consejos de seguridad

:
sobre la accion liberadora
Ediciones Apestosas
Guía practica
2
2






INDICE


-Consejos de seguridad y acción liberadora …………………………...3


-10 consejos para realizar sencillas pero importantes visitas a casas:
Llevemos la lucha derectamente hasta los explotadores ……………...20

-El uso de teléfonos móviles para el activismo………………………..22

-Seguridad informática…………………………………………………28

-Manual de los disturbios x barricadas con conciencia………………..29


-Trucos sucios de la policía ……………………………………………37

3
3

Consejos de seguridad y de acción liberadora

¿Sirve de algo la acción directa?

Susan Paris, presidenta de la asociación de vivisectores mas importante de Norte
América, Americans For Medical Progress (Americanos por el Progreso Médico),
admite que el Frente de Liberación Animal ha producido un gran impacto en los
vivisectores. Ella escribió “A causa de los actos terroristas llevados a cabo por
activistas animalistas como Coronado, proyectos esenciales de investigación han
tenido que ser retardados o reducidos. Mas y mas de los escasos dólares destinados
a la investigación son gastados en sofisticados sistemas de seguridad y en tasas de
seguros. Muchos jóvenes científicos están rechazando carreras de investigación.
Investigadores brillantes están dejando el campo”. En agosto de 1993 una entre-
vista al Congress on Animal Enterprise Terrorism (Congreso de Iniciativa Ter-
rorista Animalista) describe la efectividad del F.L.A. así: “cuando los efectos co-
laterales directos e indirectos de incidentes como estos se presentan juntos, el sab-
otaje económico llevado a cabo por el A.L.F. puede considerarse un éxito y sus
objetivos, al menos hacia las víctimas, conseguidos”. Si miramos al pasado, po-
demos ver que la retórica “terrorista” de la acción directa funciona. Si todavía
tienes alguna duda al respecto, pregunta a algún animal rescatado por el F.L.A.,
estamos seguros de que te dirá que la acción directa funciona.

¿Estás preparado para actuar?
Las acciones directas no son algo que te puedas tomar a la ligera. Desde el
momento en que llevas a cabo tu primera acción corres el riesgo de ser
arrestado. Las acciones directas tienen grandes exigencias físicas y psico-
lógicas. ¿Estas en buena forma física?, ¿Si fueses perseguido por un
policía, te podrías escapar de él?, ¿Podrías escalar una verja con alambre de
espinos? Vivir bajo el estrés constante de un posible arresto también puede
tener sus bajas mentales. Los activistas del F.L.A. deberían rechazar
cualquier tipo de droga, ya que hace decaer física y mentalmente, dan a la
policía otro motivo para investigarte y ese dinero sería mas útil si fuese
empleado para adquirir suplementos. El veganismo es muy aconsejable por
motivos morales y para mejorar tu forma física. Algunos miembros del
A.L.F. también limitan sus relaciones con los grupos por los derechos de
los animales, para reducir las posibilidades de ser investigados por la
policía.

Buscando gente con la que trabajar
Una de las trabas mas importantes que tiene el entrar a formar parte de un
grupo de acción es el encontrar gente con la que trabajar. En cualquier ac-
ción del F.L.A. estás fugándote la libertad, por tanto tienes que estar com-
pletamente seguro de que puedes confiar en la gente con la que trabajas. Es
esencial encontrar a gente que no te vaya a traicionar, ni a ti, ni al mo-
vimiento, si la arrestasen. Siempre debes trabajar con gente a la que cono-
ces bien y desde hace un largo periodo de tiempo, gente en la que sabes
4
4
que puedes confiar. La seguridad es un apartado importante en las ac-
ciones, por eso las personas con tendencia a jactarse o que no son capaces
de mantener la boca cerrada son una mala opción. Crear tu propio grupo es
mejor que unirte a otro ya existente, aunque sepas que ya existe, su seguri-
dad obviamente no puede ser muy buena. Preguntar a alguien si quiere
participar nunca es una cosa fácil de hacer. Saca el tema de forma general
para saber que opina esa persona de las acciones directas, y a partir de ahí
ve poco a poco. Los grupos de acción suelen constar de entre 2 y 5 miem-
bros. Utilizar el mínimo número de miembros posibles para cada acción,
pero sin olvidar la importancia de los vigilantes. El que haya personas ex-
tra innecesariamente también es un riesgo innecesario. Se debe elegir una
persona como líder del grupo. Esto no significa que esa persona tenga un
poder especial o algún tipo de privilegio y, de hecho, esa persona no entra
prácticamente en juego. Pero si durante una acción las cosas van mal y
alguien tiene que tomar una segunda decisión, en esos casos no hay tiempo
para hacer una asamblea. Progresar como un grupo empezando por ac-
ciones de pequeña envergadura para acostumbraros y conoceros los unos a
los otros. Después de cada acción discutir acerca de qué ha ido bien y qué
ha ido mal, discutir también cómo podríais haber golpeado mas fuerte.

Empezando
Antes de pensar en llevar a cabo una acción, lee. Apréndete esta guía de
arriba abajo. Antes de hacer algo será mejor que sepas cómo hacerlo bien,
o te puedes ver metido en un gran apuro. La primera vez es la mas dura,
así que empieza suave. Si tu primera acción se trata de una liberación en
un gran laboratorio con buenas medidas de seguridad, tendrás problemas.
Empieza pegando cerraduras o haciendo pintadas con spray. Hay varios
métodos para elegir un blanco. Primero, probablemente quieras elegir que
tipo de establecimiento va a ser tu objetivo -¿una tienda de pieles, una car-
nicería, una granja, un matadero o un restaurante de comida basura?- Si
estás dispuesto a realizar una acción directa seguramente conocerás ya
alguna publicación de defensa de los animales y sabrás cómo y dónde en-
contrar el tipo de explotador que estás buscando. El grupo local de defensa
de los derechos de los animales probablemente esté enterado de quienes
son muchos de los explotadores de la zona, pero ten en mente que van a
ser las primeras personas a las que va a preguntar la policía. La forma mas
sencilla de encontrar un blanco es hacerlo por ti mismo. Un listín de te-
léfono te puede dirigir a todas las tiendas de pieles, carnicerías, etc. Si tu
meta es un restaurante de comida basura, es difícil andar mucho tiempo
por la calle sin encontrarte uno. La localización de granjas peleteras puede
encontrarse en el Final Nail (solo para granjas en Norte América). Una vez
que hayas empezado y sabes lo que estás haciendo, hazlo a lo grande. En
cuantas mas acciones participes, mas posibilidades hay de que te cojan, así
que asegúrate de que cuando golpees, golpees fuerte.

Planeando
Después de haber seleccionado tu objetivo familiarízate con él. Puede que quieras
5
5
estudiarte un mapa de carreteras para conocer la zona de alrededor. Deberías visi-
tar primero el lugar de interés a la luz del día. Aparca bien lejos, en un lugar no
sospechoso, como el aparcamiento de un supermercado o un lado de la carretera
con muchos coches. Accede a pie y llega lo mas cerca posible. Hecha un buen
vistazo alrededor (siempre sin parecer sospechoso) y piensa en cómo vas a hacer lo
que quieres hacer. Una vez en el coche, dibuja un mapa incluyendo todo lo que
recuerdes. Ahora es el momento de hacer tu plan exacto. No dejes nada a la suerte.
Calcula todos los detalles y asegúrate de que todo el mundo hace lo mismo. Re-
gresa al lugar una vez mas antes de la acción, ahora de noche. Sigue la ruta hacia el
lugar como lo harás en la acción. Puedes tomarte esto como un ensayo. Acércate a
tu blanco tanto como sea posible. También deberás hacerlo a una hora lo mas cer-
cana posible a la hora en la que piensas llevar a cabo la acción (las acciones, por
razones obvias, suelen hacerse por la noche), con esto conseguirás conocer las me-
didas de seguridad y otros factores que hay a esa hora. Siempre planea las cosas
como si fuesen a salir mal. Tienes que saber lo que harás si entras en contacto con
un guardia jurado o un policía. Decide hacia que lado huirás, si lo haréis en grupo
o en solitario y donde os reuniréis. Estos consejos son generales. Para cosas sencil-
las como poner pegamento en las cerraduras, no es necesario tanto planeamiento.
Para algo tan complejo como una liberación, puede ser necesario planearlo mejor.
Preparación
Considera no utilizar tu zona mas inmediata para acciones; trabajar repetidas veces
cerca de casa puede ser una pista clara para la policía. También tienes que
asegurarte de no utilizar siempre los mismos días de la semana o las mismas horas
del día. Si la policía establece tu modelo, es una cosa mas que puede servirles de
ayuda para pillarte. Aunque sea muy tentador, evita atacar un mismo lugar repeti-
das veces. Así es como un buen número de gente ha sido cogida. Si decides hacer
un comunicado de tus acciones, no digas el nombre de tu grupo específico. Si lo
haces, la policía sabrá cuales son las acciones que ha llevado a cabo tu grupo y
cuales no, haciendo mas fácil el encontrarte. Ten siempre pensada una historia por
si te para la policía. Poder decirles, si esto sucediese, de donde vienes y a donde
vas. Si vas a usar tu coche par las acciones, quita todas las pegatinas con mensajes
políticos o humorísticos y repara las averías. Ten en regla las luces y papeles del
coche, etc. Conduce con precaución y legalmente. No les des razones para pararte.
Asegúrate de que tienes suficiente gasolina antes de salir, para no tener que parar
en el camino, y especialmente cuando vas a transportar animales. La ropa también
es importante. No lleves nada con marcas identificables (como parches, chapas,
símbolos…). Muchos objetivos están equipados con cámaras de seguridad y tienes
que asumir que el que tu vas a atacar es uno de ellos. Todos los tatuajes tendrán
que ser tapados y los piercings o tapados o quitados. Si quieres ir oscuro, ten
presente que todo lo negro resulta sospechoso, a sí que ve oscuro pero no inusual.
Las máscaras de esquiar suelen ser utilizadas habitualmente en las acciones
(especialmente por activistas que tienen que usar gafas, ya que con estas máscaras,
no se suelen empañar los cristales), pero estate preparado para deshacerte de ellas
si es necesario, pueden ser muy incriminativas, especialmente en una noche de
verano. Una sudadera con capucha, una gorra y una braga o bufanda pueden ser
mejor idea. En operaciones de alto riesgo, puede que te interese ir a una tienda
6
6
barata y coger unos zapatos que te queden grandes, para evitar dejar pistas. Si rel-
lenas los dedos del pie, las harás mas cómodas. Otra opción es tener guardado un
par de zapatillas sólo para acciones en una casa segura, junto a tus herramientas. Si
este es el caso, pontelas solo en acciones y quítatelas a la vuelta, evitando siempre
dejar huellas alrededor de tu casa o en tu alfombra. Ponerse unos calcetines encima
de los zapatos o cubrir la suelas con cinta adhesiva es útil para no dejar huella. En
acciones en que la policía va a investigar mas intensamente, hasta los pelos y fibras
en la ropa podrían suponer un problema. En este caso puedes comprar ropa en una
tienda barata solo para esa noche y tirarla al acabar. Otra posibilidad en opera-
ciones de alto riesgo es llevar mono(traje de pantalón y cuerpo en una sola pie-
za,de tela fuerte,que usan los motoristas,mecánicos,obreros,etc.), ya que cubren
toda tu ropa y te lo puedes quitar rápidamente al llegar al coche. Lleva guantes
siempre, teniendo mucho cuidado con las huellas dactilares. Si utilizas guantes de
látex debes tener cuidado, ya que las huellas dactilares pueden traspasarlos. Ponte
un par encima del otro si escoges esta opción. Las huellas también quedarán en el
interior del guante, así que después de usarlos, déjalos separados de cualquier otra
prueba. Ten cuidado cuando compres equipamiento para la acción. Comprar cuatro
litros de pintura roja chillona en tu manzana y, ese mismo día, tirarla en un Mc
Donalds situado a dos manzanas, no es una gran idea. Adquiere todo lejos de casa
y siempre con dinero al contado. Compra las cosas con el máximo tiempo de antel-
ación posible. No uses materiales que puedan delatar de dónde eres, por ejemplo, si
utilizas periódicos de tu localidad en un ataque incendiario lejos de casa, podría ser
regalarles la victoria. Limpia a conciencia todo lo que lleves contigo para quitar las
huellas dactilares, por si se cayese algo o tuviese que ser dejado atrás. Tendrás que
frotar fuerte para quitar las huellas y algo de jabón o alcohol puede ayudar. Límpi-
alo todo como si fuese a ser dejado atrás, como si tarde o temprano algo que no
pensabas dejas se te fuese a caer.
Por esta misma razón debes llevar las menos cosas posibles contigo y lo que te
tengas que llevar procura que mantenga el máximo contacto posible con tu cuerpo.
Una tira de goma por tu cinturón con cada extremo atado a tu llavero lo mantendrá
seguro, incluso si eres descubierto y tienes que saltar de cabeza una verja. Aunque
no toques nada directamente porque llevas guantes, límpialo de todos modos por si
quedan pistas. No lleves, encima o en tu coche, drogas, armas o cualquier otra cosa
ilegal durante la acción. Si vas a usar herramientas como palancas o cizallas (esto
es generalmente para liberaciones), afílalas o límalas después de cada acción,
porque las herramientas que tu utilices pueden dejar marcas características en la
puerta, valla o cualquier otro objeto sobre el que hayas actuado. Tampoco guardes
nunca herramientas en tu casa. Si tienes que guardar herramientas usadas en ac-
ciones, déjalas en una casa segura. Una casa segura es la casa de una persona que
no ha participado en la acción para nada, alguien en quien la policía nunca investi-
garía. Nunca debes desprenderte de ropa o herramientas en tu propia basura. Un
contenedor grande de basura de una tienda o restaurante es un lugar ideal para
deshacerte de ello. Nunca compres herramientas baratas, especialmente si vas a
usar walkie talkies. Tu libertad y la vida de animales están en juego, así que con-
sigue un equipo que esté a la altura de las circunstancias. Antes de empezar la ac-
ción, estate 30 minutos fuera, en la oscuridad. Esto mejorará tu visión nocturna. En
7
7
el caso de usar linternas, las de luz normal arruinarán tu visión nocturna. Las de
lente roja o azul no, y además son preferibles por ser menos visibles a distancia. Es
fácil adquirir linternas militares con este tipo de lentes en tiendas militares. Otra
parte del equipo que puede aumentar enormemente la seguridad es el walkie talkie.
Tener un o unos vigilantes bien situados y en contacto con el grupo por vía radio,
puede reducir el tiempo de reacción de minutos a segundos. Los walkies con un
accesorio para ser fijado a la cabeza (como los usados por porteros de discoteca o
guardaespaldas), pueden adquirirse en tiendas de radio a precios razonables. Los
aparatos de visión nocturna son otras herramientas útiles, captan la luz existente y
la multiplican miles de veces, permitiendo ver en la oscuridad. Los mejores instru-
mentos de visión nocturna están fuera del alcance económico de casi todos los ac-
tivistas, pero hay nuevos modelos en tiendas de supervivencia y militares por unos
pocos cientos de dólares. Para tener una mas detallada información sobre radios,
aparatos de visión nocturna y otros instrumentos tecnológicos, consulta Ecode-
fense.
Seguridad
El gobierno está actualmente investigando en liberadores de animales, particular-
mente en miembros sospechosos del F.L.A., así que ten cuidado. Están abriendo el
correo y pinchando líneas de teléfono, así que jamás digas nada incriminatorio por
teléfono, correo o e-mail. Tienes que dar por hecho que estás siendo observado y
que tu casa podría ser investigada en cualquier momento (han llegado muy lejos
desmantelando grupos de acción al investigar las casas de miembros sospechosos
del A.L.F., así que no creas que todo está bien atado. Para discutir sobre acciones
es necesario conocer unas bases. Nunca digas nada a nadie que no sea absoluta-
mente imprescindible que sepa. Nunca discutas acciones con gente no envuelta en
ellas, tanto por su seguridad como por la tuya. Si alguien te pregunta por el A.L.F.
di que no estás envuelto pero que has oído o leído acerca de él. Así, podrás discutir
sobre el F.L.A. sin incriminarte. Si alguien dice algo incriminatorio por teléfono,
rápidamente excúsate y cuelga antes de que pueda decir una sola palabra mas. La
siguiente vez que la veas en persona, explícale porqué colgaste. Ten en mente que
cualquier lugar cerrado como casas, coches, etc. podría estar pinchado. Intenta
discutir las acciones en zonas seguras, donde nadie pueda estar escuchando ni se
puedan poner micrófonos. Daros un paseo por el bosque, por ejemplo. Excepto
para progresar como grupo y su efectividad, una vez que una acción haya sido
hecha, nunca volváis a hablar de ella. Los daños ya han sido hechos, las vidas ya
han sido salvadas, y eso es lo importante. Recordar las “viejas historias de guerra”
es un riesgo innecesario. Todo esto puede parecer paranoico, pero el gobierno
llegará hasta el final para detenernos. Por otra parte es preferible ser un poco para-
noico que estar en la cárcel. Empieza con cosas poco efectivas, después ve a mas y
mas. Hasta las acciones mas sencillas sirven para aprender, así que no intentes cor-
rer antes de haber aprendido a andar. Una vez que hayas dominado las cosas sen-
cillas, empieza a combinarlas, así puedes arruinarle el día a mas de un explotador.
Piensa, por ejemplo, el daño que puedes causar a un establecimiento al combinar
bombas de pintura con romper ventanas. Asegúrate de empezar con la parte mas
silenciosa cuando vayas a hacer varias cosas. Lo que está escrito aquí son métodos
generales del A.L.F. Cada sitio y edificio es distinto, por lo tanto antes de dirigiros
8
8
a vuestro blanco, deberías modificar estos métodos y adaptarlos a la zona y el ob-
jetivo concreto. No tengas miedo de ser creativo y sorpréndenos con nuevos méto-
dos de destrucción. La creatividad te hará mas efectivo, y mas difícil de coger,
porque es mas difícil de prever lo que vas a hacer; y además hace menos efectivos
sus nuevos métodos de seguridad.
Ventanas
Las ventanas son probablemente los objetivos mas sencillos en la mayoría de los
casos. Las ventanas pueden ser carísimas, haciéndolas un blanco ideal. Se puede
conseguir líquido corrosivo de cristales como ácido fluorhídrico en algunas tiendas
de arte, productos químicos o droguerías. Asegúrate de comprarlo muy lejos de
casa en sitios especializados como estos. Se puede encontrar en forma de crema o
líquido, ambos tipos se comen el cristal. Si puedes conseguir algo, ponlo en una
botella, por ejemplo una botella de plástico de limonada. Si coges la crema,
también puede ser aplicada con un pincel, permitiendo escribir frases reivindica-
tivas en el cristal. Ten cuidado de que no entre en contacto con tu piel. Si trabajas
rápido en tu objetivo harás un buen desastre. Lleva contigo una bolsa de plástico
cuando hayas acabado. Es una forma rápida y relativamente segura para causar
algunos daños económicos. Si decides utilizar el ácido fluorhídrico, ten en cuenta
que es muy peligroso, una sola gota puede producir grandes quemaduras en la piel.
Cuando lo manipules, utiliza siempre guantes de látex y gafas. Si vas a tener una
botella y a partir de esa piensas llenar otras mas pequeñas para sucesivos ataques,
estos cambios de contenedor se deben hacer en un espacio abierto, nunca en una
casa, ya que desde el momento en el que abres la botella de ácido, empiezan a
desprenderse gases tóxicos que producen asfixia e irritación ocular. Por supuesto,
no se te ocurra pasar el ácido a una botella de vidrio, utiliza únicamente botellas de
plástico con un cierre seguro.
Otro método mas barato es simplemente reventar la ventana. Es muy ruidoso, así
que prepárate para correr. Aparte de tirar un ladrillo o una piedra, un método muy
popular es utilizar un tirachinas. Se pueden adquirir en muchas tiendas de deporte.
Puede que tengas que apoyar a una tienda que venda artículos de caza para conse-
guirlo, pero siempre se puede compensar esto volviendo otro día y destrozando sus
propias ventanas, otra posibilidad que preferimos nosotros es la de robar el tirachi-
nas y además utilizarlo contra la tienda. La ventaja del tirachinas es que no es
necesario que estés justo detrás del cristal para romperlo. Los tirachinas pueden ser
efectivos incluso desde un coche en marcha. Trata de disparar objetos simétricos
como rodamientos o tuercas. Las piedras son mas difíciles de dirigir por su forma
aerodinámica. Generalmente, en los sitios donde venden tirachinas, también
venden pequeñas bolas de acero que se utilizan como proyectiles. Tires lo que
tires, asegúrate de limpiar las huellas dactilares antes. Es responsabilidad tuya
asegurarte de que no haya nadie dentro o cerca de la tienda a los que puedas herir.
Si disparas desde dentro de un coche (sin asomarte en absoluto), es mucho mas
difícil que te pillen.
Las pistolas de balines (a.k.a. BB guns) son otra alternativa. No dañan tanto al cris-
tal como lo podría hacer un ladrillo, pero son muy rápidas, se pueden usar sin
problemas desde dentro de un coche y además son muy silenciosas. Puedes presen-
tarte enfrente de la tienda, bajar la ventanilla, disparar e irte en un momento. A no
9
9
ser que haya alguien ahí mismo, nadie se va a enterar. Generalmente suele dejar
un agujero del tamaño de una moneda, rodeado de una serie de grietas en forma
de tela de araña. En ocasiones se puede hacer añicos la ventana, así que estate
preparado para ello. Hay dos tipos de pistola BB. Las del primer grupo parecen
rifles, y la energía con que se disparan es manual. Las segundas parecen pistolas
de mano y obtienen la energía a través de cartuchos de CO2. Los cartuchos solo
cuestan alrededor de 2 dólares la unidad y sirven para unos 150 disparos. La
ventaja de las de CO2 es que suelen ser semiautomáticas ( es decir, que se dis-
paran cada vez que aprietas el gatillo). Con este método podrás deshacerte de
mas de una docena de ventanas en unos pocos segundos. Parecen auténticas pis-
tolas reales, así que si llega la policía tiralas inmediatamente o correrás el riesgo
de ser disparado.
Los martillos también pueden usarse. Los martillos para azulejos son ideales por
su forma acabada en punta, se pueden encontrar en casi todas las ferreterías. No-
sotros ofrecemos la posibilidad de utilizar los martillos que hay en los autobuses
para romper la ventana de emergencia, o mucho mejores son los de los trenes. En
los trenes de cercanía, no es raro encontrarse solo en un vagón con uno de estos
fabulosos martillos delante de las narices, solo tienes que cogerlo. A veces, los
escaparates o ventanas, son mas resistentes de lo que parecen (especialmente si
son a prueba de golpes), así que usa un martillo pesado. El mejor momento para
hacer esto es una noche de tormenta. La falta de visibilidad y el ruido proporcio-
nan una excelente seguridad. Normalmente la gente tiende a atacar los cristales
por la parte central, pero resulta que es la zona mas resistente. Dirígete siempre a
las esquinas, ya que son el punto débil. Otra opción con los escaparates es el
pegamento, de la mejor calidad posible, para cristales. Si se pega un trozo de
cristal con un slogan pintado en su interior tendrán que cambiar toda la ventana
si lo quieren quitar.
Persianas
En zonas urbanas es frecuente ver que las ventanas de las tiendas están reforza-
das con persianas metálicas. Después de hacer pedazos un escaparate de una
tienda sin persianas, seguramente la pondrán. Si se trata de un cristal protegido
con una persiana estilo parrilla, o rejilla, el ácido fluorhídrico, los tirachinas o las
pistolas de balines pueden seguir funcionando. También se puede incrustar algún
objeto en la persiana para que sea imposible abrirla.
A veces no utilizan todos los agujeros de la persiana disponibles para poner can-
dados. Si es así, pon tú uno tuyo. Asegúrate de que no has dejado huellas. Las
persianas sin agujeros son mas complicadas. Golpeando la persiana con un
acotillo* puede que consigas romper la ventana y el cristal si están suficiente-
mente juntas. Una manera mas discreta de trabajar con persianas sin ningún agu-
jero es sellar con pegamento el cerrojo de las persianas, como veremos mas tarde
en la sección “sellar cerrojos”. Si han sido suficientemente estúpidos como para
cubrir únicamente la ventana principal y dejarse otra mas pequeña, como la de
una puerta, rompe esta, entra y rompe la grande.
* Acotillo: martillo grueso que usan los herreros.
10
10
Vehículos
Los vehículos son otro blanco fácil. Hay un gran número de formas para dañar
uno. Cuando vayas a hacer varias cosas en un vehículo empieza por la mas silenci-
osa. Hay dos métodos fundamentales que se pueden utilizar con vehículos, la de-
strucción y el sabotaje. La diferencia reside en que los vehículos destruidos están
visiblemente dañados y con el sabotaje la acción no se hace evidente hasta que el
coche es puesto en marcha. Hay muchas opciones dentro de la destrucción. Las
ruedas pueden ser pinchadas. Un pica hielo, cuchillo afilado, navaja o cualquier
objeto parecido servirá. Las ruedas, sobretodo las de camiones son mas duras de lo
que parecen, o sea, que uses algo grueso y fuerte que no se rompa ni doble con
facilidad. Si haces el agujero en la pared lateral, será imposible de reparar. Las
tenazas se pueden usar para arrancar la válvula por la que entra el aire, además
hará que se deshinche la rueda. Un destornillador largo puede estropear el radiador
haciendo los agujeros a través de la rejilla. Si no se puede llegar al motor, puedes
cortar cables y romper varios componentes, también puedes cortar todo lo que
puedas de la parte de abajo. Llévate algo heavy-duty como unas pequeñas cizallas,
ya que los alicates convencionales no son capaces de cortar cables metálicos y ot-
ras cosas parecidas. La pintura o las rayas pueden estropear la pintura del vehículo.
Los limpiaparabrisas pueden arrancarse y los faros y las lunas pueden hacerse
pedazos o arrojárseles ácido fluorhídrico. Se pueden sellar las cerraduras. Las lu-
nas están preparadas para desviar las piedras que puedan saltar de la carretera, así
que pueden ser necesarios métodos mas directos para romperlas como martillos.
Hemos oído que lanzar bujías contra cualquier cristal lo hace añicos.
Con el método sutil de sabotaje, es importante no dejar signo de que has estado
ahí, de manera que aunque no se note a simple vista, el daño esté hecho. Si se trata
de camiones, busca alguna palanca a los lados de la capota para soltarla y abrirla.
La típica forma de sabotear es echar azúcar en el depósito de gasolina. Esto sim-
plemente bloqueará el filtro y causará daños pequeños. Es mas efectivo echar al
depósito arena o entre 10 y 20 pastillas para ahuyentar polillas. No utilices arena
de zonas cercanas a tu casa, podrías dar pistas. El mejor punto para sabotear es el
sistema de lubricación. Si se estropea hará que el motor se sobrecaliente, atasque y
destruya. Poner jarabe Karo (Karo syrup) en el depósito de gasolina es otro clásico
que en realidad solo atasca el filtro. Otra opción, que causa mayor daño, es extraer
el aceite con cuidado, ya sea haciendo un agujero en el depósito o quitando el
tapón de desagüe. Añadir agua al depósito es mas efectivo, porque además de no
lubricar, mantendrá la presión alta, y por tanto, la luz que avisa de la falta de aceite
permanecerá apagada. Mejor que echar agua es utilizar diesel o gasolina, porque
además contaminan el aceite que pueda quedar. Para una efectividad máxima, bus-
ca un producto abrasivo para el sistema de lubricación. El agujero por el que se
llena el depósito no es el único sitio por donde introducirlo. Todas las piezas que se
muevan, como las partes que transmiten el movimiento (o transmisores), que trans-
forman la energía eléctrica en mecánica (diferenciales) y ejes de las ruedas. Mu-
chos puntos de lubricación tendrán tornillos en las tapas, que se podrán quitar con
una llave inglesa. La arena también se puede emplear en este caso, pero el abrasivo
mas eficaz es el usado empleado para pulir piedras en tumblers, disponible en tien-
das de hobbys o tiendas que proveen a los lapidarios. Una arena fina como el pol-
vo, mezclada con una arena mas gruesa pero ligera, será lo que mas posibilidades
11
11
tenga de penetrar en todo el sistema (incluido el motor), fastidiándolo entero. Una
mezcla de 400 and 600 grit size funciona bien. Con media pinta de esta mez-
cla(poco mas de 250 cm cúbicos) será bastante para estropear el motor. Echar arena
puede ser difícil, sobretodo por la noche, así que aquí tenemos unos pocos truquil-
los para facilitaros las cosas. Consigue un tubo de plástico flexible de unos 50 cm y
únelo a un embudo, para que sea mas fácil meter la tierra y alcanzar el objetivo. O
coge un engrasador, que puedes conseguir en tiendas de artículos para coches; saca
la mitad de la grasa y mete en su lugar arena, mézclala con el resto y aplica la mez-
cla con la engrasadora. Otra posibilidad es meter la arena en un preservativo, hacer
un nudo y simplemente echarlo al tanque de aceite. Cuando el vehículo lleve entre
300 y 500 minutos en marcha, el condón se deshará liberando la arena. También se
puede arrojar yeso o un puñado de balines de pistola en el carburador. Una caja de
arroz en el radiador se expandiría mientras el vehículo esté en funcionamiento,
obstruyéndolo. Medio kilo de sal o algo de Drano, corroerá los tubos de cobre del
radiador.
Cerraduras
Sellar cerrojos con pegamento es uno de los modelos mas rápidos, fáciles y seguros
de acción directa y uno de los mas usados. La base de este método es que el tiempo
es dinero, y si puedes mantener el negocio de un explotador cerrado, aunque sea
poco tiempo, eso significará dinero perdido y por tanto animales salvados. Para que
la cerradura esté bien sellada es necesario locksmith para mezclar, tampoco esto es
barato. A la hora de sellar una cerradura, coge un tubo de pegamento, los que aca-
ban en punta fina y alargada son ideales o los que parecen una jeringuilla. Acércate
al objetivo, ya sea un local o un vehículo, mete en la cerradura un trozo de alambre
o similar, de una longitud menor a la uña de un dedo. Pon la punta del tubo de peg-
amento en la cerradura y llénala de pegamento.
Cuando el pegamento se seque, será prácticamente imposible abrirlo. Algunos tipos
de pegamento son efectivos, otros no. Coge unos candados baratos y prueba tu mis-
mo hasta encontrar uno que sea efectivo. Para que el pegamento funcione bien debe
ser bastante espeso como para que no se salga de la cerradura y para que al secarse
sea sólido y no plástico. Ten en cuenta el tiempo que tarda en secarse. En las
droguerías podemos encontrar varios tipos de pegamentos, así que trata de encon-
trar alguno con ambas características. El modo mas fácil de sellar cerraduras de
forma efectiva puede ser coger un tubo de pegamento con una gran embocadura,
apretar el tubo para que salga algo de pegamento, rellenar el tubo con balines y
mezclarlos con el pegamento. De este modo cuando exprimas el tubo, saldrá un
material sólido.
Pintar
Las pintadas suelen ser un buen método para transmitir tu mensaje y producir algún
daño. Tanto los vehículos, vallas publicitarias y edificios se pueden pintar. La pin-
tura de spray es una opción, también se puede salpicar con pintura echándola desde
un bote, frasco o similar. Para conseguir un mayor alcance, puedes hacer un aguje-
ro en el tapón de la botella, enroscarlo y lanzar la pintura a través del agujero. Las
bombas de pintura son fáciles de hacer rellenando adornos navideños o bombillas.
Las bombillas implican algo de esfuerzo, pero es fácil hacerse con ellas. Con un
12
12
cuchillo afilado corta la parte inferior de metal, por debajo del cristal, a la altura de
los filamentos, por el único anillo de metal que queda. Todavía no podrás rellenar
la bombilla, porque el cristal que actúa como soporte del filamento te lo impedirá.
Mete un destornillador por la base de la bombilla(es decir, por donde has hecho el
agujero) y con el metal del destornillador da un golpe seco a este cristal. Rellénalo
con pintura (puedes usar jeringuillas sin aguja) y ciérralo con cuidado La ventaja
de usar estas bombas de pintura es que son muy silenciosas. Antes de nada aseg-
úrate de no dejar ninguna huella. Llévalas siempre en bolsas de plástico cerradas,
por si se rompieran. También se pueden usar globos, aunque no funcionan tan bien.
Mezcla siempre la pintura con agua al 50%, o usa pintura ligera para que se extien-
da mejor. Si pintas el cristal, es fácil de quitar, pintar en piedra, metal o madera, es
mucho mas efectivo. Los rotuladores grandes también pueden servir. Las pistolas
de agua llenas con pintura y agua son también muy efectivas. En ocasiones se es-
curre y gotea la mezcla, así que conviene mantenerlas en bolsas de plástico antes y
después de los chorretazos. Es imposible limpiar completamente la pintura después
de emplearse, siendo una prueba buena si es encontrada, además después de un par
de usos se obstruirá. Teniendo esto en cuenta, es una buena idea comprar una,
emplearla la misma noche en unos cuantos establecimientos y deshacerse de ella.
Recuerda que la pintura es un material peligroso, que tiende a manchar todo in-
cluyéndote a ti.
El decapante es otra opción, especialmente efectiva en los vehículos. 3M Safest
Strip, or Extra Strength (extra fuerte), tiene la ventaja de adherirse muy bien a su-
perficies verticales. Dupli-Color makes ST-100 quita pintura, disponible en tiendas
de coches, se puede conseguir en spray y se come y destruye la pintura hasta el
metal en 30 minutos. El líquido de frenos también es un buen decapante.
Esponjas en váteres
Esta es una de las pocas acciones que se llevan a cabo desde dentro del estableci-
miento de los explotadores y cuando éste está en funcionamiento. Puede ser
demasiado arriesgado para miembros muy envueltos en el A.L.F., pero puede ser
una buena acción para aquellos que busquen cosas de un nivel mas bajo. Si te
puedes meter al baño de un explotador, como el baño de un restaurante de comida
rápida, aquí te ofrecemos una forma fácil y rápida de hacer algún destrozo. Con-
sigue una esponja lo mas grande posible. Las esponjas grandes y con una forma no
muy definida y blandas son mejores que las duras y cuadradas. Mójala y estran-
gúlala con una cuerda reduciendo su volumen. Déjala secar y cuando esté total-
mente seca, desata la cuerda. La esponja permanecerá compacta. Solamente cuando
entre en contacto con el agua recuperará el volumen original. Así que échala al
váter, tira de la cadena y con un poco de suerte, la atascarás. Si la taza empieza a
inundarse, eso puede convertirse en un problema muy caro, ya que se ha podido
atascar en una tubería interior y tendrán que desmontarlas hasta dar con la esponja.
A falta de esponja puedes echar mucho papel de váter, es mas fácil de desatascar,
pero no deja de ser una molestia. Una mezcla de serrín y yeso también puede
servir.

13
13
Líneas de teléfonos
Las líneas telefónicas son la forma mas discreta de crear un desastre para que
pierdan dinero. Cuando tengas localizado un local de algún explotador, fíjate por
donde salen las líneas de teléfono. Ata un objeto pesado a una cuerda fuerte,
lánzala por encima del cable de teléfono y estira de los dos extremos. Otra opción
es escalar el tronco o poste que sujete la línea y cortarla. Cualquiera de los dos
métodos da bastante trabajo y esto es una forma fácil de hacerles perder dinero. Si
ves algún cable o línea de teléfono a poca altura, simplemente arráncalo o córtalo.
¡Cuidado, no te electrocutes!
Cámaras de seguridad
En los lugares que ya han sido atacados muchas veces pueden adoptar medidas de
seguridad como cámaras. No dejes que esto te detenga. Si estás bien tapado, lo
máximo que pueden averiguar es un patrón general de la gente que está envuelta,
algo que tampoco supone mucho. Lo único que consiguen con las cámaras es justo
lo contrario de lo que pretenden. En lugar de proteger el establecimiento te ofrecen
la posibilidad de romper algo mas. Las cámaras de seguridad son caras, y no muy
difíciles de destrozar. Aparte de las cámaras que se ven a simple vista, busca cajas
o esferas, cuyo interior, puede ser utilizado para esconder las cámaras (para que lo
entiendas mejor, fíjate que en los grandes supermercados, a veces hay bolas de
cristal ahumado que cuelgan del techo, pues en su interior está la cámara). Normal-
mente están colocadas en alto, a unos tres metros y medio. El sistema de ilumi-
nación es otra cosa que puede aparecer de repente. Si quieres atacar otra vez el
lugar pero no eres un experto en iluminación, prueba con un tirachinas para
destruir el sistema. Recuerda, si utilizan un sistema de seguridad, significa que han
gastado dinero, que es lo que tu querías. También significa que estas siendo efec-
tivo, así que sigue así. Pero no ataques el mismo lugar con demasiada frecuencia o
acabarán esperándote.
Bombas fétidas
Muchas sustancias apestosas pueden servir para distintas acciones directas. Al-
gunas ideas son introducirlos en los buzones, por ventanas después de haber sido
rotas, camiones (especialmente cuado se han olvidado las ventanas o las puertas
abiertas), peleterías y convenciones de caza. Aquí, es frecuente que haya conferen-
cias tauricidas, en las que este método es ideal. Muchos ácidos débiles desprenden
un potente olor. El mas conocido es el ácido butírico, dos gotas de este ácido des-
pejarán una habitación y una onza es suficiente para un edificio. Otras opciones
son escatol, ácido sulfhídrico, capryllic acid, caproanic acid, isovaleric acid, pro-
prionic acid, ethylamine, carbon disulfide, y n-butyraldehyde. Muchos de ellos
pueden ser diluidos en agua a razón 1/5 o 1/10 sin perder mucha potencia. Otra
opción mas fácil de conseguir son los productos que usan como reclamo los caza-
dores, como la orina del ciervo. Se puede usar cualquiera de estos con un cuen-
tagotas o una aguja hipodérmica.

14
14
Lugares en construcción
Si pasas por un edificio de explotación en construcción, ahí se pueden hacer
muchas acciones. Antes de nada, asegúrate de que va a ser lo que tú piensas. Puede
haber estacas de madera con cuerdas de colores atadas en lo alto, se usan para se-
ñalar esquinas, alcantarillado o elevaciones. Simplemente quitar estos postes y
tapar los agujeros, supondrá unos días de trabajo. Cuando quites estacas, busca
también “cubos y tachuelas” que son postes de 2×2 clavados en el suelo, con un
clavo clavado en lo alto o, a veces, señalados con trozos de tela atados en cables.
Otros puntos de referencia pueden ser quitados o los survey sticks pueden ser
reemplazados. Mas efectivo que quitar los postes puede ser moverlos simplemente
un poco. Aunque parezca una tontería, quitar estos postes se considera un crimen,
así que usa medidas de seguridad. La sal reblandece el hormigón. Si puedes poner
una gran cantidad de sal en sacos de cemento o montones de arena para hacer hor-
migón, los cimientos se reblandecerán. Una vez que los cimientos son destruidos,
la fontanería, especialmente las aguas residuales, están expuestas al peligro. Nor-
malmente, los conductos están cubiertos por unas bandas para evitar que caigan
objetos. Si quitamos las bandas con cuidado y atascamos las tuberías con ele-
mentos como el hormigón o el yeso y volvemos a poner las tapas, podemos
causarles un buen problema, especialmente si esto no se descubre hasta que el edi-
ficio ha sido construido.
Una vez que el muro ya se ha levantado, se puede atacar la instalación eléctrica.
Cuando las paredes se colocan, es difícil poder llegar hasta la instalación eléctrica.
Después de que el muro se levante, se pueden cortar los cables de sitios inso-
spechados y después volverlos a pegar. Esto impide que los cortes puedan ser de-
tectados, con suerte, hasta que hayan colocado la pared.
Abriendo puertas
En algunas acciones, especialmente en liberaciones, el conseguir entrar es una
parte esencial de la acción. Los candados pueden ser manipulados de diferentes
formas. Si pretendes abrir una cerradura, debes mirarla detenidamente, posible-
mente cuando revises tu objetivo por el día, o puede que sea mejor en tu segunda
visita al blanco, por la noche. Después intenta conseguir un modelo lo mas pare-
cido posible a esa cerradura y fíjate en como funciona. Puedes intentar abrirlo con
una palanca o intentar abrirlo con unas cizallas. La otra forma de romper la cerra-
dura es usando un taladro eléctrico. En función de la resistencia de la cerradura
puede que necesites mas de una broca. Nunca compres brocas baratas, te dejarán
tirado. Algunos son desbloqueables con un numero PIN. In this kind of lock, a
number of spring loaded pins are pushed up when the key is inserted. Cuando los
finales de estos pins están perfectamente alineados con la “línea de corte”, la pieza
en la cual se inserta la llave puede girar y la cerradura ser abierta. En muchas cer-
raduras hay partes de latón para prevenir la corrosión.
Afortunadamente el latón es relativamente blando y fácil de taladrar. Puedes usar
un taladro para destruir todas las piezas de metal que hay en el borde de la puerta.
Ten cuidado y no taladres muy profundo, ya que podrás estropear las barras de
metal que salen de la cerradura cuando cierras una puerta con llave, y sería imposi-
ble de abrir. Taladra solo la profundidad equivalente a la longitud de una llave.
Con ciertos taladros disponibles en tiendas, podemos preajustar la profundidad que
15
15
queramos. Una vez que la cerradura ha sido desatornillada, mete una pieza de met-
al (clavo), para que ajuste con lo que pueda en el borde de la puerta. Probablemen-
te tendrás que usar el taladro mas veces para que la apertura sea mas limpia. Para
terminar usa un destornillador de punta plana, gira y abre. Esto requiere práctica,
así que hazte primero con unos cerrojos baratos y entrénate con ellos. No es muy
difícil de encontrar libros y herramientas para abrir cerrojos.
El otro método para dejar atrás las puertas es, sencillamente, atravesarlas. Abrirla
con una palanca o golpeándola con un acotillo son dos opciones.
Otra posibilidad es hacer un agujero en el medio de la puerta suficientemente
grande para poderte deslizar dentro. Una línea de agujeros taladrados con una bro-
ca gorda es una forma de hacerlo, sierras portátiles eléctricas es otra. La ventaja de
este método es que si la puerta tiene alarma, al pasar por el centro de la puerta,
puede que no se dispare.
Liberaciones
Las liberaciones son la quintaesencia de la acción directa. El transmitir las ideas y
el sabotaje económico salva vidas, pero la liberación de animales de laboratorio,
granjas industriales, u otros lugares de abuso es el único modo de salvar vidas ani-
males aquí y ahora. Las liberaciones son probablemente las acciones mas com-
plejas, y una de las mas arriesgadas. Por estas dos razones es necesario un
planeamiento minucioso. El primer paso en una liberación es la investigación.
Tienes que conseguir la máxima información posible sobre tu objetivo. Tienes que
enterarte de cuantos animales tienen, qué tipo de animales, que les hacen y donde
están localizados. Cuando hayas hecho todo esto viene la parte mas importante de
una liberación, encontrar una casa a estos animales. Aparte del grupo que vaya a
realizar la intrusión, es posible que sea necesario otro grupo para este aspecto.
NUNCA liberes un animal al que no hayas encontrado un lugar agradable para
vivir. Los animales liberados deben vivir en casas de gente no relacionada con tu
grupo y, a ser posible, que no estén muy relacionadas con el movimiento. Una vez
que se den cuenta de que los animales han desaparecido la policía los buscará, por
lo tanto hay que dejarlos en algún sitio en el que la policía no los vaya a buscar.
Antes de ser liberados, los animales deberían haber pasado un chequeo por un vet-
erinario de confianza. Una vez mas, antes de planear cómo sacar a los animales de
una mala situación, asegúrate de que les vas a proporcionar un buen lugar. Harán
falta casas especiales para aquellos animales a los que no se suele tener como ani-
males de compañía, o aquellos que hayan sido traumatizados física o psicológi-
camente por sus explotadores.
Mientras que el cuidar un perro sacado de un criadero de animales para laboratorio
no requiere un cuidado especial, el ciudadano medio no sabe como cuidar adec-
uadamente a un mono con un agujero en el cráneo y unos electrodos unidos a su
cerebro. Como se ha dicho, las liberaciones son normalmente muy complejas,
requieren un gran número de gente y un plan muy elaborado. La gente envuelta
tiene que tener una función concreta para la que estén especializados. Tienes que
encontrar gente que se responsabilice de encontrar hogares, investigar, planear la
incursión, alguien que vigile, que preparen la entrada, portadores (gente que se
encargue de sacar los animales), conductores y alguien que se encargue de coordi-
nar todo esto. Si es posible, las vigilancias y las entradas se deben llegar y hacerse
16
16
rápido para que los portadores y los conductores estén allí el menor tiempo posible.
Por supuesto tiene que haber un método para que los que estén vigilando puedan
avisar a todo el mundo si las cosas van mal, mediante una señal audible o mediante
walkie talkies. Muchos animales hacen ruidos al ser movidos o alterados, y no hay
nada que puedas hacer para remediarlo. Lo único que puedes hacer es entrar, coger
los animales y salir lo mas rápido que puedas. Tienes que tener vigilantes en los
que confíes, para poder concentrarte en el trabajo que estás haciendo sin tener que
preocuparte de mirarte la espalda. Si las cosas van mal juntaros todos y huir
rápidamente. La mayor parte de la gente se conformará con haberos echado, así
que, a no ser que alguien haya sido disparado (literalmente), no dejes a ningún
compañero atrás.
Aparcar los vehículos cerca del lugar puede resultar sospechoso. Es mejor llegar
pronto y aparcar en aparcamientos cercanos o en calles adyacentes entre los otros
coches. Así simplemente hay que arrancar, o bien a la hora preestablecida o bien
cuando se haya notificado (si es posible por walkie talkie), coger los animales y
marcharse.
Siempre deberían salir primero los vehículos con animales. Si cogen a los animales
no humanos los matarán, si te cogen a ti, simplemente perderás tu libertad por un
tiempo.
Liberaciones en granjas peleteras
Casi todos los animales de granjas peleteras se pueden considerar a salvo en liber-
tad. La policía y granjeros peleteros puede que no estén de acuerdo y digan que
morirán de hambre, pero los que estudian la vida salvaje están de acuerdo en que
es una mentira por intereses. Por supuesto que algunos no sobrevivirán la libertad,
pero hay animales en libertad que tampoco sobreviven. ¿Acaso le espera un futuro
prometedor en la granja? Esto hace que las liberaciones de animales de granjas
peleteras sean mucho mas sencillas que las de los laboratorios. Zorros, visones,
mapaches, lobos, linces, coyotes y bobcats*, todos pueden ser dejados sin prob-
lemas en libertad. El único animal que se tiene normalmente en estas granjas y que
no sobrevive en libertad es la chinchilla. Las granjas peleteras son un objetivo mas
fácil ya que suelen ser mas abiertas y tener menos seguridad, pero con el aumento
de las liberaciones de granjas peleteras, también está aumentando la seguridad. No
se producen grandes impactos ecológicos a consecuencia de estas acciones, incluso
en fugas masivas hacia la libertad. Los animales se dispersan rápidamente, un
visón recorre de 5 a 10 millas diarias y un zorro 12. Estas granjas son fáciles de
atacar, muchas usan naves alargadas o filas de jaulas. Los animales de las peleteras
se mantienen tan fríos como sea posible, ya que esto hace que les crezca el pelo,
por eso las jaulas están siempre al aire libre facilitando nuestra tarea.
Hay un proceso que hay que seguir en estas acciones, por motivos de seguridad.
Los animales no son suficientemente mayores para ser liberados hasta el destete.
Tampoco deberán ser liberados nunca después de finales de octubre, debido a que
en esta época llega el invierno y es mas difícil encontrar alimento. Es conveniente
soltarlos con tiempo de antelación suficiente para que aprendan a cazar en tiempo
de abundancia de presas.
El mejor método para dejar libres a un gran número de animales es hacer agujeros
en las vayas que rodeen las naves, y después simplemente abrir las vallas y dejar
17
17
que los animales encuentren la salida ellos mismos. Por supuesto no todos conse-
guirán escapar, pero cuando se libera a miles de animales, no hay otra alternativa.
Cuantos mas lugares prepares para que puedan salir, mas probabilidades tendrán.
En cualquier liberación en la que los animales sean soltados en la naturaleza, al-
gunos serán recapturados, pero el simple hecho de que casi todos, o simplemente
uno consiga vivir libre, ya es mejor a que mueran todos. Las chinchillas son
pequeños herbívoros procedentes de Sudamérica. No se les suele matar hasta pri-
mavera. Como se ha dicho anteriormente, las chinchillas son el único animal de
peletería al que no se le puede soltar en la naturaleza, así que se les deberá encon-
trar hogares de gente responsable y que conozcan sus necesidades. Algo im-
portante que debes saber es que no toleran temperaturas superiores a 80º F. En
librerías y bibliotecas, se pueden encontrar libros de su cuidado. Las granjas
pueden ser atacadas incluso cuando no es factible una liberación. Desde octubre a
diciembre, los animales que se van a matar para pieles, y los que se va a emplear
para reproducirlos son del mismo tamaño. Si abres todas las jaulas y dejas que se
mezclen, no serán capaces de distinguir a los sementales del resto. Los animales
destinados a la reproducción seguramente estarán encerrados en unas pocas jaulas,
así que asegúrate de abrirlas todas, ya que si no sueltas a estos, la acción no habrá
servido de nada. También puedes destruir las tarjetas en las que se especifica la
raza y las que contienen la historia genética, y por lo tanto el valor del stock, que
normalmente está en la parte frontal de las jaulas. Esta acción no salvará a los ani-
males que están en la granja en ese momento, serán asesinados igualmente. De
hecho, probablemente tengan que matar a todos los animales y comprar otros para
reproducirlos. Pero esta acción puede llevar a la quiebra a una granja, salvando de
este modo innumerables vidas. Es importante que cada cual tome sus propias deci-
siones.
Otra opción es coger una tintura no tóxica y con un spray pintar sobre la piel de
cada animal, haciendo que ésta pierda prácticamente todo su valor. Una vez mas
seguirán siendo matados, pero posiblemente los daños económicos hagan que la
granja quiebre, salvando a futuras generaciones de una vida de sufrimiento.
* Bobcat: familia del gato, con piel rojiza, marrón, a manchas o rayas negras, con
rabo corto que viven en Norteamérica.
Tratando con la policía
Lo que viene a continuación trata de arrestos o simples detenciones para ser inter-
rogados. Cuando se llevan acabo acciones directas, los arrestos en algunos casos
son inevitables, así que será mejor que estés preparado para tratar con la policía.
También hay que decir que en cuantas mas acciones participes, mas posibilidades
tendrás de ser arrestado, y algunos métodos de acción directa son mas arriesgados
que otros, pero también cave la posibilidad de que seas arrestado en tu primera
acción por muy pequeña que esta sea, así que estate preparado para lo peor. La
norma general para tratar con la policía es no decir nada. Ten en cuenta que esta
gente ha ido a clases para aprender a engañarte para que te incrimines a ti mismo y
a tus compañeros. También son grandes mentirosos y dirán cualquier cosa para
intentar pillarte. Recuerda que cada palabra que salga de su boca, por muy
amistosa, sin relación o inocente que te parezca, será dicha con el fin de tener
pruebas en tu contra. Limítate a cerrar la boca. Puede que te amenacen con una
18
18
declaración que no hayas dicho tú. Puede que digan que te tendrán mas tiempo si
no hablas. Mentira, cuando se den cuenta que no van a sacar de ti lo que pretend-
en, se darán por vencidos. Si ven que es probable que hables, te seguirán pre-
sionando hasta conseguir lo que quieran. Puede que te amenacen con la violencia
física, y puede que la usen. Si este es el caso, no intentes pegarles. Date cuenta de
que estás en una comisaría rodeado de policías. No vas a ganar la pelea. Si inten-
tas luchar, conseguirás una acusación de asalto en una comisaría y un mal rato en
prisión. No merece la pena. Si eres atacado, intenta hacerte una bola y protege tu
cabeza con los brazos. Si puedes acercarte a una esquina, hazlo. La policía solo
empleará la violencia si creen que con ello pueden conseguir que hables, así que
cierra la boca y estarás a salvo. Si te dejan hacer una llamada, ni sete ocurra decir
nada incriminatorio por teléfono. Llama a tu abogado si lo tienes, sino es así, lla-
ma a un buen colectivo de defensa de los derechos de los animales y te propor-
cionarán uno. De hecho nunca se ha perdonado a nadie por dar a la policía la in-
formación que ellos querían o por acusar a otros compañeros. Es importante que
los miembros del ALF conozcan sus derechos, ya que puede haber pruebas in-
criminatorias hacia ellos y enfrentarse a una investigación cuando no se espera
puede ser desastroso. Si te topas con la policía se pueden dar tres casos. El pri-
mero es contacto consensual. Significa que no te retienen, eres libre de irte si
quieres y no tienes que hablar con la policía. Esto pasa cuando no tienen ninguna
razón justificada para acusarte y sólo quieren hablar contigo. En esta situación
debes ser educado y marcharte, ya que si te quedas hablando se fijarán con detalle
en ti, si llevas pintura de spray en los dedos, etc. El siguiente caso es la detención.
Tienen razones para sospechar de ti, pero no las suficientes como para arrestarte.
En este caso no puedes marcharte, pero deberás contestar “sin comentarios” a
cualquier pregunta que se te haga. Para que puedan detenerte deben tener SAF o
Specific and Articulable Facts. La tercera es por supuesto el arresto. Para esto
necesitan tener un alto nivel de sospecha de que has cometido una falta, un
crimen. Sólo una vez que te han arrestado te pueden investigar, sino necesitan una
orden especial. En cualquier caso, si comienzan una investigación debes oponerte
claramente a ella. Está claro que la mayoría de los policías no siguen las leyes,
pero si tú las conoces, les puedes amenazar y protegerte a ti mismo legalmente.
Agentes federales y grandes jurados
Lo mismo ocurre cuando tienes que tratar con un agente federal o cuando te
llaman a declarar ante el jurado. La idea del gran jurado surgió en el gobierno
inglés y que se usaba para que un grupo parlamentario investigara las acciones de
otro grupo. En el Reino Unido se prohibió en el año 1933. En los Estados Unidos
se usa para obtener información de los ciudadanos, particularmente de los que
están relacionados con movimientos sociales como los de defensa de los derechos
de los animales. Un agente federal convocará al jurado. Si te llaman puede ser, o
como acusado, es decir, como sospechoso de alguna actividad ilegal, o como testi-
go, no eres sospechoso pero quieren que des información.
Los grandes jurados están hechos para llevar a cabo las acusaciones, pero solo
uno, Rod Coronado, llegó a su fin. Normalmente se usan para conseguir infor-
mación sobre grupos como el F.L.A. y la gente involucrada en ellos. En el gran
jurado, no tienes ningún derecho, ni el derecho a permanecer en silencio, ni el de
19
19
tener un abogado. Puedes tener un abogado pero no presente en la sala, sólo puedes
contactar con él por teléfono. Si no contestas sus preguntas te pueden mandar a la
cárcel por un periodo máximo de 18 meses. Solo hay una forma de enfrentarse a
ellos, resistencia, resistencia, resistencia. Tan pronto como el agente salga por la
puerta llama a cada uno de los activistas que conoces y explícales lo que está
pasando. Si no están familiarizados con los grandes jurados, cuéntales de que va.
Llama a todos los grupos de defensa de los derechos de los animales que conozcas.
Asegúrate de contactar con la gente menos involucrada y diles lo que tienen que
hacer, ya que estas personas serán sus primeros objetivos, porque es mas probable
que hablen. Convoca una rueda de prensa y cuenta lo que está pasando. Que haya
un grupo de protesta a la salida del edificio federal. Los Grandes Jurados son clara-
mente anticonstitucionales. Lo último que les interesa es publicidad. Habla sobre
esta injusticia y jamás les dirijas la palabra. Esto es lo que pasó exactamente en un
gran jurado en Siracusa recientemente y el jurado desapareció rápidamente. Re-
siste, resiste, resiste.
Comunicados
Si decides hacer un reportage de tu acción para un grupo de apoyo, manda recortes
del periódico sobre tu acción, o tu propio reportaje indicando la fecha, el lugar y en
qué consistía la acción. Escribe el reportaje en un papel común, utilizando mayús-
culas rectas, una máquina de escribir o un ordenador accesible al público, como los
de las bibliotecas y universidades. Fotocopia el comunicado varias veces para os-
curecer detalles, haciendo así mas difícil que te descubran. Si prefieres escribirlo a
mano, es conveniente que haya mas de una persona para escribir cada letra. Por
ejemplo, para escribir una “A”, una persona haría /, otra \ y una tercera -, consigui-
endo entre los tres la letra. Esto dificulta mucho las investigaciones para saber
quien ha escrito el comunicado. Asegúrate de no dejar huellas en el sobre, papel o
sello. Ponte un gorro cuando vayas a meter la carta en el sobre para que no se te
caiga ningún pelo dentro. Por supuesto no firmes el reportaje, ni pongas tu direc-
ción ni en el reportaje ni en el remite. No cometas ninguna falta de ortografía, ya
que ciertas faltas son comunes en ciertos tipos de individuos. Moja el pegamento
del sello y del sobre con una esponja humedecida con agua, no emplees saliva.
Siempre hecha la carta en un buzón público que no emplees habitualmente. Una
vez que esté cerrado y estés seguro de que no puede aportar ninguna prueba en tu
contra, introdúcelo en un sobre mas grande y deja caer el pequeño dentro del
buzón sin tocarlo. Cuando mandes un comunicado, asegúrate de donde procede el
matasellos. No eches el sobre en un buzón cercano a tu casa de una acción hecha
en otro estado. Tienes que dar por hecho que cualquier cosa que mandes va a ser
interceptada por el estado. Introducirlo anónimamente en el buzón del local de un
grupo de apoyo o en la casa de alguien que apoye activamente a activistas clandes-
tinos es mas seguro que mandarlo por correo.



20
20

10 consejos para realizar sencillas pero importantes visitas a casas:
Llevemos la lucha directamente hasta los explotadores

extraido de la revista Sombras Y cizallas nº 7
[extraido de un comunicado de una celula del ALF]


1.- Localiza la dirección de un objetivo investigando (esto puede llevar tiempo,
pero se perseverante), o encontrar información en otros comunicados del ALF.
También puedes hacer seguimientos a vivisectores o a directores de compañías
ligadas a la vivisección, pero cualquier trabajador es un objetivo legítimo, ya que
los ataques a su propiedad presionan a toda la compañía.

2.- Hay muchos métodos para atacar. Los vehículos pueden ser estropeados con
líquido quita-pintura y pintura, se pueden pinchar las ruedas con una navaja afi-
lada, se puede echar gas expansivo a través del tuvo de escape y las ruedas se
pueden quitar. A las casas se les puede hacer pintadas, enchufar una manguera a
través del buzón, o romper las ventanas.

3.-Limpia cuidadosamente las huellas dactilares de todas las herramientas que
lleves contigo, por si tienes que tirar algo en el lugar. Usa guantes que no per-
mitan dejar huellas, pero que te dejen trabajar. Los guantes de jardinería con la
palma de plástico, o los de fregar, pueden servir. No lleves contigo los recibos
durante la acción. Ser descubierto con un recibo de quita-pintura en la zona,
puede ser sospechoso.

4.-Escoge una noche y una hora adecuada. La lluvia, el viento y la oscuridad, te
benefician. Los momentos en lo que la gente sale, como los fines de semana,
beberían evitarse. De todas formas, como los ataques a hogares suelen ser
rápidos y sencillos, casi pueden hacerse a cualquier hora.

5.- Puede que te caiga pintura en la ropa, así que llevate de repuesto. Lleva
también bolsas de plástico para llevar la pintura. Conducir manchado de pintura
roja no es una buena idea. No uses monos y pasamontañas para estas visitas, es
mejor usar ropa de calle con una bufanda y gorra o capucha. Llevar calzado un
poco grande puede resultar incómodo, pero si dejases huellas sobre barro, pro-
porcionarán una pista falsa. Usa ropa que no te importe tirar.

6.- No uses un coche que conozca la policía. Después de la acción revisarán las
cámaras de videovigilancia de la zona (autopistas...). Tampoco aparques demasi-
ado cerca del objetivo por si tienen cámaras en la casa o te ve un vecino. Incluso
conducir por delante del objetivo debería intentar evitarse. Puedes dejar el coche
aparcado en al esquina de otra calle. Que se quede un conductor en el coche, o
dejad las puertas abiertas con el coche orientado hacia la vía de escape. Puede
que los resultados no sean advertidos hasta la mañana siguiente, así que dejar el
coche relativamente cerca no debería ser un problema. Aun así puedes alterar tu
21
21
matrícula con cinta aislante, transformando una L o una F en una E y una C en una
O.

7.- Aunque cada situación es diferente, hazte una idea general de lo que vas a
hacer. Prepárate por si no está el vehículo, o si se acerca la policía. No te pre-
ocupes si hay cámaras de seguridad, simplemente lleva la cara tapada, no lleves
nada muy distintivo y a ser posible no hables. Nunca llames a un compañero por su
nombre. Evita que te vea la gente de la zona.

8.-Puede que tengas un poco de miedo al acercarte al objetivo (asegúrate de que es
la casa correcta!), pero cuando te suba la adrenalina, harás tu trabajo sin problema.
Hazlo rápido y se poco ruidoso (intenta abollar un coche puede hacer saltar la
alarma). Empieza por lo menos ruidoso, no rompas las ventanas antes de hacer la
pintada.

9.- Presta atención a tu sexto sentido. Si empiezas a sentirte incómodo (aparte de
los nervios habituales), quizá sea el momento de marcharse. Ten un plan por si
llega alguien (aunque es poco probable). Si te siguen, volver corriendo hasta el
coche, quizá no sea lo mejor porque pueden ver la matrícula. Estate alerta, actuá
con cabeza, se discreto, planea las cosas y todo irá bien.

10.-Cuando hayas hecho la acción, vete cuanto antes. Correr puede ser sospechoso,
pero no te quedes a observar tu trabajo. Vuelve al vehículo asegurándote de que no
te sigue nadie y conduce con cuidado para que no te multen. Estate tranquilo y
cuando estés a salvo, tira los botes de pintura. Siéntate, relájate y planea tu próxi-
ma acción.

Buena suerte, los animales cuentan contigo.









22
22

El uso de teléfonos móviles para el activismo
Te gusten o los odies, el teléfono móvil es una herramienta muy útil para el activ-
ista contemporáneo. De todos modos, los beneficios que aportan en términos de
anonimato y movilidad tienen una cara negativa, la de ser otra herramienta que el
Gran Hermano puede emplear para controlarnos. Cuando el teléfono móvil se con-
vierte en algo indispensable supone una amenaza para tu seguridad y tu privaci-
dad.
Pero no todo está perdido, con unas cuantas precauciones sencillas puedes usar el
móvil hasta su último potencial y sólo con unos inconvenientes menores y poco
amenazantes para ti

1. El aspecto tecnológico
Puedes pasar por alto este punto, pero gracias a él podrás entender mejor cómo
funciona un teléfono móvil y los riesgos que conlleva.
Los móviles están formados por dos partes fundamentales, la carcasa con la pan-
talla, los botones, etc. Y la tarjeta SIM que conecta el hardware con el número de
teléfono. La tarjeta SIM es un trozo de plástico con un círculo dorado. General-
mente se coloca en la parte trasera del móvil, detrás de la batería. Cada tarjeta SIM
es única para cada número de teléfono. Estas tarjetas se pueden intercambiar.
Mucha gente se vuelve paranoica con la tarjeta, pero el propio teléfono está mar-
cado con un número IMEI “International Mobile Equipment Identity”. Cuando
haces una llamada, tanto la tarjeta SIM como el número IMEI se conectan a la red
de telefonía móvil.
Lo que permite que un teléfono móvil sea móvil es la presencia de antenas de tele-
fonía móvil por todo el territorio. Cuando tu móvil está encendido busca constan-
temente cuál es la antena más cercana a la que conectarse. En una zona puede ha-
ber varias antenas, así que la red y tu teléfono deciden cuál de ellas es la más
apropiada.
Gracias a estas revisiones constantes que hacen los móviles, se puede saber dónde
están los móviles en cada momento. Hay gente que afirma que los investigadores
pueden localizarte en un radio de 10 metros, otros hablan de una precisión mayor.
En cualquier caso pueden localizarte en una zona sin dificultad.
Además, la mayoría de los modelos recientes se ayudan de sistemas GPS (aunque
23
23
no lo indiquen); gracias a ello, las personas que tengan acceso a toda esta infor-
mación podrán saber con gran exactitud dónde te encuentras. Todo esto lo pueden
usar como prueba contra ti en un juicio o en la investigación anterior.
2. Jugar seguro con los teléfonos móviles
Estos eran los inconvenientes de los móviles, pero ninguno es insuperable y po-
drás divertirte mucho gracias a ellos. En estos días de represión, el móvil puede
permitirte continuar activo y efectivo, y cuidando tu seguridad al mismo tiempo.
Las mismas precauciones que debes tener con un teléfono fijo por si está
pinchado, debes tenerlas con uno móvil. La única diferencia es que los investiga-
dores no te relacionan con un determinado teléfono y no lo tienes por qué tener
registrado a tu número. Por tanto, con un móvil anónimo y si tomas unas sencillas
precauciones, no tendrás que preocuparte por los investigadores.
3. Comprar móviles de forma anónima
Las leyes no impiden que intentes proteger tu anonimato de las siguientes formas
cuando consigas un teléfono móvil:
3.1 La compra
a) Compra el móvil lejos de donde vives
b) Intenta evitar centros urbanos, ya que hay más posibilidades de ser grabado por
cámaras de video vigilancia. Muchas tiendas pequeñas o de segunda mano no
tienen cámaras de vigilancia, y las que las tienen no suelen conservar más de dos
semanas las cintas.
c) No des tus datos verdaderos si te los preguntan. Muchas tiendas piden los datos
pero no te piden el DNI, y no tienes la obligación de enseñárselo.
d) Compra un teléfono sencillo, con las prestaciones básicas únicamente.
e) No registres el teléfono.
3.2 Cargar el saldo del teléfono
Cuando quieras aumentar el crédito disponible del teléfono móvil usa sólo op-
ciones de pago al contado, es una opción más cara pero indispensable para con-
servar el anonimato. El teléfono móvil se puede recargar comprando una tarjeta
en un estanco, yendo a un cajero automático y recargando a través de una trans-
ferencia, o yendo a una tienda de telefonía móvil y pidiendo que te ingresen dine-
24
24
ro a tu teléfono. Aconsejamos que sólo uses la opción de comprar tarjetas en un
estanco. El método de ingresar a través de tiendas de telefonía móvil deja un rastro
que puede llevar hasta la tienda en la que lo has comprado y ahí te pueden
reconocer gracias a cámaras de vigilancia o los propios empleados. Recargar el
crédito a través de cajero automático deja un rastro incluso más directo y evidente.
3.3 Usar teléfonos móviles de forma segura
Con personal nos referimos a aquellos móviles que pueden relacionarse contigo.
En el momento en el que des tu número de teléfono a amigos o conocidos puede
acabar en una red de contactos controlada por el estado. Si tú eres un activista o tus
conocidos lo son, esto pondrá en riesgo la seguridad del teléfono. Nunca
digas nada en un teléfono móvil personal que no puedas justificar o te pueda poner
en un apuro. Aunque el móvil no lo utilices en una acción, su uso puede indicar
que has participado en ella y, por consiguiente, puede que te investiguen.
Nunca lleves un móvil personal a una reunión, y si es posible no los lleves contigo.
Los móviles son, en potencia, instrumentos de localización y escucha, y se
deberían tratar como tales.
Si vas a una reunión comprometedora, apaga el móvil y quítale la batería mucho
antes de llegar al lugar de encuentro, de lo contrario puede que los investigadores
descubran el punto de encuentro. Incluso si no es una reunión secreta, es mejor que
el móvil no esté presente, ya que nunca sabes lo que se va a decir. Además de darte
mala imagen, llevar el móvil puede poner en riesgo la seguridad de otros.
Los móviles personales no deben llevarse a las acciones salvo circunstancias ex-
cepcionales. Si tienes que llevarlo para manifestaciones o por si se separa el grupo,
quita la batería y no la pongas hasta que no haya surgido la necesidad. No tiene
sentido usar grandes medidas de seguridad cuando hacéis activismo a través de
Internet si los registros de tu móvil proporcionan información a los investigadores
de dónde vas a estar o dónde has estado. Aconsejamos que no compres nunca los
últimos modelos de teléfono móvil que incorporan cámaras de video o fotos. Estos
teléfonos ponen en mayor riesgo tu seguridad ya que proporcionan una cara que
relacionar a las voces. Nunca ha sido necesario ver las caras para hablar por te-
léfono, así que tampoco debería serlo ahora. Los activistas preocupados por la se-
guridad deberían prescindir de ello.
Prescinde de sistemas GPS o servicios similares en tu móvil siempre que sea posi-
ble. Estos sistemas pueden hacer la vida cotidiana más fácil, pero son una amenaza
a tu seguridad.
Los mensajes de móvil (SMS) son muy útiles pero también muy fáciles de inter-
ceptar por los investigadores. Tanto la policía informática como los investigadores
privados pueden acceder a los mensajes que lleguen a tu teléfono móvil y a los que
tengas archivados. Borra inmediatamente tus mensajes de móvil y nunca escribas
nada que no puedas explicar en un juicio. Por últi-
25
25
mo, los móviles pueden usarse para confundir. Por ejemplo, si un móvil fue usado
en una acción y tú has sido acusado de usar ese móvil en esa acción. Una defensa
posible sería afirmar que tú no has podido ser porque si observan los registros de tu
teléfono móvil (tienes testigos de que es el tuyo) podrás demostrar que no estuvo
ahí. En otras palabras, los registros de los teléfonos móviles pueden usarse para
tener coartadas, especialmente si se hicieron llamadas desde él en el momento de la
acción.
3.4 Teléfonos móviles y activismo
Hay dos opciones a considerar aquí. La primera es que el móvil sea necesario para
facilitar la acción, pero que no se use durante la propia acción. La segunda opción
hace referencia a cuando el móvil es un elemento indispensable para la acción.
Para facilitar la acción:
El primer caso sería, por ejemplo, cuando una acción debe ser coordinada. Si hay
un gran riesgo deberían adquirirse un par de móviles exclusivamente para la ac-
ción. Los móviles de segunda mano podrían ser útiles en este caso, ya que después
de la acción los teléfonos se van a tirar (¡pero no los compres a amigos!). El moti-
vo es que si usas unos móviles que nunca se han asociado ni a ti ni a tu red de
conocidos, nunca podrán seguir el rastro hasta ti.Esto significa que puedes crear
una red anónima que no atraerá la atención de las fuerzas represivas. No digas na-
da explícito por los teléfonos para no atraer su atención y usa un código. Mantén la
batería del móvil fuera hasta que sea necesario, y cuando quieras comprobar que
todo funciona bien, usa una zona libre de cámaras de vigilancia. Es importante
comprobar que el móvil funciona sin problemas y que tiene el número de teléfono
que te han dicho.
También aconsejamos que quemes las facturas y libretos que te den con el móvil.
Los móviles deben desecharse tras ser usados, a ser posible quemándolos. No es en
absoluto suficiente destruir únicamente la tarjeta SIM y volver a usar el móvil con
otra distinta.
4. Teléfonos móviles para las acciones
Como se ha dicho, los móviles pueden ser una herramienta muy útil. Hay muchas
situaciones por las que puede interesarte contactar con otro teléfono anónimamen-
te. Aquí hay unos consejos:
a) Sigue los consejos anteriores para adquirir el teléfono.
b) No llames a tus amigos o conocidos desde el móvil. Si tienes que hacer esto,
deshazte inmediatamente del móvil porque ya no es seguro.
c) La batería del móvil debe estar fuera siempre que no lo estés usando.
26
26
d) Saca la tarjeta SIM del móvil si no lo estás usando. Si es posible, escóndela por
si te hacen un registro.
e) Para hacer la llamada, viaja hasta el lugar intentando evitar zonas en las que
pueda haber cámaras de vigilancia. Ir en bicicleta por el campo o en un autobús
pueden ser ideas útiles para ello.
f) Intenta evitar estar más de 30 minutos en una zona. Aprovecha el factor de que
el móvil te permite tener movilidad.
g) No tengas un patrón para usar el móvil a una hora determinada o en un lugar
determinado.
h) No contestes llamadas perdidas a tu teléfono móvil ni contestes mensajes que
dejen en el buzón de voz, aunque sea tentador.
El problema de los móviles como una herramienta de seguimiento es real. Está
basada en la fuerza de las señales intercambiadas con las antenas de telefonía
móvil más cercanas al móvil. Se realiza a través de un análisis matemático llamado
triangulación, que permite saber aproximadamente la zona en la que se encuentra
el móvil. Hay dos tácticas para dificultar la triangulación:
a) Colócate justo debajo de una antena de telefonía móvil, al parecer esto imposi-
bilita la triangulación.
b) Usa autopistas, generalmente las antenas están situadas en líneas a través de las
autopistas, lo que también dificulta la triangulación. Por supuesto, si haces esto, no
uses tu coche.
Dependiendo de la frecuencia con la que uses el móvil y qué es lo que dices a
través de él, debes plantearte cambiar la tarjeta cada cierto tiempo. Cuanto más lo
uses y cuanto más comprometedores sean los temas que tratas a través de él,
mayor será la frecuencia con la que tienes que cambiar la tarjeta o incluso el te-
léfono.Los objetivos responden al uso del teléfono de distintas formas. Pueden
bloquear tu teléfono para que te sea imposible volver a llamares. En cualquier
caso, como casi todos los activistas tienen más de un objetivo, sólo hay que pasar a
otro que no haya bloqueado tu número. En muchos casos las compañías tienen
varios números de teléfono y sólo te bloquean el número para llamar a uno de
ellos. Además, estos bloqueos suelen afectar únicamente a tu tarjeta SIM, por lo
que si la cambias, podrás volver a llamar a ese número.
Otras compañías te avisarán de que tus llamadas están siendo investigadas y que se
ha avisado a la policía. Conocemos un caso en el que el activista fue atrapado por
la policía, pero esto fue porque estuvo llamando durante una semana en numerosas
ocasiones desde la misma zona. Si te mandan este mensaje, no lo respondas. Saca
la batería, vete del lugar y si es posible, esconde el móvil por el camino. Si has
27
27
tomado las precauciones de las que ya hemos hablado, los investigadores no po-
drán hacer mucho para identificarte.
5. “Avances” futuros
Los fabricantes de teléfonos móviles y las compañías de software están trabajando
conjuntamente para proporcionar nuevas aplicaciones a los móviles. El objetivo es
transformar el móvil en una especie de ordenador en miniatura. Desgraciadamente,
esto conlleva muchos riesgos para la seguridad.Ya hay varias historias sobre siste-
mas que son capaces de utilizar Internet y teléfonos móviles para espiar a la gente.
Esto se ha hecho para espiar a trabajadores ineficaces o para proteger a niños. En
cualquier caso, la amenaza que esto supone a la libertad es obvia.Generalmente,
para que esto funcione te tienen que enviar un mensaje al móvil y tú lo tienes que
responder. Por eso, nunca debes responder mensajes que no esperabas, o de númer-
os de teléfono que no conoces. Si recibes un mensaje de las empresas de propagan-
da, etc., ignóralo. Sólo es una amenaza si los respondes.Un riesgo puede ser que
entren en tu casa los investigadores, envíen desde tu móvil un mensaje al número
que quieren y lo borren de tu móvil. La solución para ello es esconder en otro sitio
la tarjeta SIM si no usas el móvil (esto ya lo hemos sugerido en el apartado de usar
el móvil para acciones).
*NOTA: Hay mucha información sobre cómo pueden usar los móviles para espi-
arte en http://www.spywareinfo.com/articles/cell_phones/, pero esta información
va dirigida especialmente a la sociedad norteamericana.










28
28
Seguridad Informática

PGP es un programa diseñado para encriptar mensajes de Internet, documentos
en tu ordenador que no quieres que nadie, menos el/la destnatari@, los abra, o
borrar documentos de forma que no vuelva a quedar rastro de ellos en el or-
denador. PGP es un programa que puedes descargar gratuitamente de la página
htp://www.pgpi.org y es muy sencillo de usar. No es aconsejable farse de este
programa al 100%, pero guardar documentos con este sistema es mucho más
seguro que usando programas como “Norton encrypton and wipe” o “Clean
disk security” .
Por ahora las fuerzas represivas no han sido capaces de descifrar los mensajes
encriptados. La policía cuando ha requisado ordenadores a actvistas con men-
sajes encriptados se han visto obligados a devolverlos al poco tempo porque no
podían obtener información. El problema viene cuando los mensajes que circu-
lan encryptados por la red, son solo unos pocos, la policía puede sospechar que
al mandar un mensaje encryptado tenes algo que ocultar, o bien tramas algo
ilegal. Y pueden utlizar sus recursos para intentar descifrarlo
Si las únicas personas que utlizan este sistema, son las que traman algo ilegal o
sospechoso, entonces la policía l@s tendrá marcad@s, sus mails encryptados
quizás sean intervenidos para intentar descifrarlos. Por eso si todos utlizamos
PGP, en la medida de lo posible, para mandar archivos, la policía se vería des-
bordada, sin saber quien realmente esta planeando alguna acción ilegal o que
mensaje esconde información interesante para ellos, si consiguen descifrar al-
gún mail y el contenido de este es la felicitación de cumpleaños a otro amigo, no
sabrán que mails elegir para intentar descifrar.
* Es un texto escrito según nuestros conocimientos informátcos, si alguien
posee más información sobre seguridad en la red o sistemas más seguros de
codifcación de datos, sofware libre..., estaríamos encantados de que los
pusiera en común. Gracias
Una pagina interesante sobre kriptografa y seguridad informatca :
www.kriptopolis.com



29
29
Manual de los disturbios x Barricadas Con Conciencia


Este documento, abierto a ser debatido y mejorado, pretende servir de guía
elemental para activistas de izquierda dispuestos a defender la libertad de
expresión, manifestación y rebelión.
”Si destrozamos todo entenderán que estamos nerviosos y que queremos que las
cosas cambien ya. Si hablamos amablemente los poderosos se burlarán de no-
sotros... no tenemos ningún medio de expresión, ahora esta es nuestra forma de
hacer correr el mensaje”.
[Declaraciones de un casseur tras los enfrentamientos con la policía en una mani-
festación por el derecho a la educación, París octubre 1998]


La capucha es nuestra amiga.

En las manifestaciones la policía suele utilizar cámaras de vídeo y de fotos. Gra-
ban las acciones de los activistas para reconocerlos y así tener ”pruebas” que les
imputen en un futuro juicio. Otras veces directamente graban a un bloque de man-
ifestantes de una organización determinada como forma de control y recogida de
información. También pueden servir como prueba las imágenes captadas por los
periodistas de la prensa. Un pañuelo o una bufanda obstaculiza este accionar de la
policía. Una braga militar también sirve, pero no es una prenda tan “común” y si
la policía te detuviera durante una manifestación o tras ella, no dudaría en
acusarte de ”tirapiedras”. Asimismo, en estos casos es aconsejable no llevar
demasiadas ”pintas”, es decir, que por la estética se intente pasar por ”ciudadanos
corrientes”.
Los medios de comunicación del poder criminalizan la capucha justamente por su
alta efectividad antirrepresiva.

Protección legal.

En algunas manifestaciones, los convocantes disponen de una ”comisión legal”.
Esta comisión la componen uno o varios abogados vinculados a la organización.
En caso de que los organizadores repartan octavillas con los teléfonos de estos
abogados, no dudes en coger una. En cualquier caso lo más recomendable es
apuntarse el teléfono en el brazo u otro lugar del cuerpo por si la policía te cachea
y te quita lo que lleves encima o lo pierdas.
Estos abogados estarán atentos al teléfono por si hay detenidos. Para las mani-
festaciones en las que no hay ”comisión legal”, y sobre todo en general para la
gente joven, lo recomendable es estar activo en alguna organización política que
tenga contacto con abogados (además de que la lucha anticapitalista, cuanto
mejor organizada, más efectiva). Si te detienen, lo primero que debes intentar es
ponerte en contacto con un abogado para que desde fuera se sepa que has sido
detenido y se pueda empezar a trabajar por tu liberación.

30
30
La estrategia policial.

Una vez que los antidisturbios tienen orden de cargar, en ocasiones la línea poli-
cial se abalanza a golpes sobre los manifestantes desde un solo lado; a veces desde
varios a la vez para provocar el pánico. Si la manifestación es masiva, pueden uti-
lizar varias líneas para “dividir el bloque en partes”. Otras veces simplemente sa-
cuden sus escudos con sus porras mientras avanzan lentamente.
Todo depende de la estrategia represiva que tengan. En la mayoría de los casos lo
que buscan es la ”dispersión”, es decir, que la gente corra presa del miedo y se
disgregue.
Aquí es importante mantener la calma y llamar a la calma (por ejemplo, con los
brazos levantados) a la gente que tengamos a nuestro alrededor. Si observamos
que la distancia entre los antidisturbios y los manifestantes es prudente, llamar a la
calma hace que la gente se tranquilice y tome conciencia de que su situación inme-
diata no corre peligro, pues es normal que en momentos de pánico se tienda a cor-
rer sin detenerse a mirar atrás aunque la policía esté aún a mucha distancia. La
comunicación y cooperación en esos momentos es muy importante. También se ha
de tener en cuenta que los antidisturbios son más lentos que nosotros, por su vestu-
ario y equipamiento.
Cuánto más tiempo aguantemos si ceder terreno a la policía, más cuotas de liber-
tad estaremos expropiando al estado; tengamos en cuenta que las cargas policiales
no suponen otra cosa que un intento de coartar nuestra libertad de expresión. Lo
que expresamos en las manifestaciones, la acumulación de fuerzas que supone, y
el mensaje que con ellas se quiere transmitir, se ven abortados salvajemente por la
represión policial. Los enfrentamientos callejeros no son sino una respuesta en-
furecida a esta represión y una defensa firme de nuestra libertad de expresión.

Cómo frenar el avance policial.

Una vez iniciados los enfrentamientos, para aguantar la posición los diferentes
grupos de manifestantes pueden utilizar varios métodos:

- Lanzamiento de objetos. Piedras, adoquines o escombros (sobre todo las
grandes ciudades están llenas de obras. Buscad un contenedor de escombros).

- Botellas. Es muy efectivo volcar los contenedores de botellas. Uno de ellos pro-
porciona ”munición” a decenas de manifestantes durante aproximadamente un
cuarto de hora.

- Cócteles Molotov. Lo más fácil es utilizar una botella de cristal de medio litro,
llenar tres cuartas partes con gasolina, cerrar bien la botella y atar una tira de trapo
en el cuello del recipiente. Llevar a mano una pequeña botella sólo con gasolina.
Segundos antes de lanzar el molotov, mojar el trapo con la gasolina y encenderlo
con un mechero. Puede impresionar la llamarada del trapo, pero si cogemos la
botella con cuidado no nos quemaremos. Se puede usar un guante para minimizar
las posibilidades de accidente. Al lanzar la botella, se romperá el cristal y la gaso-
lina hará contacto con el fuego del trapo, causando una explosión de un radio de
31
31
un metro y medio a 2 metros, aproximadamente.

- Bloqueo de calles. Esto es efectivo sobre todo para obstaculizar el avance de los
furgones policiales. Puede servir cualquier cosa, cubos de basura, papeleras, vallas
de obras, etc. Pero tengamos en cuenta que un furgón policial puede abrirse paso
ante una barricada compuesta por estos materiales ”livianos”, si se lo propone. Por
eso, lo más efectivo para este caso es cruzar coches: entre varios manifestantes
(mínimo 4 ó 5), agarrar el coche por uno de los extremos (la parte delantera o
trasera), contar ”uno, dos y tres” y levantar. En cuatro o cinco veces que se repita
este proceso el coche habrá quedado en medio de una calle. Esto ralentiza el
avance de los furgones de antidisturbios y da tiempo a los manifestantes para pen-
sar y reorganizarse.

- Quema de vehículos. Esto se realiza para retrasar aún más el avance de la
policía, si bien nosotros sólo lo recomendamos en casos de extremo peligro para
los activistas. La destrucción de un coche puede afectar a personas (propietarios de
estos) que se encuentran en la misma condición de opresión que nosotros y ese no
es el objetivo. El objetivo es contrarrestar la represión policial. En casos en que la
integridad física de los activistas esté en sumo peligro (momentos de violencia
policial salvaje u operaciones represivas a gran escala, como las desatadas en las
cumbres antiglobalización) entonces sí estaría legitimado. Por supuesto, van mu-
cho antes las personas que las cosas.
Tengamos en cuenta que no siempre es necesario utilizar un coche para este tipo
de acción incendiaria; también se pueden buscar elementos alternativos, como
cubos de basura o materiales de un contenedor (muebles viejos, tablas, etc).

- Descentralizar la acción. Otra de nuestras bazas es crear diferentes focos
autónomos de resistencia, desbordando el esquema represivo de los antidisturbios.
Si nos movemos a menudo en grupos pequeños a los helicópteros policiales les
cuesta más localizar los puntos ”calientes”, lo que entorpece la comunicación y
coordinación de los agentes a pie. Esto nos da un tiempo valioso para actuar.

- Esquivar a la policía, atacar las estructuras capitalistas. En ocasiones en que la
represión policial es especialmente dura e indiscriminada, conviene cambiar la
táctica del enfrentamiento: en vez de atacar a las unidades policiales, atacamos las
estructuras capitalistas más destacadas, como por ejemplo sucursales bancarias o
comercios pertenecientes a grandes empresas (Telefónica, McDonalds, ETTs, etc).

Un ejemplo de esto es lo que ocurrió durante la manifestación contra el Día de la
Hispanidad en Barcelona (12 de octubre 2002), donde la policía fue totalmente
desbordada. Tras las cargas policiales los antifascistas se dividían en grupos
pequeños, se disolvían por calles aledañas cruzando coches y contenedores para
frenar el avance de los antidisturbios, y se volvían a reunir poco después en una de
las calles céntricas. Entonces disponían de varios minutos para atacar ferozmente
estructuras capitalistas mientras los antidisturbios se reorganizaban y trataban de
llegar hasta los activistas. La estrategia se cambió: en vez de atacar a la policía se
32
32
les bloqueó, mientras los atacaban sedes del capital. Nuevamente el precio que
pagó el poder por reprimir una manifestación legítima fue alto.

Subrayamos la necesidad de cuidar mucho el no atacar al pequeño comercio. Lo
que expresamos con este tipo de enfrentamiento debe llegar con claridad a la
población y despertar su simpatía en lo posible.

La empresas de comunicación llaman a las sucursales bancarias ”símbolos”, si
bien son más que eso. El capitalismo no se desarrolla y fortalece por arte de ma-
gia; el orden establecido tiene unos espacios físicos de funcionamiento, sin ellos,
no podrían hacer partícipes a los ciudadanos de su enriquecimiento. Si los ataca-
mos, no estamos haciendo desaparecer el capitalismo (eso es obvio), sin embargo
estos espacios se ven afectados y retrasamos la actividad económica. Una hora o
un día de retraso, es dinero que las empresas pierden.
La policía desaloja casas okupadas no porque sean ”símbolos”, sino porque for-
man parte de la estructura del movimiento anticapitalista. Y de la misma forma
que tras un desalojo se puede producir otra okupación, tras un ataque a una sucur-
sal bancaria, ésta es arreglada poco después con dinero (algo que a los capitalistas
les sobra gracias a que disponen de todos estos espacios). En este caso, el objetivo
es afectar todo lo posible la actividad económica como protesta por la represión,
así como visibilizar quiénes son los responsables y los beneficiarios de esta
economía capitalista de explotación y muerte.


Aviso:
Este manual no pretende anteponer la acción violenta al trabajo de base, pacífico,
local, cotidiano. Es sencillamente un instrumento de lucha, un medio, una her-
ramienta. Barricadas sí, pero con conciencia y enmarcadas en un proyecto de
transformación a largo plazo que priorice la construcción de tejido social autóno-
mo y rebelde.



Elaborado por: Laboratorio de Desobediencia “Barricadas Con Conciencia”
(estado español)
enviado anonimamente al mail
Quien puede negar, haber escuchado de la gran leyenda de robin Hood, la de ese
hombre el cual disconforme con las despóticas leyes de el Sheriff de Nottingham
se refugio en el bosque de sherwood haciendo un cierto tipo de “guerra de guerril-
las” contra el opresivo régimen del sheriff, robándole a los ricos para darle a los
pobres.
Pues bueno, para nuestra desgracia y la pobre gente oprimida de Nottingham las
evidencias históricas, demuestran que nunca existió robin Hood ni mucho menos
alguien que le robara al rico para darle al pobre, esto es realmente emocionante
33
33
aunque parezca raro, ya que este personaje ha estado en el inconsciente colectivo
de casi todo el mundo occidental y de persona en persona se ha perpetuado la
trascendencia de robin Hood con su estandarte de el robo al rico para beneficiar
al pobre, Ósea robin Hood nunca murió ya que nunca existió, pero paradójica-
mente vive dentro de nuestro inconscientes y lo mejor de todo, es que ahora ha
vuelto ha recuperar lo que es del pueblo.
este es un sticker que esta siendo pegado en supermercados, bencineras y mall,
la idea es que se haga conocido el eslogan para después solo pegar la imagen sin
las letras, invito a cualquier persona que le parezca apetitosa la imagen y quiera
unirse a esta cofradía, a expandirla por transnacionales de toda índole.
Si no te manejas en el tema del robo todavía y te interesa son 6 los puntos mas
importantes.
1- Ir vestido cínicamente como alguien de la clase acomodada muy sonriente.
2- Nunca cruzar la mirada con un perro guardián de el capital (guardia)
3- Observar cámaras y espejos para encontrar un punto ciego
4- Con exacerbada prudencia amotinarte como weon con lo que mas puedas
5- No sobrepasar $ 15000 en el robo, hay que ser cautelosos, se puede volver
después por mas (para que sea robo hormiga)
6- Repartir el botín a la gente necesitada y emprender la vida del compartir
Ha! y porsiacaso este es un movimiento completamente colectivo, si quiere
robar para usted le recomendaríamos que coloque la foto de un político en el
movimiento que quiere formar.
Ya que de verdad!, ¿alguien puede creer que robin hood es el villano de la histo-
ria?

Los gases lacrimógenos: ¿Qué hacer?¿Qué son?
Estos gases son compuestos hidrocarbonados y por lo tanto solubles en grasas
que por sus efectos son utilizados para dispersar manifestaciones. Son armas
químicas.
¿Cuáles son sus efectos?
34
34
Los gases lacrimógenos causan enrojecimiento de los ojos, espasmo de los párpa-
dos que obliga a cerrarlos, lagrimeo, irritación de las vías aéreas causando difi-
cultad para respirar, tos, nauseas y vómitos. Sobre la piel pueden causar quemadu-
ras.
¿Qué medidas podemos tomar para evitar o disminuir sus efectos?
En cuanto a la vestimenta, no son convenientes los géneros como la franela o sim-
ilares, ya que la transpiración potencia el efecto del gas. Del mismo modo, no es
apropiado vestirse con prendas de ropa pequeñas, que dejen la piel en exposición.
En el caso tener el cabello largo, es conveniente recogerlo bajo un gorro o pa-
ñoleta, ya que el gas impregna el cabello, prolongando su efecto. Si es posible, no
lleve lentes de contacto.
Si su kit de marcha no incluye máscara anti-gas, le recomendamos un pañuelo
impregnado con vinagre, para cubrir su nariz y boca. Para protección adicional
usted puede llevar un tapabocas de cirujano o una máscara de pintor y colocar por
fuera el pañuelo con vinagre. Si no consigue vinagre, puede mojar el pañuelo en
agua o impregnarlo en jugo de limón. El trapo húmedo es capaz de filtrar los gas-
es en forma más efectiva. En todo caso, el pañuelo o paño, no debe ser muy
grande, ni muy grueso, ya que ello dificultará su respiración.
Se puede utilizar amoníaco, impregnado en un algodón. Se aspira fuertemente y
ayuda a despejar las vías respiratorias. Su uso debe ser espaciado en el tiempo y
limitado en sus dosis (una o dos aplicaciones). Las personas asmáticas, o con otras
enfermedades respiratorias, es preferible que se abstengan de su uso. Como el
amoníaco se evapora rápidamente, es necesario contar con una o más personas
que porten un recipiente con dicho elemento.
También es de cierta utilidad chupar trozos de limón. Se puede aplicar sal bajo los
ojos, ya que absorbe la secreción del lagrimal que genera el gs lacrimógeno. Los
lentes de nadador o antiparras constituyen una buena protección para los ojos.
Los efectos de los gases lacrimógenos pueden ser perjudiciales para el feto, así
que si está embarazada o lo sospecha, acompáñenos desde su casa.
Los gases lacrimógenos pueden inducir episodios de asma, así que, si es asmático,
traiga su inhalador y salga de la manifestación al primer indicio de gases lacri-
mógenos. Cuidados similares deberá tener una persona que sufra de alguna enfer-
medad cardíaca.
Aunque se asume lo contrario, debe evitarse fumar durante la movilización, ya
que disminuye las capacidades respiratorias, que se encuentran afectadas por el
gas.
¿Qué hacer ante un ataque con gas lacrimógeno?
35
35
En general, es posible determinar cuando el ataque es inminente, en ese momento
y sobre todo en la vía pública, hay que tratar de determinar la existencia de brisas o
viento, y su dirección. Ello ayuda a esquivar el gas con más éxito.
La primera reacción ante el disparo de bombas lacrimógenas debe ser mantener la
calma. Dadas las características del proyectil, su tamaño y diseño implican una
mayor resistencia al aire, por lo que existe un lapso de tiempo en el cual uno puede
advertir la dirección y posible lugar de caída de la bomba. Por cierto, esto depende
del tipo de bomba, de la distancia del policía respecto de los manifestantes y del
ángulo de tiro con el cual fue disparado el proyectil (en línea recta o en una pa-
rábola). En cualquier caso, es imprescindible no perder de vista el proyectil o su
estela, no darle la espalda a la policía y no correr. Ante el disparo de una bomba
lacrimógena es posible replegarse con rapidez, sin necesidad de perder el control.
Todo esto tiene como objetivo el tratar de evitar que el proyectil impacte en el
cuerpo.
La protección de la nariz y boca se inicia cuando son disparadas las bombas lacri-
mógenas, no cuando ellas ya han caído en las proximidades y han comenzando a
expandir el gas, el objetivo es inhalar la menor cantidad posible del mismo.
La neutralización de las bombas lacrimógenas puede ser intentada de diversas
maneras: cubriéndola con un paño grueso y húmedo; cubriéndola con tierra; su-
mergiéndola en un recipiente con agua; quemando materiales de rápida com-
bustión, ubicados muy próximos a la bomba lacrimógena. Para todos los efectos,
es conveniente tomar la bomba lacrimógena con guantes industriales o un paño
grueso mojado, para evitar quemaduras. Cualquiera de estas modalidades requiere
una rápida capacidad de reacción, ya que el gas se expande con velocidad. Lo an-
terior supone que los implementos necesarios para la neutralización deben estar
preparados de antemano, así como definidos los responsables de esta tarea.
La devolución de las bombas lacrimógenas se puede realizar con la mano o el pie.
En ambos casos tiene sus riesgos: al devolver la bomba con la mano, el gas en-
volverá a quien la arroje; al hacerlo con el pie, la dirección de la trayectoria de la
bomba suele ser incierta. En términos generales, en las dos modalidades, el re-
sultado final es más simbólico que concreto, ya que el gas continúa esparciéndose
y el alcance de la devolución no suele ir más allá de los cincuenta metros.
En cualquier circunstancia, se debe tratar de salir del área afectada, buscando aire
fresco. Si el gas lacrimógeno rodea a la persona por todas partes o bien se encuen-
tra en un reducto cerrado, imposibilitado de salir, no debe correr ni agitarse, ya que
eso aumenta la actividad respiratoria, haciéndolo inhalar más gas. El afectado debe
arrojarse al piso, cerrando los ojos y respirando a través del paño o pañuelo. El gas
tiende a subir, y se debe esperar dicha condición en la posición descrita. Es una de
las situaciones más extremas y requiere que el afectado mantenga un gran control
de sus nervios. En esta circunstancia es probable que surjan deseos de vomitar, hay
que tratar de no toser (si es que ello es posible) por que esto les hará inhalar más
36
36
gas, no se deben abrir los ojos y menos tocárselos, ya que ello permite una mayor
absorción del gas.
En lo posible, luego de un ataque con gas lacrimógeno, hay que tratar de encontrar
un sector con aire fresco. Es conveniente relajar la actividad corporal, sentándose o
acostándose en el suelo, respirando profundamente ese aire. Si es posible, es con-
veniente enguajar la boca con agua y limpiar las fosas nasales. No hay que mojarse
el resto del rostro y menos los ojos, porque aumenta el efecto del gas.
Por último, al volver a casa, hay que quitarse la ropa utilizada en la manifestación
lo más prontamente posible, más aún si en el hogar se encuentran niños pequeños.
Al bañarse, para quitarse los residuos de los gases en la piel, se debe hacer sin re-
stregar.
37
37

TRUCOS SUCIOS DE LA POLICIA
Traducido de www.nocompromise.org
Este artículo te enseñará los trucos que usa la policía para que te auto incul-
pes y olvides tu intención de guardar silencio. Pretende prepararte para sus
métodos no oficiales, así como resaltar la importancia de guardar silencio y
de no intentar engañar a los agentes.
Nunca le digas nada a ningún agente. Para empezar, es delito hacer falso
testimonio a un agente del FBI. o cualquier otro investigador. Hablando
puedes estar cavando tu propia tumba.
Es peligrosísimo ponerles a prueba o subestimarles. Han sido entrenados en
cómo extraer información de las personas y en pillar a los que les mienten.
Han aprendido a hacer hablar a la gente, haciéndoles sentir asustados, cul-
pables, o maleducados. Ellos exprimirán nuestro buen corazón y nuestra
honestidad para sacarnos información, incluso no tendrán remordimientos
en acosarnos sin parar. Esta gente prefiere que les mientas a que no hables,
así que ¡se fuerte y cierra el pico!
A continuación, hay una lista del arsenal de trucos y artimañas que los in-
vestigadores usan contra los activistas para hacerlos hablar:

- “Tus amigos nos han contado todo, ¿porqué no haces unas simples aclara-
ciones?”. Actuarán como si tus amigos te hubiesen traicionado, para que tú,
en consecuencia, quieras traicionarles a ellos. Generalmente es mentira,
pero en cualquier caso, aunque fuese cierto, ¿cómo te puede beneficiar que
te auto inculpes?

- “Si no hablas ahora, volveremos con una citación”. Generalmente esto es
una simple amenaza. Te amenazan con una citación por no tener suficientes
pruebas para citarte. Si hablas, puede que consigan las pruebas que busca-
ban para. Lo mejor es callarse. Déjales que traigan una citación. Como mí-
nimo el 90% de las veces no lo harán, pero si lo hacen, hay métodos legales
y burocráticos de recusar.

- “Si hablas seremos benévolos contigo”. Los agentes te prometerán el
mundo entero para que hables. En cualquier caso, cuando lo consiguen y la
gente se autoinculpa, date cuenta de que nunca les verás firmar nada que
asegure que se mantendrán fieles a sus promesas. Mienten, no te creas nada
de lo que te digan.
38
38
·- “Sabemos todo lo que has hecho y tenemos todas las pruebas para ence-
rrarte”. Si este fuese el caso, seguirán adelante, te condenarán por el cri-
men y te encerrarán. Casi siempre es falso, pero algunas veces, te enseña-
rán la “prueba” que tienen contra ti. La “prueba” que tienen contra ti mu-
chas veces la han obtenido de forma ilegal (lo que quiere decir que no pue-
de ser usada en un juicio), o son mentiras como: “hemos encontrado tus
huellas dactilares en los cristales”, que creen que serán suficientes para
asustarte. Te hablan de esas pruebas ficticias para que te derrumbes y aca-
bes confesando todo, porque aunque ni sus pruebas ficticias ni las ilegales
pueden usarse en el juicio, tu confesión si que puede, y usarán estas como
la mejor prueba para encerrarte. La moraleja de esta historia es que lo me-
jor es no decir nada.
- “Pareces ser un chico inteligente y con un futuro prometedor. No te in-
teresa destrozar tu vida con esto. ¿o si? Actúan como si estuviesen real-
mente estuviesen preocupados por tu futuro e intentasen ayudarte. Pero
siempre hay algún motivo que impide que te ayuden si no colaboras ha-
blando. La verdad es que tú a ellos les importas un bledo. No es mas que
otra artimaña para que hables.
- “Este extremismo daña a tu movimiento. Hace que la gente se enfade y
os odie. Ayuda a tu causa diciéndonos quienes son los involucrados”. Re-
sulta que estos “extremistas” están consiguiendo tantas victorias a favor de
los animales y la tierra que, el tan amado status-quo del gobierno ya no se
sostiene, y han tenido que enviar a sus cuerpos represores para frenar a
estos “extremistas” de forma legal o ilegal. Intentan usar tu deseo de ayu-
dar a los animales en contra de tus camaradas. Este método raramente fun-
ciona con militantes experimentados, ya que saben lo efectivos que somos,
pero es otro truco para el que tenemos que estar preparados.
- “Yo apoyo vuestra meta, pero no tus métodos (o los de tus amigos)” o
“mi hija es vegeta”. Otra vez pretenden aparentar que apoyan la causa, pe-
ro tienen que defender la ley, y ¿cómo vas a negarte a ayudar a este defen-
sor de los animales? Si realmente quisieran apoyarnos, no acosarían a los
activistas que trabajan para cambiar el sistema. Traicionar a los que luchan
no ayuda a nadie.
- “Si no eres culpable, entonces, ¿por qué no hablas?” Esta es una de sus
tácticas mas empleadas. Todos tememos derecho a protegernos a nosotros
mismos, especialmente si sabemos que somos inocentes. En cualquier caso
atacarán y analizarán cualquier cosa que digas para sacarte mas y mas in-
formación. Si dejases de contestar a sus preguntas porque van por el buen
camino, dirán: “¡aha!, parece que ya no quieres hablar” o “parece que ya
hemos encontrado el fallo de tu historia”, intentan, una vez mas, hacerte
sentir acorralado para potenciar tu deseo de confesar. Pero incluso cuando
seas inocente, no hables. La inocencia de un activista nunca ha hecho dete-
ner a las autoridades para intentar que condenen a la gente. mas hables,
39
39
mas probabilidades tienes de nombrar a algún compañero, dando a la po-
licía una víctima mas a la que intimidar e interrogar.
- “Tus supuestos amigos se están riendo de ti. Te están manipulando para
que hagas estas cosas y ahora estás pagando por ello mientras ellos están
libres. Te han usado y ahora se están riendo de ti”. Los investigadores
intentarán ponerte en contra de tus compañeros (reales o imaginarios) con
los que creen que has actuado. Te dirán que la gente con la que has cons-
pirado te ha utilizado, manipulado y después te han abandonado. Te pre-
guntarán porqué estas dispuesto a proteger a esas despreciables personas
que se han aprovechado de ti y a las que no les importa que te hayan pi-
llado y que te enfrentes a años y años de cárcel. Intentan hacerte dudar a
cerca de los otros miembros de tu grupo de afinidad para darte motivos
que justifiquen que les informes. Una vez mas, te están manipulando, así
que no hables. En cualquier caso, es bueno asegurarse de que tu grupo
está formado por gente en la que confías y respetas completamente, para
no creerte nunca las mentiras de las autoridades.
- Hacer varias veces la misma pregunta. Los agentes te preguntarán lo
mismo muchas veces y de distintas maneras. Así es como suelen pillar a
la gente que trata de engañarles. También les ayuda a sacar mas informa-
ción a la gente que dice la verdad pero oculta algo. Algunas veces este
método hace venirse abajo a los que no dicen la verdad, así que al final la
acaban diciendo. Nunca creas que los agentes te van a hacer unas simples
preguntas y dejarte marchar, cuanto mas les des, mas te pedirán, y una
vez que hayas empezado a hablar harán cualquier cosa para que conti-
núes.
- El poli bueno y el poli malo. Este es el truco mas viejo de su repertorio.
Consiste en que un policía utiliza todos los trucos negativos de la lista
anterior (como mentir), mientras el otro utiliza los positivos (como hacer-
te promesas). Esto les permite utilizar su arsenal al completo sobre ti. A
veces, el poli malo puede parecer tan enfadado e inestable que puedes
llegar a tener miedo de que te pegue. Entonces es cuando el poli bueno le
pedirá al malo que salga de la habitación para tranquilizarse. El poli
bueno se acercará a ti y te prometerá una condena muy corta si hablas,
pero si no hablas vendrá el poli malo y no sabe lo que puede pasar, así
que declárate culpable para poder librarte de todo eso. Una vez mas esto
es un truco sucio, así que estate preparado para la escena del poli bueno y
el poli malo.
40
40
Ediciones Apestosas

Es importante mantenerse protegido, este texto está compuesto por
diversos textos que entregan información sobre cómo podemos
proteger nuestra privacidad al momento de organizarnos. General-
mente la información que compartmos se ve intervenida por quie-
nes controlan los medios de comunicación, como el teléfono y el
internet.
Este cuadernillo tene como fn, compartr experiencias de otros
compas , que han sistematzado su accionar, entregándonos tps de
seguridad, ya sea, a través de páginas encriptadas en la red o mane-
ras de bloquear la señal de nuestros celulares.


edicionesapestosas@riseup.net