You are on page 1of 7

Dpto. de Religión y Pastoral.

CANTOS PARA EL MES DIOS ESTA AQUÍ

Dios está aquí, tan cierto como el aire
HAZ CANTAR TU VIDA que respiro, tan cierto como la mañana
se levanta, tan cierto como que este
Yo creo en Dios que canta, que la vida canto lo puedes oír.
hace cantar.
Creo en Dios que canta y que la vida SI ALGUNO TIENE SED
hace cantar; la dicha y el amor son los
regalos que él nos da. Si alguno tiene sed que venga a mí y
Es como la fuente que canta en tu beba.
interior Alimenta, Señor, nuestro desierto que
y te impulsa a beber la vida que él te una flor quiere vivir.
da.
Creo en Dios que es Padre y que él se ALABE TODO EL MUNDO
dice al cantar.
Él hizo para ti cantar la creación. Alabe todo el mundo, alabe al Señor.
Nos invita a todos que a la vida Alabe todo el mundo, alabe a nuestro
cantemos; sólo pensando en él, brota Dios.
sola una canción.
Creo en Jesucristo que es el canto de DONDE HAY AMOR
Dios
Padre y que en el Evangelio él nos Donde hay amor y caridad; donde hay
canta su amor. amor, Dios ahí está.
Él hace cantar la vida de los hombres y
toda vida es la gloria del Señor. ALELUYA
Creo en el Espíritu que canta en
nuestro ser haciendo de la vida un Aleluya, aleluya, vivo estás, Señor
canto celestial. Jesús.
Creo que la Iglesia reúne nuestras Aleluya, aleluya, para siempre eres la
voces y nos enseña a todos la música luz.
de Dios.
QUIERO CANTAR UNA LINDA
ABRE TU JARDIN CANCION
Abre tu jardín, traigo una buena Quiero cantar una linda canción
noticia: novedad sin fin, corramos a a un hombre que me transformó.
recibirla. Quiero cantar una linda canción
Ven, levántate. a aquel que mi vida cambió.
Abre tu jardín, pon flores en tu Es mi amigo Jesús, es mi hermano
ventana; canta una canción. Jesús.
Hoy día se murió la muerte: es día de Él es Dios, él es rey, es amor y verdad.
fiesta, hoy es día de vida. Sólo en él encontré esa paz que
No te quedes hoy encerrado en tus busqué.
costumbres, como en el sillón de las Sólo en él encontré la felicidad.
antiguas verdades.
Llega un nuevo día, ven a renacer. SALMO DE LA CREACION
Vamos por ahí cantando la buena
nueva. Por tu océano azul y las aguas del mar,
Ama de verdad como a ti te están por todo continente y los ríos que van,
amando. por el fuego que dice, como arbusto
Vive la palabra, luego vivirás. ardiente
por el ala del viento, quiero gritar...
BENDECID A DIOS Mi Dios, tú eres grande y hermoso,
Dios viviente e inmenso,
Bendecid a Dios, todos los siervos de Tú eres el Dios de amor.
Dios que permanecen en la casa de Mi Dios, tú eres grande y hermoso,
Dios; levantad las manos hacia el Dios viviente e inmenso,
Santo lugar. Dios presente en toda creación.
Bendecid a Dios, el Señor Dios. Y por los animales, de la tierra y el
agua,
Dpto. de Religión y Pastoral.

por el canto del ave y el cantar de la sentir como tú sientes,
vida; mirar a través de tus ojos, Jesús.
por el hombre que hiciste semejante a
ti EL ALFARERO
y por todos tus hijos, quiero gritar...
Por la mano tendida que te invita a la Señor, yo quiero abandonarme,
danza, como el barro en las manos del
por el beso que brota al surgir la alfarero;
esperanza, toma mi vida y hazla de nuevo,
la mirada de amor que levanta y yo quiero ser, yo quiero ser,
reanima, un vaso nuevo.
por el vino y el pan, quiero gritar...
NO FIJEIS LOS OJOS EN NADIE
ME TOCASTE, JESUS No fijéis los ojos
en nadie más que en él,
Me llamaste, Jesús, y cerré mi puerta, no fijéis los ojos,
y me hablaste, Jesús, con el Pan y el en nadie más que en él,
Vino no fijéis los ojos en nadie más,
y así, con tu sombra detrás que todo no fijéis los ojos en nadie más,
alumbró tu rostro sereno. no fijéis los ojos,
Con un trozo de ayer yo te esperé en en nadie más que él.
mi puerta, con un montón de papel
que jamás se pudo leer y casi sin mirar TE ALABO
me alejé, Jesús, y sentí tu llamada.
Me sonrió dulce y me miró fijo. Aun en las tormentas,
Yo soy tu amigo, me dijo. aun cuando arrecia el mar,
Le sonreí luego y lo sentí cerca; tienes te alabo, te alabo en verdad.
un nuevo amigo. Aun lejos de los míos,
Hoy he vuelto al lugar, donde hay aun en mi soledad,
amor sincero; no me quiero alejar, por te alabo, te alabo en verdad.
favor escucha, Jesús; donde hay vida Pues sólo a ti te tengo,
tú estás, quiero ser de ti tu hermano y pues tú eres mi heredad;
amigo. te alabo, te alabo en verdad. (bis)
Aun sin muchas palabras,
JESUS, ESTOY AQUÍ aunque no sé alabar,
te alabo, te alabo en verdad.
Jesús, estoy aquí,
Jesús, qué esperas de mí;
mis manos están vacías, CANCIÓN DEL MISIONERO
qué puedo ofrecerte.
Sólo sé que quiero Hoy, Señor, me llamas tú,
ser diferente. con mis manos y mi voz,
Jesús, estoy aquí, a ser luz entre los hombres,
Jesús, qué esperas de mí; ser un canto de esperanza.
mis ojos temen al mirarte, Tantos hombres hay que viven sin
quisiera poder enfrentarte. consuelo,
tantos hombres hay que viven sin
Amar como tú amas, sentido,
sentir como tú sientes, tanta gente hay botada en el camino
mirar a través de tus ojos, y que busca la mirada de un amigo.
Jesús. Mucho tiempo tu palabra fue olvidada
y tu paz entre rencores fue dejada.
Contigo mi camino es difícil, Por los hombres que no esperan tu
me exiges abrir un nuevo horizonte venida
en la soledad de mi noche. Jesús. hazme un signo de tu amor y de tu
vida.
No, no puedo abandonarte; Tú me sabes tan pequeño entre tus
Jesús en mí penetraste, manos
me habitaste, triunfaste y tan débil para levantar al mundo,
y hoy vives en mí. necesito de tu fuerza y tu alegría,
Amar como tú amas, de tu vida que me anime cada día.
Dpto. de Religión y Pastoral.

MADRE DEL SILENCIO
ALABANZA Y GLORIA
Como una tarde tranquila,
Alabanza y gloria a nuestro Dios. como un suave atardecer,
Santo es el Señor, Dios del universo. era tu vida sencilla en el pobre
Alabanza y gloria a nuestro Dios, Nazaret;
cielos y tierra muestran su esplendor. y en medio de aquel silencio,
Alabanza y gloria a nuestro Dios. Dios te hablaba al corazón.
Sea bendito el que viene en su Virgen María,
nombre. Madre del Señor:
Alabanza y gloria a nuestro Dios. danos tu silencio y paz
Alabanza y gloria a nuestro Dios. para escuchar tu voz. (bis)
Enséñanos, Madre buena,
HIMNO DEL MISIONERO cómo se debe escuchar
al Señor cuando nos habla
Señor, toma mi vida nueva antes de en una noche estrellada,
que la espera desgaste años en mí. en la tierra que dormida
Estoy dispuesto a lo que quieras no hoy descansa en su bondad.
importa lo que sea. Tú llámame a Y sobre todo, María,
servir. cuando nos habla en los hombres:
Llévame donde los hombres necesiten en el hermano que sufre,
tus palabras, necesiten mis ganas de en la sonrisa del niño,
vivir. en la mano del amigo,
Donde falte la esperanza, donde falte en la paz de una oración.
la alegría, simplemente, por no saber
de ti. UN DIA DEL CIELO UN ANGEL
Te doy mi corazón sincero para gritar
sin miedo tu grandeza, Señor. Ave, María; ave María; ave, María. (bis)
Tendré mis manos sin cansancio, tu Un día del cielo un ángel
historia entre mis labios y fuerza en la a una virgen habló.
oración. Le dijo si aceptaba ser madre
Y así, en marcha iré cantando, del mismo Dios.
por calles predicando tu grandeza, La Virgen dijo humilde:
Señor. Esclava soy del Señor.
Señor, tengo alma misionera Y Dios se hizo hombre,
condúceme a la tierra que tenga sed y el hombre se hizo Dios.
de Dios. De pie en el Calvario,
María a su hijo ofreció:
VIRGEN DEL CARMEN y a todos los redimidos
por hijos ella aceptó.
Virgen del Carmen bella, /Y así surgió la Iglesia,
madre del Salvador, y así surgió el amor./
de tus amantes hijos Un día en cuerpo y alma
oye el cantar de amor (bis). María al cielo subió,
Dios te salve, María, llevada por el deseo
del Carmen bella flor; de ver a su Hijo y Señor.
estrella que nos guías Los ángeles se conmovieron
hacia el sol del Señor. (bis) al verla tan cerca de Dios.
Junto a ti nos reúnes, Por eso en todo el mundo
nos llamas con tu voz: le cantan de corazón.
quieres formar de Chile
un pueblo para Dios. (bis) MI ALMA GLORIFICA
Somos un pueblo en marcha,
en busca de la luz: Mi alma glorifica al Señor, mi Dios;
guíanos, Madre nuestra, gózase mi espíritu en mi Salvador.
llévanos a Jesús. (bis) El es mi alegría, es mi plenitud,
Haznos cristianos, Madre, él es todo para mí.
cristianos de verdad: Ha mirado la bajeza de su sierva,
hombres de fe sincera, muy dichosa me dirán todos los
de viva caridad. (bis) pueblos,
Dpto. de Religión y Pastoral.

porque en mí ha hecho grandes
maravillas LA ELEGIDA
el que todo puede, cuyo nombre es
Santo. Una entre todas fue la escogida;
Su clemencia se derrama por los siglos fuiste tú, María, la elegida.
sobre aquellos que le temen y le Madre del Señor, Madre del Salvador.
aman; María, llena de gracia y consuelo,
desplegó el gran poder de su derecha, ven a caminar con el pueblo,
dispersó a los que piensan que son nuestra madre eres tú.
algo. Ruega por nosotros, pecadores en la
Derribó a los potentados de sus tronos tierra,
y ensalzó a los humildes y a los ruega por el pueblo que en su Dios
pobres. espera.
Los hambrientos se saciaron de sus Madre del Señor, madre del Salvador.
bienes
y alejó de sí vacíos a los ricos.
Acogió a Israel, su humilde siervo, ORACIONES PARA EL MES
acordándose de su misericordia,
como había prometido a nuestros
padres, 1. EL ANGELUS
a Abrahán y descendencia para
siempre. V. El Ángel del Señor anunció a María
R. Y concibió del Espíritu Santo
VENID Y VAMOS TODOS V. Dios te salve María ...
R. Santa María ...
Venid y vamos todos V. He aquí la esclava del Señor
con flores a María; R. Hágase en mí según tu palabra
con flores a María, V. Dios te salve, María ...
que madre nuestra es. R. Santa María ...
De nuevo aquí nos tienes, V. Y el verbo se hizo hombre
Purísima doncella, R. Y habitó entre nosotros
más que la luna bella, V. Dios te salve, María ...
postrados a tus pies, R. Santa María ...
postrados a tus pies. V. Ruega por nosotros, santa Madre de
Dios
DE ESTE NUEVO AMANECER R. Para que seamos dignos de alcanzar
las
De este nuevo amanecer promesas de Jesucristo.
tú fuiste el crepúsculo, mujer, V. Oremos:
tu Sí fue la respuesta Derrama, Padre, tu gracia en nuestros
con que el hombre Dios pudo nacer. corazones que has iluminado ya con el
Y en su candoroso andar conocimiento de la Encarnación de
las heridas Cristo no sufrió, Jesucristo,
tus manos fueron cuna de sonrisas y tu Hijo, anunciada por el ángel a la
algodón. Virgen;
Madre del mundo, Virgen paciente, condúcenos por medio de su pasión
tímido umbral que le abre paso al y de su muerte a la gloria de la
cielo; Resurrección.
dicen que hoy muere en la cruz Por Jesucristo nuestro Señor.
tu hijo Jesús. R. Amén.
Creció el niño hasta los treinta
como una hoja junto a ti, rama vital, 2. REINA DEL CIELO
pero este crudo otoño los hubo de
separar. V. Reina del Cielo, alégrate, ¡aleluya!
Pero llegará pronto el día porque el Señor a quien has merecido
en que lo vuelvas a ver, María, llevar, ¡aleluya!
en la gloria del reino celestial. ha resucitado, según su palabra
Madre del mundo ... ¡aleluya!
... tu hijo, semilla de luz. Ruega al Señor por nosotros ¡aleluya!
De este triste atardecer V. Goza y alégrate, Virgen María,
tú fuiste el crepúsculo, mujer. ¡aleluya!
Dpto. de Religión y Pastoral.

R. Porque resucitó verdaderamente el Mírame con compasión,
Señor no me dejes, Madre mía,
¡aleluya! en la última agonía
V. Oremos: de mi muerte.
Oh, Dios, que mediante la resurrección Amén.
de tu hijo, nuestro Señor Jesucristo te
dignaste alegrar al mundo: 6. LA PEQUEÑA CONSAGRACIÓN
concédenos, te rogamos, que por
intercesión de su madre, la Virgen ¡Oh Señora mía,
María, alcancemos los gozos de la vida oh Madre mía!
eterna. Yo me ofrezco todo a ti,
Por Jesucristo tu Hijo que contigo vive y en prueba de mi filial afecto te
y reina por los siglos de los siglos. consagro en este día mis ojos, mis
R. Amén. oídos. mi lengua, mi corazón: en una
palabra, todo mi ser.
3. BAJO TU AMPARO Ya que soy todo tuyo.
oh Madre de bondad, guárdame,
Bajo tu amparo defiéndeme y utilízame como
nos acogemos, instrumento y posesión tuya. Amén.
Santa Madre de Dios,
no desprecies las oraciones 7. ORACIÓN POR CHILE
que te dirigimos en nuestras
necesidades Virgen del Carmen, María Santísima,
antes bien líbranos de todo peligro Dios Te escogió como Madre de su
¡oh Virgen gloriosa y bendita! Hijo,
del Señor Jesús, que nos trae el amor y
4. LA SALVE la paz.
Madre de Chile, a Ti honraron los
Dios te salve, Reina y Madre de padres de la patria, y los más valientes
Misericordia, de la historia; desde los comienzos nos
vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios diste bendición.
te salve. Hoy Te confiamos lo que somos y
A ti clamamos lo desterrados hijos de tenemos; nuestros hogares, escuelas y
Eva. oficinas; nuestra fábricas, estadios y
A ti suspiramos gimiendo y llorando rutas; el campo, las pampas, las minas
en este valle de lágrimas. y el mar.
¡Ea!,l pues, Señor, abogada nuestra, Protégenos de terremotos y guerras,
vuelve a nosotros esos tus ojos sálvanos de la discordia; asiste a
misericordiosos nuestros gobernantes; concede tu
y después de este destierro, amparo a nuestros hombres de armas;
muéstranos a enséñanos a conquistar el verdadero
Jesús, fruto bendito de tu vientre. progreso que es construir una nación
Oh clemente, oh piadosa, oh dulce de hermanos donde cada uno tenga
Virgen María. pan, respeto y alegría.
Ruega por nosotros Santa Madre de Virgen del Carmen, Estrella de Chile,
Dios, en la bandera presides nuestros días y
para que seamos dignos de alcanzar en las noches tormentosas,
las sabiamente alumbras el camino.
promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Madre de la Iglesia,
Amén. Tú recibes y nos entregas a Cristo;
contigo nos ofrecemos a Él,
5. BENDITA SEA TU PUREZA para que sobre Chile extienda
los brazos salvadores de su cruz
Bendita sea tu pureza y la esperanza de su resurrección.
y eternamente lo sea, Amén
pues todo un Dios se recrea
en tan graciosa belleza. 8. MARÍA, ESPERANZA NUESTRA
A ti, celestial princesa,
Virgen y Madre María Tú eres, María, nuestra esperanza,
yo te ofrezco en este día porque has conocido todos los
alma, vida y corazón.
Dpto. de Religión y Pastoral.

sufrimientos de nuestra pobre María, tu corazón es grande, es un
humanidad. reino de libertad y un reflejo de mis
Has reconocido la estrechez de la más nobles ideales.
pobreza en Belén, las amenazas de la María, acompáñame y edúcame a dar
persecución y la huida al destierro, la y recibir, a reinar y servir.
inquietud de la peregrinación a Que en mis luchas y victorias siempre
Jerusalén, la angustia de la noche del estés tú. Que todos seamos hermanos
Jueves Santo, los tormentos del camino caminantes hacia el Padre y
del Calvario, la soledad al pie de la constructores de un mundo nuevo.
cruz. Porque en todas las Amén.
circunstancias supiste corresponder
completamente a la voluntad del 11. A LA REINA DEL MUNDO
Señor.
Tú eres nuestra esperanza, porque el Virgen María, Madre de la Iglesia,
mismo Jesús nos confió a ti en la hora recomendamos toda la Iglesia.
de la cruz, porque tú eres Acuérdate del pueblo cristiano que
verdaderamente nuestra madre. ponen en ti su confianza.
Te pedimos que cuides de todos tus Conserva sólida su fe, fortifica su
hijos como cuidaste a Jesús Niño. esperanza, aumenta su caridad.
Confiamos en ti como un niño confía Acuérdate de aquellos que viven en la
en su madre, tribulación, en las necesidades,
Llévanos hasta tu Hijo Jesús: ayúdanos especialmente de aquellos que sufren
a seguirle hasta el fin para que nuestra persecución Concede a todo el mundo
esperanza no sea defraudada. Amén. la paz en la verdad, en la justicia, en la
(Thomas Suavet) libertad y en el amor. Amén.
(Pablo VI)
9. DAME UN CORAZÓN DE NIÑO
12. GRACIAS POR TODO
Santa María, Madre de Dios
consérvame un corazón de niño, puro Gracias por todo, Madre, todo te lo
y cristalino como una fuente. agradezco de corazón, y quiero atarme
Dame un corazón sencillo que no a ti con amor entrañable. ¡Qué hubiese
saboree las tristezas; un corazón sido de nosotros sin ti, sin tu cuidado
grande para entregarse, tierno en la maternal!
compasión; un corazón fiel y generoso Gracias porque nos salvaste en
que no olvide ningún bien ni guarde grandes necesidades; gracias porque
rencor por ningún mal. con amor fiel nos encadenaste a ti.
Fórmame un corazón manso y Quiero ofrecerte eterna gratitud
humilde, amante sin pedir retorno, y consagrarme a ti con indiviso amor.
gozoso al desaparecer en otro corazón Amén.
ante tu divino Hijo; un corazón grande (P. José Kentenich)
e indomable que con ninguna
ingratitud se cierre, que con ninguna 13. CONSAGRACIÓN A MARÍA
indiferencia se canse; un corazón
atormentado por la gloria de Jesucristo, Querida y tierna Madre mía,
herido de su amor, con herida de su María, ampárame, cuida de mi
amor, con herida que sólo se cure en el inteligencia, de mi corazón y mis
cielo. sentidos para que no cometa nunca el
(L. de Grandmaison) pecado.
Santifica mis pensamientos, afectos,
10. PLEGARIA MARIANA JUVENIL palabras y acciones para que pueda
agradarte a ti y a tu Jesús y Dios mío y
María, Madre de Jesús y Madre mía, contigo llegue al Paraíso.
a quien abro mi corazón para librarlo Jesús y María denme su santa
de sus ataduras, para alimentarlo con bendición:
la nueva vida. En el nombre del Padre, y del Hijo y del
María, tú eres mi amiga, la rosa tan Espíritu Santo. Amén.
blanca de la pureza, la sonrisa amplia (P.Alberione)
y alegre de un niño, la estrella
verdadera de la paz. 14. ANTE LA INMACULADA
CONCEPCIÓN
Dpto. de Religión y Pastoral.

Reconozco y confieso con ardiente fe
el maravilloso privilegio de tu
Inmaculada Concepción.
Elevo mi plegaria de acción de gracias
por lo que tan maravilloso don significa
para toda la humanidad, como efecto
adelantado de la reconciliación, y en lo
que a mí en particular respecta, al
haber iluminado tanto mi humano
peregrinar.
Te ruego, Madre amada que me
permitas unir mi voz a la de todos
aquellos que en el mundo y a lo largo
de la historia te proclaman con sobria
y alegre firmeza:
¡Bienaventurada!

15. A LA VIRGEN DE LOS DOLORES

Señora y Madre nuestra: tú estabas
serena y fuerte junto a la cruz de
Jesús. Ofrecías tu Hijo al Padre para la
redención del mundo.
Lo perdías, en cierto sentido, porque El
tenía que estar en las cosas del Padre,
pero lo ganabas porque se convertía
en Redentor del mundo, en el Amigo
que da la vida por sus amigos. María,
¡qué hermoso es escuchar desde la
cruz las palabras de Jesús: "Ahí tienes
a tu hijo", "ahí tienes a tu Madre".
¡Qué bueno si te recibimos en nuestra
casa como
Juan! Queremos llevarte siempre a
nuestra casa.
Nuestra casa es el lugar donde
vivimos. Pero nuestra casa es sobre
todo el corazón, donde mora la
Trinidad Santísima. Amén.

16. ALÉGRATE MARÍA

Alégrate María,
Inmaculada y Santa, amada de Dios,
nueva Eva elegida, cooperadora de la
reconciliación.
Madre de Jesús y nuestra, incansable
auxilio de los pecadores, maternal
intercesora, acuérdate siempre de este
hijo tuyo. Amén.

17. ORACIÓN DEL FIAT

Santa María, ayúdame a esforzarme
según el máximo de mi capacidad y el
máximo de mis posibilidades para así
responder al Plan de Dios en todas las
circunstancias concretas de mi vida.
Amén.