You are on page 1of 2

Balunes que no son transformadores

En las bandas de UHF y microondas no es muy práctico emplear
transformadores, sobre todo cuando hay que manejar potencias significativas,
ya que una necesidad en un transformador es que la longitud total de los
alambres sea sólo una fracción chica de la longitud de onda. Eso lleva a
transformadores demasiado chicos para poder aislarlos adecuadamente,
además de varios otros problemas. Entonces se hacen balunes de otros tipos,
que por lo general son resonantes, y por ello sirven solamente en un rango de
frecuencias angosto, por ejemplo una sola banda de radioaficionado. A veces
también se emplean en VHF estos balunes
resonantes.
Esta foto muestra un balun 1:4 para UHF. El cable
que viene de abajo se une a otro trozo de cable, el
cual tiene exactamente media onda de longitud,
según el factor de velocidad del cable. Las mallas de
las tres puntas de cable se unen, y no llevan otra
conexión que esa unión. La carga balanceada
(antena) se conecta entre los vivos del trozo de cable
de media onda, y uno de esos puntos también recibe
el vivo del cable alimentador. Es muy sencillo de
hacer, pero hay que calcular, cortar y comprobar
bien la longitud de ese pedacito de cable.
Para entender como funciona este balun, hay que
conocer algunas de las propiedades de las líneas de
transmisión. Una de ellas es que una línea de media onda de longitud presenta
en su entrada exactamente la misma impedancia que ve en su salida,
independientemente de cual sea esa, y también independientemente de la
impedancia propia de la línea. Y otra cosa que hay que tener presente es que
la señal demora en recorrer la línea, y si ésta tiene media onda de largo,
entonces la señal de salida va a estar exactamente en contrafase con la señal
de entrada.
Imaginémonos que este balun está conectado a un elemento excitado plegado
de una antena Yagi, que da unos 200 Ω de impedancia. Entonces cada lado de
esa antena tiene 100 Ω respecto al punto medio imaginario. Los 100 Ω del
lado izquierdo de la antena van a aparecer reflejados con los mismos 100 Ω en
la entrada del pedacito de cable, al lado derecho, pero con fase contraria, es
decir, con la misma fase que presenta la señal que viene del lado derecho de la
antena! Como éste también presenta una impedancia de 100 Ω, esas dos
fuentes en paralelo producen 50 Ω, adaptándose perfectamente al cable
coaxial que baja.
Cabe repetir que este balun sirve solamente en un rango de frecuencias
angosto, en que la longitud de ese pedazo de cable sea muy cercana a media
onda.
En vez de usar una
línea de transmisión
coaxial, este tipo de
balun también puede
construirse con
cualquier otro tipo de
línea de transmisión.
Esta foto muestra un
balun de UHF hecho
en un trocito de
circuito impreso. El
trazo largo que parte
arriba , se va por la
izquierda y da toda la vuelta a la zona grande de cobre, representa el vivo de
la línea de transmisión de media onda de largo, mientras que la zona grande
de cobre es la masa. La distancia entre ellos, así como el ancho del trazo,
definen la impedancia de esa línea de transmisión. Pero como ya hemos visto,
la impedancia ni siquiera es crítica en esta aplicación! Lo que sí es crítico es la
longitud. Y en producción industrial es mucho más fácil reproducir un circuito
impreso en forma precisa, que cortar cables con una precisión equivalente. Por
ello este tipo de balun es muy común en sintonizadores de TV de UHF,
sistemas WiFi, etc.
En los puntos soldados va un conector coaxial por el otro lado de la placa, que
es la puerta desbalanceada de este balun. Las dos conexiones de cobre
desnudo arriba forman la puerta balanceada.