You are on page 1of 28

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLITICAS

DOCENTE: Dr. EDGAR MEDINA RUEDA
CICLO: V
TEMA: “SINDICATO DE OBLIGACIONES Y
SINDICATO DE OBLIGACIONISTA”
MONOGRAFIA PRESENTADA POR:
 MARCELO LAGOS MUÑOS
 GLORIA LLANQUE SAHUA

TACNA –PERÚ
2014





DEDICATORIA

El presente trabajo va dedicado A todos los jóvenes estudiantes de la
facultad de derecho ciencia y política, futuros profesionales aquellos que
tienen las ansias de salir adelante cumplir sus metas, sueños quizás será
difícil pero no imposible y esperemos que esta información sea de una buena
ayuda.














AGRADECIMIENTO

Primeramente agradecemos a Dios por la oportunidad de seguir viviendo y por
darnos el pan de cada día, A nuestros padres por el apoyo incondicional que nos
brindan día a día, y a los profesores porque día a día muestran su interés por
nuestra superación brindándonos todos sus conocimientos y apoyo incondicional.
ÍNDICE

DEDICATORIA ................................................................................................................................. 2
AGRADECIMIENTO ........................................................................................................................ 3
INTRODUCION ................................................................................................................................. 5
CAPITULO I .................................................................................................................................... 6
NATURALEZA, ANTESCEDENETE Y CONCEPTO ................................................................. 6
1. NATURALEZA DEL SINDICATO ....................................................................................... 6
2. ANTECEDENTES ................................................................................................................ 6
3. DEFINICIÓN Y CONCEPTO .............................................................................................. 9
CAPITULO II FUNCIÓN, CONSTITUCIÓN Y DISOLUCIÓN, FUNCIONAMIENTO
INTERNO, ASAMBLEA GENERAL, COMISARIO .................................................................. 11
4. FUNCIÓN ............................................................................................................................. 11
5. CONSTITUCIÓN Y DISOLUCIÓN ................................................................................... 11
6. FUNCIONAMIENTO INTERNO ....................................................................................... 12
7. ASAMBLEA GENERAL DE OBLIGACIONISTAS ......................................................... 12
8. EL COMISARIO .................................................................................................................. 16
CAPITULO III SINDICATO DE OBLIAGACIONISTAS Y CONCURSO DE
ACREEDORES, LEY DE TITULO VALORES .......................................................................... 18
9. SINDICATO DE OBLIGACIONISTAS Y CONCURSO DE ACREEDORES ............. 18
10. LA LEY Nº 27287-LEY DE TÍTULOS VALORES .......................................................... 19
TITULO II - REPRESENTACION DE LAS OBLIGACIONES .......................................... 19
TITULO III - OBLIGACIONES CONVERTIBLES ............................................................... 20
TITULO IV - SINDICATO DE OBLIGACIONISTAS Y REPRESENTANTE DE LOS
OBLIGACIONISTAS .............................................................................................................. 21
TITULO V - REEMBOLSO, RESCATE, CANCELACION DE GARANTIAS Y
REGIMEN ESPECIAL............................................................................................................ 25
FINALIDAD .............................................................................................................................. 27
BIBLIOGRAFIA ............................................................................................................................... 28

Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


5
INTRODUCION

El presente trabajo de investigación, trata el tema de los sindicatos, el cual
forma parte de las estructuras de cualquier organización o empresa aportando
desde la perspectiva laboral infinidades de soluciones el tema
de Recursos Humanos. Desde sus orígenes los sindicatos trabajan
activamente por representar a los trabajadores, en las luchas permanentes por
los salarios, reducción de horas de trabajo, y los problemas específicos sobre
la seguridad e higiene en la fábrica o empresa, las cuales eran y aun son el
interés primario de los sindicatos. Pero con los años fueron considerando otras
acciones que contribuyen a mejorar la calidad de vida de los trabajadores, a
raíz de los diversos acontecimientos políticos, económicos y sociales que
disminuyeron las posibilidades de contar con un empleo estable y bien
remunerado. En la actualidad las organizaciones se han vuelto más
competitivas, se vive la era de la calidad, de empresas eficientes, en todas
ellas los trabajadores juegan un rol importantísimo, por lo que los sindicatos
deben ser mirados como un eslabón dentro de los procesos de Recursos
Humanos.











Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


6
CAPITULO I
NATURALEZA, ANTESCEDENETE Y CONCEPTO

1. NATURALEZA DEL SINDICATO
El Sindicato se configura en la ley de Sociedades Anónimas como “asociación
de defensa" (art. 113), cuya constitución es necesaria para la validez del
contrato de emisión; el hecho de la designación por la Sociedad de la persona
que con el nombre de Comisario concurra al otorgamiento del contrato en
nombre de los futuros obligacionistas, es consecuencia de la consideración del
contrato de emisión como contrato único, al que posteriormente se adhieren los
obligacionistas al suscribirlos títulos.
El carácter contractual de la emisión exige una publicidad adecuada de todas
sus condiciones y cláusulas, con objeto de valorar adecuadamente el
consentimiento de los obligacionistas; así lo establece el artículo 117 de la Ley,
que exige su publicación en el Boletín Oficial del Estado. El Sindicato queda
constituido al inscribirse en el Registro la Escritura de emisión (art. 121)
2. ANTECEDENTES
El antecedente remoto de las asociaciones o sindicatos de obligacionistas hay
que buscarlo en la construcción de las líneas ferroviarias realizada durante el
siglo XIX y principios del XX, pues, no en vano, y debido a la insuficiencia de
las fuentes de financiación en principio dispuestas (subvenciones estatales y
capital social de las compañías); la principal fuente de financiación de las
compañías concesionarias de ferrocarriles fue la emisión de obligaciones para
captar recursos ajenos imitando el sistema utilizado por el Estado bajo el
nombre de Deuda Pública. La emisión de obligaciones, pues, no fue una
innovación de las compañías de ferrocarriles, sino que lo que estas hicieron fue
trasladar a la empresa privada uno de los medios frecuentemente utilizados por
el Estado para financiar sus actividades.
Las normas de carácter general en que se ampararon para ello fueron la Ley
General de Ferrocarriles de 3 de junio de 1855 y la Ley de Sociedades de
Crédito de 28 de enero de 1856, si bien el Estado facilitó la expansión de la
Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


7
emisión de obligaciones a través de otras normas de carácter particular
simplificando el régimen de autorización administrativa precisa para la emisión,
ampliando el límite cuantitativo de emisión de obligaciones, y protegiendo a las
compañías ante las posibles ejecuciones de su patrimonio a consecuencia de
sus estados de insolvencia; medidas que contribuyeron a que las compañías
de ferrocarriles acudieran a la emisión de obligaciones como fuente casi
exclusiva de financiación, hasta el punto de emitirse títulos en volumen muy
superior al del coste de las obras, con las desastrosas consecuencias que ello
tuvo, pues, ante el vencimiento de los plazos para el pago de cupones y
principal, las compañías se encontraron con una enorme falta de liquidez, que
llevó a la quiebra generalizada de las mismas, con consecuencias que se
hicieron notar incluso a nivel político con la revolución de 1868.
El estado de crisis en que se vieron sumidas las compañías de ferrocarriles se
trataría de resolver mediante una serie de leyes especiales favorables a ellas,
pensada para evitar su liquidación, si bien en perjuicio de sus acreedores (lo
cual tiene su explicación si consideramos que el Estado había subvencionado
una parte importante de la construcción del ferrocarril). Así, aparece la Ley de
12 de noviembre de 1869 sobre la quiebra de las compañías de ferrocarriles,
canales y demás obras públicas, formalmente, la primera norma que en nuestro
Derecho se refiere a los obligacionistas. Esta Ley, autoriza y regula la
conclusión de convenios de contenido dilatorio y remisorio entre las compañías
deudoras y sus acreedores, en su mayoría obligacionistas, que evitaran la
aplicación del procedimiento de ejecución y liquidación de quiebra establecido
por el Código de Comercio; por ello se puede decir que desplazaba sobre los
acreedores, en su mayoría obligacionistas, el coste de la regularización
financiera de las compañías.
Con la pérdida de la paridad monetaria franco-peseta a finales del siglo XIX, y
teniendo en cuenta que gran parte del capital invertido en el ferrocarril procedía
del extranjero (para que nos hagamos una idea, en la Compañía de los
Caminos de Hierro del Norte de España, no llegaba el capital español suscrito
al 25 por 100 del extranjero, en su mayor parte francés), se dictaron la Leyes
de 19 de septiembre de 1896 y 9 de abril de 1904 sobre convenios entre las
Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


8
compañías de ferrocarriles y demás empresas concesionarias de servicios
públicos y sus acreedores, sin llegar al estado de suspensión de pagos. Al igual
que se hizo años antes, la crisis se intentó solucionar mediante la conclusión
de nuevos convenios de contenido remisorio o dilatorio con los obligacionistas
al margen de toda regulación legal, convenios que serían institucionalizados
por la ley de 19 de septiembre de 1896 para todas las compañías de
ferrocarriles, sin que para su tramitación fuere precisa la declaración en
suspensión de pagos de la compañía, como expresa el significativo título de la
ley. La Ley de 9 de abril de 1904 completó y amplió el ámbito de la anterior,
con la novedad, por lo que respecta a los obligacionistas, de la introducción del
principio de igualdad entre los mismos.
Posteriormente, aparecerá en el tiempo la Ley de 2 de enero de 1915 sobre la
suspensión de pagos de las compañías de ferrocarriles, con la que se deja de
tutelar prioritariamente el interés de las compañías deudoras, para interesarse
por la situación de los obligacionistas, dado el abuso que las compañías
deudoras hacían de las leyes de 1896 y 1904 para, mediante la proposición de
sucesivos proyectos de convenio, aprovechar la circunstancia de que en tanto
estuviesen en tramitación, la compañía no podía ser declarada en suspensión
de pagos y tener que cumplir, por tanto, con el depósito de los sobrantes de
sus ingresos.
Por la crisis económica subsiguiente a la guerra civil, hubo que aprobar nuevas
normas tendentes a paliar esa crisis, pero que también inciden en la posición
de los obligacionistas. De tal naturaleza es la ley de 5 de diciembre de 1941
sobre regularización de cargas financieras de sociedades en crisis y, aunque
más alejada en el tiempo, también puede ser incluida la de 21 de abril de 1949
sobre saneamiento financiero de las compañías de ferrocarriles.
Pero, dejando de un lado ese antecedente proveniente del sector ferroviario, la
regulación de las asociaciones o sindicatos de obligacionistas tiene un
importante precedente en las organizaciones convencionales constituidas a
iniciativa de la parte interesada, ya fueren los propios obligacionistas, ya la
sociedad deudora, pues a esta unión libre y voluntaria siguió la regulación
legal, de manera que, cuando el legislador, mediante la Ley de Sociedades
Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


9
Anónimas de 1951 institucionalizó este tipo de asociaciones, no hizo sino
reconocer lo que ya era una práctica normal.
El sindicato de obligacionistas no fue legalmente establecido con carácter
directo y general en nuestro ordenamiento hasta la Ley de Sociedades
Anónimas de 1951, siendo dentro de ella la protección del obligacionista, la
principal pretensión al regular los títulos-obligaciones, agrupando a todos los
obligacionistas en un organismo llamado sindicato, encargado de la defensa de
los derechos de sus miembros.
3. DEFINICIÓN Y CONCEPTO

 Asociación de defensa de los obligacionistas suscriptores de
las obligaciones de una misma emisión. Su constitución es necesaria en
todo caso de emisión de obligaciones. En las sociedades anónimas
debe hacerse constar en las condiciones de la emisión, en las que se
designará al comisario. Queda constituido el sindicato una vez inscrita la
escritura de emisión entre los adquirentes de los títulos a medida que los
van recibiendo con carácter provisional. El comisario, tan pronto como
queda suscrita la emisión, debe convocar a la asamblea
general de obligacionistas. Si las demás entidades emisoras
(no anónimas) no constituyen el sindicato, pueden tomar la
iniciativa obligacionistas que representen al menos el treinta por ciento
del total de la emisión, previa deducción de
las amortizaciones realizadas. Convocarán ellos la asamblea general, a
la que llamarán a la entidad y al comisario designado en la escritura de
emisión. La constitución y el régimen del sindicato se aprobará en dicha
asamblea por mayoría absoluta de los obligacionistas presentes o
representados. Si no se obtuviera la mayoría, la entidad emisora
someterá las reglas del sindicato a la aprobación del juez de Primera
Instancia de su domicilio, que seguirá los trámites prescritos en el
artículo 7 de la Ley de 24 de diciembre de 1964.
Son órganos del sindicato, la asamblea general y el comisario. Los
gastos normales que crearía el sindicato correrán a cargo de
Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


10
la entidad emisora, sin que puedan exceder del dos por ciento de los
interese anuales devengados por las obligaciones emitidas.
El sindicato está regulado en los artículos 295 y ss. De la L.S.A.
Es una asociación que agrupa a los titulares de las obligaciones emitidas
por una entidad. La asociación queda constituida por ministerio de la ley
desde que dos personas se hayan convertido en obligacionistas; es
decir, desde que, inscrita la escritura de emisión, dos obligacionistas, al
menos, hayan recibido los correspondientes títulos-valores, en su caso,
se hayan practicado a su favor las adecuadas anotaciones en cuenta.
Este sindicato cuenta con un órgano deliberante, que es la asamblea
general; y con un órgano de gestión, que es
el comisario de obligacionistas. Este, que podrá ser obligacionista o no,
es el órgano de relación entre la sociedad emisora y el sindicato de
obligacionistas.
 Se entiende por sindicato de obligacionistas, a la asociación que se
constituye obligatoriamente por Ley en cada emisión y puesta en
circulación de obligaciones y que tiene por objeto la defensa de los
titulares de obligaciones.









Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


11
CAPITULO II
FUNCIÓN, CONSTITUCIÓN Y DISOLUCIÓN, FUNCIONAMIENTO INTERNO,
ASAMBLEA GENERAL, COMISARIO

4. FUNCIÓN
El sindicato de obligacionistas tiene la función de facilitar y organizar la defensa
de sus componentes, presentando como ventajas que hará de interlocutor
entre la sociedad emisora y los obligacionistas para llegar a acuerdos
favorables para ambas partes. Los obligacionistas formarán parte del sindicato
desde que suscriban las obligaciones, por ser ello disposición imperativa de la
Ley de Sociedades Anónimas, sin que sea posible que un obligacionista pueda
ser suscriptor y no pertenecer al sindicato.
5. CONSTITUCIÓN Y DISOLUCIÓN
La constitución del sindicato de obligacionistas tiene lugar una vez que se
inscriba la escritura de emisión, entre los adquirentes de las obligaciones a
medida que vayan recibiendo los títulos o practicándose las anotaciones en
cuenta.
Por lo que respecta a su disolución, esta tendrá lugar una vez que se hayan
amortizado todas las obligaciones. Cuando se produzca la amortización de solo
alguna de las obligaciones, supondrá la disminución de los componentes del
sindicato pero no su disolución.
Tanto la constitución como el mantenimiento del sindicato, llevan consigo una
serie de gastos que correrán a cargo de la sociedad emisora de las
obligaciones, de manera que los obligacionistas no tendrán que hacer gasto
alguno en los supuestos de defensa de sus intereses, porque es la sociedad
emisora la que correrá con los gastos normales de sostenimiento del sindicato,
entendiéndose por tales:
a) Los que ocasione la convocatoria de la primera y posteriores asambleas.
b) La retribución del comisario si así estuviera previsto.
c) La adquisición de los libros de actas para la asamblea y demás
elementos materiales.
Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


12
d) Los necesarios para la celebración de la asamblea, como pueden ser el
alquiler del lugar donde se celebre.
e) Los de comunicación a asambleístas o a la sociedad, que ha de realizar
el comisario.
f) Los realizados por el comisario para asistencia a las juntas o los
consejos de administración.
g) Ahora bien, para que la sociedad emisora se haga cargo de los gastos
del sindicato de obligacionistas es necesario que dichos gastos sean
normales (los cuales ya se han visto) y que no superen el 2% de los
intereses que al año se devenguen por las obligaciones emitidas.
6. FUNCIONAMIENTO INTERNO
La relación entre el sindicato y los obligacionistas se rige por el reglamento
interno del sindicato que será diferente en cada una de las emisiones
dependiendo de las circunstancias concretas. Es decir, existe un conjunto de
normas por las que ha de regirse el funcionamiento del sindicato tanto en su
órgano deliberante, la asamblea, como en el órgano ejecutivo, que es el
comisario, aunque estas normas tendrán que adaptarse a lo que establece en
los estatutos la escritura de emisión de obligaciones, sin que pueda ir ese
reglamento interno en contra de las reglas mínimas que constituyen los
estatutos, sino ampliarlas y detallarlas, o bien incrementar sus requisitos
siempre que garanticen el mejor interés de todos los obligacionistas. Los
estatutos deberán constar en escritura pública para que puedan inscribirse en
el Registro Mercantil. Deberá igualmente inscribirse el reglamento del sindicato
válidamente aprobado por la asamblea de obligacionistas o las modificaciones
y adiciones que ésta hubiese introducido en las normas contenidas en la
escritura de emisión relativa a la estructura y funcionamiento del sindicato, así
como las ulteriores revisiones de aquellos que la asamblea acordare.
7. ASAMBLEA GENERAL DE OBLIGACIONISTAS
La asamblea general de obligacionistas constituye el órgano soberano de
decisión en las materias que afectan a los intereses comunes de los
obligacionistas. De esta forma se constituye una voluntad colectiva del
sindicato cuya función será equivalente a la de la junta general de accionistas.
Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


13
Por tanto, en ella se defenderán los intereses legítimos de los obligacionistas
frente a la sociedad como pueden ser, la aprobación de los gastos para dicha
defensa, destitución o nombramiento del comisario, etc.
En cuanto a su funcionamiento, pueden extraerse unos principios generales
que informan, presiden y condicionan su actuación. Son principios de necesaria
observancia, de manera que no pueden ser obviados por voluntad de los
asociados y todo acuerdo o actividad de la asamblea debe adecuarse a ellos,
so pena de nulidad. Dichos principios son: igualdad, independencia,
colegialidad, y mayoría.

El principio de igualdad constituye el pilar sobre el que se asienta el
conjunto de relaciones jurídicas que se desarrollan en el seno del
sindicato de obligacionistas. Sin igualdad entre los obligacionistas no
existiría la comunidad de intereses que posibilita la actuación conjunta
en defensa de sus derechos. Sin igualdad no hay intereses comunes y
no tendría sentido el sindicato de obligacionistas, pues su objeto es,
precisamente, la defensa de unos intereses, en tanto comunes.

El principio de independencia supone que el sindicato de obligacionistas
se constituye en interés exclusivo de los mismos, de manera que su
actuación es siempre parcial y en interés de los obligacionistas.

El principio de colegialidad supone que los acuerdos de la asamblea
deben ser resultado de discusión y contradictorios, útiles a la recíproca
información y clarificación del sentido del acuerdo.

El principio de mayoría opera en la adopción de acuerdos, más la
introducción de este principio no significa que la competencia de la
asamblea sea omnímoda siempre que el mismo se observe, pues
existen derechos del obligacionista que quedan sustraídos a su poder y,
por tanto, limitan aquélla, como ocurre con los derechos individuales de
los obligacionistas.
Por lo que respecta a la convocatoria de la asamblea, la primera asamblea del
sindicato debe ser convocada por el comisario tan pronto termine el plazo de
Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


14
suscripción de las obligaciones sin que sea posible eludir esta obligación en la
escritura ni en los estatutos del sindicato. La forma de la convocatoria puede
establecerse en los estatutos o bien en la escritura siendo el único requisito
necesario que llegue a conocimiento de todos los obligacionistas. Asimismo,
los administradores de la sociedad emisora también podrán ser convocados y
asistir a la asamblea, pero no tendrán derecho a votar.
En esta primera convocatoria la asamblea de obligacionistas tiene facultades
para llevar a cabo las acciones siguientes:
a) Aprobar o censurar la gestión del comisario, confirmar su cargo o designar a
la persona que deba sustituirle. Dado que el comisario fue elegido por la
sociedad emisora, al ser una de las condiciones necesarias para emisión de
obligaciones, en su nombramiento nada tuvieron que ver los obligacionistas,
por lo que con esta facultad de la asamblea lo que se pretende es que se
delibere sobre la gestión que está realizando el comisario aprobándola o no.
Al igual que también se debe discutir en esa primera convocatoria si el
comisario designado por la sociedad emisora ha de continuar en el cargo o
bien se procede a sustituirle por otro, si bien habrá de tenerse en cuenta que el
comisario nombrado por la asamblea podrá ser relevado de su cargo y
sustituido en cualquier momento, es decir durante la vida del sindicato.
Una vez que se haya celebrado la primera asamblea de obligacionistas habrá
de procederse a la inscripción del acuerdo, que habrá de constar en escritura
pública, por el que o bien se designe a una persona como comisario o bien se
confirme como comisario a la persona elegida por la sociedad emisora.
b) Establecer el reglamento interno del sindicato conforme a lo previsto en la
escritura de emisión, tal y como hemos visto anteriormente.
Las sucesivas convocatorias de la asamblea general de obligacionistas podrán
ser convocadas por los administradores de la sociedad, por el comisario, o por
el comisario a solicitud de los obligacionistas que representen, por lo menos, la
vigésima parte de las obligaciones que han sido emitidas pero que todavía no
hayan sido amortizadas.
Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


15
En cuanto a la forma de la convocatoria, la Ley solo dice que se hará en forma
que asegure su conocimiento por los obligacionistas; por tanto, habrá que
estarse a lo que hayan dispuesto sobre el particular los estatutos o el
reglamento interior; salvo que se trate de casos en los que la asamblea haya
de tratar o resolver asuntos relativos a la modificación de las condiciones del
préstamo u otros de trascendencia análoga, en que deberá ser convocada en
la forma que se establece en la Ley para la junta general de accionistas (ello
exige que se convoque mediante anuncio publicado en el Boletín Oficial del
Registro Mercantil y en uno de los diarios de mayor circulación en la provincia,
por lo menos quince días antes de la fecha fijada para su celebración).
Tienen derecho de asistir a la asamblea los obligacionistas, el comisario y los
administradores de la sociedad emisora aunque no hubiesen sido convocados.
En cuanto a sus competencias, la asamblea de obligacionistas, debidamente
convocada, se presume facultada para acordar lo necesario a la mejor defensa
de los legítimos intereses de los obligacionistas frente a la sociedad emisora,
modificar, de acuerdo con la misma, las garantías establecidas, destituir o
nombrar al comisario, ejercer, cuando proceda, las acciones judiciales
correspondientes y aprobar los gastos ocasionados por la defensa de los
intereses comunes.
Los acuerdos se adoptarán por la asamblea en la forma prevista en la escritura
o por mayoría absoluta con asistencia de las dos terceras partes de las
obligaciones en circulación, siendo vinculantes a todos los obligacionistas,
incluso a los no asistentes y a los disidentes. De no lograrse la concurrencia de
las dos terceras partes de las obligaciones en circulación, podrá ser
nuevamente convocada la asamblea un mes después de la primera reunión
pudiendo entonces tomarse los acuerdos por mayoría absoluta de los
asistentes. Estos acuerdos vincularán a los obligacionistas en la misma forma
descrita anteriormente. No obstante, los acuerdos de la asamblea podrán ser
impugnados por los obligacionistas conforme a lo dispuesto por la Ley para el
procedimiento de impugnación de acuerdos sociales de las juntas generales de
accionistas.
Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


16
Como se ha dicho, entre las funciones de la asamblea de obligacionistas se
encuentra la de acordar lo necesario para la mejor defensa de los intereses de
los obligacionistas frente a la sociedad emisora. Mas esta reclamación también
podrá realizarla el obligacionista individualmente, es decir podrá ejercitar las
facultades para iniciar las acciones judiciales o extrajudiciales contra la
sociedad emisora individualmente, siempre y cuando no contradiga los
acuerdos del sindicato, sea compatible con las facultades que al mismo se
hubiesen conferido, y que esté dentro de su competencia, es decir, que se
refiera a actuaciones relacionadas con el contrato de préstamo que le liga a la
sociedad.
8. EL COMISARIO
El comisario es el presidente del sindicato de obligacionistas y tiene carácter
representativo y ejecutivo, siendo su nombramiento una de las condiciones
necesarias para que pueda tener lugar la emisión de las obligaciones.
El comisario es nombrado por la sociedad emisora antes de la constitución de
la asamblea, sin que exista miembro alguno, pero dicho cargo puede ser
revocado posteriormente o confirmado en la primera convocatoria de la
asamblea, tal y como ya hemos visto en líneas anteriores.
El cargo del comisario deberá constar en la escritura de emisión e inscribirse
en el Registro Mercantil, y en cuanto a sus facultades, estas pueden estar
concedidas por la propia ley, por la escritura de emisión o por la asamblea
general de obligacionistas para favorecer el ejercicio del cargo, pero nunca
podrán ser contrarias a la ley. En este sentido, en la Ley de Sociedades de
Capital se recogen como funciones del comisario, consideradas como de
derecho necesario las siguientes:
a) El comisario será presidente del sindicato de obligacionistas y, además
de las facultades que le hayan sido conferidas en la escritura de emisión
y las que le atribuya la asamblea general de obligacionistas, tendrá la
representación legal del sindicato y podrá ejercitar las acciones que a
éste correspondan.
Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


17
b) En todo caso, el comisario será el órgano de relación entre la sociedad y
el sindicato y, como tal, podrá asistir, con voz y sin voto, a las
deliberaciones de la junta general de la sociedad emisora, informar a
ésta de los acuerdos del sindicato y requerir de la misma los informes
que, a su juicio, o al de la asamblea de obligacionistas, interesen a
éstos.
c) El comisario presenciará los sorteos que hubieren de celebrarse, tanto
para la adjudicación como para la amortización de las obligaciones, y
vigilará el pago de los intereses y del principal, en su caso, y, en general,
tutelará los intereses comunes de los obligacionistas.
d) Cuando la emisión se haya hecho sin alguna de las garantías
consistentes en hipoteca mobiliaria o inmobiliaria; prenda de valores que
deberán ser depositados en un Banco oficial o privado; prenda sin
desplazamiento; garantía del Estado, de Comunidad Autónoma,
provincia o municipio; aval solidario de Banco oficial o privado o de Caja
de ahorros; aval solidario de Banco oficial o privado o de Caja de
ahorros; o aval solidario de una Sociedad de garantía recíproca inscrita
en el Registro especial del Ministerio de Economía y Hacienda; el
comisario tendrá la facultad de examinar por sí o por otra persona, los
libros de la sociedad, y de asistir, con voz y sin voto, a las reuniones del
consejo de administración.
e) Cuando la sociedad haya retrasado en más de seis meses el pago de
los intereses vencidos o la amortización del principal, el comisario podrá
proponer al consejo la suspensión de cualquiera de los administradores
y convocar la junta general de accionistas, si aquellos no lo hicieren
cuando estimen que deben ser sustituidos.
f) Si la emisión se hubiera garantizado mediante hipoteca mobiliaria o
inmobiliaria, prenda de valores que deberán ser depositados en un
Banco oficial o privado; o prenda sin desplazamiento, y la sociedad
hubiera demorado el pago de intereses por más de seis meses, el
comisario, previo acuerdo de la asamblea general de obligacionistas,
podrá ejecutar los bienes que constituyan la garantía para hacer pago
del principal con los intereses vencidos.

Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


18
CAPITULO III
SINDICATO DE OBLIAGACIONISTAS Y CONCURSO DE ACREEDORES,
LEY DE TITULO VALORES

9. SINDICATO DE OBLIGACIONISTAS Y CONCURSO DE ACREEDORES

Nos limitaremos a poner de manifiesto algunos aspectos de carácter general en
los que aparecen las peculiaridades de este colectivo dentro del procedimiento
regulado por la Ley Concursal de 9 de julio de 2003.
En principio, la Ley Concursal no establece ningún régimen específico para el
tratamiento de los obligacionistas en el concurso, derogando el viejo régimen
que se venía aplicando respecto a las grandes sociedades de ferrocarriles y
obras públicas. Lo cual obliga a contemplar a los obligacionistas como a los
demás acreedores de la sociedad en concurso y situarlos en la categoría que
les corresponda según la naturaleza de su crédito.
Ahora bien, dado el singular modo en que aparecen agrupados los
obligacionistas a través del sindicato y las competencias de representación que
se otorgan al comisario, ello incide sobre el concurso alterando el régimen de
legitimación previsto para los acreedores concursales aisladamente
considerados. Pues bien, en este sentido, y en la medida en que, como se ha
apuntado anteriormente, al comisario corresponde la defensa de los intereses
comunes de los obligacionistas y la legitimación para ejercitar las acciones
judiciales procedentes del sindicato, se puede sostener que, declarado el
concurso, los intereses que se generan para los obligacionistas son intereses
generales, de modo que será el comisario quien estará legitimado para el
ejercicio de los derechos concursales, tanto para solicitar el concurso, como
para comunicar los créditos a los administradores concursales y representar a
los obligacionistas en el convenio o en la liquidación.
Por otra parte, los obligacionistas participan en el concurso de la sociedad
emisora como unos acreedores más y en igualdad de derechos con el resto de
acreedores concursales. De manera que la apertura del procedimiento no
determina ni es causa de amortización o pago anticipado de las obligaciones
Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


19
en la medida en que la apertura del procedimiento no produce el vencimiento
anticipado de los créditos frente al deudor. Y en su condición de acreedores
acudirán al concurso por el importe de sus créditos y con el carácter de
privilegiados o no que les correspondan según la naturaleza y garantía de
estos.
10. LA LEY Nº 27287-LEY DE TÍTULOS VALORES
TITULO II - REPRESENTACION DE LAS OBLIGACIONES
ARTÍCULO 313º.- Representación
Las obligaciones pueden representarse por títulos, certificados, anotaciones en
cuenta o en cualquier otra forma que permita la ley.
Los títulos o certificados representativos de obligaciones y los cupones
correspondientes a sus intereses, en su caso, pueden ser nominativos o al
portador, tienen merito ejecutivo y son transferibles con sujeción a las
estipulaciones contenidas en la escritura pública de emision.
Las obligaciones representadas por medio de anotaciones en cuenta se rigen
por las leyes de la materia.
ARTÍCULO 314º.- títulos
El titulo o certificado de una obligación contiene:
1. La designación especifica de las obligaciones que representa y, de ser el
caso, la serie a que pertenecen y si son convertibles en acciones o no;
2. El nombre, domicilio y capital de la sociedad emisora y los datos de su
inscripción en el Registro;
3. La fecha de la escritura pública de la emision y el nombre del notario ante
quien se otorgó;
4. El importe de la emisión y, de ser el caso, el de la serie;
5. Las garantías específicas que la respaldan;
Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


20
6. El valor nominal de cada obligación que representa, su vencimiento, modo y
lugar de pago y régimen de intereses que le es aplicable;
7. El número de obligaciones que representa;
8. La indicación de si es al portador o nominativo y, en este último caso, el
nombre del titular o beneficiario;
9. El número del título o certificado y la fecha de su expedición;
10. Las demás estipulaciones y condiciones de la emisión o serie; y,
11. La firma del representante de la sociedad emisora y la del Representante
de los Obligacionistas.
El titulo o certificado podrá contener la información a que se refieren los incisos
5, 6 y 10 anteriores en forma resumida si se indica que ella aparece completa y
detallada en un prospecto que se deposita en el Registro y en la Comisión
Nacional Supervisora de Empresas y Valores antes de poner el título o
certificado en circulación.
TITULO III - OBLIGACIONES CONVERTIBLES
ARTÍCULO 315º.- Requisitos de la emisión
La sociedad anónima y la sociedad en comandita por acciones pueden emitir
obligaciones convertibles en acciones de conformidad con la escritura pública
de emisión, la cual debe contemplar los plazos y demás condiciones de la
conversión.
La sociedad puede acordar la emisión de obligaciones convertibles en acciones
de cualquier clase, con o sin derecho a voto.
ARTÍCULO 316º.- Derecho de suscripción preferente
Los accionistas de la sociedad tienen derecho preferente para suscribir las
obligaciones convertibles, conforme a las disposiciones aplicables a las
acciones, en cuanto resulten pertinentes.

Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


21
ARTÍCULO 317º.- Conversión
El aumento de capital consecuencia de la conversión de obligaciones en
acciones se formaliza sin necesidad de otra resolución que la que dio lugar a la
escritura pública de emisión.
TITULO IV - SINDICATO DE OBLIGACIONISTAS Y REPRESENTANTE DE
LOS OBLIGACIONISTAS
ARTÍCULO 318º.- Formación del sindicato
El sindicato de obligacionistas se constituye por el otorgamiento de la escritura
pública de emisión. Los adquirentes de las obligaciones se incorporan al
sindicato por la suscripción de las mismas.
Artículo 319º.- Gastos del sindicato
Los gastos normales que ocasione el sostenimiento del sindicato corren a
cargo de la sociedad emisora y, salvo pacto contrario, no deben exceder del
equivalente al dos por ciento de los intereses anuales devengados por las
obligaciones emitidas.
ARTÍCULO 320º.- Asamblea de obligacionistas
Tan pronto como quede suscrito el cincuenta por ciento de la emision se
convoca a asamblea de obligacionistas, la que debe aprobar o desaprobar la
gestión del Representante de los Obligacionistas y confirmarlo en el cargo o
designar a quien habrá de sustituirle.
ARTÍCULO 321º.- Convocatoria
La asamblea de obligacionistas es convocada por el directorio de la sociedad
emisora, cuando este no exista por el administrador de la sociedad o por el
Representante de los Obligacionistas. Este, además, debe convocarla siempre
que lo soliciten obligacionistas que representen no menos del veinte por ciento
de las obligaciones en circulación.
El Representante de los Obligacionistas puede requerir la asistencia de los
administradores de la sociedad emisora y debe hacerlo si así hubiese sido
Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


22
solicitado por quienes pidieron la convocatoria. Los administradores tienen
libertad para asistir aunque no hubiesen sido citados.
ARTÍCULO 322º.- Competencia de la asamblea
La asamblea de obligacionistas, debidamente convocada, tiene las siguientes
facultades:
1. Acordar lo necesario para la defensa de los intereses de los obligacionistas;
2. Modificar, de acuerdo con la sociedad, las garantías establecidas y las
condiciones de la emision;
3. Remover al Representante de los Obligacionistas y nombrar a su sustituto,
corriendo en este caso con los gastos que origine la decisión;
4. Disponer la iniciación de los procesos judiciales o administrativos
correspondientes; y,
5. Aprobar los gastos ocasionados por la defensa de los intereses comunes.
ARTÍCULO 323º.- Validez de los acuerdos de la asamblea
En primera convocatoria es necesaria la asistencia de por lo menos la mayoría
absoluta del total de las obligaciones en circulación y los acuerdos deben ser
adoptados para su validez, cuando menos por igual mayoría.
Si no se lograse la aludida concurrencia, se puede proceder a una segunda
convocatoria para diez días después, y la asamblea se instalara con la
asistencia de cualquier número de obligaciones, entonces los acuerdos podrán
tomarse por mayoría absoluta de las obligaciones presentes o representadas
en la asamblea, salvo en el caso del inciso 2 del artículo anterior, que siempre
requerirá que el acuerdo sea adoptado por la mayoría absoluta del total de las
obligaciones en circulación.
Los acuerdos de la asamblea de obligacionistas vincularan a estos, incluidos
los no asistentes y a los disidentes. Pueden, sin embargo ser impugnados
judicialmente aquellos que fuesen contrarios a la ley o se opongan a los
Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


23
términos de la escritura pública de emision, o que lesionen los intereses de los
demás en beneficio de uno o varios obligacionistas.
Son de aplicación las normas para la impugnación de acuerdos de junta
general de accionistas, en lo concerniente al procedimiento y demás aspectos
que fuesen pertinentes.
ARTÍCULO 324º.- Normas aplicables
Son aplicables a la asamblea de obligacionistas, en cuanto sean pertinentes,
las disposiciones previstas en esta ley relativas a la junta general de
accionistas.
ARTÍCULO 325º.- Representante de los obligacionistas
El Representante de los Obligacionistas es el intermediario entre la sociedad y
el sindicato y tiene cuando menos, las facultades, derechos y
responsabilidades siguientes:
1. Presidir las asambleas de obligacionistas;
2. Ejercer la representación legal del sindicato;
3. Asistir, con voz pero sin voto, a las deliberaciones de la junta de accionistas
o de socios, según el caso, de la sociedad emisora, informando a esta de los
acuerdos del sindicato y solicitando a la junta los informes que, a su juicio o al
de la asamblea de obligacionistas, interese a estos
4. Intervenir en los sorteos que se celebren en relación con los títulos; vigilar el
pago de los intereses y del principal y, en general, cautelar los derechos de los
obligacionistas;
5. Designar a la persona natural que lo representara permanentemente ante la
sociedad emisora en sus funciones de Representante de los Obligacionistas;
6. Designar a una persona natural para que forme parte del órgano
administrador de la sociedad emisora, cuando la participación de un
representante de los obligacionistas en dicho directorio estuviese prevista en la
escritura pública de emision;
Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


24
7. Convocar a la junta de accionistas o de socios, según el caso, de la sociedad
emisora si ocurriese un atraso mayor de ocho días en el pago de los intereses
vencidos o en la amortización del principal;
8. Exigir supervisar la ejecución del proceso de conversión de las obligaciones
en acciones;
9. Verificar que las garantías de la emision hayan sido debidamente
constituidas, comprobando la existencia y el valor de los bienes afectados;
10. Cuidar que los bienes dados en garantía se encuentren, de acuerdo a su
naturaleza, debidamente asegurados a favor del Representante de los
Obligacionistas, en representación de los obligacionistas, al menos por un
monto equivalente al importe garantizado; y,
11. Iniciar y proseguir las pretensiones judiciales y extrajudiciales, en especial
las que tengan por objeto procurar el pago de los intereses y el capital
adeudados, la ejecución de las garantías, la conversión de las obligaciones y la
práctica de actos conservatorios.
En adición a las facultades, derechos y responsabilidades antes indicados, la
escritura de emision o la asamblea de obligacionistas podrán conferirle o
atribuirle las que se estimen convenientes o necesarias.
ARTÍCULO 326º.- Pretensiones individuales
Los obligacionistas pueden ejercitar individualmente las pretensiones que les
correspondan:
1. Para pedir la nulidad de la emision o de los acuerdos de la asamblea,
cuando una u otra se hubiesen realizado contraviniendo normas imperativas de
la ley;
2. Para exigir de la sociedad emisora, mediante el proceso de ejecución, el
pago de intereses, obligaciones, amortizaciones o reembolsos vencidos;
3. Para exigir del Representante de los Obligacionistas que practique los actos
conservatorios de los derechos correspondientes a los obligacionistas o que
haga efectivos esos derechos; o,
Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


25
4. Para exigir, en su caso, la responsabilidad en que incurra el Representante
de los Obligacionistas.
Las pretensiones individuales de los obligacionistas, sustentados en los incisos
1, 2 y 3 de este artículo, no proceden cuando sobre el mismo objeto se
encuentre en curso una acción del Representante de los Obligacionistas o
cuando sean incompatibles con algún acuerdo debidamente aprobado por la
asamblea de obligacionistas.
ARTÍCULO 327º.- Ejecución de garantías
Antes de ejecutar las garantías específicas de la emision, si se produce demora
de la sociedad emisora en el pago de los intereses o del principal, el
Representante de los Obligacionistas deberá informar a la asamblea general de
obligacionistas, salvo que por la naturaleza de la garantía o por las
circunstancias, requiera ejecutarlas en forma inmediata.
Artículo 328º.- Petición al Representante de los Obligacionistas
Si se ha producido la demora en el pago de los intereses o del principal por
parte de la sociedad emisora, cualquier obligacionista puede pedir al
Representante de los Obligacionistas la correspondiente interposición de la
demanda en proceso ejecutivo. Si el Representante de los Obligacionistas no
interpone la demanda dentro del plazo de treinta días, cualquier obligacionista
puede ejecutar individualmente las garantías, en beneficio de todos los
obligacionistas impagos.
TITULO V - REEMBOLSO, RESCATE, CANCELACION DE GARANTIAS Y
REGIMEN ESPECIAL
ARTÍCULO 329º.- Reembolso
La sociedad emisora debe satisfacer el importe de las obligaciones en los
plazos convenidos, con las primas y ventajas que se hubiesen estipulado en la
escritura pública de emision.
Asimismo, está obligada a celebrar los sorteos periódicos, dentro de los plazos
y en la forma prevista en la escritura pública de emision, con intervención del
Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


26
Representante de los Obligacionistas y en presencia de notario, quien
extenderá el acta correspondiente.
El incumplimiento de estas obligaciones determina la caducidad del plazo de la
emision y autoriza a los obligacionistas a reclamar el reembolso de las
obligaciones y de los intereses correspondientes.
ARTÍCULO 330º.- Rescate
La sociedad emisora puede rescatar las obligaciones emitidas, a efecto de
amortizarlas:
1. Por pago anticipado, de conformidad con los términos de la escritura pública
de emision;
2. Por oferta dirigida a todos los obligacionistas o a aquellos de una
determinada serie;
3. En cumplimiento de convenios celebrados con el sindicato de
obligacionistas;
4. Por adquisición en bolsa; y,
5. Por conversión en acciones, de acuerdo con los titulares de las obligaciones
o de conformidad con la escritura pública de emision.
ARTÍCULO 331º.- Adquisición sin amortización
La sociedad puede adquirir las obligaciones, sin necesidad de amortizarlas,
cuando la adquisición hubiese sido autorizada por el directorio y, cuando este
no exista, por el administrador de la sociedad, debiendo en este caso
colocarlas nuevamente dentro del término más conveniente.
Mientras las obligaciones a que se refiere este artículo se conserven en poder
de la sociedad quedan en suspenso los derechos que les correspondan y los
intereses y demás créditos derivados de ellas que resulten exigibles se
extinguen por consolidación.

Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


27
ARTÍCULO 332º.- Régimen especial
La emision de obligaciones sujeta a un régimen legal especial se rige por las
disposiciones de este título en forma supletoria.
FINALIDAD
No obstante que la finalidad fundamental de los sindicatos es la de
representación de sus afiliados y de protección y resguardo de los
trabajadores, pueden desarrollar actividades que les reportan ingresos, siempre
que estas se encuentren contemplados en los estatutos, que no estén
prohibidas por ley, y que el producto de dichas actividades sea destinado a
fines sindicales o incremento de su patrimonio.
En el aspecto de relaciones humanas, al sindicato también le corresponde un
rol que cumplir. Al margen de prestar ayuda a sus asociados y promover la
cooperación mutua entre los mismos, las organizaciones sindicales deben
estimular su convivencia humana e integral y proporcionarles recreación.
Asimismo, están facultados para promover la educación gremial, técnica y
general de sus asociados. Además tiene atribuciones para canalizar
inquietudes y necesidades de integración respecto de la empresa y sus
trabajadores.









Universidad Alas Peruanas – Derecho y Ciencias Políticas


28
BIBLIOGRAFIA
 http://www.expansion.com/diccionario-economico/sindicato-de-
obligacionistas.html
 http://www.abogadoperu.com/ley-general-sociedades-seccion-primera-
emision-de-obligaciones-titulo-13-abogado-legal.php
 http://es.scribd.com/doc/176017627/SINDICATO-OBLIGACIONISTAS
 http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/sindicato-de-
obligacionistas/sindicato-de-obligacionistas.htm