You are on page 1of 9

Argentina - 30 años de la masacre de Trelew: Cómo fueron los hechos

Al entererarse de su traslado a Rawson, Santucho converso con Agustín Tosco la posibilidad de la
fuga de Rawson.
- Che, gringo, ¿Cuántos il!"etros ha# del penal de Rawson al aeropuerto "as pr!$i"o% &i'o
Santucho
- (i se te ocurra, negro. )s i"posible fugarse de allí, ni con un sub"arino ruso, respondi! Tosco.
A principios de 'unio de *+,-, Santucho #a había aceitado suficiente"ente los contactos con el
e$terior co"o para poner en "archa el operativo de la fuga. .as noticias /ue le llegaban sobre la
co#untura política lo convencían de /ue no habría elecciones li"pias0 .anusse había congelado los
fondos sindicales # suspendido la personería gre"ial de la C1T por el respaldo de 2sta a 3er!n4
ade"ás, había establecido el -5 de agosto co"o fecha tope para /ue los candidatos de la futuras
elecciones fi'aran residencia en el país. .a intenci!n obvia era de'ar fuera de carrera a 3er!n.
Santucho ta"bi2n descartaba la posibilidad de un golpe de )stado /ue frenara el proceso
electoral. )n cuanto a la necesidad de /ue la guerrilla abandonara las ar"as decía /ue 6al no
darse posibilidad alguna de una elecci!n verdadera"ente li"pia # al no encabe7ar a las "asas en
este terreno ninguna corriente antii"perialista 8el 3artido 9usticialista, el radicalis"o # la
burocracia sindical no lo son el desarrollo del proceso electoral no obliga a la tregua, # hace
posible # necesario el entrela7a"iento de la lucha ar"ada con la lucha de"ocrática 8 ... :6. Sin
e"bargo, insistía en la idea de preparar una f!r"ula con candidatos obreros en caso de participar
en las elecciones.6: )llo era, en realidad, una respuesta a ;ontoneros, /uienes #a habían
anticipado su posici!n favorable a una tregua ante el in"inente retorno de 3er!n.
Santucho seguía cre#endo /ue una organi7aci!n /ue se deno"inaba revolucionaria no debía
so"eterse a 6una direcci!n burguesa6. 9a"ás de'aría de presionar a ;ontoneros para /ue se
radicali7ara hacia la i7/uierda. )se "o"ento llegará, pero por la co"binaci!n de tres
circunstancias0 las propias concepciones de ;ontoneros4 la presencia del )R3, disputándole el
terreno político de la i7/uierda ar"ada4 # la futura relaci!n trau"ática con 3er!n.
)l hecho de /ue .anusse estuviera reali7ando los <lti"os "ovi"ientos en el tablero para
condicionar la salida electoral # la arre"etida contra las organi7aciones sindicales - ta"bi2n había
sido intervenida la C1T de C!rdoba # apresados u obligados a la clandestinidad sus dirigentes,
proporcionaba a Santucho el principal argu"ento para insistir en la fuga # no confiar, co"o
;ontoneros, en /ue el nuevo gobierno, si lo había, de'aría en libertad a los presos políticos, #
"ucho "enos si 2stos eran guerrilleros. .as =AR coincidían con ;ontoneros en la necesidad de
una tregua pero pensaban /ue había /ue asegurar la libertad de los presos, sin apostar todas las
cartas a la bondad de un gobierno peronista. 3or eso cuando el )R3 decidi! la fuga del penal, s!lo
cont! con el apo#o decidido de las =AR # cierta co"plicidad de ;ontoneros.>
.a idea de Santucho parecía, al principio, descabellada. 3retendía organi7ar la evasi!n de cerca de
ciento die7 "ilitantes políticos de las tres fuer7as guerrilleras "ás i"portantes del país, ro"per
una ine$pugnable fortale7a del r2gi"en ubicada en una 7ona se"ides2rtica, # enfrentarse con
2$ito a un contingente de ,? soldados, *??? infantes de "arina, -?? gendar"es # unos cien
policías, /ue eran la custodia del lugar.
.o /ue sucedi! despu2s fue docu"entado en nu"erosas entrevistas # libros, pero hubo una
historia ínti"a de la fuga # de los hechos de Trelew /ue es posible narrar tres d2cadas despu2s de
acuerdo a los testi"onios de varios de sus protagonistas.
LA FUGA
)l )R3 había estado discutiendo varios planes de fuga. @no, /ue Santucho consider! co"o
alocado, incluía un rescate en un avi!n al/uilado /ue aterri7ara en el ca"po de la cárcel. Aabía
sido diseBado por el co"it2 "ilitar de Cuenos Aires. )l otro, /ue final"ente se llev! a cabo, fue
diseBado por Santucho, 1orriarán ;erlo # Dsatins#, pero había sido resistido por el co"it2 "ilitar
bonaerense del )R3, lo /ue Santucho considerará co"o una de las causas de las dificultades
posteriores a la fuga.
.a evasi!n debía co"en7ar con una seBal enviada por los contingentes guerrilleros desde afuera
del penal. Recibida la seBal, Santucho --/ue #a era sin duda el 'efe indiscutido de todos los grupos
ar"ados di'o0 6Ahora---, # se /uit! su pullover, co"o contraseBa. ;ientras, ;arcos Dsatins# se
dirigía hacia la puerta enfundado en un gabán de bolsillos anchos # grandes, cargado con una
pistola con silenciador entrada paciente"ente por las visitas en latas de dulce de batata. .a
sospecha de /ue el abogado radical ;ario A"a#a había colaborado en ello le costará la vida en
*+,E. .os guerrilleros tenían pocas ar"as, algunas p<as, cuchillos # palos. A su ve7, Roberto
Fuieto "archaba hacia una cita con el director del penal.
)ran, e$acta"ente, las *G del "artes *5 de agosto de *+,-.
Cuando co"en7! la fuga, Dsatins# dispar! sobre el guardiacárcel 9uan 1regorio Halen7uela, /ue
intent! i"pedir el escape, "atándolo. .os guerrilleros lograron copar el penal. .os sindicalistas
presos habían decidido no participar en la fuga. .os pri"eros en alcan7ar la puerta fueron
Santucho, ;enna, Dsatins#, Haca (arva'a, 1orriarán ;erlo # Fuieto. .os guerrilleros estaban
nu"erados para el orden de fuga del * al **?. Cuando #a estaban afuera de la cárcel, Santucho #
los de"ás no encontraron los ca"iones /ue debían estar esperándolos para llevarlos al aeropuerto
de Trelew4 los tiros adentro de la cárcel los habían dispersado. )l pri"er contingente de los seis
"á$i"os 'efes guerrilleros to"! el <nico coche /ue había per"anecido, con el estudiante de
Agrono"ía # Heterinaria Carlos 1oldenberg 8=AR: al volante. .os *+ guerrilleros restantes, /ue
habían logrado salir, lla"aron desde la guardia del penal a ta$is # re"ises. .legarían al aeropuerto
de Trelew con un retardo fatal.
Santucho # el pri"er grupo entraron al aeropuerto cuando el avi!n de Austral -un CAC *** con +E
personas a bordo- estaba carreteando. Santucho cru7! la pista corriendo 'unto a Haca (arva'a
/ue, disfra7ado de "a#or del )'2rcito, hi7o seBas al avi!n para /ue parara. &e la torre de control
no entendían lo /ue estaba sucediendo. )l avi!n se detuvo en ese "o"ento por/ue los
guerrilleros /ue habían subido antes en Trelew -el estudiante de ;edicina Ale'andro =erre#ra
Celtrán 8)R3:4 la "aestra Ana Iiesen 8=AR: # Híctor 9os2 =ernánde7 3al"eiro 8)R3:-- ocuparon la
cabina # a"ena7aron al co"andante de a bordo. .os pri"eros seis guerrilleros subieron, #
ordenaron esperar unos "inutos. &esde la torre de control del aeropuerto #a se había avisado a
un avi!n de Aerolíneas Argentinas pr!$i"o a llegar, /ue no aterri7ara. )l piloto del CAC ***
intent! resistirse. &i'o0 6(o ha# co"bustiblepara llegar a 3uerto ;ontt6. )ncaBonándolo, Santucho
respondi!0 63ues habrá /ue llegar igual6.
LA !"A#A $! %&G&L&A
J A las once # cuarto de la noche, el *5 de agosto de *+,-, los diecinueve co"batientes /ue no
habían podido evadirse de Trelew entregaron las ar"as en la rotonda del aeropuerto # fueron
llevados en !"nibus a la base Al"irante Kar. )l capitán de corbeta .uis )"ilio Sosa, 'efe de las
tropas de represi!n, les e$plic! /ue la "edida era provisional # se to"aba por/ue la 7ona había
sido declarada en estado de e"ergencia.
J @na hora antes había aterri7ado en el aeropuerto de 3udahuel, Santiago, el avi!n de Austral
capturado en Trelew. .as carreteras de acceso a la capital chilena estaban cerradas por los
carabineros # los periodistas eran "antenidos a distancia, para evitar todo contacto con los
guerrilleros fugitivos. Caía una lluvia intensa. A las once # "edia 8hora de Cuenos Aires:,
Santucho, Dsatins# # dos 'efes policiales co"en7aron a parla"entar en un sal!n central del
aeropuerto de Santiago. .a conversaci!n dur! seis horas # cinco "inutos.
J )n Trelew, el !"nibus "ilitar lleg! a la base poco antes de "edianoche. )l 'ue7 Ale'andro
1odo#, el director del diario 9ornada, el subdirector del diario )l Chubut # el abogado ;ario Abel
A"a#a no pudieron fran/uear el port!n de entrada # fueron invitados a "archarse.
J A las dos de la "adrugada, el *E de agosto, el co"andante de la brigada de infantería, general
)duardo Lgnacio Cetti, lleg! a Rawson desde Co"odoro Rivadavia # to"! el "ando de la 7ona de
e"ergencia. A las cinco se reuni! con el co"andante del H cuerpo de e'2rcito, general ;anuel
Angel Ceretti, /uien acababa de via'ar desde Cahía Clanca. Se "ovili7aron dos "illares de
efectivos para rastrillar el área. Se refor7! la vigilancia en la frontera entre las provincias de
Chubut # Río (egro. =ueron alertados todos los puestos policiales para evitar /ue los guerrilleros
-en cu#o poder estaba el penal todavía- # sus eventuales au$iliares e$ternos ensa#aran otra fuga.
A"bos generales decidieron la suspensi!n de todas las cere"onias de ho"ena'e a 9os2 de San
;artín /ue se preparaban para el día siguiente en la 7ona de e"ergencia, por falta de garantías6.
Al a"anecer, el alerta "ilitar se e$tendi! desde la cordillera a la costa en las provincias de
Chubut, (eu/u2n # Río (egro, norte de Santa Cru7 # sur de Cuenos Aires.
J A las 5.-?, hora de Cuenos Aires, Santucho # Dsatins# infor"aron a sus co"paBeros -a<n
refugiados en el avi!n de Austral- sobre las negociaciones en el aeropuerto, parla"entaron otra
ve7 con los 'efes policiales # regresaron al CAC LLL. A las 5.M5, los seis fugitivos del penal # sus
cuatro a#udantes -Iiessen, 1oldenberg, =erre#ra, =ernánde7 3al"eiro- ba'aron a tierra. Siete
"inutos "ás tarde, los pasa'eros varones retenidos a bordo se reunieron en el vestíbulo con sus
esposas e hi'os, liberados cinco horas antes. )l avi!n e"prendi! el regreso # lleg! al aeropar/ue
de Cuenos Aires a las ,.N- de la "aBana, ba'o una lluvia i"placable.
J .as autoridades "ilitares detuvieron a siete de los pasa'eros, acusándolos de conversar con los
co"batientes sin ocultar su si"patía.
J A las G.?G, los detenidos /ue "antenían ba'o control el penal de Rawson se rindieron
incondicional"ente a las tropas del general Cetti. .a prohibici!n de acercarse al penal era
absoluta. A las **, el periodista Aoracio Augusto =inoli, de la agencia Associated 3ress, fue herido
por un soldado cuando intentaba to"ar fotografías.
J Aacia el "ediodía, los abogados 1on7ále7 1arland, ;atarollo, Drtega 3eBa, &uhalde # 1alín,
defensores de algunos de los guerrilleros, trataron de llegar a Trelew en auto"!viles de re"ise.
Trope7aron con un cerco "ilitar /ue les i"pidi! acercarse a la ciudad. A la "is"a hora, los
abogados A"a#a e Aip!lito Solari Origo#en, /uienes no se habían "ovido de Rawson, trataron de
visitar a los presos. .as autoridades "ilitares les infor"aron /ue 6ese día no era posible, # /ue #a
no lo sería nunca6.
J.A las *G, el grupo co"pleto de abogados entrevist! a 9orge H Fuiroga, 'ue7 de la cá"ara federal
especial, /uien estaba a cargo del su"ario /ue se inici! despu2s de la fuga.> Fuiroga declar! /ue
2l no había decidido inco"unicar a los reclusos del penal, 6de "odo /ue los abogados pueden
visitar a sus defendidos nor"al"ente.
J )sa cá"ara, conocida co"o 6carnar!n6 en la 'erga de la 2poca, fue uno de los tribunales
especiales creados por el gobierno "ilitar violando la Constituci!n.
6. 3ero la prohibici!n sigui! en pie sin /ue nadie diera e$plicaciones. A las -?, A"a#a fue detenido
# puesto a disposici!n del 3oder )'ecutivo. (o saldría de la cárcel sino despu2s de cien días.
J A las --, el "is"o *E de agosto, los abogados Drtega 3eBa, &uhalde # 1on7ále7 1arland
procuraron arrancar al 'ue7 Fuiroga una orden /ue per"itiera la asistencia de "2dicos #
defensores cuando los diecinueve detenidos en la base aeronaval fueran interrogados. Fuiroga
desesti"! la petici!n.
J )n la "aBana del *, de agosto, el partido 9usticialista envi! un telegra"a al "inistro del
interior, Arturo ;or Roig0 6Recla"a"os respeto derechos hu"anos presos políticos unidad
carcelaria Rawson responsabili7ándolo por su integridad física a"ena7ada por "edidas de
represi!n6.
J )l "inistro, /ue sie"pre había negado la e$istencia de presos políticos en la Argentina # /ue
descreía de las torturas a pesar de las evidencias, envi! esta respuesta0 6Re/uiero se sirvan
precisar a /u2 "edidas concretas de represi!n se hace referencia # cuáles son las a"ena7as a la
integridad física # derechos hu"anos con relaci!n a los responsables de los sucesos de la víspera
en Rawson # Trelew. )l poder e'ecutivo nacional no acepta /ue "ediante acci!n psicol!gica se
pretenda presentar a los protagonistas del luctuoso suceso co"o vícti"as. =ir"ado0 Arturo ;or
Roig, "inistro del Lnterior6.
J )l gobierno "ilitar de Ale'andro Agustín .anusse recla"! en Chile la detenci!n preventiva de los
die7 co"batientes /ue habían pedido asilo, antes de /ue se iniciara el proceso de e$tradici!n. )l
canciller chileno Clodo"iro Al"e#da "anifest! /ue su país consideraría el caso de acuerdo con sus
le#es nacionales # con los tratados en co"<n con la Argentina. .as agrupaciones chilenas de
i7/uierda se "ovili7aron en Santiago para /ue Salvador Allende concediera un salvoconducto -a
falta de asilo político- para /ue los fugitivos salieran ru"bo a Cuba.
J )l lunes -*, ciento cuarenta soldados de gendar"ería llegaron a Rawson para refor7ar la
vigilancia del penal. .a "itad de ellos to"! posici!n en los e$tre"os de los pabellones, con ar"as
largas4 la otra "itad patrullaba el patio e$terior # las salidas. Seg<n un oficial del )'2rcito, 6ha#
versiones de /ue se tra"a un nuevo intento de evasi!n6. @no de los guardiacárceles e$plic! /ue
los refuer7os llegaron para 6prevenir posibles alteraciones del orden en el penal6.
J A las seis de la tarde de ese lunes, el co"andante de la 7ona de e"ergencia, general )duardo
Lgnacio Cetti, difundi! el bando "ilitar (> *. Su te$to0 6)l /ue incurra en actitudes /ue perturben
la nor"al convivencia, el orden # la tran/uilidad p<blicos, será repri"ido con la sanci!n de
arresto, salvo /ue el hecho constitu#a una infracci!n "ás grave, en cu#o caso será 'u7gado seg<n
corresponda. .a sanci!n de arresto será aplicada por orden irrecurrible, # se cu"plirá en el lugar
/ue se deter"ine, confor"e con las disposiciones del caso para esta 7ona de e"ergencia. )l
presente bando regirá desde las *M del día de la fecha, -* de agosto6.
J )n la edici!n (P M++ del se"anario 3ri"era 3lana /ue co"en7! a distribuirse la noche de ese
lunes, se public! una declaraci!n del teniente coronel ;uBo7, 'efe de operaciones de las tropas
regulares /ue actuaban en Chubut0 6)sto# desilusionado -di'o en el aeropuerto de Trelew, luego
de la rendici!n de los fugitivos-. Henía"os a li/uidarlos a todos # están vivos. Si se hubieran
ani"ado a disparar un tiro, no de'ába"os ni a uno. 3ero se rindieron, los "u# cobardes6. Dtro
oficial, /ue co"andaba a un grupo de /uinientos efectivos entrenados para la lucha antiguerrilla,
di'o 8seg<n la versi!n de 3ri"era 3lana:0 6)sperába"os una resistencia fero7, pero son unos
patoteros. (o pelean, son cagones6.
J )l "is"o lunes - *, desde las **. *? de la "aBana, la 'unta de co"andantes /ue gobernaba la
Argentina se reuni! en la Casa Rosada. Asistieron Ale'andro AgustínQ.anusse, presidente de la
naci!n # 'efe del e'2rcito4 Carlos Alberto Re#, co"andante en 'efe de la fuer7a a2rea4 1uído (atal
Coda, co"andante en 'efe de la ar"ada4 )7e/uiel ;artíne7, secretario de la 'unta4 Rafael 3anullo,
secretario general de la presidencia, # -Arturo ;or Roig, "inistro de Lnterior, poco despu2s del
"ediodía, el lengua'e de la reuni!n asu"i! una rigide7 "ilitar. Se incorporaron entonces 9os2
Rafael Aerrera, 'efe del estado "a#or general del e'2rcito,# Aer"es Fui'ada, 'efe del estado
"a#or con'unto. Antes de la una de la tarde, el canciller )duardo ;c.oughlin -un brigadier-
conferenci! en otro sal!n con el general chileno Sep<lveda # con el e"ba'ador Ra"!n Auidobro
sobre los die7 fugitivos /ue habían pedido asilo en Santiago4 allí se enter! de /ue el gobierno
socialista, cediendo a las "ovili7aciones internas, les entregaría salvoconductos para via'ar a .a
Aabana o a Argel.
)l do"ingo -, de agosto, el diario .a (aci!n contaría /ue, durante el diálogo, 6;c.oughlin
recha7!, en no"bre de .anuse, el pedido del el presidente chileno Salvador Allende de /ue se lo
de'ara actuar en funci!n de la situaci!n interna de su país. ;c.oughin adelant! al e"ba'ador
Auidobro /ue causaría un profundo desagrado al gobierno argentino cual/uier decisi!n chilena /ue
se apartara de las nor"as 'urídicas en vigor, advirti2ndole /ue ta"bi2n el gobierno argentino tenía
ra7ones de política interna para insistir en la posici!n en la cual se había situado6.
.os infor"es periodísticos sobre la reuni!n "ilitar del "ediodía # el parte oficial coinciden en los
no"bres, en los ob'etivos de la conversaci!n, en los horarios0 Fui'ada lleg! a las *N.M? para 6dar
cuenta de los recientes sucesos en Rawson # Trelew64 ;c.oughlin entr! una hora "ás tarde #
refiri! los por"enores de su entrevista con Auidobro.
Seg<n con'etur! el "atutino Cr!nica en su edici!n de agosto --, la pri"era parte de la asa"blea
fue destinada a anali7ar la le# de en"iendas a la Constituci!n, /ue unificaría los "andatos e
i"pondría la elecci!n directa de presidente # vice. )l resto del tie"po se habl! de la represi!n.
J 3oco antes de la "edianoche, en la sala de periodistas de la casa de gobierno, los
corresponsales anali7aron las decisiones /ue /ui7ás había to"ado la 'unta de co"andantes en
'efe. )nu"eraron las confidencias /ue habían recogido despu2s de las reuniones "ilitares de la
<lti"a se"ana 8el *E en el despacho de .anusse, el 'ueves en Dlivos # el *G en la lla"ada Sala de
Situaci!n:, evaluaron el escar"iento /ue 'efes de las tres ar"as /uerían i"poner a los guerrilleros
# los diversos castigos de los /ue se habría hablado. Al ter"inar la ronda de especulaciones, un
corresponsal ingl2s di'o en vo7 alta0 6)sta noche los "atan a todos6.
J Co"o contarían "ás tarde los sobrevivientes de la "atan7a, el trato /ue recibieron en la base
fue 6en parte ra7onable # en parte irra7onable6. .os despertaban a gritos, varias veces durante la
noche, # les ordenaban /uedarse cuerpo a tierra, desnudos o vestidos, en un patiecito /ue daba a
las oficinas. &os grados tres d2ci"as fue la "íni"a del *E de agosto4 uno ba'o cero hubo el --, a
las tres de la "adrugada.
Co"ían de a uno por turno, o de a dos, apuntados por una doble hilera de soldados /ue tenían
orden de disparar al "enor "ovi"iento inusual. 6RSi sere"os boludosS -ad"iti! durante uno de los
al"uer7os el teniente de corbeta Roberto 1uiller"o Cravo-. )n lugar de "atarlos esta"os
engordándolos.6
Lban al baBo de a uno, con las "anos en la nuca, atravesando ta"bi2n la doble hilera # con un
centinela detrás /ue les apuntaba a la cabe7a. >la pr!$i"a ve7 no va a haber negociaci!n -los
desafiaba el capitán Sosa-. .os va"os a cagar a tiros, sin tantos "ira"ientos6.
3ero esas hu"illaciones -dirá despu2s 1ustavo 3eralta- eran poca cosa para un grupo de
guerrilleros /ue no había fla/ueado ante la picana el2ctrica, los cadena7os, los si"ulacros de
fusila"iento, la sed # las asfi$ias en agua del inodoro.
=or7ados al silencio, oirían al viento ir # venir por la "eseta #er"a, reptando entre los "olles # los
calafates espinosos, o el chillido de alg<n rat!n de ca"po aplastado por las ca"ionetas /ue
pasaban. Sabían /ue toda fuga era i"posible, /ue no podrían si/uiera pensar en ella hasta /ue no
los sacaran de esa guarnici!n con novecientos ho"bres en estado de alerta # dos il!"etros de
ca"po por cubrir hasta la carretera ;adr#n-Trelew. (i soBar, co"paBero.
Toda la historia de la se"ana final cabe en unos pocos planos0 el de las co"idas, el de los
interrogatorios, el de la "atan7a. Se supone /ue los "udaron algunas veces de calabo7o, /ue
3u'adas estuvo 'unto a @lla una tarde # la "itad de una noche, en la pri"era celda de la derecha4
/ue ;aría Ang2lica Sabelli # Susana la 1orda .esgart co"partieron durante un par de días la
<lti"a celda de la i7/uierda. 3ero esos detalles #a no i"portan. S!lo sirven para reconstruir la
parte "ás opaca de la historia, los "ovi"ientos sin sentido /ue tan a "enudo son en la vida de
los seres hu"anos el preludio de la "uerte.
)l -- de agosto a las N.N? de la "adrugada los *+ prisioneros de la base Al"irante Kar fueron
acribillados, por una patrulla a cargo del capitán de corbeta .uis )"ilio Sosa, # del teniente
Roberto Cravo )ntre los "uertos estaban la "u'er de Santucho # Clarisa .ea 3lace. )l gobierno
e$plic! /ue se había tratado de un intento de fuga. .os tres sobrevivientes de la "asacre lo
des"intieron. )l presidente .anusse asu"i!, co"o co"andante en 'efe, la responsabilidad de lo
actuado por la ;arina. .a versi!n oficial la difundi! el 'efe del )stado ;a#or Con'unto,
contral"irante Aer"es.
.a noche del --, el gobierno sancion! la le# *+,+, /ue prohibía la difusi!n de infor"aciones sobre
o de organi7aciones guerrilleras. )n los días sucesivos, hubo "anifestaciones en las principales
ciudades de la Argentina. O "ás de E? bo"bas fueron colocadas en protesta por la "atan7a.
3eronistas, radicales, intransigentes, socialistas, co"unistas, trotsistas # de"ocristianos,
condenaron al gobierno. 3er!n calific! a las "uertes de 6asesinatos6. .a opini!n p<blica descre#!
de la versi!n oficial. )l -5 de agosto la C1T declar! un paro activo de *M horas. Se prohibieron los
velatorios p<blicos de los guerrilleros e'ecutados. )l co"isario de la 3olicía =ederal Alberto Hillar
desocup! con tan/uetas la sede del 3artido 9usticialista en la Capital =ederal, donde se velaba a
algunos de los 6co"batientes6, co"o los lla"aban sus co"paBeros de lucha, /ue fueron
enterrados luego clandestina"ente. Ana Hillareal fue sepultada en el ce"enterio de Coulogne.
.anusse envi! e"isarios a Chile para solicitar la e$tradici!n de los guerrilleros pr!fugos. Lntentaba
'u7garlos co"o delincuentes co"unes. Allende tenía dos opciones0
poner a los evadidos a disposici!n de la 'usticia chilena por el delito de piratería a2rea, en cu#o
caso la Corte Supre"a debía ocuparse del pedido de e$tradici!n del gobierno argentino, o
concederles el asilo # un salvoconducto para via'ar a Cuba co"o solicitaban los guerrilleros.
Allende, en principio, no descartaba la pri"era alternativa por/ue estaba convencido de /ue la
Corte de ninguna "anera podía considerarlos delincuentes co"unes. &e todos "odos, enco"end!
al asesor 'urídico de la presidencia, 9uan Custos, /ue les co"unicara /ue 2l nunca los devolvería a
las autoridades argentinas. )n las principales ciudades de Chile se reali7aron "anifestaciones
populares convocadas por el 3artido Socialista # el ;LR para e$igir al gobierno de Allende /ue se
les otorgara a los prisioneros el salvoconducto a Cuba.?M:
)l abogado &uhalde # su colega 1ustavo Roca fueron testigos privilegiados de lo sucedido en Chile
# de la decisi!n final de Allende de per"itir la salida de los guerrilleros hacia Cuba. )n l++?,
&uhalde revelará detalles in2ditos del episodio0
6)l "is"o día *5 de agosto, al enterarnos de la fuga, diecis2is abogados via'a"os a Rawson.
=ui"os, entre otros, Ra<l Radi7ani 1oBi, Rodolfo ;attarollo, Carlos 1on7ále7 1arland, Rodolfo
Drtega 3eBa # 3edro 1alín. (o pudi"os to"ar el avi!n por/ue los pasa'es estaban reservados
para el gobierno. Al/uila"os dos re"ises para /ue nos llevaran. (os pararon en todos los puestos
policiales desde Cahía Clanca. Cuando llega"os la "uerte se respiraba en el a"biente, estaba
"u# pesado. )n seguida nos hospeda"os en el "is"o hotel /ue el 'ue7 9orge Fuiroga, /uien
intervenía en los hechos e integraba la Cá"ara =ederal conocida co"o el Ca"ar!n, algunos de
cu#os 'ueces tenían denuncias entre otros, de presenciar las torturas a los detenidos # to"arles
declaraci!n en esas condiciones. 3ero 2l se neg! a vernos. )sa "is"a "adrugada presenta"os un
habeas corpus tirándoselo por deba'o de la puerta de su habitaci!n. )l *E de agosto Rawson era
co"o un territorio ocupado. Ta"poco pudi"os entrar a la base naval Al"irante Kar. Se nos
unieron ;ario A"a#a e Aip!lito SolarR Origo#en, radicales # abogados del lugar. (o pudi"os
traba'ar. Tuve el presenti"iento de /ue la "uerte rondaba sobre los prisioneros. ;ario A"a#a es
detenido4 intenta"os reali7ar una conferencia de prensa en su estudio de Trelew pero "edia hora
antes de la hora convenida lo volaron de un bo"ba7o.
6Regresa"os a Cuenos Aires Con la certe7a de /ue debía"os denunciar lo /ue despu2s,
trágica"ente, sucedería. .a situaci!n de los presos en Chile, ade"ás, era "u# difícil, así /ue nos
dividi"os las tareas. Drtega 3eBa per"aneci! en Cuenos Aires para ocuparse de las defensas4
9orge Oa"par, /ue aBos despu2s será asesor del "inistro del Lnterior 9ulio ;era =igueroa durante
la presidencia de Carlos ;ene", le envía un telegra"a al "inistro del Lnterior de .anusse, Arturo
;or Roig, dici2ndole /ue ante el peligro /ue corrían las vidas de los prisioneros en la base de la
;arina, lo responsabili7aba de lo /ue pudiera pasarles. @n telegra"a hist!rico, por/ue no es /ue
la "uerte fue casual sino /ue se advirti! /ue se "ataría a los prisioneros. Huela de otro bo"ba7o,
en Cuenos Aires, la gre"ial de abogados donde Drtega 3eBa debía dar una conferencia de prensa.
6)n la "aBana del -- de agosto parti"os hacia Chile ;ario A"a#a, 1ustavo Roca # #o. )l /ue
nunca supo por /u2 venía # despu2s se arrepinti! toda su vida fue Andr2s .!pe7 Acoto, del 3artido
Socialista. .os abogados del 3artido Co"unista argentino se negaron a ir. )n )7ei7a nos
entera"os, pero "u# confusa"ente, de lo /ue estaba pasando en Trelew. Reci2n en Chile,
"ientras íba"os en un ta$i al 3alacio de .a ;oneda, supi"os de la "asacre de los prisioneros, #
los no"bres de los "uertos. (osotros llegába"os para ir a ver a unos prisioneros #, en ca"bio,
"ás /ue en defensores nos converti"os en portadores de la noticia del asesinato de la "u'er de
Santucho # de la co"paBera de Haca (arva'a. Al resto de los fugados debía"os co"unicarles el
asesinato de sus "e'ores a"igos.
6Antes de verlos, "archa"os a de'ar nuestros e/uipa'es en un hotel, honda"ente preocupados
por la situaci!n # por tener /ue darles noticias tan tre"endas. Cuando ba'a"os al hall del hotel
nos estaba esperando un persona'e singular, /ue en esos aBos estaba por la Argentina0
Ra#"ond ;olinier, conocido en la LH Lnternacional co"o >;arcos>, hi'o de un ban/uero franc2s /ue
un buen día se había llevado los dineros de su padre # se había incorporado al trotsis"o. ;olinier
lleg! a ser secretario de Trots# # estaba casado con la ale"ana )li7abeth Tessel"an, con /uien
vivía en ;onte 1rande. )lla fue asesinada por las ==AA en *+,E. )l vie'o, /ue toda su vida fue un
gran conspirador, acercándose con disi"ulo nos dice0 >ustedes están sentados sobre un polvorín,
es algo "u# peligroso lo /ue hacen. 3or eso "e alo'2 en una habitaci!n al lado de la de ustedes.
Cual/uier cosa "e lla"an. 3ero necesito urgente"ente una entrevista con Robi. 3arti"os para la
cárcel, 1ustavo Roca # #o. )ncontra"os a los 3resos hechos casi una 'auría. Aparte de /ue les
resultaba difícil entender /ue los tuvieran presos dado el r2gi"en socialista, estaban e$asperados
por/ue les habían sacado la radio # por/ue alguien les había dicho algo de lo /ue había sucedido.
6)staban en un gran sal!n del pri"er piso, con re'as en las ventanas # una larga "esa. Algunos
estaban parados. ;e acuerdo de /ue Robi estaba sentado a la cabecera de esa "esa. Oo les digo
/ue había habido una "asacre de presos # ter"ino diciendo los no"bres de los "uertos. Ahí cada
uno reaccion! de "anera diferente. .os "ás i"pulsivos, co"o =ernánde7 3al"eiro o 1orriarán,
gritaban, "aldecían. Robi puso sus bra7os cru7ados sobre la "esa, apo#! la cara # /ued! así por
"ás de dos horas. (o pronunci! una sola palabra. Fued! co"o petrificado "ientras a su alrededor
los gritos llenaban el cuarto. =ue una escena desgarradora # a<n ho# no s2 /u2 fue "ás
con"ovedor0 si el llanto # los gritos, o el silencio petrificado de Santucho.
6A partir de ese "o"ento inicia"os una delicada gesti!n en dos direcciones0 por un lado los
cubanos, # por otro el gobierno de Allende. .uego de dos días, en la "aBana del -5 de agosto, la
secretaria de Allende nos lla"! a Roca # a "í para invitarnos a al"or7ar. Cuando llega"os a .a
;oneda nos sorprendi"os por/ue el al"uer7o era con todo el gabinete. )ra una "esa larga #
sole"ne, co"o todas en esas ocasiones. Allende presidía la reuni!n. (os dice /ue /uiere /ue
asista"os por/ue cada uno de sus "inistros e$pondrá sobre la tesis de e$tradici!n o de
encarcela"iento en Chile. .a ronda la co"en7! Clodo"iro Al"e#da e$plicando las dificultades
serias /ue planteaba la situaci!n para las relaciones bilaterales con Argentina, # aun con el resto
de los gobiernos vecinos co"o Colivia # Crasil. A suposici!n se su"aron todos los "inistros, unos
veinte, con una tibia diferenciaci!n de To"ic # una decidida defensa en favor de la libertad de los
guerrilleros, la <nica, del secretario del Tesoro, Antonio (ovoa ;ontreal.
6.a co"ida #a había ter"inado # pensa"os /ue las cartas estaban echadas. To"! la palabra
Allende, # di'o0 >Chile no es un portaviones para /ue se lo use co"o base de operaciones. Chile es
un país capitalista con un gobierno socialista # nuestra situaci!n es real"ente dificil Repiti!,
haci2ndolos propios, todos los argu"entos de sus "inistros. (osotros nos hundía"os cada ve7
"ás en las sillas. &e pronto, Allende di'o0 >.a dis#untiva es entre devolverlos o de'arlos presos...>.
Aubo un segundo de silencio /ue Allende ro"pi! con un puBeta7o sobre la "esa0 >3ero 2ste es un
gobierno socialista, "ierda, así /ue esta noche se van para .a Aabana>. (o podía"os creer lo /ue
escuchába"os4 corri"os a reali7ar las gestiones con Cuba para /ue volaran esa "is"a noche.
@na ve7 to"ada la decisi!n, Allende nos solicit! tres cosas0 /ue consigui2ra"os una declaraci!n
de 3er!n condenando la "asacre de Trelew # a favor de la liberaci!n4 ta"bi2n una declaraci!n de
condena a la "asacre de los partidos políticos argentinos # de la C1T. .a tercera, /ue nos cost!
bastante conseguir, era /ue Haca (arva'a se /uitara el unifor"e del )'2rcito argentino /ue a<n
tenía puesto. Cu"pli"os con todo. )llos via'aron esa noche a Cuba, de'aron las ar"as # el
unifor"e /ue llevaba Haca (arva'a para /ue fueran devueltos al gobierno argentino. .o <nico /ue
se llevaron fue una enor"e llave, del penal de Rawson, /ue luego le regalaron a =idel Castro. )sa
fue la historia ínti"a de Trelew. Santucho nunca cre#! /ue el gobierno peronista podía liberar a
los presos. &ecía0 (osotros so"os ene"igos estrat2gicos, nosotros cuestiona"os el siste"a, el
poder. (o nos van a largar>. )ra co"o una obstinada cuesti!n de principios /ue no le de'aba ver
los "atices. Sentía /ue si los de'aban en libertad les reba'aban la categoría de ene"igos fatales.6
Antes de partir para .a Aabana, Santucho recibi! la visita de Ceatri7 Allende, hi'a "a#or del
presidente chileno, /uien se había iniciado en las lides políticas en la 9uventud Socialista # se
sentía orgullosa de haber sido una de las pri"eras integrantes de las redes de apo#o al Che en
Chile, entre *+EE # *+E,.
-;i padre te envía su pistola, pa> /ue te defendai. .a"enta "ucho lo de tu co"paBera. &ice /ue
no co"parte el ca"ino /ue elegiste para Chile, pero /ue 'a"ás te olvides de ser fiel a tus ideas. O
/ue te abra7a. Ceatri7.
-1racias. &ile a tu padre /ue lo respeto por su honestidad, su valentía. O /ue deseo /ue el pueblo
chileno pueda derrotar a los "o"ios # al i"perialis"o. &efendere"os a Chile donde /uiera /ue
este"os -contest! Santucho.
.a "is"a noche del -5, dos horas antes de e"barcarse en el avi!n de línea de Cubana /ue lo
llevaría en vuelo directo a .a Aabana, Santucho habl! con sus tres hi'as, sus padres # su her"ano
9ulio, /ue esperaban la lla"ada en un departa"ento de la calle Cangallo al M??? en Cuenos Aires.
Fuería e$plicarles personal"ente a cada una de sus hi'as la "uerte de su "adre. )staba
desesperado por la p2rdida, pero con la to7ude7 del dolor volcada sobre la obsesi!n de continuar
la lucha. .a "atan7a, interpretaba, era la "a#or "uestra de agonía de la dictadura. Aabía /ue
apretar el acelerador para ter"inar de voltearla.
.os die7 guerrilleros aterri7aron en el aeropuerto 9os2 ;artí en la "adrugada del -E de agosto.
.os esperaban honores protocolares del 3artido Co"unista de Cuba # "anifestaciones populares
en su ho"ena'e.
)n una i"provisada conferencia de prensa, Santucho, Dsatins# # Haca (arva'a dieron, por
pri"era ve7 desde la fuga, su opini!n sobre la "asacre de Trelew. .a consideraban una 6salva'e #
desesperada respuesta de la dictadura6 a los recla"os populares. Reafir"aban, con la consigna 6la
sangre derra"ada no será negociada6 /ue seguirían en la lucha 6hasta la victoria final6 # /ue 6la
unidad de los revolucionarios, sellada con sangre en Trelew6 sería el legado a conservar por las
organi7aciones ar"adas. Santucho agreg!0 6)l )R3, las =AR # ;ontoneros han de"ostrado /ue los
"uros de ninguna prisi!n, ni ning<n asesinato salva'e del r2gi"en, pueden detener el deseo de los
revolucionarios de reunirse nueva"ente con su pueblo, de volver a la lucha contra la dictadura #
el i"perialis"o por una patria libre # socialista-.
)l grupo per"aneci! en Cuba hasta la pri"era se"ana de novie"bre de *+,-, parti! de allí
escalonada"ente hacia distintos destinos en )uropa # retorn! despu2s a la Argentina. )n el curso
de los dos "eses, seg<n las cr!nicas p<blicas de la prensa cubana, los guerrilleros visitaron la isla
# participaron en las brigadas de traba'os voluntarios habituales en la Cuba revolucionaria.
&urante el verano de *++* en .a Aabana, el periodista de Radio Relo', A"able A"ador, SD,
barbero antes de la revoluci!n socialista, periodista de la revista 9uventud Rebelde # dirigente
sindical, recordaría así al contingente guerrillero0
6Oo estaba al frente de la "icrobrigada de traba'o voluntario de la revista 9uventud Rebelde, en
Ala"ar, un barrio de .a Aabana donde estába"os constru#endo un edificio para los traba'adores
de la revista. &e repente lleg! una guagUita con un contingente de argentinos. ;e habían avisado
de /ue era un grupo "u# especial. Si "al no recuerdo, se habían fugado reciente"ente de una
cárcel # no podía"os hacerles preguntas i"pertinentes ni per"itir a los periodistas /ue les
to"aran fotos, por/ue ellos pensaban continuar la lucha en su país. )sos días, principios de
setie"bre de *+,-, había estado Silvio Rodrígue7 traba'ando con nosotros # cantándonos, #
recuerdo /ue Santucho # Dsatins# se habían aprendido de "e"oria esa canci!n de Silvio /ue se
lla"a >Si tengo un her"ano>.
6Santucho tenía un hu"or estupendo, # no "e e/uivoco cuando digo /ue se distinguía de los otros
argentinos. A pesar de /ue #o /uería darle traba'os suaves, 2l insistía en cargar blo/ues de
ce"ento, o ser el pri"ero en descargar ca"iones con "ateriales de construcci!n. Lba"os al
co"edor # no /uería ser el pri"ero0 le cedía el puesto a otro. )n el grupo era co"o un i"án. .a
atracci!n se centraba en 2l, era sin duda el principal dirigente, aun/ue ta"bi2n ;arcos Dsatins#
se le parecía. Traba'ába"os de siete de la "aBana a siete de la tarde. )n las siestas, /ue desde
/ue ellos estaban no dor"ía"os, Santucho parloteaba con nosotros. )ra un devoto del Che, #
sentía cierto orgullo infantil de /ue hubiera sido argentino. )ra un a"ericanista convencido, #
soBaba "ucho con una latinoa"2rica co"o Cuba, # nos ilustraba "ucho sobre la situaci!n de la
Argentina, /ue nosotros conocía"os poco entonces. Tenía, ta"bi2n, una curiosidad des"esurada
por todo. Fuería aprovechar su estadía con nosotros, /ue no dur! "ás de veinte días, para
aprender lo /ue pudiera del oficio de albaBil # de electricista. Su co"ple$i!n era robusta # estaba
sano, a diferencia de =ernando Haca (arva'a /ue tenía una pierna fracturada - si "al no recuerdo-
# lo tenía"os endere7ando clavos. Aan pasado dieciocho aBos # se han borrado "uchos detalles,
pero sí recuerdo /ue era tan discreto /ue se hablaba de su "u'er, asesinada en Trelew, # se
su"ía en un silencio doloroso. Su "uerte nos con"ovi!. )ra el ho"bre noble del grupo. O aun/ue
en su vida de revolucionario ha#a hecho cosas dolorosas - cuántos de nosotros he"os tenido /ue
to"ar el fusil en nuestra vida nos parecía in'usto /ue un ser tan generoso tuviera /ue "orir.6
3or el secreto /ue rode! la per"anencia del grupo en la isla --/uedan apenas algunas fotos #
reporta'es /ue fueron reproducidos por la revista Cohe"ia- s!lo se sabe /ue Santucho se
entrevist! esa ve7 -la <nica con =idel Castro. Fue escuch! una vastísi"a e$posici!n sobre la
historia de la revoluci!n cubana, # /ue habl! en escasas oportunidades, co"o era su costu"bre,
para e$plicar su estrategia # tácticas políticas. Oa entonces Castro no si"pati7aba con el cerrado
antiperonis"o del 3RT, aun/ue respetaba las convicciones de Santucho #, sobre todo, su
indo"able visi!n guevarista. )sta tesitura de =idel---/ue signará la historia de las relaciones con
Santucho- pudo tener varias e$plicaciones0 una, /ue los cubanos i"aginaban se"e'an7as entre el
;ovi"iento -E de 9ulio # el "ovi"iento peronista4 otra, /ue Cuba # Argentina no "antenían
relaciones diplo"áticas desde el derroca"iento de =rondi7i, cuando el gobierno argentino se había
su"ado al blo/ueo dispuesto por la D)A a petici!n de ))@@, # Castro tenía la pro"esa de 3er!n
de /ue, en caso de volver al poder, se nor"ali7arían las relaciones bilaterales.