Derecho romano. U.F.A.S.T.

A
Bolilla 1: NOCIONES FUNDAMENTALES DE LA EVOLUCIÓN POLÍTICA Y SOCIAL DE
ROMA.
• Oríg!" # ro$a: l%!#a &i"'oriogra(ía
Escasas son las noticias referentes a la constitución de la Italia pre-romana,
territorio abierto a las incursiones de otros pueblos. No habitaba en ella un rupo
homo!neo, sino un comple"o de entes de las m#s di$ersas ra%as, entre las &ue
se destacaban, fundamentalmente tres' los latinos, los etruscos ( los sabinos.
)ada uno de estos pueblos ten*a no sólo una historia propia, sino tambi!n una
ci$ili%ación propia+ es por ello &ue cuando ,oma los con&uistó ( unificó, los
romanos asimilaron contempor#neamente sus costumbres, las &ue influ(eron de
manera notable en su desarrollo posterior.
En el campo "ur*dico, las costumbres ( las normas de estos pueblos, antes de la
ascensión romana, tu$ieron una historia, subieron a altos rados de ci$ili%ación, se
resistieron a la influencia del derecho de ,oma.
En el relato tradicional de los or*enes de ,oma se confunden los elementos
leendarios con circunstancias ( hechos &ue la ciencia moderna est# confirmando,
como la e-istencia de rupos miratorios e influencias culturales pro$enientes del
Eeo ( el Asia .enor, la fusión de estirpes sabinas ( latinas, el predominio
etrusco, el r!imen mon#r&uico ( su crisis.
/e(enda A0os a.). 1istoria
El pr*ncipe tro(ano eneas
lora huir con sus hombres
de la destrucción de la
ciudad. /ueo de arduas
peripecias en el
mediterr#neo ( de su
frustrada relación con Dido,
reina de )artao llea al
/acio, donde lueo de
luchar con una coalición de
pueblos, entre ellos los
etruscos, de esposa
Ala$inia, hi"a del re(
autóctono /atino.
Asca0o, hi"o de Eneas,
funda a su muerte la ciudad
de Alba lona.
2344
2444 Alrededor del silo 5 5I
aparecen pe&ue0as
unidades pol*ticas
6entilicios7 instaladas en
aldeas con una Acrópolis.
Se orani%an en lias o
2
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
,ómulo ( ,emo, nietos de
Numitor decimo tercer re(
de alba /ona, fundaran
una nue$a ciudad' ,oma.
,ómulo, "efe de la flamante
comunidad, crea un conse"o
de cien patres cu(os
descendientes son los
patricios.
/a población de roma se
completa con el rapto de las
sabinas ( la posterior unión
con la comunidad sabina.
Al desaparecer ,ómulo en
pasmosas circunstancias,
accede al trono el sabino
Numa 8onpilio, &uien
orani%a los ritos, el
calendario ( los coleios
sacerdotales. Es sucedido,
lueo de 9: a0os de
reinado, por tulio 1ostilio,
de orien latino &uien
destru(e Alba /ona (
traslada a ,oma a sus
habitantes. )ontinuación el
Sabino Anco .arcio funda
el puerto de ;stia.
Tar&uino procedente de
Etruria, llea al poder (
reali%a obras de
urbani%ación ( $ence a otro
pueblos.
Serbio tulio 6su (erno7
di$ide a la ciudad en 9
circunscripciones ( a la
población se<n su posición
económica en = clases
distribu(!ndolas en
centurias.
Un (erno de serbio tulio
>apodado el sober$io? tras
@44
A44
B=:
B44
C44
=4@
confederaciones por
moti$os de defensa (
reliiosos sin llear a
constituir una unidad
pol*tica superior.
/a federación latina del
septimontium abarca tres de
las siete colinas de ,oma.
Tres caser*os latinos del
monte 8alatino forman la
llamada roma &uadrata al
enmarcarse con un
terraplend de piedras tierra
( tronco.
/os latinos parecen tener
buena relación con los
poblados sabinos.
/a futura roma se beneficia
con la derrota de Alba
/ona &ue tal $e% abre las
puertas a la penetración
etrusca.
/os etruscos buscando
consolidar su dominio en
Toscana ( )ampania,
perfeccionan la federación
latino sabina creando las
condiciones para una
cultura urbana ( fundan
realmente la ci$itas,
imponi!ndola sobre las
antiuas estructuras
pol*ticas, las entes ( las
lias. Ello se perfeccionara
con el comicio curiado las
cuatro tribus territoriales ( la
orani%ación timocr#tica
&ue dar# un e"!rcito ( un
ordenamiento c*$ico &ue
har# obsoletas las
estructuras entilicias.
3
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
asesinarlo toma el poder
tir#nicamente ( reali%a
obras, debido a este
obierno el pueblo
reacciona ( los e-pulsa.
,eunidas las centurias, son
eleidos los primero
cónsules, "unio bruto (
tar&uino colatino, lideres el
mo$imiento re$olucionario.
El despo"ar al re( de sus
poderes c*$icos militares se
debe a una reacción de la
aristocracia entilicia contra
un poder incrementado por'
a7 la trasferencia de
atributos soberanos de los
rupos entilios
confederados a los óranos
unitarios de la ci$itas. D7 El
car#cter militar del imperium
introducido por los etruscos.
El re-, reducido a sus
funciones reliiosas
desaparecer# de la escena
histórica.
• La $o!ar)*ía: la g!" % la (a$ilia.
/a ens'
Erupo humano primordial de unidad pol*tica, comunidad económica, reliiosa ( "ur*dica
con fuertes la%os de seuridad social. /a ens confiuraba una unidad pre-estatal,
pol*ticamente actuaban en forma soberana, en lo económico lle$aban a ca$o un r!imen
de autoabastecimiento, en lo reliioso se basaban en ritos 6sacra entilicia7, ten*an un
acentuado esp*ritu de solidaridad, un sepulcro com<n, en la personalidad "ur*dica del
rupo pod*a actuar como su"eto acti$o o pasi$o en una $enan%a ( ten*an una normati$a
propia 6ius entilitatis7.
Adem#s de los EENTI/ES, interaban la ens los )/IENTES. El 8AT,;NUS 6"efe de la
ens7 deb*a protección al cliente ( le entreaba tierras para su traba"o ( el cliente deb*a
obediencia, asistencia armada ( pol*tica, "ornadas de traba"o ( en su caso contribuciones
económicas. /a <nica forma de tener acceso a las tierras ( protección era pertenecer a la
ens.
/a ens fue perdiendo $iencia cuando la )IFITAS empe%ó a tomar a su caro la
protección del indi$iduo al maren de los cuadros entilicios ( a interar a los ci$is por
medio de instituciones pol*ticas tales como el Senado, las comicios, etc.
8odemos afirmar &ue las ens consist*an en un alutinamiento de familias unidas por un
antepasado com<n, al &ue se sumaban otros indi$iduos llamados clientes.
Tribus gentilicias: unidades precivicas cuya unión, origino a Roma: /os ramnes 6latinos7.
/os titienses 6los sabinos7. /os luceres 6los etruscos7. )ada una de estas tres tribus se
di$id*an en 24 curias las cuales a su $e%, se subdi$id*an en cierto n<mero de ens.
/a familia'
:
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
Se distinuieron en ,oma 3 tipos de familias' anaticia ( conaticia. /a primera
comprend*a a a&uellas personas unidas entre si no por un $inculo de sanre sino
por el sometimiento al p#ter familias. Entre ellas e-ist*a un $*nculo ci$il ( tu$o
$iencia durante la !poca primiti$a. /a seunda comprend*a solamente a &uienes
estaban liados entre s* por $*nculos de sanre ( fundados en la e-istencia de un
ascendiente com<n.
El re(' car#cter, composición, atribuciones ( funciones.
)aracteres'
Se<n la tradición los re(es de ,oma eran $italicios, pero no hereditarios sino
electi$os.
Era la cabe%a del obierno.
Atribuciones'
• Gefe pol*tico' representa a la comunidad romana ante las dem#s
comunidades,
• Gefe militar' manda a todas las fuer%as con &ue cuenta a comunidad para
su defensa.
• Gefe "udicial' ten*a la facultad de administrar "usticia.
• Gefe reliioso' era el intermediario entre el hombre ( los dioses.
Sólo el re( pose*a el derecho de auspicium, la capacidad para interpretar los
desinios de los dioses en nombre de ,oma como el "efe de auures, de forma
&ue nin<n neocio p<blico pod*a reali%arse sin la $oluntad de los dioses, dada a
conocer mediante los auspicios. El re( era por tanto reconocido por el pueblo
como la cabe%a de la reliión nacional, el "efe e"ecuti$o reliioso ( el mediador
ante los dioses, por lo cual era re$erenciado con temor reliioso. Ten*a el poder de
controlar el calendario romano, diriir las ceremonias ( desinar a los caros
reliiosos menores.
.#s all# de su autoridad reliiosa, el re( era in$estido con la autoridad militar (
"udicial suprema mediante el uso del imperium. El imperium del re( era $italicio (
siempre lo prote*a de ser lle$ado a "uicio por sus acciones. Al ser el <nico due0o
del imperium de ,oma en esta !poca, el re( pose*a autoridad militar indiscutible
como comandante en "efe de todas las leiones romanas. De la misma forma,
las le(es &ue sal$auardaban a los ciudadanos de los abusos cometidos por los
maistrados con imperium a<n no e-ist*an durante la etapa mon#r&uica.
El imperium del re( le otoraba tanto poderes militares como la capacidad de
emitir "uicios leales en todos los casos, al ser el "efe "udicial de ,oma. Aun&ue
9
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
pod*a desinar pont*fices para &ue actuasen como "ueces menores en alunos
casos, sólo !l ten*a la autoridad suprema en todos los casos e-puestos ante !l,
tanto ci$iles como criminales, tanto en tiempo de uerra como de pa%. Un conse"o
asist*a al re( durante todos los "uicios, aun&ue sin poder efecti$o para controlar las
decisiones del monarca. .ientras alunos autores sosten*an &ue no hab*a
apelación posible a las decisiones del re(, otros opinaban &ue cual&uier propuesta
de apelación pod*a ser lle$ada ante el re( por un patricio, mediante la reunión de
la Asamblea de la )uria.
• Soberano (superanus) por ser superior, por estar por encima de cual&uier
otro.
• Absoluto, por no estar limitado o relati$i%ado por nada.
• Unitario, por&ue no es una adición de determinadas atribuciones
ta-ati$as, sino una masa total de poder.
• ;riinario, por&ue no se deri$a de otra fuente Hpor e"emplo, un mandato
popularH, sino &ue halla su ra%ón de ser en la misma institución de la
monar&u*a o de la maistratura.
)omposición'
Cola+ora#or" ral"
El re- debió delear ciertas funciones'
2. El praefectus urbis &uedaba al frente de la ciudad cuando el re- se
ausentaba+
3. /os duoviri perdíiellionis 6dos $arones de la traición al estado7 se
encaraban de lainstrucción del proceso ( de la e"ecución de los acusados
de alta traición+
:. /os quaestores parricidii 6in&uisidores del parricidium) actuaban en la
instruccióndel proceso ( la e"ecución de los asesinos de un paterfamilias.
9. /os tribuni celerum 6tribunos de los $eloces7 comandaban la caballer*a.
=. El magister populi 6"efe del e"!rcito7 o el praetor 6el &ue marcha al frente7 o
los tribuni militum 6tribunos de los soldados7 eran puestos por el re( al
frente del e"!rcito.
C. ;tro de los poderes del re( era la capacidad para desinar o nombrar
caros u oficios, entre ellos el de tribunus celerum &ue e"erc*a tanto de
tribuno de los Ramnes 6romanos7, como de comandante de la uardia
personal del re(, un caro e&uiparable al de prefecto del pretorio e-istente
=
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
durante el Imperio romano. Este caro era el seundo al mando tras el
propio monarca, ( pose*a la potestad de con$ocar la Asamblea de la )uria
( dictar le(es sobre ella. El tribunus celerum deb*a abandonar su mandato a
la muerte del monarca.
7. ;tro caro desinado por el re( era el prefecto urbano, &ue actuaba como el
uardi#n de la ciudad. )uando el re( se hallaba ausente de ,oma, este
caro recib*a todos los poderes ( capacidades del re(, hasta el punto de
acaparar el imperium mientras se hallase dentro de la ciudad. ;tro pri$ileio
e-clusi$o del re( era el de desinar a los patricios para &ue actuasen como
senadores en el Senado.
El Senado' car#cter, composición, atribuciones ( funciones
Era el conse"o de ancianos interado por los "efes de las ens. El n<mero de
miembros $ario con el tiempo, cuando se creó ten*a 244 miembros.
Durante la !poca mon#r&uica fue un obierno consulti$o del re(, ( se hallaba a
caro del obierno de las ci$itas, en caso de $acancia del trono. Sus principales
funciones se desarrollaron en la !poca republicana 6$iilancia de las
maistraturas, auctoritas patrum, etc.7.
/as curias ( el comicio curiado.
En el proceso de superación de la estructura entilicia por es&uemas estatales de
interación c*$ica, los comicios curiados tienen un papel primordial.
I /as otras instancias en la formación del populus fueron la introducción del
principio territorial Hlas cuatro tribusH ( el sistema timocr#tico Hlas clases ( las
centuriasH &ue acabaron por disol$er las estructuras entilicias para interar al
ciudadano a la chitas por sus condiciones o circunstancias propiasHpatrimonio (
domicilioH ( no por su pertenencia a rupos prec*$icos.
I. Tradicionalmente se habla de la e-istencia de :4 curias, 24 por cada una de
las tres tribus. )riterios modernos hacen aparecer a la curia como una arupación
de gentes $inculadas sobre la base de un principio no$edoso para la !poca' el de
la $ecindad de asentamiento.
C
)onstitu(en el paso inicial de la formación de lo &ue se llamar# el
populus J, palabra con &ue desinaba al e"!rcito formado por los
interantes de la ci$itas ( &ue lueo Ha tra$!s de la estructura
centuriadaH pasó a sinificar la ciudadan*a encuadrada en los
comicios.
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
II. /as dos primordiales funciones &ue se le atribu(en a esa Kreunión de $aronesK
H curia pro$endr*a de coviria, palabra formada porco: en con"unto, ( viri: $arones
H eran6A7 el reclutamiento militar H244 infantes ( 24 "inetes por curiaH ( 6D7
funciones comiciales. Estas <ltimas eran 27 el reconocimiento del imperiumJ del
re Hposteriormente, de los maistrados cura imperioH por la le curiata de
imperio 6le( curiada acerca del imperio7, manifestado por el suffragium o
aclamación unida al ruido (fragor) producido por el olpear de las armas+ 37 el
control de los actos e intereses de gentes ( familias' testamento J, adroación J,
cooptatio o admisión en la civitas de una gens e-tra0a, etc!tera+ ( :7 reuniones
para información acerca de asuntos de inter!s p<blico.
)lases sociales.
/a sociedad romana se caracteri%ó por la e-istencia de una comunidad ar*cola (
aristocr#tica en la &ue se distinu*an tres clases+ los patricios, plebe(os ( clientes.
/os patricios eran los descendientes de los fundadores de ,oma, constitu*an la
clase pri$ileiada la <nica con derecho a ocupar caros p<blicos. )onstitu(eron la
clase social pol*tica ( económicamente pri$ileiada de la ciudad.
/os plebe(os eran la clase despose*da, es decir pe&ue0os aricultores, &ue
$i$ieron durante laros a0os en puna con el patriciado. Si bien o%aban de
alunos derechos pri$ados, durante laro tiempo no pudieron e"ercer funciones
p<blicas.
/os clientes, eran a&uellos &ue, mediante un con$enio celebrado con el pater 6la
applicatio7, &uedaban permanentemente adscriptos a la familia, opero sin ser parte
interante de ella. /a relación entre el patrono ( el cliente enendraba derechos (
obliaciones reciprocas' el patrono deb*a a(udar económicamente al cliente (
defenderlo ante los tribunales ( el cliente le deb*a contribuciones en especies (
traba"o personales.
)oleios sacerdotales.
Desinados por el re( ( arupados por coleios se<n el culto &ue les estaba
confiado, los sacerdotes ten*an por función au-iCliar al monarca en el
cumplimiento de las funciones reliiosas.
/os distintos coleios sacerdotales cumplen las funciones de acomodamiento o
armon*a de la civitas a la $oluntad u ordenamientos de la di$inidad.
I. /os a*g*r" asesoran al re o al maistrado en su interpretación de los
auspicios o auurios por los &ue la di$inidad manifiesta su buena o mala
B
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
disposición ante un &uehacer comunitario' una elección, una inauuración de un
templo, la iniciación de una batalla, etc!tera.
II. /os ,o!'í(i-" asisten ( super$isan todos los actos sacrales p<blicos (
pri$ados, lle$an el archi$o ( reistro de los principales acontecimientos ( son los
int!rpretes de las mores ! maiorum.
III. /os (-ial" se ocupan de todos los ritos referidos a las relaciones
internacionales' iniciación de hostilidades, concertación de tratados, fi"ación de
l*mites, etc!tera.
IF. /os tres (la$i!", encarados de los cultos capitolinos, oficiaban en la
confarreatio.
F. /os "i+ili!o", interados por 24 sacerdotes ten*an por función interpretar los
/ibros Sabilinos. De orien rieo, conten*an profec*as sobre todo el futuro de
,oma. Se destru(eron como consecuencia de un incendio, hacia el a0o A: a.).
• La r,.+li-a: orig!.
/os romanos aludieron a lo &ue nosotros llamamos estado, como al con"unto de
intereses ( atributos &ue pertenec*a al po"pulus, personificación de la comunidad+
hablaron as* de res populi 6lo &ue es del populus) o res publica.
En un sentido en!rico, res publica sinificaba Korani%ación constitucional del
populus#.
8ero en un sentido espec*fico, los romanos desinaron con ese nombre al
concreto r!imen pol*tico romano &ue, se<n la historia tradicional, tu$o su
comien%o inmediatamente despu!s de la e-pulsión de Tar&uino el Soberbio, (
&ue, se<n el criterio seuido en esta obra, sólo &ueda estructurado en el :CB, con
la interación patricio-plebe(a perfeccionada con la maistratura coleiada de dos
cónsules eleidos por un populus &ue ha completado su e$olución como órano
de e-presión de la $oluntad ciudadana.
)aracteres del r!imen constitucional de la ,es 8<blica'
I. Nunca se cristali%ó en un cuerpo normati$o cerrado ( r*ido, como el de las
constituciones de las rep<blicas americanas. Tu$o un desarrollo consuetudinario
con sólo unas pocas le(es fundamentales.
II. /a res p$blica romana es una $ariante del tipo civitas, con sus tres óranos &ue
mantendr#n su funcionamiento oriinal, aun cuando !ste resulte insuficiente (
falseado por el e-orbitado crecimiento territorial &ue ninuna otra civitas
Le-perimentó.
A
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
III. Aun&ue el mane"o de la res publica estu$o teóricamente abierto a todos los
civesóptimo iure J, el r!imen no resultó democr#tico 6A7 por&ue, si bien la
$oluntad del populus se fue considerando soberana, fueron los otros dos óranos
los &ue tu$ieron la facultad de dar o no ocasión a &ue esa $oluntad
se manifestara, 6D7 por&ue la orani%ación timocr#tica J de los comicios ( su
sistema de $otación indirecta daba ma(or ra$itación a los ciudadanos de me"or
situación económica, 6)7 por&ue, aun cuando eleidos por el comido, el poder de
los maistrados se consideraba no deri$ado de esa elección, sino *nsito
oriinariamente en el órano comunitario,
IF. /a res publica era esencialmente aristocr#tica, en tanto diriida por una !lite de
familias patricias ( plebe(as &ueL interaban las maistraturas ( el Senado 6A7 en
ra%ón del car#cter honorario de la función p<blica ( de los astos re&ueridos en
una campa0a electoral, 6D7 por el apo(o de las clientelas, 6)7 ( por&ue la
ciudadan*a confiaba en los hombres suridos de #mbitos de e-periencia (
tradición de obierno.
8eriodos de la res p<blica.
/a e$olución de la $ida institucional de la res p$blica puede caracteri%arse
distinuiendo cinco per*odos'
27 de perfeccionamiento de la interación patricio-plebe(a H:CB a 3AB a.)H+
37 de e&uilibrio funcional de la civitas H3AB a 32A a.) H+
:7 de preponderancia de la pol*tica imperialista H32A a 2:: a.). H+
97 de crisis de la res publica H2:: a 9@ a.). H (
=7 de uerras ci$iles H9@ a 3B a.). H
.aistraturas' caracteres, clasificación ( funciones'
Si bien oriinalmente hab*a una sola maistratura, la creciente comple"idad del
aparato estatal fue haciendo necesaria la di$isión en esferas de competencia ( la
consiuiente creación de nue$as maistraturas.
I Estas nue$as maistraturas continuaron con el imperium J, pero- !ste, por una
concepción republicana del estado Hm#s propensa a reconocer derechos
indi$idualesH ( la $oluntad popular, no conser$a el car#cter absoluto &ue hab*a
tenido en un principio.
I Este poder, conocido en el #mbito de la ciudad como imperium domi ( en el
campo militan como imperium militiae, era restrinido en el primer caso por la le
@
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
%aleria de provocatione 6:44 a.)7, &ue relaba la provocatio # ad populum, ( en el
seundo por la le Torda 6principios del silo n a.)7.
I El imperium abarcaba'
27 el ius agendi cum populo Hderecho a con$ocar ( proponer le(es ( candidatos a
los comicios+
37 el itis agendi cum patribus Hpara con$ocar al senado ( someterle consultas+
:7 el lu* edicendi H&ue lo facultaba a publicar edictos+
97 "urisdicción Hmu( amplia, &ue no conoc*a diferencias entre asuntos penales,
ci$iles o administrati$os+
=7 la coerción Hfacultad para imponer penas de flaelación, confiscación o muerte
en los casos de desobediencia a lo ordenado por el maistrado+
C7 mando militar Hcon las atribuciones deri$adas de !ste, tales como la
distribución del bot*n, relamentación ( administración de territorios, etc!tera+
B7 los auspicios, es decir el derecho de consultar a la di$inidad e interpretar su
respuesta.
)aracter*sticas de la maistratura romana'
6A7 &lectividad. 8roducto de la creciente importancia dada a la $oluntad ( soberan*a
popular. En un principio el maistrado desinaba a su sucesor. /os maistrados
ma(ores eran eleidos por los comicios centuriados, los menores por los comicios
tribados ( el tribuno ( edil plebe(o por los comicios de la plebe. /a e-cepción era
el dictador, &ue era eleido por uno de los cónsules. Esta maistratura tambi!n
resultó, posteriormente, electi$a, cuando (a estaba en decadencia.
6D7 'ratuidad. /a maistratura era un honor, una cara p<blica. /a ratuidad
e-clu*a de hecho a los ciudadanos pobres del e"ercicio de las maistraturas.
6)7 (olegialidad. )on la particularidad de &ue cada maistrado e"erc*a
indi$idual ( autónomamente la totalidad del poder de la maistratura, pero
en caso de disenso cual&uier colea e"erce el $eto (intercetfsio). Este
sistema permit*a la celeridad en la estión, propia del maistrado <nico, con
el control propio de los óranos coleiados.
24
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
6D7 Responsabilidad. Al terminar la estión el maistrado deb*a responder
moral ( "ur*dicamente por sus acciones. En la !poca de crisis de la res
publica, la abrogatio ! implicó un principio demasiado re$olucionario para la
!poca' el del mandato popular se<n el cual el maistrado ser*a
responsable ante el comicio &ue lo hab*a eleido (, encaso de mala
estión, podr*a ser destituido por !ste.
6E7 )nualidad. /os maistrados duraban un a0o en su estión. Dado &ue este
pla%o con la e-pansión romana, pod*a resultar mu( bre$e, se recurrió a la
ficción de la promaistratura, se<n la cual el e- maistrado, acabadas sus
funciones, pasaba a actuar en luar de, haciendo las $eces de (pro)
maistrado. /as e-cepciones a la anualidad son el dictador, &ue duraba C
meses como m#-imo, ( el censor, &ue, eleido cada = a0os, duraba 2 a0o (
medio en sus funciones.
)lasificación de las maistraturas'
I. Ma%or" % $!or"' se<n la facultad &ue ten*an para consultar los auspicios.
Son ma(ores' la dictadura, la censura, el consulado ( la pretura+ son menores la
cuestura ( el edilato.
II. Son or#i!aria" a&uellas cu(a elección est# pre$ista reularmente 6cada a0o (
cada cinco a0os para la censura7 ( son e-traordinarias a&uellas &ue funcionan en
circunstancias e-cepcionales, tal como la dictadura ( el llamado Seundo
Triun$irato.
III. Son del ,*+lo ro$a!o' las &ue suren de la elección de la ciudadan*a toda,
en los comicios centuriados o tribados. /as de la plebe son pri$ati$as de la plebe,
puesto &ue hab*an nacido para su rei$indicación ( defensa, ( suren de los
concilla plebis: tales, el tribunado ( el edilato plebe(o.
IF. Son -*r*l" a&uellas &ue tienen, entre sus atributos de poder, el uso de la silla
curul' todas las maistraturas ma(ores ( el edilato curul.
F. C*$ i$,rio' dictador, cónsul ( pretor+ "i! i$,rio' todas las otras.
C*r"*" &o!or*$. H Sistema por medio del cual se rela el acceso ( ascenso a
las distintas maistraturas.
)on el tiempo se fueron conformando las normas ( re&uisitos siuientes.
22
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
6A7 /a prohibición de desempe0ar dos maistraturas ordinarias a un
mismo tiempo+ se pod*a, en cambio, una ordinaria ( otra e-traordinaria.
6D7 Un inter$alo de 24 a0os para asumir nue$amente una misma maistratura+
posteriormente se prohibió la reelección para la censura 63C= a.).7 ( para el
consulado 62=2 a.)7.
Un lapso de 3 a0os como m*nimo entre el e"ercicio de dos maistraturas curules.
6D7 Una edad m*nima de 3B a0os para aspirar a cual&uier maistratura.
6E7 Una especie de KescalafónK de las maistraturas' por e"emplo, la cuestura se
deb*a desempe0ar antes &ue la pretura+
6F7 !sta, antes &ue el consulado, al &ue deb*an seuir la dictadura o la censura.
I$,ri*$ % ,o'"'a":
Todos los maistrados o%aban de potestas e imperium, entendiendo al primero
como el poder de mando desde el punto de $ista administrati$o ( al seundo como
el poder de mando pol*tico. Este ultimo comprende tambi!n facultades de mando
militar, el derecho de con$ocar a senado, efectuar consultas, el poder de decir el
ius en tanto causas ci$iles como penales ( el poder dictar edictos 6ius ediceendii7.
Distintas maistraturas'
El #i-'a#or. H 8robablemente sucesor de lo &ue fue, en una !poca, el magíster
populi, cu(o imperium, en lo militar, se aseme"aba al del re.
Es instituido para ciertas circunstancias e-cepcionales ( mientras duren ellas+ de
ah* &ue su imperium J es militar, sin "urisdicción ci$il. En un comien%o era eleido
por uno de los cónsules, a propuesta del Senado+ como (a di"imos antes, ad&uirió
posteriormente car#cter electi$o.
El -/!"*l. H /a m#s alta maistratura ordinaria cum imperio.
Se caracteri%a por la creatio de maistraturas ordinarias Hacto por el cual institu*a
al maistrado eleido por el correspondiente comicio.
El ,r'or. H Sure como colea menor de los cónsules en el a0o :CB. Areado
en el a0o 393 a.). el pretor pererino, el n<mero de pretores llea a aumentar
hasta 2C ba"o Gulio )!sar. No es un maistrado coleiado propiamente dicho,
por&ue tiene competencia propia. )onser$a el imperium militiae, en ausencia del
cónsul 6administrador de "usticia entre los romanos7.
El -!"or. H .aistrado ma(or, curul ( sine imperio.
23
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
Se ele*an dos censores por medio de los comicios centuriados. /a censura
patricio-plebe(a comien%a en el :94, con la costumbre de eleir a e- cónsules.
Entre sus funciones estaba' la confección del censo ( de la lectio senatus 6lista del
Senado7, el cuidado de las costumbres ( las randes contrataciones p<blicas.
Se ele*an cada = a0os, ( duraban un a0o ( medio en el caro.
El 'ri+*!o # la ,l+. H Surido como consecuencia de las luchas entre
patricios ( plebe(os, al interarse estos <ltimos pasa a ser maistrado de la civitas
( se con$ierte en órano de control de las pr#cticas constitucionales. )on los
Eracos comien%a a repristinarse su antiuo car#cter popular.
)arec*an de imperium pero o%aban del derecho de $eto 6para anular cual&uier
acto de los poderes p<blicos, contrario a los derechos de sus representados7.
El #il. H 8od*a ser de dos clases' plebe(os ( curul. Sus funciones eran la
$iilancia ( apro$isionamiento de los mercados (cura annonste), el cuidado (
mantenimiento de la ciudad (cura urbis) ( el control ( e"ecución de los "ueos
p<blicos (cura ludorum).
El -*"'or. H Apareció $inculado con la represión criminal. 8asó a con$ertirse en
au-iliar de los cónsules en el cuidado del erario, administración del e"!rcito ( en la
instrucción de los procesos capitales, as* como en la imposición de multas.
El Senado'
Era el órano de ma(or importancia en la res p<blica. Di$ersos factores se
con"uaron para hacer &ue el Senado sobresaliera' 6A7 era el <nico cuerpo estable
( permanente &ue sesionaba sin solución de continuidad, con la consecuente
e-periencia ( prestiio+ 6D7 <nicamente el Senado pod*a concebir estrateias (
pol*ticas de defensa ( con&uista por las ra%ones (a mencionadas+ 6)7 la
e-periencia ( $eteran*a de sus miembros, en su ma(or*a e- maistrados (
pertenecientes a las m#s prestiiosas familias romanas.
)omposición'
El n<mero fluctuó se<n los a%ares de la pol*tica romana. Fueron :44hasta Sila,
&ue lo lle$ó a C44+ )!sar aumentó el n<mero a @44, pasando a ser 2.444 ba"o el
Triun$irato. Durante el 8rincipado el n<mero se ni$eló en C44.
I /a le- ;$inia del :23 confirió la lectio Senatus los censores ( estableció un
orden de prelación en la lista' primero se interaba con los senadores sup!rstite
del per*odo anterior, siempre &ue no hubieran ido ob"eto de una infamiaJ censoria+
2:
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
lueo los e- dictadores, e- cónsules ( e- pretores+ posteriormente e- ediles, e-
tribunos, e- cuestores (, por <ltimo, los ciudadanos con m!ritos especiales.
Funcionamiento'
El Senado ten*a amplias posibilidades para su funcionamiento' aun&ue deb*a ser
con$ocado por un maistrado con el us aendi cum senatu, nada obstaba para su
auto con$ocación. A pesar de &ue tradicionalmente se reun*a en un edificio
llamado )uria, lo pod*a hacer en cual&uier sitio ( fecha, aun en d*as nefastos ( sin
tener &ue consultar los auspicios. Tampoco ten*a &uórum, funcionando con el
n<mero de senadores &ue se hallaren presentes.
I El derecho de $o% ( $oto no estaba su"eto a nin<n impedimento, aun&ue
consuetudinariamente se estableció &ue primero hablara el 8rinceps 6primera
cabe%a7 del Senado, el m#s antiuo e- censor, haci!ndolo despu!s los e-
censores, e- dictadores, e- cónsules, etc!tera. Dado el n<mero de senadores, era
com<n &ue los de las <ltimas cateor*as no llearan a hacer uso de la palabra,
ad&uiriendo el mote de pedarii Hde pedes 6pie7 H por&ue lo <nico &ue pod*an
hacer era despla%arse hacia donde se encontraban los &ue sustentaban su misma
posición en la materia &ue se trataba, pues !sta era la forma en &ue se $otaba.
Atribuciones'
De acuerdo con la tradición constitucional son 6A7 la pro$isión de un interre-+ 6D7 la
auctoritas patrum ( 6)7 el consultum. 8ero, en la pr#ctica, no hubo l*mites para la
inerencia del Senado en la deliberación, e"ecución ( administración de los
intereses p<blicos' relaciones e-teriores, finan%as, pol*tica monetaria ( del
aer publicus J, control sobre cultos ( sobre la administración pro$incial, etc!tera.
I /a pro$isión de un interre-. /a misma institución H( la misma terminolo*aH &ue
hab*a ser$ido para la e$entualidad de &ue el re- hubiera muerto sin desinar
sucesor' el Senado ele*a uno de sus miembros para &ue cumpliera durante cinco
d*as con las funciones de re- ( desinara o bien otro interre- 6re( interino7, o, si
los auspicios se lo indicaban, al re- definiti$o. )laro &ue en la !poca republicana
se suced*an los interrees cada cinco d*as hasta &ue pod*a reunirse el comicio
centuriado en &ue se eleir*an a &uienes tomar*an el luar de los faltantes
cónsules.
IAuctoritas p#trum. AuctoritasM es un $ocablo mu( usado ( con amplia ama de
acepciones. Deri$ado de la ra*% au 6aumentar, tener aue7 tiene un $alor
en!rico ( primario de un poder de naturale%a tuteladora con &ue se aumenta o
incrementa un deficitario poder o capacidad.
29
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
Auctoritas patrum era, pues, el incremento de poder con &ue los patresM,
desinación primera de los senadores, completaban la decisión de las asambleas
populares. El a$ance del concepto de soberan*a popular habr*a de suprimir ese
re&uisito para la $alide% de los pronunciamientos comiciales.
I)onsultum. /a función esencial ( normal del Senado era deliberar acerca de
cuestiones planteadas en consulta por los maistrados ( $otar la consecuente
respuesta 6senado consultum).
/os )omicios.
)ontrariamente a lo &ue ocurr*a en las otras ciudades estados en las &ue e-ist*a
una asamblea popular, el (a comentado sentido conser$ador de los romanos les
hi%o hacer coe-istir hasta cuatro tipos de reunión 6comdtium7 de la ciudadan*a,
oriinados en distintas circunstancias ( con distintos presupuestos ( finalidades.
I El comicio curiado, basado toda$*a en la orani%ación entilicia, sólo tendr# en la
res p<blica, fuera de la formalidad de solemni%ar el reconocimiento de los
maistrados cum imperio 6le- curiata de imperio7, funciones de control de actos
$inculados con la orani%ación familiar.
I El comicio centuriado, $erdadera e-presión del populus en su $ersión timocr#tica,
seuir# siendo el m#s importante 6comitiatus ma-imus7 ( necesario para las m#s
trascendentes manifestaciones de la soberan*a popular.
I El concilio de la plebe, asamblea re$olucionaria en sus or*enes, se hab*a
leitimado e interado a la c$iitas. )uando se llea a la e&uiparación de los
plebiscitos con las lees el concilio resulta el m#s #il ( frecuentado medio de
leislación p<blica. Despu!s de los Eracos ser# el escenario de las audas luchas
pol*ticas.
I El comicio tribado, orani%ado sobre la misma base del concilio de la plebe Hla
distribución de la ciudadan*a se<n la ubicación de sus fundos en las tribus
territorialesH se confunde a $eces con !ste, aun&ue teóricamente se diferencia
6A7 en &ue se intera tambi!n con los patricios, 6D7 en &ue debe ser con$ocado
por maistrados del pueblo ( no. de la plebe.
Atribuciones'
/os tres <ltimos tipos de asamblea popular suelen tener promiscuamente
atribuciones leislati$as, electorales ( "udiciales, aun&ue ha(a especificidad o
raduación en cuanto a &u! maistrados elie o &u! clase de "uicio penal resuel$e
cada asamblea.
2=
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
Funcionamiento'
Es con$eniente destacar los siuientes pasos, re&uisitos ( modalidades' 6A7
deb*an ser con$ocados con, por lo, menos, 39 d*as de anticipación+6D7 en ese
inter$alo se publicaban pro(ectos ( candidaturas ( ten*an luar encuentros
6contiones7 informati$os en &ue los maistrados ( ciudadanos pod*an opinar+ 6)7 la
noche antes del comicio el maistrado deb*a consultar los auspicios+ 6D7 si eran
fa$orables ten*a luar el comicio, en el &ue el maistrado e-pon*a su pro(ecto
leislati$o o los candidatos+ 6E7 ante la preunta 6roatio7 del maistrado, la
ciudadan*a emit*a su $oto H&ue lleó a ser secretoH, siempre dentro de su
unidad Hcuria, centuria o tribuH+ 6F7 definido el sentido de la $otación en cada
unidad $otante, s! hac*a el escrutinio de las unidades definidas en un sentido o en
otro Hun resultado ser*a, por e"emplo, en un comicio centuriado, 244 centurias por
la aprobación de una roatio ( @: por el recha%o+ en un tribado o en un concilio de
la plebe, 34 tribus en un sentido ( 2= en el otroH+ 6E7 el maistrado pod*a
interrumpir el acto, establecer &ue se comen%ara de nue$o ( hasta no aceptar el
resultado.
El tribunado de la plebe.
/os tribunos eran maistrados de car#cter netamente popular, encarados de
defender los derechos de la plebe de los abusos de los ciudadanos patricios.
En un principio fueron dos, lueo cuatro ( finalmente die%. )arec*an de imperium,
pero o%aban del derecho de veto 6para anular cual&uier acto de los poderes
pol*ticos, contrarios a los derechos de sus representados7.
Fueron los iniciadores de las asambleas plebe(as, donde deliberaban ( $otaban
decisiones llamadas >plebiscitos?, &ue un principio solo tu$ieron fuer%a obliatoria
para los plebe(os, pero &ue m#s tarde, ( por obra de la /e- 1ortensia 63AB a.)7,
se hicieron obliatorios para todos los ciudadanos, pasando a constituir una
importante fuente de derecho.
Decadencia de la res publica.
/os enormes intereses económicos ( pol*ticos de un imperio de cincuenta millones
de habitantes conflu(endo sobre los óranos de obierno de una ciudad estado no
pod*an menos &ue distorsionarlos ( corromperlos' los hombres de la clase
senatorial entreados al "ueo de conseuir a cual&uier costo las maistraturas
para acceder consecuentemente a las pro maistraturas, es&uilmar entonces a las
pro$incias, para, de nue$o, poder $olcara la palestra electoral inentes ri&ue%as en
busca de nue$as maistraturas...+ la clase ecuestre, abro&uelada en su poder
económico, buscando controlar el poder pol*tico+ las clases proletarias oscilando
2C
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
entre la corrupción electoral ( el ser$icio mercenario en e"!rcitos adheridos al !-ito
de sus "efes, pol*ticos &ue hab*an conseuido ser eleidos para un imperium e--
traordinarium, es decir, otorado a &uien no es maistrado ni pro maistrado ./os
momentos m#s sinificati$os de la crisis institucional son 6A7 el fracaso de los
Eracos por reconstruir la clase media campesina ( por democrati%ar el obierno a
tra$!s de una m#s frecuente consulta a los comicios+ 6D7 la con$ersión de un
e"!rcito c*$ico en uno de enanchados+ 6)7 la Euerra Social ( la ampliación de la
ciudad estado ,oma a casi toda la pen*nsula it#lica+ 6D7 la restauración oli#r&uica
promo$ida por Sila ( "a&ueada por la pr#ctica de los imperta etraordinaria.
I 6A7 Tiberio ( )a(o Eraco, utili%ando al tribunal de la plebe en su primienio papel
re$olucionario, tienden, con distintos resultados, al7 recrear el sano ( fuerte n<cleo
de pe&ue0os propietarios rurales a tra$!s de una reforma araria &ue, limitando la
e-tensión del aer occupato-rius en manos de la oliar&u*a, distribu*a pe&ue0as
parcelas a los proletarios+ 37 conseuir el apo(o de la clase ecuestre haci!ndola
participar de la administración de "usticia+ :7 robustecer, con instituciones como la
abroatio, la tendencia al predominio de la $oluntad del populas sobre la
maistratura ( el Senado+ 97 e-tender la ciudadan*a romana a los latinos ( la
condición latina a los it#licos.
I 6D7 /as leiones romanas se constitu*an, en cada emerencia, por la i le$a de
ciudadanos de las cinco clases del sistema centuriado. /as comandaban los
cónsules asistidos por una oficialidad &ue ellos Ha0o a a0oH ele*an entre los
miembros de la clase diriente. /a le"an*a de los teatros de operaciones, la
duración de las campa0as ( la necesidad de uarniciones iban re&uiriendo
soldados dedicados con e-clusi$idad ( profesionalismo. Tal trascendente cambio
fue reali%ado por .ario en el a0o 24= a.). ante ra$e in$asión de tribus
erm#nicas. /a oficialidad siuió siendo como antes, pero el comando pasó, a
partir de Sila, a los pro maistrados o a los eleidos para un imperium
e-traordinarium.
/os soldados profesionales sent*an liada su suerte a la de su "efe ( lo apo(aban
en los conflictos pol*ticos. Se sumó as*, en la $ida de la res publica, a la
corrupción, la $iolencia en ran escala.
I 6)7 /os pueblos latinos e it#licos aliados 6socii7 a ,oma hab*an compartido la
empresa imperial ( aspiraban a compartir las $enta"as ( derechos de los
ciudadanos romanos. Fracasados los planes de los Eracos ( de /i$io Druso 6AG.
a.).7 para posibilitar tales aspiraciones, se desató la Euerra Social Hllamada as*
por ser emprendida por los socii 6los aliados, los &ue acompa0an7 H. ,oma la
aplacó, pero cedió pol*ticamente' todos los hombres interantes de las
comunidades de la pen*nsula, al sur de los r*es Arno ( Esino, recibieron la
2B
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
ciudadan*a romana. /a ciudad estado resultaba crecida fuera de toda posibilidad
de normal o aut!ntico funcionamiento de sus óranos' la asamblea de ciudadanos,
por e"emplo, en la pr#ctica sólo se interar*a con los a$ecinados en la urbe ( sus
alrededores.
I 6D7 Sila, $encedor, en $erdadera uerra intestina, del caudillo popular .ario, se
hi%o nombrar dictador con poder constitu(ente 6rei publicae constituendae7.
8rocedió a una reorani%ación de la res publica anulando los anteriores a$ances
democrati%antes Hpor e"emplo, suprime la intercessioL6poder de $eto7 de los
tribunos de la plebe, ( reempla%a el proceso comicial ante el popuhis por
tribunales permanentes desenatorialesH ( consolidando el peso pol*tico del
Senado, cu(o n<mero de+ interantes lle$ó de trescientos a seiscientos.
Su m#s trascendente ( duradera reforma fue la relamentación de la pro
maistratura' mientras los maistrados duraran en su caro no pod*an e"ercer el
imperium mi*tiae Hfuera de ,omaH sin encaro especial del Senado. El
imperium militiae &uedaba, entonces, sólo para 6A7 los e- cónsules ( e- pretores,
&ue pasaban ahora en forma sistem#tica a desempe0arse como pro maistrados
Hprocónsules ( propretoresH en las pro$incias, ( 6D7 para a&uellos pol*ticos a los
&ue los comicios les otoraban los impe+a etraordinaria sin l*mites de tiempo (, a
$eces, de espacio, como el imperium infinitum otorado a 8ompe(o para batir en
toda la cuenca mediterr#nea a los piratas. 8ero precisamente la concesión de
esos imperta e-traordinaria H&ue las emerencias internas, como las
suble$aciones de /!pido en la Ealia )isalpina, de Sertorio en Espa0a ( de
Espartaco al frente de escla$os, o los episodios b!licos e-ternos hac*an
necesariosH otoraba a sus titulares un tremendo poder militar, económico ( aun
electoral &ue iba a ir "a&ueando al Senado ( $iolentando cada $e% m#s, el
funcionamiento, (a desfasado, de los óranos de la res publica.
• El i$,rio.
8rincipado' atribuciones del pr*ncipe.
I. Su sistema pol*tico aparece en un principio como un compromiso entre las
tradicionales instituciones de la res publica ( la realidad ( necesidad de un poder
autocr#tico, &ue las ir# sometiendo a un $aciamiento de atribuciones (
competencias &ue se transfieren a una incipiente, pero r#pidamente desarrollada,
burocracia enteramente dependiente del 8r*ncipe. )on el tiempo, las formas
republicanas ceder#n el paso a una fisonom*a desembo%adamente mon#r&uica (
militarista del poder,
II. En el orden imperial, si bien al principio la ecuación es 6A7 ciudad estado ,oma
Hen los l*mites territoriales de la pen*nsula it#licaH como dominadora ( rectora
del 6D7territorio pro$incial, la tendencia unificadora del 8r*ncipe, de la burocracia (
del e"!rcito lle$ó a esta otra ecuación' 6A7 poder imperial ( burocr#tico obernando
2A
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
a 6D7 todas las reiones ( pueblos del Imperio con status e&uiparados, sobre todo,
por la masi$a e-tensión de la ciudadan*a establecida por el Edicto de )aracalla en
el a0o 323 d.).
III. El establecimiento del 8rincipado ( las condiciones de orden ( seuridad &ue
proporcionó dieron luar al llamado silo de Auusto ( a la 8a- ,omana, de casi
dos silos de duración. 8ero lueo de la dinast*a militarista de los Se$eros se
iniciar# la ran anar&u*a militar, auda etapa de la llamada crisis del silo III.
/os poderes del pr*ncipe'
Auusto no tu$o una desinación <nica Hcomo la &ue tiene un re( o un
presidenteH&ue implicara una suma de poderes' su poder se fue componiendo
con potestades, atribuciones ( misiones &ue se le fueron concediendo
sucesi$amente. Todas ellas ten*an un orien republicano' lo no republicano fue la
concentración de todas ellas en una sola persona. /os poderes m#s importantes
fueron el imperium proconsulare maius et infinitum ( la potestad tribunicia.
I Su imperium no ten*a l*mites temporales ni se constre0*a a una pro$incia' le
permit*a el obierno total de todas las pro$incias &ue le hab*a encomendado el
Senado, as* como el mando ( orani%ación de las leiones en ellas establecidas,
I /a potestad tribunicia le otoraba la con$ocatoria del concilio de la plebe ( del
Senado, la in$iolabilidad ( el poder de $eto, pero sin estar !l su"eto al de los
tribunos, ni al de nin<n otro maistrado.
Aparte de muchas otras potestades Hcomo la censoria, &ue le permit*a
confeccionar la lista de senadoresH, caros Hcomo el de pont*fice m#-imoH,
prerroati$as Hcomo el ser 8rinceps Senat*us 6primer interante del Senado7H (
t*tulos Hcomo el de imperator 6"efe militar $ictorioso7H, buena parte del poder de
Auusto consist*a en su auctoritas J Hprestiio ra$itante en todas las
manifestaciones del estado ( la comunidadH ( en la amplia e indefinida cura et
tutela reipublicae 6cuidado ( protección del estado7 &ue le hab*a encomendado el
Senado.
/os cuidados, funciones ( misiones &ue el Senado le iba confiando, hac*an
necesario &ue el 8r*ncipe nombrara, de entre sus amios ( au-iliares, deleados o
colaboradore s&ue resultaron as* los cabe%as de un ser$icio administrati$o o
burocracia, &ue fue, poco a poco, sustitu(endo a maistrados ( pro maistrados
en el mane"o de los intereses p<blicos.
2@
/a administración de"ó, pues, de ser un honor ciudadano desempe0ado anualmente ( por
elección popular, para ser una función permanente, atribuida ( retribuida por el 8r*ncipe.
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
Deleados del 8r*ncipe fueron los distintos praefecti, procuralore ( curatores.
;rani%ación pol*tica ( social del imperio.
I. El S!a#o, como institucionali%ación de la clase diriente, ha perdido el poder,
pero el 8r*ncipe le reser$a Htanto al cuerpo como a sus miembrosH la alta
administración imperial. 8or lo dem#s, el Senado tomar# las funciones leislati$as
de los comicios ( eleir# a los maistrados.
II. La" $agi"'ra'*ra" pierden la ma(or*a de sus atribuciones o competencias,
aun&ue dan al<n prestiio (, sobre todo, acceso al Senado. N las pro
maistraturas desaparecen como necesaria prolonación Hdespu!s de terminada
la maistraturaH del imperium.
III. Lo" -o$i-io", con$ocados para reformas trascendentes por Auusto, de"aron
pronto de serlo para la función leislati$a (, a partir de Adriano, para la electoral.
Naturale%a pol*tica del principado.
,esultó, por lo menos en los primeros tiempos, una combinación mu( oriinal cu(a
definición ha dado luar a distintos "uicios.
I .ommsen, considerando &ue el territorio pro$incial se halla sometido a dos
administraciones, la del 8r*ncipe ( la del Senado, habla de una diar&u*a 6en
rieo' dos poderes soberanos7. 8ero si se obser$a la l#mina n<mero seis ( se
tiene en cuenta &ue, en $irtud de su potestad censoria, el 8r*ncipe es &uien otora
la función senatorial, se debe coincidir en &ue el 8r*ncipe controla al Senado ( a
sus deleados, pero &ue el Senado sólo ra$ita o influ(e en el 8r*ncipe en la
medida en &ue !ste se sienta inclinado a ello, o &ue su poder o auctoritas est!
mu( deteriorado.
I Euarino llea a hablar de una democracia autoritaria, por&ue si bien el poder es
autocr#tico ( sin control institucional, cual&uier ciudadano pod*a llear a !l HOPH
( aparec*a, en ultima instancia, e"ercido por deleación del populus.
I /o &ue no puede discutirse es &ue se trata de un sistema ai hominem 6para el
hombre7, es decir, a la medida de las circunstancias ( atributos de Auusto,
$encedor en una serie de aotadoras uerras ci$iles. /a astucia del heredero de
)!sar disimuló su poder ba"o el mantenimiento de las formas republicanas, pero
sus sucesores fueron de"ando traslucir el car#cter autocr#tico del sistema
I )on la dinast*a de los Se$eros, la cruda realidad del sost!n militar del r!imen
&ueda de manifiesto. Se pretende apuntalarlo con elementos m#ico-reliiosos del
34
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
mundo oriental. Esa base carism#tica e-plica la tendencia din#stica, es decir, a
fundar en el $*nculo de sanre la leitimación del acceso al poder.
E$olución estructural del imperio'
Durante la res publica se hab*a e$olucionado desde una ciudad estado a un esta
donación HItaliaH, dominando imperial*sticamente sobre el territorio pro$incial (
las ciudades estados federadas. En el 8rincipado se llear# a un estado uni$ersal,
es decir, a una conformación unitaria del Imperio a tra$!s de cuatro procesos' 6A7
el de la transformación del $*nculo de alian%a o federación en el de ane-ión+ 6D7 el
de la e&uiparación, ba"o el sino de la com<n dependencia del poder imperial ( su
consecuente burocracia, entre el esta donación dominante ( los territorios
dominados+ 6)7 el de la difusión de un mismo tipo de sistema municipal ( 6D7 el de
la e-tensión masi$a de la ciudadan*a a casi todos los hombres libres del Imperio.
I 6A7 /os protectorados se con$ierten en territorio pro$incial ( las ci$itates
e-trait#licas aliadas, transformadas eneralmente en municipios, entran en la
órbita del obernador pro$incial.
I 6D7 /a ciudad estado ,oma, de$enida estado nación Italia, obernada al principio
por sus tradicionales óranos, fue &uedando sometida a la administración de la
burocracia imperial ( del Senado e iual#ndose as* las pro$incias uniformadas en
dos cateor*as' las &ue depend*an del 8r*ncipe Hlas situadas en la periferia ( por
lo tanto con uarniciones militaresH ( las llamadas del pueblo romano, &ue son
administradas por el Senado ( sus deleados. 6Fer l#mina n<mero ocho7. 8or lo
dem#s, se ha $isto ( a &ue los fundos it#licos perder#n su inmunidad, es decir, su
condición de e-entos de la tributación, con lo &ue desaparecer# toda diferencia
real entre los suelos de las distintas reiones imperiales.
I 6)7 Un r!imen municipal uniforme acabó de e-tenderse con el Edicto de
)aracalla a todas las ci$itates pererinas.
I 6D7 /os pr*ncipes hab*an proseuido con la pol*tica de ir otorando la ciudadan*a
romana indi$idual ( colecti$amente a los rupos romani%ados cultural o
pol*ticamente. /a forma colecti$a supone un paso pre$io, el de dar condición latina
J 6ius latit7, &ue sinifica la autom#tica ciudadan*a romana para los &ue
desempe0en honores en las maistraturas o curias. 8ero )aracalla, en el a0o 323
d. ), de una $e%, concede la ciudadan*a romana a todos los hombres libres del
Imperio con la e-cepción 6A7, tal $e%, de los pererinos dediticios+ 6D7 de los latinos
"unianos+ 6)7 de los libertos dediticios+ 6D7 de los b#rbaros Jfederados ( 6E7 de los
ciudadanos &ue han perdido su condición por condena ra$e.
Dominado' reformas de Dioclesiano ( )onstantino.
32
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
Dioclesiano' reali%ó importantes reformas pol*tico-administrati$as con
consecuencias fa$orables para el estado romano, pues detu$o en cierto modo el
proceso de descomposición del Imperio &ue se ad$ert*a desde un tiempo atr#s.
Quitó al Senado toda autoridad ( lo redu"o a un simple conse"o consulti$o. En
procura de lorar la unificación del Imperio, debió afrontar dos problemas' la ran
e-tensión del territorio ( la ausencia de normas para la sucesión imperial.
Estructuró el sistema de la tetrar&u*a, con el doble fin de aseurar una m#s
eficiente defensa de las fronteras ( de articular un mecanismo reular de acceso al
trono imperial.
Di$idió al Imperio en una parte oriental, &ue obernó personalmente, ( otra
occidental, &ue confió a su compa0ero de armas, .a-imino. /ueo esos dos
KAuustosK eliieron a un K)!sarK cada uno ( le ad"udicaron una parte de sus
respecti$os territorios. 1ubo, pues, cuatro cabe%as imperiales' una tetrar&u*a.
A la muerte o retiro lueo de $einte a0os de reinado, cada KAuustoK deb*a ser
reempla%ad o autom#ticamente por el K)!sarK correspondiente, &ue, a su $e%,
ele*a otro K)!sarK. Esta solución, perfecta en la teor*a, no funcionó en la pr#ctica
por el "ueo de ambiciones pol*ticas.
8ara e$itar &ue el tradicional acoplamiento del poder militar con la administración
ci$il fa$oreciera las intrias ( los pronunciamientos &ue hab*an lle$ado a las
disputas ( usurpadores del poder imperial, Diocleciano puso al frente de los
e"!rcitos a duces 6conductores7 de e-tracción militar, sin nada &ue $er con el
obierno ci$il de las pro$incias.
El e"!rcito, casi duplicado en sus efecti$os, se estructuró en 6A7 uarniciones
lim*trofes, 6D7 un cuerpo mó$il estrat!ico ( 6)7 la uardia palaciea.
/a burocracia, tambi!n incrementada, fue centrali%ada L al m#-imo.
En el plano económico, a una oportuna reforma monetaria 6p<blico el Edicto de
.a-imum por el cual se establec*an precios m#-imos para la compra ( $enta de
mercader*as7 se a0adió el comien%o del inter$encionismo estatal ( de la fi"ación de
las clases sociales en el &ue hacer profesional.
)onstantino' )onstantino, por su parte, al establecer en la antiua colonia riea
de Di%ancio la sede del obierno imperial, )onstantinopla 6la polis de
)onstantino7, ( al disponer, para su muerte, un reparto din#stico del poder
contribu(ó a la futura definiti$a di$isión del Imperio.
Siuiendo la tradición comen%ada por 1elio#balo de refor%ar el poder
asoci#ndolo a reliiones populares, )onstantino cambia totalmente la pol*tica
33
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
hacia el cristianismo, al &ue adopta ( pretende diriir 6Edicto de .il#n' se implanta
la tolerancia reliiosa, el cristianismo entra >lealmente? en el pueblo romano7 o
$er#n entonces como un instrumento di$ino para la e$aneli%ación de los pueblos.
)onstantino acent<a el car#cter oriental ( carism#tico del poder ( de"a de lado
toda tradición romana, como, por e"emplo, la distribución de los altos caros
burocr#ticos entre la clase senatorial ( ecuestre' de ah* en adelante uno
pertenecer# a la clase &ue corresponde a su puesto ( no por su clase acceder# a
los puestos.
Desde el punto de $ista pol*tico- administrati$o creó cuatro prefacturas, en ;riente
6capital Nicomedia7, en Ealia 6capital Tre$eris7, en Iliria 6capital Sirmio7 u en Italia
6capital .il#n7. Al frente de cada prefactura puso un prefecto del pretorio. /ueo
di$idió a cada una de !stas en diócesis (, a !stas, a su $e% en pro$incias.
/a di$isión del imperio romano.
Durante la anar&u*a militar del silo III el Imperio hab*a &uedado di$idido de hecho
en $arias partes su"etas al poder de distintos aspirantes al trono imperial. )on el
sistema de la tetrar&u*a por primera $e% se hi%o una di$isión de derecho. Se
sucedieron, se<n los a$atares pol*ticos ( din#sticos, reunificaciones ( di$isiones,
hasta &ue a partir del :@= la partición hecha por Teodosio el Erande Hconfiando a
sus hi"os Arcadio la parte oriental ( 1onorio la occidentalH resultó definiti$a. Se
acentuaron las e-istentes diferencias culturales ( económicas, ( aun&ue se
mantu$o, incluso con rele$ancia en el ordenamiento "ur*dico, la teórica unidad
imperial, en la pr#ctica se fue esfumando la solidaridad entre ambas reiones.
)a*da del imperio romano de occidente.
El poder imperial en la parte oriental, racias a su ma(or solide% económica, pudo
mantenerse frente alas randes in$asiones ( a las tendencias feudali%antes de los
randes latifundistas.
En cambio, en la parte occidental no fue posible ata"ar la irrupción de nue$os
pueblos b#rbaros ni e$itar &ue el poder militar en manos de los pueblos b#rbaros
federados como aliados encarados de la defensa con$irtieran al poder imperial
en una ficción &ue acabó de des$anecerse en el a0o 9BC, cuando ,ómulo
Auusto fue sacado del trono ( las insinias del poder fueron en$iadas a Renón,
emperador en ;riente, &ue se uardó mu( bien de &uerer inter$enir en la parte
occidental.
/os "efes b#rbaros ( sus pueblos &uedaron como clase diriente en las distintas
reiones de esa parte occidental, &ue &uedó, as*, framentada en reinos
erm#nicos de $ariantes fronteras.
3:
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
Bolilla 0: 1ISTORIA Y FUENTES DEL DEREC1O ROMANO.
• Co!-,'o % -o!'!i#o #l #r-&o ro$a!o.
)oncepto' Es el comple"o de ideas, e-periencias ( ordenamientos "ur*dicos &ue se
sucedieron a lo laro de la historia de ,oma, abarcando desde los or*enes de la
ciudad estadoJhasta la disreación de la parte occidental del Imperio o, me"or,
hasta la muerte de Gustiniano 6=C= d.).7.
)ontenido' Es mu( amplio ( $alioso. )ontiene normas sobre neocios "ur*dicos,
capacidad, personas humanas ( "ur*dicas, obliaciones, contratos, derechos
reales, familia ( sucesiones. Dentro de !l se han institucionali%ado principios
enerales reconocidos por a&uellas leislaciones de las &ue forma parte de sus
cimientos. ,econoce la autonom*a de la familia mediante la potestad paterna (
ense0a al hombre &ue debe mantener la palabra empe0ada.
Importancia de su estudio.
8oderosas causas, moti$os culturales e históricos de importancia nos conducen
en la actualidad a sostener la necesidad del estudio de la leislación romana, pues
a parte de su $alor formati$o ( pedaóico inneable, posee a la $e% un inter!s
pr#ctico e$idente por constituir el elemento formador de casi todas las
leislaciones del derecho pri$ado del actual momento histórico. /os randes
principios &ue sir$en de base al mundo "ur*dico moderno son siempre a&uellos &ue
los romanos establecieron.
Gur*dicamente su estudio se "ustifica por el fundado prestiio de los randes
"urisconsultos romanos, cu(as obras son a<n ho( un $erdadero modelo de
e&uidad, sensate% ( lóica "ur*dicas. N desde el punto de $ista pr#ctico, por&ue es
la base de la ma(or parte de las leislaciones modernas, (a &ue sus principios
fundamentales, por su $alor "ur*dico, se han perpetuado con el correr de los silos.
E$olución ( fases de desen$ol$imiento.
39
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
Tomando en consideración $arios acontecimientos relati$os a la historia de ,oma,
los autores han di$idido su e$olución en diferentes per*odos, con caracter*sticas
propias. Entre ellos pueden mencionarse los siuientes'
♦ 1uo, asimilando la $ida del Derecho ,omano a la de una persona,
la di$ide en 6A7 infancia, desde la fundación de ,oma hasta la le( de
las 5II tablas 69=2 a.).7+ 6D7 "u$entud, hasta )icerón 6mediados del
silo i a.).7+ 6)7 $irilidad, hasta Ale"andro Se$ero 63:= d.).7+ 6D7
$e"e%, hasta la muerte de Gustiniano 6=C= d.)7.
♦ Donfante ( De Francisci fi"an la periodi%ación alrededor de dos
momentos de profunda crisis de transformación Hel fin de la
seunda uerra p<nica ( el del reinado de Ale"andro Se$eroH' 6A7
derecho &uiritario, hasta el 343 a.)+ 6D7 derecho romano uni$ersal o
ius entium hasta el 3:= d.)+ 6)7 derecho heleno romano o romeo,
hasta el =C= d.).
♦ 8ero%%i simplifica' 6A7 per*odo romano, hasta el 3=4 d.)+ 6D7 per*odo
romano-hel!nico, hasta el =C= d.).
♦ ,iccobono, entre otras propuestas, presenta una tripartita' 6A7
derecho nacional romano, hasta el establecimiento total de la
heemon*a en el .editerr#neo 629C a.).7+6D7 derecho uni$ersal,
hasta el fin de la-persecución de los cristianos 6:4= d.).7+ 6)7
derecho romano-cristiano, hasta la muerte de Gustiniano.
♦ Diondi propone una partición &u*ntuple' 6A7 hasta antes de la le( de
las 5II tablas+ 6D7 hasta el fin de la res publica+ 6)7 hasta el
ad$enimiento de )onstantino 6:4Cd.).7+ 6D7 hasta inmediatamente
antes de la compilación "ustinianea+ 6E7 hasta la muerte de
Gustiniano.
♦ En este libro se adopta la di$isión propuesta por Euarino, la &ue
coincide con la ( a$ista di$isión de los per*odos de la historia de
,oma'6A7 derecho arcaico, correspondiente al per*odo de la ciudad
&uiritaria+ 6D7 derecho precl#sico, al de la res publica+ 6)7 derecho
cl#sico, al del 8rincipado+ 6D7 derecho poscl#sico, al del Dominado.
)lasificación del derecho romano.
3=
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
2. En las institutas de Ea(o'
a. Derecho ci$il o &uiritario. ,e*a sólo para los ciudadanos romanos.
Destinado a reular sus propias relaciones, ( al cual no ten*an
acceso los e-tran"eros.
b. Derecho de entes' surió para reular las relaciones tanto entre
ciudadanos romanos, como entre !stos ( los e-tran"eros. Se
caracteri%a por el hecho de admitir como su"eto de derecho a todo
hombre libre, cual&uiera fuese la clase social a la &ue perteneciese o
su nacionalidad.
3. En el diesto'
a. Derecho publico. Se refer*a a la orani%ación del estado ( las
relaciones de !ste con los particulares. Dentro del derecho p<blico
se encontraban el >ius sufraii?, el >ius honorum?( el >ius sacrorum et
sacerdotorum?.
b. Derecho pri$ado. ,e*a las relaciones de los particulares entre s*.
Dentro de !l se encontraban el ius commerci, el ius connubii, el ius
testamenti factio ( la tria nomina.
:. Se<n Ulpiano.
a. Derecho no escrito, No hab*a sido asentado en nin<n documento (
&ue se cumpl*a por costumbre. En ,oma estaba representado por
las mores maiorum, esto es, por el modo de $i$ir.
b. Derecho escrito. Se hallaba asentado en al<n documento, papel o
tabla. 8od*a deri$ar de la costumbre o de cual&uier otra fuente 6le(,
edictos, constituciones imperiales, senadoconsultos, etc7.
• Dr-&o )*iri'ario.
)oncepto de fuentes del derecho'
3C
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
/a costumbre como fuente de derecho'
/a costumbre es un h#bito "ur*dico practicado desde un cierto tiempo en forma
reular, constante, p<blica ( pac*fica en un determinado rupo social, con
espontaneidad Hes decir sin la imposición de una autoridad pol*tica o de una
obliación lealH ( con la eneral con$icción de su $alor normati$o.
/os romanos, en luar de usar nuestra met#fora de Kfuentes del derechoK,
consideraban m#s bien a la costumbre, la doctrina, la le(, etc!tera, como partes
constituti$as del ordenamiento "ur*dico. As* se puede $er en la traducción &ue se
transcribe del comien%o del manual por el &ue estudiaron los "ó$enes del Imperio
,omano a tra$!s de m#s de tres silos, las Institutiones o Institu*a de Ea(o.
,e&uisitos'
 8luralidad de actos.
 Eeneralidad.
 )on$encimiento de &ue tales actos son "ur*dicamente necesarios para
reular las relaciones entre los componentes de la comunidad.
/a primera normati$a del Derecho ,omano fueron las mores maiorum!
6costumbres de los antepasados7, Kmodos de $i$irK de los rupos entilicios &ue
concurrieron a la !nesis de ,oma.
Esos modos de $i$ir, (a cristali%ados Hes decir, (a institucionali%ados, aun&ue no
e-presados conceptualmenteH antes de a&uella !nesis, pasan a incrementarse
con nue$as relas propias de la interación de una comunidad m#s amplia,
di$ersificada ( comple"a' la de la civitas !.
3B
/lamaremos fuentes del derecho a los modos institucionali%ados por los &ue la
norma "ur*dica se ob"eti$a, se e-pl*cita como tal, ante los miembros de la
comunidad.
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
8ero esa civitas se define por la aparición de óranos &ue coordinan ( resuel$en
conflictos entre a&uellos rupos paren-tales' el re y sus continuadores, los
maistrados con imperium, en el e"ercicio de la iurisdictio, ( los pont*fices, tal $e%
tambi!n con iurisdictio, (, sin duda, con una labor doctrinaria interpretadora de las
mores maiorum, es decir, una iurisprudentia, aun&ue con un car#cter de
monopolio KoficialK &ue contrasta con la acti$idad pri$ada, indi$idual, &ue tendr#n
lueo los &ue llamaremos "uristas KlaicosK.
A&uel comple"o de antiuos modos o h#bitos de conducta de los rupos prec*$icos
( los nue$os de la con$i$encia en la civitas, declarados en el oficio "urisdiccional (
e-plicitados o ense0ados en la acti$idad doctrinaria pontifical, constitu(eron el ius
quiritium 6el derecho de los &uirites Snombre con &ue los pueblos $ecinos
desinaron a los antiuos romanos7.
/a le(+ formación ( sanción de las le(es.
3A
,esulta as*, &ue sobre un presupuesto consuetudinario, la din#mica de desarrollo
del ius quiritium lo caracteri%a como un derecho de "uristas, resultado del
&uehacer de los pont*fices consistente en conser$ar las declaraciones o
sentencias con $alor de precedente, en e-plicitar los recitados ( procederes
rituales del accionar en "usticia, ( las fórmulas de actos "ur*dicos, en estar a
disposición de los miembros de la comunidad para dar respuestas (ad res"
pondendum) sobre el ius, para preca$er (ad cavendum) sobre efectos ( formas
de futuros neocios "ur*dicos ( para proporcionar-relas para accionar (ad
agendum) en "usticia.
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
8or le( entendemos, en eneral, toda precepti$a e-presada conceptualmente ( emanada
de los óranos a los &ue la estructura "ur*dica de la comunidad tiene asinada esa función
normati$a' parlamento, conse"o, maistrado, comicio, etc!tera.
8rocedimiento de sanción de las le(es'
8resentada al senado la >roatio? o propuesta, (b aprobada por !ste en e"ercicio
de la >auctoritas patrum?, el maistrado con$oca a los comicios, &ue deb*an
reunirse 2B d*as despu!s.
Durante este per*odo los ciudadanos pod*an reunirse ( discutir el pro(ecto. )on
los auspicios fa$orables, el pueblo era con$ocado en el )ampo de .arte o en el
Foro, ( lueo de una deliberación, los ciudadanos proced*an a $otar. El $oto, en un
principio, se daba a $i$a $o%, ( lueo mediante tablas escritas.
Despu!s del escrutinio la le( entraba en $ior ( era e-puesta, a menudo 6por los
menos las m#s importantes7, sobre tablas de bronce' >unde de plano lei possit?.
8artes de la le('
2. I!#2: nombre de la le(' el del maistrado proponente, pero en femenino.
3. /a praescriptio 6lo escrito al principio7, como su nombre lo indica,
encabe%a la le con el nombre del maistrado proponente, fecha ( luar de
los comicios, con indicación de la primera unidad de $oto escrutada ( su
primer ciudadano sufraante.
:. /a rogatio era e-actamente lo propuesto e interroado por el maistrado' el
contenido precepti$o, con las, si fuese el caso, sanciones contra la
$iolación.
9. /a sanctio era un comple"o de cl#usulas formales &ue pretend*a e$itar,
pre$er o solucionar e$entuales conflictos de la le con otras normas
e-istentes o futuras del ius.
3@
/as dos <ltimas fuentes son a*'ori'aria" en tanto la norma resulta de la acti$idad de
óranos estatales con espec*fica competencia deri$ada del ordenamiento o del poder
pol*tico. /as dos primeras, en cambio, son fuentes !o a*'ori'aria" por&ue la norma
de$iene de un "ueo de hechos o conductas HcostumbreH o acti$idades intelectualesH
doctrinaH de indi$iduos &ue obran en forma particular, es decir, sin in$estir nin<n caro
o misión deri$ado de la autoridad o poder pol*tico.
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
I /as le(es se desinaban con un ad"eti$o formado sobre el nombre del
maistrado proponente ( con una indicación del asunto tratado le (annuleia de
connubio, le )quilia de damno.
)lasificación de las le(es'
Se<n un criterio mu( posterior de Ulpiano, pod*an di$idirse, en función de lo &ue
establec*an para el caso de $iolación, en
6A7 ,r(-'a", las &ue estatu*an la nulidad de lo actuado en su transresión+
6D7 $!o" )* ,r(-'a" 3o $i!*"-*$,r(-'a"45 las &ue no in$alidaban lo cometido
en contra de sus normas pero fi"aban una multa a los autores Hcaso de la le- FuriaH+
6)7 i$,r(-'a"5 las &ue no declaraban nulo ni multable al actuar prohibido.
/e( de las 5II tablas.
/a primera formulación leislati$a &ue conocemos, la le( de las 5II tablas, fue la
m#s completa ( trascendente H Kfons omnis p<blici pri$ati&ue iurisK 6Kfuente de
todo el derecho p<blico ( pri$adoK7 lleó a llamarla Tito /i$ioH ( no fue nunca
deroada, aun&ue la ma(or*a de sus disposiciones &uedaron, con el tiempo, sin
aplicación concreta, sobre todo por la labor "urisdiccional del pretor.
El relato tradicional. H /os plebe(os planteaban la e-iencia de un cuerpo de
normas e-pl*citas &ue dieran certidumbre ( solución a alunos aspectos de su
posición en la ci$itas. Na en el 9C3 a.). el tribuno Terentilo Arsa hab*a propuesto
una comisión redactora de cinco miembros. Al cabo de ocho a0os de persistente
acción plebe(a el Senado aceptó &ue se eliieran por los comicios centuriados
die% patricios para &ue constitu(eran una suprema maistratura coleiada con
imperium consular para &ue, adem#s de obernar, redactaran las le(es.
8re$iamente se en$ió una comisión a Atenas H( tal $e% a la .ana EreciaH para
conocer los cuerpos de le(es &ue, como el de Solón, hab*an surido en las poleis
hel!nicas.
Eleidos los decen$iros en el 9=3 a.), propusieron un con"unto de disposiciones &ue,
aprobadas por las centurias, se rabaron en die% tablas de bronce o madera. Al a0o
siuiente fueron desinados otros die% maistrados. ,establecido el consulado, sus
titulares hicieron aprobar en los comicios a&uellas le(es &ue, rabadas en dos tablas, se
e-pusieron "unto a las otras die% anteriores. /as doce tablas habr*an de desaparecer en
ocasión de la toma de ,oma por los alos en el a0o :@4 a.).
El problema de la autenticidad. H Anacronismos, contradicciones o
inconruencias en el relato tradicional lle$aron a &ue, con $erdaderos alardes de
hipercr*tica, 8a*s ( /ambert, en nuestros d*as, nearan las circunstancias ( el
:4
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
hecho en s* de la composición de la le( de las 5II tablas' a lo sumo se tratar*a de
una recopilación pri$ada de preceptos doctrinarios desarrollados en el tiempo.
8ero actualmente se est# de acuerdo en' 6A7 la e-istencia de una maistratura
decen$iral a mediados del silo $+ 6D7 la $iencia a partir de esa !poca de un
ordenamiento "ur*dico com<n a patricios ( plebe(os+ 6)7 la autenticidad o, por lo
menos, la antiTedad de casi todos los framentos atribuidos al famoso cuerpo
leal. Se contro$ierte, en cambio, si efecti$amente ( en &u! rado la plebe luchó
por la publicación ( car#cter com<n del cuerpo de le(es, si tu$o luar el $ia"e de
estudios al mundo hel!nico, si los comicios (a actuaban en a&uella !poca ( si
inter$inieron, en tal caso, en la aprobación de la le( decen$iral.
)ontenido. H El te-to destruido en el :@4 a.). habr*a sido, sin duda, reconstruido
(, por lo dem#s, probablemente publicado con interpretación, notas ( comentarios
a principios del silo II a.). por Se-to Aelio 8eto.
Tabla I H )itación ( comparecencia en "uicio 6proceso ci$il7.
Tabla II H /eis actionesJ. ;bliación de testimoniar.
Tabla IIIH E"ecución contra el deudor.
Tabla IF H 8atria potestad J.
Tabla F H Disposiciones testamentarias+ sucesión ab intestatoJ+ tutela J ( c<ratela
J.
Tabla FI H Ne-umJ,mancipatio J, usucapió J, trinoctium J+ rei$indicación J
6propiedad7.
Tabla FII H ,elaciones de $ecindad J+ ser$idumbres reales J.
Tabla FIII H Delitos ( represión' compensaciónJ.
Tabla I5 H 8rohibición de le(es &ue entra0en pri$ileios+ apelación de las
condenas capitales ante los comicios+ delitos de homicidio, concusión ( alta
traición.
Tabla 5 H Disposiciones sobre funerales ( sepulcros 6derecho sacro7.
Tabla 5I H 8rohibición de connubiumJ entre patricios ( plebe(os.
Tabla 5II H )asos en &ue es l*cita la toma de prenda J+ responsabilidad de los
due0o por hurtos o da0os cometidos por escla$os+ indemni%aciones debidas por
&uien ha obtenido sin ra%ón la posesión de una cosa ( por &uien ha consarado al
:2
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
culto una cosa en litiio+ el principio de &ue la le( posterior deroa la anterior
6homicidio no intencional7.
• Dr-&o # g!'".
El edicto de los maistrados.
/as soluciones &ue se iban plasmando en las concretas fórmulas con &ue se
otoraba el iudicium se consinaban en el edicto &ue cada maistrado publicaba
al asumir su caro anual.
)ada nue$o pretor, haciendo su(a la e-periencia de sus predecesores, trasladar#
a su propio edicto el contenido de los anteriores (edictum translatitium7 e
incorporar# de su cuenta, elementos nue$os.
En el edicto no ha( normas imperati$as ni para las personas Hni se crean
directamenteHni para las instituciones, pues el pretor no es leislador+ pero a
tra$!s de la promesa de medios procesales o e-traprocesales, se induce la
sanción de una determinada relación "ur*dica. As*, por e"emplo, si el pretor en su
edito promet*a conceder una acción contra el acreedor &ue, una $e% satisfecho en
su cr!dito, no restitu(era un bien prendado en arant*a de a&uel ciedito, no estaba
creando directamente una obliación de restituir, &ue, por lo dem#s, no e-ist*a
toda$*a en el ius ci$ile.
:3
/a le( de las 5II tablas se refer*a, pues, a todo el derecho ci$il romano Hen su
sentido de derecho propio de los ci$es romanosH' derechos pri$ados, relas
procesales, derecho penal, arant*as ciudadanas, derecho p<blico ( administrati$o,
etc!tera.
El edicto es un prorama de cómo desarrollar# su "urisdicción el pretor+ es el compromiso H
controlado siempre por una $iilante opinión p<blica (, desde el CB a.), sancionado por la e-
)orneliaH de, se<n las hipótesis contempladas, dar acciones, permitir inserción de
e-cepciones, disponer de sus recursos e-traprocesales, etc!tera. El edicto es, en lo
fundamental, un -a'6logo # (/r$*la" en el &ue se puede seleccionarla &ue corresponder#
Hsi el pretor estu$iera de acuerdoH como base del iudicium &ue se le habr# solicitado para
dirimir una contro$ersia.
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
8ero, toda $e% &ue el acreedor se sab*a e-puesto a una acción ( a la
correspondiente sentencia, puede decirse &ue indirectamente se sent*a obliadoK,
en este caso por el ius honorarium.
8or lo tanto, en la pr#ctica no hab*a &ue consultar repertorios de le(es o de
"urisprudencia' lo importante era encontrar en el edicto la fórmala &ue ofrec*a el
pretor, espec*ficamente en consideración a la relación f#ctica Hno pre$ista por el
tusH o "ur*dica Hrelada por el iusH en la &ue una persona se encontraba. 8or
todo ello $a a resultar fundada a&uella afirmación de &ue el Derecho ,omano H
por lo menos en su me"or momentoH aparece m#s como un sistema de acciones
&ue como un elenco de derechos sub"eti$os e-pl*citamente oriinados en el
derecho ob"eti$o.
En la primera etapa del procedimiento ordinario romano, o*das las partes, el
maistrado encuadra o plantea los t!rminos de la litis de acuerdo con normas del
Ius pree-istente, o con criterios establecidos en su edicto o &ue adopta en el
momento, aconse"ado por su consilium de "uristas ( mo$ido por ra%ones de
e&uidad o con$eniencia social 6publica utilitas7.
En la concreta fórmula resultante se ordena al "ue% &ue e-presamente se desina
en ella, &ue, comprobados o no determinados supuestos, sentencie en uno u otro
sentido de dos &ue se dan en alternati$a.
El "ue% no tiene &ue buscar en el ordenamiento "ur*dico cu#l es la norma aplicable
al caso' ella est# impl*citamente desarrollada en la concreta fórmula cu(a
estructura en abstracto est# pre$ista en el edicto.
Acciones del pretor.
El pretor pererino ( el ius entium'
En $irtud del principio de la personalidad de las le(es, lo &ue Ea(o llama, en
eneral, ius ci$ile el propio ( e-clusi$o de los ci$es de una comunidad H
naturalmente los "uristas romanos, cuando hablan de ius ci$ile, aluden
espec*ficamente a la romanaH no pod*a ser practicado ni in$ocado por &uienes no
fueron miembros de esa comunidad, aun&ue habitaran en el territorio de !sta. As*,
los pererinos en ,oma eran "u%ados, si hab*a un tratado entre ,oma ( su
comunidad de orien, por sus normas nacionales o las pre$istas en el tratado'
pero si no lo hab*a H( esto era lo m#s com<nH &uedaban sometidos a la
discrecionalidad ( sentido e&uitati$o del órano "urisdiccional, el pretor <nico (,
desde el 393 a.), el pererino.
Este <ltimo, asesorado por su consiliun de "uristas ( con conocimiento ( $i$encias
de instituciones e-tran"eras ( pr#cticas del mundo de las transacciones pudo H
::
Se oriinó as* en un tribunal romano, con mentalidad romana ( con instituciones (
pr#cticas romanas ( de otros pueblos, un nue$o con"unto normati$o, caracteri%ado
por su #mbito reulador de las relaciones entre pererinos ( entre pererinos (
ciudadanos romanos ( teori%ado posteriormente por los "uristas como ius entium.
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
libre, como era, de tener &ue limitarse a aplicar un derecho pree-istenteH crear
para cada tipo de situación un criterio reulador en el &ue "uaba ampliamente la
apreciación de la naturale%a de las cosas, de la real $oluntad de las partes ( de b#sicos
principios de lealtad ( eticidad de las relaciones.
Se encontraban all* instituciones antes e-clusi$as del ius ci$ile, como la stipulatio, &ue se
hab*an ido facilitando a los pererinos, instituciones e-tra0as, como el fenus nauticus
6pr!stamo mar*timo7 o el r!imen de la le- ,hodiaJ de iactu 6echa%ón7, (, sobre todo,
nue$as pr#cticas ( modalidades del mundo de las transacciones comerciales ba"o un
com<n denominador de lealtad 6fides7 en los procederes, &ue con el nombre de bona
fidesJ ad&uirir#, incluso en el tribunal del pretor urbano, el mismo car#cter $inculatorio &ue
los preceptos del ius ( de las lees.
El edicto de Sal$io Guliano
E/ EDI)TU. 8E,8ETUU.
/a culminación ( la parali%ación del ius honorarium parece haber sido la codificación &ue,
se<n $ersión ho( contro$ertida, Adriano habr*a encarado al m#s rande "urista de la
!poca, Sal$io Guliano. A partir de ese &dictum ,erpetuum nin<n maistrado inno$a' el
ius honorarium &ueda cristali%ado en ese con"unto de cuarenta ( cinco t*tulos, &ue si bien
no ha lleado hasta nosotros, ha podido ser reconstruido por /enel, se<n los
comentarios &ue le dedicaron Sal$io Guliano, Ea(o, 8aulo ( Ulpiano.
• Dr-&o ro$a!o7 &l8!i-o.
/as constituciones imperiales.
/a cesación de la acti$idad comicial ( la pasi$idad del senado ante las orationes
,rincipis abren camino a la creación normati$a pro$eniente directamente del
autócrata'K/o &ue ha parecido bien al 8r*ncipe tiene fuer%a de le(K, dec*a Ulpiano.
De lo constituido por el 8r*ncipe ha( &ue distinuir los rescripta ( decreta Hcu(o
$alor, en un principio, era solamente referido a los casos espec*ficos &ue los
hab*an pro$ocadoH de los edicta y mandata, &ue eran disposiciones de aplicación
eneral.
)lases'
:9
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
I ,escriptum es la respuesta &ue consina el 8r*ncipe en el documento con &ue
al<n particular o funcionario lo consulta. Se llama epistula si se redacta en otro
documento.
I Decretum es el fallo con &ue el 8r*ncipe resuel$e una contro$ersia &ue se le ha
sometido en <nica o <ltima instancia.
I .andatutn es una pauta o criterio para el e"ercicio "urisdiccional e-tra ordinem
en$iado por el 8r*ncipe a las cabe%as de la administración imperial.
I Edictum es una norma eneral para todo el Imperio o parte de !l.
/os senadoconsultos.
/a transferencia de atribuciones &ue tu$o luar en el 8rincipado en fa$or del
Senado (en detrimento de los otros óranos de la formalmente subsistente res
publica se da tambi!n en la producción normati$a+ los maistrados (, cada $e%
m#s, el 8r*ncipe, pro$ocaron senadoconsultos inno$adores del derecho pri$ado.
/a asimilación de !stos a las lees se acentuó, tanto por la cesación de la
acti$idad comicial, como por la creciente influencia del 8r*ncipe, cu(as iniciati$as
H orationes 8rincipisH empe%aron a ser aceptadas por los senadores sin
discusión ni $otación.
/a obra de los "urisconsultos' el ius publicae respondendi.
Auusto, (a con el propósito de incrementar el prestiio de los randes "uristas, (a
con el de atraerlos a su pol*tica cultural, dispone el otoramiento de un $erdadero
pri$ileio, el ius publice respondendi e- auctoritate 8rincipis 6derecho de dar
respuestas con car#cter p<blico, apo(#ndose en la auctoritasJ del 8r*ncipe7.
Esta distinción personal H&ue, por cierto, no impidió &ue los no araciados
siuieran dando responsaH no se sabe si $al*a para todas las respuestas &ue
pudiera dar su beneficiario, o si sinificaba para !ste un derecho de someter cada
respuesta al 8r*ncipe para su espec*fica aprobación.
Est# contro$ertido tambi!n si las responsa ten*an un $alor absoluto obliatorio
para los tribunales o sólo una ra$itación enri&uecida, subra(ada, por la
auctoritasJ del 8r*ncipe.
De todos modos, con posterioridad, Adriano, ante la frecuencia de disparidad de
criterios entre los "uristas, dispuso &ue fuera obliatoria la doctrina coincidente de
los titularos del ius respondendi+ pero, en el supuesto de di$erencias, de"ó al
tribunal en libertad de elección
Sabinianos ( procule(anos.
:=
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
/a ri$alidad entre los "uristas )apitón ( /abeón dio luar a &ue se formaran dos
c*rculos o escuelas encabe%adas por sus respecti$os disc*pulos, Sabino ( 8róculo.
Fuera de una e$idente modalidad m#s cautelosa ( metódica de los sabinianos, (
m#s imainati$a e inno$adora en los procule(anos, han sido infructuosos (
contradictorios los intentos por referir sus di$erencias doctrinarias sobre puntos
espec*ficos a teor*as, sistemas, tendencias o escuelas "ur*dicas, filosóficas,
pol*ticas, etc!tera.
• La" -o$,ila-io!".
/e( de citas.
/os emperadores, con el fin de aseurar un m#s claro conocimiento ( aplicación "udicial
del ple-o "ur*dico ( de preser$ar la autenticidad de la doctrina cl#sica, llearon a
pronunciarse sobre el $alor de las obras &ue en su comentario se reali%aban ( a
relamentar la in$ocación de los iura ante los tribunales.
/o &ue concretó un definiti$o dominio del poder pol*tico sobre el $alor normati$o de
la doctrina fue la llamada le( de citas de Falentiniano III 6a0o 93C7. 8or ella se
dispuso &ue sólo los iura de 8apiniano, 8aulo, Ulpiano, Ea(o ( .odes-tino pod*an
citarse ante el tribunal, pero con $alor de norma $iente si su doctrina resultaba
coincidente en el punto contro$ertido' no siendo as*, predominaba la opinión de la
ma(or*a, para lorar la cual, en caso de empate, se le reconoc*a un $oto
suplementario a 8apiniano+ si de todos modos no se loraba una definición
ma(oritaria, el tribunal ten*a libertad de eleir entre los distintos criterios.
)ompilaciones pri$adas ( oficiales.
Se hacen compilaciones A7 de iura, D7 de le(es, )7 de lees ( de iura
con"untamente.
I Entre las iura' K,elasK, de Ulpiano+ KSentenciasK, de 8aulo+ el KEp*tomeK, de
Ea(o, de notorio menor ni$el &ue el oriinal, comentario de los comentarios de
Ulpiano a Sabino, etc!tera.
I Entre las colecciones pri$adas de lees o códios Hcomo se las llamó por la
forma encuadernada en luar de enrolladaH' el KLEreorianoK 63@3 d. ).7, con, por
lo menos, catorce libros con constituciones imperiales ordenadas
cronolóicamente+ el K1ermoenianoK, n modo do ap!ndice del anterior,
comprend*a, fundamentalmente, rescriptos de Diocleciano.
:C
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
I De las compilaciones pri$adas de iura ( leesHno se trata a&u* de las le(es
romano-b#rbaras, por su car#cter oficialH, las mas famosas son los Framenta
Faticana ( la )ollectin leum mosaicarum et romana-rum 6)omparación de le(es
romanas ( "ud*as7.
/e(es ,omano-D#rbaras.
)uando los D#rbaros se apoderan del Imperio de ;ccidente, respetan las le(es de
los $encidos ( se mantiene la orani%ación "udicial ( sus le(es, de ah* &ue hubiera
durante mucho tiempo una doble leislación, una para los D#rbaros ( otra para los
romanos. Se dictaron $arias le(es ,omano-D#rbaras, entre ellas podemos citar'
E#i-'o # To#ori-o.- El "efe de los ;stroodos Teodorico publicó un edicto,
destinado tanto a ,omanos como a ;stroodos ( fue tomado de la anterior
leislación ,omana, durante mu( poco tiempo hasta la recon&uista de ,oma el
a0o ==9 d.). este edicto es el <nico &ue riió a ,omanos ( Eermanos (a &ue las
dem#s se inspiraron en el principio del estatuto personal.
Br9iario # Alari-o.- El ,e( Alarico II, ordenó se redacte para los s<bditos
romanos un bre$iario, con el nombre de /e- ,omana, recopil#ndose de los
anteriores códios, a las &ue se les areó las obras de 8aulo ( Ea(o, &ue de
acuerdo al principio del estatuto personal entró en $iencia el a0o =4C el &ue
despu!s se llamó KDre$iario de AlaricoK ( posteriormente KDre$iario AnianoK. Es
considerado como la me"or obra hasta &ue promuló el Fueo Gu%o.
L% Ro$a!a # lo" Borgo:o!".- poco antes de su muerte ocurrida el a0o =2C,
Eondebardo, re( de los Doro0ones, publicó su le( nacional denominada le(
Ea$eta, &ue fue tomada del Dre$iario de /e- ,omana Durundionum hasta el a0o
=:9 en &ue ca(ó en desuso.
/a compilación de Gustiniano' sus partes, formación, car#cter ( contenido.
Formación'
)on este nombre Himpuesto muchos silos despu!s, en el a0o 2=A:, por el sabio
"urista Dion(sius EothofredusH, se desina la compilación ( producción "ur*dica
promo$ida por el emperador Gustiniano e interada por el )ódio, el Diesto o
8andectas, las Instituciones ( las No$elas.
Gustiniano &uiso un cuerpo actuali%ado de lees ( iura. 8ara ello hi%o recopilar
constituciones imperiales H)ódioH, framentos de los randes "urisconsultos HDiesto
H, redactar un compendio sistem#tico ( did#ctico HInstitucionesH ( promuló
constituciones nue$as HNo$elas.
:B
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
)ar#cter'
)omo el propósito de las compilaciones era el de darles car#cter de leislación $iente,
Gustiniano introdu"o en los te-tos oriinales de las constituciones de sus predecesores (
de los iura de los randes "uristas todo tipo de alteraciones, a0adidos ( supresiones &ue
eliminaran contradicciones ( Kmoderni%aranK criterios. Esas modificaciones o
des$irtuaciones del te-to oriinal constitu(en la" i!'r,ola-io!", cu(a detectación o
Kcacer*aK ha constituido ardua labor de la roman*stica moderna.
8artes'
C/#igo. ; Una primera edición del a0o =3@ perdió actualidad tanto con la promulación
de cincuenta constituciones &ue decidieron 6quinquaginta decisiones7 contro$ersias de laL
doctrina "urisprudencial, como con la publicación del Diesto. Se dispuso una seunda
edición del )ódio 6(ode repetitae praelectionis7 &ue, aparecida en el =:9, es la <nica
&ue ha sobre$i$ido.
Est# interado por doce libros di$ididos en t*tulos &ue contienen constituciones ordenadas
cronolóicamente.
Dig"'o. ; Aparte de ese nombre, &ue sinifica en lat*n ordenamiento, se lo desina
tambi!n con el $ocablo rieo ,andecta 6omnicomprensi$o7, deri$ado de pan 6todo7 (
de-homai 6recibir, abarcar7.
Encarado en el =:4 a una comisión de 2C profesores ( aboados presididos por el
&uaestor sacri palatii Triboniano, re&uirió, se<n Gustiniano, la compulsa de dos mil libros
con tres mil renlones.
Fue terminado a los tres a0os, lo &ue ha promo$ido teor*as e-plicatorias de tal rapide%'
Dluhme 62A347 postula la e-istencia de tres subcomisiones traba"ando sobre sendas
KmasasK o con"untos de obras+ otros autores presuponen, adem#s, tres pree-istentes
compilaciones de iura e-tractadas de esas masas. )ontiene @.293 framentos con 2=4
444 renlones Hindi$iduali%ados por autor, obra ( n<mero del libro de donde fueron
e-tra*dos.I Es una especie de antolo*a de iura de treinta ( nue$e "uristas distinuidos con
el tus respondendi, e-cepto, posiblemente. Ea(o.
El Diesto aparece dispuesto, se<n el orden de materias del Edicto 8erpetuo, en
cincuenta libros, di$ididos cada uno en dos o m#s t*tulos Hsal$o los libros :4, :2 (
:3,arupados ba"o una <nica r<brica' de leatis et fideicommissis.
El contenido, se<n la di$isión del mismo Gustiniano en siete partes, es el siuiente.
8rimera parte' principios enerales del derecho ( la "urisdicción 6libros 2 al 97.
Seunda parte' doctrina de la acción ( de la protección de derechos reales 6libros = al227.
Tercera parte' obliaciones ( contratos 6libros 23 al 2@7.
:A
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
)uarta parte' obliaciones ( relaciones de familia 6libros 34 al 3B7.
Quinta parte' herencias, leados ( fideicomisos 6libros 3A al :C7.
Se-ta parte' sucesión pretoriana, aspectos $ariados de derechos reales, posesión (
obliaciones 6libros :B al 997.
S!ptima parte' stipulatio, derecho penal, apelaciones, derecho municipal, ( dos t*tulos
miscel#nicos' Kde la sinificación de $ocablosK ( Ksobre di$ersas relas del antiuo
derechoK, 6libros 9= al =47.
I!"'i'*-io!". ; Sobre la base de la obra del mismo nombre de Ea(o, ( para suplantarla
oficialmente en las escuelas, Triboniano, Teófilo ( Doroteo redactaron un manual H&ue
tu$o, adem#s, $alor de le(H en cuatro libros' 27 personas+ 37 propiedad ( sucesión
testamentaria+ :7 sucesión ab intestato ( obliaciones eneradas por actos l*citos+ 97
obliaciones pro$enientes de actos il*citos, acciones ( derecho penal.
No9la". H )on"unto de constituciones nue$as 6no$ellae7, es decir, promuladas a
continuación del )ódio. No se hi%o una colección oficial ( se conocen $arias pri$adas, de
m#s de un centenar de constituciones.
)ontenido'
Su contenido puede ser considerado se<n dos posturas 6d<ple- interpretatio7.
6A7 Tomado como un ordenamiento $iente, sus tres primeras partes interantes, el
)ódio, el Diesto ( las Instituciones se consideran como un solo cuerpo aun&ue ha(an
sido promulados en !pocas distintas ( as* deben interpretarse ( armoni%arse sus
contenidos. 8or cierto, es dif*cil ( a $eces imposible conciliar las contradicciones,
e-istentes a pesar de la afirmación de Gustiniano.
/as No$elas, en cambio, por ser normati$a posterior, son deroatorias de cual&uier
contrario criterio o disposición de las otras tres obras.
6D7 )onsiderado como un material antolóico del saber HiuraH ( de la
normati$a "ur*dicos HleesH, cada uno de los contenidos del )orpus debe ser anali%ado
en función de la obra de donde fue e-tractado o de las circunstancias en &ue la respecti$a
constitución imperial fue promulada.
• La E#a# M#ia.
;riente' par#frasis de las Institutas de Teófilo.
Entre esas obras se destaca la reali%ada por uno de los m#s conspicuos
colaboradores en a mana tarea compiladora' la 8ar#frasis de Teófilo.
:@
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
)omo su nombre lo indica, es una lib!rrima e-plicitación en rieo del te-to latino
de las KInstitucionesK, ampliamente e interpretada, comentada ( referenciada.
;ccidente' losadores ( post losadores.
Elosadores' Irnerio ( sus disc*pulos reali%aron la e-!esis de los te-tos
"ustinianeos por medio de losas, es decir, anotaciones marinales o interlineales,
a propósito de una palabra, una institución, un criterio, etc!tera. A mediados del
silo 5III, Accursio, profesor en Dolonia, reali%ó una a"ustada ( selecti$a
compilación de las losas de sus coleas en forma de un aparato e-e!tico &ue
en las ediciones Hmanuscritas, por ciertoH encuadraba el te-to "ustinianeo. Esa
Elossamana &uedó como definiti$a e indiscutida en los claustros ( en la pr#ctica
"udicial. /a postura de los losadores era de ciea re$erencia ante el te-to, al &ue
trataban como una obra perfecta de la ra%ón ( no como un producto de di$ersas
!pocas históricas, departes adulteradas por las interpolaciones, de rea"ustes (
adaptaciones no e-entos de contradicciones. En eso contrastar*an abiertamente
con los humanistas. Su ran ob"eti$o era facilitar la comprensión de lo &ue se les
aparec*a como un derecho racional de $alide% eneral,-sin tratarlo
promiscuamente con inferiores sistemas locales. En eso se diferenciar*an de sus
sucesores en el tiempo' los poslosadores o comentaristas.
8ost losadores' Tu$ieron una actitud m#s pram#tica' trataron de arrancar del
)orpus Iuris todo a&uel material &ue, amalamado con el derecho practicado en
ese tiempo ( articulado en la concreta realidad contempor#nea, pudiera ser$ir para
una sociedad en r#pido desarrollo. En esa actitud fueron realmente creadores de
derecho, de un derecho com<n europeo de aplicación subsidiaria con respecto a
los ordenamientos locales, pero e-tensible a todo lo no ta-ati$amente dispuesto
por !stos.
Su modalidad de traba"o Ha la &ue deben su denominaciónH fue la de componer
comentarios sobre pasa"es de los te-tos "ustinianeos, con amplio aporte de
material "ur*dico local ( canónico.
El eneral reconocimiento del $alor cient*fico ( trascendencia social de la labor de
los comentaristas se hace patente en el prestiio de &uien puede ser considerado
el "urista &ue m#s ha ra$itado en la formación del derecho occidental' Dartolo de
Sassoferrato.
• El #r-&o ro$a!o ! la E#a# Mo#r!a.
)ódio de Napoleón.
94
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
Sancionado en 2A49, e inneable influencia romanista, marcó una nue$a etapa en
la historia del derecho' la de la codificación.
Sus fuentes principales fueron el derecho consuetudinario 6la costumbre7 ( el
derecho romano. Fue producto d elos principios m#s salientes de la ,e$olución
Francesa de 2BA@, contrarios a los pri$ileios del r!imen feudal, ( contiene
tambi!n di$ersas disposiciones del derecho canónico ( de las ;rdenan%as ,eales
&ue se impusieron de /uis 5IF en adelante.
,ecepción de derecho romano en la Arentina ( su influencia en el derecho
nacional.
Su recepción se reali%ó 6A7 en forma indirecta e impl*cita a tra$!s de la normati$a (
doctrina castellana ( canónica, 6D7 en iual forma a tra$!s del esp*ritu romano &ue
inspiró, en buena medida, las /e(es de Indias, 6)7 en forma e-pl*cita a tra$!s del
adoctrinamiento dado al clero ( de la ense0an%a uni$ersitaria ( 6D7 a tra$!s de la
sanción del )ódio )i$il Arentino, "ustamente considerado como el m#s rico en
contenido "us-romano.
Se<n el romanista D*a% Dialet se pueden distinuir cuatro per*odos en el proceso
de recepción.
♦ 8rimer per*odo Hhasta la fundación de la Uni$ersidad de )órdoba
en 2C29H, con el Derecho ,omano impl*cito en la leislación
castellana, canónica ( de Indias.
♦ Seundo per*odo, hasta 2B@2, en &ue, al crearse la c#tedra de
Instituto en la Uni$ersidad de )órdoba, la ense0an%a &ue all* se
hab*a hecho, hasta entonces, del Derecho ,omano se hace m#s
directa ( or#nica.
♦ Tercer per*odo, &ue se cierra en 2A:9 cuando se publica
KInstituciones de Derecho ,eal de Espa0aK, de Gos! .ar*a Ul$are%
con notas de F!le% Sarsfield.
♦ )uarto per*odo, caracteri%ado por la influencia de a&uel libro, &ue
ser$*a de te-to en Derecho )i$il ( en la )#tedra de Derecho ,omano
de Duenos Aires 62AC:7, por los estudios de F!le% Sarsfield (,
92
Derecho romano. U.F.A.S.T.A
sobretodo, por la promulación del )ódio )i$il, redactado por este
<ltimo romanista.
93