You are on page 1of 8

Curso

:
Laboratorio Clínico


Tema:
Sedimento Urinario


Integrantes:
Alvarado Zeballos, Samira
Chávez Rodíguez, Karen
Córdova Maraví, Andrea
Inga Albañil, Wilington


Docente:
Dra. Rocío Sánchez


Piura, Setiembre de 2013
Facultad de Medicina
Escuela de Medicina
1. INTRODUCCIÓN
El estudio del sedimento urinario es un método diagnóstico muy simple que representa un
medio diagnóstico auxiliar muy valioso, no sólo por su sencillez, sino también por su
rentabilidad. Pero, a pesar de su simplicidad, este método diagnóstico sólo puede ser
aprovechado por el médico que tiene cierta experiencia en relacionar el cuadro clínico con
los datos obtenidos a través del sedimento, y es muchas veces una tarea difícil establecer
una correcta correlación en la práctica diaria.
Cuando se estudia el sedimento urinario con el microscopio, se reconocen numerosas
estructuras con una forma muy diversa. En primer lugar, se pueden observar células de la vía
urinaria descendente y de los riñones, así como sangre, sales urinarias precipitadas con
forma cristalina o cilindros formados en los canalículos renales que aparecen como bandas
anchas y estrechas en el campo visual.
Al análisis óptico de la orina se agrega su examen químico a través de las tiras reactivas, las
cuales logran evidenciar la presencia de proteínas, hematíes, leucocitos, nitritos, así como
aportan información acerca del ph y la densidad.
A continuación realizaremos una práctica de Laboratorio donde analizaremos microscópica y
químicamente una muestra de orina y describiremos minuciosamente los resultados que
puedan ser obtenidos.
2. OBJETIVOS

 Observar y describir los elementos microscópicos normales y anormales presentes en el
sedimento de una muestra de orina.
 Analizar una muestra de orina desde el punto de vista químico a través de tiras reactivas
para evaluar la presencia de de proteínas, hematíes, leucocitos, nitritos, ph, glucosa,
densidad.

3. MARCO TEÓRICO
ANÁLISIS DE ORINA:
El análisis de orina dependerá, en principio, del interrogatorio para conocer la forma en que
ha sido tomada la muestra. Los pasos previos a la recolección de la orina son los mismos que
se indican para tomar la muestra para un urocultivo.
El análisis de orina consta de:
1. Observación de la muestra.
2. Examen químico.
3. Examen microscópico.
1. Observación de la muestra
Apariencia macroscópica:
En muchos casos, la observación de la orina con luz natural y en un recipiente transparente
permite realizar un diagnóstico presuntivo previo al análisis químico y microscópico.
En la Tabla 1 se enumeran las situaciones más frecuentes asociadas a distintas apariencias
de la orina.

2. Examen químico
El examen químico habitualmente se realiza con tiras reactivas que contienen espacios con
diferentes reactivos específicos, indicadores y buffers (pH, glucosa, hemoglobina, etc.).
- Densidad
La densidad generalmente se obtiene mediante las tiras reactivas aunque la medición con el
densímetro (examen físico) es un método más exacto.
Indica la cantidad relativa de solutos que contiene un volumen definido de orina. El 70% a
80% de estos solutos corresponde a la urea.
- pH
La orina es normalmente ácida. Los valores de pH oscilan entre 5 y 6 con un rango de 4,5 a
8,5. Los pH alcalinos son los que presentan más conflicto para su interpretación.
- Proteínas
El valor normal de proteinuria es <100 mg/m2/24 horas o tira reactiva = 0. Si el resultado es
positivo, el examen debe repetirse para confirmar el diagnóstico de proteinuria.
- Glucosa
El valor normal de la glucosa en orina es £100 mg/dl (tira reactiva = 0). Su aparición puede
deberse a dos factores: 1) disminución de la reabsorción tubular (tubulopatía proximal) y 2)
niveles sanguíneos que superan el umbral renal, como la diabetes mellitus u otros estados
hiperglucémicos.
- Cetonas
Las cetonas aparecen en la orina cuando existe un metabolismo anormal o disminuido de
carbohidratos, por lo cual es muy común hallarlas durante el ayuno, el ejercicio prolongado
o cuando existen vómitos reiterados.
La única patología en la cual la cetonuria tiene importancia práctica es la diabetes mellitus.
- Sangre
La tira reactiva positiva indica tres posibilidades: 1) hematuria, 2) hemoglobinuria o 3)
mioglobinuria. La observación del sedimento en la muestra de orina centrifugada orientará
el diagnóstico. Si hay eritrocitos estamos en presencia de hematuria; en caso contrario
deberá realizarse el diagnóstico diferencial entre hemoglobinuria y mioglobinuria.
- Bilirrubina
La reacción positiva para la bilirrubina indica la presencia de enfermedades hepáticas. La
lectura de trazas de bilirrubina es suficiente para realizar una investigación en sangre con
enzimas hepáticas.
- Urobilinógeno
El urobilinógeno está presente en orina cuando en la sangre hay aumento de bilirrubina no
conjugada, como ocurre en las anemias hemolíticas o en la hepatitis grave.
- Leucocituria
Se detecta por la acción de la estearasa citoplasmática leucocitaria que produce la hidrólisis
del reactivo de la tira y cambia el color.
- Nitritos
La enzima reductasa bacteriana metaboliza los nitratos urinarios en nitritos. Si la orina
contiene un número importante de bacterias, por este método se podrá detectar bacteriuria
con una sensibilidad del 50%. Sin duda el examen microscópico es el mejor método para
diagnosticar leucocituria y bacteriuria.
 Falsos positivos y negativos de las tiras reactivas
Los factores más comunes que pueden alterar los resultados de las tiras reactivas son los
siguientes: valores extremos de pH y densidad urinarios, oxidantes, antibióticos, ácido
ascórbico, proteinuria, antisépticos y jabones.
3. Examen microscópico
- Células
Normalmente se observan varios tipos de células provenientes del sistema excretor; poca
cantidad de células epiteliales, leucocitos 5/campo y hematíes 0 a 5/campo.
- Glóbulos rojos
Los glóbulos rojos (GR) presentes en la orina pueden provenir de cualquier lugar del sistema
urinario o genitales.
La hematuria microscópica corresponde a la presencia de un número 5 de GR por campo. La
observación de la morfología de los GR en el microscopio de fase es de gran ayuda para
conocer el origen de la hematuria.
- Piocitos
Los piocitos son leucocitos modificados e indican infección en cualquier lugar del sistema
urinario, aunque su ausencia no la descarta.
- Leucocitos
La patología más frecuente asociada a leucocituria (5 leucocitos por campo) es la infección
urinaria. Si la leucocituria es reiterada y los urocultivos son negativos deberán investigarse
gérmenes que no desarrollan en medios comunes como el bacilo de Koch, los organismos
anaeróbicos o las clamidias.
- Células tubulares
Más de 15 de estas células por campo indican lesión tubular, fundamentalmente necrosis
tubular aguda. En el recién nacido el número de estas células puede estar aumentado.
- Células escamosas
Aparecen en la orina cuando la muestra se contamina con secreciones vaginales o
prepuciales.
- Bacterias
La presencia de bacterias con sedimento normal indica bacteriuria asintomática o
contaminación, especialmente si el urocultivo es positivo para flora polimicrobiana.
- Cilindros
Los cilindros se originan en los túbulos renales y presentan una matriz común que es la
mucoproteína de Tamm-Horsfall. Los cilindros hialinos se forman por la precipitación de las
proteínas en la luz del túbulo renal y normalmente no se encuentran en el examen
microscópico. Se observan en las glomerulopatías y en forma transitoria pueden verse en la
deshidratación y la fiebre.
Los cilindros celulares, compuestos por células epiteliales tubulares se transforman en
granulares (células tubulares necrosadas o leucocitos) debido al trayecto lento que realizan a
través del túbulo. Se ven en la mayoría de las enfermedades renales.
- Cristales
El tipo de cristales observado en la orina depende del pH urinario. Usualmente en las orinas
ácidas se ven cristales de oxalato de calcio, ácido úrico o uratos. En orinas alcalinas se
pueden encontrar cristales de fosfatos y de carbonato de calcio. Los únicos cristales que
indican patologías son los de cistina, leucina, tirosina y colesterol.
UROCULTIVO:
EL urocultivo se utiliza para diagnosticar bacteriuria, la orina constituye un método excelente
para cultivar la mayor parte de microorganismos que infectan el aparato urinario.
La combinación de piuria con bacteriuria considerable sugiere la presencia de una infección
urinaria.
- Utilidad clínica:

1. Cuando los síntomas indican una posible infección urinaria como: dolor y sensación
de calor al orinar, así como urgencia frecuente de orinar.
2. Cuando un paciente esta canalizado por largo tiempo, aunque no muestre síntomas
de infección.
3. En mujeres embarazadas para monitorear cualquier bacteria en la orina que pueda
causar algún problema al bebé.

- Recolección de la muestra para cultivo
La muestra ideal es la primera de la mañana debido a que la cuenta bacteriana es mayor.
Se requiere de 3 a 5 ml de orina reciente en un recipiente estéril, también se puede obtener
mediante una sonda uretral, suprapubica o permanencia.
Las muestras para urocultivos no se toman de bolsas recolectoras de orina que forman parte
del sistema de drenaje a través de una sonda.
Se lleva la orina al laboratorio y se examina lo mas pronto posible, de no ser así, la orina se
puede refrigerar hasta 2hrs antes de someterla a cultivo.
En caso que el diagnostico sea de citomeglavirus, deberán mantenerse a temperatura
ambiental, ya que la refrigeración destruye a los virus.
Para establecer bacteriuriua, se toman 2 muestras sucesivas del chorro medio.
Las muestras se deben de obtener antes de un tratamiento con antibióticos.
El personal de salud instruye al paciente respecto de la técnica adecuada para recolectar la
muestra.
La muestra de orina se cubre y el recipiente se rotula y se incluye lo siguiente información:
ficha de identificación, Nombre del médico, Diagnostico probable, Método de recolección,
Hora en que se obtuvo la muestra, Administración de líquidos forzados o intravenosos,
Administración de sustancias quimioterapeuticas específicas.

4. MATERIALES

- Frasco estéril para muestra de orina.
- Muestra de orina.
- Tubos de ensayo.
- Gradilla.
- Centrifugadora.
- Portaobjetos.
- Cubreobjetos.
- Microscopios.
- Guantes.


5. PROCEDIMIENTO

La realización del análisis de orina completa tiene como primer paso la obtención de una
muestra de orina, para esto durante la micción se desprecia la primera parte de ella, a
continuación sin detener el chorro, debe recogerse la orina en la segunda parte de la micción
en un frasco estéril. El procedimiento del análisis consta de tres partes:
 Examen macroscópico y físico de la orina:
Observamos la orina contenida en el frasco de plástico transparente donde fue recogida la
muestra. Apreciamos el color, el aspecto y la densidad de la orina sin agitar el frasco.
 Examen químico:
Sumergimos por completo una tira reactiva durante un corto periodo de tiempo en la
muestra bien mezclada de orina contenida en el frasco. A continuación extraemos la tira del
recipiente apoyando el borde de la tira sobre la boca del frasco para eliminar el exceso de
orina. Apenas se deja reposar la tira para que se lleven a cabo las reacciones, y finalmente se
comparan los colores que aparecen con la escala cromática provista por el fabricante de la
tira reactiva.
 Sedimento urinario:
Vertimos parte de la orina contenida en el frasco inicial en un tubo de ensayo. Lo dejamos
reposar. Pasado cierto tiempo, vaciamos el contenido del tubo de ensayo cuidando que sólo
quede la parte de la orina que por su mayor densidad se ha acentuado en la base. Después,
colocamos el sedimento urinario en una lámina porta-objetos y tras cubrirlo con una
laminilla lo llevamos al microscopio. La observación se realiza con objetivo de 40x y se
buscan cristales, leucocitos, hematíes, células epiteliales, bacterias, espermatozoides, etc. en
los campos observados.

6. RESULTADOS

Examen Resultado
Macroscópico y físico de la orina Orina normal: límpida y transparente. Color
amarillento.
Químico Leucocitos (-) Bilirrubina (-)
Densidad (1.015) Proteínas (-)
Hemoglobina (-) Cetonas (-)
pH (6.5) Glucosa (-)
Nitritos(-) Urobilinógeno (1)
Sedimento urinario Leucocitos: 0-1 por campo.
Hematíes: 0-1 por campo.
Cél. Epiteliales: regulares.
Bacterias: escasas.
Cristales: escasos.




7. CONCLUSIONES

 Se analizó macroscópicamente la orina notando que era de color amarillo transparente,
límpida, sin razgos de sangre ni turbidez.

 Al analizar microscópicamente el sedimento urinario de una muestra de orina fresca, se
pudieron observar algunas células epiteliales propias del aparato urinario, escasos
linfocitos y una cantidad también escasa de cristales distribuidos por toda la muestra. La
presencia de estas células en tan poca cantidad, no es indicador certero de alguna
patología infecciosa o afección característica del aparato genitourinario.

 Desde el punto de vista químico, fue introducida una tira reactiva dentro de la muestra
de orina y al compararla con el patrón standard, obtuvimos una decoloración normal de
los campos, indicador de niveles normales de densidad, ph y urobilinógeno y obteniendo
resultado negativo o ausencia de glucosa, proteínas, cetonas, nitritos, hemoglobina,
bilirrubina y leucocitos en la muestra.