Bin Laden, La Política Estadounidense y Afganistan

BIN LADEN, LA POLÍTICA ESTADOUNIDENSE Y

AFGANISTÁN
1
Noam Chomsky
P: ¿Por qué cree Usted que se hayan ocasionado estos ataques?
Para contestar a la pregunta primero tenemos que identificar a los ejecutores de los crímenes.
En general se supone de forma plausible que éstos tienen su origen en la regin del !riente
"edio y que los ataques probablemente remontan a la red de !sama #in $aden% una
organi&acin compleja y muy e'tensa% sin duda inspirada por #in $aden pero que no act(a
necesariamente bajo su control. )upongamos que esto sea cierto. Entonces para contestar a su
pregunta una persona sensata intentaría darse cuenta de los puntos de *ista de #in $aden y de
los sentimientos de la gran reser*a de sostenedores que tiene en toda la regin. +on respecto a
todo esto tenemos muchísima informacin. #in $aden ha sido entre*istado e'tensi*amente a lo
largo de a,os por especialistas del !riente "edio muy fiables% en particular por el m-s eminente
corresponsal de la regin% .obert /is0 1Independent de $ondres2% que conoce íntimamente la
regin entera y tiene una e'periencia directa de décadas. #in $aden% millonario saudí% lleg a
ser un líder isl-mico militante durante la guerra 3lle*ada a cabo4 para e'pulsar a los .usos de
5fganist-n. Era uno de los muchos e'tremistas fundamentalistas religiosos enrolados% armados
y financiados por la +65 y sus aliados de los ser*icios de inteligencia pa0istaní con el fin de
ocasionar el m-'imo da,o a los .usos 7 y probablemente retrasando su retirada% seg(n
sospechan muchos analistas7 aunque no esté claro% y tampoco es particularmente importante%
si él personalmente lleg a tener contacto directo con la +65. 8o sorprende que la +65 prefiri a
los combatientes m-s fan-ticos y crueles que pudo mo*ili&ar. El resultado final fue "destruir un
régimen moderado y crear uno fanático a partir de grupos imprudentemente financiados por los
Americanos " 1el corresponsal del London Times )imon 9en0ins% también un especialista de la
regin2. Estos :5fganos;% como se les llama% 1muchos% como #in $aden% no son de 5fganist-n2
reali&aron operaciones terroristas m-s all- de la frontera% en .usia% pero las cesaron cuando
.usia se retir. )u guerra no era contra .usia% que ellos despreciaban% sino contra la ocupacin
rusa y los crímenes rusos contra los musulmanes.
<e toda manera los :5fganos; no cesaron sus acti*idades. )e sumaron a las fuer&as
musulmanas de #osnia en las guerras de los #alcanes= Estados Unidos no se opuso% así como
toler el apoyo que les brind 6r-n por moti*os complejos que no necesitamos perseguir aquí%
sal*o obser*ar que la preocupacin para el destino siniestro de los #osnios no era rele*ante
para él. $os :5fganos; también est-n luchando contra los .usos en +hechenia y es bastante
probable que estén in*olucrados en la reali&acin de ataques terroristas en "osc( y en otras
partes del territorio ruso. #in $aden y sus :5fganos; se rebelaron a Estados Unidos en >??@%
cuando establecieron bases permanentes en 5rabia )audí 7 desde su punto de *ista% un
equi*alente de la ocupacin rusa de 5fganist-n% pero mucho m-s significati*a por el estatus
especial de 5rabia )audí como guardi-n de los santuarios m-s sagrados.
#in $aden también se opone firmemente a los regímenes corruptos y represi*os de la regin%
que considera :no isl-micos;% incluyendo el régimen de 5rabia )audí% que es el régimen
fundamentalista isl-mico m-s e'tremista del mundo% a parte los Aalibanes% y desde su origen un
aliado íntimo de Estados Unidos. #in $aden desprecia a Estados Unidos por su apoyo a estos
regímenes. 5sí como otros en la regin% est- indignado por el largo apoyo de Estados Unidos a
la brutal ocupacin militar israelí% que ahora lle*a BC a,os: la firme inter*encin diplom-tica%
militar y econmica de Dashington en apoyo a los asesinatos% al duro y destructi*o estado de
sitio de muchos a,os% a la humillacin cotidiana a que est-n sujetos los Palestinos% a las
colonias que se e'panden con el objeto de romper los territorios ocupados en cantones
1
Entrevista con Noam Chomsky por Radio B92, Belgrado. 19 de septiembre del 2001.
parecidos a los #antustanes y de controlar los recursos% a la *ulgar *iolacin de la +on*encin
de Einebra y a las dem-s acciones que son reconocidas como crímenes en todo el mundo
e'cepto en Estados Unidos% que tiene la principal responsabilidad de ellas. F como otros% él se
opone al apoyo que Dashington brinda a estos crímenes con el ataque estadounidense y
brit-nico contra la poblacin ci*il de 6ra0% que lle*a décadas y que ha asolado a la sociedad y ha
ocasionado miles de muertes al mismo tiempo en que fortalecía a )addam Gussein 7 que ha
sido un amigo íntimo y un aliado de Estados Unidos y de Eran #reta,a justamente durante sus
peores atrocidades% incluyendo la gasificacin de los Hurdos% como lo recuerda bien la gente de
la .egin% aunque los !ccidentales prefieran ol*idar los hechos. Estos sentimientos se
comparten mucho. El Wall Street Journal 1>I de )ept.2 ha publicado un e'amen de las
opiniones de musulmanes ricos y pri*ilegiados de la regin del Eolfo 1banqueros% profesionales%
hombres de negocios con relaciones muy estrechas con Estados Unidos2. Jstos e'presaron
m-s o menos los mismos puntos de *ista: resentimiento contra la política de Estados Unidos de
apoyar los crímenes israelíes y de bloquear por muchos a,os el consenso internacional sobre
un acuerdo diplom-tico mientras asolaba a la sociedad ci*il ira0í% apoyando regímenes
antidemocr-ticos duros y represi*os en toda la regin e imponiendo barreras contra el
desarrollo econmico "apuntalando a regímenes opresivos." Estos sentimientos son mucho
m-s amargos entre la gran mayoría de la gente que sufre una pobre&a y una opresin profunda
y originan la furia y la desesperacin que lle*aron a los bombardeos suicidas% tal como lo
entienden com(nmente aquellos que se interesan por los hechos.
Estados Unidos y una buena parte de !ccidente prefieren una historia m-s confortante.
+itando el an-lisis principal del e! "or# Times 1>K de )ept.2% los ejecutores actuaron por "odio
$acia los valores %ueridos por &ccidente' tales como la li(ertad' la tolerancia' la prosperidad' el
pluralismo religioso y el sufragio universal". $as acciones de Estados Unidos no son rele*antes%
y por lo tanto ni siquiera necesitan ser mencionadas 1)erge )chmemann2. Jsta es una imagen
con*eniente y la postura general no es desconocida en la historia intelectual= de hecho est-
conforme con la norma. )e da el caso de que esté totalmente en desacuerdo con todo lo que
sabemos% pero tiene todo el mérito de la autoadulacin y del apoyo acrítico al poder.
Aambién se reconoce ampliamente que #in $aden y otros como él llaman a "un gran ata%ue
contra los )stados musulmanes"% lo que ocasionaría que "los fanáticos se amontonarían *para
sumarse+ a su causa, 19en0ins% y muchos m-s2. Esto también es familiar. El ciclo de la espiral
de la *iolencia es típicamente bien*enido por los elementos m-s duros y brutales de ambas
partes% un hecho bastante e*idente en la historia reciente de los #alcanes% por citar slo uno de
los muchos casos.
P: ¿Lué consecuencias tendr-n 3los ataques4 en la política interna de Estados Unidos y en la
autopercepcin de los 5mericanos?
$a política estadounidense ya se anunci oficialmente. )e le ha ofrecido al mundo una
"elecci-n severa": uníos a nosotros o "enfrentaos a una perspectiva cierta de muerte y
destrucci-n". El +ongreso ha autori&ado el uso de la fuer&a contra cualquier indi*iduo o País
que el Presidente estable&ca que esté in*olucrado en los ataques% una doctrina que cada
sostenedor considera ultra criminal. Esto puede demostrarse f-cilmente. Preguntaos
simplemente cmo habría reaccionado la misma gente si 8icaragua hubiese adoptado esta
doctrina después de que Estados Unidos recha&ara las rdenes de la +orte "undial de cesar
su "uso ilegal de la fuer.a" contra 8icaragua y de que pusiera el *eto a una resolucin del
+onsejo de )eguridad que in*itaba a los Estados a obser*ar la ley internacional. F ese ataque
terrorista fue mucho m-s *iolento y destructor que la atrocidad actual.
En cuanto a cmo se percibe la cuestin aquí% esto es mucho m-s complejo. Gabría que tener
presente que los medios de comunicacin y los intelectuales generalmente tienen sus propios
rdenes del día. 5dem-s la respuesta a esta pregunta es en gran medida una cuestin de
decisin: como en muchos otros casos% con dedicacin y energía suficiente pueden anularse los
esfuer&os para estimular el fanatismo% el odio ciego y la sumisin a la autoridad. Aodos lo
sabemos muy bien.
P: ¿Espera Usted que Estados Unidos cambie profundamente su política hacia el resto del
mundo?
$a respuesta inicial ha sido la de llamar a la intensificacin de las políticas que lle*aron a la furia
y al resentimiento que pro*een el trasfondo de apoyo para el ataque terrorista% y la de lle*ar
adelante de manera m-s intensi*a la agenda de los elementos m-s duros del lidera&go:
aumento de la militari&acin% autoritarismo al interior del País% ataque a los programas sociales.
Gay que esperarse todo esto. 5dem-s los ataques terroristas y la espiral de la *iolencia que
éstos muchas *eces engendran% tienden a fortalecer la autoridad y el prestigio de los elementos
m-s duros y represi*os de una sociedad. Pero no hay nada de ine*itable en la sumisin a este
curso.
P: <espués del primer shoc0 lleg el miedo a lo que iba a ser la respuesta de Estados Unidos.
¿Usted también tiene miedo?
Aoda persona sana tendría que tenerle miedo a la probable reaccin 7 la que ya se anunci% la
que probablemente responde a las oraciones de #in $aden. Es altamente probable que haya
una espiral de *iolencia% de la forma acostumbrada pero en una escala m-s grande.
Estados Unidos ya e'igi a Pa0ist-n que cesara la comida y los otros abastecimientos que
est-n manteniendo con *ida al menos a una parte de la poblacin de 5fganist-n% que est-
sufriendo y muriéndose de hambre. )i se reali&a esta pretensin% morir- un n(mero
desconocido de personas% posiblemente millones% que no tienen la m-s remota relacin con el
terrorismo. <éjenmelo repetir: Estados Unidos est- e'igiendo que Pa0ist-n posiblemente mate
a millones de personas que son ellas mismas *íctimas de los Aalibanes. Esto no tiene nada que
*er ni siquiera con la *engan&a. )e encuentra en un ni*el moral hasta mucho m-s bajo que
ésta. $a importancia es aumentada por el hecho que esto se menciona de pasada% sin
comentarios% y probablemente apenas se le prestar- atencin. Podemos aprender muchísimo
acerca del ni*el moral de la cultura intelectual dominante de !ccidente obser*ando la reaccin
a esa pretensin. Pienso que podemos estar bastante confiados de que si la poblacin
americana tu*iera la m-s le*e idea de lo que se est- haciendo en su nombre% quedaría
totalmente aterrori&ada. )ería instructi*o buscar antecedentes histricos.
)i Pa0ist-n no consiente en ésta y otras pretensiones estadounidenses% también podría
encontrarse bajo un ataque directo Mcon consecuencias desconocidas. )i Pa0ist-n se dobla a
las pretensiones estadounidenses% no es imposible que el gobierno sea abatido por fuer&as muy
parecidas a los AalibanesM que en este caso tendrían armas nucleares. Esto podría tener
efectos en toda la regin% incluidos los Estados productores de petrleo. 5 esta altura estamos
considerando la posibilidad de una guerra que puede destruir a una gran parte de la sociedad
humana.
Aambién sin llegar a estas posibilidades% lo m-s probable es que un ataque contra los afganos
tendría m-s bien el efecto que muchos analistas esperan: enrolar- a muchos m-s para apoyar
a #in $aden% como él espera. F aunque le maten% no har- mucha diferencia. )u *o& se
escuchar- en cassettes que se distribuir-n en todo el mundo isl-mico% y probablemente se le
respetar- como a un m-rtir% inspirando a otros. Nale la pena tener presente que un bombardeo
suicida% un camin conducido contra una base militar estadounidense% e'puls de $íbano a la
m-s grande fuer&a militar del mundo hace O@ a,os. $as oportunidades para este tipo de
ataques son infinitas. F es muy difícil pre*enir ataques suicidas.
P: ")l mundo ya no será igual después del //01201/,. ¿Piensa Usted esto?
$os horribles ataques del martes representan algo bastante nue*o en los asuntos mundiales% no
por su tama,o y car-cter% sino por su blanco. Para Estados Unidos% ésta fue la primera *e&
desde la guerra de >P>O en que su territorio nacional se ha *isto atacado% hasta amena&ado.
)us colonias han sido atacadas% pero no el propio territorio nacional. 5 lo largo de estos a,os
Estados Unidos ha *irtualmente e'terminado a la poblacin indígena% ha conquistado la mitad
de "é'ico% ha inter*enido *iolentamente en la regin que le rodea% ha conquistado GaQaii y las
/ilipinas 1matando a cientos de miles de /ilipinos2 y especialmente en el (ltimo medio siglo ha
e'tendido su recurso a la fuer&a a una buena parte del mundo. El n(mero de las *íctimas es
colosal. Por primera *e& los ca,ones han sido apuntados hacia el otro lado. $o mismo es cierto
por lo que se refiere a Europa% hasta de forma m-s dram-tica. Europa ha sufrido destrucciones
mortales% pero por guerras internas% mientras conquistaba la mayor parte del mundo con
e'trema brutalidad. 8o fue atacada por sus *íctimas e'ternas% con raras e'cepciones 1por
ejemplo la 6.5 en 6nglaterra2. Por lo tanto es natural que la !A58 se re(na para apoyar a
Estados Unidos= cientos de a,os de *iolencia imperial tienen un impacto enorme en la cultura
intelectual y moral.
Es correcto decir que se trata de un acontecimiento nue*o en la historia del mundo% no por el
tama,o de la atrocidad MlamentablementeM sino por el blanco. Es una cuestin e'tremadamente
importante el cmo !ccidente elija reaccionar. )i el rico y poderoso elige atenerse a sus
tradiciones de cientos de a,os y recurre a la *iolencia e'trema% contribuir- a la espiral de la
*iolencia seg(n una din-mica acostumbrada% con consecuencias de largo pla&o que podrían ser
espantosas. <esde luego esto no es de ning(n modo ine*itable. Un p(blico despierto al interior
de las sociedades m-s libres y democr-ticas puede endere&ar las políticas hacia un curso m-s
humano y honorable.
SOBRE LAS EXPLOCIONES (11/9/2001)
$os ataques terroristas fueron atrocidades mayores. En escala puede que no hayan alcan&ado
el ni*el de muchos otros% por ejemplo% los bombardeos de +linton en )udan sin prete'to
creíble% destruyendo sus suministros farmacéuticos y matando un n(mero desconocido de
personas 1nadie lo sabe% por que los EU5 han bloqueado una in*estigacin en la !8U y a nadie
le interesa andar tras esta2. Para no hablar de casos peores% que f-cilmente *ienen a mi mente.
Pero que este fue un crimen horrendo% no hay dudas. $as *íctimas primarias% como de
costumbre% fueron trabajadores: empleados de limpie&a% secretarias% bomberos% etc. Esto
probablemente lle*ar- a un aplastante golpe a los Palestinos y otros pobres y oprimidos. Esto
también lle*ar- seguramente a liderar m-s brutales controles de seguridad% con muchas
posibles ramificaciones en minar las libertades ci*iles y la libertad interna.
$os e*entos re*elan% dram-ticamente% la idiote& del proyecto de Rdefensa misilística.R +omo ha
sido ob*io desde un principio% y apuntado repetidamente por analistas estratégicos% si alguien
quiere causar inmensos da,os en los EU5% incluyendo armas de destruccin masi*as% es
ele*adamente improbable acti*ar un ataque misilístico% y de esta forma garanti&ar su inmediata
destruccin. Gay innumerables modos m-s f-ciles que son b-sicamente imparables. Pero los
acontecimientos de hoy ser-n% muy probablemente% e'plotados para incrementar la presin
para desarrollar estos sistemas y empla&arlos. $a R<efensaR es una delgada cubierta para los
planes de militari&ar el espacio% y con buena propaganda% incluso los argumentos m-s débiles
acarrear-n alg(n peso entre un publico atemori&ado.
En resumen% el crimen es un obsequio para la derecha patriotera m-s dura% aquellos que
esperan usar la fuer&a para controlar sus dominios. $o que es incluso dar paso a las acciones
conocidas de EU5% y lo que desencadenar-n MM posiblemente mas ataques como este% o
peores. $as perspecti*as por delante son incluso m-s funestas de lo que parecían ser antes de
estas atrocidades.
)obre como reaccionar% tenemos una opcin. Podemos e'presar un justificado horror= podemos
buscar entender que ha lle*ado al acto% lo que significa hacer un esfuer&o por entrar en las
mentes de los posibles autores. )i elegimos esto (ltimo% no podemos hacer nada mejor que%
pienso% escuchar las palabras de .obert /is0% cuyo conocimiento directo y penetracin en los
asuntos de la regin no tiene precedentes luego de *arios a,os de una distinguida denuncia.
8arra Rla per*ersidad y la pa*orosa crueldad para con el pueblo oprimido y humillado%R escribe
que Resta no es la guerra de la democracia contra el terror a la cual el mundo se preguntar- si
es partidario en los días pr'imos. Esto es también acerca de los mísiles norteamericanos
haciendo peda&os las casas Palestinas% y de los helicpteros norteamericanos disparando
mísiles dentro de una ambulancia $ibanesa en >??K% y de los bombardeos norteamericanos
dando contra un pueblo llamado Lana% y acerca de una milicia $ibanesa pagada y uniformada
por 6srael% el secua& norteamericano en la regin irrumpiendo y *iolando y asesinando a su
antojo a tra*és de los campos de refugiados.R F mucho m-s. Una *e& m-s% tenemos una
opcin: intentamos comprender% o nos negamos a esto% contribuyendo a posibilitar mentiras a(n
peores que quedan por delante.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful