You are on page 1of 8

DICTAMEN Nº 117/MP-2DA.FPF.

TACNA 2012
Expediente Nº : 2011-02449
Demandante : GRACIELA LISSETTE CAMPOS PAREDES
Demandado : CESAR IVAN PILCO VEGA
Materia : Alimentos y Tenencia.
SEÑORA JUEZ DEL SEGUNDO JUZGADO DE FAMILIA DE
TACNA:
Viene a conocimiento de esta Fiscalía Provincial de Familia, la
acción seguida por GRACIELA LISSETTE CAMPOS PAREDES, en contra de CESAR IVAN PILCO
VEGA, sobre ALIMENTOS y TENENCIA. Por consiguiente procedo a emitir el dictamen
correspondiente en los siguientes términos:
ANTECEDENTES:
El día 15 de diciembre del año 2011, doña GRACIELA LISSETTE
CAMPOS PAREDES interpuso demanda acumulativa de ALIMENTOS y TENENCIA, en contra de
don CESAR IVAN PILCO VEGA, con finalidad que el demandado cumpla con asignarle una
pensión de alimentos equivalente al 60% que por todo concepto perciba como trabajador de la
Agencia de Aduanas Soto, a favor de sus hijos, los niños FABIANA ALESSANDRA y MARCELO
ALEXANDER PILCO CAMPOS, de 01 Y 08 años de edad en la actualidad, respectivamente;
asimismo, solicita se le otorgue la tenencia de los mismos.
La demanda manifiesta que el producto de su relación con
vivencial con el demandado, procrearon a los niños FABIANA ALESSANDRA y MARCELO
ALEXANDER PILCO CAMPOS, sin embargo aquel se ha desentendido de sus obligaciones de
padre, a pesar que tiene buenos ingresos ya que labora en la Agencia de Aduanas Soto, como
despachador de aduana, sin embargo, se niega a cumplir con sus obligaciones para con sus
menores hijos, e inclusive hace 15 meses que los ha abandonado; sin embargo, es la
demandante quien viene asumiendo los gastos de manutención de sus menores hijos, quienes
actualmente se encuentran bajo su cuidado y protección, velando por el buen desarrollo de los
mismos, por lo que también solicita se le reconozca judicialmente la tenencia de sus hijos.
La demanda es admitida a trámite mediante resolución Nº 01 de
fecha 27 de noviembre del año 2011, notificándose al demandado, en el domicilio señalado en
el escrito de la demanda; para que absuelva el traslado de la misma dentro del plazo de ley.
El demandado absuelve el traslado de la demanda, refiriendo se
falso que haya abandonado a sus hijos y que no asista a sus hijos, ya que de acuerdo a sus
posibilidades siempre acude económicamente a sus hijos; que la demandante labora en Es
salud en calidad de nombrada por lo que percibe ingresos superiores a los s/2,500.00 nuevos
soles; mas, el demandado por su labor en una agencia de aduanas percibe la cantidad de
s/338.00 nuevos soles, razón por la que solicita que la presente demanda se declare
infundada, ya que el demandado siempre ha acudido a sus hijos.
La Audiencia Única de ley, se realizo el día 22 de febrero del
presente año, con la presencia del Representante del Ministerio Público, así como de ambas
partes, acompañadas de sus abogados; declarándose la existencia de una relación jurídica
procesal válida y en consecuencia saneado el proceso; se invitó a las partes a la conciliación de
ley, misma que prospero respecto a la tenencia; luego se fijaron los puntos controvertidos, se
admitieron los medios probatorios ofrecidos por las partes.
En el Acta de Conciliación, de fecha 22 de febrero del presente año, se
tiene que tiene ambas partes acuerdan que la tenencia de los niños FABIANA ALESSANDRA y
MARCELO ALEXANDER PILCO CAMPOS, la seguirá ejerciendo la demandante, doña GRACIELA
LISSETTE CAMPOS PAREDES; asimismo, se acordó el respecto régimen de visitas.
ANÁLISIS:
PRIMERO: Respeto a la TENENCIA, no es menester pronunciarme por
haber llegado a un acuerdo conciliatorio ambas partes en la Audiencia Única de Ley, así
como el respectivo régimen de visitas.
SEGUNDO: Respecto a los ALIMENTOS, el Códigos Civil, en su artículo
481º refiere que: “los alimentos se regulan por el juez en proporción a las necesidades de
quien los pide…”, es así que en consulta con la jurisprudencia encontramos lo siguiente: “son
tres las condiciones para la exigibilidad de alimentos: estado de necesidad del solicitante,
posibilidad económica del obligado a p restarlos y existencia de normas legal que establezca
la obligación…”
TERCERO: Con el acta de nacimiento de los niños FABIANA ALESSANDRA y
MARCELO ALEXANDER PILCO CAMPOS, obrantes a fojas 06 y 07 en autos, en donde figura
como padre de los niños, don CESAR IVAN PILCO VEGA y madre doña GRACIELA LISSETTE
CAMPOS PAREDES, se ha acreditado en forma fehaciente el vínculo familiar invocado por la
demandante, del cual se origina la obligación de ambas partes de solventar las necesidades de
la niña alimentista.
CUARTO: Habiéndose acreditado el entroncamiento familiar de los niños a
cuyo favor se demanda alimentos, con ambas partes, también se ha determinado que estos
últimos se encuentran obligados legal y naturalmente a velar por su sostenimiento; y teniendo
en cuenta que las partes han conciliado la tenencia, en el sentido que será ejercida por la
demandante, respecto de sus menores hijos; en ese sentido únicamente corresponde analizar
las necesidades de los niños acreedores de alimentos, la capacidad económica del demandado,
y sobre todo el quantum alimentario a favor de los niños .
QUINTO: Teniendo en cuenta que los niños FABIANA ALESSANDRA y
ALEXANDER PILCO CAMPOS, de 01 y 08 años de edad en la actualidad, respectivamente; por
sus edades, es evidente que se encuentren en estado de necesidad, pues no tienen la
posibilidad de sufragar los gastos derivados de su alimentación, vestido, habitación, educación,
salud, entre otros, los mismo que deben ser asumidos por sus progenitores en forma
proporcional a sus respectivas posibilidades; por lo tanto se acredita el estado de necesidad
de los niños.
SEXTO: En cuanto a las posibilidad económica del demandado, se encuentra
acreditada con las boletas de pago, obrantes de fojas 14 y 15 en autos, de las cuales se colige
que el demandado percibió una remuneración mensual de s/. 338.00 en los meses de agosto y
setiembre del año 2011, como trabajador de la Agencia de Aduana Luis Soto. Más, estando a
que el demandado no ha acreditado que tenga carga familiar alguna; lo que concluye que la
demanda merece amparo en cuanto a la pretensión de alimentos a favor de sus hijos.
Cabe agregarse, que tampoco se ha reportado que el obligado padezca alguna incapacidad
física o mental que lo prive de la posibilidad de generar ingresos económicos, por tanto,
tratándose de una persona relativamente joven (33 años aproximadamente tal como lo revela
la copia de su DNI. De fojas 13 en autos), que se encuentra en plena capacidad productiva, se
concluye que la demanda merece amparo en cuanto a la pretensión de alimentos, debiendo
tener en cuenta que la suma a señalarse deberá ser suficiente para cubrir las necesidades
alimenticias, de vestimenta, vivienda, salud, educación, recreación y otros que requieran los
niños FABIANA ALESSANDRA y MARCELO ALEXANDER PILCO CAMPOS.
SETIMO: La obligación de sostener a los hijos corresponde ambos progenitores
en forma proporcional a sus respectivas posibilidades, por lo tanto se entiende que la madre
de los niños tiene la obligación de mantenerlos sino es totalmente, por lo menos en forma
parcial, más aún, cuando en la practica generalmente el padre que tiene bajo su custodia y
tenencia a los hijos es quien soporta mayor gasto, por vivir día a día las necesidades de los
mismos y no poder ser indiferente ante la misma, tal y como se encuentra sustentado en la
jurisprudencia: “la obligación alimentaria se asume teniendo en cuenta la edad de los menores
y las posibilidades económicas del obligado, debiendo la progenitora de los alimentistas
coadyuvar en las satisfacción de las necesidades alimentarias de los menores.”
Por todo lo anteriormente expuesto debe declararse fundada la demanda de
alimentos a favor de los niños FABIANA ALESSANDRA y MARCELO ALEXANDER PILCO
CAMPOS, debiendo el demandado acudirla con una pensión alimenticia equivalente al 60% de
todos los ingresos del demandado, a razón del 30% para cada uno de sus hijos.
CONCLUSION:
En consecuencia, estando a lo expuesto, en uso de las facultades contenidas en
la ley Orgánica del Ministerio Público, D. Leg. 052, así como los artículos 81º,33º,84º,92º,93ºy
94º del Código de los Niños y Adolescentes, y teniendo presente el contenido de los artículos
472º,474º y 481º del Código Civil; SOY DE OPINION se declare FUNDADA la demanda de
ALIMENTOS interpuesta por doña GRACIELA LISSETTE CAMPOS PAREDES, en contra de don
CESAR IVAN PILCO VEGA, quien deberá acudir a sus menores hijos FABIANA ALESSANDRA y
MARCELO ALEXANDER PILCO CAMPOS, con una pensión alimentaria, en forma mensual y
adelantada, equivalente al sesenta por ciento de todos los ingresos del demandado, a razón
del treinta por ciento para cada uno de sus hijos; debiendo recomendar para el efecto, el
cumplimiento de la Ley 28970 y su reglamento D.S.Nº 002-2007-JUS, que crea y regula el
registro de deudores alimentarios morosos considerando su carácter de obligatorio; y,
respecto a la TENENCIA no es menester pronunciarse por haber llegado a un acuerdo
conciliatorio ambas partes
CUARTO: Habiéndose acreditado el entroncamiento familiar de los niños a
cuyo favor se demanda alimentos, con ambas partes, también se ha determinado que estos
últimos se encuentran obligados legal y naturalmente a velar por su sostenimiento; y teniendo
en cuenta que las partes han conciliado la tenencia, en el sentido que será ejercida por la
demandante, respecto de sus menores hijos; en ese sentido únicamente corresponde analizar
las necesidades de los niños acreedores de alimentos, la capacidad económica del demandado,
y sobre todo el quantum alimentario a favor de los niños .
QUINTO: Teniendo en cuenta que los niños FABIANA ALESSANDRA y
ALEXANDER PILCO CAMPOS, de 01 y 08 años de edad en la actualidad, respectivamente; por
sus edades, es evidente que se encuentren en estado de necesidad, pues no tienen la
posibilidad de sufragar los gastos derivados de su alimentación, vestido, habitación, educación,
salud, entre otros, los mismo que deben ser asumidos por sus progenitores en forma
proporcional a sus respectivas posibilidades; por lo tanto se acredita el estado de necesidad
de los niños.









DICTAMEN Nº 117/MP-2DA.FPF.TACNA 2012
Expediente Nº : 2011-02449
Demandante : GRACIELA LISSETTE CAMPOS PAREDES
Demandado : CESAR IVAN PILCO VEGA
Materia : Alimentos y Tenencia.
SEÑORA JUEZ DEL SEGUNDO JUZGADO DE FAMILIA DE
TACNA:
Viene a conocimiento de esta Fiscalía Provincial de Familia, la
acción seguida por GRACIELA LISSETTE CAMPOS PAREDES, en contra de CESAR IVAN PILCO
VEGA, sobre ALIMENTOS y TENENCIA. Por consiguiente procedo a emitir el dictamen
correspondiente en los siguientes términos:
ANTECEDENTES:
El día 15 de diciembre del año 2011, doña GRACIELA LISSETTE
CAMPOS PAREDES interpuso demanda acumulativa de ALIMENTOS y TENENCIA, en contra de
don CESAR IVAN PILCO VEGA, con finalidad que el demandado cumpla con asignarle una
pensión de alimentos equivalente al 60% que por todo concepto perciba como trabajador de la
Agencia de Aduanas Soto, a favor de sus hijos, los niños FABIANA ALESSANDRA y MARCELO
ALEXANDER PILCO CAMPOS, de 01 Y 08 años de edad en la actualidad, respectivamente;
asimismo, solicita se le otorgue la tenencia de los mismos.
La demanda manifiesta que el producto de su relación con
vivencial con el demandado, procrearon a los niños FABIANA ALESSANDRA y MARCELO
ALEXANDER PILCO CAMPOS, sin embargo aquel se ha desentendido de sus obligaciones de
padre, a pesar que tiene buenos ingresos ya que labora en la Agencia de Aduanas Soto, como
despachador de aduana, sin embargo, se niega a cumplir con sus obligaciones para con sus
menores hijos, e inclusive hace 15 meses que los ha abandonado; sin embargo, es la
demandante quien viene asumiendo los gastos de manutención de sus menores hijos, quienes
actualmente se encuentran bajo su cuidado y protección, velando por el buen desarrollo de los
mismos, por lo que también solicita se le reconozca judicialmente la tenencia de sus hijos.
La demanda es admitida a trámite mediante resolución Nº 01 de
fecha 27 de noviembre del año 2011, notificándose al demandado, en el domicilio señalado en
el escrito de la demanda; para que absuelva el traslado de la misma dentro del plazo de ley.
El demandado absuelve el traslado de la demanda, refiriendo se
falso que haya abandonado a sus hijos y que no asista a sus hijos, ya que de acuerdo a sus
posibilidades siempre acude económicamente a sus hijos; que la demandante labora en Es
salud en calidad de nombrada por lo que percibe ingresos superiores a los s/2,500.00 nuevos
soles; mas, el demandado por su labor en una agencia de aduanas percibe la cantidad de
s/338.00 nuevos soles, razón por la que solicita que la presente demanda se declare
infundada, ya que el demandado siempre ha acudido a sus hijos.
La Audiencia Única de ley, se realizo el día 22 de febrero del
presente año, con la presencia del Representante del Ministerio Público, así como de ambas
partes, acompañadas de sus abogados; declarándose la existencia de una relación jurídica
procesal válida y en consecuencia saneado el proceso; se invitó a las partes a la conciliación de
ley, misma que prospero respecto a la tenencia; luego se fijaron los puntos controvertidos, se
admitieron los medios probatorios ofrecidos por las partes.
En el Acta de Conciliación, de fecha 22 de febrero del presente año, se
tiene que tiene ambas partes acuerdan que la tenencia de los niños FABIANA ALESSANDRA y
MARCELO ALEXANDER PILCO CAMPOS, la seguirá ejerciendo la demandante, doña GRACIELA
LISSETTE CAMPOS PAREDES; asimismo, se acordó el respecto régimen de visitas.
ANÁLISIS:
PRIMERO: Respeto a la TENENCIA, no es menester pronunciarme por
haber llegado a un acuerdo conciliatorio ambas partes en la Audiencia Única de Ley, así
como el respectivo régimen de visitas.
SEGUNDO: Respecto a los ALIMENTOS, el Códigos Civil, en su artículo
481º refiere que: “los alimentos se regulan por el juez en proporción a las necesidades de
quien los pide…”, es así que en consulta con la jurisprudencia encontramos lo siguiente: “son
tres las condiciones para la exigibilidad de alimentos: estado de necesidad del solicitante,
posibilidad económica del obligado a p restarlos y existencia de normas legal que establezca
la obligación…”
TERCERO: Con el acta de nacimiento de los niños FABIANA ALESSANDRA y
MARCELO ALEXANDER PILCO CAMPOS, obrantes a fojas 06 y 07 en autos, en donde figura
como padre de los niños, don CESAR IVAN PILCO VEGA y madre doña GRACIELA LISSETTE
CAMPOS PAREDES, se ha acreditado en forma fehaciente el vínculo familiar invocado por la
demandante, del cual se origina la obligación de ambas partes de solventar las necesidades de
la niña alimentista.
CUARTO: Habiéndose acreditado el entroncamiento familiar de los niños a
cuyo favor se demanda alimentos, con ambas partes, también se ha determinado que estos
últimos se encuentran obligados legal y naturalmente a velar por su sostenimiento; y teniendo
en cuenta que las partes han conciliado la tenencia, en el sentido que será ejercida por la
demandante, respecto de sus menores hijos; en ese sentido únicamente corresponde analizar
las necesidades de los niños acreedores de alimentos, la capacidad económica del demandado,
y sobre todo el quantum alimentario a favor de los niños .
QUINTO: Teniendo en cuenta que los niños FABIANA ALESSANDRA y
ALEXANDER PILCO CAMPOS, de 01 y 08 años de edad en la actualidad, respectivamente; por
sus edades, es evidente que se encuentren en estado de necesidad, pues no tienen la
posibilidad de sufragar los gastos derivados de su alimentación, vestido, habitación, educación,
salud, entre otros, los mismo que deben ser asumidos por sus progenitores en forma
proporcional a sus respectivas posibilidades; por lo tanto se acredita el estado de necesidad
de los niños.
SEXTO: En cuanto a las posibilidad económica del demandado, se encuentra
acreditada con las boletas de pago, obrantes de fojas 14 y 15 en autos, de las cuales se colige
que el demandado percibió una remuneración mensual de s/. 338.00 en los meses de agosto y
setiembre del año 2011, como trabajador de la Agencia de Aduana Luis Soto. Más, estando a
que el demandado no ha acreditado que tenga carga familiar alguna; lo que concluye que la
demanda merece amparo en cuanto a la pretensión de alimentos a favor de sus hijos.
Cabe agregarse, que tampoco se ha reportado que el obligado padezca alguna incapacidad
física o mental que lo prive de la posibilidad de generar ingresos económicos, por tanto,
tratándose de una persona relativamente joven (33 años aproximadamente tal como lo revela
la copia de su DNI. De fojas 13 en autos), que se encuentra en plena capacidad productiva, se
concluye que la demanda merece amparo en cuanto a la pretensión de alimentos, debiendo
tener en cuenta que la suma a señalarse deberá ser suficiente para cubrir las necesidades
alimenticias, de vestimenta, vivienda, salud, educación, recreación y otros que requieran los
niños FABIANA ALESSANDRA y MARCELO ALEXANDER PILCO CAMPOS.
SETIMO: La obligación de sostener a los hijos corresponde ambos progenitores
en forma proporcional a sus respectivas posibilidades, por lo tanto se entiende que la madre
de los niños tiene la obligación de mantenerlos sino es totalmente, por lo menos en forma
parcial, más aún, cuando en la practica generalmente el padre que tiene bajo su custodia y
tenencia a los hijos es quien soporta mayor gasto, por vivir día a día las necesidades de los
mismos y no poder ser indiferente ante la misma, tal y como se encuentra sustentado en la
jurisprudencia: “la obligación alimentaria se asume teniendo en cuenta la edad de los menores
y las posibilidades económicas del obligado, debiendo la progenitora de los alimentistas
coadyuvar en las satisfacción de las necesidades alimentarias de los menores.”
Por todo lo anteriormente expuesto debe declararse fundada la demanda de
alimentos a favor de los niños FABIANA ALESSANDRA y MARCELO ALEXANDER PILCO
CAMPOS, debiendo el demandado acudirla con una pensión alimenticia equivalente al 60% de
todos los ingresos del demandado, a razón del 30% para cada uno de sus hijos.
CONCLUSION:
En consecuencia, estando a lo expuesto, en uso de las facultades contenidas en
la ley Orgánica del Ministerio Público, D. Leg. 052, así como los artículos 81º,33º,84º,92º,93ºy
94º del Código de los Niños y Adolescentes, y teniendo presente el contenido de los artículos
472º,474º y 481º del Código Civil; SOY DE OPINION se declare FUNDADA la demanda de
ALIMENTOS interpuesta por doña GRACIELA LISSETTE CAMPOS PAREDES, en contra de don
CESAR IVAN PILCO VEGA, quien deberá acudir a sus menores hijos FABIANA ALESSANDRA y
MARCELO ALEXANDER PILCO CAMPOS, con una pensión alimentaria, en forma mensual y
adelantada, equivalente al sesenta por ciento de todos los ingresos del demandado, a razón
del treinta por ciento para cada uno de sus hijos; debiendo recomendar para el efecto, el
cumplimiento de la Ley 28970 y su reglamento D.S.Nº 002-2007-JUS, que crea y regula el
registro de deudores alimentarios morosos considerando su carácter de obligatorio; y,
respecto a la TENENCIA no es menester pronunciarse por haber llegado a un acuerdo
conciliatorio ambas partes
CUARTO: Habiéndose acreditado el entroncamiento familiar de los niños a
cuyo favor se demanda alimentos, con ambas partes, también se ha determinado que estos
últimos se encuentran obligados legal y naturalmente a velar por su sostenimiento; y teniendo
en cuenta que las partes han conciliado la tenencia, en el sentido que será ejercida por la
demandante, respecto de sus menores hijos; en ese sentido únicamente corresponde analizar
las necesidades de los niños acreedores de alimentos, la capacidad económica del demandado,
y sobre todo el quantum alimentario a favor de los niños .
QUINTO: Teniendo en cuenta que los niños FABIANA ALESSANDRA y
ALEXANDER PILCO CAMPOS, de 01 y 08 años de edad en la actualidad, respectivamente; por
sus edades, es evidente que se encuentren en estado de necesidad, pues no tienen la
posibilidad de sufragar los gastos derivados de su alimentación, vestido, habitación, educación,
salud, entre otros, los mismo que deben ser asumidos por sus progenitores en forma
proporcional a sus respectivas posibilidades; por lo tanto se acredita el estado de necesidad