You are on page 1of 4

Valentina Pereyra - 5° año “Ciencias Naturales”

“Lucha por la libertad”
¿Sabias que existe la esclavitud en el siglo XXI?
Esclavitud significa prohibición a la LIBERTAD de una persona.
Después de casi desaparecer en todas las sociedades del mundo, la esclavitud
parece resurgir nuevamente. A esto se lo conoce como <<trata de persona>>.
Este problema se ha desarrollado a niveles muy altos, y nuestro país es uno de
los más afectados.
Muchos pensaran que esto se trata de secuestrar mujeres para luego
prostituirlas, como se vieron en muchas películas, y así es, pero además de
eso, incluye un problema mayor.
Es un tema poco discutido por la sociedad y uno de los que mas impacto tiene
en ella. Se estima que la trata de personas afecta a 12 millones de víctimas en
todo el mundo.
Se la conocía antiguamente como trata de blanca por la captura únicamente de
mujeres blancas. Luego paso a ser un problema mayor y se la conoce
actualmente como trata de personas ya que se sumaron los secuestros de
niños, mujeres y hombres, sin importar la edad para realizar trabajos forzados,
someterlos a la prostitución y para la extracción de órganos.
La trata de personas es un sector oculto y clandestino.

En el campo de la explotación sexual los tratantes identifican a las victimas y
tratan de engañarlas con promesas de trabajo, vivienda y estudios o son
llevadas a la fuerza, luego las trasladan hacia otros lugares o países y las
explotan.
Si las victimas intentan escapar las golpean, las maltratan física y
psicológicamente y amenazan con matar a su familia. También le suministran
drogas y alcohol para que la victima no tenga noción del tiempo ni el contexto
en donde se encuentra.
Esto es una violación a los derechos humanos ya que estas personas son
comercializadas. Una persona no tendría que pagar por otra, una persona no
tendría que quitarle su libertad a otra. Nadie tiene derecho a tratar a un ser
humano como si fuera mercancía.
¿Quiénes son los compradores?

Los hombres que tienen problemas en sus relaciones con sus mujeres lo
resuelven comprando sexo. Tradicionalmente han sido hombres los que
compran a mujeres y niñas y en otros casos son los promotores y compradores
de cuerpos masculinos.
Los compradores no se diferencian por profesión, por edad o por clase social y
la mayoría de ellos están casados y tienen hijos. Esto se debe a que estos
hombres viven una vida rutinaria y buscan conocer algo distinto.

Hay que destacar las consecuencias que arrastra este problema, como ser el
gran trastorno psicológico que esto ocasiona en las personas explotadas
sexualmente y el tiempo que tardan en recuperarse. Estas personas pueden
experimentar distintos síntomas como ser reacciones psicosomáticas con
dolores de cabeza, de espalda, de estómago, problemas de autoestima estrés
postraumático, debido al sometimiento continuo de violencia, enfermedades
mentales, etc.
Las consecuencias físicas implican enfermedades de trasmisión sexual,
trastornos ginecológicos y alimenticios.
Pueden volverse dependientes a las sustancias psicoactivas que le suministran
y esto causar a su vez sobredosis y adicción dejando graves secuelas en el
cerebro.
En lo social puede generar sentimientos de aislamiento, soledad e inhabilidad
para establecer o mantener relaciones. También puede ocasionar la muerte de
la persona explotada.

El problema de la trata de personas tiene como raíces la impunidad y la
corrupción. En las fronteras de cada país se encuentran policías y si
supuestamente estos tienen como deber encaminar las conductas de los
ciudadanos, no cumplen con su responsabilidad; muchos de ellos son
corruptos y dejan pasar a los tratantes con sus victimas a cambio de dinero.
Los motivos por el cual existe la corrupción en la Policía Nacional, es por el
bajo sueldo que reciben y muchas veces por sus valores éticos y morales.
Seria necesario, también disminuir la corrupción para a su vez poder disminuir
la trata de persona.
Otro punto importante para disminuir este problema es aplicar más leyes que
atenten con este delito, debido a que en nuestro país hay poco control de
estas.
La condena que cumplen estos criminales en nuestro país varía entre tres y
diez años, según la edad. Esta situación genera miedo en la victima, y no le es
posible seguir adelante con su vida. Viven en una situación de desesperación,
su pesadilla no acaba aún estando detenido su opresor por temor que al salir,
este vuelva por ella. Deberían cumplir una condena de cadena perpetua por la
violación a los derechos que cometen contra estas personas.
Para terminar totalmente con estos problemas se necesitaría un milagro, es
imposible, es un trabajo muy difícil manejar lo que pasa en la mente de un ser
humano y porque realiza tal delito como este, tal vez por un problema
psicológico o porque naturalmente llevan la maldad en su sangre.
Cabe destacar que la explotación sexual es el delito más común, pero como
mencionamos anteriormente, esto implica un problema mayor, como ser la
extracción de órganos para luego traficarlos o venderlos y la explotación
laboral que son otras formas de trata.
Son otras realidades de la que la sociedad esta poco informada. No son tan
frecuentes como la explotación sexual ya que estas ocurren más comúnmente
en países pobres sin leyes que la regulen.
El tráfico de órganos consiste en la venta y compra de una parte del cuerpo. Es
una acción destinada a proveer órganos a personas con mayor poder
adquisitivo consiguiéndolos a partir de gente pobre. Es la explotación del
hombre contra el propio hombre, permitiendo una desigualdad en las
oportunidades de seguir viviendo.
El cuerpo humano y sus partes no tendrían que ser objetos de transacciones
comerciales.
La trata con fines de explotación laboral es una realidad creciente en la
mayoría de países pobres. Este tipo de trata es más invisible respecto a las
otras y la menos frecuente. Esto consiste en obligar a una persona a realizar
trabajos forzados y someterlos a una servidumbre involuntaria y a una
esclavitud. Los casos más comunes de esta explotación en nuestro país son las
fábricas textiles mas frecuente en el norte.
Hay que realizar campañas de sensibilización y tomar conciencia, porque esto
es un fenómeno que cada día se expande mas sobre el mundo y nos puede
afectar a cualquiera de nosotros, a un familiar, un amigo o tal vez nosotros
mismos. Es por eso que hay que aportar nuestro granito de arena para que la
libertad sea considerada como algo más que importante. Aunque esto nos
parezca cosa de otro mundo es en nuestra realidad y hay que informarnos
sobre lo que esta pasando.
Muchas veces decimos “soy libre” pero no comprendemos el valor de estas
palabras, no entendemos realmente lo que significa ser libre, y no nos
detenemos a pensar en esas personas que están obligadas a realizar muchas
cosas en contra de su voluntad, quitándole su libertad y convirtiéndolos en
esclavos.
Si no concientizamos a la sociedad sobre lo que significa explotar a una
persona, aunque haya leyes que prohíban este delito, mientras exista alguien
que esté dispuesto a pagar por una persona, nunca podremos terminar con
este problema de raíz, siempre existirá gente que no entienda el verdadero
significado de la libertad.
“Los que niegan la libertad a los demás no se la merecen ellos mismos”.
“Libertad es poder decir sí o no; lo hago o no lo hago; esto me conviene y lo
quiero, aquello no me conviene y por tanto no lo quiero”.