You are on page 1of 48

DETERMINACION DE DETERMINACION DE

CARACTERISTICAS HIDRODINAMICAS CARACTERISTICAS HIDRODINAMICAS
DEL SUELO : DEL SUELO :
CONDUCTIVIDAD HIDRAULICA CONDUCTIVIDAD HIDRAULICA
ESPACIO POROSO DRENABLE ESPACIO POROSO DRENABLE
ESPESOR DE LA REGION DE FLUJO ESPESOR DE LA REGION DE FLUJO
Dr. Luis Salgado S. Dr. Luis Salgado S.
Ing. Agrónomo, Ph.D.
F a c u l t a d d e I n g e n i e r í a A g r í c o l a
U n i v e r s i d a d d e C o n c e p c i ó n
I. INTRODUCCION.
Desde el punto de vista del drenaje, las características hidrodinámicas más relevantes de un
suelo !ue tienen !ue ver directamente con el cálculo del espaciamiento entre drenes
su"super#iciales son$
a% la conductividad hidráulica &'%(
"% el espacio poroso drena"le &µ%(
c% el espesor de la región de #lujo &D%.
)n un suelo isotrópico homog*neo, estas características son constantes en cual!uier sentido
de un eje de coordenadas cartesianas. +o o"stante, la maoría de los suelos son
generalmente de tipo anisotrópico heterog*neo, ra,ón por la cual es posi"le !ue cada uno
de estos #actores varíe considera"lemente tanto espacial como temporalmente. Por la misma
ra,ón, no es prudente ha"lar de -constantes. del suelo. /eneralmente, los valores !ue se
o"tienen e0perimentalmente son meras apro0imaciones a la realidad.
Antes del dise1o de un sistema de drenes su"super#iciales es #undamental proceder a la
determinación de estas características hidrodinámicas del suelo. )n este capítulo se revisan
solamente algunos de los m*todos más usuales !ue se se1alan en la literatura especiali,ada.
)s necesario recordar !ue, sin em"argo, lo importante no es sólo aplicar "ien un
procedimiento sino aplicar a!u*l !ue e#ectivamente es el más apropiado para las condiciones
imperantes. 2a elección del procedimiento adecuado así como la rigurosidad en su ejecución
la e0periencia !ue tenga el operador, serán determinantes en la o"tención del valor más
representativo con#ia"le para el dise1o.
II. CONDUCTIVIDAD HIDRAULICA.
)l dise1o #uncionamiento de un sistema de drenes su"super#iciales depende en gran medida
de la conductividad hidráulica o conductividad saturada del suelo &'%. 3odas las ecuaciones
para determinar espaciamiento entre drenes consideran este parámetro. Consecuentemente,
para dise1ar o evaluar un sistema de drenaje es necesario determinar el valor de la
conductividad tan preciso como sea posi"le.
2a importancia !ue tiene este valor en el cálculo del espaciamiento es posi"le demostrarlo a
partir de cual!uiera de las ecuaciones indicadas en el capítulo correspondiente a dise1o de
drenaje su"super#icial. Así por ejemplo, un error en el cien por ciento de la conductividad
provoca un error del orden del 456 en el espaciamiento. Considerando las variaciones !ue
presenta un suelo, di#erencias puntuales del cien por ciento entre uno otro no son del todo
e0tra1as cuando se hacen determinaciones en terreno.
Como a se ha dicho, la conductividad hidráulica de un suelo varía tanto espacial como
temporalmente. )sto signi#ica !ue para reali,ar un adecuado dise1o de un sistema de
7
drenaje es necesario encontrar un valor representativo del suelo. Para encontrar dicho valor
la persona !ue realice las determinaciones de"erá tener conocimiento acerca de las
relaciones teóricas entre el sistema de drenaje !ue en#renta las condiciones de drenaje
imperantes en el área en estudio. )sto signi#ica !ue el investigador de"erá tener un
conocimiento previo acerca de la e#ectividad del drenaje otras relaciones tales como$ a% la
pro#undidad a !ue se u"icarán los drenes la conductividad hidráulica a esa pro#undidad(
"% la pro#undidad de la región de #lujo el tipo de acuí#ero( c% la variación de la
conductividad hidráulica con la pro#undidad d% la anisotropía del suelo. )n otras pala"ras,
previo a la determinación de la conductividad hidráulica será necesario tener un aca"ado
conocimiento del suelo.
2.1. Factore !"e a#ecta$ %a co$&"ct'('&a& )'&r*"%'ca.
2a conductividad hidráulica varía espacialmente de"ido a$ a% la interacción del #luido con el
medio poroso &por la características mineralógicas de las partículas el agua !ue percola a
trav*s del suelo%( "% el "lo!ueo de los poros &de"ido al aire atrapado la destrucción de los
agregados%( c% los microorganismos &su multiplicación la consiguiente descomposición de
la materia orgánica puede o"struir los poros%( d% las grietas cavidades &resultante de la
actividad de las lom"rices descomposición de las raíces% e% la heterogeneidad del medio
poroso &variaciones en las características #ísicas de distintos estratos conduce a di#erencias
entre la conductividad hidráulica hori,ontal vertical%.
Desde el punto de vista de su variación en el tiempo *sta se de"e a !ue los #actores !ue
act8an son dinámicos lo cual, sumado a la intervención humana, somete al suelo a continuos
cam"ios !ue de una u otra #orma a#ectan la conductividad. 2a #igura 9. muestra la variación
de la conductividad hidráulica de"ido a una saturación prolongada. Dicha variación depende
de varios procesos simultáneos, aun!ue la di#erencia en las tres #ases en !ue se ha dividido la
curva, se e0plica por la predominancia de cada #actor. De acuerdo a la #igura, la
disminución de la conductividad durante la #ase 9 se de"e al e#ecto de la mojadura de las
partículas li0iviación de los electrolitos. )n la #ase 7 se produce un aumento relativamente
"rusco de la conductividad de"ido a la disolución del aire atrapado eliminación del mismo
:
con el agua. Finalmente, en la #ase :, se produce una disminución gradual de la
conductividad de"ido a la actividad micro"iana posterior sellado de los poros.
De acuerdo a lo anterior, suelos !ue han estado regados por un considera"le período de
tiempo se encuentran en la situación descrita en la #ase :, con un prolongado e#ecto de la
acción micro"iana, lo !ue pro"a"lemente producirá una disminución de la conductividad con
el tiempo, !ue de no corregirse mediante un sistema de drenaje seguirá disminuendo a8n
más, con el consiguiente deterioro de la estructura del suelo.
F'+"ra 1. Var'ac',$ &e %a co$&"ct'('&a& )'&r*"%'ca e$ e% t'e-.o /Ree(e0 11234.
Dos características del suelo !ue inciden poderosamente so"re la conductividad hidráulica
son la te0tura la estructura. )n la ta"la siguiente se ilustra claramente este e#ecto.
TABLA 1. VALORES DE CONDUCTIVIDAD HIDR5ULICA SEG6N TE7TURA.
/GRASSI0 11814.
4
Te9t"ra :
-;&<a
Arena gruesa con grava 95;<5
Franco arenosa #ina( arena #ina 9;<
Franco( #ranco arcillosa "ien estructurada 9;:
Franco arenosa mu #ina 5.<;7
Arcilla con grietas 5.<;7
Arena mu #ina 5.7;5.<
Franco arcillosa, arcillosa mal estructurada 5.557;5.7
Arcilla compactada =5.557
Como puede apreciarse, las variaciones de la conductividad hidráulica dentro de una misma
clase te0tural son considera"lemente altas además están a#ectadas por la estructura
predominante. )sto ilustra con claridad la necesidad de o"tener un valor representativo de
la conductividad para hacer un dise1o de drenaje adecuado. )n general, es posi"le sostener
!ue la conductividad de un suelo arenoso es #unción de su te0tura &granulometría%, en
cam"io, la conductividad de un suelo arcilloso depende #undamentalmente de su estructura
&ordenamiento espacial de las partículas%.
2.2. Deter-'$ac',$ &e %a co$&"ct'('&a& )'&r*"%'ca.
)0iste una serie de t*cnicas destinadas a la o"tención de un valor puntual de la
conductividad hidráulica. Como una #orma de clasi#icación, estos m*todos pueden ordenarse
de la siguiente #orma$
a% >*todos de la"oratorio.
a.9. Permeámetro de altura constante
a.7. Permeámetro de altura varia"le
"% >*todos de terreno.
".9. Con nivel #reático presente
; >*todo del po,o
<
; >*todo del pie,ómetro
; >*todo del do"le po,o
; >*todo de la prue"a de "om"eo
; >*todo de drenes paralelos
".7. ?in nivel #reático presente
; >*todo del po,o invertido
; >*todo del cilindro de in#iltración
; >*todo del do"le tu"o
c% >*todos de correlaciones.
c.9. A partir de la curva de retención de humedad del suelo
c.7. A partir de la curva de distri"ución del tama1o de partículas
c.:. A partir de la clase te0tural
3anto los m*todos de la"oratorio como los de terreno están "asados en imponer ciertas
condiciones al #lujo de agua en una muestra de suelo o en el suelo mismo, la aplicación de
una #órmula "asada en la le de Darc sujeta a ciertas condiciones de "orde.
2os m*todos de la"oratorio se aplican so"re muestras de suelo o"tenidas mediante cilindros.
Aun!ue estos m*todos son relativamente la"oriosos a8n se usan en atención a su rapide,
"ajo costo por!ue audan a eliminar pro"lemas de incertidum"re !ue relacionan las
propiedades del suelo con la conductividad. Además, tienen la ventaja !ue es posi"le o"tener
la conductividad hori,ontal vertical del suelo de cada estrata identi#icada en el estudio
agrológico. ?in em"argo, estos m*todos son poco recomenda"les a !ue, de"ido al tama1o
de la muestra, es posi"le esperar gran varia"ilidad escasa representatividad. Además,
puesto !ue la muestra proviene de un lugar puntual, está a#ecta a errores de procedimiento
durante su e0tracción posterior manipulación en el la"oratorio.
)n contraste con los m*todos anteriores, en los m*todos de terreno el valor de la
conductividad hidráulica se o"tiene construendo un hoo en el suelo midiendo en su
interior la disminución del nivel del agua &m*todos sin nivel #reático presente% o el ascenso
del nivel del agua &m*todos con nivel #reático presente%.
@
)n cuanto a los m*todos de correlación, *stos están "asados en relaciones predeterminadas
entre una propiedad especí#ica del suelo &ej. te0tura, curva de retención de humedad o
distri"ución del tama1o de partículas% la conductividad. ?u aplicación es #ácil rápida
no re!uiere de un tra"ajo de terreno o la"oratorio. Un valor o"tenido en esta #orma puede
no ser representativo del suelo !ue se desea drenar de"ido a las restricciones de cada
m*todo, por lo tanto no son recomenda"les con #ines de dise1o.
)n Chile, en las "ases t*cnicas !ue rigen la presentación del proecto a los concursos !ue
convoca la Comisión +acional de Aiego &C+A% "ajo el amparo de la 2e 9B.4<5 sus
modi#icaciones posteriores, se se1ala !ue con #ines de dise1o sólo de"en emplearse m*todos
de terreno &con o sin nivel #reático presente%. +o o"stante lo anterior, en este manual se
presentan tanto algunos m*todos de la"oratorio como de terreno por estimarse !ue es
aconseja"le tener un conocimiento adecuado de las t*cnicas más com8nmente usadas.
Per-e*-etro &e a%t"ra co$ta$te.
3al como se indica en la #igura 7., un permeámetro de altura constante es un instrumento
mu simple compuesto por un cilindro !ue contiene la muestra de suelo &pre#erentemente no
distur"ada% so"re *ste otro cilindro del mismo diámetro so"re el cual se mantiene una
altura de agua constante. )n la "ase del cilindro !ue contiene la muestra se coloca una gasa
o malla mu #ina de alam"re o plástico para impedir !ue el suelo colapse. 3odo el aparato
así armado se instala so"re un em"udo, el cual permite !ue el agua !ue pase a trav*s de la
muestra sea colectada medida en una pro"eta. Una ve, saturada la muestra esta"ili,ado
el nivel de agua so"re la misma, se colecta el volumen de agua !ue percola, e0presándose en
unidades de caudal.
Para el cálculo de la conductividad hidráulica se utili,a la ecuación de Darc !ue "ajo las
condiciones de #lujo imperantes en el sistema resulta ser$
C D 2
' E ;;;;;;;;;;;;;; )c.9.
A D F
G
donde$
' E conductividad hidráulica &2H3%
C E caudal &2
:
H3%
2 E largo de la muestra de suelo &2%
A E área del cilindro &2
7
%
F E 2 I h E carga de agua &2%
h E altura de agua so"re la muestra &2%
F'+"ra 2. Per-e*-etro &e a%t"ra co$ta$te .ara &eter-'$ar %a co$&"ct'('&a& )'&r*"%'ca
&e "$ "e%o.
Con el propósito de o"tener una muestra de suelo en su condición más natural posi"le
&muestra no distur"ada%, es conveniente !ue *sta se o"tenga con el mismo cilindro con !ue
posteriormente será procesada en la"oratorio. )s conveniente, por lo tanto, !ue el cilindro
en cuestión sea de un diámetro no superior a G.< cm, un largo no superior a 95 cm provisto
de un "isel &#ilo% en el "orde in#erior. Dicho cilindro se inserta en el suelo &vertical u
B
hori,ontalmente% a la pro#undidad deseada mediante presión o golpes suaves cuidando no
destruir la estructura natural del suelo.
Una ve, o"tenida la muestra *sta se limpia con un cuchillo para ajustarla al nivel superior e
in#erior del cilindro, cuidando no sellar los poros del suelo. Para evitar la deshidratación de
la muestra #acilitar su traslado hacia el la"oratorio, es conveniente sellar am"os e0tremos
con un plástico.
De la ecuación 9. se desprende !ue el cálculo de la conductividad es independiente del largo
del área de la muestra consecuentemente del cilindro !ue la contiene. )sto es importante,
por cuanto ello signi#ica !ue tanto los cilindros !ue contienen el suelo como a!u*llos !ue
contiene el agua pueden #a"ricarse #ácilmente a partir de ca1erías de #ierro o co"re, sin
importar sus dimensiones.
Per-e*-etro &e a%t"ra (ar'a=%e.
Un perm*ametro de altura varia"le es un instrumento tan simple como el de altura constante.
Como su nom"re lo indica, en este caso el procedimiento consiste en hacer variar una
columna de agua desde un nivel inicial &F
i
% a uno #inal &F
#
%. Para lograr tal propósito, el
tu"o !ue se u"ica so"re el !ue contiene la muestra se recomienda sea lo su#icientemente largo
&9<;75 cm% de modo de hacer las lecturas con relativa #acilidad &#igura :.%. Para el correcto
#uncionamiento de este instrumento se re!uiere tomar las mismas precauciones indicadas
anteriormente en cuanto a la toma de la muestra, montaje operación del instrumento.
J
F'+"ra >. E!"e-a &e "$ .er-ea-etro &e a%t"ra (ar'a=%e.
95
Kajo las condiciones de #lujo indicados en la #igura :, es posi"le demostrar !ue la
conductividad hidráulica !ueda determinada por la siguiente e0presión$
2 F
i
' E 7.: ;;;;; log ;;;;; )c.7.
∆t F
#
donde$
' E conductividad hidráulica &2H3%
2 E largo de la muestra &2%
∆t E intervalo de tiempo desde F
i
a F
#
&3%
F
i
E altura inicial del agua &2%
F
#
E altura #inal del agua &2%
M?to&o &e% .o@o.
)ste m*todo consiste en per#orar un po,o en el suelo, mediante un "arreno, hasta la
pro#undidad deseada "ajo el nivel #reático. Cuando el agua en el po,o alcan,a su nivel de
e!uili"rio con a!u*lla presente en el suelo, parte de ella es removida mediante una "om"a de
tipo manual. Al producirse una di#erencia de carga entre el nivel del agua dentro del po,o
la del suelo, esta comien,a a #luir hacia el interior del po,o se mide la velocidad con la cual
ella asciende. 2uego de o"tener un conjunto de datos de incrementos de altura del agua
versus tiempo, la conductividad hidráulica se calcula a partir de alguna ecuación !ue
relacione la velocidad de ascenso del agua, las condiciones de #lujo la geometría del po,o
&?algado, 9JG9%. Kajo las condiciones descritas, este m*todo mide la conductividad
hidráulica promedio en un radio de 45 a <5 cm en torno al po,o hasta 75 cm "ajo el #ondo
del mismo &Figura 4.%.
99
F'+"ra A. D'a+ra-a &e% -?to&o &e% .o@o e+B$ Hoo+)o"&t C Er$t.
97
+umerosos investigadores han intentado descri"ir num*ricamente las condiciones en las
cuales se produce el #lujo al interior del po,o. ?eg8n Fooghoudt &/rassi, 9JB9% el #lujo al
interior del po,o es hori,ontal a trav*s de las paredes del po,o vertical a trav*s del #ondo
del mismo. Asumiendo !ue durante el período !ue tiene lugar la determinación en terreno,
no se produce a"atimiento del nivel #reático en las inmediaciones del po,o, este autor o"tuvo
las siguientes e0presiones para el cálculo de la conductividad hidráulica.
a% ?i D ≠ 5, entonces$
7.: r ? h
o
' E ;;;;;;;;;;;;;;;;;;;; log ;;;;; )c. :.
&7F I r% ∆t h
9
"% ?i D E 5, entonces$
7.: r ? h
o
' E ;;;;;;;;;;;;;;;;;;;; log ;;;;; )c. 4.
7F ∆t h
9
donde$
D E pro#undidad al estrato impermea"le desde el #ondo del po,o &cm%
r E radio del po,o &cm%
F E distancia desde el nivel #reático al #ondo del po,o &cm%
h
o
E distancia desde el nivel #reático al nivel del agua en el po,o al tiempo t
o
&cm%
h
9
E distancia desde el nivel #reático al nivel del agua en el po,o al tiempo t
9
&cm%
∆t E intervalo de tiempo entre t
o
t
9
&seg%
? E #actor de geometría del po,o &adimensional%
)mpíricamente, a trav*s de modelos el*ctricos, se ha o"tenido !ue el #actor ? es igual a$
r D F
9:
? E ;;;;;;;;;;
5.9J
)rnst &Lan Keers, 9JG5% desarrolló una #órmula para determinar la conductividad hidráulica
del suelo independientemente de la velocidad de ascenso de agua dentro del po,o. Dicha
ecuación se puede e0presar en #orma simple como$
∆h
' E C ;;;;;;;; )c. <.
∆t
donde$
' E conductividad hidráulica &mHdía%
C E coe#iciente geom*trico
∆h E intervalo de distancia entre h
o
h
9
&cm%
∆t E intervalo de tiempo entre t
o
t
9
&seg%
)l #actor geom*trico C depende de la pro#undidad al estrato impermea"le &D% la
pro#undidad media del agua dentro del po,o &h%. )sta dado por las siguientes e0presiones$
Cuando D M 5.< F
4.555 rHh
C E ;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;; )c. @.
&75 I FHr%&7 ; hHF%
Cuando D E 5
:.@55 rHh
C E ;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;; )c.G.
&95 I FHr%&7 ; hHF%
donde$
D E pro#undidad al estrato impermea"le desde el #ondo del po,o &cm%
F E distancia desde el nivel #reático al #ondo del po,o &cm%, siempre !ue$ 75 = F = 755
r E radio del po,o &cm%. ?e recomienda !ue$ : = r = G
94
h E pro#undidad media del agua en el po,o "ajo el nivel #reático &cm%, tal !ue
h E 5.< &h
o
; h
9
%
ho E pro#undidad inicial del agua en el po,o desde el nivel #reático &cm%
h9 E pro#undidad #inal del agua en el po,o desde el nivel #reático &cm%
Cuando 5 = D = 5.< F el valor de la conductividad hidráulica puede o"tenerse a partir de la
media aritm*tica o geom*trica de los valores o"tenidos con las ecuaciones @ G.
2a #igura <. muestra el e!uipamiento re!uerido para reali,ar la determinación en terreno.
)sta compuesto por "arreno, "om"a manual, soporte, huincha #lotador. )n condiciones de
suelo mu inesta"le puede ser necesario el uso de un #iltro metálico para evitar !ue el po,o
colapse. )n este caso será necesario construir el po,o a trav*s del interior del #iltro.
2uego de construido el po,o se re!uiere !ue el agua alcance su nivel de e!uili"rio. 2as
medidas de"en comen,ar tan pronto se e0traiga el agua desde el po,o, hacerse a intervalos
regulares de tiempo de"en prolongarse por un tiempo no superior al re!uerido para !ue el
7<6 del volumen de agua e0traída haa reingresado al po,o a trav*s de las #iltraciones. ?i
no se respeta esta condición, es posi"le !ue en el suelo adacente se produ,ca un
considera"le a"atimiento del nivel #reático, haciendo variar las condiciones de #lujo "ajo las
cuales #ueron derivadas las ecuaciones por lo tanto no son válidas.
2uego !ue se han hecho las mediciones respectivas será necesario revisar su consistencia
con#ia"ilidad. Para tal e#ecto será necesario reali,ar todo el proceso de nuevo, hacer nuevas
mediciones en el mismo po,o, eliminar a!uellos datos !ue mere,can dudas #inalmente
utili,ar sólo a!u*llos con los cuales se o"tiene má0ima consistencia.
9<
Figura 5. Equipamiento para determinar la conductividad hidráulica mediante el
método &e% .o@o.
9@
M?to&o &e% &o=%e .o@o.
Cuando se trata de un suelo heterog*neo, compuesto de dos hori,ontes !ue tengan una
aprecia"le di#erencia en su te0tura &Figura @.%, )rnst propuso o"tener las conductividad de
cada estrato utili,ando las siguientes e0presiones$
∆h
9
'
9
'
7
'
7
;;;;;;; E ;;;;; I ;;;;; ; ;;;;;;
∆t
9
C
9
C
7
C
9
luego$
C
9
∆h
9
H∆t
9
; '
9
'
7
E ;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;; )c.B.
&C
9
HC
7
% ; 9
2os valores C
9
C
7
se o"tienen a partir de la ecuación @. o G. usando F
9
h
9
F
7
h
7
,
respectivamente. )l valor de '
9
se o"tiene como si se trataran de un suelo homog*neo,
constituido por una sola estrata, reempla,ando los valores respectivos en la ecuación <.
M?to&o &e% P'e@,-etro.
Con #recuencia es desea"le o"tener la conductividad hidráulica de cada una de las estratas
de !ue está constituido el suelo. )sto es particularmente importante cuando se estudia el
dise1o de un sistema de drenaje de un suelo de origen aluvial, estrati#icado, donde las
características #ísicas de cada estrata in#luen directamente en la pro#undidad a la cual
serán instalados los drenes. ?i el suelo en cuestión consta 8nicamente de dos estratas
&Figura @.% se puede usar el procedimiento propuesto por )rnst &)c. B.%. ?i *ste no es el
caso el suelo consta de tres o más estratas, se recomienda el uso del m*todo del
pie,ómetro.
F'+"ra D. D'a+ra-a &e% -?to&o &e Er$t .ara "$ "e%o &e &o etrata.
9B
)ste m*todo consiste en #or,ar a !ue el agua entre al po,o sólo a trav*s de una cavidad
u"icada a la pro#undad deseada. Para tal e#ecto es necesario instalar, hasta más a"ajo del
nivel del agua, un tu"o metálico o plástico, "iselado &con #ilo% en su e0tremo in#erior, !ue
impida !ue el agua entre al po,o, e0cepto por la cavidad construida para tal e#ecto &Figura
G%. Para instalar el tu"o es necesario e0traer el suelo a trav*s del interior del mismo el cual
se va "ajando por simple presión a medida !ue se pro#undi,a el po,o. Una ve, !ue el tu"o
se encuentra a la pro#undidad deseada, se contin8a per#orando cuidadosamente por el
interior hasta #ormar una cavidad "ajo el e0tremo in#erior del mismo. Una alternativa
di#erente es per#orar hasta el #ondo del tu"o luego levantarlo para #ormar la cavidad.
Una ve, construida la cavidad se e0trae todo el resto de suelo !ue pudiera ha"er en su
interior, se deja !ue el nivel #reático alcance su punto de e!uili"rio, se registran los datos
respectivos, se e0trae el agua desde su interior se mide su ascenso en #orma similar a la
descrita para el m*todo del po,o.
'irNham &?algado, 9JG9% determinó las siguientes e0presiones !ue permiten el cálculo de la
conductividad hidráulica.
7.: πr
7
h
o
' E ;;;;;;;;;;;;;;; log ;;;;;; )c.J.
A D ∆t h
9
o "ien
πr
7
∆h
' E ;;;;;;;;;;;;;;; ;;;;;; )c.95.
A D ∆t h
9J
F'+"ra 3. D'a+ra-a &e% -?to&o &e% .'e@,-etro.
75
donde$
' E conductividad hidráulica &cmHseg%
r E radio del tu"o &cm%
h
o
E pro#undidad inicial del agua en el po,o desde el nivel #reático &cm%
h
9
E pro#undidad #inal del agua en el po,o desde el nivel #reático &cm%
∆h E intervalo de distancia entre h
o
h
9
A E #actor geom*trico del po,o &Figura B.%
h E pro#undidad media E &h
o
;h
9
%H7 &cm%
∆t E intervalo de tiempo entre t
o
t
9
&seg%
)l error !ue se comete al usar la ecuación 95. es pe!ue1o si la relación ∆hHh
9
es pe!ue1a,
pero aumenta al aumentar dicha relación. Dicho error es in#erior al 46 para relaciones
∆hHh
9
menores a 5.< e in#erior al 956 para relaciones entre 5.< 5.G &Aichards, 9J<4%.
M?to&o &e% .o@o '$(ert'&o.
Como se se1aló anteriormente, este m*todo, conocido en la literatura #rancesa con el
nom"re de m*todo Porchet, ha sido dise1ado para o"tener la conductividad hidráulica de
un suelo donde no e0iste un nivel #reático presente. ?u principio está "asado en la
in#iltración de agua en el suelo. Al usar un cilindro para in#iltrar continuamente agua a un
suelo no saturado, se encontrará !ue luego de un cierto tiempo el suelo alrededor de"ajo
del cilindro alcan,a saturación !ue el #rente h8medo, es una línea relativamente nítida
entre el suelo h8medo el suelo seco &Figura J.%.
Consideremos un punto justo encima del #rente h8medo a una distancia O "ajo la super#icie
del suelo. )l potencial matricial &h
m
% en dicho punto es "ajo. 2a carga hidráulica en la
super#icie del suelo será O I h &h E altura del agua en el cilindro%. 2a di#erencia de carga
entre el punto O la super#icie del suelo será por lo tanto$
79
F'+"ra 8. Factor +eo-?tr'co A &e %a ec"ac',$ &e :'rE)a-.
77
F'+"ra 1. Proceo &e '$#'%trac',$ =aFo "$ c'%'$&ro.
7:
∆h E O I h I hm
el gradiente hidráulico &i%, será$
∆h O I h I hm
i E ;;;;;; E ;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;
O O
?i O es su#icientemente grande en atencion a !ue generalmente h h
m
son pe!ue1os, el
gradiente tiende a la unidad &i ⇒ 9%. Kajo tales condiciones aplicando Darc, resulta !ue
cuando el suelo se encuentra prácticamente saturado, la velocidad de #lujo del agua es
igual a la conductividad hidráulica &L E '%.
)l m*todo del po,o invertido se "asa en el principio descrito anteriormente. ?i mediante un
"arreno se construe un po,o *ste se llena con agua hasta !ue el suelo alrededor de"ajo
est* prácticamente saturado, la velocidad de in#iltración será casi constante &Figura 95%.
Kajo tales condiciones la in#iltración total &C% será igual a la velocidad por el área de
in#iltración &L D A% como !ue hemos dicho !ue L E ', entonces$
C E ' D A )c. +P 99
Como en tales circunstancias el agua se in#iltra tanto a trav*s de las paredes como del
#ondo del po,o, el área total de in#iltración será$
A E 7πr h I πr
7
74
F'+"ra 1G. I$#'%trac',$ &e a+"a e$ "$ .o@o.
7<
donde$
r E radio del po,o
h E altura de agua dentro del po,o
A E área total de in#iltración
Aeempla,ando en la ecuación 99, resulta$
C E 7π 'r&h I rH7%
Puesto !ue tam"i*n el caudal de in#iltración &C% se puede e0presar como$
d
h
C E ; πr
7
;;;;;
d
t
Aeempla,ando el valor de C resulta$
d
h
r
;πr
7
;;;;;; E 7π ' r &h I ;;;;;;%
d
t
7
Integrando la e0presión anterior entre los límites ho ; h
t
t
o
;t
t
, resulta #inalmente !ue$
log &h
o
I rH7% ; log &h
t
I rH7%
' E 9.9< r ;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;; )c. 97.
t
t
; t
o
donde$
' E conductividad hidráulica &cmH seg%
h
o
E altura de agua en el po,o al tiempo t
o
h
t
E altura de agua en el po,o al tiempo t
t
7@
F'+"ra 11. Dato &e terre$o e$ "$a .r"e=a &e .o@o '$(ert'&o.
7G
Al gra#icar en un papel semilogarítmico los valores de h
t
; rH7 versus t &Figura 99.%, resulta
una línea recta donde$
log &h
o
I rH7% ; log &h
t
I rH7%
tg α E ;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;; )c. 9:.
t
t
; t
o
por tanto$
' E 9.9< r tg α )c. 94.
)s importante construir el grá#ico ilustrado en la #igura 99 a !ue si los valores resultantes
de una prue"a de terreno no se ajustan a una línea recta signi#ica !ue el suelo no ha
alcan,ado a8n la plena saturación por lo tanto se re!uiere seguir agregando agua al po,o
hasta lograr dicha condición.
M?to&o &e %a .r"e=a &e =o-=eo.
Dado el origen aluvial de la maoría de los suelos del Lalle Central de Chile, no es inusual
!ue se necesite conocer la conductividad hidráulica de una estrata constituida por una gran
cantidad de piedras gravas con una matri, arenosa o arcillosa. Kajo tales condiciones,
normalmente no es posi"le utili,ar un "arreno para proceder seg8n la teoría del po,o. )n
tales circunstancias se sugiere reali,ar una .r"e=a &e =o-=eo !ue consiste en &Figura 97.%$
• Con#eccionar un po,o de diámetro conocido de una pro#undidad superior a la del nivel
#reático.
• Kom"ear agua a caudal constante hasta alcan,ar la condición de e!uili"rio
• Calcular la conductividad hidráulica seg8n la siguiente e0presión, la cual es válida sólo
en caso !ue el po,o penetre menos del 756 del espesor del acuí#ero$
7B
F'+"ra 12. D'a+ra-a '$&'ca$&o %a (ar'a=%e &e %a .r"e=a &e =o-=eo.
7J
C
' E ;;;;;;;;;;;;;;;;;; )c. 9<.
C D ∆F D r
donde$
' E Conductividad hidráulica &mHdía%
C E Caudal de "om"eo constante &m
:
Hdía%
r E Aadio del po,o &m%
C E #&h,r% E #actor geom*trico adimensional &Figura 9:.%
F
7
; h
7
∆F E ;;;;;;;;;;;;; &m%
F
F E Distancia desde el #ondo del po,o al nivel #reático en su condición inicial &m%
h E Distancia del #ondo del po,o al nivel de agua dentro del mismo luego de alcan,ar
la
condición de e!uili"rio &m%
)s necesario tener presente !ue en este procedimiento el valor de C es válido sólo para
F=5.7<?, donde ? representa la distancia desde el #ondo del po,o hasta el estrato
impermea"le. )l valor así o"tenido representa un promedio dentro de la región del #lujo.
2.>. Ca$t'&a& C .ro#"$&'&a& &e %a &eter-'$ac'o$e.
Cual!uiera sea la metodología !ue se apli!ue lo !ue se o"tiene es un valor puntual de la
conductividad hidráulica. ?in em"argo, con #ines de drenaje lo !ue realmente interesa es
tener un valor espacial de la conductividad. Consecuentemente, el asunto no consiste tanto
en la precisión con !ue se haga una determinación en particular, sino en lograr !ue los
valores o"tenidos sean representativos de las condiciones reales del suelo. Por lo tanto,
será conveniente tener en consideración lo siguiente$
:5
F'+"ra 1>. Factor /C4 .ara e% c*%c"%o &e %a co$&"ct'('&a& e+B$ .r"e=a &e =o-=eo.
/:e%er0 J. a$& Ooter=a$0 R.J.0 113A4.
:9
9. 2a determinación de la conductividad hidráulica de"e estar íntimamente relacionada con
el estudio de suelos reali,ado, con el propósito de$ a% seleccionar adecuadamente el
m*todo a utili,ar, "% de#inir la pro#undidad hasta la cual de"en reali,arse la
determinaciones.
7. Puesto !ue con #ines de drenaje no tiene sentido conocer la conductividad hidráulica de
una #ase, de una unidad de manejo ni mucho menos de una serie de suelos, es
indispensa"le reali,ar un gran n8mero de determinaciones con *stos desarrollar un
plano de ra$+o &e co$&"ct'('&a& para #inalmente elegir un valor representativo dentro
de dicho rango proceder al cálculo del espaciamiento, el cual es válido sólo dentro del
área !ue comprende ese rango.
2a literatura indica diversos criterios para estimar el n8mero mínimo de determinaciones
!ue de"ieran reali,arse, cantidad !ue está condicionada por las características del suelo
el espaciamiento esperado. 2a ta"la 7. se1ala un criterio ampliamente utili,ado en el cual
los valores recomendados e0presan el n8mero má0imo de hectáreas representadas por cada
punto de determinación.
TABLA 2. DENSIDAD DE DETERMINACIONES DE CONDUCTIVIDAD
HIDR5ULICA EN RELACIHN A LA VARIABILIDAD DEL SUELO I
ESPACIAMIENTO ESPERADO /FAO0 118G4.
Co$&'c',$ &e E.ac'a-'e$to .o'=%e /-4
S"e%o J >G - >GK32 - L 32 -
Feterog*neo = < <;95 95;9<
<;95 95;7< 75;45
Fomog*neo 95;7< 7<;<5 45;G<
)n Chile, en las Kases 3*cnicas de los concursos de la 2e 9B.4<5 se tiende a e0igir un
elevado n8mero de determinaciones en super#icies in#eriores a 955 hectáreas. )sto, en
atención a !ue la maor cantidad de proectos !ue se reali,an a"arcan e#ectivamente
pe!ue1as super#icies. 2a ta"la :. resume dicho criterio.
TABLA >. FACTOR PARA DETERMINAR EL N6MERO DE MEDICIONES DE
CONDUCTIVIDAD HIDR5ULICA POR CADA TRAMO DE SUPERFICIE.
:7
S".er#'c'e
/)a4
Factor
≤ 75
9,5
7<;<5 5,<
<9;955 5,7
M 955 5,9
2a aplicación de la ta"la :. e0ige !ue la super#icie total a drenar sea su"dividida en cada
uno de los rangos indicados *stos multiplicados por el respectivo #actor. Así, en una
super#icie menor de 75 ha., de"e reali,arse una determinación por hectárea( si la super#icie
es de <5 ha. de"erán reali,arse :< determinaciones &75 D 9 I :5 D 5,< E :<% si la
super#icie es de 955 ha. de"erán reali,arse 4< determinaciones &75 D 9 I :5 D 5,< I <5 D
5,7 E 4<%.
)n cuanto a la pro#undidad a la cual de"en hacerse las mediciones, a!u*lla está
determinada por el tipo de suelo e0istente. /eneralmente se acepta !ue si el suelo es
homog*neo, las determinaciones de"ieran hacerse hasta una pro#undidad e!uivalente a 9HB
del espaciamiento previsto. ?i el suelo es heterog*neo las determinaciones de"ieran
hacerse hasta una pro#undidad e!uivalente a 9H75 del espaciamiento previsto. )n am"os
casos, o"viamente, el límite in#erior es el estrato impermea"le. Qtro criterio recomienda
!ue la pro#undidad hasta la cual de"an reali,arse las determinaciones sea en #unción de las
características del suelo el espaciamiento esperado. 2a ta"la siguiente resume dicho
criterio.
::
TABLA A. DETERMINACIONES DE CONDUCTIVIDAD HIDR5ULICA DE UN
SUELO /FAO0 118G4.
Caracter<t'ca Pro#"$&'&a& &e %a '$(et'+ac',$
&e% "e%o To&o %o 't'o 2GM &e %o 't'o 1GM &e %o 't'o
Pro#undo 5,9 2 5,7 2 ;
&D%
'
v
= '
h
5,5< 2 5,9 2 ;
'
v
== '
h
5,5< 2 ; 5,9 2
?ustrato poco permea"le 5,5< 2 ; 5,9 2
&D%
'
v
E conductividad hidráulica vertical.
'
h
E conductividad hidráulica hori,ontal.
Independientemente del criterio seleccionado, es #undamental tomar en consideración !ue
las determinaciones de"en reali,arse en la región donde ocurrirá el #lujo.
III. POROSIDAD DRENABLE.
>.1. De#'$'c'o$e.
)l espacio poroso drena"le &µ% es el volumen de agua !ue pierde un acuí#ero no con#inado
&#reático% desde un volumen de suelo !ue tiene una unidad de área por una unidad de
disminución &a"atimiento% del nivel #reático &Figura 94.%. 3am"i*n puede de#inirse como la
relación entre el cam"io en el contenido de humedad en el per#il de suelo por encima del
nivel #reático, a la correspondiente elevación o caída del nivel #reático, en ausencia de
evaporación.
)n atención a !ue en un acuí#ero #reático la compresi"ilidad es desprecia"le, este concepto
es e!uivalente al de rendimiento especí#ico, espacio poroso drena"le o porosidad e#ectiva.
)s una cantidad adimensional normalmente e0presada como porcentaje sus valores
#luct8an entre menos de un < por ciento en suelos arcillosos hasta más de :< por ciento en
suelos arenosos gruesos &3a"la <%.
:4
F'+"ra 1A. D'a+ra-a !"e e9.%'ca e% co$ce.to &e e.ac'o .oroo &re$a=%e o re$&'-'e$to
e.ec<#'co e$ "$ ac"<#ero #re*t'co.
:<
TABLA 2. FACTORES DE LA POROSIDAD DRENABLE EN RELACIHN CON LA
TE7TURA I LA ESTRUCTURA DEL SUELO /FAO0 118G4.
Te9t"ra Etr"ct"ra
Poro'&a&
&re$a=%e
/M4
Arcillosa
Franco;arcillosa densa
Columnar, aglomerada mu #ina 9;7
Arcillosa
Franco;arcillosa
Arcillo;limosa
Franco arcillo;arenosa
Prismática mu #ina o #ina en "lo!ue
angulares o laminar
9;:
Arcillosa
Arcillo;limosa
Franco;arcillo;limosa
Franco;arcillosa
Franco;limosa
2imosa
Franco;arcillo;arenosa
Prismática #ina mediana en "lo!ues
angulares laminar
:;B
Franco;arcillosa poco densa
2imosa
Franco;limosa
Franco;arenosa mu #ina
Franca
Prismática mediana en "lo!ues
su"angulares
@;97
Franco;arenosa #ina
Franco;arenosa
)n "lo!ues su"angulares gruesos
granular, migajón #ina
97;9B
Arenosa;#ranca
Arenosa;#ina
>igajón mediana de grano suelto 9<;77
Arenosa;media De grano suelto 77;7@
Arenosa;gruesa
/rava
De grano suelto 7@;:<
De lo anterior se desprende !ue los poros #inos de un suelo no contri"uen al espacio
poroso drena"le de"ido a !ue las #uer,as con !ue el agua es retenida son maores !ue el
peso de la misma. Consecuentemente, desde los poros pe!ue1os no ha drenaje de agua
por e#ecto de la gravedad. )sto e0plica, en parte, por !u* en suelos arcillosos se re!uiere
un menor espaciamiento !ue en suelos arenosos por !u* los suelos arcillosos retienen
maor cantidad de agua !ue los arenosos.
?i en un suelo cual!uiera, !ue tiene un nivel #reático a una determinada pro#undidad &+F
inicial% se lleva *ste a una nueva posición, más pro#unda &+.F. #inal%, se produce una
p*rdida de agua desde el per#il del suelo e!uivalente al área som"reada de la #igura 9<.
Por lo tanto, el espacio poroso drena"le estará determinado por$
:@
cam"io en el contenido de humedad del suelo
µ E ;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;; )c. 9@.
cam"io en la pro#undidad del nivel #reático
De la ecuación anterior es posi"le concluir !ue el espacio poroso drena"le no es una
constante para todo el per#il del suelo depende de la pro#undidad del nivel #reático. )sto
hace !ue su determinación sea relativamente complicada.
>.2. Deter-'$ac',$ &e %a .oro'&a& &re$a=%e.
)0isten diversos m*todos para determinar la porosidad drena"le. 2as Kases 3*cnicas de
los Concursos de la 2e 9B.4<5 se1alan !ue este valor puede o"tenerse por una simple
correlación con la conductividad hidráulica mediante la e0presión desarrollada por Lan
Keers &>artíne,, 9JB7%.
µ= ' )c. 9G.
donde$
µ E porosidad drena"le &6%
' E conductividad hidráulica &cmHdía%
:G
F'+"ra 12. D'a+ra-a !"e &ecr'=e e% co$ce.to &e .oro'&a& &re$a=%e.
:B
2os valores así o"tenidos se relacionan ra,ona"lemente "ien con a!uellos otros propuestos
por /rassi &9JB9% el Rater and PoSer ?ervice de )stados Unidos &FAQ, 9JB5% !ue se
indican en las #iguras 9@ 9G, respectivamente. Por tratarse todas ellas de relaciones
empíricas, a continuación se indican dos procedimientos para calcular la porosidad
drena"le a partir de datos o"tenidos en la"oratorio.
M?to&o &e% co$te$'&o &e )"-e&a&.
?i el contenido de humedad volum*trico de un suelo &θ
v
% se de#ine como la relación entre el
volumen de agua el volumen unitario de suelo, la porosidad drena"le resulta ser$
µ E θ
v

h
E 5% ; θ
v

h
E 0% )c. 9B.
)n otras pala"ras, la porosidad drena"le resulta del cam"io en el contenido de humedad
volum*trico del suelo cuando la tensión aumenta desde cero &ϕ
h
E 5% a un valor menor !ue
cero determinada por la disminución del nivel #reático desde su posición original &O E 5% a
una posición in#erior.
)jemplo 9.
)n una muestra de suelo se tiene !ue$
A ϕ
h
E 5 ⇒ θ
v
E 4J6
ϕ
h
E 955 cm ⇒θ
v
E 476
luego$
µ E 4J ; 47 E G6
:J
F'+"ra 1D. Poro'&a& &re$a=%e co-o #"$c',$ &e %a co$&"ct'('&a& )'&r*"%'ca.
45
F'+"ra 13. Re%ac',$ +e$era% e$tre .oro'&a& &re$a=%e /µ4 C %a co$&"ct'('&a& )'&r*"%'ca
/:4 /Gra'0 11814.
49
M?to&o &e %a c"r(a &e rete$c',$ &e )"-e&a&.
Como se ha se1alado anteriormente, al "ajar el nivel #reático desde una posición inicial
&previo al drenaje% hasta una posición #inal &despu*s de instalados los drenes%, el suelo
pierde agua desde la ,ona saturada. Kajo tales condiciones, la porosidad drena"le !ueda
determinada por la ecuación 9@. ?i la disminución del nivel #reático no es superior a los
9<5;755 cm, es posi"le aplicar dicha relación el procedimiento a seguir es el siguiente$
?upongamos !ue el nivel #reático inicial de un suelo se encuentra en e!uili"rio a <5 cm
"ajo la super#icie. Kajo tales condiciones se tiene !ue la carga por presión es igual a la
pro#undidad en cada punto &h
9
E ;,%. ?i el nivel #reático se "aja a 9.7 m de pro#undidad la
carga por presión seguirá siendo proporcional a la pro#undidad, es decir &h
7
E ;,%. )stas
dos curvas se muestran en la #igura 9Ba. ?i se gra#ican los datos de retención de humedad
del suelo o"tenidos en la"oratorio, o"tenemos las curvas θ
9
&O% θ
7
&O% !ue se indican en la
#igura 9B". Por lo tanto seg8n la ecuación 9@,
área AKCD
µ E ;;;;;;;;;;;;;;;;; &mm%
distancia AD
?i el suelo es homog*neo, es posi"le demostrar !ue$
K) I C)
µ E ;;;;;;;;;;;;;;;
7
)sta 8ltima e0presión se1ala !ue la porosidad drena"le es igual al promedio del contenido
de humedad en volumen en la super#icie del suelo, entre am"as situaciones.
47
F'+"ra 18. D'tr'="c',$ &e .re'o$e C co$te$'&o &e )"-e&a& &e "$ "e%o co$ e% $'(e%
#re*t'co a &o .ro#"$&'&a&e.
)jemplo 7.
2a ta"la @. muestra un ejemplo de cálculo de la porosidad drena"le para un suelo #ranco
arcillo limoso, cuando el nivel #reático se "aja de 5.<5 a 9.7 m de pro#undidad. Como se
desprende de la ta"la, el m*todo descrito re!uiere !ue se disponga de datos de contenido de
humedad volum*trico del suelo a tensiones in#eriores de 9H: de atmós#era &:55 cm%.
Para no tener !ue recurrir a tales determinaciones especí#icas de la"oratorio, se
recomienda gra#icar los datos de la curva de retención del suelo &ϕ
m
vHs θ
v
% en un papel log;
log. Kajo tales condiciones es posi"le esperar !ue los puntos se distri"uan en torno a una
recta por lo cual es #ácil e0trapolar la #unción al rango 5;:55 cm. Una ve, ajustada la
recta, se o"tiene los valores de contenido de humedad &θ
v
% para las tensiones &ϕ% o
pro#undidades re!ueridas.
4:
TABLA D. EJEMPLO DE C5LCULO DEL ESPACIO POROSO DRENABLE /µ4 DE
UN SUELO ARCILLO LIMOSO0 CUANDO EL NIVEL FRE5TICO BAJA DE 2G CM A
12G CM DESDE LA SUPERFICIE DEL SUELO.
Pro#"$&'&a
& =aFo
".er#'c'e
A%t't"&
o=re N.F1 θ1
A%t"ra
o=re N.F2 θ2 ∆θ ∆θ ∆θN1GG
5 <5 5,4G@ 975 5,4<J 5,59G 5,59G< 9,G<
95 45 5,4GJ 995 5,4@9 5,59B 5,59J5 9,J5
75 :5 5,4B: 955 5,4@: 5,575 5,575< 7,5<
:5 75 5,4BG J5 5,4@@ 5,579 5,577< 7,7<
45 95 5,4J7 B5 5,4@B 5,574 5,5:5< :,5<
<5 5 5,<5G G5 5,4G5 5,:5G 5,5:<< :,<<
@5 5,<5G @5 5,4G: 5,5:4 5,5:7< :,7<
G5 5,<5G <5 5,4G@ 5,5:9 5,57J< 7,J<
B5 5,<5G 45 5,4GJ 5,57B 5,57@5 7,@5
J5 5,<5G :5 5,4B: 5.,574 5,5775 7,75
955 5,<5G 75 5,4BG 5,575 5,59G< 9,G<
995 5,<5G 95 5,4J7 5,59< 5,55G< 5,G<
975 5,<5G 5 5,<5G 5,555 ; ;
Tota% G0281 280G2
Area ABCD 28.G2
µ O KKKKKKKKKKKKKKKKKKK O KKKKKKKKKKKKK O G.GA O AM
AD 3GG
Q "ien $
K) I C) &5.<5G ; 5.4G@% I &5.<5G ; 5.4<J%
µ E ;;;;;;;;;;;;;;; E ;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;; E 5.54
7 7
IV. REGION DE FLUJO.
2a región de #lujo es la ,ona saturada del suelo en la cual ocurre el #lujo.
Consecuentemente, es conveniente di#erenciar entre la situación sin drenes con drenes.
)n una condición sin drenes &sin proecto% la región de #lujo está limitada en su parte
superior por la posición del nivel #reático &donde el agua se encuentra a una presión igual a
la presión atmos#*rica% en su parte in#erior por el estrato impermea"le causante de la
presencia de esta situación de saturación.
)n una condición con drenes &con proecto% a su ve, podemos distinguir dos situaciones.
Kajo una condición de r*gimen permanente el límite superior de la región de #lujo será la
posición del nivel #reático en el punto medio entre dos drenes laterales &Figura 9J%. Kajo
44
una condición de r*gimen impermanente el límite superior será el punto medio entre el nivel
#reático inicial #inal entre dos períodos de recarga &Figura 75%. )n am"os casos el límite
in#erior es el estrato impermea"le.
2a identi#icación de esta región de #lujo es #undamental para decidir a !u* pro#undidad
de"en reali,arse las determinaciones de conductividad hidráulica porosidad drena"le. )s
decir, si la región de #lujo está entre 9.< m 4.5 m de pro#undidad, la conductividad
hidráulica de"e determinarse en a!uellas estratas !ue se encuentran comprendidas en dicha
pro#undidad. )n el capítulo -DI?)TQ D) DA)+AU) ?UK?UP)AFICIA2., donde se
e0plica detalladamente el uso de las ecuaciones para el cálculo del espaciamiento, se hace
mención nuevamente en la importancia de este concepto.
4<
Figura 19. Diagrama generalizado para una condición de régimen permanente.
4@
Figura 20. égimen impermanente. Drene! u"icado! por encima del e!trato
impermea"le.
(R
i
= recarga instantánea; µ = porosidad drenable; D
0
= región de flujo; d =
estrato equivalente;
0
= carga idráulica inicial;
t
= carga idráulica final; ! =
conductividad idráulica; "
e
= profundidad efectiva; L = espacia#iento entre
drenes$.
4G
V. CITAS BIBLIOGRAFICAS.
FAQ, 9JB5. Drainage design #actors. Irrigation and Drainage Paper :B.
/rassi, C.U. 9JB9. >anual de drenaje agrícola. CIDIA3, Lene,uela. ?erie Aiego Drenaje
AD;95.
'essler, U. and A.U. Qoster"aan. 9JG4. Determining hidraulic conductivit o# soils. In. I2AI
&ed%. Drainage principles and applications. Pu"lication 9@. Chapter 74.
>artíne,, U. 9JB7. Drenaje de tierras en ,onas rega"les. )scuela de Fidrología Aecursos
Fidráulicos. )spa1a, >adrid. Apuntes mecanogra#iados.
Aeeve, A.C. and U.+. 2uthin. 9J<G. >ethods o# measuring soil permea"ilit. In. 2uthin, U.+.
&ed%. Drainage o# agricultural lands. American ?ociet o# Agronom, >adison, Risconsin.
Lolume G.
Aichards, 2.A. 9J<4. Diagnóstico reha"ilitación de suelos salinos sódicos. Rashington
D.C., Departamento de Agricultura de )stados Unidos de Am*rica. >anual de Agricultura
+P @5.
?algado, 2. 9JG9. Determinación de la conductividad hidráulica del suelo. Universidad de
Concepción, )scuela de Agronomía. Koletín 3*cnico +P @.
Lan Keers, R.F.U. 9J@:. 3he auger hole method. A #ield measurement o# the hdraulic
conductivit o# soil "eloS the Sater ta"le. International Institute #or 2and Aeclamation and
Improvement &I2AI%, 3he +etherland. Kulletin 9.
4B