Sin embargo, estos son los extremos, en general, la capa de la Tierra con vida es delgada, ya que

las capas superiores de la atmósfera tienen poco oxígeno y la temperatura es muy baja

Geósfera: es la segunda capa que cubre al planeta.
Tiene un grosor de más de 6.000 km. y solo 80 cm corresponden al suelo.
Las rocas, el clima y la presencia o ausencia de organismos determinan el tipo de suelo, que puede ser: orgánico,
arcilloso, arenoso o rocoso. (Ver: Tipos de suelo).
Hidrósfera: es la tercera envoltura de la tierra. (Ver Hidrósfera).
Representa un lugar donde habita gran variedad de seres vivos cuando se dan condiciones tales como: temperatura,
luminosidad, salinidad.
El nivel de salinidad permite distinguir entre zonas de aguas saladas y
zonas de aguas dulces. Estas últimas, que se utilizan para el riego, se
encuentran en menor cantidad en el planeta.
La vida es un fenómeno extraño y es muy difícil definirla. Pero al
estudiarla de cerca nos damos cuenta de que tiene algunas
características básicas que la distinguen de los cuerpos inertes. Algunas
de esas características pueden ser la organización; todos los sistemas
vivos (aun los más sencillos) son inmensamente complejos comparados
con cualquier objeto no vivo.
Otra característica puede ser la capacidad de mantener un medio interno
apropiado, a pesar de los cambios en el medio externo, proceso denominado homeostasis. Y, por último, quizás la
más fundamental de todas sea la reproducción, todos los seres vivos son capaces de multiplicarse y trasmitir sus
caracteres la descendencia.
La biósfera se divide en diferentes zonas con características propias denominadas "ecosistemas". Un ecosistema es
básicamente un conjunto estable de elementos vivos y no vivos, que se influyen
mutuamente.
Los seres vivos de un ecosistema se clasifican, de acuerdo a la función que
desempeñan, en tres categorías; los Productores, Consumidores y los
Descomponedores.
Un productor es un ser vivo capaz de tomar los elementos sencillos que encuentra en
su medio y transformarlos en compuestos complejos (alimento) que utiliza para su
subsistencia. Los consumidores son los seres que transforman el alimento creado por
los productores y lo utilizan de acuerdo a sus necesidades. Y los descomponedores
son los que transforman estos compuestos complejos en elementos simples,
devolviéndolos al ambiente y cerrando así el ciclo que mantiene estable al
ecosistema.
Los ecosistemas no tienen fronteras bien delimitadas, más bien se superponen unos
con otros formando el tejido de la biósfera. A su vez, todos los elementos vivos de un
ecosistema, ya sean productores, consumidores o descomponedores, se agrupan bajo el nombre de "comunidad".
Cada comunidad a su vez está compuesta por varias poblaciones; una población es un conjunto de seres vivos de la
misma especie, denominados individuos.
La tierra es la única biósfera de la que tenemos conocimiento, pero esa situación podría cambiar en los próximos
años. Desde 1995 se han encontrado ya más de treinta planetas en otras estrellas y aunque en su mayoría son
aparentemente poco aptos para la vida, el hecho de haber descubierto tantos planetas en tan poco tiempo nos lleva
a pensar que podrían ser increíblemente comunes. De este modo se incrementan las posibilidades de que haya
otros mundos similares al nuestro, biósferas enteras, completamente nuevas y diferentes, con exóticas formas de
vida.

(Ampliar imagen)

Biósfera es vida
(ampliar imagen)