You are on page 1of 6

1

 
Santiago de Cali, Agosto 17 de 2010. 
 
 
Señores: 
ESPUMAS DEL VALLE 
Ing.   Jorge Mario Gutiérrez. 
 
Referencia: Informe técnico de servicio. 
 
 
Un grupo electrógeno consiste en el acoplamiento de un motor de
accionamiento a combustible diesel o gas y un alternador ambos comandados
por un controlador que vigila constantemente las condiciones de trabajo del
grupo electrógeno. Sin embargo, lo mejor es considerar el motor y el
alternador, como un sistema. Individualmente, cada uno tiene características
únicas, pero en conjunto, estas cualidades tienen un impacto significativo en el
rendimiento y dimensionamiento del sistema.
Las capacidades de los motores y alternadores se consideran individualmente
y colectivamente en la selección de grupos electrógenos. Los motores
producen caballos de fuerza (o kilovatios), y controlan la velocidad o la
frecuencia. El alternador influye en el comportamiento del motor, pero son los
primeros responsables de cambio de potencia del motor de accionamiento en
kilovoltamperios (KVA) y kilovatios eléctricos (kW). El motor también deben
satisfacer la alta "corriente magnetizante" llamada kilovoltamperios reactivos
(kVAR), ante las condiciones transitorias de los aparatos eléctricos.
Normalmente, un grupo electrógeno es equipado con un alternador que
coincide con la capacidad de salida del motor. El tamaño de los motores es de
acuerdo con la potencia real en kW necesario para cumplir las necesidades de
la instalación. El alternador, por el contrario, debe ser capaz de llevar al
máximo la potencia aparente que se mide en kVA. La potencia real se puede
identificar de varias maneras; Puede ser el resultado de sumar las placas de
identificación de los equipos que son alimentados por el grupo electrógeno. Si
esto es hecho, las eficiencias de los equipo también debe ser consideradas. La
potencia real se puede determinar realizando un análisis de carga en las
instalaciones. Esto implica que se debe establecer un análisis de la potencia
requerida durante un periodo de tiempo.

Se debe tener en cuenta lo siguiente:






2
kWe: fp x kW

kWf: kWe + demanda del ventilador
efic

kVA: salida de kilovoltamperios del alternador

fp: factor de potencia conectado a la carga

kWe: potencia eléctrica

kWf: Potencia mecánica del motor (kilowatios al freno, Potencia al freno . Un patrón de
medición utilizados por los fabricantes para ayudar a los consumidores comparar los motores. NOTA: BHP se
mide en las RPM máxima de funcionamiento del motor, que puede no ser el nivel de RPM en el que el motor
proporcionará la máxima vida útil y rendimiento constante.)

efic: Eficiencia del alternador

El factor de carga es utilizado como un criterio para la clasificación de un grupo
electrógeno y es calculado mediante el producto de varias cargas asi:

Factor de carga = % de tiempo x % de carga

% de tiempo = tiempo de la carga especifica
Tiempo de operación total

% de carga = Carga especifica
Carga nominal

El tiempo de marcha en vacio prolongado y el tiempo durante el cual no está
operando el grupo electrógeno no entran en el cálculo del factor.
Un detalle importante en la selección de un grupo electrógeno; es la aplicación
de acuerdo al factor de carga, es la potencia máxima en un momento
determinado.
El cálculo se desarrolla así:

Factor de carga= %de tiempo x % de carga
% de tiempo = tiempo especifico de la carga
Total del tiempo operado

Ejemplo: Un grupo electrógeno de 545 KW opera dos horas a la semana,
durante las dos horas opera con 400 KW por espacio de 1½ horas.




3

Desarrollo:
% de carga 400 KW /545 KW nominales del equipo = .0733
% de tiempo 90 min /120 min de operación al día = 0.75
Factor de carga = 0.733 x 0.75 = 54.97 %

*MOTORES PARA APLICACIONES DE PRODUCCIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA.

Los motores que se utilizan para accionar alternadores deben mantener una
velocidad fija sin importar la carga que estén entregando. Lo más común es
que trabajen a 1800 rpm (producen corriente eléctrica a 60 Hz), pero existe la
opción de 1500 rpm (para 50 Hz).

El régimen de aplicación de producción de energía eléctrica a través de
motores diesel de accionamiento es clasificado así:

RÉGIMEN CONTINUO: es la potencia nominal que un motor es capaz de
entregar con carga constante durante un número ilimitado de horas al año,
observando los intervalos de mantenimiento regulares, de acuerdo con la
norma ISO 8528-1.

RÉGIMEN PRIME (PRINCIPAL): es la potencia nominal que un motor es
capaz de entregar bajo condiciones de carga variable por un número ilimitado
de horas al año, observando los períodos normales de mantenimiento. Este
régimen incorpora una capacidad de 10% de sobrecarga, disponible hasta por
2 horas por evento. El tiempo de operación entre 100% y 110% no debe
superar el 8% del tiempo total de operación. Este régimen está definido en la
norma ISO 8528-1. El promedio de la potencia entregada no debe exceder del
70% de la potencia nominal. El régimen prime está restringido para uso de
producción de energía eléctrica, y no debe utilizarse para aplicaciones
industriales intermitentes o continuas. Este régimen es el que se utiliza
normalmente como respaldo para las horas punta de consumo de electricidad.

RÉGIMEN STAND-BY (EMERGENCIA): es la potencia nominal disponible
ante cargas variables, permitiendo utilización hasta por 500 horas al año. Este
régimen no contempla capacidad de sobrecarga, y está determinado por la
norma ISO 8528-1. Este régimen también está restringido a su uso para
producción de corriente eléctrica, y no se permite para aplicaciones
industriales. Este régimen es el que se utiliza en los grupos electrógenos de
emergencia.






4







 


5
 
En relación sobre el concepto de la carga mínima que debe soportar un grupo electrógeno 
con un motor de accionamiento de combustión interna de combustible diesel o a gas con 
el fin de evitar desgastes prematuros en operación constante con cargas ligeras. 
La diferencia entre los ingenieros diseñadores de un sistema eléctrico y los fabricantes de 
los  grupos  electrógenos  es  que  estos    desarrollan  sus  propias  ideas,  unos  cubriendo  los 
factores  económicos  y  las  necesidades  del  cubrimiento  energético  del  grupo  electrógeno 
en la planta de producción y los otros soportando las especificaciones técnicas del motor; 
en  fin  fabricantes  y  clientes  desarrollan  al  final  sus  propias  ideas  a  cerca  del  rendimiento 
adecuado del motor. 
Cuando  la  potencia  es  insuficiente,  causa  baja  productividad  e  insatisfacción  del  usuario 
final; potencia excesiva es cuantiosa requiere de acoples y montajes más pesados y puede 
reducir la eficiencia del sistema. 
La  instalación  ideal  de  un  motor  de  accionamiento  de  un  grupo  electrógeno  debe  contar 
con una rápida respuesta productiva y durable satisfaciendo la necesidad de rendimiento 
y  valor  general  del  propietario.  Es  responsabilidad  del  cliente  (quien  selecciona  el 
dimensionamiento  del  grupo  electrógeno)  que  este  cumpla  las  necesidades  de 
rendimiento en la aplicación requerida. 
Actualmente el motor moderno de combustión interna (en especial a combustible diesel) 
la cual es una de las maquinas térmicas más eficientes fabricadas hasta el momento. 
El  desarrollo  de  la  ingeniería  encargada  de  diseñar  los  motores  y  calcular  su  potencia 
(rendimiento)  diseñando  en  sus  sistemas  de  enfriamiento  y  control  de  circulación  y  flujo 
interno del refrigerante así mismo el del aceite lubricante, con el fin de operar a niveles de 
temperaturas  más  altas  que  permiten  transformar  la  capacidad  calórica  del  combustible 
en forma más eficiente. 
Este  trabajo  a  temperaturas  más  extremas  requiere  que  los  materiales  con  que  son 
fabricados  los  motores  y  sus  componentes  como  el  bloque,  las  camisas  de  los  cilindros, 
pistones, anillos etc., estén fabricados con aleaciones especiales las cuales para insertarlas 
en una maquina llevan muchos años de pruebas antes de determinar su aplicación y por lo 
tanto la fabricación de estos materiales (generalmente aleaciones) son lo adecuadamente 
resistentes al desgaste, lubricados a determinada presión, y con índices de dilatación que 
a temperaturas  de operación normal con cargas especificas, se ajusten a las dimensiones 
previstas  que  permitan  conformidad  en  sus  condiciones  de  fricción,  lubricación, 
enfriamiento y la combustión adecuada del carburante. 
Por eso es importante asesorarse muy bien ya que muchas empresas dedicadas a la venta 
de  los  equipo  le  dan  importancia  a  la  venta  comercial  pero  ignoran  el  valor  de  la 
confiabilidad del cliente y ahí nace la inconformidad. 

Muchos  fabricantes  advierten  que  operar  un  motor  con  cargas  ligeras  sobre  extensos 
periodos  de  tiempo  pueda  causar  excesiva  acumulación  de  depósitos  de    carbón  en 


6
asientos,  válvulas,  guías,  anillos,  pistones,  camisas,  resultando  en  un  desgaste  prematuro 
del  motor  y  un  incremento  de  coste  de  mantenimiento,  ya  pasa  de  ser  preventivo  a 
correctivo y las diferencias son cuantiosas. 
El  fin  de  evitar  el  desgaste  y  sus  obvias  consecuencias  de  daños  reflejados  en  el  tiempo 
recomendamos  que  un  motor    de  accionamiento  de  un  grupo  electrógeno  que  deba 
trabajar por periodos de tiempo prolongados mantengan una carga mínima de operación 
permita  al  motor  alcanzar  y  mantener  su  temperatura  nominal  de  acuerdo  al  porcentaje 
de carga sugerido el cual no debe descender del 55% de la capacidad nominal. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
                    
Cordialmente: 
 
Gilberto Pantoja 
NIT 16796470‐2 

M.P 19889.