You are on page 1of 54

Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales

Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 1 -
Módulo 1
LA CIENCIA POLÍTICA, EL PODER Y SUS
ACTORES

Tema 1: La ciencia política
1


¿Cuándo surge la política como ciencia autónoma?
2

A pesar de sus profundas raíces históricas, la Ciencia Política, como
disciplina académica autónoma, tiene un origen muy reciente, hasta el
punto que puede decirse, con seguridad, que la política ha sido el último
campo susceptible de un conocimiento humano sistemático que ha
abandonado a la madre Filosofía.

La evolución de la Ciencia Política ha sido continua y se produjo tanto a través de la
definición y redefinición de su objeto de estudio, como a través de la elaboración de
nuevas técnicas y en especial de nuevos métodos orientados a la búsqueda de su
cientificidad. Así, en el transcurso del tiempo, cambiaron tanto el objeto como el
método de la Politología.

Por eso, es necesario establecer diferentes etapas de desarrollo de la Ciencia Política
a partir de dos aspectos: a) el nivel de autonomía de la Ciencia Política respecto a
otras disciplinas, y b) el grado de institucionalización de la disciplina.

a) El nivel de autonomía se refiere sobre todo a si la reflexión de la realidad política ha
alcanzado o no un status científico; es decir, si la Ciencia Política se ha convertido en
el “monopolio” del discurso especializado (científico) sobre lo político, siendo
reconocida como autónoma respecto a otras disciplinas (Sociología, Filosofía, Historia,
etcétera). Por status científico, se entiende simplemente al estudio o investigación de
los diferentes aspectos de la realidad política con las metodologías propias de las
ciencias empíricas.

b) En lo que respecta a la institucionalización de la disciplina, nos referimos
simplemente a si la Ciencia Política ha alcanzado un lugar en la vida académica del
país, lo cual se determina por la existencia o no de publicaciones especializadas,
licenciaturas y posgrados, institutos de investigación, etcétera.





1
Este apartado corresponde al punto 1 del programa - Bibliografía: CAMINAL BADIA, Miquel:
Manual de Ciencia Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 19 - 36.
2
Corresponde al punto 1.3 del programa - Bibliografía: CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de
Ciencia Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 21 - 23.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 2 -

A la hora de explicar el origen de la disciplina como ciencia autónoma,
“El Príncipe”, de Maquiavelo
3
es considerado, de hecho, como la
primera obra que tiene por objeto la ciencia política. Esta afirmación
choca con la historia del pensamiento, porque, aún antes de
Maquiavelo (1469-1527), se conoce un gran número de obras
expresamente dedicadas a la política, incluso por el título. Desde la
República de Platón a la Política de Aristóteles
4
, la República de Cicerón o Del
gobierno de los príncipes de Tomás de Aquino
5
, tales obras demuestran siempre un
gran interés por los problemas de convivencia humana. Pero cuando se habla de
política como ciencia, es evidente que se hace referencia no ya a un modo de
considerar los problemas ni tampoco a una exposición puramente sistemática de tales
problemas, sino a una disciplina moderna, que depende, en sustancia, del modo de
considerar y de tratar los problemas políticos y precisamente a la consideración de
éstos como objeto autónomo y al estudio de la política como disciplina autónoma.

Antes de que Maquiavelo escribiera su obra más importante, El Príncipe, se tenía a la
política como una rama de la Filosofía, del arte, de la religión o del Derecho. “La
modernidad de Maquiavelo residió en el intento de excluir de toda teoría política todo
lo que no parecía ser estrictamente político”
6
. Es en este momento que la ciencia va
adquiriendo autonomía y se desprende de condicionamientos filosóficos y teológicos,
produciéndose entonces una primera ruptura: entre el pensamiento político clásico y el
pensamiento político moderno. Entonces, la política, como área autónoma del
conocimiento surge con Nicolás Maquiavelo, al transformar la política en un objeto de
estudio independiente de todo lo ajeno a ella, pasando de una perspectiva teocéntrica
del hombre a una visión antropocéntrica, en la medida que la sociedad moderna se

3
Maquiavelo: Diplomático, filósofo y teórico político italiano nacido en Florencia el 3 de mayo
de 1469 y fallecido en la misma ciudad el 21 de junio de 1527. Estuvo al servicio de la
República de Florencia, siendo un importante funcionario y diplomático. Tras la vuelta de los
Médici a Florencia y el fin de la República, fue despedido de la función pública y apresado,
aunque por mediación papal se le liberó, malviviendo unos años a las afueras de la ciudad
dedicándose a la agricultura, la ganadería y la tala de árboles en una finca de su propiedad.
Fue durante su exilio cuando escribió la mayor parte de sus obras, en especial la más
importante de ellas, El Príncipe, una de las obras de teoría política más importantes de la
historia, Maquiavelo pone toda su experiencia como diplomático por escrito, hablando de las
virtudes y defectos de un buen gobernante en base a sus entrevistas y conocimientos acerca
de líderes como César Borgia, Fernando de Aragón o el emperador Maximiliano de Austria.
4
Aristóteles, (384 a. C. – 322 a. C.), es uno de los más grandes filósofos de la antigüedad, de
la historia de la filosofía occidental y el autor enciclopédico más portentoso que haya dado la
humanidad. Fue el creador de la lógica formal, economía, astronomía, precursor de la
anatomía y la biología y un creador de la taxonomía (es considerado el padre de la zoología y
la botánica). Sus obras, escritas hace más de dos mil trescientos años, siguen ejerciendo una
influencia notable sobre innumerables pensadores contemporáneos y continúan siendo objeto
de estudio por parte de múltiples especialistas. La filosofía de Aristóteles constituye, junto a la
de su maestro Platón, el legado más importante del pensamiento de la Grecia antigua.
5
Tomás de Aquino (28 de enero de 1225 – 7 de marzo de 1274), fue un teólogo cristiano
perteneciente a la Orden de Predicadores, y es el principal representante de la tradición
escolástica, y fundador de la escuela tomista de teología y filosofía. Es conocido también como
Doctor Angélico, y es considerado santo por la Iglesia Católica. Su trabajo más conocido es la
Suma de Teología, tratado en el cual postula cinco vías para demostrar la existencia de Dios.
Canonizado en 1323, fue declarado Doctor de la Iglesia en 1567 y santo patrón de las
universidades y centros de estudio católicos en 1880. Su festividad se celebra el 28 de enero.
6
CERRONI, Umberto: Introducción al pensamiento político, Siglo veintiuno editores, Año 2004.
México, p. 16.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 3 -
fundamenta en la laicidad y la individualidad, y se organiza fundándose en el principio
de la razón. Es el quiebre, la transición a la política de la modernidad y el Estado es el
objeto central en torno al cual gira todo el pensamiento político moderno.

Pensamiento político clásico vs. Pensamiento moderno
AUTONOMÍA
Pensamiento político vs Ciencia Política

Sociedad Moderna: - Fundamenta en: laicidad e individualidad
- Organiza: principio de la razón


ESTADO: Objeto central

POLÍTICA: interpretación teleológica de la realidad social


¿Cuándo adquiere mayor rigor científico?
Ahora bien, durante un largo tiempo, desde la antigüedad clásica hasta casi
finales del siglo XIX, el estudio de la vida política no constituyó una
disciplina científica en sentido estricto, sino más bien un cúmulo de
influencias heredadas. En busca de un mayor rigor científico vendrán luego
los aportes realizados desde el campo del pensamiento político principalmente por
Hobbes, Locke, Montesquieu, Tocqueville y Mill, a los que se sumarán los que
formularon Saint Simon, Comte, Durkheim y Weber desde las incipientes ciencias
sociales. Desde éstas se plantea la necesidad de un cambio radical en el modo de
abordar el estudio de los fenómenos sociales tratando de encontrar un nuevo punto de
partida. Es el momento en que el progreso científico llevado a cabo durante la
Revolución Industrial
7
y las Revoluciones Liberales del siglo XIX, que se manifestaba
en primer lugar en la física y en la química, alcanza a las ciencias humanas. Por eso,
la Ciencia Política como disciplina, como institución nace en la segunda mitad del siglo
pasado; ella representa un momento y una determinación específica del desarrollo de
las ciencias sociales.

A diferencia de la Economía y de la Sociología
8
, que incluyen todo el conjunto social y
se hacen necesarias para la propia comprensión y desarrollo del sistema económico y
social, la politología no tenía un campo de investigación determinado más allá del
Estado como organización y como institución de gobierno. Por eso, su aparición y
desarrollo como ciencia se da cuando el Estado liberal avanza hacia formas liberal

7
La Revolución Industrial es un período histórico comprendido entre la segunda mitad del
siglo XVIII y principios del XIX, en el que el Inglaterra en primer lugar, y el resto de la Europa
continental después, sufren el mayor conjunto de transformaciones socioeconómicas,
tecnológicas y culturales de la Historia de la humanidad, desde el Neolítico. La economía
basada en el trabajo manual fue reemplazada por otra dominada por la industria y la
manufactura. La expansión del comercio fue favorecida por la mejora de las rutas de
transportes y posteriormente por el nacimiento del ferrocarril. Así es que en la revolución
industrial se aumenta la cantidad de productos y se disminuye el tiempo en el que estos se
realizan, dando paso a la producción en serie, ya que se simplifican tareas complejas en varias
operaciones simples.
8
Corresponde al punto 1.4 del programa - Bibliografía: CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de
Ciencia Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 23 - 29.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 4 -
democráticas
9
, porque amplía el derecho de participación política y el reconocimiento
del sufragio universal masculino, con independencia de su condición social; reconoce
el pluralismo político y de la posibilidad de impulsar concepciones políticas distintas
con igual legitimidad para acceder al gobierno del Estado; integra las clases sociales
en el sistema político poniendo fin a la exclusión política de la clase obrera; configura
el Estado como sistema político cuyos actores fundamentales son los partidos
políticos.

Este es el momento del segundo quiebre, el momento del surgimiento de la nueva
Ciencia Política y la separación de la misma del pensamiento político moderno. Ahora
aparece la necesidad de abordarla de una manera distinta, haciendo uso, como en la
Economía y la Sociología, del método empírico y de las técnicas estadísticas. No se
trata ya de preguntarse solamente sobre el gobierno justo, ni de proponer o explicar
teorías normativas generales sobre el Estado y el gobierno, sino de estudiar también el
proceso político, las instituciones, la administración, todo como un conjunto
cohesionado y contenido dentro del sistema político Este enfoque, nutrido con
aportaciones antropológicas y sociológicas (especialmente los conceptos de estructura
y función) se ocupará de describir y explicar el comportamiento real de los actores
políticos apoyándose en métodos tomados de la psicología social y la estadística, con
la finalidad de establecer regularidades explicativas del comportamiento político de
individuos, grupos, movimientos u organizaciones, a partir de las cuales se pueda
intentar la elaboración leyes o proposiciones generales explicativas susceptibles de
verificación empírica.

Casi paralelamente, y con su formulación del concepto de sistema político
10
, David
Easton produce simultáneamente una fractura epistemológica en nuestra ciencia. Su
propuesta es que la política no puede expresarse exclusivamente en el análisis del
Estado, ya que éste sólo representa una forma transitoria de organización política, ni
alcanza a manifestarse únicamente como poder, concepto que resulta demasiado
abarcativo cuando no es específicamente poder político. A partir de ahora no son ya el
Estado, el poder o incluso el gobierno los que ocupan todo el espacio del análisis
político, las preocupaciones están dirigidas ahora hacia la organización y el
funcionamiento del sistema político.

En este contexto comienza el período de institucionalización de la disciplina, un sólido
proceso en busca de su identidad definitiva. Donde surgen instituciones relacionadas
con el estudio de la Ciencia Política y donde se produce un largo y lento proceso de
delimitación del campo de investigación de la ciencia.








9
La democratización es un proceso de desarrollo de las instituciones sociales liberales que
conducen al fortalecimiento de la sociedad civil, resguardo de los derechos humanos básicos y
la disminución de las desigualdades socio-económicas. Existen tres puntos fundamentales para
entender un proceso de democratización: libertad de expresión; igualdad de derechos y
representatividad; estructuras sociales sólidas y legitimadas.
10
Un sistema político es un conjunto de interacciones políticas. Lo que distingue las
interacciones políticas del resto de interacciones sociales es que se orientan hacia la
asignación autoritaria

de valores a una sociedad.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 5 -

POLITOLOGÍA - Rompe con la Economía y la Sociología
- No tiene campo de investigación determinado
- Aparición como ciencia Estado liberal avanza

DEMOCRATIZACIÓN
 Participación
 Pluralismo Político
 Integración social
 Sistema político

PODER – ESTADO - GOBIERNO organización y funcionamiento del
“sistema político”

¿Cuáles son las dos tendencias para perfilar la disciplina y
definir su objeto?
11

Es dentro de este marco donde el debate y las posiciones entre los
estudiosos y profesionales de esta materia se podían agrupar en dos
grandes tendencias:

a) La concepción globalista, que veía en el análisis político el punto de encuentro de
otras ciencias sociales. Para algunos autores la Ciencia Política era una más entre las
ciencias políticas: la doctrina política, la Historia política, la Sociología política y la
Ciencia del Derecho. En Gran Bretaña, por ejemplo, durante largo tiempo persistió la
consideración de la política como una materia de inevitable estudio interdisciplinario.
Political Studies era una denominación más adecuada que la de Political Science,
porque identificaba con mayor amplitud esta materia cuya exploración se realizaba de
forma interdependiente desde otras ciencias sociales como la Historia, la Economía, la
Sociología o la Psicología. Una posición extrema es la de aquellos que propugnaban la
consideración de la Ciencia Política como una ciencia encrucijada o residual de las
demás ciencias sociales.

b) La concepción secesionista, por su parte, creía firmemente en la posibilidad de
construir una Ciencia Política autónoma identificando y aislando a su específico objeto
de estudio. Este proceso no ha sido fácil, especialmente en Europa, que no podía
conseguir despegarse de la filosofía política, la teoría del Estado y el Derecho Público.
Esto se da porque existen lagunas en la ciencia política que son: ausencia de relación
precisa entre sus elementos, falta de una teoría e inexistencia de un marco general de
referencia.










11
Corresponde al punto 1.3 del programa - Bibliografía: CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de
Ciencia Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 23 - 25.
Ampliación objeto – análisis político


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 6 -
Entonces, entre 1870 – 1950 proceso de delimitación: 2 tendencias

Concepción Globalista
* Punto de encuentro de otras ciencias
sociales
* Eisenmann: Ciencia Política como otra más
entre las Ciencias Políticas
(Historia Política, Sociología Política, Teoría
Política, etc.)


EUROPA
- Impulso últimos 20 años
- Objeto central: ESTADO
Concepción Secesionista
* Necesidad de identificar y separar objetivo
específico
* Cuesta despegarse de Filosofía Política,
Teoría del Estado, Sociología, etc.




ESTADOS UNIDOS
- Fuerte expansión SXX
- Objeto central: Gobierno

¿Cuál es la situación de la Ciencia Política en Europa y en
Estados Unidos?
La política recién comenzó a ser considerada por sus cultivadores como
objeto de una disciplina científica (una ciencia en sentido estricto) hace
algo más de un siglo en Francia con la creación de la École Libre des
Sciences Politiques
12
y más tarde en 1871 en Inglaterra, en donde se inaugura en
1895 la London School of Economics
13
(LSE) con el fin de enseñar Economía y
Ciencia Política (aunque los británicos hayan preferido utilizar denominaciones como
“gobierno”, “política”, “teoría e instituciones políticas” y “política y relaciones
internacionales”), y se extendió a Francia poco después, época en la que Paul Janet
14

utilizó por primera vez el término “Ciencia Política” en su obra Historia de la Ciencia
Política en sus relaciones con la Moral.

Otro punto de partida muy oportuno es la constitución de la American Political Science
Association
15
en 1904, fase organizativa por la que habían pasado los economistas en
1885 y los historiadores en 1884. A partir de entonces comienza una fuerte expansión
de la Ciencia Política norteamericana en los ámbitos de la enseñanza universitaria y
de la investigación; y dos años después, en 1906, aparece el primer número de la

12
La École Libre des Sciences Politiques, un prestigioso centro público de educación
superior francés en el que se han formado ministros, presidentes y dirigentes galos.
Popularmente conocida como Sciences-Po, ocupa un puesto clave, pues, desde su fundación
en 1872, ha suministrado al Estado una buena parte de sus élites dirigentes. Han sido
estudiantes de Sciences-Po ministros como Lionel Jospin, Dominique Strauss-Kahn, Martine
Aubry, Simone Veil, Jack Lang, Edouard Balladur, Michel Rocard, Jean-Pierre Chevènement y
Hubert Védrine; presidentes de la República como Jacques Chirac;
13
La London School of Economics and Political Science (Escuela de Economía y Ciencia
Política de Londres), conocida generalmente como London School of Economics (LSE), es una
escuela universitaria (o facultad) de Londres, Inglaterra, clasificada como la tercera mejor
institución universitaria del mundo para las Ciencias Sociales (por detrás de Harvard y UC
Berkeley).
14
Paul Janet, filósofo y escritor francés nacido y fallecido en París. Profesor de ética en la
ciudad de Bourges (1845-1848) y de la Universidad de Estrasburgo (1848-1857); además fue
profesor de lógica en el lycée Louis-le-Grand de París (1857-1864). Se distinguió como una de
las personalidades más destacadas del idealismo francés durante el siglo XIX.
15
La Asociación Americana de Ciencia Política (APSA), fue fundada a principios del siglo
XX. A partir de entonces ha cumplido una función determinante en la profesionalización de la
disciplina en Estados Unidos.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 7 -
American Political Science Review. Ya existían, por ese entonces, la Johns Hopkins
University fundada en 1876 y las Universidades de Chicago y de Stanford que
nacieron de 1890 a 1900. Particular relieve tuvo para la Ciencia Política la constitución
de la Facultad of Political Science en la Universidad de Columbia, primer
Departamento norteamericano de Ciencia Política, en 1880. En los años cincuenta,
tras la fundación de la International Political Science Association
16
(IPSA) bajo los
auspicios de la UNESCO
17
en 1949, la ciencia política era ya una disciplina
consolidada en EE.UU, coincidiendo con la revolución conductista e impregnando a la
Ciencia Política de una concepción empírico analítica. Política interior, política
comparada, política internacional y teoría política, constituían los cuatro ejes a partir de
los cuales se desarrollaba el área de conocimiento que tenía la sólida base de un
Estado nación en plena expansión y hegemonía. La ciencia política americana
18
podía
olvidarse del Estado para profundizar en el análisis del sistema político, de los
sistemas comparados y de las Relaciones Internacionales. El objeto central era el
“gobierno”.

En cambio, en Europa no ha sido posible olvidarse del todo del Estado, el contexto
histórico político influyó sobremanera y la diferencia con Estados Unidos no aparece
en el objeto sino en la práctica investigadora, cuando se eligen y concretan los
problemas políticos que merecen estudio. Si bien el proceso fue más tardío pues
comienzan a crearse de manera importante institutos universitarios especializados
luego de 1955, recién a partir de los años sesenta se produce la gran expansión en
Europa: aumenta el número de profesores e investigadores y también de
publicaciones. Se crean asociaciones de colaboración científica, como el European
Consortium for Political Research
19
en 1970 (que actualmente agrupa cerca de 200
instituciones), y se consolida el proceso de intercambio, iniciado forzadamente durante
la II Guerra Mundial, de investigadores europeos con las universidades americanas.

¿Cuál es el objeto propio de la Ciencia Política que justifica
su organización como disciplina autónoma?
20

Dos clases de criterios muy diferentes han surgido en el último siglo
para diferenciar la política de todos los demás aspectos de la sociedad y,
por tanto, para aislar el objeto de la ciencia política. De un lado, han tratado

16
International Political Science Association: fundada bajo el auspicio de la UNESCO en
1949, es una asociación académica internacional. Su objetivo es promover el desarrollo de la
ciencia política a través de la colaboración de académicos de diferentes partes del mundo.
IPSA es una organización con status consultivo en el Consejo Económico y Social de las
Naciones Unidas y en la UNESCO.
17
La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura
(UNESCO) nació el 16 de noviembre de 1945. Lo más importante para este organismo de las
Naciones Unidas es: construir la paz en la mente de los hombres mediante la educación, la
cultura, las ciencias naturales y sociales y la comunicación.
18
Se dan las cuatro condiciones necesarias que P. Favre enumera para que se considere a la
ciencia política como madura e independiente: denominación reivindicada en común; acuerdo
sobre el campo de investigación de la disciplina, existencia de instituciones de enseñanza e
investigación propias de la disciplina; utilización de medios propios y diferenciados de difusión y
diálogo científico del área.
19
European Consortium for Political Research (ECPR) es una organización independiente,
una asociación académica, establecida en 1970, que apoya y promueve la formación, la
investigación y la cooperación internacional entre los científicos políticos de Europa y el mundo.
20
Corresponde al punto 1.2 del Programa - Bibliografía: CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de
Ciencia Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 23 - 25.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 8 -
de definir la vida política en función de instituciones. Del otro lado, se ha centrado la
atención en la actividad o comportamiento que se plasma en los distintos ámbitos de la
vida social. Desde el primer punto de vista, la Ciencia Política ha sido definida, como el
estudio de las instituciones gubernamentales. Desde el segundo punto de vista, se ha
definido como el estudio del poder o proceso de adopción de las decisiones.

Hasta la fecha, la forma más frecuente de describir el objeto de la ciencia política ha
consistido en considerarla como el estudio de las instituciones políticas o
gubernamentales. No obstante, es la menos provechosa, puesto que abandona casi
por completo la labor de separar las instituciones políticas de todos los demás ámbitos
de la vida social.

De todos los conceptos del objeto de la ciencia política, la del “Estado” es la que ha
tenido una historia más larga. En su lugar ha aparecido el término “sistema político”.

Lo poco satisfactorio del enfoque institucional ha dado origen a cierto número de
interpretaciones que tienen al menos una cualidad en común: todas ellas identifican el
objeto de la Ciencia Política como una especie de actividad, comportamiento o
función. Aquí se considera a la política de manera más limitada como un área aparte
de la Economía o la Cultura, esto es como actividad e instituciones gubernamentales,
queda fuera de vista un vasto dominio de lo que consideraríamos política. De hecho,
no hay nada más político que los constantes intentos de excluir cierto tipo de
problemas de la política.

Por otro lado, se ha gastado gran cantidad de tiempo y de energía en describir y definir
las relaciones de poder entre individuos, grupos y naciones, y, en el seno de los
sistemas políticos nacionales, entre comunidades locales y organizaciones. La
descripción de la política como estudio del poder constituye a la vez una definición
muy amplia. Los conflictos que origina el control se producen en todos los sectores de
la vida, no sólo en el político. Desde este punto de vista, la política crea y condiciona
todos los aspectos de nuestra vida.

Este es, precisamente el objeto de estudio más amplio de las ciencias políticas. Las
relaciones de poder son aquellas interacciones que se establecen entre un sujeto que
manda, que ordena, y otros que obedecen. Todo grupo social requiere de un jefe que
dirija las diferentes voluntades que lo integran y esto con el objeto de alcanzar
finalidades que son comunes a todos los miembros del grupo. La voluntad que dirige o
manda es la que tiene el Poder, pero de nada sirve si no hay otras voluntades, otros
sujetos, que obedezcan. De aquí que el Poder se defina como una interacción entre la
libertad y el orden. Por lo tanto, la política trata del poder; de las fuerzas que influyen y
reflejan su distribución y empleo; no trata del gobierno o sólo del gobierno.

Una primera definición amplia de la política es el gobierno de las situaciones sociales,
su dirección y control. Para ello hay que tener en cuenta ¿qué gobierno?
Entonces, la Política como relación de poder SENTIDO AMPLIO
como gobierno SENTIDO ESTRICTO
21


Entonces, en su sentido amplio, la política es el gobierno de las situaciones sociales,
la actividad de dirigirlas, ordenarlas e integrarlas.

21
La definición de política en sentido estricto será desarrollada cuando analicemos el concepto
de poder.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 9 -
¿Quiénes participan de la política?
22

Cohen y Arato
23
afirman que la política está presente en todos los ámbitos
de la vida económica, social y cultural pero se manifiesta de forma distinta
en cada uno de ellos; por eso distinguen entre sociedad civil (se refiere a
las estructuras de socialización y formas organizativas de comunicación
que son institucionalizadas o están en proceso), sociedad económica (se refiere a los
grupos económicos y de interés), y sociedad política (se refiere a los partidos políticos
e instituciones políticas), porque no todos los ciudadanos están en disposición,
posibilidades y condiciones de intervenir e influir de igual manera. Así podemos
diferenciar a actores políticos públicos que están investidos de autoridad para tomar
decisiones y actúan dentro del Estado, de los partidos políticos, las instituciones
políticas internacionales o los gobiernos de otros Estados; actores no políticos que
influyen en el proceso político, pero no ejercen formalmente ninguna función política.
Ejemplos, podrían ser los medios de comunicación, organizaciones empresariales y
sindicales, instituciones religiosas; y la sociedad civil, como conjunto interinstitucional,
todas las personas tiene la opción de ser actores políticos, además la persona actúa
en el marco de las instituciones como la familia, la empresa, el mercado, la
universidad. En este sentido, toda persona está necesariamente dentro de la política
en cuanto ser social, pero ello no comporta que sea también un actor de la política.

Entonces, son actores de la política a- Actores políticos públicos
b- Actores no políticos
c- Sociedad civil

Podemos concluir que toda persona está necesariamente dentro de la política en
cuanto ser social, pero ello no comporta que sea también un actor de la política.

Tema 2: El poder
24


¿Por qué el hombre no puede vivir aislado?
25

En la historia de la humanidad no es posible encontrar personas aisladas.
La evolución de la humanidad sólo fue posible porque el género humano
era una comunidad. El hombre no puede vivir solo ni aislado; necesita de
los demás para desarrollar su vida. Ningún organismo vivo es
biológicamente solitario en su origen y pocos lo son durante su vida. La mayor parte
de los organismos vivos se hallan normalmente comprometidos, en cierta manera, en

22
Corresponde al punto 1.4 - Bibliografía: CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de Ciencia
Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 33 - 35.
23
COHEN, J.L. y ARATO, A.: Civil Society and Political Theory, Massachusetts Institute of
Technology, 1992.
24
Este apartado corresponde al punto 2 del programa - Bibliografía: Tema Poder: CAMINAL
BADIA, Miquel: Manual de Ciencia Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 39 –
59; y BOBBIO, Norberto, MATEUCCI, Nicola y PASQUINO, Gianfranco: Diccionario de Política,
Siglo Veintiuno Editores, undécima edición, México, 1998. pp. 1190 – 1201. Tema
Legitimidad: BOBBIO, Norberto MATEUCCI, Nicola y PASQUINO, Gianfranco: Diccionario de
Política, Siglo Veintiuno Editores, undécima edición, México, 1998. pp. 862 – 866.
25
Corresponde al punto 2.1 del programa - Bibliografía: CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de
Ciencia Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 39 - 40.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 10 -
una clase de vida social. Más aún hoy vivimos en un mundo globalizado
26
en donde
todo repercute en todo, una “aldea global”, como expresaría ya hace más de cuatro
décadas Marshall McLuhan para describir los efectos de los medios de comunicación
de masas. El término aldea hace referencia a una población de escaso vecindario, un
núcleo habitado pequeño, en tanto que el adjetivo global significa considerado en su
conjunto, abarcador, que lo incluye todo, es decir la dimensión del orbe o planeta
Tierra. Lo global localiza el todo y relativiza las partes, haciendo de diferentes
elementos particulares uno solo, homogéneo e integrado. Este concepto comprende
dos aspectos. Por una parte, tiene una connotación espacial, de alcance o extensión,
con referencia a un proceso que tiende a una difusión espacial planetaria, a todo el
globo terrestre y, por otra parte, implica una intensificación en los niveles de
interacción y relaciones entre los actores del sistema internacional con profundización
del entrelazamiento y del grado de interdependencia.

Así pues, el poder sólo puede existir dentro de las relaciones sociales a través de un
proceso de interacción. Desde una postura externa se ha podido afirmar que toda
relación social es una ecuación de poder, y todo grupo o sistema social es una
organización de poder. Ciertamente el poder es un aspecto, al menos potencial, en
toda interacción social y se caracteriza por su condición de asimetría: el sujeto que
detenta el poder ejerce mayor control sobre la conducta del sujeto que lo sufre que a la
inversa, sin embargo, la reciprocidad de la influencia – criterio definidor de la relación
social no es nunca totalmente destruida excepto en las formas de violencia física.
Junto a la asimetría, se da también una cierta reciprocidad, aunque no se dé en forma
de equilibrio.

Por eso, en este conjunto de interacciones y relaciones, el poder es la base y el
hombre se encuentra inmerso en situaciones constituidas por actividades
interrelacionadas, dirigidas a satisfacer necesidades sociales. Como anunciamos
anteriormente la política es el gobierno de estas situaciones sociales, la actividad de
dirigirlas, ordenarlas e integrarlas. Por eso, toda actividad humana tendiente a orientar
hacia metas las situaciones sociales es una actividad política.


¿Qué es el poder?
27

Actuar sobre el prójimo es entrar en relación con él; y es en esa relación
donde se desarrolla el poder de una persona A sobre una persona B.
Entonces, podemos definir el poder como una relación entre dos o más
actores (individuales o colectivos) en la que la acción de uno es
determinada por la de otro u otros. Según Dahl (1957)
28
, “A tiene poder sobre B en
cuanto pueda lograr que B haga algo que no haría de otra manera”. Se trata de la
habilidad de una o varias personas para influir sobre la conducta de otros.

26
Entendemos por globalización, el creciente proceso de tendencia homogeneizadora a
escala planetaria, potenciado por las innovaciones científico – tecnológicas, impactando en
todos los aspectos: político, económico-financiero y socio-cultural y también en todos los
actores: Estado-nación, entidades subnacionales, empresas transnacionales y organizaciones
nacionales e internacionales no gubernamentales.
27
Corresponde al punto 2.1 del programa - Bibliografía: CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de
Ciencia Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 40.
28
Ibidem.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 11 -
Weber
29
lo definió como “…la oportunidad de un hombre o de un número de hombres
de realizar su propia voluntad en una acción común incluso con las resistencias de
otros que participen en esa acción”.

Definido también como capacidad potencial que tiene una persona (A) de influir en la
conducta de otra (B) de forma tal que esta última (B) actúe en concordancia con los
deseos de la primera (A); la capacidad que puede utilizarse para provocar cambios o
resistirlos, para realizar los intereses propios y afectar los ajenos.

Para gobernar las situaciones imprescindible PODER

 Capacidad de obtener obediencia de otros
 Individuo o grupo de individuos que consigue que otros hagan,
dejen de hacer o continúen haciendo lo que él/ellos quieren.
 Es un medio pero se puede transformar en un fin

El denominador común de todas las manifestaciones del poder, cualquiera sea su tipo,
es decir, sus fuentes, su legitimación, sus objetivos, sus métodos de ejercerlo, implica
siempre la capacidad, para algunos individuos o grupos, de obtener obediencia de
otros individuos o grupos
30
. El poder es, pues, una relación y no un atributo de las
personas. No puede manifestarse (y en consecuencia hacerse restrictivo para una de
las partes presentes) más que mediante el inicio de una relación que enfrenta a dos o
más actores, dependientes unos de otros, en el cumplimiento de un objetico común
que condiciona sus objetivos personales.

¿Cuáles son las fuentes del poder?
31


uasivo (de la ideología)



1. PODER COERCITIVO: esta relación de poder se basa en que el súbdito
obedece porque el individuo que tiene el poder amenaza con su integridad física o
propia libertad del individuo. Es decir, la voluntad del que tiene poder se puede
imponer mediante la imposición de una sanción o la amenaza de imponerla a través
de la fuerza.
Ejemplo: poder estatal, de aquí emana el Derecho penal y sus normas jurídicas. El
Estado restringe la libertad personal. El tributo o la esclavitud.


29
Maximilian Carl Emil Weber (21 de abril de 1864 – 14 de junio de 1920) fue un filósofo,
economista, jurista, historiador, politólogo y sociólogo alemán, considerado uno de los
fundadores del estudio moderno, antipositivista, de la sociología y la administración pública.
Sus trabajos más importantes se relacionan con la sociología de la religión y el gobierno, pero
también escribió mucho en el campo de la economía. En otra de sus obras famosas, La ciencia
como oficio, la política como oficio, Weber definió el Estado como una entidad que posee un
monopolio en el uso legítimo de la fuerza, una definición que fue fundamental en el estudio de
la ciencia política moderna en Occidente.
30
Es lo que quiso decir el politólogo estadounidense Robert A. Dahl cuando definió el poder
como la capacidad de una persona A para obtener que otra persona B haga alguna cosa que
no hubiera hecho sin intervención de A.
31
Denominamos fuentes a las distintas clases o tipos de poder.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 12 -
2. PODER PERSUASIVO: esta relación de poder se basa en la convicción de
identificación de ideas o de creencias entre el que ejerce el poder y los súbditos. El
que ejerce el poder da una serie de ideas u opiniones como las mejores y los súbditos
la aceptan como la mejor. En este la voluntad se impone convenciendo a los demás,
es decir unificar las necesidades de los demás a la nuestras.
Ejemplo: partidos políticos y sindicatos con sus afiliados. En las huelgas la identidad
entre convocadores y convocados. En las Iglesias y sus fieles. En época electoral
cuando buscan votos.

3. PODER RETRIBUTIVO: esta relación de poder se basa en obedecer a cambio
de una retribución. Aquí la voluntad se impone mediante una relación de intercambio
entre dos o más personas.
Ejemplo: relación laboral. Otro caso es el de una coalición política la cual es el pacto
entre dos o más partidos políticos, normalmente de ideas afines, para gobernar un
país, una región u otra entidad administrativa.
32



COERCIÓN


FUERZA

Poder Coercitivo

Ej.: Estado e individuo

PERSUASIÓN


IDEOLOGÍA

Poder Persuasivo

Ej.: Iglesia, Partidos políticos

RETRIBUCIÓN


UTILIDAD

Poder Retributivo

Ej.: Empresas y trabajadores






Características del poder político:

1. Afecta directa o indirectamente a
toda la sociedad, los tres anteriores
no afectan a toda la sociedad.
2. Todos los individuos están sometidos
al mismo poder y no pueden evitar
obedecerlo como en el persuasivo.
3. Es superior a otros tipos de poder, ya
que esas tres existen por que el
poder político lo permite, sobre todo
el persuasivo.
4. Es el único poder legitimado para el
uso de la fuerza.




32
Corresponde al punto 2.1 del Programa - Bibliografía: CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de
Ciencia Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 41- 42.



Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 13 -
¿Cuál es la relación entre poder y sociedad?
33

Las relaciones sociales: tienen un carácter de oposición y conflicto
(asimetría), es decir, que en la relación, unos son capaces de imponerse a
los otros, al menos en el ámbito de esa relación. Es una relación
desequilibrada respecto de la posesión de un determinado objeto.

A diferencia de lo que sucede en las sociedades desarrolladas, en las preestatales y
premodernas el rango de las personas depende de rasgos biológicos, como la edad o
el sexo, o religiosos, así como de la posición de cada individuo en el interior de grupos
primordiales, de parentesco o territoriales. Además, quienes están en posesión de los
medios fundamentales de producción, obtienen poder sobre casi todos los tipos de
relación social, poder que no puede ser funcionalmente equilibrado por la posesión de
otros recursos de orden intelectual o moral.

En su sentido más general, la estratificación social
34
es un concepto sociológico que
hace referencia al hecho de que los individuos y los grupos están distribuidos en
estratos, superiores e inferiores, diferenciados en función de una o más características
específicas o generales.

Desde una perspectiva histórica, podemos afirmar que las sociedades a través del
tiempo le han otorgado una importancia diversa a la acumulación de riquezas, a la
propiedad de tierras, a la religión, a las posesiones materiales en general; por ello, de
acuerdo a las épocas han sido diversos los elementos que conferían poder y prestigio
a las personas y consecuentemente los posicionaban en estratos diferentes.

PODER – CLASE – STATUS: categorías para analizar desigualdad en las sociedades

Riqueza – Prestigio – Jerarquía Social posicionan a los individuos
Un estrato social está constituido por un conjunto de personas, agregados sociales,
que comparten un sitio o lugar similar dentro de la jerarquización o escala social,
donde comparten similares creencias, valores, actitudes, estilos y actos de vida. Se
caracterizan por la relativa cantidad de poder, prestigio o privilegios que poseen. Si
bien el punto central de la estratificación se refiere a la distribución de bienes y
atributos la estratificación social, aunque también se puede considerar sobre la base
de la etnicidad, género y edad.

Weber distingue entre clases sociales, grupos de estatus y partidos políticos, estratos
distintos que corresponden respectivamente a los órdenes económico, social y político.

 Las clases sociales se definen por la relación económicamente determinable
entre sus miembros y el mercado. Éstas son sólo una de las formas de la
estratificación social, atendiendo a las condiciones de vida material, y no

33
Corresponde al punto 2.1 del Programa - Bibliografía: CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de
Ciencia Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 42 - 45.
34
La estratificación social es la conformación en grupos verticales diferenciados de acuerdo a
criterios establecidos y reconocidos. Es un medio para representar de la desigualdad social de
una sociedad en la distribución de los bienes y atributos socialmente valorados. El concepto de
estratificación social implica que existe una jerarquía social así como una desigualdad social
estructurada. Dicha desigualdad esta institucionalizada, y tiene una consistencia y coherencia a
través del tiempo. Formas de estratificación social, generalmente citadas, son las castas,
estamentos y clases sociales.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 14 -
constituyen un grupo consciente de su propia unidad más allá de ciertas
condiciones sin necesaria comunidad de intereses.
 Los grupos de estatus se distinguen por su modo de consumo y por sus
prácticas sociales diferenciadas que dependen a la vez de elementos objetivos
(los que después Pierre Bourdieu llamaría capital social) y de otros puramente
subjetivos como la reputación (el honor, el prestigio, etc.)
 Los partidos políticos pueden acceder al poder estatal y alterar con mandatos
concretos las reglas abstractas de la sociedad, utilizando su influencia para
obtener beneficios ideales o materiales para sus miembros, los cuales unifican
en forma institucional intereses y estatus sociales comunes preexistentes al
Estado o generados desde él.
Para que exista estratificación generadora de desigualdad social parece verosímil que
se den las siguientes condiciones:
I. Los grupos han de ser numerosos y concierta complejidad social. En grupos
pequeños estables, como las tribus de cazadores-recolectores, las únicas divisiones
permanentes son las dictadas por el sexo, la edad y el parentesco.
II. Los grupos han de tener un cierto superávit de bienes y servicios, de forma que lo
producido por encima del nivel de subsistencia tiende a ser distribuido de forma
desigual entre individuos y grupos que se apoyan en su superioridad, ideológica o
religiosa.
III. Los grupos privilegiados han de gozar de poder, de la facultad de controlar a los
otros por la fuerza, la coacción manipulación etc.
IV. Ese poder tiene que ser institucionalizado y permanente mediante criterios
duraderos, como la posesión de los bienes materiales o el control de los inmateriales
por medios de ritos.

Por las características mencionadas, en estas sociedades, al existir un poder político
escasamente diferenciado, tanto estructural como culturalmente, el poder emana
directamente del status propio del individuo. El poder político se identifica con el poder
social, que deriva del control de ciertos recursos, como la tierra y las riquezas, la
vinculación con los poderes sobrenaturales, el conocimiento de la tradición, o de la
dirección de los grupos primordiales. Este es el caso de la sociedad acéfala.

Sin embargo cuando la sociedad cambia, se hace sedentaria y se estratifica, comienza
a aparecer un poder político diferenciado, permanente y estable. Este es el caso del
paso de la sociedad acéfala o tribal al Estado, pasando por la ciudad – Estado, el
imperio burocrático o la sociedad feudal.

Lo que caracteriza a este nuevo centro político es un poder con dos funciones básicas:
la determinación de los objetivos globales del conjunto de la sociedad y la ordenación
e integración de la misma de acuerdo con criterios primordiales.












Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 15 -
Entonces, En Sociedades preestatales Poder emana del status propio del individuo
en c/grupo


PODER SOCIAL
Se deriva del control de ciertos recursos
(tierra-riqueza, etc.), la vinculación con
Cambio de la sociedad poderes sobrenaturales, el
conocimiento de la tradición o dirección
nuevo centro político de grupos



- realización de grandes objetivos societales
- grupos con poder social tratan de ocuparlos e influirlos



Aparece Política en sentido estricto, constituyendo la actividad dirigida a gobernar o
a influir indirectamente en el poder político, en el centro político de dirección y control
del conjunto de la sociedad.
Por lo tanto, con la aparición de este poder político diferenciado, nos encontramos con
grupos con poder social que tienen como fin ocuparlo directamente o adquirir
influencia sobre el mismo. A partir de entonces, aparecen dos niveles y conceptos
acerca de la política y el poder. Un concepto de política en sentido amplio, como el
gobierno de las situaciones sociales por medio del poder social, que deriva del control
de determinados recursos, como las armas, la tierra, las fuentes de energía, el trabajo,
la religión, entre otros, por parte de algunos individuos o grupos.

Un nuevo concepto de política, en sentido estricto, como el gobierno de la situación
social global que denominamos sociedad, por medio de poder político o a influir
indirectamente en él. Poder que deriva de la coerción y de las creencias acerca de su
legitimidad.

Este proceso de transformación política crea diversas formas organizativas del poder
político que analizaremos más adelante.


¿Qué es la legitimidad? ¿En qué se diferencia de la
autoridad?
35

Como dijimos anteriormente, en la definición de la política en sentido
estricto, el poder político detenta el uso de la coerción y de las creencias
acerca de su legitimidad. Con lo cual se hace énfasis en que la sola
utilización de la fuerza no es suficiente para sustentar y mantener el poder, es
necesario que quienes obedecen dicho poder tengan razones para aceptarlo. La
legitimidad se refiere precisamente a esta idea que tiene que ver con las razones por
las cuales las personas aceptan y justifican un poder político.

35
Corresponde al punto 2.3 del Programa - BOBBIO, Norberto, MATEUCCI, Nicola y
PASQUINO, Gianfranco: Diccionario de Política, Siglo Veintiuno Editores, undécima edición,
México, 1998. pp. 862; CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de Ciencia Política, Tecnos, segunda
edición, Madrid, 2009. pp. 44 (pie de página).


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 16 -

Legitimidad es usualmente definida como la propiedad que hace que los
procedimientos de un régimen para formular y hacer cumplir leyes sean aceptables
para los sujetos sometidos a ellas. Legitimidad es crucial para la distinción entre poder
y autoridad, puesto que la legitimidad es la cualidad que transforma el poder bruto en
autoridad válida. Esto es, permite que una orden sea obedecida por un sentido del
deber antes que por temor.

Según la definición de Bobbio, la legitimidad es el atributo del Estado que consiste en
la existencia en una parte relevante de la población de un grado de consenso tal que
asegure la obediencia son que sea necesario, salvo en casos marginales, recurrir al
uso de la fuerza. Por lo tanto, el poder trata de ganarse el consenso para que se le
reconozca como legítimo, transformando la obediencia en adhesión.
Por otro lado, la autoridad política es el poder consensual que posee un individuo o
grupo que desempeña el rol dirigente en un sistema. Este poder emana, o bien
directamente de los principios de legitimidad del sistema y de sus normas de
distribución del poder, o bien de la capacidad del dirigente de conectar con los valores
y creencias de los gobernados, o bien de ambas cosas a la vez.

Es preciso señalar que existe una relación muy estrecha entre autoridad y
legitimidad, siendo ambos términos comúnmente usados como sinónimos, dado que
ambos se refieren a la capacidad de crear expectativas de obediencia, por lo que
transforman al poder en consensual. Sin embargo, la correcta forma de conjugar
ambos términos es señalando que así como una persona que desempeña un rol
dentro de un sistema político (un ministro) tiene o ejerce autoridad, un sistema político
es o no legítimo. Es decir, la legitimidad se refiere al sistema político en su conjunto, la
autoridad a un rol particular dentro del sistema.

Una autoridad no es legítima, se legitima. La legitimidad de una autoridad se adquiere
o se pierde, se acrecienta o se debilita. En estas circunstancias, la legitimidad está
íntimamente relacionada con un alto grado de credibilidad de la población en sus
autoridades, y en una significativa disposición a obedecer la normatividad que la
autoridad produzca.

 Legitimidad: Se refiere al sistema en su conjunto. Cuando los gobernados
creen que los principio en que se basa son justos o correctos
 Autoridad: se refiere a los diversos roles particulares de un sistema político
 Autoridad política: es el Poder consensual que posee un individuo o grupo
que desempeña el rol dirigente en un sistema. Puede ganarse o perderse.

Si revisamos la historia podemos encontrar diversos fundamentos de la legitimidad del
poder político: la divinidad, esto es la creencia de que el poder político deviene de
Dios, modelo de legitimidad que se dio en gran medida durante la edad media; el
carisma del líder, modelo de legitimidad del cual se encuentran ejemplos aún en el
mundo contemporáneo y, como característico del Estado moderno encontramos la
legitimidad basada en la legalidad. Lo cual genera como resultado la identificación
entre legitimidad y legalidad.

Cuando el Estado moderno, asumió el carácter de Estado de derecho, la legitimidad
del poder ejercido por el Estado se fundamentó en su sometimiento a la legalidad, en
dos aspectos: quienes ejercen el poder estatal deben estar autorizados para ello por el
ordenamiento jurídico, se trata de la legitimidad en el origen del poder; pero además


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 17 -
dicho poder debe ser ejercido conforme a lo establecido en la ley, se exige así que el
poder no sea utilizado de manera arbitraria, se trata de la legalidad en el ejercicio del
poder
36
.

¿Qué diferencia existe entre legalidad y legitimidad?
37

Max Weber, en su célebre análisis de la tensión entre legalidad y legitimidad,
señala la existencia de tres tipos diferentes de legitimidad:
- la legitimidad carismática, cuando el acatamiento y consenso que avalan
al jefe se originan en su "carisma", en ese ascendiente personal cuasi-
religioso y cuasi-mágico que algunos hombres tienen, quizás relacionado con su
condición prototípica de una raza, cultura o generación.
- la legitimidad tradicional, que es aquella adhesión y respaldo que emerge del tiempo,
de la consagración histórica, de la tradición popular.
- la legitimidad racional, que es aquel consenso emergente de una normativa jurídica
con vigencia sociológica, que respalda el acceso al poder y su ejercicio. Cuando los
gobernados han participado en la elaboración de tales normas, se produce una
legitimidad democrática.

La legalidad es un concepto puramente jurídico. La legitimidad es un concepto político,
más sutil y ponderable.

No obstante, en la actualidad se estima que la sujeción a la legalidad no es ya
suficiente para hacer del poder estatal un poder legítimo. Hoy se considera que es
necesario además, que la ciudadanía participe ampliamente en la toma de decisiones
y que el Estado sea eficaz en la satisfacción de las necesidades sociales. En un
sentido muy amplio y genérico, legitimidad evoca la idea de algo auténtico, justo,
equitativo, razonable. En su sentido más específico, denota la existencia, al menos en
una porción principal de la población, de un consenso que asegure una adecuada
disciplina social sin necesidad de recurrir a la coerción, salvo en casos marginales.

El consenso es un acuerdo o afinidad entre los miembros de una sociedad, referido,
en principio, a valores culturales y normas; y en niveles más profundos y detallados, a
la desiderabilidad de los objetivos y de los medios aptos para lograrlos.
38



¿Cuáles son los niveles del proceso de legitimación?
39

En una perspectiva sociológica, el proceso de legitimación, vale decir, la
secuencia de hechos que instauran la legitimidad, se produce teniendo
como referencia no al estado en su conjunto sino a algunos elementos

36
BOBBIO, Norberto y MICHELANGELO BOVERO: El poder y el Derecho, Enlace Grijalbo,
México, 1984, pp. 30.
37
Corresponde al punto 2.3 del Programa - BOBBIO, Norberto, MATEUCCI, Nicola y
PASQUINO, Gianfranco: Diccionario de Política, Siglo Veintiuno Editores, undécima edición,
México, 1998. pp. 862 – 864.
38
Conviene notar que el consenso es socialmente menos notorio, menos visible, que el
disenso. El consenso se exterioriza menos; se expresa en una conducta que parece
simplemente "normal", mientras el disenso es ruidoso, ostensible; rompe la rutina de la
obediencia y la disciplina social. El consenso "no es noticia"; el disenso (real o presunto) colma
los canales de los medios de comunicación social.
39
Corresponde al punto 2.3 del Programa - BOBBIO, Norberto, MATEUCCI, Nicola y
PASQUINO, Gianfranco: Diccionario de Política, Siglo Veintiuno Editores, undécima edición,
México, 1998. pp. 864 - 865


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 18 -
componentes: la comunidad política, el régimen político y el gobierno. Veámoslos más
en detalle:

- Comunidad política: es el grupo social con base territorial que reúne a los individuos
ligados por la división del trabajo político, la legitimidad aparece por la difusión en el
pueblo de sentimientos de identificación o pertenencia a la comunidad política.
Aparece como "sentimiento de nosotros", con connotaciones de fidelidad y lealtad
nacional.

- Régimen político: es el conjunto de instituciones que regulan la lucha por el poder y
su ejercicio. La legitimidad se expresa en este nivel como adhesión al régimen, como
respeto a las reglas básicas del juego político, aunque se disienta con el gobierno
ocasionalmente surgido de ese régimen en un momento dado; al cual se le reconoce
legitimidad justamente por eso. Es la estructura organizadora del poder, que establece
los criterios de selección de los integrantes de la clase dirigente y asigna los roles en
ella. También es el conjunto de normas y procedimientos para el acceso y el manejo
del poder. Teóricamente, es la voluntad política del pueblo quien erige al régimen
político, pero también es cierto que la estructura del régimen condiciona la formación
de la voluntad política. Cada tipo de régimen está asociado a determinados valores y
limita la libertad de acción de los gobernantes. Hay muchas tipologías de los
regímenes políticos. La más antigua (y quizás la más conocida) es la de Aristóteles:
monarquía, aristocracia y democracia, con sus correspondientes formas corruptas:
tiranía, oligarquía y demagogia. Montesquieu planteó otra: república, monarquía y
despotismo (cuyos "principios" son respectivamente la virtud, el honor y el miedo).
Marx los vinculó con las formas de producción: al modo de producción esclavista,
corresponde la ciudad-estado; al agromanagerial, los imperios orientales; al feudal, las
monarquías, señoríos y comunas; al capitalista, las democracias representativas, los
fascismos y el socialismo. Las teorías más modernas, clasifican los tipos de régimen
según su sistema de partidos políticos. Así hizo Duverger y también R. Aron, que los
clasifica en regímenes constitucionales pluralistas y regímenes de partido único.

- Gobierno: es el conjunto de funciones que concretan el ejercicio del poder político.
Teóricamente bastaría la legalidad de origen y ejercicio, pero esto sería desconocer,
en una actitud de extremo positivismo jurídico, los aspectos personales y
circunstanciales de la política, especialmente en los frecuentes momentos de
conflictos y crisis institucionales y fácticas. En los procesos políticos reales, el
ascendiente y prestigio de los hombres (o su falta) pueden sostener la situación (o
precipitar su caída). Siempre existe una proporción de personalización del poder. Es la
gravitación de las cualidades personales del jefe, que emergen desde abajo de su
función jurídica, y que contribuyen a legitimarlo. También es esta dimensión la más
"trabajada" por la manipulación propagandística destinada a hacer creer que el jefe es,
lo que en realidad no es.

- Otro ejemplo interesante es el de las comunidades políticas dependientes de otras
(colonias, protectorados, etc.) situación que se hace extensiva a los países
ostensiblemente dependientes de otros, aunque formalmente tengan independencia.
Ellos carecen o tienen muy débil legitimidad propia: les cuesta despertar la lealtad de
sus ciudadanos porque no son productores de decisiones políticas autónomas aunque
sean productores de derecho.

Proceso de legitimación referente al Estado y sus distintos aspectos:
1- Comunidad Política sentimiento de identificación con la comunidad política


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 19 -
2- El régimen instituciones que regulan la lucha por el poder y el ejercicio del mismo
3- El gobierno conjunto de funciones en que se concreta el ejercicio del poder político
4- Estado no independiente lealtad: sistema hegemónico o imperial
Desde otro punto de vista, la legitimación consiste en percibir la concordancia entre la
comunidad política, el régimen o el gobierno y las propias representaciones y
creencias políticas, y actuar en consecuencia. Como veremos, puede haber
legitimación del régimen y oposición al gobierno.

Si determinados individuos o grupos se dan cuenta de que el fundamento y los fines
del poder son compatibles o están en armonía con su propio sistema de creencias y
actúan en pro de la conservación de los aspectos básicos de la vida política, su
comportamiento se podrá definir como legitimación. En cambio, si el estado es
considerado en su estructura y en sus fines como contradictorio con el propio sistema
de creencias, y este juicio negativo se traduce en una acción orientada a transformar
los aspectos básicos de la vida política, este comportamiento podrá definirse como
impugnación de la legitimidad. Este comportamiento de legitimación no caracteriza
solamente a las fuerzas que sostienen el gobierno sino también a las que se oponen al
mismo, en cuanto no tengan el propósito de cambiar también el régimen o la
comunidad política.

La diferencia entre oposición del gobierno e impugnación de la legitimidad en ciertos
aspectos corresponde a la que existe entre política reformista y política revolucionaria.

La oposición al gobierno es semejante a la política reformista, que propicia cambios
dentro del sistema; la impugnación de la legitimidad del régimen es semejante a la
política revolucionaria, que va dirigida al cambio del orden establecido, o sea del
sistema político mismo.

El consenso hacia el estado (fuente de su legitimidad como comunidad, régimen y
gobierno) es una necesidad social y, sobre todo, es una necesidad del estado mismo y
en particular del gobierno. Ya hemos visto, en ese sentido, el significado e importancia
del consenso para la sociedad, la política y la eficiencia global del sistema.

La legitimidad es, pues, un elemento de gran valor. Su expresión ideal puede ser la
siguiente: un estado será legítimo en la medida en que realice el valor de un consenso
manifestado libremente por una comunidad de hombres autónomos y conscientes.


¿Qué relación hay entre legitimidad e ideología?
40

Las relaciones sociales no subsisten entre individuos absolutamente
autónomos sino entre individuos que ocupan un papel definitivo en la
división social del trabajo. Ahora bien, la división del trabajo y la lucha
social y política que se deriva de aquélla hacen que la sociedad no se
considere nunca a través de representaciones conformes con la realidad sino con una

40
Corresponde al punto 2.3 del Programa - BOBBIO, Norberto, MATEUCCI, Nicola y
PASQUINO, Gianfranco: Diccionario de Política, Siglo Veintiuno Editores, undécima edición,
México, 1998. pp. 865 - 866


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 20 -
imagen deformada de los intereses de los protagonistas de esa lucha (ideología) cuya
función consiste en legitimar el poder constituido.

Cada ideología, cada principio de legitimidad del poder, para desarrollarse con
eficacia, debe, en efecto, contener también elementos descriptivos que lo hagan
creíble y, en consecuencia, idóneo para producir el fenómeno del consenso. Por este
motivo, cuando las creencias en que se basa el poder no corresponden ya a la
realidad social, se abandonan y se asiste al cambio histórico de ideologías.

Cuando el poder es estable y es capaz de cumplir de manera progresista o
conservadora sus propias funciones esenciales (defensa, desarrollo económico, etc.),
esto hace valer simultáneamente la justificación de su propia existencia, apelando a
determinadas exigencias latentes en las masas, y con la potencia de su propia
positividad se crea el consenso necesario. En los períodos de estabilidad política y
social el influjo sobre la formación de la conciencia social de los que la división del
trabajo ha colocado en el vértice de la sociedad es decisivo, porque es capaz de
condicionar en forma relevante el comportamiento de los que no ocupan papeles
privilegiados.

En cambio, cuando el poder está en crisis, porque su estructura ha entrado en
contradicción con el desarrollo de la sociedad, entra también en crisis el principio de
legitimidad que lo justifica.

La experiencia histórica demuestra, en efecto, que a todo tipo de estado le
corresponde un tipo distinto de legitimidad, o sea a cada forma de lucha por el poder le
corresponde una ideología dominante distinta.

Por otro lado, el consenso hacia el Estado nunca fue libre sino forzado y manipulado.
La legitimación se presenta como una necesidad, cualquiera sea la forma del Estado.
El poder determina, en parte, el contenido del consenso, que puede ser más o menos
libre o forzado. La legitimidad tiene en común con la libertad, la democracia y la justicia
que designa al mismo tiempo una situación (que consiste en la aceptación del Estado
por parte de la población en su mayoría) y un valor de convivencia social (que es el
consenso libremente manifestado por una comunidad autónoma y consciente. Se
busca alcanzar la promesa irrealizada de una sociedad justa en que el consenso, que
constituye su esencia, pueda manifestarse libremente sin interferencia del poder y la
manipulación y sin mistificaciones ideológicas. Por eso, Bobbio define a la legitimidad,
incorporando el aspecto valor de la siguiente manera:


“La legitimidad es una situación que no se realiza nunca en la historia, sino como
aspiración, ya que un Estado será más o menos legítimo en la medida que realice el
valor de un consenso manifestado libremente por una parte de una comunidad de
hombres autónomos y conscientes; o sea, en la medida en que se acerque a la idea
límite de la eliminación del poder y de la ideología de las relaciones sociales.”
41




41
BOBBIO, Norberto, MATEUCCI, Nicola y PASQUINO, Gianfranco: Diccionario de Política,
Siglo Veintiuno Editores, undécima edición, México, 1998. pp. 866.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 21 -
¿Qué tipos de sociedades políticas pre estatales existen?
42

El estudio de las formas políticas anteriores al Estado es muy importante
para las estructuras políticas, con ello se demuestra que existieron
múltiples formas de convivencia social distintas de las que hoy conocemos
(Estado).

Vamos a estudiar: sociedad acéfala, sociedad segmentada, ciudad Estado (Atenas y
Roma republicana), el imperio burocrático y sistema feudal.

Lo común de todas es que a cada tipo de estructura política le va a corresponder un
mundo de producción económica determinado. Ejemplo: las sociedades sedentarias
van a tener un modo de producción económico basado principalmente en la
agricultura. Las no sedentarias se basaban en caza y pesca. Roma se basaba en la
clase esclavista.

El Estado moderno ha ido tomando instituciones de estos (pre estatales) y las ha ido
adaptando al sistema actual. También ha adoptado no sólo instituciones sino términos
pero adoptándolos y modernizándolos en un continuo avance.

o Formas políticas preestatales
A- Sociedad acéfala Ej.: Indios americanos, Sociedad esquimal
B- Sociedad segmentada Ej.: Pueblos de Nigeria y Ghana
C- Ciudad-Estado Ej.: Roma republicana, Atenas
D- Imperio Burocrático Ej.: Imperio azteca, inca, chino, romano
E- Feudalismo Ej.: Edad Media europea

SOCIEDAD ACÉFALA: Es una sociedad no sedentaria, no segmentada y sin
estratificación social. El modo producción se basa en caza y pesca desplazándose
según la época de año. Su fin es sobrevivir, la supervivencia por lo que no existen
diferentes grupos sociales (segmentada) no hay clases, exceptuando la diferencia por
sexo o edad.
No existe una persona en la que se aglutine el poder. Es un poder débil y transitorio.
Se va a elegir a la persona que tiene el poder en función de sus cualidades personales
o por pertenecer a un determinado linaje, o por costumbre pero será transitorio
dependiendo de la época.

SOCIEDAD SEGMENTADA: Es una sociedad estable, sedentaria, agrícola que se
caracterizan por su conformación en forma de unidades relativamente iguales entre sí,
cerradas al exterior, basadas en lazos de parentesco (no necesariamente biológico,
sino definido como los que comparten la vida comunal y pertenecen a la trama de
lazos sociales definidos en estos términos), que pueden o no ser sometidas a
extracción de excedentes por parte de un Estado, con la aparición de una elite política
diferenciada. En estas sociedades aumentó el nivel de complejidad y desigualdad
social con respecto a las previas formaciones nómades. Esta tendencia a la
diferenciación de sus miembros entre sí, con base en desiguales capacidades de
laboreo y calidad diferenciada de la tierra apropiada, estaba estimulada además por
los continuos avances tecnológicos, que permitían tener un mayor control sobre la

42
Corresponde al punto 2.2 del Programa - Bibliografía: CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de
Ciencia Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 45 – 50.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 22 -
naturaleza y darían pie a un mayor grado de variabilidad en las formas de organización
social. Se desarrolla una cierta burocracia.

CIUDAD – ESTADO o POLIS: la unidad de organización política de los griegos y
romanos de los cinco siglos anteriores a la era cristiana, no era la tribu ni la nación,
sino las ciudades – Estado. “La comunidad perfecta es la polis..., surgió para satisfacer
las necesidades vitales del hombre, pero su finalidad es permitirle vivir bien... El
hombre que, naturalmente y no por azar, no viva en la polis es infrahumano o
sobrehumano.”
43


Cuando las tribus crecieron y pasaron a conformar unidades políticas más grandes. El
comercio entre los pueblos creció notablemente y florecieron los mercados. Los
pequeños poblados empezaron a unirse entre sí formando unidades defensivas más
grandes y construyendo fortificaciones en común.

Las estructuras políticas comenzaron a centrarse en las diferentes ciudades dando
origen a la Polis
44
. Estas ciudades-estado administraban un territorio pequeño y eran
independientes entre sí. Cada Polis, por más pequeña que fuera, poseía su propia
estructura política y muy a menudo, incluso, su propio sistema de pesos y medidas.
Los griegos no trepidaban en luchar, y perder la vida para defender la independencia y
la autarquía de esos minúsculos Estados: la ciudad – Estado, o la polis, como ellos la
llamaban. Cada una de las ciudades va a tener una organización y una función
administrativa.

Con el aumento de población los pequeños propietarios que apenas si podían
sobrevivir tienen que emigrar a las ciudades. Esto trae como consecuencia un
aumento del comercio y de la artesanía, y estos dos nuevos grupos sociales (los
nuevos ricos) empezarán a disputar el poder político a los aristócratas y una gran
diferenciación social entre el campo y la ciudad.

La economía está basada en el esclavismo, la agricultura y el comercio.

En cuanto al aspecto social, se produce una nueva estratificación basada en una
combinación de tradiciones familiares y de linaje con los rangos derivados de la
propiedad de la tierra y del status económico, ocupacional y ritual.

En lo político surgió una forma de organización política, con un centro diferenciado
estructuralmente, basado en los principios de ciudadanía e igualdad legal y política y
en los mecanismos de participación en asamblea de todos los ciudadanos y de
rotación de las magistraturas. Esta forma de organización política, a través de sus
principios, será el antecedente inmediato del Estado moderno en la última época del
feudalismo.

EL IMPERIO BUROCRÁTICO: va a surgir cuando desde un centro concreto se
reclama que se hagan nuevas obras. Pueden ser canalización de aguas,
abastecimientos, evangelización de un pueblo e incluso construirán monumentos
conmemorativos.


43
ARISTOTELES: La Política, Grupo Editorial Megabyte (Colección Literatura Universal Nº 65),
Lima, 2004.
44
Polis era la denominación dada a las ciudades estado de la antigua Grecia. Se denominaba
a la ciudad y al territorio que ella reclamaba para sí.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 23 -
La estructura política de esta sociedad burocrática va a tener un gobernante y una
burocracia (base del poder), ésta es ejercida por el gobernante.

El gobernante va a tener un origen divino y por lo tanto la legitimación del poder va a
ser una legitimación de carácter religioso (depende de Dios), los súbditos le obedecen
por esto.

La función del gobernante es gobernar a un pueblo heterogéneo. La burocracia se
encarga de recaudar los impuestos y de conseguir la mano de obra necesaria para la
construcción de las grandes obras públicas. Va a caer en decadencia cuando ya no es
posible recaudar más impuestos y mano de obra para la construcción de estas
grandes obras publicas.

EL FEUDALISMO: La sociedad feudal va a ser una sociedad fuertemente jerarquizada
cuyo núcleo de actividad socio - económico y culturales va a ser el feudo
45
.

El sistema feudal se va a convertir en el modo de organizar y compensar los servicios
militares por los nobles al rey. El rey por los servicios militares va a conceder a los
nobles propiedades terrenales, de este modo se van a convertir en siervos del rey los
militares más nobles y los militares más humildes en vasallos de personas superiores
bien sean civiles o eclesiásticos.

El origen de estos feudos es:
1º. La concesión real de extensos territorios a los nobles.
2º. Van a derribar de antiguos latifundios romanos.

Es una sociedad en la que el nacimiento va a determinar la condición social (noble es
noble, campesino es campesino), los nobles son siervos del rey y dueños de los
campesinos.

La estructura del sistema feudal se ha comparado con la estructura orgánica del
cuerpo humano así los campesinos serían los pies ya que con su trabajo mantienen a
la sociedad feudal en su conjunto. Los guerreros son los brazos pues luchan por
mantener esa forma de organizar política. Los clérigos son los que rezan por toda la
sociedad y guían la conciencia real, es el cerebro de ese cuerpo humano y como tal el
que da órdenes a brazos y píes.

En principio los nobles recibían las tierras únicamente a título vitalicio, después de su
muerte esas tierras serían otra vez reales, pero el poder de los señores feudales se
consolida de tal manera que el feudo va a pasar a ser hereditario. El poder va a estar
en mano de los señores feudales, van a tener luchas entre ellos y el poder real en el
feudo es casi inexistente.

La sociedad feudal se caracterizaba por una situación de inseguridad general y de
rencillas entre los señores feudales, como consecuencia de las invasiones exteriores y
de la caída del imperio.


45
Feudo: en la Edad Media, contrato por el cual los soberanos y los grandes señores
concedían tierras u otros bienes a sus vasallos a cambio de que ellos y sus descendientes les
prestaran servicios y les jurasen fidelidad.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 24 -
Los feudos se van a convertir en núcleos inviolables por el rey, el propio señor feudal
el que va a administrar justicia dentro de su feudo, establece los tributos y él va a tener
todos los derechos sobre el campesinado.

El sistema económico del Feudo se basa en la agricultura, la tierra es el fundamento y
el todo de la economía, esta agricultura es precaria, poco avanzada tecnológicamente,
agricultura la subsistencia y se va a cultivar fundamentalmente cereales, trigo y
centeno.

El hambre era frecuente pues la cosecha de cereales era muy deficiente, ya que el
sistema que utilizaban para la producción de cereal era un sistema rudimentario. Y
también estaba el problema meteorológico, que acabara con muchas cosechas,
aumentando el precio siendo muy difícil sobrevivir.

Hay que tener en cuenta que esta sociedad feudal está organizada para auto-
organizarse y autoabastecerse.

La organización política estaba conformada por:
- El Rey, poder en el feudo inexistente.
- Feudos, núcleo todas actividades, económica, política, jurídico, social.
- La Iglesia. Guiaba la conciencia real.
- La Ciudad va a ir creciendo, sobre todo gracias al impulso real, para
contrarrestar el poder de los nobles en sus feudos.

De todas formas, el poder político era difuso, poliárquico y la estratificación social
derivaba de la estructura del poder político.

Además, la artesanía y el comercio eran actividades frecuentes y bastantes
desarrolladas y los comerciantes de las ciudades van a ir organizándose, asociándose
y formando los gremios.

En el ámbito político y social el elemento básico va a ser el vasallaje
46
.
A medida que las ciudades fueron creciendo, el poder feudal fue declinando,
incrementándose el del rey. Con ello, aparece la sociedad capitalista y el absolutismo
como primera forma del Estado Moderno.

¿Cuáles son las características de la modernidad?
Los inicios de la edad moderna se caracterizan por el despertar del mundo
urbano en Occidente, por el clima de intenso debate religioso que preludia
la Reforma, por los síntomas de cambio en los comportamientos de la

46
Dos instituciones eran claves para el feudalismo: por un lado el vasallaje como relación
jurídico-política entre señor y vasallo, un contrato sinalagmático (es decir, entre iguales, con
requisitos por ambas partes) entre señores y vasallos (ambos hombres libres, ambos
guerreros, ambos nobles), consistente en el intercambio de apoyos y fidelidades mutuas
(dotación de cargos, honores y tierras -el feudo- por el señor al vasallo y compromiso de
auxilium et consilium -auxilio o apoyo militar y consejo o apoyo político-), que si no se cumplía o
se rompía por cualquiera de las dos partes daba lugar a la felonía, y cuya jerarquía se
complicaba de forma piramidal (el vasallo era a su vez señor de vasallos); y por otro lado el
feudo como unidad económica y de relaciones sociales de producción, entre el señor del feudo
y sus siervos, no un contrato igualitario, sino una imposición violenta justificada
ideológicamente como un quid pro quo de protección a cambio de trabajo y sumisión.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 25 -
economía hacia formas pre capitalistas y finalmente, por la alianza entre la ciencia y la
tecnología.

A partir del Renacimiento
47
, el hombre comienza a tomar conciencia respecto a sí
mismo y con respecto a la naturaleza. La naturaleza es fuente de explotación, porque
es moldeada y acondicionada dentro de la vida de los renacentistas; su morada es
artificial, es el nacimiento de la modernidad. El hombre obtiene un nuevo modo de
pensar, adquiriendo consigo su libertad y como consecuencia, contrae responsabilidad
moral; por tanto, la dignidad designa la creación de la doctrina de los Derechos
Humanos con el único fin de satisfacer las necesidades de las comunidades a las que
se integra. El mundo, tal como lo conocemos ahora, es una mera respuesta a la
modernidad, es decir, al suceso de cambios en el pensamiento del hombre, en donde
su emancipación es uno de los rasgos principales, junto con el individualismo.

Descubren el ojo y la mano del hombre, generando la ciencia y poco después la
tecnología; es un período en el cual el hombre comienza a liberarse y a conocer el
mundo viéndolo como objeto, separándose de la visión teológica; de pertenecer a ella
como otro objeto. El Renacimiento le hereda a la modernidad un racionalismo que
reivindica para sí la ciencia y el progreso.

Con la llegada del capitalismo, los medios de producción (tierra, trabajo y capital) son
de la propiedad privada; la mano de obra es despojada de ésta, convirtiéndose en una
mano de obra asalariada. Esta relación conforma el eje principal del sistema de
clases.
48
Las sociedades capitalistas se caracterizan por su innovación tecnológica: las
instituciones y sus relaciones económicas son preponderadas por dichas
innovaciones; el frenesí tecnológico se albergó en la máquina hecha por máquinas.
49


Por lo tanto, la sociedad moderna se basa en el maquinismo y en el cambio
tecnológico, así como produce un cambio en la productividad y movilidad de la
población con los consecuentes procesos de urbanización, industrialización,
emergencia y ascenso de nuevas clases y grupos, expansión de mercados, entre
otros.


¿Cuándo aparece el Estado como forma de organización
política?
50

En la actualidad, el Estado es la forma de organización política por
excelencia. El Estado se fue implantando en diferentes lugares y fue
sustituyendo otras formas de organización política.

Algunos autores utilizan el término Estado para hacer referencia a todo tipo de
organización política, ya se trate de las polis, el Imperio o los reinos medievales. Sin
embargo, otros estudiosos dan a este concepto un significado más restringido, al

47
Renacimiento es el nombre dado al amplio movimiento de revitalización cultural que se
produjo en Europa Occidental en los siglos XV y XVI. Sus principales exponentes se hallan en
el campo de las artes aunque también se produjo la renovación en la literatura y las ciencias,
tanto naturales como humanas.
48
GIDDENS, A., “Sección II”: Consecuencias de la modernidad, Alianza Universidad, pp. 20
49
HEILBRONER, R. L., “6. La lógica del desarrollo capitalista”, en: Naturaleza y lógica del
capitalismo, pág. 44
50
Corresponde al punto 2.2 del Programa - Bibliografía: CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de
Ciencia Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 50 - 56.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 26 -
entender por Estado moderno la forma de organización política que se generaliza en
Europa a partir del siglo XVI. El término stato aparece por vez primera en la obra de
Maquiavelo para designar al nuevo statu político surgido en el Renacimiento. Para Carl
Schmitt
51
, el Estado es un concepto histórico concreto que surge íntimamente
vinculado a la idea y práctica de la soberanía en el siglo XVI. El Imperio y la polis
habían sido las dos formas políticas más características de la antigüedad.

El Estado moderno se origina por determinados cambios económicos y sociales que
ocurrieron en Europa entre los siglos XVI y el XVIII. Su nacimiento se encuentra en la
época del Renacimiento en Europa, escenario de importantes cambios en su
ordenamiento político. Paulatinamente, surge entre las comunidades un sentimiento de
identificación cultural y nacional en un territorio con fronteras determinadas y con un
gobierno que dirige los destinos del pueblo. Los monarcas interesados en concentrar
el poder en su persona negocian con los señores feudales ayudados por lo burgueses,
tranzando derechos individuales sobre sus feudos a cambio de importantes privilegios.
De este modo el concepto feudal de lealtad es reemplazado por el de autoridad y
obediencia, propios de un Estado con poder centralizado.

El Estado medieval, se caracterizaba por una economía eminentemente agrícola, lenta
y de tipo localizada, que se expresaba a través del sistema feudal.

El mundo medieval tiene una distribución descentralizada y graduada del poder
político que residía sobre el emperador, la iglesia y la ley. Sin embargo éste poder era
limitado, ya que la institución sobre la que residía el poder político realmente era en la
Iglesia católica, ésta imponía una cultura común para todas las demás escalas de
poder. Es así como la política en la edad media se convierte en un aspecto más de la
teología, todos los poderes se derivaban de Dios a través de su iglesia, sin embargo
existía un conflicto real de poder entre el Emperador y el Papa. De tal forma que a
partir del año 1300, el poder de la iglesia se enfrenta a los reinos nacionales que
buscan recuperar el poder político perdido.

La transformación del Estado medieval al Estado moderno fue muy lenta. El primer
factor que lleva a éste cambio es el descubrimiento de nuevas fuentes de riqueza, las
rutas comerciales de la Europa medieval eran limitadas y hacia el final del siglo XIV e
inicios del siglo XV, se descubrieron nuevas tierras (India, África y América) y nuevas
rutas comerciales, esto trae una inundación de plata y especias; el segundo es el
desarrollo de las finanzas internacionales, esto se da debido a la expansión del
comercio, que da origen a una nueva clase social, la burguesía, una nueva clase
adinerada, que tiene como profesión la acumulación de la riqueza; el tercero es una
revolución en los métodos de cultivo de la tierra producto del progreso de la ciencia y
de la tecnología, y, en consecuencia, en la distribución de la propiedad territorial, y
cuarto la Reforma, impulsada por Lutero, que dirigió su movimiento en contra de la
corrupción de la iglesia.

El Estado moderno, en definitiva, es una forma de poder político, de carácter territorial,
que pretende monopolizar el poder de coerción y regulación, mediante su

51
Carl Smith: Jurista alemán. Profesor en la Universidad de Berlín desde 1934, su doctrina
jurídica acerca del Estado se ha señalado como uno de los elementos ideológicos sobre los
que se fundó el nacionalsocialismo, al que se adhirió en 1933. Dirigió una crítica constante
hacia las instituciones y los principios democráticos durante la República de Weimar, cuya
estabilidad contribuyó a socavar.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 27 -
institucionalización como poder soberano a través de un ordenamiento jurídico unitario
e igualitario.

Así se construyen los cimientos del Estado moderno, el cual se basa en una fuerza
centralizada. Más tarde, el poder político de los reyes se fortalece y se sustenta
gracias a la idea del origen divino del poder del rey, contribuyendo de esta manera, al
Régimen de Monarquía Absoluta. La Monarquía constituyó un Estado moderno
basado en una fuerte dirección de gobierno, con un territorio definido y con una
comunidad de individuos obedientes y sometidos al poder real.

Posterior a la Revolución Francesa, la situación de los Estados absolutistas se ve
alterada por las ideas liberales dando paso a un Estado más democrático,
constitucional y con división de poderes. Éste Estado contemporáneo encierra varios
aspectos constitutivos, entre estos se encuentran: la territorialidad, la soberanía, la
constitucionalidad, la burocracia pública, el poder legítimo, la ciudadanía, los
impuestos centrales y la formación de un ejército nacional.

Todos estos aspectos nos conducen hacia el establecimiento de las actividades y
características del Estado moderno, pero éstas no son eternas y estables, son un
elemento más de las relaciones humanas. El estado es transitorio y está sujeto a la
evolución de las naciones, en especial a los factores socioeconómicos, la insuficiencia
de bienes para satisfacer por completo las necesidades básicas de las personas es la
razón principal causante de los descontentos sociales y son el principal motor de los
conflictos políticos y sociales. Las naciones no tienen firmeza, están en una constante
búsqueda del progreso social, de ésta forma también el Estado está en constante
cambio y sus características no son permanentes. Por lo tanto, uno de los problemas
del Estado moderno es que se encuentra en una situación de continuo cambio porque
la sociedad evoluciona muy rápidamente.

ORÍGENES HISTORICOS
52

A- Monarquía forma de transición desde el feudalismo a la sociedad moderna
B- Estado Liberal nuevas fuerzas sociales (representación, participación, liberalismo
económico)
C- Crisis del Estado Liberal y su transformación da lugar al Estado democrático
D- Estado democrático-social y su crisis Estado social e intervencionismo

La MONARQUÍA ABSOLUTA: Va a ser el instrumento de transición agrícola, social,
estamental y autárquica (independencia económica del Estado), que va a dar como
consecuencia el Estado moderno.

Lo va a hacer mediante la centralización, la burocratización, la unificación territorial
jurídica y económica y de este modo va a perfilar los rasgos básicos del Estado
moderno, de la sociedad nacional de clases o sociedad clasista.

En la economía, el Estado moderno va a ejecutar políticas de carácter mercantilistas,
va a crear una moneda y va a instituir un sistema jurídico legislativo que va a sustituir
la costumbre local, también va a tener un sistema financiero unificado y un sistema

52
Corresponde al punto 2.2 del Programa - Bibliografía: CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de
Ciencia Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 50 - 56.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 28 -
militar ordenado, se van creando las bases para la sociedad capitalista. Ya tenemos el
poder absoluto, creado para fortalecer al rey.

El sistema social en la monarquía absoluta es:
- El rey. Es el lugarteniente de Dios y tiene un origen divino.
- La nobleza. Va a perder sus privilegios políticos pero no los privilegios de
carácter económicos o de otro tipo. Aceptan la perdida de privilegios a cambio
de que el Rey les dé una pensión o un puesto en palacio. La nobleza se
convierte en nobleza palatina (esta en palacio). No pueden administrar justicia
y no pueden crear sus propios ejércitos; pero no pagan impuestos, tienen un
código penal y tribunal especial para ellos, tienen carácter honorífico.
- Burguesía comercial, es un estrato social formado por distintos grupos muy
heterogéneos, banqueros, comerciantes, maestros, artesanos e incluso
intelectuales. Tienen una gran capacidad económica y de ellos el rey va a
extraer préstamos e impuestos varios. A cambio lo único que conseguían era
algún cargo en la administración pública.
- Pueblo general: el pueblo va a ser súbdito real.

Uno de los más claros ejemplos del absolutismo fue Francia. Durante el siglo XVII,
este país se convirtió en la mayor potencia europea, después de consolidar sus
fronteras, gracias a innumerables guerras con los países vecinos. El rey Luis XIV
(1643-1715) fue la mejor personificación de la imagen del monarca absoluto. A él se
atribuye la frase: "El Estado soy yo".
53


EL ESTADO LIBERAL DE DERECHO

El destino de los Estados absolutistas fue ir sucumbiendo ante revoluciones burguesas
o revoluciones del proletariado.

Desde el siglo XVI, en el que cae por primera vez el absolutismo español de los
Países Bajos, hasta el siglo XX, en el que cae el régimen absolutista de Rusia, hay por
medio unos siglos en los que se ha ido configurando y desarrollando ese Estado
Liberal.

Características o principios básicos de este estado liberal:
1. Estado representativo y oligárquico, limitado por la razón, los derechos
fundamentales, la separación de poderes y el laissez faire, laissez passer.
2. Garantía de los Derechos y libertades de los ciudadanos. Se pretende una
igualdad de los ciudadanos ante la ley y los impuestos. Pero esta igualdad será
limitada por que los Derechos políticos no se atribuye a todos los ciudadanos solo
podrán votar y ser elegidos como representantes en las asambleas aquellos
ciudadanos que tuvieran una cierta capacidad económica e intelectual (sufragio
censatario).
3. Lo que lo que primara en el plano ideológico será la razón frente la tradición. En el
plano sociológico, hay un alza en la burguesía frente la aristocracia y el clero.
4. En el plano económico sería el liberalismo económico (Adam Smith).

53
Luis XIV: El reinado de este monarca, conocido como el «rey Sol» por la brillantez de su
corte, marcó uno de los momentos culminantes de la historia francesa, tanto desde el punto de
vista político como cultural. Fue el máximo representante del absolutismo monárquico, que
resumió en la frase «el Estado soy yo».


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 29 -
5. Principio de separación de poderes. Locke va a ser el teórico en el Estado Liberal.
Locke afirmaba que la división de poderes era una forma de equilibrar el poder
político de la burguesía y el poder político de la aristocracia. Esto es, por que su
origen se encuentra en que cada clase tenía que tener un poco de poder para
tenerla contenta (debido a su desarrollo). Este equilibrio se romperá cuando las
clases populares reclaman detentar ese poder.
6. Principio de legalidad de la Administración. Las administraciones están sometida a
la Ley y a un control judicial.

Características del liberalismo económico:
- La libre iniciativa económica.
- Protección de propiedad privada y herencia.
- Mercado se regirá por las leyes de la naturaleza, leyes de oferta – demanda.
- Abstencionismo económico estatal. Esta doctrina se llama también “Laissez –
faire”. Dicho abstencionismo estatal va a favorecer sobre todo a la burguesía
ya que el Estado no va a intervenir ni controlar las condiciones de adquisición
de mano de obra ni en la intervención de resolución de conflictos sociales.

Pero esta sociedad capitalista y el Estado Liberal comienzan a tener problemas con la
sobreproducción y la crisis de legitimidad política cada vez más intensa, derivada de la
contradicción de los mecanismos oligárquicos de representación con los principios de
libertad e igualdad, y la inadecuación de las políticas económicas liberales para
resolver los graves problemas sociales de las clases populares.

CRISIS DEL ESTADO LIBERAL y su transformación

La crisis del Estado Liberal, con la implantación del sufragio universal y la participación
de masas, implica la democratización del Estado liberal, a fines del siglo XIX; o bien,
durante el primer tercio del siglo XX, a procesos revolucionarios o
contrarrevolucionarios de los que emergen dos formas políticas: el Estado comunista y
el Estado Fascista.

Mientras el liberalismo implica una división de poderes como instrumento para la
limitación del poder, la democracia no admite la limitación al poder del pueblo. Para el
liberalismo, el poder del Estado ha de estar dividido, mientras que para la democracia
es único: la voluntad general.

A pesar de estas contradicciones, ambas ideas convivieron y el Estado liberal se fue
democratizando gracias al sufragio universal.

El Estado va a intervenir en la regulación de las relaciones económicas y en la
regulación de las condiciones sociales, por tanto, va a tener que regular las
condiciones de trabajo y va a establecer unas condiciones sindicales convirtiéndose el
Estado como un agente económico. Todo ello implica un cambio de ideas respecto de
las funciones del Estado, que pasará de ser abstencionista a ser intervencionista. El
Estado no se considera enemigo de la libertad, sino el instrumento a través del cual se
realizan la libertad y la igualdad; esta última en los ámbitos de lo real y no
exclusivamente en los políticos (educación, sanidad, pensiones).

A su vez, el siglo XIX, está caracterizado además de los conflictos derivados por la
crisis del Estado liberal, por luchas por la autodeterminación de los pueblos,
enfrentamientos entre grandes Imperios y Estados europeos, que culminan en la
Primera Guerra Mundial a principios del siglo XX.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 30 -

ESTADO DEMOCRATICO - SOCIAL

Lorenz von Stein
54
, postuló que la sociedad ha dejado de constituir una unidad, debido
a la existencia de clases, lo que facilita que los individuos persigan sus propios
intereses a costa de los del resto, terminándose con estados opresivos o dictatoriales.
En esas circunstancias, puede haber una revolución. Pero esa revolución sólo llevara
a una nueva dictadura. La solución es, en su opinión, un Estado Social, es decir, un
estado que inicie una reforma a fin de mejorar la calidad de la vida de las clases
"bajas", evitando así, en sus palabras, el proceso de las clases que buscan ascender
socialmente.


El modelo socio económico del Estado Liberal no ha podido conseguir la materialidad
necesaria para satisfacer las principales necesidades de los pueblos. A pesar de los
grandes avances científicos y tecnológicos se ha hecho más evidente las
desigualdades económicas, sociales y políticas; el mercado neocapitalista, manejado
por los monopolios, no permite el libre acceso a las grandes mayorías, más bien
sistemáticamente las marginan; la opinión pública no es libre, prácticamente resulta
expresión distorsionada o manipulada por un sistema mediático representante de
intereses trasnacionales.

Cada vez resulta más claro que la democracia política exige como base la democracia
socioeconómica. Sin ésta, aquélla es insalvable, y en tal situación las decisiones se
hacen antidemocráticas en los dos sentidos: vienen adoptadas por la oligarquía
capitalista y responden a intereses predominantes de esa oligarquía, situación que
puede determinar la exclusión de la democracia real. Humanizando el sistema
económico, pensando en el hombre, en su dignidad, se puede encontrar un equilibrio
entre los fines de la democracia y el sistema económico. Por eso, la implantación del
liberalismo económico, en un régimen de democracia liberal, favoreció el desarrollo del
comercio, pero empeoró la situación de los más favorecidos, con inhumanas
condiciones de trabajo al comienzo de la Revolución Industrial.

Desde todos los frentes se alzan voces reclamando una mejor situación social de las
clases trabajadoras, cobrando auge el marxismo, que pretende la emancipación de
quienes no tienen otra cosa que su trabajo a través de un sistema económico, que
bautizan como Democracia popular, que consiste en una asunción por el Estado de
todos los poderes incluida la titularidad de los bienes de producción, con sensibilidad
también social desde otros sectores, como la Iglesia presbítera que publica una
encíclica contra todos los abusos del liberalismo.

La preocupación social trata de compaginar la libertad individual, sustrato de la
democracia, con la limitación de la desigualdad que su propia libertad produce.

Provee la integración de las clases sociales menos favorecidas, evitando la exclusión y
la marginación, de compensación de las desigualdades, de redistribución de la renta a
través de los impuestos y el gasto público. Utiliza instrumentos como los sistemas de
educación y sanidad (en mayor o menor grado públicos o controlados por el estado,
obligatorios o universales y gratuitos o subvencionados), financiados con cotizaciones

54
Lorenz von Stein (18 de noviembre 1815 – 1890) fue un influyente economista, sociólogo, y
administrador público alemán, nacido en Eckernförde. Como consejero al emperador japonés
del período, sus visiones conservadoras influyeron la redacción de la constitución de la era
Meiji en ese país


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 31 -
sociales. Se tiende a la intervención en el mercado y la planificación de la economía,
todo ello en contra de los principios del liberalismo clásico.

El Estado democrático social va a ser la suma de:
Estado Liberal + componente democrático + avances tecnológicos = Estado Social.

Estado Democrático – Social


¿Cuáles son las características del poder político actual?
55

Desde su aparición, el Estado moderno se convirtió en la pieza maestra del
sistema internacional. El Estado es quien posee el monopolio de la
violencia organizada y los individuos se mueven a través suyo, dotado
cada uno de una “nacionalidad” que define sus derechos, privilegios y
estatuto en el mundo. El Estado omnipotente y legítimo es el único apto para
“administrar” no solamente sus propios asuntos sino también los que atañen a la
colectividad regional, continental y mundial. Para afrontar el “estado natural” del
sistema, el Estado es quien, a través de sus representantes, firma los tratados de paz
y define las reglas del juego internacional. También es el Estado quien se invita a
firmar un contrato social que lo une a los demás Estados a través de la Carta de
Naciones Unidas
56
.

Pero, en la actualidad, mientras que la dinámica del mundo se ha transformado por
completo, el Estado aparece como incapaz para resolver toda una serie de problemas
que exceden sus competencias. Y allí es donde radica el bloqueo del mundo
contemporáneo. El medioambiente, la energía, la salud, el agua, las finanzas, los
mercados comerciales, la pesca y el terrorismo constituyen todos problemas
complejos, junto a otros más que sobrepasan el estrecho marco del Estado.

La sociedad altera el entorno de manera muy significativa y progresivamente. Cuando
apareció la agricultura, se debió modificar el entorno para poderla ejercer (quemar y
sacar árboles de en medio). La agricultura permitió comer más, por tanto... más gente
y un crecimiento demográfico muy grande. El otro gran episodio es la Revolución
Industrial, que provocó un aumento considerable de la población, del consumismo y de
residuos. Y el tercer episodio, consecuencia de la Revolución Industrial, es el progreso
tecnológico, que provoca una revolución médica en la que baja la tasa de mortalidad.
Si la natalidad se mantiene y la mortalidad baja, y la población crece. A consecuencia
de esto se llega a una explosión demográfica.

Además, la crisis de las viejas ideologías está fomentando la xenofobia, el
fundamentalismo, el nacionalismo excluyente y la intolerancia.

Por lo tanto, la aparición del Estado implicó una transformación de la política, en el
sentido estructural y cultural. A partir de entonces, la política tiene que ser interpretada
por medio de modelos organísmicos, es decir, modelos en los que existe un centro
autónomo de dirección y articulación del conjunto del sistema.


55
Corresponde al punto 2.2 del Programa - Bibliografía: CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de
Ciencia Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 56 - 57.
56
La Carta de las Naciones Unidas es el instrumento constituyente de la Organización:
determina los derechos y las obligaciones de los Estados Miembros y establece los órganos y
procedimientos de las Naciones Unidas. Entró en vigencia el 24 de octubre de 1945.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 32 -
Según Bell y Toffler, la aparición de nuevos “recursos libres flotantes” que sobrepasan
los marcos nacionales y modifican el sistema de estratificación actual, hará aparecer
nuevas formas políticas, más amplias, menos burocráticas de dirección, integración y
control.


¿Cuáles son las operaciones típicas del poder?
57

Desde los primeros momentos de su aparición, se intentó definir cuáles eran
las actividades típicas del poder político. Como se definió anteriormente, la
política es la actividad de dirección, ordenación e integración de las
situaciones sociales. El poder político realiza estas funciones para la
sociedad y cuando no las realiza, pueden darse dos consecuencias:
- el poder desaparece y el poder político se derrumba
- el poder político es sustituido por otro para evitar la descomposición social.

Entonces, las operaciones típicas del poder son:

DIRECCIÓN SUPREMA
DE LA SOCIEDAD
ORDENACIÓN E INTEGRACIÓN
DE LA SOCIEDAD
 La orientación política es decir, la
definición de la situación, el
establecimiento de los grandes
objetivos societales y la
determinación de las estrategias y
tácticas pertinentes.
 La defensa, exterior e interior
 El establecimiento de normas
generales y superiores de la
sociedad.
 La actividad administrativa, mediante la
cual se ejecutan las normas y
decisiones generales, se proporcionan
servicios públicos y se extraen los
recursos necesarios para el
funcionamiento del poder político.
 La actividad judicial, mediante la cual
se adjudica el derecho referente a los
intereses conflictivos en los casos
concretos.
 La actividad político partidista,
mediante la cual se determinan los
proyectos, estrategias y tácticas
políticas.
Fuente: elaboración propia

La realización de cada una de estas operaciones es compartida por varias estructuras
e instituciones. Por ejemplo: la determinación de la orientación política la realizan los
órganos de dirección de los partidos, los medios de comunicación social, los gobiernos
y, en su caso, los electores.

Por eso, la actividad política de una sociedad puede considerarse como un flujo
constante y cambiante de información y coerción entre distintas unidades estructurales
interdependientes que mantienen unas relaciones relativamente estables entre sí, esto
da lugar a un “sistema”.




57
Corresponde al punto 2.2 del Programa - Bibliografía: CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de
Ciencia Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 57 - 59.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 33 -
¿Qué diferencia existe entre el poder actual y el potencial?
Para Bobbio
58
, el poder en su sentido más general es la capacidad o
posibilidad de obrar, de producir efectos, y puede referirse tanto a
individuos como a grupos de individuos, objetos o fenómenos de la
naturaleza. En un sentido social, el poder se precisa y se convierte en la
capacidad del hombre para determinar la conducta del hombre, es una relación entre
hombres. Por eso, el hombre es sujeto y objeto del poder social, ya que no hay poder
si junto a quien lo ejerce no hay otro para ser convencido.

El poder es una relación tríadica entre los hombres: a- el que lo ejerce, b- el sometido,
y c- la esfera de actividades a la cual el poder se refiere (esfera de poder), esto último
sería: el poder del médico se refiere a la salud, por ejemplo.

Ahora bien, Bobbio distingue entre poder Actual y poder Potencial: cuando la
capacidad de determinar la conducta de otros es puesta en juego, el poder de simple
posibilidad se transforma en acción, en ejercicio del poder. Así distinguimos entre el
poder como posibilidad (potencial) y el poder efectivamente ejercido (actual).

El poder actual es una relación entre comportamientos. Consiste en el comportamiento
de A que trata de modificar (intencionalmente) la conducta de B; en el comportamiento
de B, en el cual se concreta la modificación de la conducta (voluntaria) querida por A,
así como en el nexo que une a estos dos comportamientos.

PODER ACTUAL relación entre comportamientos (probabilística)
* Comportamiento de A
* Comportamiento de B
Efectivamente ejercido * Nexo

El poder potencial es la capacidad de determinar los comportamientos ajenos.
Mientras el poder actual es una relación entre comportamientos, el potencial es una
relación entre actitudes para actuar. Ejercer poder implica necesariamente tener la
posibilidad de ejercerlo, en su sentido más integral el poder social es la capacidad de
determinación intencional o interesada de comportamientos ajenos. El poder no deriva
de la posesión o uso de recursos sino de la existencia de determinadas actitudes de
los sujetos implicados en la relación (percepciones y expectativas referidas al poder).

Las percepciones o imágenes sociales del poder ejercen influencia sobre los
fenómenos del poder real.

PODER POTENCIAL capacidad de determinar los comportamientos ajenos
* Actitudes
* Recursos: convertirlos en poder
Como posibilidad
Se dice que existen relaciones de poder estabilizado, cuando hay una alta probabilidad
de que B cumpla con los comportamientos deseados por A y que exista una alta
probabilidad de que A cumpla con continuidad acciones dirigidas a ejercer poder sobre
B. Se traduce en una relación de mando obediencia.


58
Corresponde al punto 2.2 del programa. Bibliografía: BOBBIO, Norberto, MATEUCCI, Nicola
y PASQUINO, Gianfranco: Diccionario de Política, Siglo Veintiuno Editores, undécima edición,
México, 1998, pp. 1190 – 1195.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 34 -

¿Cuáles son los tres tipos puros de poder?
59

El poder es uno de los fenómenos más difundidos en la vida social. No existe
relación social en la cual no esté presente la influencia voluntaria de un
individuo o grupo sobre la conducta de otro. Para Weber las relaciones de
mando y obediencia más o menos continuas en el tiempo, que se hallan
típicamente en las relaciones políticas, tienden a basarse no sólo en fundamentos
materiales o en la pura costumbre de obedecer que tienen los sometidos sino también
y principalmente en un específico fundamento de legitimidad. Weber conceptualiza
precisamente como autoridad el ejercicio legítimo del poder. Los motivos sin embargo
para fundar esa obediencia de los dominados pueden ser de diversa índole. Weber
distingue tres tipos básicos de dominación legítima: 1) la dominación tradicional
fundada en la fuerza de la costumbre que conduce a aceptar el mando de quienes la
costumbre señala; 2) la dominación carismática que descansa más bien en el
reconocimiento o la atribución de condiciones o cualidades extraordinarias a algunos
individuos a quienes se está dispuesto a seguir u obedecer y 3) la dominación legal
que se fundamenta en las regulaciones y reglamentaciones formalmente instituidas y
en los derechos a ejercer el mando que esas regulaciones establecen.
1. LEGITIMIDAD TRADICIONAL: consiste en que se acepta el poder por tradición o
costumbre. Es la legitimidad típica que existe en las sociedades y monarquías
antiguas. Se obedece el poder del Jefe o del Rey que siempre ha sido así. No tiene
carácter nacional sino que se repite de época en época, pero no significa que este
poder sea ilimitado, el poder tiene límites y éstos límites los dicta la propia
costumbre. Ejemplo: ancianos o hechiceros en la tribu.

2. LEGITIMIDAD CARISMÁTICA: se basa en las cualidades personales de un líder
(inteligencia, fuerza con la que expresa sus ideas...). No tiene autolimitación, por
ello ha habido excesos. Ejemplo: Hitler, Gandhi, Madre Teresa de Calcuta.

3. LEGITIMIDAD LEGAL - RACIONAL: Los individuos van a dictar el poder por que
existen unas normas generales iguales para todos y validas para toda la sociedad
sin ninguna distinción. Es el tipo predominante actualmente aunque con un
componente democrático, es decir, que estas normas deben ser elaboradas por
unos representantes elegidos por el pueblo.

Algunas reflexiones sobre el poder político
Por el Dr. Luis Salessi del Instituto de Derecho Constitucional – La Plata.
Fuente: http://calp.org.ar/Info/producciones/Poderpol.pdf
“En épocas relativamente recientes, el poder del Rey derivaba directamente de Dios.
Sin embargo, en 1215, los barones impusieron a Juan Sin Tierra la Carta Magna, limitándolo en
su poder.
En 1688, la revolución inglesa impuso al monarca, Guillermo de Orange, el reconocimiento de
derechos que se entendieron inherentes al pueblo inglés (Bill of Rights, 13 de febrero de 1689).
Así nace el moderno Estado de Derecho: la máxima autoridad política se somete a normas que
no hace y deshace a su antojo.
El parlamento –dentro del cual se desarrolla el poder judicial- es la institución que por
antonomasia limita el poder del Rey en las monarquías.

59
Corresponde al punto 2.2 del programa. Bibliografía: BOBBIO, Norberto, MATEUCCI, Nicola
y PASQUINO, Gianfranco: Diccionario de Política, Siglo Veintiuno Editores, undécima edición,
México, 1998, pp. 1198 – 1200.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 35 -
Ocurridas las revoluciones norteamericana (declaración de la independencia del 4 de julio de
1766 y jura de la constitución en Filadelfia el 17 de septiembre de 1787) y la francesa de 1789,
nace la república.
Atribuida a Montesquieu pero en realidad tributaria de varios autores anteriores y posteriores a
él, surge la concepción de la división del Poder en la República, su tripartición: ejecutivo,
legislativo y judicial. Los constituyentes nacionales de 1853-60, incorporaron este concepto de
limitación del poder absoluto, mediante la llamada tripartición republicana del poder.
También en nuestro texto constitucional actual, es el Congreso el principal contrapeso del
Poder Ejecutivo, reservándose al Poder Judicial la interpretación de las leyes y, en última y
primordial instancia, de la constitución misma.
La primer reflexión que deseo sugerirles es que la claudicación de las funciones del Congreso
lleva al incremento del poder del Ejecutivo.
Este retroceso histórico considerado de un modo extremo, nos retrotrae a las épocas reales
anteriores al surgimiento del parlamentarismo: el presidente se asemeja o se transforma en un
rey.
De la mano del pluralismo que conduciría al surgimiento de los partidos políticos, y en la hora
presente a los de masas, el constitucionalismo moderno previó la duración de los mandatos en
los cargos que implicaban el ejercicio del poder como otra forma de limitación del poder
absoluto: la alternancia en los cargos públicos.
Pensemos, porque la pérdida de la perspectiva es sumamente negativa, que el rey gobernaba
de por vida y luego lo sucedían sus parientes o descendientes regidos por las distintas leyes de
la herencia o sucesión en el trono.
Planteo, entonces, una nueva reflexión: la reelección indefinida se asemeja mucho al sistema
constitucional de la monarquía.
Los mandatos de los servidores públicos, que duda puede haber, deberían ser lo
suficientemente extensos para que pudiesen realizar un proyecto finito en aras del bien común
y lo necesariamente cortos para que los mismos no perdiesen su esencia republicana.
Así lo han hecho las constituciones, previendo períodos que son relativamente breves con una
sola posibilidad de reelección o relativamente amplios, pero sin ella, al menos, con exigencia
de un período intermedio.
No es que me esté refiriendo solamente al Poder Ejecutivo, ya que en todos los supuestos,
nuestra constitución, establece la duración de los mandatos.
Pero, en es en este último, a nivel nacional o local, donde la tendencia a aumentar la duración
de los mandatos es más evidente, según lo acredita la crónica diaria y no solamente de nuestro
País.
Dejo entonces la última reflexión: ¿tendría razón Lord Acton cuando afirmó que el poder
corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente?”

Tema 3: Actores Políticos (I parte)
60

Michel Foucault
61
cuestiona los discursos que suponen que el poder está
concentrado exclusivamente en cosas o sitios determinados, como si fuera
una sustancia, y que fuera de esas cosas o sitios no hay poder, sino que sólo
se perciben sus efectos negativos en la forma de opresión, dominación o
control. Foucault pone acertadamente el acento en que el poder es una

60
Este apartado corresponde al punto 3.1 y 3.2 del programa - Bibliografía: Tema Grupos de
interés: CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de Ciencia Política, Tecnos, segunda edición,
Madrid, 2009. pp. 290 – 298, pp. 302 - 315; y BOBBIO, Norberto MATEUCCI, Nicola y
PASQUINO, Gianfranco: Diccionario de Política, Siglo Veintiuno Editores, undécima edición,
México, 1998. pp. 726 – 736. Tema Partidos Políticos: CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de
Ciencia Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 317 – 343.
61
Michel Foucault (1926 – 1984) fue un filósofo e historiador de las ideas francés. Fue
profesor en varias universidades francesas y estadounidenses y catedrático de Historia de los
sistemas de pensamiento en el Collège de France (1970-1984). Su trabajo sobre el poder, y las
relaciones entre poder, conocimiento y discurso ha sido ampliamente debatido. (ver foto)


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 36 -
relación y en que es inmanente (es decir, no es exterior) a
relaciones sociales asimétricas. Foucault dice que el poder
está en todas partes; no porque abarque todo, sino porque
proviene de todas partes. El poder es omnipresente,
ejercido desde innumerables puntos, y se manifiesta cada
vez que se entablan relaciones no-igualitarias o asimétricas
en algún aspecto. Estas relaciones no son fijas, sino fluidas
y cambiantes. Ahora bien, el poder no tiene sólo efectos
negativos, como prohibir o restringir, sino que tiene también
efectos positivos, creativos o productivos. Movimientos
orientados a la creación de un orden alternativo requieren
poder, no para dominar, sino para producir nuevas relaciones sociales. Desde esta
perspectiva, una política alternativa no se ocuparía de eliminar las fuentes de poder,
pues ése sería un objetivo irrealizable, sino que se ocuparía, por un lado, de reducir en
lo posible las asimetrías que están en la base de las relaciones de poder y, por otro,
de hacer uso del poder para favorecer cambios con sentido humanista. Foucault nos
invita a pensar que la creación de alternativas no requiere de la toma por asalto del
lugar donde se encuentra concentrado todo el poder, pues ese lugar no existe, sino
que los grupos tradicionalmente considerados "sin poder" pueden crear un poder
alternativo capaz de ser enderezado hacia la reforma humanista de las relaciones
sociales.

Algunas ideas de Hannah Arendt
62
complementan este planteamiento. Arendt
distingue "poder" de otros conceptos frecuentemente asociados, tales como autoridad,
fuerza y violencia. Para Arendt el poder corresponde a la capacidad humana, no sólo
para actuar, sino para actuar concertadamente y el mismo nunca es propiedad de un
individuo; pertenece al grupo y sigue existiendo sólo entretanto el grupo se mantenga
unido. Plantea que cuando alguien está en el poder, en realidad se hace referencia a
que ha sido dotado de poder por cierto número de personas para que actúe en su
nombre.

Desde este punto de vista, el poder resulta de la actuación concertada de individuos
que se mantienen unidos en grupos, independientemente de la posición que tales
individuos guarden en la estructura social. De la comunicación y de las relaciones
intersubjetivas entre individuos que supone la formación de una acción concertada,
surge un poder del cual ciertos individuos e instituciones en lo particular pueden ser
dotados o investidos. Así, el poder en la sociedad no es un juego de suma cero, sino
que mediante la organización de individuos en grupos se crea un nuevo poder que
antes no existía y que altera, por su propio surgimiento, las relaciones de poder
existentes. A continuación veremos dos tipos de actores políticos: los grupos de
interés y los partidos políticos.



62
Hannah Arendt, fue una filósofa política alemana de origen judío, una de las más influyentes
del siglo XX. Trabajó, como periodista y maestra de escuela superior y publicó obras
importantes sobre filosofía política. Arendt defendía un concepto de «pluralismo» en el ámbito
político. Gracias al pluralismo, se generaría el potencial de una libertad e igualdad políticas
entre las personas. Como fruto de estos pensamientos, Arendt se situaba de forma crítica
frente a la democracia representativa y prefería un sistema de consejos o formas de
democracia directa.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 37 -
¿Qué son las asociaciones o grupos de intereses?
63

La realización de acciones colectivas, esporádicas o permanentes, es la vía
mediante la que los ciudadanos defienden o promueven sus intereses en la
sociedad, lo que conlleva, casi inevitablemente, el establecimiento de
relaciones con instituciones u organizaciones estatales. Entre estas
organizaciones o movimientos que articulan la acción colectiva organizada se
destacan las asociaciones o grupos de intereses, cuya acción se basa en desarrollar
actividades y generar móviles de acción, articulando intereses económicos y sociales,
lo que les permite actuar sobre el sistema político para conseguir los fines que en cada
paso se proponen. Cualquiera sea el actor político, parten de la voluntad de obtener
poder, recursos e influencia sobre el conjunto de las políticas estatales, o sobre
ámbitos sectoriales de la esfera pública; buscando lograr una acción colectiva
continuada de los individuos en defensa de sus intereses, lo que implica que ésta se
desarrolle gracias a la existencia de estructuras organizativas capaces de mantener
cohesionados los intereses individuales.

GI No mecanismos formales
Respaldo de los ciudadanos cuyos intereses representa
Formadas Coincidencia de intereses económicos, políticos,
comerciales
Motivaciones religiosas, culturales, sociales, etc.
Lógica de acción básica Ayuda mutua
Intervención Objetivos que implican decisiones públicas


¿Qué relación existe entre las asociaciones de intereses y el
proceso político en las democracias?
64

Para el entramado institucional básico de la mayor parte de las
democracias liberales este tipo de actores no existe, por lo menos en
términos formales. Esto se debe a que el diseño de las instituciones
democráticas está basado en el principio liberal de representatividad, y sus diversos
órganos se nutren para su funcionamiento de representantes directos del conjunto de
la población, elegidos a través de mecanismos electorales. La competencia electoral
se articula a través de partidos políticos, que a diferencia de las asociaciones de
intereses, deben realizar agregaciones de preferencias mucho más amplias y
generales.

Sin embargo, en las sociedades modernas, complejas y diversas, se permite la
aparición de otras formas de intervención sobre el proceso político, no integradas en
las estructuras democráticas básicas, y escasamente reguladas formalmente. Éste es
el ámbito de acción de las asociaciones de intereses, al recoger y formar percepciones
e intereses de la sociedad y especializarse en la defensa de preferencias sobre
diversos aspectos de la vida cívica, social y económica. Estos temas pueden ser muy
específicos, como defender una posición sobre el aborto, o más generales, cuando se
defiende los derechos de trabajadores. Esto es así, porque la participación de las
asociaciones de intereses como sujetos activos en la esfera pública, al no estar

63
Corresponde al punto 3.1 del Programa - CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de Ciencia
Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 290 – 298
64
Corresponde al punto 3.1 del Programa - CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de Ciencia
Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 292 – 294.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 38 -
basada en los mecanismos formales de la democracia representativa ni en la
integración con los partidos políticos, debe encontrar una fundamentación en el
ejercicio de representación de los intereses de sectores sociales. Por eso para que su
intervención en los procesos decisorios sea efectiva, debe contar con el respaldo de
los ciudadanos cuyos intereses representa, y éstos le otorgarán su respaldo mientras
consideren que la asociación es efectiva en la consecución de sus intereses. Estos
intereses pueden ser económicos (de producción o consumo), religiosos o culturales, o
aspiraciones sobre la imposición de normas y conductas colectivas. Pero para ser
analizados como asociaciones de intereses deben existir una dimensión de
intervención sobre el proceso político, es decir, la existencia de objetivos que implican
decisiones públicas.

Como mencionamos anteriormente, no existen en las democracias liberales, de forma
generalizada, unas estructuras institucionales que articulen los procesos de
representaciones de intereses. Por ello, la aparición, desarrollo, y eventual declive de
las asociaciones de intereses se produce mediante mecanismos autónomos de acción
colectiva, que no siempre tienen su origen en la voluntad de representación frente a
los poderes públicos, sino que pueden ser debidos a múltiples lógicas de
autoorganización social.

¿Qué es la acción colectiva?
65

Podemos distinguir dos facetas del poder que son relevantes desde el
punto de vista de la acción colectiva y la creación de alternativas. La
primera faceta puede describirse como poder sobre, e implica dominación.
Ésta es probablemente la concepción de poder más generalizada en el uso
común y la literatura política y se encuentra ligada a las ideas de fuerza y violencia. La
segunda faceta del poder puede describirse como poder para, e implica la probabilidad
o la potencialidad de conquistar objetivos por medio de las acciones concertadas de
individuos organizados. En otras palabras, al lado de la faceta negativa del poder,
como dominación, opresión, explotación y control, tenemos una faceta positiva que
implica la habilitación de los actores que actúan de manera concertada para conquistar
fines acordados colectivamente mediante una acción comunicativa; es decir, se trata
de una forma de poder que emerge de la acción concertada y que tiene la capacidad
de crear alternativas. No hay por qué asociar a priori estas dos facetas del poder con
actores preconcebidos, de manera que, por ejemplo, las clases dominantes sólo
ejerzan poder sobre y las clases dominadas sólo poder para. La dialéctica de estas
dos facetas del poder es mucho más compleja y ubicua. El punto importante es que la
acción concertada de los actores colectivos crea medios para la acción y poder para
crear alternativas.

Por eso, una actividad de acción colectiva, realizada por un conjunto de individuos,
presupone algunas condiciones:
 La existencia de un conjunto de individuos, no necesariamente organizados,
que compartan un interés, objetivo o necesidad.
 La opción del individuo entre escoger participar o no en una actividad,
encaminada a satisfacer el objetivo o necesidad de todo el grupo. El resultado
o producto de la acción colectiva no puede ser disfrutado de forma exclusiva
por los que han participado en su consecución. El resultado que comporta una

65
Corresponde al punto 3.1 del Programa - CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de Ciencia
Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 294 – 295.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 39 -
acción colectiva se conceptualiza como “bien público”. Esto significa que, el
producto de la acción colectiva no pueden ser disfrutado por un individuo sin
que otros también tengan acceso a él. Todos tienen acceso a él,
independientemente de si han contribuido o no a su producción. Al
establecerse una fuerza policial o un servicio de alumbrado público, por
ejemplo, no es posible suministrar el bien a quienes paguen por él y excluir de
su disfrute a quienes así no lo hagan. A su vez, el consumo que una persona
haga de tales bienes no disminuye el consumo de las restantes personas, a
diferencia de lo que ocurre con los otros bienes, que por ello son llamados
bienes privados. Pero el bien público específico que produce la acción de las
asociaciones de intereses es la consecución de un bien público que satisface
los intereses o las aspiraciones del colectivo de referencia (sea sobre
protección arancelaria, legislación sobre el aborto), no tienen por qué ser
consideradas bienes públicos para el conjunto de la sociedad. Su carácter de
bien público no radica en su provisión por parte del Estado, sino por su no
exclusividad en la oferta: una vez creado todos pueden beneficiarse de él.

En los procesos de acción colectiva diferenciamos dos tipos de grupos o colectivos:
1. El colectivo potencial o de referencia: cuyos miembros están interesados en el
bien público sobre el que se promueve la acción colectiva y que disfrutarán del
mismo en caso de que se produzca. Puede ser el conjunto de la sociedad, o un
sector de la misma.
2. El colectivo o grupo que participa efectivamente en la provisión del bien público
o, contribuyendo a su consecución. Es un subconjunto del primero.

También podemos encontrar dos tipos de soluciones a un problema de acción
colectiva:
1. Las descentralizadas: que es la forma más básica, el bien público se produce
de forma espontánea o sin existir ningún tipo de organización, liderazgo o
forma de acción institucionalizada. Ejemplo: movilizaciones en contra del
aborto, cuando una primera acción desencadena, de forma no coordinada,
acciones similares en muchas localidades.
2. Las centralizadas: son una respuesta a la no aparición espontánea de la acción
colectiva descentralizada. Por ello, se crean instituciones sociales son el fin de
crear y mantener procesos de acción colectiva que conlleven la provisión de
bienes públicos. En este sentido pueden considerarse a las asociaciones de
intereses como soluciones centralizadas a los problemas de acción colectiva,
ya que la existencia de la institución es en sí misma un bien público (de
segundo orden), porque sin su aparición difícilmente se conseguiría el bien
público deseado.

Las asociaciones de intereses no disponen de una capacidad plena de control sobre el
grupo de referencia y, tampoco pueden utilizar mecanismos coercitivos potentes, como
las instituciones estatales. Por eso, las asociaciones de intereses juegan con las dos
lógicas de acción colectiva, para disponer de una mayor influencia. Por una parte, la
centralizada, para mantener su grupo de miembros efectivos dentro de la dinámica
organizacional; y, por otra parte, la descentralizada para conseguir el soporte, la
simpatía y los recursos, del mayor número posible de personas de su grupos de
referencia que no son miembros de la organización.



Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 40 -
Ahora estamos en condiciones de definir a las asociaciones o grupos de intereses
como todas aquellas organizaciones que, teniendo su actividad total o parcialmente
enfocada a la intervención en el sistema político, no pretenden conseguir el poder
político, sino que pugnan por la obtención o creación de bienes públicos, producidos
por organizaciones públicas.
66



¿Qué diferencias hay entre la cultura anglosajona
(pluralismo) y la europea (corporativismo)?
67

Los modelos organizativos como los estilos de intervención de las
asociaciones de intereses presentan enormes diferencias en un mismo
sistema político. Actuando en una misma sociedad podemos encontrar
asociaciones que disponen de enormes recursos económicos y pocos miembros hasta
otras que se basan en activistas sin recursos movidos por ideales. Entre los regímenes
de democracia liberal, el principal elemento de distinción surge de las diferencias de
cultura política existente entre los países de cultura anglosajona y los países de
tradición europea.

Concepción pluralista Corporativismo
Centrada en la observación de la
sociedad norteamericana
Centrada en la observación de los
Estados del centro y norte de Europa
Difundido a partir de los años 50´, en
Estados Unidos
Desarrollado a partir de los años setenta,
a partir de fenómenos que contradecían
postulados básicos del pluralismo
Percepción atomizada y diversa Percepción integrada
Visión optimista del papel de las
asociaciones de intereses
Visión centralizada e integrada de las
asociaciones de intereses

Características: formales, con muchos
miembros, participación voluntaria;
dependen de los miembros para
conseguir recursos; cada grupo presenta
un centro de atención específico; existen
grupos de intereses potenciales, no
formados organizativamente.
Características: las asociaciones
desarrollaban formas no competitivas de
representación, con obligatoriedad en la
participación, contando con soporte y
apoyo de las instituciones
gubernamentales; no influían en el
proceso de decisiones, sino que
desplegaban formas de participación
directa; se consolidaban formas estables
e institucionales para alcanzar acuerdos
de cooperación.
Intervenciones: peticiones formales,
lobbying, boicot, etc.
Intermediación de intereses; división de
clases; control interno de recursos; papel
clave de la ideología.
Fuente: elaboración propia

66
Corresponde al punto 3.1 del Programa - CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de Ciencia
Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 302 – 304.
67
Corresponde al punto 3.1 del Programa - CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de Ciencia
Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 304 – 314; BOBBIO, Norberto
MATEUCCI, Nicola y PASQUINO, Gianfranco: Diccionario de Política, Siglo Veintiuno Editores,
undécima edición, México, 1998. pp. 728


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 41 -

¿Qué diferencias hay entre grupos de interés, grupos de
presión y el Lobbying?
68

La vida política en un sistema democrático se caracteriza por la infinidad
de grupos de interés que actúan en el mismo. Se destacan tres peculiares
modalidades de organizaciones que se definen básicamente por su forma de
actuar: “grupos de interés”, “grupos de presión” y “lobby”.

Las simples asociaciones ciudadanas aglutinan a personas motivadas por un fin propio
y común, el cual ejercen con autonomía en la sociedad haciendo valer su fuerza
colectiva para que sus derechos sean reconocidos en las instituciones políticas. Los
numerosos grupos de interés que actúan cotidianamente en el seno de las sociedades
democráticas, se transforman y son considerados como grupos de presión, sólo a
partir del momento en que los mismos comienzan a actuar sobre el poder y el
gobierno, para imponer sus aspiraciones o reivindicaciones.

Es decir, un grupo de interés es un conjunto de personas o entidades privadas,
reunidas y organizadas por un interés común, con el fin de actuar conjuntamente en
defensa de ese interés, así como de hacer conocer sus pretensiones o negociar con
otros actores sociales.

No obstante toda asociación, todo grupo, puede actuar como grupo de presión:
organizaciones sindicales o instituciones del propio Estado (como gremios de
funcionarios públicos; las Fuerzas Armadas, etc.) pasando por asociaciones
patronales, de profesionales, cámaras de comerciantes, gremios de estudiantes,
docentes o funcionarios, sindicatos de todas las ramas de la activad laboral,
organizaciones defensoras de derechos humanos o grupos ecologistas. También
ciertos periódicos o medios de comunicación de masas responden a actores sociales o
grupos de interés y utilizan al medio como elemento de presión sobre el gobierno.

El norteamericano A. F. Bentley fue el primero en escribir sobre grupos de presión con
su obra pionera: The Process of Government de 1908. En Latinoamérica y en Europa,
se empezó a publicar sobre el tema 50 años más tarde. Su origen es un grupo de
interés, generalmente dotado de organización formal, que se convierte en grupo de
presión al actuar para defenderlo o beneficiarlo ante los poderes públicos del Estado,
ejerciendo presión, o sea "la actividad del conjunto de individuos que unidos por
motivaciones comunes, tratan de influir, a través del uso o de la amenaza del uso de
sanciones, en las decisiones que toma el poder político, ya sea a fin de cambiar la
distribución prevaleciente de bienes, servicios, cargas y oportunidades, ya sea a fin de
conservarla ante las amenazas de intervención de otros grupos o del poder mismo"
69
.
El grupo de presión no busca ocupar el lugar de los portadores del poder político sino
influir en el contenido de sus decisiones en forma favorable a sus intereses.

Es decir, los grupos de presión consisten en ser una organización formal que se
conjuga con una modalidad de acción del grupo, que en situaciones concretas o sobre
temas puntuales, tratan de influir, a través del uso de diversos mecanismos en las
decisiones que toma el poder político.


68
BOBBIO, Norberto MATEUCCI, Nicola y PASQUINO, Gianfranco: Diccionario de Política,
Siglo Veintiuno Editores, undécima edición, México, 1998. pp. 728
69
David Truman, en BOBBIO, Norberto, et al, p. 728.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 42 -
Por su parte, “Lobby” es un término cada vez más aceptado e incorporado al lenguaje
cotidiano de la función pública, política y empresarial. La sola palabra lobby proviene
del inglés y quiere decir “pasillo o vestíbulo”. Pero políticamente tiene un significado
muy específico. Refiere a los pasillos del Parlamento y de las administraciones.
Lobbying es el proceso por medio del cual algunos grupos de interés, actuando por
medio detergeros, representantes especiales (lobbies), ponen en conocimiento o
intentan influir sobre los legisladores, decisión-makers. Es una transmisión de
mensajes de grupos de presión a decisión-makers por medio de representantes
especializados que pueden o no hacer uso de la amenaza de sanciones. Muchos ex -
altos funcionarios del gobierno suelen dedicarse a estas funciones de lobby
aprovechando su experiencia, actividades y contactos en las altas esferas de la
Administración.

Lerdo de Tejada y Godina describen al lobbying como una voz de origen anglosajón
que se define en castellano como cabildeo y es entendida como la facultad de ejercer
presiones; tratar de convencer; intentar neutralizar; modificar o influir en las decisiones
de la autoridad pública. Norberto Bobbio, por su parte, define al lobbying en su
Diccionario de política, como el proceso por medio del cual los representantes de los
grupos de interés actúan como intermediarios y ponen en conocimiento de los
legisladores, o de los decisión-makers, los deseos de su grupo.

El lobbying implica que la intermediación se haga mediante un contrato de prestación
de servicios profesionales a cambio de una contraprestación, casi siempre de dinero, a
través del cabildeo los particulares tratan de formular y desarrollar políticas, con el fin
de encarar problemas públicos, en medio de un escenario político de actores
diferenciados.

Se podría decir que la clave de su éxito son sus contactos e influencia con la elite de
poder. Su objetivo, el parlamento, el ejecutivo o una autoridad estatal con poder de
decisión. El fin, modificar una ley, introducir una nueva legislación, ganar una licitación,
contrarrestar a un adversario y defender los intereses específicos del cliente.


¿Qué es un partido político?
70

Los partidos políticos, en la acepción más amplia del término, poseen hoy
una característica significativa: su universalidad. No hay casi país
independiente que pueda exhibir un sistema político carente de partidos, a
no ser por dos casos particulares: un puñado de sociedades tradicionales
de estructura familiar- patrimonial como las que pueblan el Golfo Pérsico, y las
dictaduras militares que son, sin embargo, fenómenos siempre temporarios. Aparte de
tales excepciones, y no obstante el tipo de régimen, la ubicación geográfica o los
antecedentes históricos, cada estado-nación cuenta con (al menos uno de) estos
actores institucionales. Más aún, ninguna democracia occidental (u occidentalizada) es
concebible sin ellos.

Semejante omnipresencia no implica que todos los partidos tengan la misma
naturaleza ni que cumplan estrictamente las mismas funciones; mucho menos, que las
causas de su existencia puedan encontrarse en leyes sociales universales o en una
ubicua voluntad creadora del hombre. Antes bien, y haciendo un paralelo con la

70
Corresponde al punto 3.2 del programa - CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de Ciencia
Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 315 – 321.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 43 -
evolución histórica de la democracia, los partidos aparecen como la consecuencia no
buscada de la masificación de las sociedades y la expansión territorial de los estados,
cuyas dinámicas van a dar lugar a un nuevo fenómeno: el de la representación
política, gracias al apoyo popular expresado en el sufragio.

La institución de la representación, como mecanismo a través del cual la deliberación
pública y las decisiones de gobierno se trasladan desde el titular de la soberanía
democrática (el pueblo) hacia sus agentes (los representantes), establece la frontera
histórica y teórica entre la democracia antigua o directa y la moderna o representativa.
Simultáneamente, se produce la separación gradual entre el gobierno por medio de
personas (ya sea en asamblea, consejo o monarquía) y el gobierno por medio de
partidos (party government).

La condición histórica del surgimiento de los partidos fue el incremento de la
participación política, que se verificó fundamentalmente a partir de la profundización
del proceso de urbanización de los siglos XVIII y XIX. Asimismo, el sustrato
indispensable sobre el que se desarrollaron (y al que robustecieron) los partidos fue el
órgano de representación política por excelencia, aquél al que la ascendente
burguesía fue constituyendo en herramienta de control de las medidas de gobierno: el
parlamento. Por lo tanto, no existieron partidos políticos hasta el siglo XIX, es decir,
hasta la transformación del Estado liberal en democracia política.

En cuanto a su definición, podemos decir que constituyen un elemento característico,
en cuanto forma de expresión directa de pluralismo, de la organización democrática de
la vida política, tal y como la conocen la mayoría de los países occidentales. Son
agrupamientos humanos organizados (y no simples agregados ocasionales o al menos
no estructurados, movimientos sociales) con vistas a conseguir el poder político, y no
meramente influir en su ejercicio (grupos de interés); inspirados en un determinado
ideario acerca de la organización social que pretenden conservar o alterar y de los
medios para lograrlo, y vinculados a una base social (clases, etnias, grupos
particulares) concreta. Estos rasgos relativos a su organización, ideología y
vinculación social parecen, en efecto, inferirse de aproximaciones definitorias como
esta:

Asociación de individuos unidos por la defensa de unos intereses; organizada
internamente mediante una estructura jerárquica con afán de permanencia en el
tiempo y cuyo objetivo sería alcanzar el poder político, ejercerlo y llevar a cabo un
programa político.


¿Cuáles son las funciones de un partido político?
71

1. Socialización política y creación de opinión: presentan programas
políticos determinados, proporcionan a los individuos criterios para
analizar los problemas sociales. También ayudan a formar una
determinada opinión pública o consolidarla.
2. Armonización de intereses: los programas de gobierno de los partidos
pretenden consolidar un programa global, amplio y evitar así la fragmentación
social que puede desestabilizar el sistema político. Ello no significa que los

71
Corresponde al punto 3.2 del Programa - CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de Ciencia
Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 321 - 323.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 44 -
partidos hayan dejado de representar los intereses particulares, sino que esta
defensa ya no se hace de manera explícita en el discurso.
3. Formación de elites políticas: los partidos políticos son cuna de la elite política
de las sociedades democráticas. Los que pertenecen a las elites suelen ser
personas formadas en un partido político o muy relacionado con el mismo. El
se debe a que en la democracia, los partidos políticos monopolizan la actividad
electoral y deciden quiénes son los candidatos.
4. Canalización de las peticiones de la población hacia los poderes: en el
momento de votar, los electores indican la opción política que apoyan,
convirtiendo a los partidos en representantes de sus intereses hacia las
instituciones públicas. Por eso, los partidos se convierten en órganos de
comunicación de las demandas de los ciudadanos a las instituciones.
5. Reforzamiento y estabilización del sistema político: tanto oposición como
gobierno tienen la función de reforzar el sistema, convertirlo en estable y
asegurar su continuidad.


¿Qué tipos de partidos políticos existen?
72

Por su diversidad y heterogeneidad no es fácil clasificarlos. La mayoría de
los autores han elaborado su propia clasificación, teniendo en cuenta
elementos tan diversos como la ideología, el ámbito de actuación, el
régimen jurídico, la organización, la base social, etc. Las dos tipologías que
han influido más desde la perspectiva de la ciencia política son la de Maurice Duverger
y la de Lipset y Rokkan.

DUVERGER
 Base: aspecto organizativo
 Dos tipos: A- Partidos de cuadros o notables
B- Partidos de Masas
C- Catch all party Otto Kirchheirmer

Duverger elabora una tipología sistemática estudiando los partidos desde la
perspectiva de su organización interna (atendiendo a su estructura). Con respecto a la
estructura interna de los partidos, dicho autor distingue entre partidos de cuadros y
partidos de masa.
Las primeras formas de partido estaban determinadas fundamentalmente por el tipo de
sufragio existente, el restringido, limitado a los varones que figuraban en el censo de
contribuyentes o con una determinada formación intelectual (sufragio censitario y
capacitario), lo que producía un reducido censo electoral. Los partidos resultantes se
califican como partidos de cuadros o partido de notables, y sus rasgos definitorios
son:
 No tratan de conseguir adhesiones multitudinarias (dado lo reducido del censo
electoral), sino de reunir a notables, personas con prestigio o fortuna y con
influencias, que permitan cubrir los gastos de campaña y atraer votos, con
frecuencia mediante relaciones de clientelismo.
 Su estructura interna es muy flexible, y los comités locales gozan de gran
autonomía. En ellos el papel predominante corresponde a los parlamentarios
sobre los dirigentes.

72
Corresponde al punto 3.2 del Programa - CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de Ciencia
Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 323 – 328.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 45 -
 Las ideologías que defienden son la absolutista o la liberal, pues aparecen en la
época del enfrentamiento entre la aristocracia y la burguesía.

En la segunda mitad del siglo XIX la conquista del sufragio universal masculino y el
asociacionismo obrero provocan el surgimiento de un nuevo tipo de partido, el partido
de masas. Los rasgos definitorios de estos nuevos partidos, que coexistirán con los de
cuadros, son:
 Reclutamiento masivo, para intentar tener gran número de militantes que
consigan la financiación de las campañas electorales de los candidatos obreros,
que no tienen otras fuentes económicas.
 Educación política de las masas, mediante reuniones frecuentes de las
agrupaciones de base, que se convierten en cursos de formación política de la
militancia, para permitirles ejercer mejor sus derechos recién conquistados, e
intento de reclutar nuevas elites políticas no burguesas.
 Organización de partido más rígida que el de cuadros, debido a la necesidad de
encuadrar a miles de militantes, lo que conlleva el desarrollo de un aparato
burocrático y la aparición de un grupo de dirigentes interiores del partido que
predominarán sobre los parlamentarios..
 Mayor disciplina de voto parlamentario que los partidos de cuadros. Sus
ideologías al principio eran socialistas, siendo imitados más tarde por los
comunistas, fascistas, y algunos partidos democristianos. Sus bases sociales
pertenecían en sus orígenes a la clase obrera y popular, aunque después se
abrieron a otros sectores de la pequeña burguesía.

A esta distinción, sería necesario añadir un nuevo tipo de partido político, definido por
Otto Kirchheimer, el denominado Catch all party.

En los últimos años los partidos se han adaptado a las transformaciones de las
sociedades capitalistas europeas tras la Segunda Guerra Mundial, y se habla de la
aparición de un tipo de partido moderno llamado partido de catch all parties. Es aquel
que habiendo abandonando toda ambición de encaramiento intelectual o moral de las
masas, se vuelca plenamente hacia la escena electoral, tratando de dirigirse hacia una
audiencia más amplia y de alcanzar un éxito electoral más inmediato. Sus
características son:
 Buscan un electorado lo más amplio posible, dirigiendo sus esfuerzos más a los
potenciales electores que a la militancia, logrando un electorado interclasista. Ello
hará que el poder en el partido ya no pertenezca a los militantes, sino a las elites
que no surgen del partido y que a menudo duelen venir del exterior. Esa
búsqueda de votos en todas las categorías sociales les llevara a incrementar sus
relaciones con distintos grupos de presión, potenciales “reservas” de electores.
 Ofrecen programas “de agregación”, sin rigidez doctrinal ni ideológica, para atraer
el máximo de votos, recogiendo la demanda de muy diversos grupos sociales.

ROKKAN
 Base: conflictos sociales Estado/Revolución Industrial
 Cuatro ejes de conflicto: 8 tipos de Partidos Políticos

 A – Debido al proceso de formación de los Estados
Primer Eje Centro - Periferia
Partidos Centralistas
Partidos Regionales
Segundo Eje Relación Iglesia – Estado


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 46 -
Partidos Confesionales
Partidos Laicos
 B – Debido a la Revolución Industrial
Tercer Eje Ciudad - Campo
Partidos Urbanos
Partidos Agrarios

Cuarto Eje Trabajo asalariado – Capitalista
Partidos de los Trabajadores
Partidos de los Propietarios

Otro esquema de explicación de la configuración de los sistemas de partidos, con base
en los conflictos sociales, fue desarrollado por Lipset y Rokkan (1967). Estos autores
en un intento de reconstruir la evolución de los sistemas de partidos en Europa
establecieron cuatro tipos de fracturas socio-políticas o cleavages como resultados del
proceso de construcción del Estado nacional y de industrialización.

Los cuatro cleavages son:
1. fractura entre el centro y la periferia;
2. fractura entre el Estado y la Iglesia;
3. fractura entre los propietarios de la tierra y sectores comerciales-empresariales y
4. fractura entre propietarios de los medios de producción y prestadores de mano de
obra.

Lipset y Rokkan detectaron en primer lugar que la élite, en su época, tenía varias
posibilidades para formar coaliciones; en segundo término, que los contrastes
decisivos entre los distintos sistemas (de partidos) emergieron antes del ingreso de los
partidos a la clase obrera en la arena política, y el carácter de estos partidos de masas
fue notablemente influido por la constelación de ideologías, de movimientos y de
organizaciones con los cuales debían encontrarse en la contienda ; en tercer lugar que
la coalición concluida en el momento mismo de la primera movilización del grupo
social fue, por regla general, permanente; y por último que los sistemas de partidos
políticos, resultantes de la estructura socio política de cada país, adquirieron un
carácter persistente. Es bien conocida la tesis de Lipset/Rokkan respecto a un
congelamiento (freezing) de los sistemas de partidos en Europa Occidental después
de haberse terminado la fase de movilización política. En la temática de los partidos
sería muy sugestivo el intento de vincular en el análisis los enfoques politológicos y
sociológicos. El sistema de partidos, es decir, su estructura y su relación con la
sociedad, no se puede explicar recurriendo sólo a un factor, argumentando en forma
lineal y determinística. La presencia de varios factores de diversa índole en su
formación y evolución en torno al desarrollo de los sistemas de partidos en los países
industrializados.

PANEBIANCO

 Base: dos ejes 1- Modelo originario de partido
2- Concepto de institucionalización

1 – A
1. Proceso inicial de creación del partido y construcción de la
organización: Centralizada, Descentralizada, Mixta
2. Institución Externa que patrocina Lealtad/Legitimidad
3. Carácter carismático de la formación


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 47 -
1 – B
1. Desarrollo de los intereses: incentivos selectivos
2. Desarrollo de lealtades: incentivos colectivos
2 – A Grado de autonomía o dependencia en relación al ambiente que
rodea la organización.
2 – B Grado de sistematización, de interdependencia entre las
distintas partes de la organización.

Finalmente, otra clasificación que convendría resaltar es la que efectuó Angelo
Panebianco, quien intenta, a la hora de analizar los partidos políticos, el paso de un
análisis estático de tipo lógico-deductivo, a un análisis dinámico de tipo histórico-
inductivo. Para ello, se centra en dos momentos capitales en la vida de un partido
como lo son, el modelo que se establece en el partido cuando se origina y en segundo
lugar el de su institucionalización.

Para el estudio de los procesos de formación de un partido, Panebianco destaca tres
factores que contribuyen a definir el modelo originario particular de cada partido.
El primero tiene que ver con el modo en que se inicia y se desarrolla la construcción
de la organización, esta puede producirse o por penetración territorial o por difusión
territorial o por una combinación de ambas modalidades.

El segundo factor que juega un papel importante es la presencia o ausencia de una
institución externa que “patrocinen” el nacimiento del partido. Este factor cambia la
fuente de legitimación de los líderes.

El tercer factor a considerar viene dado por el carácter carismático o no de la
formación del partido, esto consiste en establecer de forma clara si el partido es una
criatura o el vehiculo de afirmación de un líder carismático.

En esta fase de gestación del partido, los lideres sean carismáticos o no juegan un
papel fundamental, ya que elaboran las metas ideológicas del partido, seleccionan su
base social, etc. En esta fase es donde se construye una identidad colectiva que es el
instrumento para la realización de determinados objetivos.

Por tanto, entramos en la segunda fase a la que Panebianco dedica su estudio, que es
la de la institucionalización de la organización que constituye un salto de calidad,
definiendo este proceso como aquel por el que la organización incorpora los valores y
fines de los fundadores del partido.

Esta evolución provoca dos procesos que se desarrollan de forma simultánea:
 El desarrollo de intereses en el mantenimiento de la organización (incentivos
selectivos)
 El desarrollo y la difusión de lealtades organizativas (incentivos colectivos)

Ambos procesos están ligados a un sistema interno de incentivos, que a su vez
podemos diferenciarlos entre selectivos a algunos de sus miembros, y colectivos (de
identidad) tanto o los militantes como a usuarios externos (simpatizantes). Si este
proceso de incentivos no se da tampoco tendrá lugar el de la institucionalización,
estando ambos íntimamente ligados

Pero no sólo podemos establecer la distinción entre partidos institucionalizados y
aquellos que no lo están, sino que esta cuestión es más compleja, así podemos
encontrar partidos cuyo grado de institucionalización es distinto y aunque todos lo


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 48 -
tienen que hacer para sobrevivir no lo hacen con la misma intensidad, lo que
desembocará en el establecimiento de instituciones fuertes o débiles. De todo ello
extrae Panebianco la tesis principal de este texto que es que los partidos se
diferencian principalmente por el grado de institucionalización alcanzado.

Panebianco mide el grado de institucionalización según dos dimensiones:
1. El grado de autonomía respecto al ambiente alcanzado por la organización. La
autonomía existe cuando la organización desarrolla su capacidad para
controlar directamente los procesos de intercambio con el ambiente. Cuanto
más autónoma sea, mayor grado de control puede ejercer sobre su entorno. El
“tipo ideal” del partido de masas descrito por Duverger, corresponde, desde el
punto de vista de la autonomía con respecto al ambiente, el mayor grado de
institucionalización posible, donde el partido controla las fuentes de
financiación, las organizaciones próximas al partido, elige a sus cuadros
dirigentes, etc. Al otro extremo se encontraría el partido con una autonomía
respecto al ambiente debilísima, que depende del factor exterior para las
funciones anteriormente expuestas. Ambos casos son límites, ningún partido
se encuentra en ninguno de los dos extremos sino en una síntesis de ambos.
2. El grado de sistematización, de interdependencia entre las distintas partes de la
organización, referida a la coherencia estructural interna de la organización. El
grado de sistematización es bajo si el partido deja amplia autonomía a sus
propios subsistemas internos, por el contrario el grado elevado de
sistematización implica una fuerte interdependencia entre las diversas
subunidades. Todo esto redundará en la estructura organizativa de modo que
la baja sistematización creará heterogeneidad organizativa y por el contrario la
homogeneidad entre las subunidades será característico de las organizaciones
con elevado nivel de sistematización. Ambas dimensiones están ligadas entre
sí, en el sentido de que un bajo nivel de sistematización organizativa implica
una débil autonomía respecto al ambiente, y viceversa. Los partidos
institucionalizados poseen más defensas frente a los retos que el entorno le
ofrece, pero esto no quiere decir que no sean vulnerables, ya que cuando
suceda una crisis que golpee una parte de la organización, esta repercutirá en
el conjunto del partido debido a la interrelación existente. Por el contrario en
aquellas organizaciones donde la sistematización es baja, la relativa autonomía
entre las partes hace que se pueda aislar la crisis más fácilmente. Los partidos
fuertemente institucionalizados limitan el radio de acción de sus actores
internos imponiéndose la organización sobre estos, así que son partidos donde
los cambios son lentos y las maniobras penosas, partidos que fácilmente se
pueden romper por su excesiva rigidez. En cambio, en los partidos menos
institucionalizados existe un margen de autonomía mayor de los actores, donde
se pueden experimentar transformaciones repentinas.
Panebianco, establece cinco indicadores para referirse al grado de
institucionalización de un partido político, estos son: el grado de desarrollo de
la organización extraparlamentaria central; el grado de homogeneidad entre las
subunidades organizativas del mismo nivel jerárquico; las modalidades de
financiación, dependiendo de la regularidad y de la pluralidad de fuentes; las
relaciones con las organizaciones cercanas al partido; el grado de
correspondencia entre las normas estatutarias y la constitución material del
partido.






Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 49 -
Institucionalización Fuerte Institucionalización Débil
 Elevado grado de desarrollo de la
organización
 Mayor homogeneidad de las
subunidades
 Sistema de ingreso basado en aportes
regulares centralizados
 Predominio del partido sobre
organizaciones externas
 Organización frágil, poco
cohesionada
 Falta de interrelación. Actuación
autónoma subunidades heterogéneas
 Financiación discontinua e irregular
 Escasa relación o relación de
dependencia con organizaciones
externas al partido
Fuente: elaboración propia

¿Cuándo se incorporan los partidos a los textos
constitucionales?
73

A partir del siglo XIX, pero sobre todo durante la segunda mitad del siglo
XX, en numerosos países (sobre todo en Europa continental y en América
Latina) tuvo lugar un intenso proceso de regulación jurídica y
constitucionalización de los partidos, proceso que fue precedido por uno más lento y
polémico, que fue el de la aceptación progresiva de su existencia y funcionamiento.
De acuerdo con Triepel, existen en este proceso tres fases: oposición e ignorancia,
legalización y por último, regulación e incorporación.

La primera etapa se caracteriza, como ya analizamos, por una franca hostilidad hacia
los partidos, que junto con otro tipo de agrupaciones como los sindicatos obreros son
proscritos y una posición de indiferencia hacia los partidos. En la segunda etapa, los
partidos son regulados jurídicamente por medio de reglamentos de los congresos y
también por leyes electorales, pero en ambos casos sin ser mencionados de manera
directa. Finalmente, la tercera etapa corresponde a su plena incorporación en los
textos constitucionales

En este proceso destacan varios textos fundamentales: la Constitución de Weimar
(1919), que reconoció a los partidos políticos por la vía del sistema electoral.
Posteriormente, la Constitución de Baden, de 1947, que en sus artículos 118 a 121
consagró el sistema de partidos en el nivel constitucional.

Un año después, la Constitución italiana de 1948 estableció en su artículo 49 el
derecho inherente a todos los ciudadanos a asociarse libremente en partidos para
concurrir de manera democrática a determinar la política nacional. Por su parte, la
Constitución alemana de 1949 consignó principios muy parecidos y llegó incluso a
proscribir los partidos antidemocráticos. Por último, en Francia, la Constitución de
1958 incluyó en su artículo 40 el reconocimiento de los partidos y su concurrencia a la
expresión del sufragio. Se consignó así la libertad de formación y acción de los
partidos, pero sujetándolos al respeto de los principios democráticos. Sin embargo,
estas primeras incorporaciones constitucionales de los partidos fueron limitadas y se
restringieron a establecer su existencia como actores electorales, a reconocer el
derecho de asociación y, en algunos casos, a prohibir cierto tipo de partidos.

No fue sino hasta la década de 1970, en el marco de la tercera ola democrática,
cuando se amplió el concepto de constitucionalización de los partidos. Este proceso se

73
Corresponde al punto 3.2 del Programa - CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de Ciencia
Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 328 – 329.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 50 -
inició con la Constitución griega de 1975, que dispone que su organización y actividad
deban estar al servicio del libre funcionamiento del régimen democrático. Continuó con
la Constitución portuguesa de 1976, cuyo texto dedicó 22 artículos de un total de 332
al tema de los partidos, y culminó con la Constitución española de 1978, que en su
artículo 6 definió los partidos como expresión del pluralismo democrático e
instrumentos fundamentales de la participación política. Después de estas leyes
fundamentales, la fase de constitucionalización de los partidos se fue acelerando en
otras regiones del mundo, de tal forma que es posible afirmar que en la actualidad un
importante número de países reconoce a los partidos políticos en sus ordenamientos
constitucionales.

Nuestra Constitución Nacional sostiene en su Artículo 38 que los partidos políticos son
“instituciones fundamentales del sistema democrático”. La Ley 23.298 – Ley Orgánica
de los Partidos Políticos, les asigna el carácter de “instrumentos necesarios para la
formulación y realización de la política nacional” y les otorga potestad para la
postulación de candidatos a cargos públicos electivos.


¿Quiénes integran un partido político?
74

Los partidos políticos necesitan organizarse internamente, crear una
estructura que les permita llevar a cabo sus funciones. La base de
cualquier partido político, como de cualquier relación humana, es el
individuo.

Miembros: dirigentes, permanentes, militantes (creyentes y
arribistas) y afiliados.
No miembros: simpatizantes, votantes fieles
Dentro de los miembros tenemos entonces:
 Dirigentes: son los responsables principales del funcionamiento del partido
político y actúan de un modo tendencialmente oligárquico.
 Permanentes: son los que trabajan de una manera estable en el partido político
y cobran un sueldo.
 Militantes: son los que aportan y realizan un trabajo dentro del partido. Pueden
ser: creyentes, cuando participan guiados por un incentivo colectivo, que se
identifican con el partido y su ideología; o arribistas, cuando participan guiados
por un incentivo selectivo, relacionado con ambiciones materiales de poder o
de estatus y buscan el beneficio propio.
 Afiliados: son los que se limitan a pagar una cuota y casi nunca realizan
actividad alguna en el seno de la organización.

Dentro de los no miembros, pero situados dentro de su
esfera, tenemos:
 Votantes fieles: se limitan a votar al partido en las
elecciones y no mantienen relación con el partido
entre elecciones.
 Simpatizantes: además de votar al partido político,
defienden y, a veces, difunden sus postulados,

74
Corresponde al punto 3.2 del Programa - CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de Ciencia
Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 329 - 333.
PARTIDO


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 51 -
participan en sus actos, ayudan económicamente esporádicamente, sin ningún
compromiso formal.

Por otro lado, el partido, entendido como un conjunto de individuos dispersos por un
territorio, que actúan en una dirección determinada, necesita de algún tipo de
organizaciones de base, que agrupe sus miembros los conecte con la esfera del
partido. La organización de base, como señala Duverger, ha variado en el tiempo y es
diferente según el partido. Tenemos entonces, las siguientes organizaciones de base:
 El comité: que consta de un número reducido y selectivo de miembros, es decir
no le interesa la cantidad sino que sus miembros sean notables, personas con
influencia y que se renueven por medio de la cooptación. Generalmente el
ámbito de actuación del comité coincide con la circunscripción electoral.
 La sección: típica de los partidos socialistas, el objetivo es reclutar el máximo
número de militantes, tiene una intensa actividad política, de modo
permanente, desde el reclutamiento constante de afiliados hasta su formación
y educación. El ámbito de actuación es el distrito o el municipio.
 La célula: es típica del partido comunista, actualmente en desuso. Agrupa
afiliados según profesión o lugar de trabajo. Su objetivo no es electoral, sino de
agitación, propaganda y formación política en el ámbito profesional, por lo que
tiende a actuar conjuntamente con los sindicatos.
 La milicia: es típica de los partidos fascistas, tiene como característica una
estructura militar absolutamente jerárquica. Sus miembros están disciplinados y
cohesionados, entrenados militarmente. Su movilización no es permanente,
pero deben estar siempre preparados para obedecer cualquier orden.

En la actualidad, los partidos políticos se estructuran mediante organizaciones de
base similares al comité o a la sección, que pueden ser territoriales o sectoriales y
que reciben diferentes nombres. El órgano superior de los partidos es la asamblea
general o congreso, formado por un número de delegados y que se reúnen de
forma periódica. Su función principal consiste en acordar las directrices políticas
generales del partido y elegir el órgano ejecutivo permanente del partido, que es el
órgano superior del partido entre congresos.


¿Cuál es la financiación de un partido político?
75

Como cualquier otro tipo de organización, los partidos políticos necesitan
recursos económicos para llevar a cabo sus actividades, ya sea para
contiendas electorales como para mantener sus estructuras.
Las fuentes de financiación pueden ser privadas y públicas:









75
Corresponde al punto 3.2 del Programa - CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de Ciencia
Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 335 - 337.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 52 -

Fuentes
Privadas
Recursos internos al partido:
-Cuotas de los afiliados
-Donativos de sus afiliados o simpatizantes
-Beneficios que obtienen de la gestión de empresas o negocios y
de la explotación de su propio patrimonio (Ejemplo: fundaciones –
editoriales)
-Fiestas, loterías, sorteos
Recursos externos:
-Donaciones individuales
-Donaciones de empresas y sindicatos
-Préstamos bancarios
-Donaciones extranjeras

Fuentes
Públicas
Financiación directa:
-Según los resultados obtenidos
-Sueldos por cargos públicos (parte va al partido político)
Financiación Indirecta
-Acceso gratuito a radio y televisión
-Subsidios a prensa y organizaciones vinculadas a los partidos
-Cesión de locales y espacios públicos
-Subvenciones a grupos parlamentarios
-Envíos gratuitos de propaganda electoral.
Fuente: elaboración propia

¿Qué entendemos por sistema de partidos?
76

Los partidos políticos actúan en el marco de un sistema político, de una
estructura institucional, dentro de la cual coexisten, actúan conjuntamente y
establecen relaciones de competencia: los partidos constituyen un “sistema
de partidos”. Se entiende por sistema de partidos el conjunto de partidos en
un determinado Estado y los elementos que caracterizan su estructura: cantidad de
partidos, las relaciones entre sí, tanto respecto a la magnitud de ellos como a sus
fuerzas relacionales y en tercer lugar, las ubicaciones respectivas, ideológicas y
estratégicas, como elementos para determinar las formas de interacción; las
relaciones con el medio circundante, con la base social y el sistema político. Conforme
a esta definición, el análisis del sistema de partidos se concentra principalmente en
tres ámbitos: su génesis, su estructura y su función o capacidad funcional. Se trata de
explicar la configuración de los diferentes sistemas de partidos desde una óptica
genética, desde factores institucionales y de otra índole que influyen en ella, y desde
criterios de conformidad de los sistemas de partidos con objetivos principales, como
por ejemplo, resolver problemas de gobernabilidad, de consolidación de la democracia
o problemas de políticas públicas, por ejemplo, problemas sociales. La complejidad del
fenómeno de los partidos políticos condujo al desarrollo de esquemas y tipologías
cada vez más sofisticadas con el fin de facilitar el acceso a esta realidad.

Sartori (1976), por su parte, combinó la tipología numérica con criterios de competición
e interacción entre los partidos políticos tomando en cuenta también el aspecto
dinámico, la posible transformación de un determinado sistema de partido en otro. De
este modo, los formatos partidistas se insertan a lo largo de un continuo que
comprende (con los ejemplos que daba Sartori; actualizados):


76
Corresponde al punto 3.2 del Programa - CAMINAL BADIA, Miquel: Manual de Ciencia
Política, Tecnos, segunda edición, Madrid, 2009. pp. 337 - 341.


Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 53 -
1. El sistema de partido único (Partido Comunista de Cuba y China): sólo existe un
partido, que monopoliza el poder político y no permite la existencia de otras fuerzas
políticas y de acuerdo con su nivel de represión, pueden subclasificarse en:
unipartidistas totalitarios, unipartidistas autoritarios y unipartidistas pragmáticos.
2. El sistema de partido hegemónico (México, antes de las reformas de los años 90,
Partidos Irlanda): permite la existencia de otros partidos, pero no permite la
competencia política para el ejercicio del poder. Existe un partido que tiene el
monopolio del poder político y otros partidos (periféricos) que, si bien, son legales,
nunca podrán alcanzarlo.
3. El sistema de partido predominante (India en tiempos de las mayorías absolutas
del Congress Party, Japón en los suyos del Partido Democrático-Liberal): un partido
político obtiene el apoyo de una gran mayoría de los electores y gobierna con mayoría
absoluta, en un marco de pluralismo político. Sin embargo, este partido predominante
puede dejar de serlo en cualquier momento.
4. El sistema bipartidista (Argentina, Estados Unidos): se caracterizan por la
existencia de dos partidos principales que consiguen prácticamente la totalidad de los
escaños y por una diferencia reducida entre los dos. Gobierna uno o el otro, sin
necesidad de formar una coalición con un tercer partido. Sólo consigue la mayoría uno
de los dos partidos que están en condiciones de hacerlo, que gobierna en solitario,
mientras que el otro tiene la expectativa de sustituirlo.
5. El sistema de partidos de pluralismo limitado o moderado (Chile, Países Bajos,
Suiza, Bélgica): el número de partidos importantes oscila de tres a cinco. Los
gobiernos acostumbran a ser coalición, puesto que ninguno de los partidos consigue
los escaños necesarios para tener la mayoría absoluta.
6. El sistema de partidos de pluralismo polarizado o extremo (Chile hasta 1973,
Italia hasta 1993, Finlandia, Francia, Alemania): cuando existen cinco, seis o más
partidos políticos importantes y distanciados ideológicamente. Ningún partido obtiene
la mayoría absoluta y la tendencia es la formación de gobiernos de coalición.






















Actividad: analice en el siguiente cuadro las diferencias entre los Grupos de Intereses
y los Partidos Políticos:

Sistemas competitivos:
garantiza la
competencia electoral
justa y equitativa
Sistemas no competitivos:
no existe un marco jurídico
que posibilite la competencia
justa de los partidos
Partido predominante: es un pluralismo de partidos,
aunque la alternancia no se dé en un largo período sí
existen otros partidos y la posibilidad de rotación está
latente.
Bipartidismo: dos partidos compiten en condiciones de
igualdad, uno consigue mayoría suficiente para formar el
gobierno, la alternancia en el poder es una expectativa.
Existen terceros partidos pero no modifican la situación.
Pluralismo moderado: existencia de no más de cinco
partidos con una distancia ideológica entre ellos muy
pequeña.
Pluralismo Polarizado: fragmentado en cinco o seis
partidos con una alta distancia ideológica.
Tipología de
sistemas de
partidos
De partido único: existe y se permite un solo partido, y
se ha presentado en tres modalidades: unipartidista
totalitario, unipartidista autoritario, unipartidista
pragmático.
De partido hegemónico: se permite la existencia de
otros partidos pero estos son de segunda pues no se les
permite competir en términos de igualdad por lo que la
alternancia no ocurre.



Materia: Introducción a la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales
Profesor: Paola Baroni y Susana Tuzio

- 54 -
Partidos Políticos Grupos de Interés
Orientación hacia el
poder
Ejercerlo Influenciarlo
Relación con los
partidos políticos
-

Interrelación y
complementariedad
Organización Organizado, jerárquico,
formal
Formalizado pero no
jerárquicos
Intereses y grupos
representados
Muchos intereses por eso
son indeterminables y los
grupos representados son
determinables
Determinables tanto los
intereses como los grupos
representados
Medios de
representación
Electoral Convencionales (presión,
asociación, participación,
incentivos)
Tipos de acción
colectiva
Sumar intereses Suma de intereses
sectoriales
Estrategia Competencia por el poder Cooperar por el poder
Objetivos finales en
relación al sistema
político
Sistémicos (si el sistema
no existe, ellos tampoco)
Asistémicos (ejercen
poder,
independientemente del
sistema que exista).