You are on page 1of 3

Pobreza

La pobreza es una situación o forma de vida que surge
como producto de la imposibilidad de acceso o carencia de
los recursos para satisfacer las necesidades físicas y
psíquicas básicas humanas que inciden en un desgaste del
nivel y calidad de vida de las personas, tales como la
alimentación, la vivienda, la educación, la asistencia
sanitaria o el acceso al agua potable. También se suelen
considerar la falta de medios para poder acceder a tales
recursos, como el desempleo, la falta de ingresos o un nivel
bajo de los mismos. También puede ser el resultado de
procesos de exclusión social, segregación social o
marginación. En muchos países del tercer mundo, la situación
de pobreza se presenta cuando no es posible cubrir las
necesidades incluidas en la canasta básica de alimentos. La
situación persistente de pobreza se denomina pauperismo.1

La aplicación del concepto de pobreza a unos países frente a
otros se denomina subdesarrollo (países pobres).El concepto
de pobreza es fundamentalmente económico, aunque también
tiene impactos políticos y sociológicos. En la mayoría de los
contextos se la considera algo negativo, pero en algunos
ámbitos espirituales la pobreza voluntaria se considera una
virtud por implicar la renuncia a los bienes materiales (voto monástico de pobreza, junto con los de
castidad y obediencia). Históricamente la pobreza ha sido objeto de distintas valoraciones
ideológicas que implicaban distintas respuestas (véase Pensamiento económico medieval).

Mortalidad
Número proporcional de defunciones en población o tiempo
determinados. Se mide en relación con el total de una
población, mediante el índice de mortalidad, que indica el
número de defunciones registradas en un año por cada 1 000
habitantes. La mortalidad de los niños menores de un año se
expresa mediante el índice de mortalidad infantil, que indica
el número de niños que no ha alcanzado su primer año de
existencia por cada 1 000 nacidos vivos en el mismo año.

Desde un punto vista demográfico, la inveistgación sobre la
mortalidad tiene por objeto establecer la evolución y
estructura de las defunciones ocurridas en una población
y en un espacio geográfico determinado a lo largo del
tiempo.1

La tasa de mortalidad general ha experimentado durante
el siglo XX una notable disminución, particularmente en
los países de renta más alto. Eso, entre otros factores, ha
permitido que la población mundial pasara de poco
menos de 1000 millones en 1800 a 6850 millones en
2010. Dentro del mundo existen diferencias notables de
mortalidad. El África subsahariana es la región del mundo que presenta actualmente tasas de
mortalidad más altas (junto con algunos países que viven tragedias humanitarias).
Hambre

El hambre es la sensación que indica la necesidad de
alimento o ganas y necesidad de comer.1 También puede
ser escasez de alimentos básicos, que causa carestía y
miseria generalizada o apetito y deseo de algo.
Malnutrición es un término general que describe la condición
causada por una inapropiada nutrición o dieta, que puede
ocurrir en ambos casos, bajo falta o exceso de consumo de
calorías.
Hambruna es una escasez generalizada de comida que se
aplica a humanos o cualquier tipo de fauna, y usualmente
causa malnutrición, desnutrición, epidemias, y aumento de la
mortalidad en las regiones afectadas.
Desnutrición es una deficiencia en la ingesta de calorías y
proteínas, la cual, especialmente si es crónica, dificulta la
salud y puede llevar a problemas en el desarrollo físico o
intelectual que se pueden manifestar en diferentes problemas
de adulto. Y en casos muy agudos en el tiempo puede llevar,
más a menudo indirectamente que directamente (por la
debilidad ante cualquier enfermedad) a la muerte.

el hambre está producida por los grandes estímulos que
ejercen ciertas sustancias sobre nuestro cerebro. Así, por
ejemplo, la hipoglucemia, estimula al hipotálamo lateral y
produce estímulos vagales que nos obligan a comer, mientras que los ácidos grasos, la colesterina y
la serotonina estimulan al hipotálamo ventromedial y nos producen la sensación contraria del
hambre: la saciedad.

Desnutrición
La desnutrición es una enfermedad causada por una dieta inapropiada, hipocalórica e
hipoproteica. También puede ser causada por mala absorción de nutrientes como en
la celiaquia. Tiene influencia en los factores sociales, psiquiátricos o simplemente
patológicos. Ocurre principalmente entre individuos de bajos recursos y
principalmente en niños de países subdesarrollados.

La diferencia entre esta y la malnutrición es que en la desnutrición existe una
deficiencia en la ingesta de calorías y proteínas, mientras que en la malnutrición
existe una deficiencia, exceso o desbalance en la ingesta de uno o varios nutrientes
que el cuerpo necesita (ejemplo: vitaminas, hierro, yodo, calorías, entre otros).

En menores un cuadro clínico de desnutrición puede terminar en
Kwashiorkor que se da por insuficiencia proteica en la dieta o
Marasmo que trae como resultado flaqueza exagerada a falta de
un déficit calórico total en la dieta.

En los niños la desnutrición puede comenzar incluso en el vientre
materno. Las consecuencias de la desnutrición infantil son:
Niños de baja estatura, pálidos, delgados, muy enfermizos y
débiles, que tienen problemas de aprendizaje y desarrollo
intelectual. Mayores posibilidades de ser obesos de adultos. Las
madres desnutridas dan a luz niños desnutridos y las que
padecen anemia o descalcificación tienen más dificultades en el
parto con niños de bajo peso.
Natalidad

La natalidad suele calcularse tomando como referencia un
lapso de un año sobre la base de la cantidad de
alumbramientos de una comunidad por cada mil residentes.
Dicho dato es fácil de obtener y de interpretar, pero no
resulta muy preciso para medir la fecundidad ya que
depende de la estructura de edad y sexo de la comunidad
analizada. En un pueblo donde la mayor parte de la gente
supera los 40 años, por ejemplo, habrá una tasa de
natalidad inferior a un pueblo de personas más jóvenes.


Otras alternativas utilizadas para calcular la fecundidad son la
tasa de fecundidad general (opción que hace foco en la
relación existente entre la cantidad de nacimientos en un
determinado periodo de tiempo y la cantidad de habitantes de
sexo femenino en edad fértil) y la denominada tasa global de
fecundidad.
En este 2012 la publicación The World Factbook de la CIA
(Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos) ha
dejado patente que los países con mayor tasa de natalidad
son la mayoría del continente africano. Así, entre ellos se
encuentran Níger, Uganda, Malí, Zambia, Burkina Fasso,
Etiopía y Somalia que son los que lideran indiscutiblemente la clasificación.

Analfabetismo

El analfabetismo es la incapacidad de leer y escribir, que se debe
generalmente a la falta de aprendizaje. En los países que tienen
una escolarización obligatoria, el analfabetismo es minoritario.

Sin embargo, en algunos países la comprensión lectora puede ser
deficiente a pesar de que su tasa de analfabetismo sea pequeña
(iletrismo), ya que leer no es sólo descodificar las letras sino
entender mensajes por escrito.

En algunos países las leyes contienen disposiciones especiales
para analfabetos. Así, por ejemplo, el Código Civil Español
establece que aquellos analfabetos que deseen otorgar
testamento cerrado, y pidan a otra persona que se lo escriba,
deben firmar en cada una de las páginas.

Hoy en día muchos países con muchos analfabetos han puesto
en marcha efectivos proyectos de erradicación del analfabetismo
con sistemas que han demostrado alta efectividad.

Por ejemplo Perú está llevando a cabo una intensa capacitación,
con la cual se persigue el objetivo de poder llegar a la gente de
los pueblos más atrasados por medio de programas sociales y de
la televisión, a fin de disminuir el analfabetismo. Dentro de Argentina y siguiendo el modelo peruano en el
Cusco, existe un programa que toma en consideración la realidad sociocultural y sociolingüística de la Región
Cusco y tratamiento lingüístico que se propone y aplica; que se realiza en dos idiomas: quechua y español.