You are on page 1of 1

EL CONEI Y LA VIGILANCIA DE LA SOCIEDAD CIVIL

Si bien la Ley de Educación reconoce y reglamenta la conformación de APAFA en todas las
instituciones educativas, así como sus funciones, estas han asumido fundamentalmente una
función de apoyo a la mejora de la infraestructura escolar.

Desde la creación de los CONEI, las APAFA tienen un nuevo espacio para participar más
ampliamente en la gestión de la escuela, a través de su representante ante esta instancia.

Al estar constituidos por representantes de estudiantes, madres y padres de familia, plana
administrativa, docentes, ex estudiantes y autoridades comunales, los CONEI se han convertido
en el mejor espacio para articular los esfuerzos de la escuela y la comunidad y garantizar así un
buen servicio educativo a través de compromisos, rendición de cuentas sobre los aprendizajes
logrados y mejoramiento de las condiciones para el aprendizaje.

Las funciones de vigilancia, participación y concertación de los CONEI deben basarse en el
principio de corresponsabilidad, respeto mutuo y control en el mejor sentido del término.

Es tarea de todos y todas promover el derecho a una educación de calidad en función de lo
siguiente:

• Desarrollar las potencialidades democráticas de estudiantes, madres/padres de familia,
docentes, personal administrativo y directivo de las escuelas involucradas en el proceso
educativo.
• Promover el compromiso y la participación conjunta de docentes, estudiantes y padres de
familia en acciones de vigilancia social —horario de permanencia, actualización continua,
evaluación sistemática— con el fin de elevar la calidad educativa de las escuelas.
• Implementar un sistema de participación y vigilancia como un claro ejercicio democrático y de
participación conjunta de familias, estudiantes y docentes en la vida de la escuela.
• Poner en marcha un sistema de información y comunicación que permita a los actores
educativos estar plenamente informados sobre todas las acciones programadas y realizadas por la
escuela.
• Incrementar la autonomía de los centros. Para que esta medida sea efectiva, resultaría
deseable la existencia de unos equipos directivos dedicados en exclusividad a la organización de
los centros educativos y capacidad de decidir. Eso posibilitaría la mejora de los servicios
complementarios y una mayor adecuación de los horarios a las necesidades sociales de las
familias.

Adaptado de Ministerio de Educación, 2005-2007. en : Para una escuela Participativa : ¿Que dicen
estudiantes , familias y educadores ? PUBLICACIONES TAREA 2009
Publicado por Carlos Angeles en 12:43
Etiquetas: calidad educativa, comprensión lectora, CONEI, Institucion Educativa, participacion, servicio educativo