Equip - Iglesia Cristiana Monte Sinaí

Estableciendo Identidad

¿Hay seguridad de quien eres y de lo que haces o harás?

Por tanto, temamos, no sea que permaneciendo aún la promesa de entrar en Su reposo, alguno de
ustedes parezca no haberlo alcanzado. Porque en verdad, a nosotros se nos ha anunciado las buenas
nuevas, como también a ellos. Pero la palabra que ellos oyeron no les aprovechó por no ir acompañada
por la fe en los que la oyeron. Porque los que hemos creído entramos en ese reposo, tal como Él ha
dicho: "Como jure en Mi ira: 'no entraran en M i reposo,'" aunque las obras de Él estaban acabadas
desde la fundación del mundo. Porque así ha dicho en cierto lugar acerca del séptimo día: "Y Dios
reposo en el séptimo día de todas Sus obras;"

Por tanto, puesto que todavía falta que algunos entren en él, y aquéllos a quienes antes se les anunció
las buenas nuevas no entraron por causa de su desobediencia (incredulidad), Dios otra vez fija un día:
Hoy. Diciendo por medio de David después de mucho tiempo, como se ha dicho antes: "S i ustedes oyen
hoy S u voz, no endurezcan sus corazones."

Queda, por tanto, un reposo sagrado para el pueblo de Dios. Pues el que ha entrado a Su reposo, él
mismo ha reposado de sus obras, como Dios reposó de las Suyas. Por tanto, esforcémonos por entrar en
ese reposo, no sea que alguien caiga siguiendo el mismo ejemplo de desobediencia.
(Hebreos 4:1-4, 6, 7, 9-11)

Una Exhortación; Los Israelitas oyeron las buenas nuevas de como entrar en el reposo de la tierra
prometida, pero no entraron porque no creyeron. Hoy en día, oímos las buenas nuevas de reposo
espiritual, o descanso por nuestras almas, o sea, la salvación, pero para gozar de ella hay que creer,
aceptar, o recibir a Cristo

Dios define su identidad una y otra vez en la Biblia, dice quién es y quien no es.

Muchas veces los cristianos nos olvidamos de que al nacer de nuevo, adquirimos una nueva identidad
espiritual en Cristo. Comprender tu identidad en Cristo es absolutamente esencial para obtener la
victoria en tu vida cristiana. La Biblia dice que somos: ” la sal de la tierra y la luz del mundo ” Mateo
5:13,14, ” hijos de Dios” Juan 1:12, ” amigos de Cristo ” Juan 15:15, ” templos de Dios y su Espíritu”
1 Corintios 3:16; 6:19, ” Santos ” Efesios 1:1, ” ciudadanos del cielo ” Filipenses 3:20, etc… Cuanto más
nos reafirmemos en quien somos en Cristo, nuestro comportamiento reflejará cada vez de una forma
más clara nuestra verdadera identidad. Y nadie puede comportarse constantemente de una manera
contraria a la manera que se percibe a sí mismo


Recientemente me hice miembro de la asociación de ganaderos de Georgia. Tengo mi tarjeta que llevo
en la cartera y en la furgoneta tengo una placa, que dice que soy miembro de los ganaderos de Georgia.
Cuando pedí entrar en esta asociación les pregunté: ¿Cuánto ganado es necesario tener para ser
considerado un ganadero? Me contestaron: ¡ninguno! Ahora soy un ganadero reconocido en el Estado
de Georgia, ¡sin tener ni una vaca! Esta es mi nueva identidad y por supuesto pienso cumplir mi destino
y ¡comprar vacas!

Cuando me alisté al servicio militar, no conocía la estrategia de guerra, ni la de defensa corporal, ni
siquiera sabía nadar. Pero después del entrenamiento, aprendí todo lo que era necesario para asumir mi
nueva identidad de marinero.


Queda de nosotros el querer ser lo que Dios quiere que seamos.

Queremos:
* Establecer nuestra identidad en Cristo.
* Establecer la autoridad que Dios te ha otorgado.
* Establecer la verdad acerca de Dios y acerca de nosotros mismos.

El diccionario define el término "identidad" como "el carácter particular o la personalidad de un
individuo". También dice que es el "conjunto de rasgos propios de un individuo o de una colectividad
que lo caracterizan frente a los demás". Otra definición establece que es la "conciencia que una persona
tiene de ser ella misma y distinta a los demás".

¿Qué es Identidad?

¿Cuál es la verdad fundamental acerca de mi persona? Mi identidad proviene de mi origen, y ese origen
proviene de mi padre. Mi derecho de nacer establece quien soy yo.
* Tu opinión acerca de "ti mismo" refleja tu opinión acerca de aquel que te creo.
* Libertad no se relaciona con lo que hacías y que ya no lo haces, no tiene que ver con lo que
desechas o desprendes de ti mismo, y no tiene nada que ver en cuanto a lo que ya has sanado...
* Libertad es cuando usted se convierte en la persona para lo cual fuisteis creada y redimida.

La Identidad con que fuimos Creados.

Los seres humanos han estado tratando de resolver su problema de "identidad psicológica", pero no se
han dado cuenta de que el problema fundamental y primario es más profundo, puesto que en realidad
se relaciona con su "falta de identidad espiritual". El hombre perdió primero su identidad espiritual, y
esto es lo que lo ha llevado a sufrir la decadencia en todos los otros aspectos de su existencia. El hombre
fue creado en un principio para ser un ente social, psicológico y espiritual.

Lucas 3:38 dice que nuestro padre Adán era "... hijo de Dios". La identidad de Adán provenía de Dios,
por lo tanto nuestra identidad también proviene de Él. El problema fue que al ser engañado y
desobedecer a Dios, Adán perdió esta identidad, y por causa de ello, toda la raza humana fue forzada a
vivir en un estado de confusión y pérdida constante de todo bien. En el Jardín del Edén, Satanás realizó
el primer robo de identidad de la historia: robó nuestra identidad.

*Nuestro comportamiento y como actuamos depende de nuestra identidad. Si conozco mi identidad, es
decir mi nueva identidad en Cristo y la justicia de Dios que está puesta a mi cuenta, puedo vencer. Si
pienso que soy indigno, voy a actuar como un mendigo y nunca tendré fe en que Dios me escucha. Si me
siento condenando, no puedo hacer guerra contra el acusador quien nos acusa noche y día, y no
descansaré en la obra Redentora de Cristo.

*Aunque mis sentimientos pueden cambiar de un día a otro, mi identidad no varía. Mis sentimientos no
deben determinar quién soy, ni lo que tengo que hacer. Es mi identidad la que determina como actúo, lo
que hago, lo que digo y como me siento.

*Aun Jesús fue tentado por Satanás en el desierto cuando el acusador le intentó atacar sembrando
dudas acerca de su IDENTIDAD y su RELACIÓN con el Padre: “Si eres el hijo de Dios, di que estas piedras
se conviertan en pan”.


Al establecer estas cosas estamos siendo obedientes a Dios y estableciendo una fuerte fundación sobre
la roca que es Cristo.

Vemos en Lucas 6: 49

*¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo? "Obediencia" Todo aquel que viene a
mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es semejante.
Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y
cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque
estaba fundada sobre la roca. Más el que oyó y no hizo, semejante es al hombre que edificó su casa
sobre tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con ímpetu, y luego cayó, y fue grande la ruina de
aquella casa. (S. Lucas 6:46-49 RVR1960)


Dos aspectos de la Naturaleza de Dios que nos Provee Nuestra Identidad

1. Vida
En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. (S. Juan 1:4 RVR1960)
Necesitamos conocer y creer quienes somos en Cristo para vivir una vida cristiana efectiva, entendiendo
que nuestra identidad en Cristo es vital para nuestro éxito. Esta nueva identidad no depende de cómo te
sientas sino de cómo CREES. Tu verdadera identidad es lo que eres “en Cristo”. Cuanto más de acuerdo
estás con Dios acerca de tu identidad en Cristo, más reflejará tu comportamiento tu identidad dada por
Dios.
*Si no comprendemos muy bien nuestra nueva identidad en Cristo, no estaremos dispuestos a dar los
pasos y tomar las decisiones que esa identidad requiere. Entonces la pregunta: ¿Quién eres? es muy
importante pues según nos veamos, así actuaremos.
Los que están en Cristo no están libres de tentaciones, ni de luchas, pero su nueva identidad y el poder
del Espíritu que reside dentro de ellos, les capacita para vencer.







2. Amor

Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que
permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él. (1 Juan 4:16 RVR1960)
La Biblia dice: “si alguno está EN CRISTO, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son
hechas nuevas.” Hemos sido adoptados en la familia de Dios, nuestro pasado ha sido borrado y el futuro
está en las manos de Dios.
Él es nuestra paz. En Él tenemos la certeza y la seguridad de que Él nos cuida y nos defiende. Conociendo
quien soy, puedo actuar según esta nueva identidad.
*La lucha que tenemos diariamente es vivir como nuevas criaturas. Si soy una nueva criatura en Cristo, y
lo creo firmemente, voy a actuar así. Si soy la justicia de Dios en Cristo, voy a ser valiente ante las
acusaciones del enemigo, delante de cualquiera de sus emisarios y no agacharé la cabeza. Si creo que
ningún arma forjada contra mí va a prosperar y que cada lengua que se levante en juicio la voy a
condenar, no voy a acobardarme delante de la crítica. Pues mi justicia es de Dios ¿Quién acusará a los
escogidos de Dios si es Dios quien justifica? ¿Quién me puede condenar si Cristo me ha lavado y
declarado justo? ¿Quién me puede separar del amor de Cristo si Dios tiene mi nombre escrito en la
palma de su mano y soy la niña de sus ojos?
Primero debemos saber lo que creemos y luego en quién hemos creído. El apóstol dijo: “Nadie me
mueve”. “Yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel
día.” Si somos nuevas criaturas, (creaciones) no somos lo que éramos, ni lo que seremos. Somos más
que vencedores en Cristo quien nos fortalece.
* El enemigo de la vida es la muerte
* El enemigo del amor es el temor
Opciones: Usa tu voluntad "Conectada al espíritu de Dios"
Tenemos que tomar opciones o será elegido para nosotros por el mismo enemigo.
¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez,
o peligro, o espada? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados
como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel
que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni
potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos
podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. (Romanos 8:35-39 RVR1960)
Verdad digo en Cristo, no miento, y mi conciencia me da testimonio en el Espíritu Santo, (Romanos 9:1
RVR1960)

La falsificación- engaño de Satanás

Idolatría - Un ídolo es algo en lo que tu tratas de "lograr o alcanzar" de ello vida pero eso no tiene la
habilidad de proveer vida. El enemigo te podrá engañar y ofrecerte lo mejor, pero no puede darte vida
eterna eso solo lo encontrarás por medio de Jesucristo por su sacrificio de amor por ti en la cruz del
calvario.

Obstáculo Principal para Recibir el Amor Perfecto de Dios: Temor
Busqué a Jehová, y él me oyó, Y me libró de todos mis temores. (Salmos 34:4 RVR1960) miedo del
hombre experiencia humana. peligro, angustia y aflicción.
En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí
castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. (1 Juan 4:18) alarma o miedo
romanos 8:15, filipenses cuando hay miedo – desobediencia castigo - comunión 1 pedro 1:17

1. Recibimos nuestra identidad de una fuente, especialmente nuestro origen o de nuestro Padre. La
forma en que él nos transmite nuestra identidad en nosotros, es a través de la expresión de su perfecto
amor.
Y hubo una voz de los cielos, que decía: Éste es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia. (S. Mateo
3:17 RVR1960)
2. Ninguno de los atributos de Dios se opone más que su perfecto amor; por lo tanto el temor es el
arma número uno de Satán.
3. El temor no es invento de Satanás, es de Dios, y esto contiene un diseño o plan sagrado. Es el inicio
de la sabiduría.
El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.
(Proverbios 1:7 RVR1960)

A. Medios por lo cual el temor entra y establece fortalezas
1. Trauma
2. Cautiverio religioso
3. Herencia generacional
4. Horror o temor - basado en películas / actividades, envolvimiento con el ocultismo
B. Tres Grandes Temores
1. Temor al rechazo
2. Temor al fracaso
3. Temor a la muerte


C. Lo Opuesto al Temor No Es Valentía o Fe, es Amor
En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí
castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. (1 Juan 4:18 RVR1960) Porque no
nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. (2 Timoteo 1:7)

Uno de los más grandes enemigos de nuestra identidad con Cristo, es la falsa identidad que hemos
construido por nuestro propio conocimiento de lo que es bueno y lo malo.
Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para
alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.
(Génesis 3:6 RVR1960)
¡Ay de los hijos que se apartan, dice Jehová, para tomar consejo, y no de mí; para cobijarse con cubierta,
y no de mi espíritu, añadiendo pecado a pecado! Que se apartan para descender a Egipto, y no han
preguntado de mi boca; para fortalecerse con la fuerza de Faraón, y poner su esperanza en la sombra de
Egipto. Pero la fuerza de Faraón se os cambiará en vergüenza, y el amparo en la sombra de Egipto en
confusión. (Isaías 30:1-3 RVR1960)
Hemos construido un envase fuera de nuestro espíritu, y ese es el falso ser que presentamos al mundo.

JUSTIFICADOS POR FE

“Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;
Por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en
la esperanza de la gloria de Dios.” (Romanos 5:1-2)

Todos nuestros esfuerzos para agradar a Dios y vivir en santidad, son inútiles y frustrantes si no
entendemos esta doctrina fundamental. La base de la doctrina de la justificación por fe, se encuentra en
la cruz de Cristo. Cristo es nuestra santificación y justicia. Nuestra identidad depende de nuestra
RELACIÓN con Él. Abraham creyó a Dios y le fue imputado por justicia. La justicia de Dios fue puesta a su
cuenta y fue llamado el amigo de Dios. Somos justificados por la fe en Cristo, y no por las obras de la ley,
“... puesto que por las obras de la ley nadie será justificado”. (Gálatas 2:16).
La guerra que libramos es la de creer que Dios nos perdona y así poder resistir la condenación del
enemigo. Somos justificados por la fe, y de ninguna otra manera. Al intentar justificarnos a nosotros
mismos, nos quedamos indefensos. No podemos obtener la justificación de Cristo por obras. La única
manera de obtener la justificación es CREYENDO y CONFIANDO en Dios. Todo viene por la fe. No sólo
somos salvos por la fe -- sino que también somos santificados por la fe, justificados por la fe, sanados
por la fe, mantenidos por la fe. ¡Todo se realiza por la fe en lo que Jesús ha hecho! Es la coraza de
justicia la que defiende nuestros corazones.

Intercambio
Un intercambio es el acto de dar o recibir algo en cambio de otra cosa.
El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas
nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los
presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del
Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados; a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en
lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán
llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya. (Isaías 61:1-3 RVR1960)
En lugar de vuestra doble confusión y de vuestra deshonra, os alabarán en sus heredades; por lo cual en
sus tierras poseerán doble honra, y tendrán perpetuo gozo. Porque yo Jehová soy amante del derecho,
aborrecedor del latrocinio para holocausto; por tanto, afirmaré en verdad su obra, y haré con ellos pacto
perpetuo. (Isaías 61:7-8)
Para poder recibir la verdad de Dios y en ti mismo debes de desechar las mentiras que el enemigo te ha
dicho.
Escoge Vida o Muerte
Me arrepiento Señor de haber tomado mi vida en mis propias manos. Rompo y anulo mi acuerdo con la
muerte. Renuncio a todos mis votos sobre la muerte. Yo reprendo todo espíritu de muerte, te debes
marchar y nunca regresar.
Escojamos la vida de acuerdo a Deuteronomio 30:19-20, para que yo y mis descendientes puedan vivir,
para que amemos al Señor nuestro Dios; obedezcamos su voz y nos aferremos a él. Él es mi vida y la
extensión de nuestros días. Confió en que habitaremos y moraremos en la tierra que nuestro Dios
prometió darnos. En el nombre de Jesús. Amén.
Dios nos limpiará el Señor sabe que hay cosas que no podemos cambiar, palabras que hemos hablado
que no podemos traer de vuelta. Todo lo que Él pide es que confesemos, reconozcamos y reclamemos
sus promesas. Si esta verdad penetra en tu corazón, vas a levantar alas como águila y volar por encima
de cualquier sentimiento de inferioridad, debilidad o culpabilidad.
¿Aceptarías tú esta opción?

"Señor, hoy tomo la decisión de aceptarte como Señor y Salvador de mi vida, me arrepiento de todos
mis pecados. Gracias, Señor por morir por mí en la cruz del calvario. Te acepto a ti y acepto tu Espíritu
Santo. Comprometo a ti mi vida. Te pertenezco a ti y tú me perteneces a mí. Gracias Señor por tu
salvación. En el nombre de Jesús Amén.