You are on page 1of 5

MONTES ROMERO FRANCISCO DANIEL LIC. ING.

INDUSTRIAL
1°CUATRIMESTRE UPAV SALON 101 19/OCT/2013
LA ATENCIÓN
La atención es la capacidad que tiene el ser humano para ser consciente de
los sucesos que ocurren tanto fuera con dentro de sí mismo. Esta es la
atención total, aunque en psicología atención es sinónimo de concentración.
El único refugio de la mente es la atención. La atención es una cualidad que
casi nadie tiene en cuenta. Vivimos como autómatas que realizan de manera
mecánica sus tareas. Por eso se nos escapa y perdemos la enseñanza que
nos ofrece la vida cotidiana. Vivir de manera distraída es el falso refugio que
escogemos cuando huimos de algo, cuando sentimos inseguridad. En el
cultivo de la mente, nuestro acento no debe estar puesto en la concentración
sino en la atención. La concentración es un proceso de forzar la mente,
restringiéndola a un punto, mientras que la atención carece de fronteras. En
el proceso de la concentración la mente está siempre limitada por una
frontera, pero cuando nuestro interés es comprender la totalidad de la mente,
la mera concentración se vuelve un impedimento.
La atención es ilimitada, no tiene las fronteras del conocimiento. El
conocimiento llega mediante la concentración y, cualquiera sea la extensión
del conocimiento, sigue estando dentro de sus propias fronteras. En el
estado de atención mente puede y debe usar el conocimiento, el cual, por
necesidad, es un resultado de la concentración; pero la parte jamás es el
todo, y juntando entre sí las múltiples partes no se contribuye a la
comprensión de lo total. El conocimiento, que es el proceso aditivo de la
concentración, no produce la comprensión de lo inmensurable. Lo total no se
encuentra nunca encerrado entre los corchetes de una mente concentrada.
La atención es, entonces, de primordial importancia, pero ésta no se obtiene
mediante el esfuerzo de la concentración. La atención es un estado en el que
la mente está siempre aprendiendo, sin un centro alrededor del cual el
conocimiento se acumule como experiencia. Una mente que se concentra
sobre sí misma usa el conocimiento como un medio para su propia
expansión; y una actividad semejante se vuelve contradictoria y antisocial.
ATENCIÓN DEBIDA:En la vida espiritual la atención es un factor esencial.
Nada se puede hacer con precisión sin la atención. Es necesaria para llevar
a cabo la palabra correcta y reflexiva y la acción diestra. Significa interés y, al
mismo tiempo, amor. La atención y la consciencia son hermanas gemelas.
Cuanto mayor es la atención de forma más intensa se ejerce la consciencia,
y cuanto más conscientes se está más viva es la atención. Es la lámpara de
la mente, la vida de todos los seres humanos debería estar guiada por la


MONTES ROMERO FRANCISCO DANIEL LIC. ING. INDUSTRIAL
1°CUATRIMESTRE UPAV SALON 101 19/OCT/2013
atención e inspirada por la compasión.Esta es una facultad que nos permite
darnos cuenta e, incluso, darnos cuenta que nos damos cuenta. Pero, la
atención, por lo general se ejerce en un grado muy bajo o pobre. La mayoría
de las veces la mente permanece medio atenta o inatenta. Lo contrario de la
atención es la distracción, dispersión o negligencia.La atención es como un
músculo que se desarrolla cuando se ejercita. Viviendo con la determinación
de ser conscientes, somos más conscientes; tratado de establecer la
atención en lo que pensamos, decimos o hacemos, ganamos en intensidad
de atención. Al estar más atento se es más reflexivo, perceptivo y cuidadoso,
todo adquiere un brillo especial y el ánimo se revitaliza. También se mejora la
memoria, y la consciencia se vuelve mucho más intensa. La atención,
aplicada hacia el exterior, nos permite captar todo aquello que alcanzan
nuestros sentidos; aplicada hacia uno mismo, nos permite vigilarnos,
controlarnos y conocernos. La atención siempre opera en el momento
presente. Atento entre los inatentos, plenamente despierto entre los
dormidos, la persona espiritual avanza como un corcel de carreras se
adelanta sobre un jamelgo.Pero esta fuerza notable que es la atención, que
encauza a la mente y la canaliza, puede dirigirse adecuada o
inadecuadamente. Si la atención se pone en lo que no concierne, se pone al
servicio de palabras o actos inapropiados, se vuelve indebida. La atención
debe estar guiada por la sabiduría, la ecuanimidad y la compasión.La
atención, comúnmente, es la capacidad para concentrar la actividad
psíquica, es decir, el pensamiento, sobre un determinado objeto. Es un
aspecto de la percepción mediante el cual el sujeto se coloca en la situación
más adecuada para percibir mejor un determinado estímulo. Se distinguen
tres tipos de atención:
A) Atención involuntaria. Aquí la atención depende de los estímulos del
medio, a los que se les presta atención sin estar predispuesto a ello: el ruido
de una bomba, un dolor de muelas o el frío intenso, por ejemplo, acaparan
nuestra atención sin quererlo, simplemente por su propia intensidad.
B) Atención voluntaria. Las causas por las que se presta atención a algo no
provienen del medio sino del propio sujeto, Es la motivación, y no un
estímulo, lo que hace que nuestra atención se centre en algo determinado:
una señora que quiera comprarse una nevera se fijará, por ejemplo, en todas
las tiendas de electrodomésticos; y alguien que esté pensando en cambiar
de coche mirará atentamente todos los que vea por la calle. Con frecuencia,
cuando surge algún determinado tipo de conflicto, hay que realizar un
esfuerzo para mantener la atención.


MONTES ROMERO FRANCISCO DANIEL LIC. ING. INDUSTRIAL
1°CUATRIMESTRE UPAV SALON 101 19/OCT/2013
Pongamos un ejemplo muy representativo: un estudiante se encuentra
fatigado y desea descansar, pero se acerca la fecha del examen y tiene que
recurrir a su «fuerza de voluntad» para mantener la atención sobre los libros.
Es decir, la atención depende muchas veces del esfuerzo voluntario que se
hace para fijarla, obligándose a estar atento, a pesar de las interferencias
que puedan surgir del exterior o del propio sujeto.
C) Atención habitual. El origen de esta atención deriva de los hábitos del
sujeto, que lo inducen a fijarla según ciertos estímulos: un arquitecto reparará
siempre en la urbanización de las ciudades y en la estructura de los edificios,
mientras que un médico se fijará en las condiciones sanitarias de un lugar o
en el aspecto físico de las personas.Es una atención prácticamente
automática e inconsciente. La persona con una amplia gama de intereses
presta, habitualmente, atención a muchas más cosas que alguien que tiene
pocos, enriqueciendo sin grandes esfuerzos su experiencia y su grado de
conocimientos.Los determinantes de la atención proceden del individuo y del
exterior. La motivación es el determinante personal básico; los intereses,
preocupaciones, ocupaciones, deseos, aspiraciones y hábitos hacen que
cada persona se fije en ciertas cosas y situaciones. Lógicamente, la madre
de un niño paralítico prestará una gran atención a los problemas sanitarios y
educativos y a las asociaciones de ayuda a minusválidos, mientras que el
dueño de una empresa estará siempre atento a las cuestiones laborales y
económicas. Los determinantes externos son los que derivan de los
estímulos ambientales y de sus tres cualidades básicas: novedad, intensidad
y repetición del estímulo.Lo que es nuevo, muy intenso o se repite con cierta
frecuencia, atrae de forma inmediata la atención de las personas. Los
determinantes externos atraen lo que antes hemos llamado atención
involuntaria. En esto se basan muchas campañas publicitarias que lanzan
mensajes novedosos, intensos o llamativos, repitiéndolos en los medios de
comunicación, para atraer la atención del sujeto. En el fondo, esto es más
complicado de lo que parece a simple vista, ya que lo novedoso, si se hace
repetitivo, deja de serlo y pierde en parte su capacidad de atraer la
atención.La atención es selectiva, el individuo se fija en aquello que le
interesa. Por ejemplo, al leer un periódico se miran antes los titulares,
decidiendo por éstos si leer o no el artículo completo; al médico le atraerán
más los temas sanitarios, al ejecutivo los relacionados con su empresa y al
escritor las páginas de cultura. Es tan selectiva que si el sujeto, entre un
grupo de cosas, encuentra una que realmente le interesa, las otras
prácticamente dejan de tener importancia en ese momento. De la misma
forma, la atención puede fijarse en un objeto o situación, pero no en varias al


MONTES ROMERO FRANCISCO DANIEL LIC. ING. INDUSTRIAL
1°CUATRIMESTRE UPAV SALON 101 19/OCT/2013
mismo tiempo, ya que entonces se dispersa y distrae. Lo que sí puede es
cambiar de una cuestión a otra, según se van alternando los estímulos,
variando según la intensidad con que el objeto atrae y el esfuerzo de
voluntad que se realiza en cada momento.Las alteraciones de la atención
son: la distracción, que consiste en la concentración del sujeto en su vida
interior, con lo que no atiende a estímulos externos; la distraibilidad o
labilidad de la atención, que consiste en la fluctuación constante de la
atención, que pasa de un objeto a otro sin quedar fija en ninguno; y la
fatigabilidad, que se manifiesta por un rápido cansancio de la atención:
aunque el sujeto esté muy atento al principio, al poco rato no puede seguir
concentrándose.Estas alteraciones están motivadas tanto por trastornos
orgánicos como psicológicos. Cualquier enfermedad, desde una gripe a un
cólico nefrítico o un cáncer, merman la capacidad de atención, al igual que
ocurre con los trastornos psicológicos. Es típico del enfermo depresivo decir
«no tengo memoria», cuando lo que realmente ocurre es que no fija la
atención, por estar ésta acaparada por su malestar y su sufrimiento interior.
Para Rubenstein (1982) la atención modifica la estructura de los procesos
psicológicos, haciendo que estos aparezcan como actividades orientadas a
ciertos objetos, lo que se produce de acuerdo al contenido de las actividades
planteadas que guían el desarrollo de los procesos psíquicos, siendo la
atención una faceta de los procesos psicológicos.
CARACTERÍSTICAS DE LA ATENCIÓN.
A pesar que no se ha llegado hasta la actualidad, a definir
satisfactoriamente la atención dada la diversidad de criterios, la mayoría de
los autores en sus intentos por lograrlo nos ofrecen una descripción o nos
hablan de sus características. Si bien fenomenológicamente la orientación
seleccionadora es considerada como la característica principal de la atención
· La Concentración.: La concentración de la atención está vinculada con el
volumen y la distribución de la misma, las cuales son inversamente
proporcionales entre sí, de esta manera mientras menos objetos haya que
atender, mayor será la posibilidad de concentrar la atención y distribuirla
entre cada uno de los objetos (Celada y Cairo, 1990; Rubenstein, 1982).
· La Distribución de la atención: La Distribución de la atención se
manifiesta durante cualquier actividad y consiste en conservar al mismo
tiempo en el centro de atención varios objetos o situaciones diferentes. De
esta manera, cuanto más vinculados estén los objetos entre sí, y cuanto
mayor sea la automatización o la práctica, se efectuará con mayor facilidad la
distribución de la atención


MONTES ROMERO FRANCISCO DANIEL LIC. ING. INDUSTRIAL
1°CUATRIMESTRE UPAV SALON 101 19/OCT/2013
La Estabilidad de la atención.: Es necesario recalcar que para obtener
estabilidad en la atención se debe descubrir en el objeto sobre el cual se está
orientado nuevas facetas, aspectos y relaciones, la estabilidad dependerá
también de condiciones como el grado de dificultad de la materia, la
peculiaridad y familiaridad con ella, el grado de comprensión, la actitud y la
fuerza de interés de la persona con respecto a la materia
Oscilamiento de la atención. Son periodos involuntarios de segundos a los
que está superditada la atención y que pueden ser causadas por el
cansancio. Esta capacidad para oscilar o desplazar la atención puede ser
considerado como un tipo de flexibilidad que se manifiesta en situaciones
diversas, especialmente en las que tenemos que reorientar nuestra atención
de forma apropiada porque nos hemos distraído o porque tenemos que
atender a varios estímulos a la vez
CLASIFICACIÓN DE LA ATENCIÓN.
CRITERIOS DE CLASIFICACIÓN CLASIFICACIÓN
Mecanismos implicados Selectiva, Dividida, Sostenida
Grado de control voluntario Involuntaria, Voluntaria
Objeto al que va dirigido la atención Externa, Interna
Modalidad sensorial implicada Visual, Auditiva
Amplitud e intensidad. Global, Selectiva
Amplitud y control que se ejerce Concentrada, Dispersa
MECANISMOS IMPLICADOS
a- Atención Selectiva.- Es la habilidad de una persona para responder a los
aspectos esenciales de una tarea o situación y pasar por alto o abstenerse
de hacer caso a aquellas que son irrelevantes
b- Atención Dividida.- Este tipo de atención se da cuando ante una
sobrecarga estimular, se distribuye los recursos atencionales con los que
cuenta el sujeto hacia una actividad compleja
c- Atención Sostenida.- Viene a ser la atención que tiene lugar cuando un
individuo debe mantenerse consciente de los requerimientos de una tarea y
poder ocuparse de ella por un periodo de tiempo prolongado.
Bibliografía: http://www.psicopedagogia.com/atencion
http://www.proyectopv.org/1-verdad/atencion.htm