You are on page 1of 2

CONCEPTOS BASICOS DE SOBERANIA, PARTICIPACIÓN Y PROTAGONISMO.

SOBERANIA
Es el "poder absoluto y perpetuo de una República “El soberano es ahora la colectividad o
pueblo, y esta da origen al poder enajenando sus derechos a favor de la autoridad. Cada
ciudadano es soberano y súbdito al mismo tiempo, ya que contribuye tanto a crear la
autoridad y a formar parte de ella, en cuanto mediante su propia voluntad dio origen a esta,
y por otro lado es súbdito de esa misma autoridad, en cuanto se obliga a obedecerla.
También la palabra "soberanía" se conceptualiza como el derecho de una institución
política de ejercer su poder. Tradicionalmente se ha considerado que tres son los elementos
de la soberanía: Territorio, pueblo y poder.
La CRBV establece en su art 5, que:
La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la
forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por
los órganos que ejercen el Poder Público.
Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos.
PARTICIPACIÓN Y PROTAGONISMO
- La participación ciudadana se concibe como un medio o recurso que permite ampliar las
capacidades de acción del aparato público del Estado y otros visualizan la participación
como la influencia o incidencia de la ciudadanía en la toma de decisiones, especialmente,
en lo relativo a la definición de la agenda pública.
- Proceso social, dinámico, autónomo, consciente y crítico que se propone la
democratización del poder. Se motiva por intereses y/o valores que se pueden desarrollar
individualmente o colectivamente, en la sociedad y con respecto al Estado, dentro de un
contexto histórico determinado y bajo unas condiciones expresamente establecidas.
El protagonismo es participar en política que consiste en tener como parte de la sociedad al
poder del estado. Creemos que es utilizar el poder en beneficio del bien común y en
particular de los excluidos y marginados de la sociedad.
La CRBV establece:
En su artículo N° 6, establece el Gobierno Participativo (con protagonismo vinculante de
las poblaciones organizadas). Y una de sus instituciones más simbólicas y emblemáticas, la
“Revocabilidad” de todos los cargos por elección popular, mediante plebiscito a partir de la
mitad del período en ejercicio.
En su artículo N° 55°, establece la participación de la sociedad civil organizada en la
administración de la seguridad pública.
En su artículo N° 62, establece la participación vinculante de la sociedad civil organizada
como deber obligatorio del Estado.
En su artículo N° 66, establece con rango constitucional la exigencia de cuenta pública y
cumplimiento del programa ofrecido en campaña a los cargos elegidos por elección
popular.
En su artículo N° 70, establece con rango constitucional el derecho a la participación
protagónica, las asambleas ciudadanas vinculantes, las cooperativas y otras formas de
cogestión civil de lo público.
En su artículo N° 72, establece la revocabilidad de todos los cargos elegidos por votación
popular, a partir de la mitad del período en funciones y teniendo como requisito la solicitud
de referéndum por el 20% de los electores.
En sus artículos N° 73 y 74, establece que las leyes serán aprobadas o derogadas,
plebiscitariamente, con el requisito de que así lo soliciten o dos tercios de los legisladores o
el 5% de los electores del país.
En su artículo N° 141, establece el principio constitucional de participación en la
administración del Estado.
En sus artículos N° 158 a 185, establece la descentralización de los Estados y
municipalidades, con obligación de participación protagónica de la sociedad civil
organizada.