You are on page 1of 6

E.P.S.

La Rábida Administración de Empresas
I.T. Informática de Gestión
Universidad de Huelva
__________________________________________________________________________________________






TEMA 5: El Proceso de Dirección en la Empresa

1. Las funciones directivas
2. El proceso de dirección
2.1. Planificación
2.2. Organización
2.3. Dirección
2.4. Control

Bibliografía
E.P.S. La Rábida Administración de Empresas
I.T. Informática de Gestión
Universidad de Huelva
__________________________________________________________________________________________
2
1. Las funciones directivas

Las empresas consiguen sus objetivos gracias al esfuerzo coordinado de un conjunto
de individuos. En la empresa se dan un conjunto de recursos de diversa índole, algunos
tangibles y otros no; para conseguir que trabajen de común acuerdo se necesita introducir el
papel de la dirección. La dirección se ocupa de coordinar e integrar el conjunto de factores
productivos que configuran la empresa y, muy especial, a los hombres que trabajan en ella, su
principal activo. La esencia de la tares directiva consiste en conseguir una actuación conjunta
de las personas que componen la organización, dándoles objetivos y valores comunes, una
estructura adecuada y la continua orientación que necesitan para responder ante los cambios.
Dirección, pues, tiene que ver con la asignación, coordinación y movilización de
recursos con que cuenta cualquier actividad organizada. Quiere esto decir que nos vamos a
encontrar con tareas directivas en casi cualquier lugar de la empresa u organización; aunque,
por supuesto, tendrán contenidos distintos y formas de funcionamiento también diferentes. El
capataz al frente de una cuadrilla, el encargado de una tienda, un oficial del ejercito y el
presidente de una multinacional ocupan, con distintos grados de responsabilidad y amplitud,
cargos directivos en las instituciones en las que trabajan. Los diversos niveles directivos
forman una pirámide jerárquica dividida en tres partes: la alta dirección, la dirección
intermedia y la dirección operativa.

Alta
Dirección
Dirección
intermedia
Dirección operativa
Los niveles directivos

• La alta dirección integrada por el presidente y otros directivos clave se ocupan
de desarrollar los planes a largo plazo de la empresa. Toman decisiones a nivel
tan elevado como las relativas a la elaboración de nuevos productos, la compra
de otras empresas. Además, supervisan el funcionamiento general de la
empresa.
• La dirección intermedia está compuesta por ejecutivos como los directores de
fábricas o jefes de divisiones y se ocupan de cuestiones específicas. Elaboran
planes y procedimientos detallados para llevar a la práctica los planes
generales de la alta dirección. Se ocupa, por ejemplo, de determinar el número
E.P.S. La Rábida Administración de Empresas
I.T. Informática de Gestión
Universidad de Huelva
__________________________________________________________________________________________
3
de vendedores que ha de trabajar en cierto territorio, seleccionar una plantilla
de producción. Además supervisa la dirección operativa.
• La dirección operativa, incluye a todos aquellos que son responsables
directamente de asignar trabajadores a trabajos específicos y evaluar sus
resultados diariamente, e incluso hora a hora. Se encarga de poner en acción
los planes desarrollados por los mandos intermedios y se encuentra en contacto
directo con los trabajadores.

2. El Proceso de Dirección en la empresa.

El proceso de dirección consta de una serie de funciones básicas: Planificación,
Organización, Dirección de Recursos Humanos y Control.

Planificación
Organización
Dirección de
Personal
Control
El proceso de dirección


2.1. Planificación: consiste en decidir por anticipado que se quiere hacer en el futuro y cuáles
son los medios que van a arbitrarse para alcanzarlo; supone una toma anticipada de
decisiones, por cuanto sirve para determinar:
• ¿qué quiere conseguirse?
• ¿Cómo se va a lograr?
• ¿Cuáles son los recursos necesarios para ello?
Las respuestas a estas preguntas, constituyen lo que, generalmente, se denomina la
estrategia de la empresa.
E.P.S. La Rábida Administración de Empresas
I.T. Informática de Gestión
Universidad de Huelva
__________________________________________________________________________________________
Por otra parte, asociado al concepto de estrategia, aparece el de política, como una
acepción más restringida y concreta del anterior.
Así, podríamos afirmar que el contenido de la estrategia se concreta (y se hace
operativo) a través de las distintas políticas que, en los diferentes ámbitos de la empresa,
ésta piensa poner en marcha.
Ha de distinguirse planificación a corto plazo o táctica que suelen tener un horizonte
temporal no superior a un año y constituyen una táctica para alcanzar los objetivos a largo
plazo. Los planes a largo plazo tienen una duración variable. Algunas empresas planifican
sólo a dos años, mientras que otras tienen planes a quince o veinte años, pero el horizonte
temporal más habitual está entre tres y cinco años.
La forma más extendida de planificación a largo plazo es la denominada planificación
estratégica que comprende “el diseño de la estrategia y la implantación de la misma hasta
sus últimas consecuencias”.

Con ello, podríamos establecer las diversas etapas que componen el proceso de la
planificación:

1) Formulación de objetivos y subobjetivos.
2) Estudio del escenario, tanto interno como externo, de la empresa en el horizonte del
plan: entendiendo por escenario como un conjunto de previsiones, a ser posible
cuantificadas, acerca de las variables fundamentales del entorno
3) Estudio de las alternativas.
4) Evaluación de dichas alternativas, ante los objetivos propuestos.
5) Elección de la alternativa más idónea.
6) Formulación de planes.
7) Formulación de presupuestos.

Hasta el punto quinto, las distintas etapas componen el llamado “diseño de la estrategia”,
y las dos últimas constituyen su “implantación”.

Hemos mencionado dos conceptos no definidos hasta ahora, y que lo vamos a hacer a
continuación.
Se entiende por plan de la empresa a la expresión cualitativa de la estrategia empresarial,
siendo el presupuesto su expresión cuantitativa.
Planificar implica pues, comprometer los recursos de la empresa o de algunos de sus
departamentos con un propósito determinado; ahora bien, no puede convertirse en un corsé
que impida la adaptación de esa empresa ante nuevas circunstancias, es una ayuda, no un
estorbo. Quiere esto decir que no es un fin en si misma, sino una forma de reducir la
incertidumbre que rodea la actuación empresarial. La planificación es previa a las otras
funciones de dirección; es imposible organizar, dirigir y controlar con eficacia sin unos planes
adecuados.

2.2. Organizar: Es la parte del sistema de dirección que trata de dotar a la empresa de una
estructura que posibilite el desarrollo de las metas y objetivos empresariales.
4
E.P.S. La Rábida Administración de Empresas
I.T. Informática de Gestión
Universidad de Huelva
__________________________________________________________________________________________
5
Dotar a una empresa de una organización o estructura consiste en agrupar actividades
de la empresa en unidades operativas ( departamentos, divisiones , secciones) y de ordenar las
relaciones entre dichas unidades, tanto para formalizar los niveles de autoridad entre los
distintos niveles jerárquicos y delegar responsabilidades, como para lograr la adecuada
comunicación y coordinación entre los componentes de la empresa para que las funciones
desarrolladas respondan al plan común que se persigue. Su manifestación más sencilla pero
incompleta, es el organigrama.

Dirección General
Dirección de Dirección
comercial
Dirección
Producción Financiera
El organigrama de una empresa

Los criterios más comunes para agrupar las actividades o tareas son:

• Conocimiento: Para organizaciones altamente cualificadas: un hospital
• Funcional: De acuerdo a las actividades especializadas o funciones dentro de la
empresa: producción, finanzas, comercial, personal.
• Agrupación por productos o divisiones: Ejemplo Siemens: división ascensores,
división electrodomésticos, división ordenadores etc.
• Agrupación por clientes: Ejemplo banca grandes clientes, juvenil, empresa.
• Agrupación por zonas geográficas. Ejemplo: responsable para Andalucía y
Extremadura.


2.3. Dirección de Recursos Humanos: Pretende integrar dentro de esa estructura a los
individuos que van a trabajar en ella, y conseguir que orienten su comportamiento en la forma
adecuada hacia el logro de los objetivos de su organización o unidad. La capacidad de
liderazgo es lo que permite influenciar en el comportamiento de terceros al margen, incluso,
de las relaciones de autoridad. El trato con las otras personas, esa capacidad para hacer que
otros se comporten de determinada forma, es tan importante que para algunos dirigir es
exactamente eso: liderar recursos humanos, mientras el resto de funciones (reclutamiento,
selección, entrenamiento, asignación de personas a sus puestos, remuneración) obedecen a
aspectos técnicos que pueden ser realizadas por profesionales especializados.

2.4. Control: Se pretende verificar que el comportamiento de la empresa se mantiene dentro
de los límites previamente fijados y, en caso contrario, tomar las medidas correctivas. Es, en
este sentido, el complemento de la planificación; por cuanto pretende garantizar que aquello
que nos comprometimos a hacer de antemano realmente se vaya cumpliendo y, en caso de no
ser así, que se realicen las correcciones pertinentes para hacer que los hechos se adecuen a los
planes (siempre y cuando los planes puedan seguir en vigor; habrá casos en los que el control
E.P.S. La Rábida Administración de Empresas
I.T. Informática de Gestión
Universidad de Huelva
__________________________________________________________________________________________
permitirá identificar los cambios realizados en ellos, derivados de una situación con la que
antes no se había contado o, sencillamente, de errores en el cálculo previo).

El control, en general, consiste en medir los resultados previstos y compararlos con los
esperados, para, a partir de ahí, identificar desviaciones, si las hubiera, así como la forma de
corregirlas. El proceso de control no acaba en ningún caso antes de realizar las correcciones a
que hubiera lugar; no basta con identificarlas si después no se hace nada para ponerlas en
práctica.


Bibliografía


Díez de Castro, E. et al. Introducción a la Economía de la Empresa II. Ediciones Pirámide
S.A. Madrid. 1995.

Pérez Gorostegui, E. Introducción a la Administración de Empresas. Editorial Centro de
Estudios Ramón Areces S.A. Madrid. 2001.


6