You are on page 1of 10

DEONTOLOGIA MILITAR

Deontología Militar

Reviste significativa importancia la formacion de personal de Oficiales en la
Escuela Militar de Cadetes “José María Córdova”, como tal, abordar el presente tema,
requiere hacer referencia a un código deontológico, el cual debe recoger los principios de
igualdad y exigencia ética a los militares, destacando aspectos tradicionales como la
disciplina, jerarquía, don de mando, unidad, obediencia, respeto hacia los demás, y
especialmente, lo concerniente al cumplimiento del ejercicio profesional militar donde debe
primar los valores y el respeto por los derechos humanos cuyo fin último es la “Dignidad
Humana”.
Comienzo por analizar someramente el termino Deontología y hace referencia a la
ciencia de los deberes o tratado de los derechos y deberes que emergen de la ética
profesional, la cual se refiere al conjunto de principios y reglas éticas que regulan y guían
una profesión. Estas normas determinan los deberes mínimamente exigibles a los
profesionales en el desempeño de su actividad. Por este motivo, suele ser la propia
comunidad profesional quien determina dichas normas, que a su vez, se encarga de
acondicionarlas a una línea de conducta y comportamiento, para luego recopilarlas por
escrito en los códigos deontológicos, y, en este sentido, puede hablarse de una deontología
profesional médica, deontología profesional periodística, deontología profesional de los
Ingenieros, Deontología profesional de los abogados y desde luego de una Deontología
Militar etc.
Aristóteles, uno de los grandes filósofos de la historia, enuncia la palabra ética en
tres de sus hoy admiradas obras: “Ética Nicomaquea”, la cual comprende diez libros, y es
un análisis de la relación del carácter y la inteligencia frente a la felicidad; “Ética
Eudemia”, conformada por siete libros; “La gran Ética”, o “La Ética de la Moral”, y
conceptualiza que “ethica” es “la ciencia que trata de los hábitos éticos del individuo”, o,
“La ciencia que trata de los hábitos en cuanto perfecciona la naturaleza humana”.” (Jose
Maria FOUCE, 2001)

Requiere atenta observación y análisis, pues no se puede confundir Deontología
profesional con ética profesional; si bien es cierto que la segunda es la disciplina que
estudia los contenidos normativos de una disciplina o grupo profesional, luego, su objeto de
estudio es la Deontología Profesional, entonces podemos considerar que la Deontología
profesional es el conjunto de normas vinculantes para dicho grupo que integra una
determinada profesión o actividad.
Son diversas formas como se ha logrado entender la Ética a lo largo de la historia,
con la formulación de distintas propuestas morales, las cuales permiten ser orientadoras de
la vida humana, y por consiguiente la convivencia en comunidad. Como el tema ha sido
muy controvertido, para unos se puede considerar la ética como una parte de la filosofía
práctica, la cual se ocupa de lo concerniente al “hecho moral”, incluyendo los problemas
filosóficos que nacen de la conducta humana, luego tomando este planteamiento, podemos
decir que la ética se encarga del estudio de los “actos humanos”, haciendo la distinción que
son los que realiza el hombre por medio de su voluntad y absoluta libertad como requisito
de validez para que forme parte del campo de estudio de la ética.
Algunos críticos han caracterizado a la ética como el estudio del arte de vivir bien,
posición que es refutable, en razón a que si reunimos todas las reglas de una buena
conducta, sin que estas vayan seguidas de un examen, analizando un juicio o hecho como
“bueno”, “malo”, “incorrecto”, “correcto”, “obligatorio”, “permitido”, que al no cumplir
esta función, nos formaría un arte, y desde luego que ya no pasaría al plano de la ciencia. Si
bien es cierto que la ética estudia que es lo moral, la virtud, el deber, el buen vivir, en
búsqueda de la felicidad, su justificación y como se ha de aplicar en lo sucesivo a nivel
individual o grupal, se puede aducir que constituye una reflexión sobre el hecho moral,
perfeccionando.
Para la corriente clásica, el objeto de la Ética es verificar los actos que el ser
humano realiza, con su libre manifestación de la voluntad y en forma racional, pero no solo
se limita a ver como se realizan dichos actos, requiere la emisión de un juicio sobre los
mismo, determinando de esta forma si ha sido éticamente bueno o malo.
Al analizar la doble denominación referente a ética y moral, y siguiendo los
postulados de Platón y Aristóteles, son como la mayoría de los planteamientos de la
filosofía moral, programas de vida válidos y los cuales pertenecen a la línea intelectual de
la moral, luego la Ética, por tanto, no inventa la vida moral sino que reflexiona sobre ella.
Desde la perspectiva del discurso moral existe la presunción, además, de que el ser
humano es en cierto modo un ser libre, y más aún, revisando sobre el intelectualismo moral
de Sócrates, quien afirmo que el malo es “el ignorante”, centraba la conducta y la
formacion moral en el hecho de que la inteligencia domine sobre nuestros afectos,
sentimientos y pasiones.
El distanciamiento que se presenta entre la filosofía moral respecto de Aristóteles y
Platón radica en que para el Ateniense la moral está supeditada a la instauración de la
justicia en “la polis”, y para el estagirita, alude más en la felicidad individual, lo cual ha
dejado abierto el campo de posibilidades de actuación de todos los seres humanos, que en
su acontecer diario, se presentan conflictos, constituyendo la clave de la vida moral, pero
justamente es ahí donde la ética debe reflexionar teóricamente, dando luz y encauzando
adecuadamente el comportamiento y la acción humana.
En el pensamiento de Platón, predomina muy notoriamente el deber, su ética
mantiene estrecha relación con su visión antropológica y metafísica, donde alma y cuerpo
constituyen dos elementos con característica de ser distintos e irreconciliables, donde el
cuerpo es la cárcel del alma, predica que cada ser humano trabaje desde su sitio sin que
moleste o contrarié el orden establecido, por eso mismo su ética se soporta en la suposición
trascendente de que la virtud está relacionada con el conocimiento, el cual puede ser
aprendido, y cuando habla sobre la verdad dice “La razón no tiene más que un camino a
seguir en sus indagaciones; mientras tengamos nuestro cuerpo, y nuestra alma este sumida
en esa corrupción, jamás poseeremos el objeto de nuestros deseos; es decir la verdad”.
(Elena Diez de la cortina y Juan Antonio Negrete, 2013), obviamente sin desconocer que
fue Aristóteles quien introdujo la denominación de Ética al designar lo que alude a los
principios del bien y del mal, puesto que el fin supremo de toda actividad del hombre como
ser racional es la felicidad, que en el siglo XVIII y XIX, el gran filósofo ingles Jeremy
Bentham propusiera una teoría referente a que la conducta de un hombre es buena respecto
a las consecuencias que ella presenta, teoría con tendencia a maximizar la mayor utilidad
lograda por el conjunto una sociedad, y se le dio el nombre de Utilitarismo, la cual fue
defendida con mucha vehemencia por el filósofo británico John Stuart Mill, concluyendo
de manera simultánea que en la evaluación de las consecuencias se logra evidenciar un
criterio sobre el cual se puede decidir respecto al valor de una acción o de una conducta,
razón está, que ha permitido bautizar a esta teoría como consecuencialismo, que constituye
una teoría relacionada con la corrección y obligatoriedad de las acciones por lo tanto es
ética y moral, por lo que Bentham aludía que una teoría consecuencialista es el utilitarismo
al generar mayor felicidad a mayor número de personas.
Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, podemos evidenciar que el asunto
fundamental del que la ética se ocupa es la felicidad humana, real, mas no utópica ni ideal,
sino aquella que el hombre acceder o practicar, expresado igualmente por Kant., ya que el
hombre no se conforma con vivir simplemente sino vivir bien y a quien no le gusta este
dilema, pues la finalidad de la vida humana no consiste solo en sobrevivir, sino vivir
plenamente aunque no se puede cuantificar, atreviéndome a decir que la felicidad pareciese
ser una cualidad en el hombre, en la medida en que lo logre, para direccionar el
pensamiento Aristotélico para quien la felicidad es “vida lograda” , Este filósofo hará
consistir la felicidad humana en el desarrollo de las facultades intelectuales y la vida
virtuosa. (Eudemonismo) (Javier Echegoyen Olleta.Isabel Blanco,(Editorial Edinumen.),
2002) .
La Deontología Militar contribuye al desarrollo integral de los miembros de la
comunidad que forman parte de la Institución castrense, mediante la práctica ordenada y
sistemática de un código ético que direccione el accionar en el desempeño profesional y
desde luego personal del militar.
En los últimos años ha sido objeto de un extenso debate por parte de la comunidad
civil unos desde una crítica filosófica , otros desde una óptica de radicalismo perverso
acerca de la relación existente entre relacionar las ideas éticas y morales, frente a los
conceptos de paz y guerra, y justamente es la relación de principios y valores que aplica a
nuestra institución militar, dada la misión constitucional y legal en el diario desempeño de
nuestra profesión, donde actores con intereses coincidentes y muy discrepantes, se
manifiestan a través del conflicto, que por más de 60 años nos ha subsumido en el atraso
por factores de violencia, terrorismo, narcotráfico, secuestro etc., estancando el desarrollo
del país, y quien más idónea para frenar ambiciones de grupos subversivos aspirando a la
toma del poder por medio de la violencia que nuestro glorioso ejército. Pareciera que la
crítica desde el otro extremo radica en que vale la vida del rebelde del insurgente y la de
quien protege, preserva y cuida la democracia es obligación, desconociendo la condición de
ser humano. Sin olvidar que el conflicto como “hecho social”, implica acción militar,
empleo de las técnicas y tácticas para combatirlo en aras de la defensa de los intereses
vitales de la comunidad en general y de las instituciones del Estado, lo cual desde luego que
esto implica utilización de la fuerza.
Sartre refiriéndose al valor llega al mundo a través de la realidad humana, luego la
fuente de los valores son las necesidades humanas, ya que la importancia del valor no tiene
su asidero en ser o no ser, es en estar o no estar, si bien el valor no es sustancia ya que es
accidente, es fenómeno socio-histórico, mediante la interacción práctica entre sujeto y
objeto, por esta razón se enuncia que el valor es una cualidad de los objetos que surge en
ese complejo proceso de desarrollo de la sociedad, y se acepta entonces que es el resultado
de la actividad del hombre, en tal virtud se le atribuye como el único poseedor de este
privilegio. Por lo tanto la vocación militar, se convierte en la fuente de todas las virtudes
que hace del hombre un ser privilegiado, estricto, recto y muy definido en su actividad
como profesional Militar y como Ser, portador de inmensas cualidades.
Cuando hablamos de SER, nos estamos refiriendo a la Ontología, como rama de la
Filosofía que analiza el problema de todo lo que existe, sus características comunes a todos
los ENTES por el solo hecho de existir, determinando su estructura interna, y nos
remontamos a la propuesta del filósofo Parménides dijo que existen dos caminos para llegar
al conocer y son los sentidos y la razón, por los primeros se llega a lo cambiable , a los
inseguro y a lo desconfiable en los objetos y por la razón se llega a lo universal, a lo
confiable e inmutable, y encuentra algo común e indispensable a todo objeto llegando a la
siguiente conclusión: “cualquier elemento natural antes de tener alguna característica
específica, tiene una sin la cual no existiría, “la de ser”, este ser es un elemento
fundamental y no es una característica de las cosas, y podemos decir que desde entonces se
constituye la Ontología como Ontos = Ser, y logos= estudio, donde lo real es igual al ser y
el Ser equivale al fundamento de toda realidad. Todo ser tiene propiedades las cuales se
constituyen en elementos fundamentales, que son universales puesto que son del SER en
cuanto SER, de donde derivan los principios del ser, los que constituyen el fundamento,
base y esencia misma de la Ontología. (Alberto Garcia Salgado, 1998).
Ahora miremos el contenido del DEBER SER y es acá donde hacemos referencia a
la Deontología como la ciencia que estudia el conjunto de deberes y obligaciones tanto en
el plano moral como éticos como herramientas para ejercer en forma libre una determinada
profesión. Por esta razón en un párrafo anterior se hacía un esbozo sobre el planteamiento
de la ética y la moral, adjudicando a la primera un carácter netamente científico, como
ciencia alcanza a presentar una explicación sobre la causa de lo que se conoce, él porque
del fenómeno o del hecho de que trata, cual es la razón de lo estudiado sin pueda argüirse
como producto del instinto o la emoción, ni de la intuición del corazón ni de la pasión,
puesto que la ética se manifiesta como órgano fundamental y básico de la razón, razón por
la cual se ha determinado a la Ética como la ciencia de la conducta, que la induce e intenta
determinar al hombre miembro de una sociedad, en ciencia práctica y normativa cuyo
objeto es estudiar en forma racional la bondad y la maldad de los actos humanos. Mientras
que la moral proviene del latín Mohs, Moris significando costumbre, conjunto de normas
autónomas, que el individuo, como ser humano racional, estaba en condición de aceptarlas
o no, normas que, al no ser impuestas obligatoriamente, adolecen del carácter vinculante,
por lo tanto la única sanción en caso de su no aceptación es el reproche de la comunidad o
sociedad. (WikipediA, 2014)
Para clarificar lo anterior, la moral designa el nivel en que se realizan los valores de
la ética, siendo esta la que estudia reflexivamente el fundamento de la conducta moral,
agregando que, la moral se encuentra ubicada en el plano del hecho mientras que la Ética
se adscribe al plano del derecho.
De lo anterior podemos concluir que, la deontología se encuentra en estrecha
relación con la Ética y la moralidad frente al rol que el individuo desempeña en el seno de
la Institución, comunidad o sociedad, y la Deontología Militar orienta el oficio o la facultad
que impone la profesión castrense, tomando en cuenta la labor publica y social, que
regenta las actividades del militar, marcando el sendero sobre la base de lineamientos
ético-morales muy bien definidos, tanto en el ejercicio de la labor como servidor público,
como militar, además, como en la vida privada, imprimiendo un sello de Liderazgo. Por tal
razón necesitamos jefes, comandantes con carácter firme y honorable que asuman el reto de
apoyar los valores de honor, lealtad hacia nuestra Institución, el Ejército Nacional, y, cada
quien en sus Unidades sea multiplicador de la propuesta, ejerciendo pedagogía constante,
educando a sus hombres, para que adquieran el compromiso hacia el deber, prestando un
servicio desinteresado, honesto, sacrificando las ambiciones personales, hombres íntegros
defensores de las instituciones y la democracia.
BIBLIOGRAFIA
Alberto Garcia Salgado, 1. (Abril de 1998). El sentido de la Ontologia de Parmenides- Ponencia.
"El problema del Funamento". Santiago de Queretaro, Queretaro, Mexico: Universidad
Michoacana de san Nicols de Hidalgo.
Elena Diez de la cortina y Juan Antonio Negrete, 2. (2013). La Filosofía de Platón. En E. D.
Negrete, La filosofia de Platon (pág. 124). Madrid: editorial Manuscritos.
Javier Echegoyen Olleta.Isabel Blanco,(Editorial Edinumen.). (Julio de 2002). Historia de la
Filosofía. Volumen 1: Filosofía Griega. . Recuperado el 10 de Mayo de 2014, de la Torre
de Babel - Editorial edinumen: http://www.e-torredebabel.com/Historia-de-la-
filosofia/Filosofiagriega/Aristoteles/BienSupremo.htm
Jose Maria FOUCE. (Octubre de 2001). Obras de Aristoteles - LA FILOSOFIA EN EL
BACHILLERATO. Recuperado el 05 de Mayo de 2014, de www.webdionoia.com
WikipediA, 2. (Actualizado de Mayo de 2014). wiki/Moral. Recuperado el 11 de Mayo de 2014, de
es.wikipedia.org/wiki
BIBLIOGRAFIA ADICIONAL
Aristóteles, Ética a Nicómaco.
Mill, J. Stuart (1999), El utilitarismo. Madrid: Alianza.
Ross, R. David (1930), The Language of Morals. Oxford: Clarendon Press.
Friedlander, Paul. Platón, verdad del ser y realidad de la vida. Madrid: Editorial Tecnos,
1989. Importante obra clásica que estudia el conjunto de la obra de Platón.
Dancy, Jonathan, "Moral particularismo", The Stanford Encyclopedia of Philosophy (Fall
2013 Edition), Edward N. Zalta (ed.), - particularismo. 21 de Marzo
Dworkin, G., 1995, "sin principios de ética ', Estudios del Medio Oeste en Filosofía
(Volumen 20: Conceptos morales), de Minneapolis: University of Minnesota Press, pp 224-
39.
Gert B., 1998, La moral: su naturaleza y justificación, Nueva York: Oxford University
Press.
Williams, BAO, 1985, Ética y los límites de la filosofía, Cambridge, MA: Harvard
University Press, ch. 7.
CIBERGRAFIA
 http://plato.stanford.edu/entries/moral-particularism/#TwoConMorPri
 http://es.wikipedia.org/wiki/Moral
 http://plato.stanford.edu/archives/fall2013/entries/moral