You are on page 1of 3

EL ESTRÉS

El estrés en la naturaleza todos nos estresamos el hombre moderno se estresa por diversas
causas en algún momento de nuestras vidas todos sufrimos de este mal especialmente en el
trabajo. Tener un grado de estrés leve es beneficioso porque eso nos motiva a luchar a
trabajar y a vencer por ejemplo en un equipo de futbol el equipo recibe un gol se genera un
ambiente de tensión para el grupo y esto hace que este reaccione y baya a la lucha
intentando revertir el marcador. Lo que sucede es que exceso de disposición a esa tensión
genera una serie de síntomas y puede generar enfermedades además de eso empeora mucho
la calidad de vida de las personas que está sometida a una situación de estrés por eso toda la
campaña que existe para que la gente tenga actividades recreativas periodos de
relajamiento intercale el trabajo con momentos de descanso para que se establezca un
equilibrio y se genere más salud para la persona.
La relación de ataque y defensa para el hombre se basa en la vida diaria sus problemas sus
miedos su falta de creencia sus carencias pero finalmente ¿el estrés es una enfermedad?
Estudios comprueban que el estrés no es una enfermedad es un proceso de adaptación del
organismo frente a una amenaza o peligro, cualquier agresión de orden física, psicológica o
infecciosa puede provocar una reacción de estrés. El cuerpo entra en estado de alerta todas
las funciones se preparan para proteger el organismo es como si sonara una alarma, el
corazón se acelera, aumenta el flujo sanguino, la piel transpira, aumenta el ritmo de la
respiración, aumenta la producción de adrenalina, la boca se seca.
Ha notado que todos esos síntomas suceden cuando usted recibe un simple susto es el
cuerpo preparándose para actuar, atacar o defender. Esto provoca un desgaste físico que
más tarde el organismo necesita reponer y lo hace naturalmente cuando desaparece el
peligro la presión vuelve a la normalidad y los músculos se relajan profundamente este
proceso llega a ser beneficioso para el cuerpo por lo tanto si las situaciones estresante son
muy frecuentes el desgaste físico estará más allá de la capacidad de recuperación del
organismo de esta forma el estrés pasa a la etapa de resistencia cuando comienzan a
aparecer síntomas visibles como:
Insomnio
Fatiga
Irritación
Dolores de cabeza
Memoria débil
Dificultad para organizarse
Perdida o exceso de apetito
Si vence los elementos estresantes las funciones se normalizan pero si no enfrenta el
problema en la etapa de alerta ni en la etapa de resistencia se llega al agotamiento y
entonces el tiempo va revelar consecuencias que pueden ser desbastadoras, las mismas
hormonas que preparan las defensas del organismo pueden destruir ciertos órganos
internos principalmente el corazón y los riñones además de debilitar todo el sistema
inmunológico causando la aparición de innumerables problemas como:
Gastritis.
Ulceras.
Alergias.
Caída del cabello.
Impotencia sexual.
Fatiga crónica.
Hipertensión.
Infartos.
Otra enfermedad que puede ser provocada por el estrés y hasta confundida con ella es la
Depresión es una enfermedad de extrema importancia es la mas istemica de todas las
enfermedades es decir aquella que abarca prácticamente todos los aspectos de el organismo
del individuo. El estrés depende de una serie de factores que hemos escogido como
principales hábitos de vida nuestra alimentación es importante el ejercicio también lo es
como nosotros trabajamos ejerce un papel muy fundamental otro punto importante es el que
respecta al equilibrio cuales son los aditivos químicos que usted está poniendo en su vida si
esos aditivos pasan por el café, alcohol y por el tabaco usted está en realidad siendo un
suicida un envenenamiento lento pero inexorable tendrá como consecuencia una corta vida
y un riesgo mayor de contraer enfermedades. En el plano mental y espiritual el estrés
pueden causar cambios en el comportamiento y los patrones morales provocando: La falta
de creencias. Dificultad en perdonar a los demás y así mismo, pérdida de fe, sensación de
abandono por parte de DIOS. Lo que es peor que cualquier enfermedad.
Un punto muy importante para que tengamos el estrés debidamente administrado es el de la
confianza en el Poder de divino, cuando nos encontramos en una situación en que no
tenemos esperanza de salir de ella pero tenemos la seguridad de que seremos ayudados por
DIOS nosotros serramos el circulo del estrés por lo tanto la enfermedad no se nos
manifiesta pero si por otro lado yo digo no hay salida yo no creo en nada usted realmente
estará cerrando ese círculo de estrés y en consecuencia abriendo su cuerpo su inmunidad a
la presencia de las enfermedades de las enfermedades llamadas psicosomáticas es
fundamental que tengamos fe porque de eso depende también nuestra salud mental. Hasta
ahora hemos visto que la primera etapa del estrés es la etapa de la alerta que es normal y
hasta necesaria para un buen desempeño físico y mental. La segunda etapa es la etapa de
resistencia cuando la salud se ve amenazada por el prolongamiento de estado de alerta y la
tercera etapa es la del agotamiento cuando surgen una serie de enfermedades.
Solo aquellos que no creen en un DIOS que nos conoce y nos cuida son los que se entregan
a la completa ansiedad y la preocupación DIOS conoce a cada individuo por su nombre y
cuida de cada uno como si no hubiera en la tierra ningún otro porque en JESÚS hubiera
muerto si buscamos a DIOS y lo ponemos en primer lugar en nuestras vidas EL se
encargara de que no nos falte nada de lo que necesitamos. Hoy podemos sentirnos
consolados y animados al pensar que DIOS se preocupa de cada uno de nosotros
individualmente y conoce cada una de nuestras necesidades, cuando tengamos algún
problema basta pensar EL me ama murió por mi