You are on page 1of 9

“Caritas In Veritate”

María Alexandra Ramírez.

INTRODUCCION


n el libro escrito por el papa Benedicto XVI nos da a conocer una verdad
basada en la caridad y en al amor, en varios aspectos de la vida, no solo
sentimentales, sino también sociales, económicos, a nivel de desarrollo
y tecnología.


La caridad y la verdad del siglo XXI, tiene que estar basada en el
desarrollo. El bienestar social, una solución adecuada de los graves problemas
socioeconómicos que afligen a la humanidad, necesitamos esta verdad,
basada en el amor a Dios y en la justicia por que quien ama a su prójimo con
caridad es ante todo justo con él.


El papa Benedicto XVI nos quiere presentar una propuesta basada en la
Populorum Progressio (carta encíclica del Papa Pablo VI), en la cual la sociedad
se base no solo en el capital y en el ser humano solo como un instrumento
para conseguir poder y dinero, sino más bien que el ser humano sea
considerado base fundamental y activa de una sociedad basada en el amor y
caridad al servicio de todos.






OBJETIVO

econocer e interpretar a la caridad basada en la verdad y en el amor de
Dios hacia los hombres, como una forma de vida.













E
R
“Caritas In Veritate”

María Alexandra Ramírez.

RESUMEN


La iglesia desde su condición de ser tiende a promover el desarrollo
integral de todo hombre, al decir integral no solo se refiere a la fe, a la vida
espiritual sino a un conglomerado que hace al hombre mismo, un ente activo
en la sociedad, en el que manifiesta toda su propia capacidad de servicio a la
promoción del hombre, pudiendo contar con un régimen de libertad.

También hay que tener en cuenta que el hombre no se desarrolla
únicamente con sus propias fuerzas, sino que hay instituciones que cooperan y
ayudan a que el hombre sepa cómo llevar su vida laboral, pero no hay que
olvidar que esta instituciones no han venido ejerciendo su trabajo como tal,
sin embargo estas instituciones por si solas no bastan, porque el desarrollo
humano integral es ante todo vocación, y por lo tanto merece que se asuman
responsabilidades libremente por parte de cada uno de nosotros que
integramos esta sociedad.

La vocación es una llamada que requiere una respuesta libre y
responsable, quien tiene vocación ya sea para su profesión, para su familia,
para sus estudios, para una vida consagrada, la realiza con tal amor que no le
cuesta desprenderse de todo por lo que ama, en este libro el Papa nos llama a
tener vocación por lo que hacemos, por lo que amamos, a tener
responsabilidad siempre y cuando no nos sintamos obligados a realizar algo,
sino hacerlo con y por amor, sin olvidar que la humildad de quien acoge una
vocación se transforma en verdadera autonomía, porque hace libre a la
persona.

Así también de la libertad de los pueblos, refiriéndonos a esta como una
manera de desarrollo, la vocación al progreso impulsa a los hombres a “hacer,
conocer y tener más para ser más”, en un mundo totalmente globalizado
como el nuestro “nos hace más cercanos, pero no más hermanos”, con esto
nos queda como reto principal buscar un mundo más fraterno para cambiar
los procesos económicos y sociales a metas plenamente basadas en las
necesidades humanas.

Ante la crisis actual, no solamente económica sino también de valores y
justicia, tenemos como responsabilidad discernir y proyectar de un modo
nuevo, con expectativas positivas rechazando las negativas, desde un marco
basado en la verdad y en el amor, para actuar siempre en condición de una
sociedad necesitada de caridad.



“Caritas In Veritate”

María Alexandra Ramírez.


Ante el desarrollo hay que tener en cuenta que no basta progresar solo
desde el punto de vista económico y tecnológico. El desarrollo necesita ante
todo ser autentico e integral.

Uno de los aspectos más destacados del desarrollo actual es la
importancia del tema del respeto a la vida, en muchos países pobres persiste y
amenaza con acentuarse, la extrema inseguridad de vida a causa de la falta de
alimentación: el hambre causa todavía muchas víctimas especialmente niños,
así como el control demográfico de algunos países que optan por el aborto.

En muchos países especialmente en los desarrollados estas culturas de
irrespeto a la vida esta vista como algo normal, lo que poco a poco va
influyendo a países subdesarrollados viendo esto cada día como algo normal,
sin pensar que estamos actuando en contra de un derecho universal que es el
derecho a vivir.

La religión es un aspecto de importancia entre los que conformamos una
sociedad, una religión ha sido tomada por muchos para razones de otro tipo,
como el afán de obtener poder y riqueza, como por ejemplo el terrorismo ha
sido inspiración de dolor, devastación y muerte. Bloquea el dialogo y crea
violencia.

“La violencia frena el desarrollo autentico e impide la evolución de los
pueblos hacia un mayor bienestar socioeconómico y espiritual”. La religión no
puede ser una manera de violencia sino más bien una forma de unión porque
Dios no mira de que clase, religión, raza, o país somos él nos ama desde
nuestra condición, con pecado o sin él, pero siempre con fe y amor.

Muchos vivimos sin darnos cuenta que a más de derechos tenemos
deberes y responsabilidades que muchas veces nos negamos a verlas, y
pensamos que no le debemos nada a nadie. Y nos cuesta madurar y reconocer
la responsabilidad respecto al desarrollo integral propio y ajeno.

La naturaleza es expresión de un proyecto de amor y verdad, el tema de
desarrollo está muy unido hoy a los deberes que nacen de la relación del
hombre con el ambiente natural. Su cuidado es nuestra responsabilidad ya
que la naturaleza es la que nos provee de vida, no solo para nosotros sino
también para nuestras futuras generaciones. Hoy en día el mundo está
sufriendo cambios en torno al ambiente países desarrollados quienes son los
que más contaminan no han tomado medidas inmediatas a este problema los
cuales afectan no solo a ellos sino primordialmente a los países pobres del
mundo.

“Caritas In Veritate”

María Alexandra Ramírez.



“Una de las pobrezas más hondas que el hombre puede experimentar es
la soledad”. Los hombres necesitamos relacionarnos y establecer comunidad
para de esa manera poder desarrollar nuestras capacidades en sociedad un
hombre aislado no podrá desprenderse de sí mismo a no ser que alguien
escuche y atienda sus idas, pensamientos, somos seres sociales por naturaleza
estamos rodeados de gente y por lo tanto necesitamos de la gente para poder
crecer como personas tanto, psíquica, económica e integralmente.

El desarrollo necesita de las religiones y las culturas, pero es verdad que
es necesario un discernimiento. Para la construcción de la comunidad social en
el respeto de un bien común, sobre todo para quien ejerce el poder político.
Una sociedad necesita tener una referencia de fe en algo, en este caso en Dios
una sociedad que camina hacia la nada no es una sociedad con proyección,
pero si tiene un rumbo un guía que es Dios es una sociedad con luz, con fe, es
verdad tenemos tecnología pero ella tiene que ir de la mana necesariamente
con la religión, porque no olvidemos la ciencia no nos quita la fe al contrario la
aumenta, con cada descubrimiento vamos viendo más las maravillas de Dios,
que ilumina las mentes de quienes lo hacen.

El dialogo fecundo entre fe y razón hace más eficaz el ejercicio de la
caridad en el ámbito social es una manera de dar a conocer puntos de viste
diferentes sin importar la religión que venga sino que esté basado
principalmente en el respeto y la caridad, y es el marco más apropiado para
promover la colaboración fraterna entre creyentes y no creyentes, en la
perspectiva compartida de trabajar por la justicia y la paz de la humanidad. De
una manera más amena y confiable entre todos los miembros activos de una
sociedad.
















“Caritas In Veritate”

María Alexandra Ramírez.



MARCO TEORICO

 CAPÍTULO PRIMERO
El MENSAJE DE LA POPULORUM PROGRESSIO
A más de cuarenta años de su publicación, la relectura de la Populorum
progressio insta a permanecer fieles a su mensaje de caridad y de verdad,
considerándolo en el ámbito del magisterio específico de Pablo VI y, más en
general, dentro de la tradición de la doctrina social de la Iglesia. Se han de
valorar después los diversos términos en que hoy, a diferencia de entonces, se
plantea el problema del desarrollo
La publicación de la Populorum progressio tuvo lugar poco después de la
conclusión del Concilio Ecuménico Vaticano II. La misma Encíclica señala en los
primeros párrafos su íntima relación con el Concilio. Veinte años después, Juan
Pablo II subrayó en la Sollicitudo rei socialis la fecunda relación de aquella
Encíclica con el Concilio y, en particular, con la Constitución pastoral Gaudium et
spes.
También yo deseo recordar aquí la importancia del Concilio Vaticano II para la
Encíclica de Pablo VI y para todo el Magisterio social de los Sumos Pontífices que
le han sucedido. El Concilio profundizó en lo que pertenece desde siempre a la
verdad de la fe, es decir, que la Iglesia, estando al servicio de Dios, está al
servicio del mundo en términos de amor y verdad.

 CAPÍTULO SEGUNDO
EL DESARROLLO HUMANO
EN NUESTRO TIEMPO
Pablo VI tenía una visión articulada del desarrollo. Con el término «desarrollo»
quiso indicar ante todo el objetivo de que los pueblos salieran del hambre, la
miseria, las enfermedades endémicas y el analfabetismo.
Desde el punto de vista económico, eso significaba su participación activa y en
condiciones de igualdad en el proceso económico internacional; desde el punto
de vista social, su evolución hacia sociedades solidarias y con buen nivel de
“Caritas In Veritate”

María Alexandra Ramírez.

formación; desde el punto de vista político, la consolidación de regímenes
democráticos capaces de asegurar libertad y paz.
 CAPÍTULO TERCERO
FRATERNIDAD, DESARROLLO ECONÓMICO
Y SOCIEDAD CIVIL
La caridad en la verdad pone al hombre ante la sorprendente experiencia del
don. La gratuidad está en su vida de muchas maneras, aunque frecuentemente
pasa desapercibida debido a una visión de la existencia que antepone a toda la
productividad y la utilidad. El ser humano está hecho para el don, el cual
manifiesta y desarrolla su dimensión trascendente. A veces, el hombre moderno
tiene la errónea convicción de ser el único autor de sí mismo, de su vida y de la
sociedad.
Al ser un don recibido por todos, la caridad en la verdad es una fuerza que
funda la comunidad, unifica a los hombres de manera que no haya barreras o
confines. La comunidad humana puede ser organizada por nosotros mismos,
pero nunca podrá ser sólo con sus propias fuerzas una comunidad plenamente
fraterna ni aspirar a superar las fronteras, o convertirse en una comunidad
universal. La unidad del género humano, la comunión fraterna más allá de toda
división, nace de la palabra de Dios-Amor que nos convoca. Al afrontar esta
cuestión decisiva, hemos de precisar, por un lado, que la lógica del don no
excluye la justicia ni se yuxtapone a ella como un añadido externo en un
segundo momento y, por otro, que el desarrollo económico, social y político
necesita, si quiere ser auténticamente humano, dar espacio al principio de
gratuidad como expresión de fraternidad.
 CAPÍTULO CUARTO
DESARROLLO DE LOS PUEBLOS,
DERECHOS Y DEBERES, AMBIENTE
«La solidaridad universal, que es un hecho y un beneficio para todos, es también
un deber». En la actualidad, muchos pretenden pensar que no deben nada a
nadie, si no es a sí mismos. Piensan que sólo son titulares de derechos y con
frecuencia les cuesta madurar en su responsabilidad respecto al desarrollo
integral propio y ajeno.
Por ello, es importante urgir una nueva reflexión sobre los deberes que los
derechos presuponen, y sin los cuales éstos se convierten en algo arbitrario. Hoy
se da una profunda contradicción. Mientras, por un lado, se reivindican
presuntos derechos, de carácter arbitrario y superfluo, con la pretensión de que
“Caritas In Veritate”

María Alexandra Ramírez.

las estructuras públicas los reconozcan y promuevan, por otro, hay derechos
elementales y fundamentales que se ignoran y violan en gran parte de la
humanidad.
 CAPÍTULO QUINTO
LA COLABORACIÓN
DE LA FAMILIA HUMANA
Una de las pobrezas más hondas que el hombre puede experimentar es la
soledad. Ciertamente, también las otras pobrezas, incluidas las materiales,
nacen del aislamiento, del no ser amados o de la dificultad de amar. Con
frecuencia, son provocadas por el rechazo del amor de Dios, por una tragedia
original de cerrazón del hombre en sí mismo, pensando ser autosuficiente, o
bien un mero hecho insignificante y pasajero, un «extranjero» en un universo
que se ha formado por casualidad. El hombre está alienado cuando vive solo o
se aleja de la realidad, cuando renuncia a pensar y creer en un
Fundamento.Toda la humanidad está alienada cuando se entrega a proyectos
exclusivamente humanos, a ideologías y utopías falsas. Hoy la humanidad
aparece mucho más interactiva que antes: esa mayor vecindad debe
transformarse en verdadera comunión.
El desarrollo de los pueblos depende sobre todo de que se reconozcan como
parte de una sola familia, que colabora con verdadera comunión y está
integrada por seres que no viven simplemente uno junto al otro.
 CAPÍTULO SEXTO
EL DESARROLLO DE LOS PUEBLOS
Y LA TÉCNICA
El tema del desarrollo de los pueblos está íntimamente unido al del desarrollo
de cada hombre. La persona humana tiende por naturaleza a su propio
desarrollo. Éste no está garantizado por una serie de mecanismos naturales,
sino que cada uno de nosotros es consciente de su capacidad de decidir libre y
responsablemente. Tampoco se trata de un desarrollo a merced de nuestro
capricho, ya que todos sabemos que somos un don y no el resultado de una
autogeneración. Nuestra libertad está originariamente caracterizada por
nuestro ser, con sus propias limitaciones.
Ninguno da forma a la propia conciencia de manera arbitraria, sino que todos
construyen su propio «yo» sobre la base de un «sí mismo» que nos ha sido
dado. No sólo las demás personas se nos presentan como no disponibles, sino
también nosotros para nosotros mismos. El desarrollo de la persona se degrada
“Caritas In Veritate”

María Alexandra Ramírez.

cuando ésta pretende ser la única creadora de sí misma. De modo análogo,
también el desarrollo de los pueblos se degrada cuando la humanidad piensa
que puede recrearse utilizando los «prodigios» de la tecnología.


CONCLUSIONES

 Podemos concluir que a pesar de todas las dificultades que aquejan al
mundo entero, el AMOR la CARIDAD y la VERDAD en Dios siempre nos
van a hacer la vida más llevadera, sea el lugar, puesto de trabajo, país
situación que estemos, siempre que estemos en su gracia y con su fe
podemos salir adelante. Porque quien ha encontrado a Dios en su vida
se ha llenado del Espíritu Santo, y cada obstáculo que se ponga en su
camino va a hacer una forma de crecer como persona y como ser
humano.

 Una sociedad no puede seguir adelante sin una fuerza superior que guie
su camino, la tecnología y el desarrollo siempre van a ir de la mano con
la religión porque esta es una manera de ir progresando tanto en
espirito como en verdad.

 Los seres humanos tenemos que reconocer el papel fundamental que
tiene la naturaleza para nuestras vidas, la convivencia con ella no solo
trata de preservarla sino también de cuidarla y responsabilizarnos con
ella porque esta será la herencia para nuestras futuras generaciones.


 La fe en Dios es una forma de entablar una relación más íntima y
cercana con él, convertirnos en hombres y mujeres de oración, no solo
por tradición costumbre ni herencia sino por nuestra propia convicción
de mirar en el hermano la paz y la acogida fraterna de Dios, aprender a
sentir a Dios en nuestra vida como una manera de vivir, y no solamente
hablar sino más bien poner en práctica su palabra y evangelizar con el
ejemplo y el amor al prójimo si aprendemos a ver en los ojos de los
demás más allá de lo que el mundo nos muestra estaremos aceptando
una nueva forma de vida en Dios.






“Caritas In Veritate”

María Alexandra Ramírez.





VOVABULARIO

Empirista: Es una teoría filosófica que enfatiza el papel de la experiencia,
ligada a la percepción sensorial, en la formación del conocimiento. Para el
empirismo más extremo, la experiencia es la base de todo conocimiento, no
sólo en cuanto a su origen sino también en cuanto a su contenido. Se parte del
mundo sensible para formar los conceptos y éstos encuentran en lo sensible
su justificación y su limitación.

Escéptico: Al escepticismo religioso, posición de los que cuestionan la
autoridad religiosa y desconfían o dudan de la verdad o eficacia de alguna o
varias prácticas religiosas.

Praxis: (del griego antiguo πρᾱξις = práctica) significa acción. Implica
emprender una filosofía que difiera de la pura especulación, o de
la contemplación. Mientras que una lección solamente se aprovecha a
nivel intelectual, en un aula, las ideas se prueban y experimentan en el mundo
real, secundadas por contemplación reflexiva. De esta manera
los conceptos abstractos se conectan con la realidad vivida.

Encíclica: Una encíclica fue originalmente una carta circular enviada a todas
las iglesias de una zona en la antigua iglesia cristiana. En ese momento, la
palabra puede ser usada para una carta enviada por cualquier obispo a sus
fieles. La palabra proviene del latín Encíclica y
del griego ἐκκύκλιος ("ekkyklios") que significa "envolver en círculo", que es
también el origen de la palabra "enciclopedia". La Iglesia Católica
Romana1 2 en general, sólo utiliza este término para las encíclicas papales,
pero la Iglesia Ortodoxa Oriental y de la Comunión Anglicana mantienen el uso
antiguo.