You are on page 1of 3

1

Motivación: una propuesta para compartir significados

La motivación es el proceso por el cual se instiga y logra mantener una actividad en forma continuada hacia
una meta. (Ottobre,S; Temporelli, W. 2010. La Crujía, pág. 38)
Motivar: proviene del verbo latín moveo, que quiere decir mover, motor.
Pensándolo profundamente, son palabras fuertes que sugiere un despliegue de acepciones tales como mover,
agitar, suscitar, provocar, cambiar…
Estos significados deben estar presentes, manifestarse en el espacio áulico y ser eje de la práctica docente

Motivar supone…. Movernos…sacudirnos, ponernos en marcha!

¿Para qué?
Para iniciar un camino hacia la búsqueda de nuevos aprendizajes y nuevas metodologías que nos permitan
encaminarnos al logro de resultados satisfactorios. No solo como desafío para nuestro propio crecimiento
profesional, sino también en vista al crecimiento de nuestros alumnos, sin los cuales nuestra tarea no tiene
sentido.
En el rol docente es primordial estimular a los estudiantes acercarlos a la realidad y al contexto en el cual se
desenvuelven, viven, crecen… no sólo para conocerlo y comprenderlo, sino para intervenir en él mediante
acciones y saberes construidos en clase colaborativamente y en vistas a aportar al bien común del entorno,
del cual él forma parte .Es a través de la solidaridad, la valoración social y la heteroestima como se logra
consolidar la propia estima, encontrando sentido a la que hace y aprende.
No olvidemos cargar en nuestros bolsos, mochilas, portafolios nuestros deseos, necesidades, expectativas,
porque ellas forman parte de este recorrido…son inherentes a la motivación y sin atarnos a idealizaciones y
olvidar que las tensiones, sinsabores, e incomodidades también le son propias al viaje.

¿Cómo logramos motivar?
¿Cómo motivamos a los alumnos, especialmente en el nivel medio, cuando muchos de ellos llegan por
obligación, con deseos de estar fuera de la escuela, con apatía y descontento?
Generalmente esta situación nos lleva a los docentes a estar desmotivados, desconcertados, en estas
circunstancias motivar al alumno es una necesidad y un gran desafío.
La motivación se vincula con la autoestima (optimismo) y la desmotivación, con la desesperanza (pesimismo).
Si en el aula nos proponemos generar un clima de optimismo y esperanza que le permitan al sujeto aprender
y valorar sus propias capacidades es necesario apuntar al cambio y la transformación.
Apasionarse por lo trascendente de la tarea docente, renovar el deseo de enseñar para lograr el deseo de
aprender. La toma de conciencia y el compromiso del docente con su actividad sin duda impactan y ejerce
influencia sustantiva en el rendimiento de los estudiantes.
Propongámonos cambiar los rutinarios encuentros con los alumnos y romper viejas estructuras centradas en
el hacer del docente para centrarnos en el hacer del alumno, generando situaciones diferentes rompiendo
códigos pedagógicos tradicionales y considerando múltiples variables referidas a:
 Las particularices contexto y
 Las características del grupo
Salgamos de ejercer la dirección del proceso para posicionarnos en coordinadores del proceso.
2

Encaminémonos a encender el fuego y una vez que el fuego está encendido, nuestra tarea es mantenerlo
vivo. A todos nos motivan diferentes cosas y nos motivamos en muchas formas diferentes, por lo que motivar a
un grupo no es tarea sencilla para el docente pero sí un paso necesario y agradable desafío.


BUSQUEMOS LAS MANERAS DE REUNIR A TODO EL GRUPO EN POS DE UN FINAL POSITIVO

Principios de motivación de grupo pueden ser de ayuda
  Dar siempre la esperanza.
o Es el primer principio de la motivación del grupo, una expectativa positiva de lograr un
resultado.
  Seamos creativos:
o Las acciones creativas resultan más potentes cuando se tratan de motivaciones intrínsecas,
esto refiere a las que surgen desde el propio deseo del sujeto.
  Mantengamos alto el deseo por enseñar.
o El docente en su labor será el que posibilite la autorreflexión, el que haga posible un trabajo
eficaz en el que la motivación intrínseca tenga un papel primordial y rescate la creatividad del
estudiante.
  Incorporemos el humor.
o Dependiendo de las particularidades del grupo, el humor utilizado adecuadamente, puede
llegar a ser una herramienta efectiva para motivar, ya que prepara el terreno, rompe el hielo y
establece vínculos diferentes propiciando la creatividad.
  Seamos afectuosos.
o No debemos olvidar que el alumno debe sentirse valorado, aceptado y recompensado con la
mayor objetividad posible para estar y permanecer motivado. El afecto puede demostrarse
desde lo gestual, lo verbal, lo físico…pero sin dejar de lado los límites o las observaciones ante
situaciones inesperadas en la conducta.
  Conozcamos el grupo y sus particularidades.
o Ello nos permitirá elegir las actividades más adecuadas, los recursos, las estrategias…teniendo
siempre presenta que necesitamos mantener alumnos esencialmente activos, aprenderán
haciendo, ya que la pasividad disminuye la motivación y la creatividad.
  Evaluemos.
o Motivación esencialmente es movimiento, lo que implica un punto de partida y uno de llegada,
en los cuales nos preguntaremos y evaluaremos diferentes aspectos, pero sin perder la idea de
que el camino de un punto al otro es un proceso. La evaluación deberá entenderse como un
proceso agradable, un medio para recuperar los conocimientos, para valorar el error como
parte del aprendizaje y una herramienta para motivar acciones futuras.

Aportes para la estrategia motivacional

  Considerar la inteligencia como una capacidad para resolver problemas.
  Explicar a los alumnos cuales son los objetivos propuestos.
  Conocer en forma integral al grupo de estudiantes.
3

  Orientar al alumno hacia el proceso más que hacia el resultado,
  Evaluar considerando todo el proceso de aprendizaje, logros y dificultades.
  Pensar las actividades de manera lógica y ordenada, partiendo de lo simple a lo complejo,
relacionando con sus conocimientos previos, otorgando significatividad a los contenidos.
  Fomentar la comunicación., el diálogo, la cooperación, la interacción.
  Proponer tareas que impliquen un desafío razonable, adaptado a la etapa evolutiva de los estudiantes.
  Enseñar para la vida, permitiendo y fortaleciendo el propio descubrimiento.
  Priorizar el razonamiento y la comprensión, para la resolución de problemas.



Modelos de intervención en el aula:
1. El modelo organicista,
 se centra en la tendencia del sujeto que aprende hacia el cambio, el progreso, la
necesidad de mejorar y superarse. En la evolución del sujeto se presentarán nuevas
necesidades que permitirán avanzar hacia su realización.
2. El modelo contextualista,
 que pone el acento en la experiencia social del sujeto que aprende en relación con sus
capacidades y habilidades. Los conocimientos que se le presentan a los alumnos
deberán vincularse con sus habilidades. La motivación es fundamental para conseguir
el interés por el aprendizaje.
3. El modelo socioeconómico,
 que toma aportes de la perspectiva social de Vigotsky. Este concibe al sujeto como un
ser social y el conocimiento como producto social. Vigostky introduce el concepto de
ZDP (zona de desarrollo próximo), que hace referencia a la distancia que existe entre
el nivel de desarrollo real, determinado por la capacidad de resolver problemas por si
solo y el nivel de desarrollo potencial, determinado por la capacidad de resolver el
mismo problema orientado por la intervención de un adulto o de un par más ventajado.
Es en esta zona donde puede intervenir el docente guiando al alumno para que su
desarrollo potencial se transforme en rea. En este marco, el lenguaje es entendido por
como la principal herramienta de transmisión de la motivación.

Fuente de consulta:
Ottobre S., Temporelli W. (2010) ¡Profe no tengamos recreo!: Creatividad y aprendizaje en la era de la
desatención. Editorial: La Crujía. Buenos Aires.