You are on page 1of 4

ESTRATEGIA.

La palabra estrategia significa literalmente “guía de los ejércitos”
Una estrategia es el conjunto de acciones que se implementarán en un contexto determinado con el
objetivo de lograr el fin propuesto.
Una estrategia es plausible de ser aplicada y necesaria en diferentes ámbitos, como el militar y el
empresarial, por nombrar tan solo algunos de los más comunes.
En el terreno empresarial, lo que suelen implementar las empresas para cumplir efectivamente con la
consecución de sus metas y fines, se denomina plan estratégico, que no es otra cosa que un documento
oficial que emitirá la propia empresa a través del cual, sus responsables, plasmarán la estrategia que
seguirán en el corto plazo.
La estrategia es el único camino por el cual la organización genera valor.
LIDERAZGO ESTRATEGICO.
El liderazgo estratégico se orienta a resultados y a que la mayor parte de los enfoques existentes (los
tradicionales), están orientados a características individuales u organizativas. El liderazgo estratégico parte
de los resultados que se desean lograr hacia los conceptos, mientras que los planteamientos tradicionales se
basan en los conceptos, esperando o asumiendo que los resultados surjan en consecuencia. Esto es, en el
enfoque tradicional el concepto de liderazgo es un fin en si mismo, una construcción teórica.
En el liderazgo estratégico, los conceptos son sólo instrumentales y por tanto, bastante flexibles. Lo que
interesa son los resultados de las empresas y de las entidades públicas del sector, no la confirmación de los
resultados teóricos. Los modelos, por definición, tienen siempre fallos, y por eso deben ser solamente
referencias y no un fin en si mismo, tal como sucede con muchas de las propuestas tradicionales.
El concepto de Liderazgo Estratégico se asienta en tres características importantes: alineación, orientación al
liderazgo en sí mismo y estilo o marca de liderazgo.
La mayor parte de los enfoques de liderazgo están orientados hacia los individuos. Trabajar el individuo no
es lo mismo que trabajar la organización como un todo.
La mayor parte de las acciones de formación enfocadas al individuo y no a la organización son dinero
perdido, a la espera de que además den resultados. En muchos casos, el individuo debidamente estimulado
por la acción de formación sale de la organización, más tarde o más temprano, porque ésta no acompaña su
nuevo estado de espíritu y de desarrollo.

OBLIGACION.
Una obligación (del latín ob-ligare, que significa atar, dejar ligado) es la situación en la cual una persona
tiene que dar, hacer, o no hacer algo. Se utiliza como sinónimo la expresión deber. El término opuesto a
“deberes” u “obligaciones” es el de derechos.
Puede referirse a:
 Obligación moral, que se define como la presión que ejerce la razón sobre la voluntad, frente a un
valor.
 Obligación jurídica, vínculo jurídico por virtud del cual una persona llamada deudor, queda unida a
otra llamada acreedor, para que ejecute una prestación, que puede consistir en un dar, en una
acción o en una abstención.
 Obligación tributaria, aquella que surge dentro de la relación jurídico-tributaria como consecuencia
de la aplicación de los tributos, y que no incluye las sanciones tributarias.
 Obligación de abasto, la responsabilidad del contratista del abastecimiento urbano (el obligado).
 Obligación financiera, un tipo de deuda (deuda pública o deuda privada), similar a los bonos.
Una obligación, es el hacer o no hacer algo de acuerdo a parámetros morales, jurídicos, o económicos. La
obligación entonces representa el cumplir actos, a los cuales estás ligado por estos factores (morales,
jurídicos o económicos), o no hacer algo que podría potencialmente dañar a alguien (esto vendría a ser una
OBLIGACIÓN MORAL).
Etimológicamente, la palabra OBLIGACIÓN viene del latín "ob-ligare", lo que significa atar, o dejar ligado;
también se usa para denotar alguna cosa que no se debe hacer.
En todo caso la obligación es sencillamente hacer o no hacer una cosa determinada, en cuanto esta pueda o
no afectar a una o más personas, o a toda la sociedad. La obligación se encuentra por lo tanto ligada al
respeto y la solidaridad, debido a que si se cumple con una obligación, se está respetando a la sociedad,
además de que se está siendo solidario; a esto es lo que llamamos solidaridad indirecta.
La palabra lo dice, una obligación es un deber o una responsabilidad con la que estas comprometido(a), y es
tu deber cumplirla siempre y cuando hayas dado tu palabra.
El haber dado tu palabra puede ser uno de los factores por el que te sientes comprometido(a) o tienes esa
obligación, o sea que puede ser el origen de esta, o también el simple hecho de encontrarte con la
misma...¡claro resultado de tus actos! como una obligación con un hijo(a) de darle educación, vivienda...
RESPONSABILIDAD.
Bueno para mí la responsabilidad es la virtud o disposición habitual de asumir las consecuencias de las
propias decisiones, respondiendo de ellas ante alguien. También responsabilidad es la capacidad de dar
respuesta de los propios actos.
La responsabilidad es un valor que está en la conciencia de la persona, que le permite reflexionar,
administrar, orientar y valorar las consecuencias de sus actos, siempre en el plano de lo moral.
Una vez que pasa al plano ético (puesta en práctica), se establece la magnitud de dichas acciones y de cómo
afrontarlas de la manera más positiva e integral, siempre en pro del mejoramiento laboral, social, cultural y
natural.
La persona responsable es aquella que actúa conscientemente siendo él la causa directa o indirecta de un
hecho ocurrido. Está obligado a responder por alguna cosa o alguna persona. También es el que cumple con
sus obligaciones o que pone cuidado y atención en lo que hace o decide. En el ámbito penal, culpable de
alguna cosa, acto o delito. En otro contexto, es la persona que tiene a su cargo la dirección en una actividad.
La palabra responsabilidad proviene del latín 'responsum', que es una forma de ser considerado sujeto de
una deuda u obligación (ejemplo: «Los conductores de vehículos automotores son responsables por los
daños causados por sus máquinas»).
La responsabilidad es un concepto bastante amplio, que guarda relación con el asumir las consecuencias de
todos aquellos actos que realizamos en forma conciente e intencionada. Se trata de uno de los valores
humanos más importantes, el que nace a partir de la capacidad humana para poder optar entre diferentes
opciones y actuar, haciendo uso de la libre voluntad, de la cual resulta la necesidad que asumir todas
aquellas consecuencias que de estos actos se deriven.
La responsabilidad no sólo tiene relación con las consecuencias de nuestros actos, sino que también está
asociada a los principios, a aquellos antecedentes a partir de los cuales el hombre toma las motivaciones
para ejercer la libre voluntad y actúa. De este modo, es comprensible que la responsabilidad esté en juego
cuando una persona comienza a realizar ciertas actividades sin tener motivos reales para hacerlo, aún en el
caso de que dicha acción traiga resultados positivos o favorables.
La responsabilidad de las personas es de suma importancia, ya que se trata de uno de los valores que
permiten mantener en orden la vida en comunidad, demostrando con el esto el compromiso con las propias
decisiones y con las consecuencias que éstas pueden generarle tanto a la persona en sí como a quienes lo
rodean.
Las personas responsables se diferencian de aquellas que no lo son en que las primeras siempre toman en
cuenta la intención de lo que están haciendo y no cuestionan ni son limitadas por aquellas reglas que se les
imponen como básicas para cumplir sus objetivos. Por otra parte, una persona que carece de
responsabilidad será aquella que siempre busca y presenta excusas para justificar aquello que no realizó,
además de no mostrar un serio compromiso ante determinados asuntos hasta asegurarse de que las cosas
están bien encaminadas. Es por esto que la responsabilidad, además de comportarse como uno de los
valores humanos por excelencia, es tan considerada, por ejemplo, a la hora de buscar un empleo, ya que
contratar a un sujeto que no es capaz de asumir las consecuencias de sus actos y que no sea capaz de
cumplir o comprometerse no asegura en ningún caso el cumplimiento más básico de sus tareas.
¿Qué es un Compromiso?
La palabra compromiso hace referencia a una responsabilidad aceptada.
Al ser una responsabilidad aceptada implica dos roles, el que asigna el compromiso y el que lo ejecuta. En
muchos casos este rol puede ser la misma persona.
“Un compromiso no es una proclamación impersonal hecha por un burócrata sin rostro. Es una acción,
promesa, declaración o decisión muy visible, hecha por una persona y estrechamente relacionada con esa
persona”


Gestión por Compromisos
Es la administración de las actividades diarias en pro de cumplir los objetivos operativos, tácticos y
estratégicos de la organización
Es un cambio de cultura organizacional hacia el cumplimiento de metas y objetivos sin descuidar las labores
diarias.
Es no tener que elegir entre lo urgente y lo importante… es tener tiempo para todo.
Origen de Compromisos
Un compromiso en las empresas se puede generar por:
 Despliegue estratégico de la compañía
 Planes de acción
 Matriz de responsabilidades
 Actividades diarias propias de cada cargo
 Solución de incidentes y problemas
 Actividades administrativas
 Requerimientos legales
 Tareas pendientes en reuniones
Comprometerse va más allá de cumplir con una obligación, es poner en juego nuestras capacidades para
sacar adelante todo aquello que se nos ha confiado. Una persona comprometida es aquella que cumple con
sus obligaciones haciendo un poco más de lo esperado al grado de sorprendernos, porque vive, piensa y
sueña con sacar adelante a su familia, su trabajo, su estudio y todo aquello en lo que ha empeñado su
palabra.
La persona comprometida es generosa, busca como dar más afecto, cariño, esfuerzo, bienestar... en otras
palabras: va más allá de lo que supone en principio el deber contraído. Es feliz con lo que hace hasta el
punto de no ver el compromiso como una carga, sino como el medio ideal para perfeccionar su persona a
través del servicio a los demás.