl tratamiento de las personas que sean contactos
cercanos de casos de tosferina tambi/n es una parte importante de la prevención.
Parot!+ !t!s
Fnfermedad infecciosa y contagiosa que se puede prevenir aplicando la vacuna respectiva, a la edad
y en las dosis recomendadas. .a parotiditis es una enfermedad viral aguda que se caracteriza por
fiebre, inflamación y dolor en una o m5s gl5ndulas salivares. Aunque las personas mayores pueden
contraer la enfermedad, generalmente ocurren en niños entre cinco y#3 años de edad. .a parotiditis
ocurre con menor frecuencia que otras enfermedades infantiles contagiosas comunes. Fl mayor
riesgo de infección ocurre entre niños mayores. Fs m5s com:n durante el invierno y la primavera. "e
contagia a trav/s del contacto directo con la saliva y las secreciones de la nariz y garganta de
personas infectadas. .os s'ntomas incluyen fiebre, inflamación y dolor en una o m5s gl5ndulas
salivares, generalmente la gl5ndula parótida. Aproximadamente una tercera parte de las personas
infectadas no presenta s'ntomas. Fl per'odo de incubación generalmente es de #= a #+ d'as, aunque
puede oscilar entre #2 y 23 d'as. Fn el #3723 por ciento de los hombres infectados se presenta
inflamación de los test'culos. Puede provocar trastornos del sistema nervioso central, tales como
encefalitis y meningitis. tras complicaciones incluyen artritis, problemas renales, inflamación de la
gl5ndula tiroides, de los senos y sordera. .a inmunidad adquirida despu/s de haber contra'do la
enfermedad es generalmente permanente.
Saramp!,$
Fl sarampión es una enfermedad aguda y altamente contagiosa, capaz de producir epidemias.
@esde la introducción de la vacuna contra el sarampión en #(=D, la cantidad de casos de sarampión
ha disminuido. Aunque el sarampión generalmente se considera una enfermedad infantil, se puede
contraer a cualquier edad. Fn años recientes, los brotes han ocurrido principalmente en estudiantes
de escuela secundaria y universitaria, que no hab'an sido vacunados o que hubieran recibido sólo
una dosis de la vacuna contra el sarampión. Fl sarampión se contagia a trav/s del contacto directo
con las secreciones nasales o de la garganta de personas infectadas, o con menor frecuencia, a
trav/s de la transmisión a/rea. Fl sarampión es una de las enfermedades m5s contagiosas. .os
s'ntomas del sarampión aparecen generalmente en dos etapas. Fn la primera etapa, la persona
podr5 presentar flu;o nasal, tos y fiebre ba;a. Puede haber enro;ecimiento de los o;os y sensibilidad a
la luz y fiebre que aumenta d'a a d'a. .a segunda etapa comienza entre tercer y el s/ptimo d'a y
consiste en una temperatura de D( 7 ,) J & y una erupción ro;iza y llena de manchas que dura de
cuatro a siete d'as. Fn general, la erupción comienza en el rostro y luego se disemina por todo el
cuerpo. 0ambi/n pueden aparecer manchas de KopliL en las enc'as y la parte interior de las me;illas.
Fn general, los s'ntomas aparecen entre #)7#2 d'as, aunque pueden aparecer entre siete y #+ d'as
despu/s de la exposición. 1na persona puede contagiar el sarampión desde cinco d'as antes hasta
cinco d'as despu/s de la aparición de la erupción. "e adquiere inmunidad permanente despu/s de
haber contra'do la enfermedad. Eo existe un tratamiento espec'fico para el sarampión. .a neumon'a
ocurre en hasta el = por ciento de los casos y es responsable del =) por ciento de las muertes
atribuidas al sarampión. 0ambi/n puede ocurrir encefalitis. tras complicaciones incluyen infecciones
del o'do medio y convulsiones. Fl sarampión es m5s grave en beb/s y adultos.
Rub#ola
.a rub/ola es una enfermedad viral caracterizada por fiebre leve, aparición de salpullido e
inflamación de los ganglios linf5ticos. Fn la mayor'a de los casos es leve. Fn el caso de
- 5-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
poblaciones no vacunadas, la rub/ola es, b5sicamente, una enfermedad infantil. Fn aquellos
lugares en que los niños est5n bien inmunizados, las infecciones entre adolescentes y adultos son
m5s evidentes. .a rub/ola ocurre m5s frecuentemente durante el invierno y la primavera. "e
contagia por contacto directo con secreciones nasales o de la garganta de personas infectadas. Fs
una enfermedad leve que puede presentar pocos o ning:n s'ntoma. Algunos de estos s'ntomas son
salpullidos, fiebre ba;a, dolor en las articulaciones, dolor de cabeza, malestar, flu;o nasal y
enro;ecimiento de los o;os. Fs posible que los ganglios linf5ticos que se encuentran ;usto detr5s de
las ore;as y en la parte posterior del cuello se inflamen, lo que causa molestias y8o dolores. Fl
salpullido, que puede causar mucha picazón, aparece primero en el rostro y luego en todo el cuerpo
y dura unos tres d'as. Al menos la mitad de los casos de rub/ola no presentan salpullido. Fl per'odo
de incubación es aproximadamente de #2 a 2D d'as. Fn la mayor'a de los casos, los s'ntomas
aparecen entre #= y #+ d'as. "e transmite durante los siete d'as anteriores y los siete d'as
posteriores a la aparición del salpullido. .a inmunidad adquirida despu/s de haber contra'do la
enfermedad es generalmente permanente.
.a infección por rub/ola es peligrosa, ya que puede producir daños en los fetos. .a infección en una
mu;er embarazada puede traducirse en un aborto espont5neo, un óbito fetal o en el nacimiento de un
beb/ con anomal'as como sordera, cataratas, problemas cardiacos, daño hep5tico o del bazo y
retardo mental. Fl s'ndrome de la rub/ola cong/nita $"<&% ocurre en aproximadamente 23* de los
niños nacidos de mu;eres que padecieron rub/ola durante los primeros tres meses de su embarazo.
1na medida fundamental en el control del contagio de esta enfermedad consiste en el mantenimiento
de niveles altos de inmunización contra la rub/ola en la comunidad. Fl control del contagio de la
rub/ola es necesario fundamentalmente para evitar los defectos cong/nitos que provoca el "<&. Por
lo tanto, las mu;eres en edad f/rtil deben determinar su estado de inmunidad contra esta enfermedad
y recibir las vacunas del caso, si es necesario. .os niños infectados no deben asistir al colegio
durante el per'odo infeccioso.
Neumococo &e$%erme+a+ $eumoc,c!ca*
Fnfermedad Eeumocócica $Ancluye la neumon'a neumocócica, la meningitis neumocócica y la
bacteriemia neumocócica%. .a enfermedad neumocócica es una severa infección bacteriana causada
por el Fstreptococo pneumoniae, tambi/n conocido como neumococo. Fsta bacteria tambi/n puede
causar neumon'a, meningitis o bacteriemia. Pese a que todos podemos contraer la enfermedad
neumocócica, /sta es m5s com:n en beb/s, niños pequeños, poblaciones de raza negra, as' como
tambi/n en personas mayores o en quienes padecen condiciones m/dicas como enfermedades
renales, cardiacas o pulmonares crónicas. tras poblaciones en riesgo son los alcohólicos, los
diab/ticos, las personas con sistemas inmunológicos debilitados y esplenectomizados. Fl
neumococo se transmite por la v'a a/rea o por exposición directa a part'culas respiratorias de
personas infectadas o que portan la bacteria. .as infecciones ocurren con mayor frecuencia durante
el invierno y a principios de la primavera. Aunque el periodo de incubación es variable, por lo general
dura entre uno y tres d'as. .os s'ntomas generalmente incluyen fiebre repentina y temblores o
escalofr'os. tros s'ntomas comunes pueden incluir cefalea, tos, dolor en el pecho, desorientación,
falta de aire, debilidad y ocasionalmente, rigidez de cuello. "e puede diagnosticar la enfermedad
neumocócica por el tipo de s'ntomas que presenta el paciente y por cultivos de laboratorio
espec'ficos de esputo, sangre o l'quido espinal. 1n tratamiento inmediato con antibióticos, como
penicilina o cefalosporina, suele ser efectivo.
I$%lue$-a
.a influenza o gripe es una enfermedad respiratoria contagiosa producida por los virus de la
influenza. Fn la mayor'a de los casos, la influenza produce una enfermedad leve, pero puede ser
mucho m5s grave en las personas de alto riesgo. Fn algunos casos, puede ser mortal. .a me;or
manera de proteger a las personas en alto riesgo de sufrir complicaciones de salud es la
- 6-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
vacunación. Fntre las personas en alto riesgo de sufrir complicaciones graves de la influenza est5n
los ancianos, los niños y los que tienen determinadas afecciones. "'ntomas de la influenza9
7Giebre $generalmente alta%
7&efalea
7Fxtremado cansancio
70os seca
7@olor de garganta
7congestión nasal o rinorrea
7m ialgias
7s'ntomas gastrointestinales, como n5usea, vómitos y diarrea son m5s frecuentes en los niños que
en los adultos.
M&u5les son las complicaciones de la influenzaN Podemos mencionar, entre otras, neumon'a
bacteriana, deshidratación y empeoramiento de las afecciones crónicas como insuficiencia card'aca
congestiva, asma o diabetes. .os niños pueden contraer afecciones sinusales e infecciones de
o'dos. .a influenza se transmite a trav/s de gotas de la secreción de nariz y garganta que se
producen al toser o estornudar. Beneralmente, se transmite de persona a persona, pero tambi/n
puede ocurrir que la persona se infecte al tocar un ob;eto contaminado con el virus y a continuación
se toque la boca o la nariz. Fl per'odo de contagio del adulto puede comenzar el d'a antes de la
aparición de los s'ntomas y durar hasta una semana despu/s de contraer la enfermedad. Fsto
significa que se puede contagiar a otra persona sin saber que uno est5 enfermo, y tambi/n durante
la enfermedad. .as personas comprendidas en los siguientes grupos con prioridad deben vacunarse9
7Eiños entre = y 3( meses de edad
7Personas mayores de =3 años
7Personas entre 2 y =, años que sufren afecciones crónicas subyacentes
7!u;eres que est/n embarazadas durante la temporada de influenza
7<esidentes de residencias e instituciones de cuidado alargo plazo
7Eiños de = meses a #+ años que reciben terapia a largo plazo con aspirina
70raba;adores del 5rea de salud que est5n en contacto directo con pacientes
7.os profesionales de la salud que no traba;an en domicilio, y los contactos dom/sticos de los
menores de = meses.
Algunas personas no deben vacunarse9
7Personas muy al/rgicas al huevo de gallinaH
7Personas que tuvieron una reacción intensa a la vacuna contra la influenzaH
7Personas que han desarrollado el s'ndrome Buillain76arre$B6"% seis semanas despu/s de haber
sido vacunado para la influenzaH
7los menores de = mesesH
7Personas que tienen alguna enfermedad que produce fiebre. $Fstas personas se pueden vacunar
cuando los s'ntomas disminuyen.
- 7-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
UNIDAD II
LA INMUNI.ACION
RESE/A IS"ÓRICA DE LAS INMUNI.ACIONES EN NUES"RO PA0S
Fn nuestro pa's las inmunizaciones se implementan en el Programa Ampliado de Anmunizaciones
$PAA%, que se constituye al final de la d/cada del -), logr5ndose coberturas promedio o menor al
2)*H a partir de la d/cada del +) se evidencia un aumento significativo y sostenido de las coberturas
de protección como resultado de la implementación de estrategias nacionales de fortalecimiento de
las actividades regulares del PAA.
Fn los años () se amplió la vacunación a las mu;eres en edad f/rtil. Al concluir el año #((( se
obtuvo las siguientes coberturas en los niños menores de un año 6&B (=.(3*, Polio (3*, @P0
(+.+=*, A"A (2.32, 2A6 -(.+*, 2?6 -(.,*.
.a incorporación de nuevas vacunas contra la Giebre Amarilla en #((3, la 2epatitis 6 en el (=, en
zonas end/micas, 2aemophilus Anfluenza en #((+, en zonas de extrema pobreza y la ?acuna
&ombinada en zonas de pobreza y zonas de extrema pobreza desde#((( cubriendo un D)* a
menores de # año, para el 2))) se consideró la protección de la mu;er en edad f/rtil empleando el
@0 Adulto. Para el 2))D ingresó la vacuna contra el "arampión, <ub/ola, Parotiditis $"P<%, en el
2)), se incorporó la vacuna de "arampión <ub/ola $"<% dirigida a la población adolescente para
eliminar la <ub/ola y el "'ndrome de <ub/ola &ong/nita. Fn el 2))3 se universalizó el uso de la
vacu na pentavalente.
&omo resultado de la inclusión de nuevas vacunas, la incidencia de estas enfermedades
inmunoprevenibles est5 descendiendo paulatinamente, de;ando de figurar entre las diez primeras
causas de mortalidad infantil.
.os retos que hoy enfrentamos, est5n m5s all5 del sólo incremento de las coberturas9
.a erradicación de la Poliomielitis es un compromiso del pa's, habi/ndose notificado el 1ltimo caso
confirmado en Agosto de #((#. A pesar de haber sido declarados libres de polio por la &omisión
Anternacional para la certificación de la erradicación de la Poliomielitis, debemos conservar
coberturas de vacunación antipolio mayor del (3*, mantener la vigilancia de las par5lisis fl5cidas y
evitar la entrada o importación de la enfermedad, a lo cual estamos en alerta permanente, para la
<ecertificación correspondiente.
&onscientes que el riesgo de 0/tanos neonatal se mantiene en un gran sector de nuestra población
por las condiciones de vida y limitaciones de acceso a los servicios de salud, nos hemos propuesto
la meta de eliminación del 0EE. .a eliminación del 0EE requiere el compromiso de los diferentes
sectores as' como de la participación decidida de la comunidad. @entro de este contexto, se est5n
desarrollando proyectos regionales diferentes, que priorizan acciones de capacitación de recursos
humanos de la comunidad, intensificación de las acciones de vacunación y vigilancia epidemiológica.
Fl "arampión, enfermedad de alta contagiosidad, constituye en el 5mbito mundial una de las
principales causas de morbilidad y mortalidad infantil, y su reintroducción al pa's es una amenaza,
por lo que debemos mantener las coberturas de vacunación antisarampionosa igual o mayor del (3*
y la vigilancia epidemiológica activa con el ob;etivo de culminar el compromiso de la eliminación del
sarampión.
Para este nuevo reto y frente a la necesidad de prestar atención integral de salud al niño poniendo
- 8-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
/nfasis en la prevención, es necesaria la participación activa tanto de los traba;adores de salud, los
padres de familia y comunidad organizada, en las acciones de salud, seg:n sus caracter'sticas
locales.
LAS INMUNI.ACIONES
"on actividades que realiza el sector salud, considerando en la atención integral de las personas
$niños, adolescente, ;oven, adulto, y adulto mayor%, para garantizar la protección de enfermedades
prevenibles por vacunas.
"IPOS DE INMUNIDAD
I$mu$!+a+ co$1#$!ta
.os niños pueden nacer con inmunidad contra algunas enfermedades contagiosas si la madre ha
tenido la enfermedad. Fstas defensas o sustancias especiales $anticuerpos% pasan de la madre al
niño por medio de la sangre. @uran de , a = meses. Eo duran toda la vida. Fsta defensa se llama
inmunidad cong/nita.
I$mu$!+a+ $atural
Fl cuerpo obtiene defensas al tener algunas enfermedades como el sarampión. .a tosferina, las
paperas, etc. Fsta inmunidad dura toda la vida.
2ay otras enfermedades, como por e;emplo9 la gripe, que son defensas que duran poco tiempo no
m5s. Fstas defensas se llaman inmunidad natural
I$mu$!+a+ act!2a
2ay vacunas contra ciertas enfermedades contagiosas. .a vacuna tiene microbios d/biles o muertos
de la enfermedad y cuando se inyecta o se toma, el cuerpo fabrica sus propias defensas contra los
microbios y produce resistencia contra la enfermedad. Fsta defensa se llama inmunidad activa.
I$mu$!+a+ pas!2a
"e puede inmunizar con sueros especiales contra ciertas enfermedades o venenos. .os sueros se
hacen de sangre de otras personas o animales que han sufrido la enfermedad y por tienen defensas
en su sangre. .os sueros, como el antiof'dico, el antitet5nico, el antirr5bico, etc. Ftc., dan inmunidad
por muy corto tiempo. Fsta defensa se llama inmunidad pasiva.
VACUNAS
Fs la expresión de microorganismos vivos $bacterias o virus% inactivados o muertos, que al
fraccionarlos inducen en el receptor una respuesta proteica, que al administrarse inducen en el
receptor una respuesta inmune que previene una enfermedad.
34u# es la 2acu$ac!,$5
Fs el m/todo cient'fico, mediante el cual a una persona se le inocula una vacuna a trav/s de
inyecciones o gotas orales, produci/ndole una respuesta del sistema de defensa del organismo que
impedir5 el ingreso del germen causante de la enfermedad cada vez que esta aparezca,
inmuniz5ndola.
"IPOS
- M!croor1a$!smos 2!2os ate$ua+os6 "on preparaciones inmunológicas de virus o bacterias
vivos, que alterados de tal manera que no resulten agresivos como para provocar la
enfermedad, pero si una respuesta inmune importante.
- F;emplo9
- @e ellos son las vacunas contra la polio $oral, fiebre amarilla sarampión, rubeola., parotiditis y
tuberculosis 6&B%.
- 6acterianas9
- Antituberculosa $6&B%.
- Anticol/rica oral
- Antitifoides oral $&epa%.
- 9-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
- ?irales9
- Antisarampionosa
- Antirubeólica
- Antiparotiditica
- 0riple viral $suma de las anteriores%
- Antivaricelosa.
- P? $antipolio sabin oral%
- Antiamar'lica
- M!croor1a$!smos e$teros !$act!2os &muertos*6 suspensiones de bacterias o virus muertos
mediante la acción de desinfectantes como el fenol o formaldehido, estos son virus que no se
reproducen, se necesitan varias dosis con diferentes periodos de tiempo, para inducir la
inmunidad.
- E7emplo +e 2acu$as muertas9 son la antipolio inyectable, gripe y la tos convulsiva. -
6acterianas9
- Anti coqueluchosa9 c/lula entera
- Anti col/rica inyectable
- Antitifoidea
- ?irales9
- P? $antipolio inyectable, tipo salL%
- Antigripal o virus com pleto
- Antihepatitis A
- Antirr5bica
- Prote'nicas pu rificadas $0oxoides%
- Preparaciones obtenidas a partir de toxinas inactivas de bacterias productoras. .as vacunas
toxoides m5s conocidas son las que previenen la difteria y el t/tano.
.a vacunación con estos inmunizantes de las toxinas y los microorganismos patógenos, mediante su
tratamiento con formaldehidoH y despu/s de conseguir su atenuación pasos sucesivos en medios de
cultivo in vitro.
- 6acterianas9
- Antidift/rica $0oxoides%
- Antitet5nica $0oxoides%
- Anticoqueluchosa
- ?irales9
- Antihepatitis 6
- Antig ripal $virus fraccionado%
ES4UEMA DE VACUNACION
F!$al!+a+
&ontribuir a me;orar el nivel de salud de la población mediante el control de enfermedades
inmunoprevenibles.
Ob7et!2o
Fstablecer un esquema y calendario de vacunación a nivel nacional, para facilitar las intervenciones
de la estrategias sanitarias nacional de inmunizaciones $F"EA%
8mb!to +e apl!cac!,$
"e aplicara en los establecimientos p:blicos y privados del sector salud, gobiernos regionales,
locales, F" "A.1@, Polic'a Eacional del Per:, sub sector privado y otros.
- 10-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
ES4UEMA DE VACUNACIÓN
- 11-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
- 12-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
ES4UEMA DE VACUNACIÓN9ESMI9MINSA9PERU :;<:
- 13-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
AC"IVIDAD RE=ULAR
&Vacu$ac!,$ ma>ores +e ? a@os*
- 14-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
VACUNACIÓN DE PERSONAL DE SALUD
VACUNACIÓN COMPLEMEN"ARIA
VACUNACIÓN COMPLEMEN"ARIA
VACUNA ESPECIAL6 Eiños portadores de virus de inmunodeficiencia humana $?A2% o nacido de
madre portadora del ?A2.
- 15-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
- 16-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
UNIDAD III
LA CADENA DE FRIO
LA CADENA DE FR0O DE LAS VACUNAS
Co$cepto
"e define como cadena de fr'o a la serie de elementos y actividades necesarias para garantizar la
potencia inmunizante de las vacunas desde su fabricación hasta la administración de /stas a la
población. Fs preciso, no obstante, señalar que este concepto se ha ampliado en los :ltimos años,
especialmente en los pa'ses donde la vacunación ha pasado a ser una actividad generalizada y
llevada a cabo mediante programas de inmunización. &omo finalidad de optimizar la eficacia y la
eficiencia de estos programas, ha sido preciso contemplar, adem5s del abastecimiento de vacunas a
la población en condiciones óptimas de conservación $cl5sicamente definido como mantenimiento de
la cadena de fr'o%, una planificación operativa que permita garantizar la calidad integral de la
vacunación. Fsta planificación es la que se denomina 4log'stica de los programas de inmunización4.
Apl!cac!,$ +e la lo1Ast!ca e$ las %ases +e la ca+e$a +e %r!o
Fl /xito de la e;ecución o de la implantación de un programa, de un proyecto o de una intervención,
depende de un con;unto de elementos que van desde la elección de las estrategias a utilizar con los
individuos implicados, hasta de la estructuración y de la clasificación de operaciones. Fn este
sentido, la planificación log'stica aplicada a los programas de vacunación conlleva, adem5s del
an5lisis del equipamiento necesario, la ordenación de actividades que han de llevarse a cabo en
cada una de las fases de la cadena del fr'o. .os recursos necesarios y la organización de actividades
a realizar, variar5n no sólo en función de la fase que se trate, sino tambi/n del nivel donde se aplique
la planificación log'stica. 0eniendo en cuenta estos aspectos, en esta sección se especifican los
recursos y las actividades, clasificados seg:n la fase de la cadena del fr'o y adaptados al nivel de
aplicación.
Para la distribución de vacunas9 neveras port5tiles, ca;as isot/rmicas o porta7vacunas. .a utilización
de uno u otro elemento vendr5 condicionado por9
a) Fl tipo de vacunas a transportar
b) Fl volumen
c) .a temperatura ambiente durante el transporte
d) Fl tiempo m5ximo de recorrido
&omo norma general deber5n utilizarse neveras port5tiles dotadas de acumuladores de fr'o y
controlador de tem peratura.
Fn todo caso deber5 tenerse en cuenta la 4duración de la refrigeración4, es decir el tiempo que tarda,
sin aberturas, la temperatura interior en pasar de 7DJ& a #)J& tras la exposición a una tem peratura
ambiente
Fases +e la ca+e$a +e %r!o
@esde que se fabrican hasta que se administran, las vacunas pasan por las fases de distribución,
almacenamiento y manipulación. .as actividades y recursos necesarios para desarrollar los
programas de vacunas, var'an sensiblemente en cada una de estas fases. Al realizar la planificación
log'stica, habr5 que adecuar los recursos y las actividades de cada una de las fases de fr'o, al nivel
donde se aplique.
- 17-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
ELEMEN"OS DE LA CADENA DEL FR0O
Recursos )uma$os
.a comple;idad en la planificación, la gestión y la e;ecución de los programas de inmunización, es
cada vez mayor. Fl incremento de las vacunaciones infantiles, la potenciación de la vacunación de la
población adulta y la aparición de nuevas vacunas, son entre otras, las causas del incremento de los
programas de vacunaciones, en los :ltimos años. Fste incremento hace cada vez m5s evidente la
necesidad de adecuar los recursos humanos a las nuevas caracter'sticas de estos programas Fn
este sentido, tanto especialistas en la cadena del fr'o como en log'stica, coinciden en que un
elemento clave para el buen funcionamiento de los programas de vacunación es la figura del
responsable de vacunas, siendo necesaria la designación de un responsable de vacunas en cada
nivel de aplicación .a persona designada estar5 formada en todos los aspectos relativos a la cadena
de fr'o, a la log'stica, y a la termo estabilidad de las vacunas. &omo principales actividades, el
responsable de vacunas tendr5 asignado el control y cuidado del equipamiento as' como la
coordinación y e;ecución de todas aquellas actividades relativas a la gestión de los programas de
inmunización, en su 5mbito de competencia.
Recursos mater!ales
Fxisten en el mercado una gran diversidad de art'culos para el transporte, almacena;e, distribución y
aplicación de vacunas. Por esta razón es importante antes de adquirir cualquiera de ellos, hacer un
estudio de las necesidades y adaptar los elementos a /stas. @e no ser as', puede ocurrir, por
e;emplo, que al comprar una nevera no se tenga en cuenta que /sta ha de disponer de congelador
para acumuladoresH tambi/n pude suceder, que disponiendo de una gran c5mara frigor'fica, no se
disponga de termógrafo o, como se ha observado en m:ltiples ocasiones, que la capacidad de la
c5mara o nevera no sea la adecuada al volu men medio de vacunas a almacenar.
Fl almacenamiento del biológico a nivel local se debe realizar en refrigeradores, en el caso de
refrigeradores dom/sticos, se recomienda que sean equipos de una sola puerta, convencionales.
Recome$+ac!o$es 1e$erales +e ma$te$!m!e$to +e las re%r!1era+oras > $e2eras
.as siguientes recomendaciones se deben aplicar para el mane;o y mantenimiento de ref rigeradores
y neveras dom/sticas, para asegurar la calidad de las vacunas9
· Anstalar la nevera a la sombra y le;os de toda fuente de calor, a la sombra, a unos #3 cm. de
distancia, como m'nimo de la pared y del techo, en posición perfectamente nivelada. 1na
forma sencilla de comprobar si existe desnivel en el piso, es colocar sobre la refrigeradora o
nevera un plato con agua y observar la posición del l'quido.
· &uando la nevera se detenga, revise los fusibles antes de llamar al t/cnico.
· &ompruebe si la nevera est5 bien enchufada $debe estar enchufada directamente a la red, y
no por medio de alargaderas% .a temperatura se puede regular haciendo girar el botón de
control. Fnfr'a m5s hacia los n:meros m5s altos o hacia donde dice m5s fr'o.
· 0odas las neveras deben tener un termómetro. @iariamente, se debe verificar la temperatura
interior de la refrigeradora o nevera, que debe mantenerse entre 2J& y +J&.
· @iariamente se debe registrar la temperatura de la nevera, en la ho;a de control de
temperatura de la red de fr'o.
· Fn el congelador, se deben colocar determinados n:meros de paquetes fr'os que puedan
congelarse en un periodo de 2, horas, teniendo cuidado que la temperatura interna del
refrigerador no exceda de + grados &.
· Fn los estantes inferiores de la nevera, se deben ubicar botellas llenas de agua cerradas,
esto permite estabilizar y recuperar la temperatura interna m5s r5pidamente despu/s de abrir
la puerta. Fstas botellas deben guardar entre s' una distancia de 2,3 cm y a similar distancia
de las paredes del refrigerador para que el aire que se encuentra dentro circule.
Pruebas realizadas a una temperatura ambiente, confirmaron que una nevera tarda #2) minutos en
- 18-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
recuperar la temperatura interna, cuando no se utilizan botellas con agua, y 32 minutos cuando se
utilizan estas.
· .os frascos de vacuna se deben acomodar en bande;as, las que se colocan en los estantes
centrales de la nevera.
· Eo se deben guardar vacunas en los estantes inferiores ni en la puerta. !antener la puerta
siempre bien cerrada.
· Eo se deben amontonar vacunas. 2ay que de;ar un espacio entre /stas para que circule el
aire fr'o entre las vacunas.
· .as vacunas susceptibles al congelamiento deben ser almacenadas en el segundo estante
del refrigerador o nevera.
· "emanalmente, debe verificarse la formación de hielo en el evaporador y en el congelador. "i
el grosor de la capa de hielo es superior a =7#) mm, es necesario descongelar la
refrigeradora o nevera.
· "i se tiene que apagar la nevera por cualquier circunstancia, se deben guardar las vacunas
tem poralmente en un termo o ca;a fr'a.
Ca7as t#rm!cas
"on ca;as con estructura aislante de poliuretano inyectado, recubierta con pl5stico u otro material
af'n con cierre herm/tico y capacidad para acomodar los paquetes fr'os alrededor de las vacunas.
"e em plea en transporte del nivel nacional al regional y en general cuando se necesita transportar y
conservar biológicos de #= a =) o m5s horas.
"ermos
"on recipientes de pequeñas dimensiones fabricado con paredes aislantes de poliuretano y
polietileno. 1tilizados para el transporte de vacunas entre el nivel central, regional y8o local. "on
indicados para cumplir actividades de vacunación intra y extramural.
"eg:n el tipo y calidad del termo, puede mantener y conservar las vacunas por lapsos de , a +
horas.
A!slam!e$to > comportam!e$to +el a!re e$ u$ e(u!pam!e$to )or!-o$tal
&omo es bien conocido por ley f'sica 4el aire caliente siempre tiende a subir, mientras que el aire fr'o
tiende a ba;ar4. Por esta razón, todos los equipos aprobados por !", P" y 1EA&FG cuentan con
diseño 2orizontal para el transporte de vacunas, ya que este diseño permite que la temperatura se
conserve en condiciones óptimas as' sea abierto, esta es una de las razones por las cuales los
refrigeradores horizontales logran mantener la temperatura por deba;o de +O&. 2asta por ,+ horas a
una tem peratura ambiental.
"erm,metros
&onstituyen un elemento importante para la monitorización y el control de la temperatura de los
equipos frigor'ficos. @ebe permanecer en el estante intermedio del refrigerador o ubicarse en las
bande;as que contienen las vacunas, no debe retirarse de este lugar, a no ser que sea necesario
para efectuar la limpieza y desinfección de la nevera o refrigerador. Fxisten varios sistemas que se
pueden adecuar a cada necesidad espec'fica $Alcohol, 6imetal, @igital% ante lo cual lo me;or es
buscar buena asesor'a para obtener el me;or producto, a me;or precio y ante todo lograr que la
inversión sea a 4largo plazo4.
PLAN IFICACIÓN EN EL MANEBO DE LA CADENA DE FR0O
.a planificación en el mane;o de la cadena de fr'o consiste en definir y programar los diversos pasos
de la vacuna desde su fabricación hasta su aplicación.
.a cadena de fr'o, se inicia en los laboratorios de producción de vacunas, desde all' se env'an a los
niveles centrales de los pa'ses, estos a su vez las env'an a los niveles regionales para luego ser
distribuidas a los niveles locales, puestos de vacunación o centros de salud.
El proceso co$sta +e6
- 19-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
· @eterminación de las dosis y equipos requeridos para el transporte y conservación en cada
nivel.
· Programación de veh'culos, rutas y tiempos para el transporte.
· @efinición de los sistemas de almacenamiento, suministro y aplicación a la población,
teniendo en cuenta el equipo humano que es quien realiza la planeación del traba;o de la
cadena de fr'o y colaborar5 en su e;ecución.
"e considera que en el /xito de la cobertura de vacunación influyen los siguientes aspectos9 P
Fstimación correcta de las dosis de vacunas requeridas.
P !ane;o adecuado en el transporte y la conservaciónH esto hace que el traba;o de cada una de las
personas que participan en el transporte, conservación, distribución y aplicación de las vacunas sea
de vital importancia, pues un inadecuado paso en uno de estos procesos puede traer consecuencias
graves en el estado de la vacuna y por lo tanto sobre la población.
Co$trol a la recepc!,$
A la recepción de las vacunas debe comprobarse9
a) Iue el tipo de vacuna y n:mero de dosis recibidas corresponde al pedido solicitado
a) Iue los frascos de vacuna est/n en perfecto estado y que lleven el correspondiente etiqueta;e
b) Iue las vacunas no han estado expuestas a temperaturas indeseables, verificando los
indicadores de temperatura y realizando el 4test por agitación4 cuando se trate de las vacunas @0G,
@0 y 0 y /stas no vengan provistas de indicador de alerta de congelación.
tra de las actividades a llevar a cabo tras la recepción de vacunas es el registro de entrada en el
cual se har5 constar9
· Gecha de recepción
· Procedencia
· 0emperatura de recepción
· 0ipo de vacuna
· Presentación $monodosis 8 multidosis%
· E:mero de dosis
· .ote
· Gecha de caducidad
Co$trol +e +!str!buc!,$
Al preparar las vacunas para su distribución se deber5n tener en cuenta los siguientes puntos9
?erificar la fecha de caducidad de las vacunas a distribuir. 1tilizar siempre antes las vacunas de
caducidad m5s próxima
b) Adecuar la disposición de los acumuladores de fr'o y de las vacunas dentro del elemento de
transporte $nevera, porta7vacunas, etc.% en función de las caracter'sticas espec'ficas de
termoestabilidad de las vacunas a distribuir. &omo norma general para todas las vacunas, los
acumuladores de fr'o no han de estar en contacto con las mismas durante su transporte o
almacena;e. &uando se trate de manufacturar vacunas sensibles a las ba;as temperaturas debe de
evitarse el riesgo de congelación por contacto. "i se utilizan indicadores para acumuladores de fr'o
habr5 que esperar a que vire el color del indicador antes de proceder a la manufacturación de las
vacunas. Fn el caso de no disponer de indicadores, los acumuladores deber5n tenerse a
temperatura ambiente $alrededor de #) ó #3 minutos% antes de poder disponer de ellos para
transportar las vacunas% Anformar al personal que realizar5 el transporte sobre la importancia del
mantenimiento de la cadena del fr'o.
0oda distribución de vacunas debe quedar registrada haciendo constar9
· Gecha de salida
· &entro de destino
· 0emperatura de salida
· 0ipo de vacuna
- 20-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
· Presentación $monodosis 8 multidosis%
· E:mero de dosis
· .ote
· Gecha de caducidad
Almace$a7e +e 2acu$as
@e las tres fases de la cadena del fr'o, esta es quiz5s la m5s comple;a en cuanto a las actividades a
realizar, puesto que es en esta etapa cuando se deber5n realizar las previsiones de vacunas y el
control de stocLs. 0ambi/n los registros de temperatura toman una especial importancia en la fase
de almacena;e ya que la ruptura de la cadena del fr'o en esta fase, puede suponer el
desabastecimiento de vacunas a la población.
Fquipamiento para el almacena;e de vacunas
· &5maras frigor'ficas
· Grigor'ficos
· Eeveras port5tiles
· &ongeladores
· Acumuladores de fr'o
· &ontroladores de tem peratura para el almacena;e de vacunas
· Prendas aislantes para los manipuladores de vacunas en c5maras frigor'ficas
· Buantes para la manipulación de vacunas manufacturadas con nieve carbónica
Para el almacena;e de vacunas a nivel central o en los centros de distribución regionales, se
aconse;a la instalación de c5maras frigor'ficas que permitan almacenar grandes cantidades de
vacuna. Al realizar el c5lculo de la capacidad de cubica;e necesaria podr5n tenerse en cuenta los
datos aportados en el informe de la !" a este respecto, donde se establece la capacidad de
cubica;e necesaria en base al n:mero de habitantes. Fstos datos deben utilizarse a t'tulo orientativo,
teniendo en consideración que el c5lculo est5 realizado para el almacenamiento de las vacunas
sistem5ticas y en presentaciones multidosis. Para las c5maras fr'as, el c5lculo estimativo del
volumen necesario es de #)) mD de capacidad por millón de habitantes. Fn los centros de
distribución no ser5 imprescindible la instalación de c5maras fr'as, pudiendo utilizarse neveras de
gran cubica;e. Fstas neveras, seg:n los datos aportados en el informe de la !" anteriormente
mencionado, deber5n tener una capacidad aproximada de D3) litros por millón de habitantes. Fn los
centros de vacunación, el elemento de elección ser5 el frigor'fico. Qstos deber5n tener, como
m'nimo, una autonom'a de = horas y una capacidad m'nima de D,D litros por cada #).))) habitantes.
Fn todos los niveles de almacena;e se deber5 tener en cuenta la disponibilidad de acumuladores de
fr'o y congelador para /stos. A nivel central y en los centros de distribución regionales y sectoriales,
es aconse;able disponer de un congelador espec'fico para acumuladores, dado que en estos centros
es donde se lleva a cabo la manufacturación de vacunas y por tanto donde se precisar5 mayor
n:mero de acumuladores. Fn el centro vacunación, bastar5 con que el frigor'fico tenga un
compartimento congelador donde almacenar los acumuladores.
Fn todos los niveles de almacena;e se deber5 disponer de una nevera auxiliar de referencia donde
almacenar las vacunas en caso de aver'a de la nevera principal o durante la limpieza de /sta. Fn el
caso de los centros bastar5 con disponer de otra nevera en el propio centro $nevera port5til o
frigor'fico auxiliar%, mientras que en los centros de distribución regionales y sectoriales, al almacenar
grandes cantidades de vacunas, no siempre ser5 posible disponer de una nevera o c5mara auxiliar
de la misma capacidad que la principal, por esta razón, se aconse;a tener identificada una nevera o
c5mara de referencia donde poder depositar los stocLs en caso de emergencia $centro de
distribución de nivel superior, hospital m5s cercano, etc.%
&omo se ha mencionado anteriormente, es en la fase de almacenamiento donde los registros de
temperatura tienen mayor importancia dado que la vacuna puede permanecer durante largos
per'odos de tiempo almacenada antes de ser administrada a la población Para que estos registros
- 21-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
sean de calidad, es preciso que los controladores de temperatura sean los adecuados y est/n en
perfecto estado de funcionamiento.
.os controladores de temperatura aconse;ados para c5maras fr'as y neveras de gran cubica;e, son
los que permiten el registro continuo de temperatura. Por esta razón, a nivel central y en los centros
de distribución regional y sectorial se dispondr5 de termógrafos para el control de la temperatura de
almacena;e. Para el control de la temperatura de almacena;e en pequeños frigor'ficos, tambi/n
pueden utilizarse termógrafos, no obstante, el elemento idóneo para este tipo de frigor'ficos ser5 el
termómetro de m5ximas y m'nimas o el termómetro digital.
ES"ABLECIMIEN"O DE NORMAS PARA EL ALMACENABE DE VACUNAS
Ub!cac!,$
Al colocar las vacunas en la c5mara, nevera o frigor'fico, deber5n tenerse en cuenta tres aspectos9 la
termoestabilidad, la accesibilidad y la caducidad. Fs conveniente almacenar las vacunas m5s
termol5biles, es decir, las menos resistentes a temperaturas elevadas, en las zonas m5s fr'as de la
c5mara o nevera, reservando las zonas menos fr'as para el almacenamiento de las vacunas m5s
termoestables. &uando se trate de almacenar vacunas en frigor'ficos, nunca deber5n colocarse
/stas en la puerta del mismo. Fn cuanto a la accesibilidad, es importante, sobre todo cuando se trate
de c5maras o neveras grandes, que las vacunas de uso m5s com:n se almacenen en las zonas o
espacios m5s f5cilmente accesibles ya que, durante el almacena;e de vacunas, no sólo debe
acotarse el n:mero de aperturas sino limitar la duración de /stas. Fn caso de almacenar lotes de
distinta caducidad, siempre ser5n los de caducidad m5s próxima los que tengan prioridad de sal ida.
Se@al!-ac!,$
Fs aconse;able la señalización $mediante un plano o croquis colocado en el exterior de la c5mara,
nevera o frigor'fico% de la ubicación de las vacunas en el interior, con la finalidad de facilitar su
localización, evitar aperturas innecesarias y limitar el tiempo de /stas. Fn el interior de la c5mara
tambi/n deben señalizarse los estantes o las zonas de almacena;e indicando9 el tipo de vacuna, el
laboratorio, el lote, la caducidad y el n:mero de dosis almacenadas.
Co$trol +e almace$am!e$to +e 2acu$as
Fxisten dos tipos de control que deben llevarse a cabo en el almacenamiento de vacunas9
9 SOBRE LA CALIDAD DE LAS VACUNAS ALMACENADAS6
A. CON"ROL RE=ULAR DE LA "EMPERA"URA DE ALMACENABE6
Para que las vacunas conserven su actividad deber5n estar almacenadas a la temperatura idónea.
"ólo el control diario de la temperatura de almacena;e, efectuado por el personal responsable de
vacunas, permitir5 garantizar el buen funcionamiento de la cadena del fr'o. Fn caso de no disponer
de registro continuo de temperatura, /sta deber5 ser controlada y registrada dos veces al d'a, una
por la mañana y otra por la tarde. &ualquier anomal'a detectada deber5 comunicarse r5pidamente a
los servicios de mantenimiento.
B. CON"ROL DE LA AC"IVIDAD DE LAS VACUNAS
.a actividad de las vacunas es controlada por el fabricante antes de su venta y distribución. Eo
obstante, si sobreviene un fallo en la cadena del fr'o, la vacuna puede ser sometida a nuevas
pruebas para determinar su actividad. Aunque, debido a la comple;idad de este tipo de pruebas y al
coste de las mismas, siempre que haya una ruptura de la cadena del fr'o es aconse;able comunicar
/sta al &entro de @istribución &entral para valorar el incidente y determinar las actuaciones a seguir.
C. CON"ROL DE LA CON=ELACIÓN DE LAS VACUNAS
Fn el caso de no disponer de registro continuo de temperatura $2,h%, es conveniente verificar, al
iniciar la ;ornada, que las vacunas no han estado congeladas. Para lo cual deber5 realizarse el 4test
de agitación4. Fste es un test pr5ctico, económico y fiable que consiste en agitar en/rgicamente un
vial de toxoide presuntamente congelado coloc5ndolo despu/s sobre una superficie plana y ante
- 22-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
una luz. "e repite la operación con otro vial que no haya sido congelado, de la misma vacuna y del
mismo fabricante y se comparan. Fn el momento mismo de la realización del test la vacuna no
congelada aparece lisa y turbia, mientras que la congelada presenta gr5nulos y menos turbidez. Fsta
diferencia se hace m5s evidente pasados unos minutos, as' pues, si observamos el vial a los quince
minutos de la realización del test, observaremos que la vacuna no congelada permanece lisa y
turbia, mientras que en la congelada aparece un sedimento en el fondo del vial. Pasados treinta
minutos, la vacuna no congelada empieza a aclararse pero no tiene sedimento, mientras la vacuna
congelada es casi completamente clara y con un sedimento denso. "i finalmente observamos los
viales al cabo de una hora, veremos que la vacuna no congelada se mantiene medio clara con un
sedimento turbio y espeso que se mueve cuando se inclina el frasco mientras que la vacuna
congelada aparece completamente sedimentada, con un sedimento que apenas se mueve al inclinar
el frasco. Fs recomendable realizar este test en el momento de la recepción de las vacunas y ante la
sospecha de que hayan podido congelarse durante el almacenamiento.
DC CON"ROL DE LA CADUCIDAD DE LAS VACUNAS
Fn dos registros de almacena;e de vacunas deber5 constar la fecha de caducidad de cada uno de
los lotes con la finalidad de dar salida a vacunas de caducidad m5s próxima.
9 SOBRE LA CAN"IDAD DE VACUNAS ALMACENADAS
.os registros de entradas y salidas de vacuna en la fase de almacena;e ser5n b5sicamente los
mismos que en la fase de recepción y distribución de vacunas. "olo que en esta fase es
imprescindible el registro constante de stocLs para poder conocer en todo momento las existencias
de vacunas. .as vacunas que deban salir del almac/n como consecuencia de su caducidad o
deterioro deber5n tener los mismos registros de salida que si se tratara de una distribución, haciendo
constar el concepto de salida $vacuna caducada o deteriorada% Aunque los registros de entradas y
salidas de vacunas se lleven cabo con gran rigurosidad, la aparición de errores en los mismos es
frecuente. Para minimizar estos errores, debe realizarse de forma periódica el cuadra;e de stocLs
$comprobación de que la cantidad de vacuna almacenada seg:n consta en el registro corresponde a
la cantidad real almacenada% .a cadencia m'nima establecida para la realización del cuadra;e de
stocLs es de9 una vez por semana en los puestos de vacunación y una vez al mes en los centros de
distribución.
ADMINIS"RACIÓN DE VACUNAS
Aca se describen los elementos y las actividades correspondientes a la :ltima fase de la cadena del
fr'o, es decir a la de administración de vacunas. Fsta fase se diferencia de las dem5s $recepción,
distribución y almacena;e% en que tiene un solo nivel de aplicación9 el punto de vacunación. Fn el
cual se llevan a cabo, adem5s de las actividades concernientes a las fases antes mencionadas, las
relativas a la inmunización de la población. Fl volumen de vacunas que se gestiona a nivel del
puesto de vacunación hace que la recepción, la distribución y el almacena;e sean menos comple;os
que en los dem5s niveles. Eo obstante, el incremento y diversificación de las actividades a este nivel
hace que sea especialmente importante la especificación y ordenación de las mismas. "obre todo, si
se tiene en cuenta que es, en la fase de administración, cuando se producen mayor n:mero de
errores en la manipulación de vacunas y mayor frecuencia de fallos en el mantenimiento de la
cadena del fr'o siendo a la vez, en esta fase, donde estos fallos o errores suelen ser irreversibles.
NIVELES DE ADMINIS"RACIÓN DE VACUNAS
.a administración de vacunas es la :nica de las fases de la cadena del fr'o que tiene un sólo nivel
de aplicación el punto de vacunación. Aunque en algunos casos pueden realizarse vacunaciones
fuera de /ste, como por e;emplo al vacunar en las escuelas o al realizar campañas masivas de
vacunación, la planificación, la gestión y el control de la administración de vacunas se debe llevar a
cabo desde el centro de salud correspondiente. Por esta razón, al hablar de niveles de aplicación en
la administración de vacunas sólo nos referiremos al punto de vacunación.
- 23-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
Fl elemento de elección para el almacenamiento de vacunas en el centro de salud, ser5 un frigor'fico
con congelador. @ebiendo disponer as' mismo de neveras port5tiles para el transporte de vacunas
en las vacunaciones fuera del centro o bien para la recogida de /stas del centro de distribución. .as
neveras port5tiles tambi/n podr5n utilizarse como recurso de emergencia para almacenar las
vacunas en caso de aver'a de la nevera principal o durante la limpieza de /sta. Para este tipo de
frigor'ficos, se recomiendan acumuladores de fr'o de ),,) litros de volumen. .as bande;as deben ser
de malla met5lica o tener perforaciones en la base para evitar acumulación de agua que podr'a
despegar y dañar las etiquetas de los frascos. @e este modo, los frascos y ampollas se mantendr5n
limpios y secos y, a la vez, se propiciar5 la circulación del aire fr'o dentro de la nevera. Fstas
bande;as se utilizar5n para mantener las vacunas de forma ordenada dentro de la nevera y los
frascos clasificados, facilitando as' como la identificación de cada vacuna.
AC"IVIDADES CONCERNIEN"ES A LA ADMINIS"RACIÓN DE VACUNAS
D MAN"ENIMIEN"O DEL E4UIPAMIEN"O
9 EL CON=ELADOR
Anspeccionar diariamente el congelador y comprobar que no haya habido descongelación o que capa
de hielo no tiene un grosor superior a 3 mm. 1n sistema pr5ctico para poder com probar si se ha
producido descongelación, es colocar sobre la placa del congelador un par de cubitos de hielo. "i, al
inspeccionar el congelador, los cubitos han perdido su forma inicio, significar5 que ha existido un
ciclo de descongelación y congelación. &uando el grosor de la capa de hielo del congelador supere
los 3mm, deber5 procederse a su descongelación. .os acumuladores se refrigerar5n en la nevera
antes de colocarlos en el congelador. Al almacenarlos en el congelador deber5n colocarse sobre la
placa de /ste y no apilados unos sobre otros. Fn el congeladorH es conveniente disponer siempre de
acumuladores congelados. Fsto contribuir5 a que la temperatura de congelador sea m5s fr'a y por
tanto a que los nuevos acumuladores se congelen con mayor rapidez.
9 LAS NEVERAS
.a nevera y su contenido deben ser inspeccionados diariamente. ?erificar que las vacunas est5n
convenientemente almacenadas y asegurarse de que el aire circula suficientemente entre los
envases de vacuna. 0ener siempre botellas de agua $o acumuladores llenos de agua% colocados en
los espacios libres de la nevera con la finalidad de estabilizar m5s r5pidamente la temperatura en
caso de aperturas y de aumentar la duración de la refrigeración en caso de aver'a.
Para evitar que el agua de las botellas se utilice para beber, se aconse;a llenarlas de agua con sal
indicando de forma visible en la botella 4contiene agua salada4. Fvitar siempre el almacenamiento de
bebidas o alimentos en la nevera, ya que el calor de los alimentos y de las bebidas, as' como la
apertura reiterada de la puerta para meterlos o sacarlos, har5n aumentar la temperatura interior de la
nevera, lo cual puede deteriorar las vacunas. &uando se utilicen las neveras port5tiles, deber5
tenerse la precaución de limpiarlas despu/s de cada uso y quitarles la tapadera, para facilitar su
secado. @espu/s de cada utilización es conveniente examinar las paredes internas y externas de la
nevera para detectar la aparición de fisuras o grietas, en cuyo caso, y de no poder repararlas, se
deber5 cam biar la nevera.
.a exposición directa al sol de estas neveras puede provocar la aparición de estas fisuras o
abombamiento, por lo que siempre deber5 evitarse dicha exposición.
D CON"ROL DE LA RECEPCIÓN DE VACUNAS
A la recepción de las vacunas se debe verificar9
a) que los acumuladores de fr'o contengan hielo
b) que ning:n frasco de vacunas est/ congelado
c) que los frascos lleven siempre sus etiquetas correspondientes
a) que la cantidad de vacuna recibida es la solicitada y que ning:n frasco de vacuna o de disolvente
est/ roto.
- 24-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
Adem5s, el responsable de la recepción deber5 efectuar el 4test de agitación4 si sospecha que
alguna vacuna ha podido ser congelada. "i se dispone de indicador de alerta de congelación,
verificar que las vacunas no han estado expuestas a tem peraturas susceptibles de congelar'as. As'
mismo, si se dispone de ficha de control de la cadena del fr'o, /sta deber5 verificarse para descartar
que las vacunas hayan estado expuestas a una temperatura demasiado elevada.
D CON"ROL DEL ALMACENABE DE VACUNAS
Fn el caso de no disponer de registro continuo de temperatura, /sta deber5 controlarse y registrarse
dos veces al d'a, una por la mañana y otra por la tarde. 1na vez al mes, la nevera deber5 ser
examinada en busca de vacunas caducadas, que ser5n eliminadas o conservadas fuera de la nevera
con una etiqueta bien visible, para evitar su administración accidental antes de su eliminación
definitiva. Fn los viales multidosis abiertos deber5 constar la fecha de apertura. Fs aconse;able no
tener varios viales abiertos a la vez. @eben registrarse diariamente las entradas y salidas de vacunas
para conocer en todo momento el stocL de vacunas disponibles. .a tenencia de registros correctos y
actualizados permite prever con mayor precisión los pedidos de vacunas o de cualquier otro material
del programa.
D CON"ROL DE LA DIS"RIBUCIÓN DE VACUNAS
Al preparar la distribución de vacunas en neveras port5tiles deber5n observarse los siguientes
puntos9
a) "acar los acumuladores del congelador y esperar entre #) y #3 minutos antes de colocarlos en la
nevera
b) &olocar los acumuladores alrededor de las paredes interiores de la nevera.
.a falta de alguno de los elementos mencionados o la ausencia de calidad en las actividades a
realizar pueden conllevar la ruptura de la cadena del fr'o o deficiencias en la buena pr5ctica de la
vacunación. Fn este sentido, la aplicación de sistemas log'sticos en los programas de inmunización
ha conllevado una serie de me;oras tanto en la planificación de los mismos, como en su gestión y
e;ecución9 la optimización de los recursos, el aumento de la eficacia y de la eficiencia, el
acercamiento de las vacunas a la población y una mayor calidad en la vacunación.
FAC"ORES DE MAEOR INFLUENCIA EN LA ES"ABILIDAD DE LAS VACUNAS
7 .a humedad afecta a las vacunas liofilizadas.
7 Fl tiempo afecta a las vacunas de microorganismos vivos.
7 .a luz afecta a las vacunas de virus vivos.
7 .a tem peratura tiene efecto acumulativo.
LAS VACUNASF POR LO =ENERALF PUEDEN VERSE AFEC"ADAS POR LA LU. O LA
"EMPERA"URAC
VACUNAS 4UE NO DEBEN CON=ELARSE6
v 6&B
v &R.F<A
v @0P $solas o en com binación%
v 2AF!P2A.1" AEG.1FESAF 0AP 6
v 2FPA0A0A" 6
v 2FPA0A0A" A
v AEG.1FESA
v !FEAEB&&A&A
v EF1!&&A&A
v P.A!AF.A0A" $0AP "A.K%
v <A6AA
v "<P $solas o en com binación%
v 0AG1" $oral o inyectable%
- 25-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
VACUNAS 4UE PUEDEN O DEBEN CON=ELARSE6
T GAF6<F A!A<A..A
T P.A!AF.A0A" <A.
T ?A<A&F.A
VACUNAS 4UE DEBEN PRO"E=ERSE DE LA LU. RI=UROSAMEN"E6
o 6&B
o P.A!AF.A0A" <A.
o "<P $separadas o en combinación de una vez reconstituidas%
ES"RA"E=IAS PARA CONSE=UIR LA SE=URIDAD DE LAS INMUNI.ACIONES
1n planteamiento global de la seguridad de las inmunizaciones abarca, la calidad de las vacunas, el
mantenimiento de la cadena del fr'o, la administración de las vacunas, la comunicación de
información adecuada sobre las inmunizaciones, la eliminación de las agu;as e instrumentos
cortantes y la vigilancia de los sucesos adversos posteriores a las inmunizaciones. .a cultura de la
seguridad de las inmunizaciones debe practicarse a todos los niveles del sistema de atención de
salud. Para ello es necesario todo un con;unto de poderosos mensa;es de defensa y formación.
!antener la cadena del fr'o9
P 2ay que mantener las temperaturas de almacenamiento recomendadas.
P @eben comprobarse las fechas de caducidad de las vacunas.
P E hay que congelar la 6&B si el diluyente est5 incluido en el embala;e.
P 2ay que cerciorarse de que, en cualquier fase de la cadena del fr'o, las vacunas se transportan a
temperaturas de entre 2 y +J&.
.a vacuna de la polio puede descongelarse y congelarse de nuevo sin que corra peligro de
degradarse.
.as vacunas AP?, difteria 7 tos ferina 7 t/tanos, @0, hepatitis 6 y 00 quedan gravemente dañadas si
se mantienen congeladas a temperaturas inferiores a )J&. 1na vez que se ha degradado por haber
estado expuesta al fr'o o al calor, la vacuna no puede regenerarse volviendo a establecer la
temperatura de almacenamiento adecuada.
&uando se degradan por exposición al calor, las vacunas no cambian de aspecto. Por ello una
prueba completa de laboratorio es el :nico medio de comprobar si una vacuna contenida en una
ampolla ha perdido su potencialidad.
Lo1Ast!ca > ca+e$a +e %rAo
1EA&FG apoya de diversas maneras los programas nacionales de inmunización. 1na de las
cuestiones m5s importantes de sus programas es la que se refiere a la cadena de fr'o y el sistema
de log'stica, pues las vacunas son productos biológicos que deben mantenerse a temperaturas
precisas y estables, por lo general de 2J& a +J& $entre D= O G y ,3O G%. Fl concepto de cadena de fr'o
se refiere al equipo de almacenamiento y transporte que posibilita que las vacunas se mantengan a
esa temperatura desde que abandonan el lugar de fabricación hasta que son empleadas en un
puesto de vacunación, una cl'nica o un hospital.
Fl sistema de log'stica y cadena de fr'o incluye9 #% un sistema de información administrativa capaz
de recopilar y suministrar datosH 2% un sistema de control de inventario que garantice la correcta
administración de todos los suministrosH D% el almacenamiento con capacidad y calidad suficientes
para garantizar la integridad de los mismosH ,% un sistema de mantenimiento8distribución para el
transporte eficiente de cada sesión de inmunizaciónH y 3% un n:mero suficiente de personal
capacitado en todos los niveles, con la supervisión adecuada.
- 26-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
UNIDAD IV
LOS ESAVI
Co$cepto +e ESAVI
1n F"A?A es un cuadro cl'nico que tiene lugar despu/s de la administración de una vacuna, que
podr'a o no estar relacionado con esta y que causa gran preocupación en la población. Para
garantizar la seguridad de la inmunización, es necesario analizar cada tipo de vacuna que se va a
administrar, su composición, forma de administración y los factores de riesgo del hu/sped.
CaracterAst!cas 1e$erales +e las 2acu$as > t!pos +e 2acu$as
&aracter'sticas generales
· provocar una respuesta inmunitaria apropiada,
· conferir protección duradera,
· ser seguras,
· ser estables,
· haberse acopiado en cantidades suficientes.
0ipos de vacunas
2ay fundamentalmente dos tipos de vacunas9 vacunas vivas atenuadas y vacunas inactivadas
.as vacunas vivas atenuadas $replicativas% se obtienen por la modificación en el laboratorio de un
virus o bacteria $salva;e% que produce enfermedad. Fstas vacunas tienen la capacidad de replicarse
$crecer% en el organismo y producir inmunidad, y no suelen causar enfermedad.
.as vacunas inactivadas $no replicativas% est5n compuestas por virus o bacterias, o por fracciones
de estos. Fstas fracciones pueden ser9
· Prote'nas $toxoides, toxinas bacterianas inactivadas%H
·Polisac5ridos $compuestas por la pared celular de las bacterias%H en estas vacunas, el
polisac5rido se une qu'micamente a una prote'na. Fl proceso, llamado con;ugación, permite
que la vacuna sea m5s eficaz, pues induce una me;or respuesta del sistema inmunitario,
especialmente en los menores de 2 añosH
· "ubunidades o subviriones.
2ay vacunas inactivadas que se elaboran mediante ingenier'a gen/tica, como la vacuna
recombinante contra la hepatitis 6.
Fs importante conocer el tipo de vacuna que se va a administrar, porque de ello depende la forma de
administración, las indicaciones, el intervalo entre dosis, la duración de la inmunidad $en general las
vacunas de virus vivos confieren protección m5s prolongada%, la eficacia y la aparición de eventos
adversos.
?acunas vivas atenuadas
@erivan directamente del agente causante de la enfermedad, ya sea un virus o una bacteria. Fstos
microorganismos se debilitan en un laboratorio, por lo general mediante cultivos repetidos. Para
producir una respuesta inmunitaria deben replicarse en la persona vacunada. &uando ello ocurre,
por lo general no causan enfermedad, tal como lo har'a la infección natural, y si lo hicieran esta suele
ser leve y se la considera un evento adverso no deseado.
Ante estas vacunas el sistema inmunitario responde igual que ante la enfermedad natural, ya que
no puede diferenciar entre la infección causada por la vacuna atenuada y la producida por el virus o
la bacteria Usalva;eV.
"on generalmente efectivas con una sola dosis, salvo cuando se administran por v'a oral, por
- 27-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
e;emplo la vacuna oral contra la poliomielitis $?P%.
.os anticuerpos circulantes de cualquier fuente $por transfusiones, transplacentarios% pueden
interferir en la inmunidad que producen, y en estos casos no hay respuesta inmunitaria $falla de la
vacuna%. 1n e;emplo es la aplicación de la vacuna antisarampionosa en un niño menor de # año en
el cual la persistencia de anticuerpos maternos suele interferir con la respuesta vacunal.
W "on fr5giles y pierden su potencia con la luz o el calor.
Fntre las vacunas vivas atenuadas de uso en los programas nacionales de inmunización figuran las
virales vivas $sarampión, rub/ola, paperas, poliomielitis, fiebre amarilla% y las bacterianas vivas
$6&B%.
?acunas inactivadas
"e preparan cultivando las bacterias o los virus en un medio apropiado, luego se las inactiva por
procedimientos f'sicos $calor% o qu'micos $generalmente con formalina%. Fn el caso de las vacunas
inactivadas derivadas de una fracción de esos microorganismos, se los somete a tratamiento para
purificar solamente el componente espec'fico. Eo contienen microorganismos vivos, por lo tanto, no
pueden replicarse. 0ampoco causan enfermedad, ni siquiera en personas con inmunosupresión.
.a respuesta ante estas vacunas no se ve afectada por la presencia de anticuerpos circulantes en la
sangre. .as vacunas inactivadas se administran aunque existan anticuerpos de origen
transplacentarios, por transfusión de sangre o sus derivados, o por la leche materna. Por lo com:n,
requieren varias dosis para lograr una inmunización completaH en general la primera no produce
inmunidad, es decir, no genera anticuerpos protectores, solo Upone en alertaV al sistema inmunitario.
.a protección se desarrolla despu/s de la segunda o tercera dosis. .as vacunas inactivadas en uso
pueden haber sido elaboradas a partir del virus en su totalidad $vacuna antipoliomiel'tica inyectable%,
o bien de algunos de sus componentes o de componentes del ant'geno $hepatitis 6, tos ferina
acelular%, o a partir de toxoides $difteria, t/tanos% o de polisac5ridos con;ugados $2aemophilus
influenzae tipo b%.
CLASIFICACIÓN DE LOS ESAVI SE=GN =RAVEDAD E "ASAS DE FRECUENCIA
.os coordinadores de los programas de inmunización y los que administran las vacunas necesitan
saber cu5les son las tasas de eventos adversos previstos o esperados. Eo hay una :nica respuesta
correcta a esta pregunta, puesto que las tasas de eventos adversos correspondientes a una vacuna
determinada pueden variar seg:n la forma en que se midan.
Fstas tasas suelen basarse en una investigación espec'fica, pero otros estudios con diseños algo
diferentes pueden indicar tasas bastante distintas. Ante la incertidumbre sobre cu5l es el estudio m5s
confiable, en el presente documento se ha optado por citar las tasas de diferentes investigaciones.
"in esas tasas de referencia es imposible saber cu5ndo la frecuencia medida supera la prevista. Fs
necesario tener en cuenta que la frecuencia de una reacción puede registrar un aumento aparente
en ciertas situaciones, por e;emplo, durante las campañas masivas de vacunación.
Reacc!o$es pos2acu$ales
.os eventos adversos de una vacuna se dividen en comunes y raros. .a mayor parte de las
reacciones posvacunales son comunes y leves, no producen ninguna consecuencia a largo plazo y
la recuperación no exige tratamiento. .os eventos raros en general son m5s graves y de ba;a
frecuencia.
E2e$tos le2es > comu$es
.a finalidad de una vacuna es inducir inmunidad $celular y humoral% por medio de la reacción del
sistema inmunitario de la persona vacunada. Eo es sorprendente que la vacuna origine ciertos
eventos colaterales leves. .a reacción local, la fiebre y los s'ntomas generales son parte de la
respuesta inmunitaria normal. Adem5s, algunos de los componentes de la vacuna $por e;emplo, el
coadyuvante de aluminio, los antibióticos o los agentes conservadores% pueden producir estos eve
ntos.
- 28-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
E2e$tos 1ra2es > raros
&asi todos los eventos raros $por e;emplo, convulsiones, trombocitopenia, episodios de hipoton'a e
hiporreactividad y llanto persistente e incontrolable% se caracterizan por su resolución espont5nea y
no causan problemas posteriores ni de;an secuelas. .a anafilaxia, aunque puede ser mortal, si se
trata de manera oportuna no de;a secuela. .a encefalopat'a se cita como una reacción rara a las
vacunas antisarampionosa y @P0, pero no se ha demostrado su relación causal.
.a información que se presenta en estos cuadros sobre los eventos esperados despu/s de la
aplicación de las vacunas ser5 de utilidad para9 prever los eventos que se pueden presentar en un
programa de inmunización, detectar los eventos no relacionados con las vacunas, comparar las
tasas notificadas con las previstas, iniciar una investigación si las tasas notificadas exceden a las
previstas. Fn algunas situaciones se producen eventos no esperados o eventos esperados con
frecuencias no previstasH esto en general se relaciona con fallas program5ticas, es decir, errores
operativos del programa. Fl personal de salud tiene la obligación de informar a los padres sobre los
probables eventos esperados m5s habituales de la vacunación y el modo de mane;arlos. 0ambi/n es
fundamental transmitirles que, ante cualquier evento adverso que aparezca luego de la vacunación
deben acudir al centro de vacunación o de salud m5s cercano.
V!1!la$c!a ep!+em!ol,1!ca +e los ESAVI e$ el Peru
.os F"A?A se comenzaron a vigilar en nuestro pa's en el año 2))#, a ra'z del fallecimiento de siete
infantes luego de su vacunación contra la difteria, pertusis y t/tanos $vacuna @P0%. Fllo conllevó a
que se desarrollara una investigación exhaustiva de los casos con la finalidad de identificar la causa
de la muerte. Ginalmente, todos los casos fueron clasificados como eventos no relacionados a la
vacunación. Fn el año 2))2 se publicó el primer documento t/cnico de vigilancia de los F"A?A, con
las definiciones de caso que se usan hasta la actualidad.
Asimismo, se delineó la clasificación de los mismos de acuerdo a su relación con la vacunación. @e
esta manera los F"A?A se clasifican en9
#. Fventos no relacionados a la vacunación.
2. Fventos relacionados a la vacunación. Iue pueden ser a su vez de dos tipos9
a. Fventos relacionados a los componentes propios de las vacunas.
b. Fventos relacionados a los aspectos operativos de la vacunación, tambi/n conocidos como
errores program5ticos.
D. Fventos no concluyentes. "on aquellos en los que no se tiene suficiente evidencia ni para afirmar
ni descartar que la vacunación sea la causa del evento presentado.
Fn nuestro pa's, la clasificación de los casos de F"A?A es realizada por un comit/ externo al !AE"A,
el &omit/ Eacional Asesor para la &lasificación de &asos de F"A?A. Fste comit/ est5 conformado
por diferentes especialistas y estudia la evidencia obtenida por la <FEA&F para clasificar los casos.
Fl &omit/ puede recomendar ampliar la investigación o participar de la misma si lo considera
necesario antes de hacer la clasificación de los casos. &omo puede avizorarse de los p5rrafos
anteriores, la investigación de los casos de F"A?A es un proceso comple;o y exhaustivo que requiere
de información cl'nica, program5tica y epidemiológica que permita clasificar los casos.
@esde el punto de vista cl'nico, la investigación requiere de una revisión en profundidad de la
historia cl'nica del caso, de la entrevista en profundidad del personal que atendió el caso, de los
familiares y de ser posible la evaluación cl'nica de la persona afectada y la obtención de muestras
biológicas, especialmente sangre, heces, orina y l'quido cefalorraqu'deo, dependiendo de la
probable etiolog'a del cuadro. "i la persona falleció es prioritario poder hacer una autopsia para
identificar o corroborar la causa del fallecimiento y obtener muestras de órganos para hacer una
evaluación microscópica adecuada. !uchas veces esta es la :nica forma de identificar la
- 29-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
causa del fallecimiento. .amentablemente, en las zonas m5s ale;adas es muy complicado realizar
la autopsia ya que las poblaciones est5n muy distantes y para cuando llega el personal a realizar la
investigación ya se ha realizado el entierro del cad5ver. Fn estos casos se realiza la autopsia verbal,
aunque esta información muchas veces no es suficiente para identificar la causa de muerte. &ada
cierto tiempo se recibe notificación del fallecimiento de un niño pequeño, menor de seis meses de
edad, luego de aplicación de una vacuna. Fl niño suele presentar fiebre, irritabilidad. 1sualmente
queda dormido con la madre y en la mañana la madre se da cuenta del fallecimiento. &uando se
realiza la autopsia muchas veces se encuentra que hay l'quido l5cteo en la v'a respiratoria alta y
ba;a, as' como edema cerebral, con el diagnóstico final de asfixia por aspiración de contenido
g5strico. "in la ayuda de la autopsia no se habr'a podido tener evidencia adecuada de la causa de
fallecimiento del niño en estos casos. Asimismo, hay algunas reacciones adversas en las que sin la
autopsia no se podr'a identificar la causa, como en la enfermedad viscerotrópica asociada a la
vacunación Antiamar'lica. Fn la parte program5tica, la investigación de un caso de F"A?A demanda
entrevistar al personal de salud responsable de la vacunación buscando identificar con claridad,
primero a la persona que realizó la vacunación y evaluar su capacidad para realizar este
procedimiento. .a aplicación de un inyectable, especialmente aquellos relacionados a la vacunación,
deben ser reconocidos como actividades especiales que debe desarrollar personal debidamente
capacitado profesionales de salud. Eo obstante, las dificultades de acceso y de oferta de salud que
existe en nuestro pa's, hace que por el momento sea muy dif'cil, sino profesionales puedan realizar
este procedimiento. "in embargo, sólo hasta que entendamos la importancia y consecuencias que
una vacunación inadecuada puede conllevar, sin importar si la persona que vacune sea profesional o
no, vamos a continuar exponiendo a la población a un riesgo mayor. .amentablemente, todos los
años se reportan en nuestro pa's errores program5ticos, como la presentación de abscesos luego de
la vacunación, especialmente en infantes. Fn los casos m5s graves, estos abscesos pueden incluso
conllevar lesiones con secuelas o hasta el fallecimiento. Fn estos casos la asepsia y t/cnicas
adecuadas de vacunación son cruciales para evitar estos eventos. Adem5s de la entrevista con el
personal de salud responsable, se debe evaluar el vacunatorio o el lugar donde se realizó la
vacunación, en cuanto a sus caracter'sticas e implementación, as' como poner especial /nfasis en la
cadena de fr'o y caracter'sticas de los biológicos almacenados all'. "uele suceder que la
vacunación se produ;o en un lugar diferente del vacunatorio. Por e;emplo, en relación a la dosis de
reci/n nacido de hepatitis 6, /sta se suele aplicar en la sala de puerperio, en vez del vacunatorio que
est5 adecuadamente equipado para ello. @esde el punto de vista
epidemiológico, interesa conocer si el caso presentado es el :nico o si hay otros casos relacionados
con el d'a de aplicación, el frasco de vacuna y el vacunador. Fs necesario identificar a los dem5s
vacunados e identificar si alguno de ellos ha presentado alg:n cuadro cl'nico que haga sospechar de
una reacción adversa. Fl seguimiento multidisciplinario de los casos de F"A?A es muy importante,
tanto para una adecuada clasificación como para la identificación de complicaciones y secuelas, y
facilitar el acceso a la atención y tratamiento de las personas afectadas. Asimismo, un adecuado
mane;o de la crisis generada es muy importante para reducir el impacto negativo de los F"A?A en la
confianza de la población y a su vez en las coberturas de vacunación
BIBLIO=RAFIA
1. !inisterio de "alud, rganización Panamericana de la "alud. &ómo enfrentar los eventos supuestamente atribuidos a la vacunación o
inmunización. .ima9 !inisterio de "alud
2. rganización Panamericana de la "alud. ?acunación segura9 módulos de capacitación. !ódulo ?A "istema de monitoreo de los eventos
supuestamente atribuibles a la vacunación o inmunización. Xashington, @.&.9 P"
3. Asociación Fspañola de Pediatr'a. &omit/ Asesor de ?acunas de la AFP. !anual de vacunas en pediatr'a.2.Y ed. latinoamericana9 AFP
4. !inist/rio da "a:de. GundaZ[o Eacional de "a:de. !anual de vigilancia epidemiológica dos eventos adversos pós vacinaZ[o. 6rasilia9
G1EA"A
5. <esolución !inisterial ,3-7 2))(, Eorma 0/cnica de Anmunizaciones
1. <esolución !inisterial =))72))-, Eorma 0/cnica de &adena de Grio
- 30-
CRECIMIENTO Y DESARROLLO E INMUNIZACIONES EN EL NIÑO Y NIÑA MÓDULO 6
ORGANIZACIÓN DE DESARROLLO PROFESIONAL
EN SALUD
CRECIMIEN"O E DESARROLLO E INMUNI.ACIONES EN LA
NI/A E EL NI/O
Resuelva la siguiente evaluación y entréguelo a nuestras Asesoras Académicas,
envíelo a nuestras oficinas de enlace académico a nivel nacional, o si prefiere
envíelo por fax o correo vía Internet a nuestro correo tutorial:
capacitacionodps@hotmail.com odpsaluddiplomados@hotmail.com
EVALUACIÓN NroC H
1.- Fl participante deber5 presentar cuadros estad'sticos donde expresara las metas
programadas para inmunización de la institución donde labora, as' como las
coberturas logradas, acompañadas de su an5lisis correspondiente, donde se
presenten sugerencias para su me;ora.
2.- Fl participante presentara un resumen del sistema de cadena de frio existente
en su institución con la propuesta de las me;oras a realizar.
3.- Fl participante presentara el sistema de mane;o de F"A?A de su institución
acompañado de las propuestas de me;ora correspondientes.
4.- Fl participante presentara las estad'sticas de las enfermedades
inmunoprevenibles de su institución de los tres :ltimos años
- 31-