You are on page 1of 10

Internado Nacional Barros Arana

Departamento de Lengua Castellana
Profesor: Luis Rodríguez Iñiguez

GUÍA DE CONTENIDOS CONDENSADOS 2° MEDIO

Joven alumno: te invitamos a revisar los contenidos del género narrativo y género
dramático para que los puedas aplicar cada vez que lo requieras al analizar o crear una obra
de estos géneros.
GENERO NARRATIVO: es el género literario que comprende a todas aquellas obras que relatan hechos
sucedidos a alguien en algún lugar y en alguna época.
Toda obra narrativa está integrada por tres factores: - alguien que relata: un narrador - algo que se relata: lo que
le sucede a alguien en un espacio y tiempo - alguien para quien se relata: un lector o destinatario.
La obra narrativa da cuenta de una realidad "imaginaria" por ello utilia preferentemente la funci!n referencial o
representativa del lengua"e.
#sociándola a la situaci!n comunicativa habitual tenemos que:
Emisor Mensaje Receptor
$% narrador La narraci!n $l lector
EI mundo narrado : es el universo ficticio del que da cuenta el narrador y está compuesto por: los personajes,
las acciones que estos realizan, el espacio y el tiempo en que las llean a ca!o"
$&$'(L):
Mundo narrado "*uando (ablo era un ni+o, y hab-a llegado con su familia a
.antiago, su padre %e regal! una cámara fotográfica. "
#ersonajes : (ablo y su padre. Acci$n : le regal! una cámara fotográfica
Espacio : .antiago Tiempo : *uando (ablo era un ni+o
Autor y Narrador:
Tenemos que tener claro que el autor no es el narrador, el autor crea a un ser dentro de la narraci!n para que se
haga cargo del relato.
Narrador: es el ser ficticio que relata los hechos.
.egún el grado de conocimiento que el narrador tenga de los acciones que relata se %e caracteria como:
omnisciente, o de conocimiento relativo, y según su participaci!n en los hechos, en protagonista o testigo.
a% narrador omnisciente: es aquel que conoce, domina e interpreta todo lo que acontece. $ntrega diversos
tipos de informaci!n: ideas y emociones de los persona"es o también de él mismo/ hace comentarios sobre el
comportamiento de los persona"es/ domina el pasado de ellos y puede e0plicar las causas que los han conducido
al momento actual. 1o s!lo informa/ también da a conocer lo que piensan los persona"es/ critica y formula "uicios.
1arra en tercera persona gramatical. . $ste tipo de narrador lo puedes encontrar en numerosas obras narrativas.
(or e"emplo en el cuento:2'isa de 3équiem2
“Esto es el fin pensó el sacerdote, con una especie de escalofrío interior.
Como independiente de él - dos palomas -, sus manos revolotearon en el aire
limpio de la mañana y fueron a juntarse en el Misal. Haía en ellas una
suerte de nimo lanco! el reverero del sol recién amanecido ajo cuyo
to"ue se tornaan difusos los contornos# $ero el sacerdote no pensaa en el
Espíritu %anto, ni en palomas.
$ensaa! No tengo escapatoria.&
!% narrador de conocimiento relatio: cuenta solo lo que ve, informa sobre lo que aprecia e0ternamente. 1o emite
comentarios personales acerca de los persona"es, no conoce ni sus pensamientos ni sus deseos. Tampoco tiene idea de lo
que pasará más adelante. 1arra en tercera persona gramatical.
Ejemplo:" E' no contestó, entraran a un ar. E' pidió un ()is*y con a+ua, ella
pidió un -)is*y con a+ua. Ella mira, ella tenía un +orra de terciopelo ne+ra
apret.ndole la pe"ueña cae/a, sus ojos se arían oscuros, en una /ona a/ul,
ella se fijó en la corata de él, roja, con las pintas lancas sucias, con el nudo
mal )ec)o. $or el ventanal se veía el frente de una tintorería, al lado de la
puerta de la tintorería ju+aa un niño... 0
Narrador protagonista: es el persona"e central quien - en primera persona - relata su propia historia: lo que
le ocurre, lo que hace y lo que siente.
Ejemplo: "Pasan los años. Me miro al espejo y me veo, definitivamente marcadas bajo los ojos, esas
pequeñas arrugas que antes solo salían al reír". $n este fragmento la protagonista de la historia cuenta c!mo se
ve ella f-sicamente.
Narrador testi&o: también es un persona"e que asume el rol de narrar, pero no es el protagonista. $% está en
mayor o en menor grade involucrado en la acci!n como en el comportamiento de los otros persona"es. (ara su
relato utilia la primera persona gramatical.
Ejemplo:" 1o vi desde "ue se /amullo en el río. 2pec)u+ó el cuerpo y lue+o se dejó ir
corriente aajo, sin manotear, como si caminara pisando en el fondo. 3espués realsó la
orilla y puso sus trapos a secar. 1o vi "ue temlaa de frio. Hacía aire y estaa nulado.
Miró y remiró para todos lados y se fue. 4 ya ia yo a endere/arme para arriar mis
orre+os, cuando lo vi volver con la misma tra/a de desorientado0.
MO'O( ) E(TI*O( NARRATIVO(: .on las formas en que el narrador presenta el relato. .e distinguen cuatro:
a) Estilo direto: procedimiento narrativo en el que el narrador da paso a la intervención de los
personajes, para que estos den a conocer lo les pasa directamente. EI narrador interviene sólo para
estructurarla. Ejemplo: “Romina dijo: _ ¡Me siento feliz!
!) Estilo indireto: procedimiento narrativo en el que el narrador reproduce con su propia voz lo que
dice un personaje. Ejemplo: “Romina dijo que se sent"a feliz!.
) Estilo indireto li!re: es un procedimiento narrativo en el que el narrador se mantiene presente,
pero #a$la desde el interior del personaje, lo que produce una identificación del narrador con la
interioridad del personaje. Ejemplo: “3omina se sent-a feli, i(or suerte4, 5qué la habr-a hecho e0perimentar tal
sensaci!n62
+OM#O(I+I,N 'E *A O-RA NARRATIVA
Las obras narrativas constan de tres grandes partes: (lanteamiento - 7esarrollo o nudo y 7esenlace.
a% #lanteamiento: es la situaci!n inicial que parte con la presentaci!n del ambiente, de una época, de los
persona"es y cuál es el estado de estos.
!% 'esarrollo: es la etapa en que los persona"es vivencian un conflicto y luchan por darle soluci!n, se inicia con
el quiebre del equilibrio inicial, sucediéndole la cadena de acciones y se e0tiende hasta el punto má0imo de
tensi!n o cl-ma0.
c% 'esenlace: es la etapa final. $n ella se muestran los resultados del acontecer, el estado en que quedaron los
persona"es, si lograron o no la soluci!n del conflicto.
$"emplo:
"lantea#iento
Desarrollo
$%uie!re &&&&&&&&&&&&&& l'#a()
Desenlae
%na o varios personajes viv"an o
realiza$an cierta actividad.
*uando de pronto un hecho o
persona"e vino a perturbar esta vida8
(roducto de los hechos anteriores, se
instala una nueva vida me"or o peor.
'I(#O(I+I,N 'E *O( A+ONTE+IMIENTO(: $0isten tres posibilidades en la organiaci!n de los acontecimientos:
a% Narraci$n a!.oo 9desde el huevo:: es la narraci!n que comiena por el principio de la acci!n y continúa
siguiendo un orden cronol!gico de los hechos, obedeciendo a un principio de causa ; efecto. (or ello se le
reconoce como una narraci!n lineal. $"emplo puede empear desde el nacimiento de un persona"e y continuar el
relato de su vida hasta su muerte.
!% Narraci$n /In media res0: es la narraci!n que altera el orden cronol!gico, empeando por una instancia ya
avanada del argumento para luego avanar o retroceder en el orden de los hechos.
$"emplo: el cuento <$l =rbol2 de 'ar-a Luisa >ombal se inicia cuando la protagonista ya es adulta y luego se
reconstruye su vida a partir de los recuerdos.
$n el cuento <$l ?ombre2 de &uan 3ulfo , la narraci!n comiena en momentos en que el hombre huye y
luego se dan a conocer los hechos que motivan su huida.
c% Narraci$n /In e1trema res0: La narraci!n parte desde el desenlace de los hechos. (or e"emplo, en la obra <$l
Túnel2 el protagonista comiena su relato del siguiente modo:2>astará decir que yo soy &uan (ablo *astel quien
mat! a 'ar-a %ribarne2, y luego cuenta los hechos que le llevaron a esa situaci!n.
"E)SONA*ES: &on los seres que realizan acciones en el relato. 'ueden ser representación de
personas, animales o fenómenos de la naturaleza. (a) muc#as formas de clasificar a los
personajes, revisaremos dos de ellas:
1. Según su importancia en el relato pueden ser: principales, secundarios y anecdóticos:

a* "ersona+es prinipales: son aquellos que tienen una participación decisiva en los #ec#os.
&e clasifican en prota+onista ) en anta+onista.
$* "ersona+es Seundarios: son aquellos que tienen una importancia relativa en el desarrollo de la
acción.
c* "ersona+es aned,tios o epis,dios: son aquellos que tienen una participación escasa en las
acciones ) sirven para am$ientar social ) culturalmente el relato.
2. Según su composición o grado de complejidad: estáticos o evolutivos
a: #ersonajes est2ticos o planos: son aquellos que se comportan de la misma forma a lo largo de toda la obra.
9(or e"emplo, son buenos o malos desde el inicio hasta el desenlace:.
b% #ersonajes eolutios o es34ricos: son aquellos tratados con profundidad y dotados de una gran
comple"idad sicol!gica. (ueden evolucionar, caer en contradicciones, cambiar de conducta. 9(or e"emplo, una
"oven orgullosa que al inicio rechaa a un "oven provinciano, termina profundamente enamorada de él al final de
la obra:.
CA)ACTE)I-ACION DE .OS "E)SONA*ES
'ara caracterizar a un personaje de una o$ra narrativa podemos considerar tres aspectos: el f"sico,
el sicoló+ico ) el social.
En el aspeto /'sio: se puede se,alar la edad, se-o, estatura, conte-tura, color de pelo, piel,
ojos, etc. En el aspeto psiol,gio: considera las caracter"sticas espirituales del personaje:
car.cter, temperamento, sentimientos, actitudes, +rado de inteli+encia ) sensi$ilidad, am$iciones,
man"as, ideales, etc.
En el aspeto soial: se pueden tomar en cuenta: nivel socioeconómico, cultural, educación,
profesión u oficio, reli+iosidad, constitución del #o+ar, etc.
AM0IENTACION 1 ES"ACIO
EI espacio narrativo no sólo comprende los lu+ares f"sicos en que se desarrolla la acción sino que
tam$i/n la atmósfera espiritual que se crea en la o$ra ) el .m$ito social en que se desenvuelven los
acontecimientos. Espaio 2'sio: es el lu+ar donde ocurren los #ec#os. 'uede tratarse de un
espacio a$ierto: natural, ur$ano, rural, mar"timo, etc., o $ien, un espacio cerrado: el interior de una
casa un cine, $ar, una escuela, etc.
EI espacio f"sico tam$i/n inclu)e la /poca en que transcurre la acción.
Espaio psiol,gio: es el clima "ntimo que impre+na a la o$ra ) que resulta de los pro$lemas
s"quicos que presentan los personajes: ven+anza, odio, desilusión, soledad e incomunicación etc.
Espaio soial: es el entorno cultural, reli+ioso moral o social en el que se desarrolla la acción.
TIEM"O NA))ATI3O: # partir de @ABB se aprecia en las obras narrativas una ruptura con respecto a la utiliaci!n
del tiempo cronol!gico, relatando hechos con una disposici!n distinta a la de causa - efecto.
0ic#a anacron"a se manifiesta de dos formas: analepsis 4 prolepsis.
ANA.E"SIS : Es una vuelta al pasado. &i el narrador se u$ica en el presente o el futuro ) narra #ec#os
que #an ocurrido en el pasado 12ejano o cercano*. &i revive el pasado en forma e-tensa, se #a$la del
recurso llamado raonto5 si el recuerdo es $reve, se denomina 2las6 !a7&
E+e#plo de la t8nia del raonto: “En la memoria del sacerdote apareció la
ima+en de su padre. Era alto, duro. 5enía los )omros cuadrados de un
atleta, las manos +randes y toscas, los ojos a/ules# Cuando murió, él era
niño a6n.
3esde la memoria, su retina de niño comen/ó a devolverle a)ora 7 en un
torellino velo/ y sin orden, con el capric)oso des)ilv.n del sueño 7 las
estampas tr.+icas de su infancia.& "'isa de réquiem," Cuillermo >lanco
")O.E"SIS: es la narraci!n prospectiva o de anticipaci!n. $l narrador anticipa o anuncia hechos futuros.

El #is#o uento Misa de )8%uie# nos #uestra el uso de esta t8nia:
“4 en se+uida un rel.mpa+o, una intuición "ue estalló en su mente y le )i/o detenerse en
mitad del pasillo! me espera en la sacristía.
Eso era! no caía duda, $ensó en volver atr.s y )uir por el portón de entrada, pero
comprendió "ue los andidos vi+ilarían ese acceso, y no conse+uiría sino )acer un papel
m.s triste. 8o. 5enía "ue avan/ar# 9ruscamente!
Quizá después de todo no vigilen la entrada y quiera darme una oportunidad de escapar a
mí al sacerdote sí a lo mejor es eso.”
/las6 2or9ard: es la pro)ección #acia el futuro mu) $reve, moment.neo.
OT)AS T:CNICAS NA))ATI3AS 2° MEDIO
A partir de las investigaciones del sicoanalista Sigmund Freud, respecto del uncionamiento de la
conciencia los autores contemporáneos , entre ellos: Juan !ulo, Julio "ortázar, #ar$a %uisa
&ombal, #ario 'argas %losa, (uillermo &lanco, Jorge %uis &orges, )rnesto Sábato, etc. intentan
representar lo me*or posible los conlictos a nivel de conciencia, las angustias del +ombre y el modo
en que están presentes en su vida. ,ara ello incorporan algunas técnicas como las siguientes:
MON;.OGO INTE)IO): $s una modalidad e0presiva mediante la cual un persona"e de la obra ; sin
interenci$n del narrador ; manifiesta directamente los conflictos de su conciencia. $so lo transforma en un
te0to relativamente independiente dentro del discurso narrativo. $% mon!logo interior, a diferencia del fluir de la
conciencia que veremos más adelante, conserva una organiaci!n sintáctica refle"ada en la secuenciaci!n l!gica
de las oraciones, estructurada a través del uso de la puntuaci!n. # continuaci!n un e"emplo de mon!logo interior
de un fragmento de la novela /*a ciudad y los perros”, del escritor peruano 'ario Dargas Llosa. $n esta obra,
uno de los protagonistas refle0iona acerca de una perra vagabunda llamada 'alpapeada, la que se hab-a
encari+ado con el persona"e monologante.
"Era porfiada la hacían volar a patadones y ella volvía a la carga, ladrando y mostrando sus dientes,
unos dientes chiquitos de perrita muy joven. Ahora ya está crecida, debe tener más de tres años, ya
está vieja para ser perra, los animales no viven mucho, ... o recuerdo haber visto que la !alpapeada
coma mucho. Algunas veces le tiro cáscaras, esos son sus mejores banquetes. "orque la hierba s#lo la
mastica$ se chupa el jugo y la escupe. %e mete un poco de hierba en la boca y se queda horas masca y
masca, como un indio su coca. %iempre estaba metida en la secci#n y algunos decían que traía pulgas
y la sacaban, pero la !alpapeada siempre volvía, la botaban mil veces y al poquito rato la puerta
comen&aba a crujir y ahí abajo aparecía, casi junto al suelo, el hocico de la perra y nos daba risa su
terquedad y a veces la dejábamos entrar y jugábamos con ella. o s' a qui'n se le ocurri# ponerle
!alpapeada. unca se sabe de d#nde salen los apodos. (uando empe&aron a decirme )oa me reía y
despu's me calent' y a todos les preguntaba qui'n invent# eso y todos decían *ulano y ahora no s'
c#mo sacarme de encima ese apodo, hasta en mi barrio me dicen así."
SOLILOQUIO: )s un tipo de monólogo interior en el que el persona*e +abla consigo mismo pero con
la intencionalidad de ser escuc+ado por un supuesto p-blico. "onserva totalmente la estructura
sintáctica y los signos de puntuación.
)*emplo en el cuento: .)l /ombre0 )l perseguidor da a conocer por qué él no estaba en su casa en la
noc+e del crimen en contra de su amilia:0 Me acuerdo. ue el domingo aquel en que se me muri! el
reci"n nacido y fuimos a enterrarlo.#
CO))IENTE DE .A CONCIENCIA:
$% flu"o de conciencia puede ser apreciado en términos muy generales como un mon$lo&o interior que
responde espec-ficamente a contenidos mentales carentes de una estructura l!gica. $ste recurso busca
reproducir el fluir inconsciente de pensamientos que aparecen en la mente de algún persona"e. $sta es la ra!n
por la que su estructuraci!n discursiva es ca!tica y no obedece a las normas lingE-sticas cotidianas. Los signos
de puntuaci!n sufren una alteraci!n severa, cuando no, desaparecen, porque la intenci!n de esta técnica
consiste en mostrar las ideas más -ntimas en toda su dimensi!n, esto es, desorganiadas. $% flu"o de conciencia
es uno de los medios más eficaces para que nos enteremos de la personalidad más profunda de los persona"es.
$% e"emplo que hemos tomado corresponde al cuento "'isa de 3équiem", del escritor chileno Cuillermo >lanco.
“ voy a hacer mi defensa la pr'dica será mi alegato defensivo ante el tribunal que ha venido a
erigirme el negro ante el jue& negro ante su conciencia negra debo prepararme debo meditar bien
las palabras apropiadas las ideas que podrían influir en su ánimo tal ve& salvar su alma y no porque
me miento porque trato de engañarme yo no estoy tratando de salvar su alma ojalá que la salvara
ojalá que quisiera salvarla que pudiera querer algo más que salvarme yo y debería ser lo contrario
primero su alma y despu's mi vida habrá más regocijo en el reino de los cielos por un pecador
arrepentido que por cien justos o mil justos olvid' cuántos justos no importa y yo soy uno y tal ve&
no soy justo o par lo menos no tengo derecho a sentir que lo soy porque ya eso me haría poco justo y
poco digno señor que yo pueda desear la salvaci#n de esta alma hundida en la sombra porque si no
la deseo c#mo podr' salvar la mía yo que soy tu sacerdote+.
!uillermo Blanco: "#isa de r$%uiem"
MONTA*E: en narrativa es una técnica 9tomada de la cinematograf-a: que consiste en trasladar al lector o
espectador de un ambiente a otro o de un hecho presente a uno del pasado, en virtud del aparecimiento de un
ne0o o de un elemento asociador común. $". ?ay monta"e en 5*a noc6e !oca arri!a5 de &ulio *ortáar, pues
se muestran dos realidades: la ciudad y la selva, el elemento que sirve de ne0o en este caso es el olor"
$% monta"e visualmente es una especie de collage.
G78A 'E E9ER+I+IO( :; ME'IO
<" En el si&uiente relato:
<8 >ogart enciende un cigarrillo, un avi!n surca el cielo de la noche. $lla se fue para siempre, mientras él para siempre se
pasará el dedo pulgar por los labios, beberá su FhisGy y pedirá a su vie"o amigo el negro .am, e0imio pianista, que le
permita repetir el famoso tema. Luego andará a otras pel-culas perseguido por polic-as y asesinos a sueldo. .erá *apitán
de <*aine2, con toda su neurosis/ navegará en <La 3eina #fricana2 r-o aba"o hasta el lago, hundirá un barco alemán en
pleno romance con la *atherine ?epbum/ se casará con Lauren >acall. #cunará ni+os en braos. Dia"ará en yate,
amanecerá con la cruda, dará pu+etaos en el mes!n del bar,8 pero ya no podrá volver a <*asablanca2 como nadie puede
volver a lo que más am!.2 <>ogart2, Cermán #restiábal
Se ha empleado la técnica llamada: a1 !aconto b1 Flas+ bac2 c1
,rolepsis
:" *ea el si&uiente te1to: "$ra e0tra+o ese temor, porque siempre hab-amos ba"ado al cauce del r-o descolgándonos por el
te"ido de fierros que sostienen el puente. #vanamos una cuadra por la avenida, luego doblamos a la derecha y caminamos
un buen rato en silencio. #% descender por el minúsculo camino hacia el lecho del r-o, >rice+o trope! y lan! una
maldici!n. La arena estaba tibia y nuestros pies se hund-an, como si estuviéramos sobre un mar de algodones."
=A qu4 tipo de narrador corresponde el 3ra&mento anterior>
a: $rota+onista : 5esti+o c: ;mnisciente d: 3e
conocimiento relativo
H. *a si&uiente 6istoria: "*uentan de un sabio que un d-a tan pobre y m-sero estaba, que s!lo se sustentaba de unas
hierbas que cog-a. - 5?abrá otro más pobre y triste que yo6 - entre s- dec-a - y cuando mir! hacia atrás vio que iba otro
sabio cogiendo las ho"as que él arro"!. "
=?u4 estilo narratio utiliza> a: 7irecto b: %ndirecto c: %ndirecto libre
I. *ea con atenci$n: "$n una sala ba"a y estrecha, el capata de turno, sentado en su mesa de traba"o y teniendo delante
de s- un gran registro abierto, vigilaba atentamente la ba"ada de los obreros en aquella fr-a ma+ana de invierno, (or el
hueco de la puerta abierta se ve-a el ascensor aguardando su carga humana que, una ve completa, desaparec-a con él
callada y rápida ... "
=?u4 tipo de narrador est2 presente en el 3ra&mento anterior>
a: Testigo. b: (rotagonista. c: )mnisciente. d: a y c
3. EI si+uiente te-to:! 1aci! de buen humor y en d-a festivo. Jue recibido por toda su familia, que se encontraba ah-
reunida con motivo del feste"o. 7icen que su madre se ri! tanto con uno de los chistes que se contaron en la sobremesa,
que se le rompi! la fuente. (rimero crey! que la humedad que sent-a entre las piernas era orina que no hab-a podido
contener a causa de la risa, pero pronto se dio cuenta de que no era as-, que ese torrente era la se+al de su doceavo hi"o
que estaba a punto de nacer. $ntre risas se disculp! y se dirigi! a su habitaci!n. 7espués de haber pasado por once partos
anteriores, este último s!lo le tom! unos minutos. 7io a lu un ni+o que, en lugar de llegar a este mundo llorando, lleg!
riendo".
Del relato anterior pode#os a2ir#ar %ue:
I. Est. relatado en tercera persona +ramatical. I I. 0a a conocer un mundo cotidiano.
I I I. 'resenta un narrador prota+onista I 4. %tiliza el estilo narrativo indirecto.
a: .!lo % b: .!lo % % c: % y % % d: .!lo % y % % % e: %, % % y % D
K. *ea atentamente: /#adre Nuestro que est2s en el cielo0
"'ientras tanto el sargento interrogaba a su madre y a su hermana, el capitán se llev! al ni+o, de la mano a la otra piea.
- 57!nde está tu padre6 - pregunt!.
- $stá en el cielo ; susurr! él.
- 5*!mo6 - 5?a muerto6 - pregunt! asombrado el capitán.
- no - di"o el ni+o. Todas las noches ba"a del cielo a comer con nosotros.
- $% capitán al! la vista y descubri! la puertecilla que daba al entretecho".
=?u4 estilo narratio utiliza el relato>
a: 7irecto b: %ndirecto c: %ndirecto libre
@" En el 3ra&mento si&uiente o!seramos un traslado en el espacio y el tiempo de un plano a otro, el personaje de
Misa de R4quiem A mientras espera a su a&resor . recuerda un 6ec6o pasado" (imult2neamente el relato da cuenta
de dos 6ec6os"
<La no torn! a tener conciencia de lo que hac-a. 1otaba de vaga manera el movimiento de sus manos, u o-a las f!rmulas
latinas que a la distancia profer-a su boca, en la misma forma inerte en que podr-a o-r u ver un feligrés distra-do, presente
s!lo en lo f-sico. (or cumplir con la letra del precepto.
'ientras, en su interior, las imágenes del miedo se suced-an otra ve en galope de potros desbocados, potros
desbocados en la noche, en el temporal8 y la noche era esa otra noche de hac-a ocho o die a+os, cuando recibi! la
noticia y corri! a los establos y mont! sin silla en un potro recién domado para lanarse al campo, al temporal, sin
impermeable ni manta a galopar8con las riendas apretadas en las manos, espoleando su cabalgadura como si aún fuera
tiempo, y él sab-a que era tarde, que (edro ya hab-a muerto82
#or lo que se puede a3irmar que se 6a utilizado la t4cnica narratia llamada:
a% Montaje !% Mon$lo&o interior c% +orriente de la conciencia
TI"OS DE MUNDO NA))ATI3OS 2° MEDIO
MUNDO NA))ATI3O: Es el universo de ficción en el que se desarrollan los acontecimientos
relatados ) en los que participan personajes situados en un espacio ) tiempo determinados.
5l+unos te-tos de estudio descri$en tres realidades narrativas: m"tico 6le+endaria, cotidiana )
on"rica, esta$leciendo la diferencia con los efectos perse+uidos: maravilloso, realista ) fant.stico,
respectivamente7 pero #a) otros que indistintamente los denominan a am$os mundos narrativos.
8osotros vamos a definir ) ejemplificar a cada uno de estos mundos como si+ue:
<& EI #undo #'tio:
Est. representado por aquellos relatos que narran
#ec#os que se #a$r"an llevado a ca$o en los tiempos
ori+inales, en ellos se intenta e-plicar el ori+en del
mundo ) del #om$re +racias a la intervención de seres
so$renaturales: dioses, divinidades menores, #/roes 9
seres mitoló+icos. 2as sociedades en que se ori+ina$a
un mito cre"an en la verdad de ellos, por lo que adopta
para ellos un car.cter sa+rado. 2os relatos no
precisan fec#a, ni lu+ar determinado.
Ejemplo::En la tierra no #a$"a
nada. %n esp"ritu $ondadoso
viv"a en el aire ) aplastó a los de
menos poder que se re$elaron,
convirti/ndolos en monta,as )
volcanes ) a los arrepentidos en
estrellas! 5l+unos t"tulos:: ;caro )
0/dalo:, :2a caja de 'andora:,
etc.
. 2& EI #undo legendario:
<orresponde a los relatos que se $asan en
#ec#os #istóricos & en la invención popular,
posee ras+os fant.sticos ) el prota+onista
puede ser una persona com=n, #/roe, o$jeto 9
animal personificado. <omo los relatos tienen
ra"z fol>lórica reci$en caracter"sticas del lu+ar
de donde provienen. 'ertenecen a la tradición,
sin autor conocido.
Ejemplo::Mas dedicados a la em$ria+uez ) a
la flojera viv"an los ind"+enas en sus tierras
cerca del 2a+o 2lanqui#ue. EI 'ill.n, +enio
mal/fico, #a$"a mezclado entre esos #om$res
varios de sus secuaces para provocar males
entre ellos. 2os enloquec"an, deforma$an sus
rostros... ? ellos no alcanza$an darse cuenta
de lo +rave de la situación.:
=& EI #undo otidiano:
Est. presente en los relatos que dan a
conocer el diario vivir de cualquier
persona en una /poca ) comunidad
determinada 1descripción o$jetiva )
detallada*. EI mundo representado se
centra en lo re+ional ) autóctono de un
pa"s, constitu)/ndose en un cuadro de
costum$res.
5l+unos autores representativos:
Mariano 2atorre, 2uis 0urand, Marta
@runett, @enito '/rez Aaldós, 5nton
<#ejov, (ern.n Rivera 2etelier, Manuel
Rojas.
Ejemplo::&eis meses pasan lentos cuando
transcurren all", pero al fin de esos seis meses por
venir, soportados pacientemente, est. la vida se+ura,
la $uena vida al aire li$re ) sin tropiezos, que una
e-periencia dolorosa es $astante para a$rir los ojos
al $ien ) al mal. 5lzó la cara ) miró la cuerda, fina
ra)a so$re lo $lanco del muro. &eis meses... %na de
las manos se alzó ) se co+ió sólidamente a un nudo.
4olver arri$a ) dejar que un d"a sucediera a otro d"a )
que muc#os acumulados formaran los seis meses
que Ies dar"an la li$ertad. 8o, )a esta$a decidido... :
Dos 6o#!res 2rente a un muro: Marta @runett
>& EI #undo on'rio:
Ejemplo:
&e #alla en los relatos que presentan un
universo confuso, inesta$le, contradictorio,
cam$iante, inesperado +o$ernado por la
interioridad. &e Intenta mostrar la
conciencia tal como opera en el sue,o, por
lo que el lector no sa$e qu/ es realidad )
qu/ es sue,o.
Este tipo de mundo se da preferentemente
en los relatos que tratan los problemas
e-istenciales del #om$re: la soledad, la
an+ustia ) la incomunicación
5utores representativos: Mar"a 2uisa
@om$al, Aa$riel Aarc"a M.rquez, B.2.
@or+es, Buan Rulfo.
:5ca$o de despertar de un sue,o, ) me palpo ) me
o$servo atentamente para ver si soy yo. 'orque en el
sue,o no era yo; en el sue,o )o era un cocodrilo, un lar+o
) oscuro cocodrilo pl.cidamente recostado en el fan+o de
la ri$era, $ajo un sol que quema$a todo, menos mis
+ruesas escamas dorsales. 0e cuando en cuando
$osteza$a, ) al $ostezar a$r"a las fauces
inconmensura$les en que los dientes a+udos, prontos al
crimen, forma$an filas como soldados en parada. Era un
cocodrilo, ) en el sue,o )o no sa$"a que era )o el que
so,a$a.
0e pronto despert/ ) fui de nuevo yo, como antes de
sonar. 'ero a#ora que me 'alpo ) o$servo atentamente,
no s/ si fui )o el que en el sue,o era un cocodrilo, & si es
un cocodrilo el que suena que so) yo”.
?& EI #undo realista:
<orresponde a los relatos que tienen como
o$jetivo reflejar el mundo tal cual es, como lo
vivimos diariamente, con todas sus le)es )
manifestaciones. &u finalidad es reflejar
o$jetivamente los ras+os caracter"sticos de su
/poca, los lu+ares, los tipos #umanos, las
causas ) los efectos de un determinado #ec#o.
Ejemplos de este tipo de literatura son la
naturalista ) la costum$rista.
5l+unos autores representativos: Au) de
Maupassant, (onore de @alzac, 5l$erto Romero,
8icomedes Auzm.n...
Ejemplo::5unque mis compa,eros camina$an
cerca, no los vela, no los sent"a. Me 'areció que
mi cere$ro i$a a entrar en e$ullición. Cuve miedo
de #allarme solo, ) repentinamente, ec#/ a
correr #acia cualquier parte, ululando
empavorecido, lejos de los perros, que me
perse+u"an. 8o supe m.s. 0e entre una malla
trepadora, mis camaradas me desenredaran.
D¡'or 0ios EFu/ te pasaG E8o nos conocesG
¡&omos tus ami+os
D 0on <lemente, prorrumpió: Hranco,
desandemos este camino: 5rturo est. enfermo.:
(La Vorágine: Bos/ Eustasio Rivera *
@& EI #undo 2antAstio:
Est. representado por aquellos relatos
que presentan una trans+resión en el
orden racional de los acontecimientos.
%n #ec#o so$renatural irrumpe en una
situación cotidiana, provocando un
sentimiento de e-tra,eza, de duda, de
sorpresa ) miedo en el lector. EI #ec#o
so$renatural instala un eni+ma, que no
se resuelve, no #a) e-plicaciones
racionales que aclaren su aparición.
&imilar a lo que ocurre en el mundo de
los sue,os.
&e dan el motivo del do$le, el motivo
de los mundos comunicantes, las
metamorfosis, la realidad dentro de la
realidad, etc.
5utores representativos: Bor+e 2uis
@or+es, Hranz Iaf>a, Bulio <ort.zar,
entre otros.
Ejemplo::(u$o un tiempo en que )o pensa$a muc#o en
los a-olotl. I$a a verlos al acuario del jard"n des 'lantes )
me queda$a #oras mir.ndolos, o$servando su inmovilidad,
sus oscuros movimientos. 5#ora so) un 5-olotlJ.

Final del Juego: Bulio <ort.zar
:&e #a$"a escapado de la escuela. Era la primera vez, ) Ie
pareció que la mejor manera de pasar el tiempo seria
viendo una pel"cula. 2le+ó al cine compró una localidad
$arata, listo para sumer+irse en un mundo apasionante...
En la pel"cula, un peque,o actor #ac"a el papel de un
escolar que, por primera vez, se escapa$a de la escuela.
'areci/ndole que la mejor manera de pasar el tiempo era
en un cine, compra una localidad $arata ) entra a la sala
cuando en la pantalla un actor de pocos a,os #acia el
papel de un escolar que, por primera vez, K
:%na mujer est. sentada sola en una casa. &a$e que no
#a) nadie m.s en el mundo: todos los otros seres #an
muerto. Aolpean a la puerta:.
C#omas @aile) 5ldric#
B& EI #undo ut,pio:
EstA representado por a%uellas o$ras
literarias que #acen referencia a un lu+ar
ine-istente, perfecto, un sitio ima+inario
irrealista, ideal ) perfecto pero que
puede ser posi$le. &e plantea un mundo
muc#o mejor al que conocemos como
“real!. Aeneralmente, propone modelos
Ejemplo: :&i esa multitud de tra$ajadores se repartiese
entre los pocos oficios que son necesarios a la vida
natural, la a$undancia de materias de primera necesidad
seria forzosamente tan +rande que los precios estar"an
por de$ajo del presupuesto alimenticio de los artesanos.
'ero si todos los #om$res que actual mente se emplean
en oficios vanos, si todas las clases ociosas que ve+etan
en la pereza ) el a$andono, cada uno de cu)os
miem$ros +asta una parte de '& o$tenido por el tra$ajo
sociales, nacionales, culturales.
del pró-imo i+ual a la de los que producen, fueran
o$li+ados a tra$ajar en al+o de utilidad e inter/s com=n,
f.cilmente salta a la vista el poco tiempo que ser"a
necesario para o$tener todo lo precise para las
necesidades & para llevar una e-istencia conforta$le, as"
como para el l"cito $ienestar, ) todav"a so$rar"a:.
Comas Moro: Utopía 1L3LM*
C& EI #undo #araDilloso:
<orresponde a los relatos que
muestran una realidad ficticia en que
todos los #ec#os est.n fuera de las
le)es ló+icas. &e caracteriza por la
presencia de seres m.+icos 1#adas,
duendes, $rujas, o+ros, dra+onesK*,
#ec#os iló+icos que son naturales o
normales sólo dentro de ese mundo.
8ada de lo que all" sucede se pretende
e-plicar7 se asume que es cierto.
<omo ejemplos, tenemos 2a
<enicienta, @lancanieves, (ansel )
Aretel, “El señor de los anillos” de
Tolkien, entre otros.
“2os 8az+Nl retornaron, ) como )a el &e,or Oscuro
empeza$a a medrar ) a desple+ar fuerza, las voces de los
siervos, que sólo e-presa$an la voluntad ) la malicia del
amo tene$roso, se car+aron de maldad ) de #orror.
Aira$an sin cesar so$re la ciudad, como $uitres que
esperan su ración de carne de #om$res condenados.
4ola$an fuera del alcance de la vista ) de las armas, pero
siempre esta$an presentes, ) sus voces siniestras
des+arra$an el aire. ? cada nuevo +rito era m.s
intolera$le para los #om$res. (asta los m.s intr/pidos
termina$an arroj.ndose al suelo cuando la amenaza oculta
vola$a so$re ellos, o si permanec"an de pie, las armas se
les ca"an de las manos tem$lorosas, ) la mente invadida
por las tinie$las )a no pensa$a en la +uerra, sino tan sólo
en esconderse, en arrastrarse, ) morir.!
P(rrafo de “El regreso del Rey”) de Tolkien
B" El mundo de lo real marailloso C)s un submundo del mundo maravilloso1.
&e caracteriza porque los personajes ) su entorno
est.n inmersos en un mundo en el cual se
mezclan ) entrelazan la fantas"a, el misterio, la
cotidianeidad, lo m"tico en una realidad =nica7
adem.s no e-iste el sentimiento de la e-tra,eza.
Codo lo narrado es posi$le, aun cuando las le)es
ló+icas son trans+redidas. Esta visón de mundo
inclu)e el inconsciente, el sue,o ) la alucinación,
confi+urados como espacios ori+inales.
8o se e-plica la presencia de elementos fant.sticos:
E'or qu/ llueve can+rejosG
2os personajes aceptan ) no cuestionan la ló+ica del
elemento m.+ico: “#a) que cerrar la puerta para que
no entren los can+rejos!.
(a) una riqueza en detalles sensoriales: “EI olor a
can+rejo mojado penetra$a toda la casa!. E-iste la
distorsión del tiempo como c"clico 1todos los d"as era
lunes* & puede estar ausente.
Inversión de la causa ) efecto: el personaje puede
sufrir antes de vivir la tra+edia. EI mila+ro ) lo
racional coe-isten, los mitos, las le)endas,
supersticiones se entremezclan con pro$lemas
sociales ) conflictos pol"ticos. 2a trama es circular &
la$er"ntica, #a) saltos en el tiempo ) el espacio.
5utores representativos: <arlos Huentes, Mario
4ar+as 2losa, <ort.zar, Mi+uel Pn+el 5sturias,
Aa$riel Aarc"a M.rquez, etc.
:2a ciencia #a eliminado las distancias:,
pre+ona$a Melqu"ades. “0entro de poco, el
#om$re podr. ver lo que ocurre en cualquier
lu+ar de la tierra, sin moverse de su casa.: %n
mediod"a ardiente #icieron una asom$rosa
demostración con la lupa +i+antesca: pusieron
un montón de #ier$a seca en mitad de la calle
) le prendieron fue+o mediante la
concentración de los ra)os solares. Bos/
5rcadio @uend"a, que a=n no aca$a$a de
consolarse por el fracaso de sus imanes,
conci$ió la idea de utilizar aquel invento como
un arma de +uerra. Melqu"ades, otra vez, trató
de disuadirlo. 'ero terminó por aceptar los dos
lin+otes imantados ) tres piezas de dinero
colonial a cam$io de la lupa. Qrsula lloró de
consternación. 5quel dinero forma$a parte de
un cofre de monedas de oro que su padre
#a$"a acumulado en toda una vida de
privaciones, ) que ella #a$"a enterrado de$ajo
de la cama en espera de una $uena ocasión
para invertir"as. Bos/ 5rcadio @uend"a no trató
siquiera de consolarla, entregado por entero a sus
e0perimentos tácticos con la abnegaci!n de un
cient-fico y aun a riesgo de su propia vida.
“Cien años de soledad, de ar!ía "#r$%e&'
10. El mundo de ciencia ficción
$ste mundo aspira a ser tomado como veros-mil
9cre-ble: incorpora lo cient-fico, ya que es un augurio o
un anticipo a lo que la sociedad podr-a llegar a ser
más adelante: un mundo avanado en tecnolog-a o en
v-as de destrucci!n.
Temas propios de esta literatura son los
Ejemplo: “<uando aquella noc#e el due,o de la
tienda de equipajes escuc#ó la noticia, transmitida
directamente desde la Cierra en una onda de luz
sonora, Ie pareció al+o mu) $onito.
%na +uerra i$a a estallar en la Cierra.
EI due,o de la tienda de equipajes se asomó a la
puerta ) miró al cielo.
&", all. esta$a la Cierra, en el cielo nocturno,
Internado Nacional Barros Arana
Departamento de Lengua Castellana
Profesor: Luis Rodríguez Iñiguez
descubrimientos y usos de ob"etos de última
generaci!n, via"es fuera del planeta, e0traterrestres/
historias de robots o personas con microchips en sus
cuerpos, entre otros.
descendiendo como el sol detr.s de las colinas.
2as pala$ras de la radio ) aquella estrella verde
eran lo mismoK!

."rónicas #arcianas!, Ra) @rad$ur)
Gu'a de e+eritai,n de .OS MUNDOS NA))ATI3OS 2° Medio
SeEale a %u8 tipo de #undo orresponden los siguientes 2rag#entos 4 el punto de Dista de su
lasi2iai,n& /unda#ente su Elei,n&
L. ".u tra"e y sus maneras estaban muy distantes de aseme"arse a las maneras y al tra"e de nuestros elegantes de la
capital. Todo en aquel "oven revelaba al provinciano que viene por primera ve a .antiago. .us pantalones negros,
embotinados por medio de anchas trabillas de becerro, a la usana de los a+os @MIN - IH/ su levita de mangas cortas y
angostas/ su chaleco de raso negro 9 ... :/ su sombrero de e0tra+a forma y sus botines abrochados sobre los tobillos por
medio de cordones negros compon-an un tra"e que recordaba antiguas modas, que s!lo los provincianos hacen ver de
tiempo en tiempo por las calles de la capital".
Fragmento de: “Martin Rivas”. A. Blest Gana.
Cipo de mundo:
Hundamento :
R.
<Oeus pretend-a e0terminar a la raa humana sin piedad alguna, pero (rometeo, conmovido ante las capacidades de los
hombres, tom! el fuego y se lo entreg! a la humanidad, regalando en ello la clave del conocimiento de las artes, de la
memoria, de los números, de la medicina8 <
Cipo de mundo:
Hundamento :
S.
<#l caer la tarde, dos desconocidos se encontraron en los oscuros corredores que conduc-an a una galer-a de cuadros.
*on un ligero escalofr-o, uno de ellos di"o:
- $ste lugar es siniestro. 5Psted cree en fantasmas6
- - Lo no ; respondi! el otro- 5L usted6
- -Lo, s- ; di"o el primero, y desapareci!2
Cipo de mundo:
Hundamento :
T.
<*uando ni+o fue a la escuela, hac-a mucho tiempo que el sol y la lluvia hab-an desbaratado el gallinero. $l ángel andaba
arrastrándose por acá y por allá como un moribundo sin due+o. Lo sacaban a escobaos de un dormitorio y un momento
después lo encontraban en la cocina. (arec-a estar en tantos lugares al mismo tiempo, que llegaron a pensar que sea
desdoblaba, que se repet-a a s- mismo por toda la casa, y la e0asperada $lisenda gritaba fuera de quicio que era una
desgracia vivir en aquel infierno lleno de ángeles2
<Pn .e+or muy vie"o con una alas enormes2, Cabriel Carc-a 'árque
Cipo de mundo:
Hundamento :
3.
"La Liebre de 'aro tom! el relo", lo e0amin! melanc!licamente y lo hundi! en su taa de té/ luego, volviéndolo a mirar
con atenci!n, no se le ocurri! nada me"or que repetir lo que ya hab-a dicho: Q(ero si era mantequilla de primeraQ. 'ientras
tanto, #licia hab-a estado mirando el relo" por encima del hombro de la Liebre con curiosidad. QRSué relo" más raro4, en ve
de las horas del d-a indica los d-as del mes9 ... :".
Fragmento: “Alicia en el País de las Maravillas”. e!is "arroll. Editorial #$vent$d. %&&'.
Cipo de mundo:
Hundamento :
M.
# los @N minutos, @@ segundos del lanamiento, saltamos la tercera valla en el horario fi"ado, cuando los grandes motores
e0ternos del cohete se cerraron y cayeron. La estábamos fuera de la atm!sfera y hab-amos acumulado suficiente
velocidad, de modo que solamente necesitábamos el largo empu"e final del motor sostenedor para que nos llevara hasta
la !rbita prevista2. (a)lan los astrona$tas* #o+n ,ile
Cipo de mundo:
Hundamento :
U.
<#bri! los o"os y era de tarde, con el sol ya ba"o en los ventanales de la larga sala. 'ientras trataba de sonre-r a su
vecino, se despeg! casi f-sicamente de la última visi!n de la pesadilla. $l brao, enyesado, colgaba de un aparato con
pesas y poleas. .inti! sed, como si hubiera estado corriendo Gil!metros, pero no quer-an darle mucha agua/ apenas para
mo"arse los labios y hacer un buche. La fiebre lo iba ganando despacio y hubiera podido dormirse otra ve, pero
saboreaba el placer de quedarse despierto, entornados los o"os, escuchando el diálogo de los otros enfermos82
a -oc+e Boca Arri)a” #$lio "ort./ar
Cipo de mundo:
Hundamento :