Los Maestros no mueren

… No penséis que los maestros cuando han dejado este plano han muerto.
¡No! Decir que el maestro cuida de su discípulo, de su chela, sólo mientras vive es
una tamaña equivocación. Todos los maestros viven en los planos en que se
requiere su presencia. Decir que sólo vive un maestro cuando está en el plano físico
es un error, aunque es dura esta palabra… ¡Los maestros no mueren…! ¡Los
maestros viven!
Y tengamos esto bien presente: El trascender un plano no es la muerte de un
maestro; y quien afirmara esto sencillamente está en una grave equivocación. Los
maestros viven y vivirán siempre, y nos acompañarán siempre.
Por eso digo, que para estar en comunión con un maestro no necesitamos sino
vivirlo, no necesitamos sino sentirlo, no necesitamos sino hacer esto: Abrir las
puertas del corazón, abrir las puertas del espíritu y dejar que su luz, que su sintonía
venga a nosotros, entonces estaremos en comunión con nuestro maestro.
Padre César Augusto Dávila G.
Guía Espiritual y Fundador de la Asociación Escuela de Auto-Realización