You are on page 1of 3

Deontología.

Comisión “A”

Alumnas:
Cíntolo Ma. Eugenia
De Biasi, Flavia
Pinna, Maira
Piñeiro, Camila
Sánchez Enecoiz, Lucia
Otero, Lara

P. Ricour (1913-2005)


La hermenéutica de P. Ricour.



1. Explicite según Corona los tres niveles de la hermenéutica de P. Ricour.
2. Explicite según Ricour, las expresiones de cogito exaltado y cogito quebrado en el Sí
mismo como otro.
3. Cuáles son las intenciones de Ricour y las partes que componen la obra del Si mismo
como otro?
4. Que distinción hace Ricour entre identidad personal (como ipseidad y como mismidad) e
identidad narrativa.
5. Explicite la hermenéutica de la vía larga.
6. Explicite la expresión maestros de la sospecha según Ricour y la concepción de
hermenéutica que se desprende de la misma.


Respuestas:

1. Según Corona se pueden señalar tres pasos en el desarrollo del concepto de la
hermenéutica. a) La hermenéutica que gira en torno a la comprensión del símbolo por el
símbolo e idealmente por la totalidad de los símbolos, y donde intenta alcanzar, desde
adentro, la unidad significativa del mundo simbólico y mítico. La experiencia del mal, solo
es accesible en un lenguaje simbólico en donde el sentido literal remite a un sentido
ulterior similar, exigiendo así una interpretación o hermenéutica del mismo, b) que si bien
mantiene la concepción del doble sentido del símbolo y la posibilidad del tránsito entre
ellos por analogía, no se restringe a la semejanza o similitud entre los mismos. Desde
Freud y su análisis de los sueños, se puede saber que hay muchas maneras de decir algo
queriendo decir otra cosa. De este modo se pone de manifiesto el símbolo como una
estructura lingüística con sentidos múltiples que son susceptibles de interpretación, c) se
da una nueva consideración de la comprensión misma, como acontecer lingüístico, que se
encuentra en la hermenéutica de los textos, una hermenéutica como interpretación de los
textos.

2. Cogito cartesiano exaltado, donde la primera verdad que se alcanza es yo existo pensando,
pero va ser la idea de Dios la que fundamente su condición de finito e imperfecto. El
cogito humillado de Nietzsche donde el yo es una mera ilusión, pues considera que no
hay hechos sino una interpretación de los mismos. La propuesta de Ricour es recuperar y
reconstruir una nueva subjetividad que supere la concepción del cogito exaltado como
resultado de la modernidad y humillado por el planteo nietzscheano. De este modo la
reflexión nos conduce a un cogito mediatizado por la totalidad de signos, acciones, textos,
normas, y que se nos impone como quien habla, quien actúa, quien narra y quien es un
sujeto de imputación.


3. Las intenciones de Ricour son tres: I) la primacía de la mediación reflexiva con respecto a
la posición inmediata del sujeto, el yo pienso y se apoya en la gramática de las lenguas
naturales que permiten oponer el sí mismo al yo. El propósito es identificar el ser del yo
que desborda los límites de un yo considerado como sujeto cognoscente, dado que abarca
la libertad y las posibilidades que van más allá de la experiencia sensible. Esto exige un a
hermenéutica que ponga al descubierto que el cogito, lejos de ser una certeza evidente es
lo más problemático, es un existente real que no puede aprehenderse directamente a sí
mismo sino mediante la interpretación de sus objetivaciones. II) la 2da intención consiste
en la separación de las dos significaciones de la identidad, según se entienda lo idéntico
como equivalente del ídem o del ipse latino. La identidad como ídem se desarrolla en una
jerarquía de significaciones cuya permanencia en el tiempo representa el grado más
elevado, al que se opone lo diferente en el sentido de lo cambiante y variable. La
identidad como ipse implica que la expresión de sí mismo es una forma reforzada del sí,
en donde reforzar significa más una identidad. Lo otro es parte constitutiva del sujeto, sin
dejar de ser otro respecto del núcleo de la subjetividad, que Ricour la ubica en la ipsedad.
La identidad personal se da en la concurrencia dialéctica entre identidad como ídem y
como ipse. La identidad personal se articula en la dimensión temporal de la existencia
humana. III) se encadena con la anterior, en el sentido de que la identidad-ipse pone en
juego una dialéctica complementaria de la ipsedad y de la mismidad, la dialéctica: entre el
sí mismo y el otro distinto del sí. Si mismo como otro sugiere, que la ipsedad del sí mismo
implica la alteridad en un grado tan íntimo que no se puede pensar en una cosa sin la otra.
Las partes que componen la obra son cuatro: I) La filosofía del lenguaje en sus dos
aspectos, semiótico y pragmático. En la situación de interlocución se plantea, quien habla,
a quien habla y aquello de lo que se habla. II) compete al a filosofía de la acción en donde
se analiza: quien actúa, que hace y porque lo hace; III) teorías narrativas desde donde la
identidad personal se da en la intersección de las dos tradiciones filosóficas: la filosofía
analítica y la hermenéutica; IV) determinaciones éticas y morales de la acción
relacionadas con las categorías de lo bueno y de lo obligatorio.

4. Identidad personal solo se puede articular en la dimensión temporal de la existencia
humana. Confrontan dos usos del concepto de identidad el de la mismidad y el de ipsedad.
En el sentido de ídem gira en torno a la búsqueda de una variante relacional, que le dé
significado fuerte de permanencia en el tiempo. En el sentido de ipse parece ser el origen
de nuestras decisiones que no se pueden reglar del todo. Identidad narrativa se realiza
cuando pasamos de la acción al personaje o agente de la misma. En la estructura narrativa
se unen dos polos dela construcción de la trama, el de la acción y el del personaje. El
relato confiere al personaje la iniciativa de comenzar una serie de acontecimientos y le da
al narrador en cuanto tal, el poder de determinar dicho comienzo, el medio y el fin de la
acción. En esta correlación entre acción y personaje se plantea una dialéctica interna del
personaje, que consiste en que el personaje saque su singularidad de la unidad de su vida.

5. Hermenéutica de la vía larga: es el rodeo a través de los elementos mediadores en los que
se evidencia la finitud de la comprensión, el conflicto de las interpretaciones que resulta
de la finitud y la apertura de los elementos mediadores.

6. Racor alude con la expresión de “los maestros de la sospecha” a Marx, que denuncia la
ideología como falsa conciencia, a Freud quien advierte de los disfraces de las pulsiones
inconscientes, y a Nietzsche quien desenmascara los falsos valores; y nos señala como
estos autores develan así un significado oculto.