Ala Siniestra

Órgano informativo del Comité Universitario de Izquierda

“ Fuente de información viva y crítica, ofrece sus perlas informativas del mes”
Número 12 Noviembre 2009

Índice
Breve historia del Comité Universitario de Izquierda………………………...…2 ¿Porqué Izquierda?, ¿Qué es Izquierda?.................................6 PASAJES SOBRE: Lo que todo revolucionario debe saber sobre la represión. Víctor Serge…………………………………………………………....8 El Estado contra la sociedad Carlos Murillo G………………………………………..13 Pronunciamiento a favor de la disminución de las altas cuotas de inscripción en nuestra universidad ………………………………………………….…………………………..15

Breve historia del Comité Universitario de Izquierda

El

Comité

Universitario

de

Izquierda

(CUI), responde a una necesidad de dialogo entre los diferentes grupos e individuos de izquierda dentro de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, de ahí que sea concebido como una organización tipo frente. Esto quiere decir que no responde a una sola tradición de izquierda, sino que conjuga varias tradiciones, grupos y miembros en su interior que se asumen de diferentes izquierdas. De hecho la razón por la que el CUI no fue nombrado frente universitario de izquierda, es porque en el momento de su fundación ya existía en la universidad un grupo con ese nombre. El único criterio para pertenecer al CUI es asumirse de izquierda y actuar en consecuencia, tomando acuerdos democráticamente, con l@s compañer@s del CUI. Más allá de la definición izquierdista, el CUI no pretende establecer lineamientos ideológicos intensos y rígidos, aunque en cada momento trata de definir su postura de izquierda según el momento político, lo cual precisamente ayuda a que la praxis de izquierda no se vacíe de contenido o dogmatice. El CUI no pretende ser un partido, ni un grupo cerrado en ideas, se concibe como un grupo para el pensamiento y la acción política de izquierda unitaria, en el ámbito de la universidad, pero no niega y respeta la militancia y pertenencia de sus miembros a otros grupos políticos de izquierda, así como por ser universitarios, asumimos la universalidad de las ideas y nos interesamos políticamente en fenómenos sociales también fuera de la Universidad.

1

Por cierto el CUI es un grupo político, esto quiere decir que participamos en los asuntos públicos de manera abierta, utilizando nuestros derechos y respetando la convivencia plural y democrática en la universidad, pero no dejamos de hacer una crítica al estado deficiente de la democracia universitaria. El hecho de que presentemos al CUI como una organización política de tipo frente de izquierda no dogmático, que actúa democráticamente dentro de la universidad, nos obliga a aclarar los antecedentes del contexto y la historia que nos llevaron a éste punto. En cuanto a la historia del CUI, podemos decir que éste se formó en el año de 2004 en el Instituto de Ciencias Sociales y Administración de la UACJ, con menos de 10 participantes regulares. En el 2004 habían transcurrido 10 años del levantamiento indígena zapatista en Chiapas. Las políticas económicas y sociales, neoliberales que iniciaron su acenso en el mundo a finales de los setentas y se consolidan en México en 1982, comenzaron a deslegitimarse a causa de una baja en el nivel de vida de la población más pobre, debido a altas tazas de desempleo, desmantelamiento del Estado de seguridad social, un alto porcentaje de concentración de capital y las causas de un ataque directo a la naturaleza y a los pueblos. Así mismo la lógica depredadora del capitalismo salvaje que ahora amenaza con destruir el ecosistema humano y romper el equilibrio planetario, comenzó a ser impugnada por un movimiento global que arranca en Seattle en 1999. Todos estos acontecimientos tuvieron un alto impacto en la conciencia de la juventud que era adolescente cuando el primero de enero de 1994, el EZLN se levanto contra el mal gobierno y se enfrento al Estado mexicano.

2

Por otro lado, los acontecimientos bélicos que se sucedieron después del 9-11 en 2001, una verdadera fuga hacia delante del capitalismo imperialismo liderado por Estados Unidos, la declarada Guerra contra el Terrorismo induciendo la invasión a Afganistán y posteriormente a Irak, levantaron como protesta un movimiento global antibélico de millones de personas. Muchos jóvenes alrededor del planeta fueron llamados a resistir los embates del neoliberalismo, la resistencia se convirtió en lucha contra el capitalismo. Así que para 2004 ya había algo de historia nueva, se protagonizaba un regreso de las ideas de izquierda a nivel global, como respuesta a una crisis sistémica del capitalismo, que ahora resulta evidente. En este contexto nacen nuevas tendencias de la izquierda y se refuerzan y reviven algunas viejas tradiciones. Entre las personas que originalmente fundaron el CUI, se contaban socialistas, anarquistas, zapatistas y autonomistas. Pero a pesar de todo, fundar un grupo político de izquierda en la Universidad no fue tan fácil. Los nuevos miembros contaban poca experiencia pues con la crisis del mal llamado “socialismo real”, se pervirtieron y olvidaron muchas ideas de la izquierda, más profundo aún fue que muchas organizaciones simplemente desaparecieron. Los años anteriores a 1994 fueron duros, la izquierda fue arrinconada en la mayoría de las universidades y se le hizo pagar políticamente por los crímenes de la contrarrevolución estalinista en la Unión Soviética. A pesar de todo se conservaban como profesores en la Universidad, miembros del movimiento de izquierda, principalmente de orientación socialista, anteriores a las reformas del neoliberalismo.

3

Un grupo de éstos organiza a finales de los noventa un comité del Frente Zapatista de Liberación Nacional que posteriormente se disuelve, pero los miembros de éste grupo son un antecedente del CUI. Posteriormente un poco antes de la fundación del CUI surge un Frente Universitario de Izquierda de tendencia electoral obradorista, que no fructificó.

Los jóvenes que ingresan a la política de izquierda después de 1994 ya se habían organizado en grupos que no estaban directamente ligados al ámbito universitario. Así llegamos al 2004 en la UACJ, con nuevos miembros de la izquierda pertenecientes a diferentes grupos como la Kasa de Cultura para Todos, La Otra Campaña y la Liga de Unidad Socialista. También había nuevos jóvenes interesados en la política de izquierda que no estaban inscritos en ningún grupo y los viejos izquierdistas sobrevivientes, sin grupo organizado. En un primer momento se intento proseguir trabajando dentro de la Universidad con las mismas organizaciones ya formadas, pero inmediatamente nos dimos cuenta que en los mismos eventos y en los mismos actos políticos coincidíamos todos y al mantenernos separados dividíamos fuerzas. Por otro lado nadie quería tampoco diluir su ideología en otra organización nueva. Fue entonces necesario hacer una organización tipo frente de izquierda dentro de la Universidad que nos permitiera actuar juntos, mantener el dialogo, incidir directamente en la Universidad y sin necesidad de diluir nuestras organizaciones base que siguen existiendo. Pero a la larga, esta forma de organización que se adopto más por necesidad termina siendo uno de los pilares del CUI, una organización tolerante a las distintas formas de la izquierda, una trinchera de lucha para jóvenes que inician en las filas de la izquierda. Queda desde luego pendiente una definición de izquierda, que explique más a profundidad nuestros móviles y la necesidad de mantenernos unidos.

4

¿Porqué Izquierda?, ¿Qué es Izquierda? ¿Porqué utilizar el calificativo, Izquierda?, ¿puede ser igual utilizar la palabra derecha o centro?

De ninguna manera es aleatorio hacer referencia a la Izquierda, en nuestro andar diario somos de izquierda y derecha. La neutralidad es un espacio inexistente que a conveniencia se usa para ocultar intereses y modos de ser. El origen de los términos derecha e izquierda se debe al lugar que ocupaban en el parlamento francés después de la revolución francesa las corrientes conservadoras y liberales, los primeras ocupaban el lado derecho y los segundos el izquierdo.

La izquierda y la derecha son antagónicas, la derecha propugna potenciar valores y derechos individuales que afectan a mayorías y destruyen la naturaleza, en pocas palabras la derecha se aprovecha del trabajo de miles de seres humanos para lucrar y despoja de tierras para su beneficio.

La izquierda considera prioritario la igualdad, justicia y libertad, ¿qué igualdad, justicia y libertad? Una igualdad que no quite el pan de la boca de las y los otros, que permita acceder a servicios de salud a todas y todos, una igualdad donde no halla quien posea decenas de mansiones mientras otros levanten sus casas con desechos, igualdad que no ignore educación gratuita, científica y popular. Justicia que no asesine para acaparar recursos naturales, justicia que otorgue los mismos derechos de vivir dignamente a cada ser humano que viva y nazca, libertad para disentir, sentir, expresarse, cruzar a otras regiones sin pasaportes, libertad y no la de comercio que mata y extermina, libertad que respete las otras muchas libertades. La izquierda es una posición ante la vida, es más que los partidos políticos.

5

Hay varias tendencias dentro de la izquierda, en general podemos mencionar la izquierda democrática y la izquierda revolucionaria, esta última cuestiona la democracia liberal que nos presenta el sistema capitalista mientras la izquierda democrática libra su batalla en el campo electoral y carece de una crítica al capitalismo. El capitalismo es un sistema económico basado en la explotación del hombre, mujer y naturaleza. La izquierda es un pensar y hacer en determinada circunstancia, nosotros somos de izquierda revolucionaria en una universidad de derecha, si decimos izquierda decimos equidad, si escribimos izquierda escribimos respeto a las diferencias sexuales y culturales, la izquierda busca la socialización de los recursos naturales no la socialización de las crisis y las perdidas. Agregar izquierda a comité universitario es decir e invitar a luchar por la participación y toma en cuenta de las y los estudiantes, es luchar por educación gratuita y no de más de tres mil pesos el semestre.

6

PASAJES SOBRE: Lo que todo revolucionario debe saber sobre la represión. Víctor Serge.
Víctor Serge en este texto hace una descripción de lo que es la Represión, sus usos para la clase que tiene el poder en determinado contexto social y periodo histórico, y la explicación especifica de la represión utilizada por una clase que había perdido su realidad histórica y se encontraba en decadencia, como lo fue la clase de la nobleza en la Rusia zarista, la cual no tuvo otro remedio más que utilizar la fuerza represiva del Estado para mantenerse en el poder contra las nuevas clases sociales que reclamaban su lugar en el marco histórico por medio de la revolución. Pero también nos explica cuales serian los usos de la represión para la misma revolución; de esta manera explica los dos aspectos de la represión, uno en sentido negativo y otro en sentido positivo. De inicio Serge hace la demostración de que ningún tipo de represión, aun con sus más sofisticadas policías y medios, puede jamás hacer algo por evitar, una vez ya creadas las condiciones sociales y subjetivas –de cambio social-, el desarrollo histórico, expresado como revolución por parte de una clase social que estaría destinada a transformar todo el orbe mundial, y que sería la clase obrera. La fuerza de este desarrollo histórico, que se manifiesta como revolución dirigida por la clase obrera en unión con las demás clases oprimidas, radica en que esta misma clase social es la que se encuentra directamente engranada en el actual sistema de explotación como la parte explotada y oprimida, y que una vez despierta y consciente de tal condición en que existe, se verá obligada a realizar todas aquellas tareas históricas que la liberen de tal condición de explotación y miseria, pero lo más importante aún, y que aumenta su fuerza, es que para que esta clase social realmente pueda liberarse, requiere obligadamente trabajar por la liberación de la humanidad entera, por esta razón es que, una vez despierto y activo todo este torrente revolucionario, la represión es poco útil para la fuerzas conservadoras. Pero también a través de sus líneas nos da útiles consejos, consejos para todos los activistas sociales y políticos actuales; nos orienta sobre lo que es la represión, y más profundamente, lo que es y significa la represión dentro de esos fenómenos sociales que se repiten cada cierto tiempo y que son las revoluciones, y mucho más concretamente, en el marco de la primera revolución proletaria victoriosa, la Revolución de Octubre.

7

Su base de análisis es la misma policía rusa zarista, la Ojrana, que una vez victoriosa la Revolución de Octubre, dejo las puertas abiertas de todo su trabajo: archivos, documentos, diagramas, etc., los cuales Serge, observo, analizo y finalmente escribió. En este articulo solo transcribo algunos pasajes del original que considero son los más interesantes e ilustrativos, y que a final de cuentas podrían motivar la lectura del libro entero. Si es de su interés, el texto completo lo pueden encontrar en los siguientes sitios: http://revoltaglobal.cat/ (http://revoltaglobal.cat/IMG/pdf/_victor-serge_revolucionario-represion.pdf) http://www.marxists.org (http://www.marxists.org/espanol/serge/represion/index.htm)

Estos son los pasajes: Introducción. Debemos conocer los medios del enemigo; debemos conocer también nuestra tarea en toda su amplitud. 1. LA OJRANA RUSA XIX. Conclusión. Por qué resulta invencible la revolución. La represión no se vale en definitiva más que del miedo. Pero ¿basta el miedo para anular las necesidades, el anhelo de justicia, la inteligencia, la razón, el idealismo, todas aquellas fuerzas revolucionarias que expresan la pujanza formidable y profunda de los factores económicos de una evolución? Valiéndose de la intimidación, los reaccionarios se olvidan que causaron más indignación, más odios, más sed de martirio que temor verdadero. No intimidan sino a los débiles: exasperan a los mejores y templan la resolución de los más fuertes. …la provocación nunca puede anular sino a individuos o a grupos y que es casi impotente contra el movimiento revolucionario en su conjunto. EL PROBLEMA DE LA ILEGALIDAD I. Jamás ser ingenuo La clase obrera no puede respetar la legalidad burguesa, salvo que ignore el verdadero papel del Estado, el carácter engañoso de la democracia; en pocas palabras, los principios básicos de la lucha de clases. EL PROBLEMA DE LA ILEGALIDAD III. Los límites de la acción revolucionaria legal La legalidad, por lo demás, tiene, en las democracias capitalistas más "avanzadas", límites que el proletariado no puede respetar sin condenarse a la derrota. La propaganda en el ejército, necesidad vital, no es legalmente tolerada. Sin la defección de por lo menos una parte del ejército, no hay revolución victoriosa. Esta es la ley de la historia.

8

CONSEJOS SENCILLOS AL MILITANTE El oficio de revolucionario exige un largo aprendizaje, conocimientos puramente técnicos, amor a la tarea tanto como entendimiento de la causa, los fines y los medios. Si, como es frecuente, se superpone a otro oficio para vivir, es el de revolucionario el que llena la vida y el otro no es sino algo accesorio. La Revolución Rusa pudo vencer porque en veinticinco años de actividad política había formado fuertes equipos de revolucionarios profesionales, preparados para realizar una obra casi sobrehumana. La imprudencia de los revolucionarios es siempre el mejor auxiliar de la policía. CONSEJOS SENCILLOS AL MILITANTE VI. Frente a jueces y policías No ceder a la inclinación, inculcada por la educación idealista burguesa, de establecer o restablecer "la verdad". En el conflicto social no hay verdad común para las clases explotadas y para las clases explotadoras. No hay verdad -ni pequeña ni grande- impersonal, suprema, imperante que esté por encima de la lucha de clases. Para la clase propietaria, la verdad es su derecho: su derecho a explotar, a expoliar, a legislar; a acorralar a los que quieren un futuro mejor, a golpear sin piedad a los difusores de la conciencia de clase del proletariado: llaman verdad al engaño útil. La verdad de ellos no es la nuestra. Frente a jueces y policías, no olvidarse de que son sirvientes de los ricos, encargados de las más viles tareas. EL PROBLEMA DE LA REPRESION REVOLUCIONARIA I. ¿Ametralladora, máquina de escribir, o...? Hay los que reprueban con lirismo toda violencia, toda dictadura, confiados, para lograr el fin de la opresión, de la miseria, de la prostitución y de la guerra, tan sólo en la intervención, sobre todo literaria, del espíritu. Gozando en realidad de un confort considerable, en la sociedad tal cual es, se sitúan altaneramente "por encima del conflicto social". En vez de la metralleta, prefieren, muy particularmente, la máquina de escribir.

9

Otros sin repudiar la violencia, repudian formalmente la dictadura. La revolución les parece una liberación milagrosa. Sueñan con una humanidad que, con sólo liberarse de sus trabas se haría pacífica y buena. A despecho de la historia, de la verosimilitud, del sentido común y de sus propósitos, sueñan con una revolución total, no sólo idílica, claro, aunque sí breve, decisiva, definitiva, con futuros radiantes. Nada de época de transición; nada de dictadura del proletariado ("¡Contra todas las dictaduras! "); nada de represión después de la victoria de los trabajadores; nada de tribunales revolucionarios; nada de Cheka, sobre todo, ¡por todos los dioses! , ¡nada de Cheka! ; nada de prisiones... La entrada con pie firme en la libre ciudad del comunismo; el arribo inmediato, después de la tormenta, a las Islas Afortunadas. A las metralletas, estos revolucionarios, nuestros hermanos libertarios prefieren... las guirnaldas de rosas, de rosas rojas. En verdad, nadie -salvo tal vez algún fabricante de armas y municiones- tiene especial predilección por el uso de la metralleta. Pero la metralleta existe. Es una realidad. Una vez recibida la orden de movilización, hay que elegir entre estar delante de esta cosa real o estar detrás de ella, entre servirse de la simbólica máquina de matar o servirle de blanco. Nosotros preconizamos entre los trabajadores el uso de una tercera solución: tomar este instrumento de muerte y volverlo contra sus fabricantes. Todo lo que hemos dicho de la metralleta se aplica al Estado y a su aparato de dominación: prisiones, tribunales, policía, servicios policíacos. La revolución no escoge las armas. Recoge del campo ensangrentado las que la historia ha forjado, las que caen de las manos de la clase dirigente vencida. Ayer a la burguesía, para reprimir a los explotados, le era necesario un poderoso aparato coercitivo: ahora también un poderoso aparato represivo le sirve a los obreros y campesinos para vencer la extrema resistencia de los poseedores desposeídos, para impedirles retornar al poder, para mantenerlos en una constante carencia de sus privilegios. La metralleta no desaparece: cambia de manos. No es preferible el arado, por ahora... ...la analogía entre el aparato represivo del Estado burgués y el del Estado proletario, es mucho más aparente que real. EL PROBLEMA DE LA REPRESION REVOLUCIONARIA II. La experiencia de dos revoluciones Robespierre decía ante la Convención, el 16 de enero de 1792: "La clemencia que contemporiza con los tiranos es bárbara." La conclusión teórica que nos parece se debe extraer de la experiencia rusa es que, en sus inicios, una revolución no puede ser ni clemente ni indulgente, sino más bien dura. En la guerra de clases se debe golpear duro, lograr victorias decisivas, para no tener que reconquistar constantemente, siempre con nuevos riesgos y nuevos sacrificios, el mismo terreno.

10

EL PROBLEMA DE LA REPRESION REVOLUCIONARIA VIII. La eliminación. Errores y abusos. Una clase no se declara vencida, una clase no es vencida mientras no se le inflige una elevada cantidad de bajas. EL PROBLEMA DE LA REPRESION REVOLUCIONARIA X. ¿Cuándo es eficaz la represión? La represión es eficaz cuando complementa el efecto de medidas eficaces de política general. La represión es un arma eficaz en manos de una clase enérgica, consciente de lo que quiere y que sirve los intereses de la inmensa mayoría. No lo disimulemos más: a una burguesía fuerte en los períodos decisivos, le puede prestar casi los mismos servicios que al proletariado durante la guerra civil. La represión es eficaz cuando va en el sentido del desarrollo histórico; es, en fin de cuentas, impotente cuando va contra el sentido del desarrollo histórico. EL PROBLEMA DE LA REPRESION REVOLUCIONARIA XI. Conciencia del riesgo y conciencia del fin La diferencia fundamental entre el Estado capitalista y el Estado proletario es ésta: el Estado de los trabajadores trabaja por su propia desaparición. La diferencia fundamental entre la violencia-represión ejercida por la dictadura del proletariado, es que esta última constituye un arma necesaria de la clase trabajadora para la abolición de toda violencia. No se debe olvidar jamás. La conciencia de los fines supremos también es una fuerza. "La revolución o la muerte." En las próximas horas terribles de la historia, ése será el dilema. Habrá llegado el momento para la clase obrera de cumplir con esta dura, aunque saludable y salvadora tarea: la revolución.

Tomás E. Holguín M.

11

El Estado contra la sociedad Carlos Murillo G. COLSYS
Ciudad Juárez es el ejemplo más fácil para explicar este fenómeno anómalo, sociológicamente hablando, del apéndice social que surge por necesidad para “gobernar” la sociedad y que termina finalmente devorándola. El Estado moderno, racional, laico, universal y democrático, es una combinación intelectual e ideológica todavía no reconciliada del Leviatán Hobbiano con el Contrato Social de Rousseau. Prevalece de las dos en la práctica política, el aspecto jerárquico, piramidal y conservador de Hobbes de la necesidad de un gobernante para evitar que la supuesta violencia innata humana acabe con la especie. Bajo esta concepción de salvaguarda se erigen hoy las instituciones “democráticas” como verdaderos leviatanes de todos los tamaños y especialidades para mantener el orden y la organización social. En el caso mexicano, cuyo autoritarismo es una característica de todos los tiempos, el ejercicio de Estado moderno es una acción truncada por las inercias de una sociedad complicada en el entramado de su supervivencia con los intereses cupulares de las élites político-económicas y religiosas que la gobiernan. La superestructura desarrollada por estos tres últimos actores desemboca en una alienación cultural verdaderamente alarmante que hacen difícil avanzar hacia la emancipación social, urgentemente necesaria para elevar la conciencia colectiva y por ende, encaminarnos hacia un sinergismo, una dialéctica positiva para la gente. De ese contexto nacional despunta la situación de violencia en el estado de Chihuahua, donde Juárez aparece no solamente como la ciudad más violenta del país y del mundo. El Estado en este caso no sólo no ha funcionado, sino es cómplice de esa violencia gratuita desencadenada por el combate al narcotráfico, pero también tiene su historia: la corrupción ya estaba antes, pero dentro del Estado y ahora el Estado no sabe qué hacer consigo mismo. El problema con el Estado es que es un ser abstracto viviente, un monstruo que se alimenta de poder, pero también se enferma y puede caer en error. El Estado como lo vemos hoy, está corroído de cáncer y no quiere reconocerlo. Pero también hay un miedo, un temor surgido de la sociedad, de perder el rumbo (sic) si no hay “gobierno”. Estamos tan acostumbrados a vivir haciendo lo que se nos indique, que simplemente no entendemos la vida sin un gobernante, haciendo con este pensar en la praxis, un Estado más poderoso, pero no necesariamente más eficaz ni democrático o solidario.

12

Si la emancipación humana, como dicen los clásicos, depende de la toma de conciencia y el desarrollo del potencial humano, el Estado tendrá que desaparecer tarde o temprano. En estos momentos es un obstáculo porque actúa como un tutor, un patriarca, un Big Brother que castiga o beneficia a discreción traicionando el mandato otorgado por la sociedad. Actualmente es tanto el poder que tiene y ejerce, que no sólo controla el monopolio de la violencia (en nuestro caso compartido con el metapoder del narco) sino absorbe a la sociedad y sólo la hace aparecer en el discurso, pero siempre de manera pasiva, idealizada y prácticamente al margen de los aconteceres que le incumben. Adicional a estas generalidades de lo que es o debería ser un Estado, está la realidad de un México en competencia y bajo presión con otros Estados nacionales, como los Estados Unidos, o bien con Estados de facto como lo es el narco; estos dos ejemplos nos dan una idea clara de lo difícil de tener un Estado cuyas contradicciones sociales (es decir, todo lo hecho en contra y lo bueno dejado de hacer a favor de la sociedad) ahora se revierten y revientan poniéndola en jaque, desafortunadamente poniendo también en peligro la paz social. La inercia de un Estado mexicano, más de membrete y discurso que de eficacia y entrega, convierte a esta abstracción en un gran aparato en descomposición. El paradigma del Estado moderno va a transformarse en el futuro hasta desaparecer. Es necesario por lo pronto asumir al Estado dentro de lo sociológico, es decir, como un auxiliar de la sociedad y no como un fin de la sociedad o de sí mismo. Esto implica nuevas formas de organización social, nuevos compromisos e interacciones sociales y nuevas formas de comprensión de la vida, el poder, el universo; sin esto el futuro de una ciudad, un país o la humanidad están en duda.

13

Pronunciamiento a favor de la disminución de las altas cuotas de inscripción en nuestra universidad

Ciudad Juárez, Chih., a 21 de octubre de 2009

A la comunidad universitaria A la ciudadanía en general PRESENTE: En nuestra calidad de integrantes de la comunidad universitaria y en cumplimiento al Reglamento de los deberes, responsabilidades y sanciones de los integrantes de la comunidad universitaria, en su Capítulo II, Artículos 5, 6, 7, 8, 9 y 16 que a la letra dicen: SON DEBERES ARTÍCULO 5º. - Participar en forma destacada ante la sociedad en la búsqueda de soluciones que tiendan a resolver los problemas de la comunidad.

ARTÍCULO 6º. - Ser consciente con su condición de universitario y esforzarse en todos sus actos para ser digno ejemplo ante la sociedad.

ARTÍCULO 7º.- Participar activamente en el libre ejercicio de todas las corrientes de pensamiento sin más limitación que las establecidas por las leyes.

ARTÍCULO 8º.- Defender los derechos y cumplir con las obligaciones que las leyes generales del país señalen a sus habitantes.

ARTÍCULO 9º.- Cumplir y hacer cumplir la Ley Orgánica de la Universidad y todos sus Reglamentos.

ARTÍCULO 16º.- Preservar el funcionamiento normal de todas las actividades de la Universidad.

14

Nos dirigimos a ustedes para manifestar lo siguiente: En medio de una crisis mundial, consecuencia lógica del sistema de producción capitalista que aglutina la riqueza en unos cuantos consorcios transnacionales y que satura el mercado con sus productos, lo que lleva el cierre masivo de empresas y el consecuente despido, también masivo, de trabajador@s; México es de los países más drásticamente afectos por su subordinación al Imperio Norteamericano, epicentro del Tsunami financiero al que han contribuido la plutocracia neoliberal de los últimos 27 años en este país. Nuestra ciudad, que desde el arribo de las maquiladoras hace cuatro décadas, fue transformada de una región agrícola y turística a una ciudad industrial, resiente como ninguna la crisis que lanza al desempleo a decenas de miles de trabajador@s: una clase trabajadora, que si no es despedida, ve disminuidos sus ingresos, vía inflación, por el constante aumento de los productos de consumo familiar (alimentos, medicinas, etc.), aumento de transporte, de los servicios domésticos (agua, luz, gas, teléfono), de las gasolinas y, para colmo, el incremento de los impuestos (IVA, ISR, etc.) que contrariando toda lógica del bien común, los representantes de la burguesía en el Congreso aprueban, condenando a los que menos tienen a pagar la crisis que generaron los banqueros y empresarios (los que más tienen). Es en esta misma ciudad, donde increíblemente se encuentra la universidad pública más cara del país. Una universidad que sostenida con los impuestos de l@s trabajador@s absurdamente los excluye de poder mandar a sus hijos, o a ellos mismos, a adquirir educación superior, dado el elevado costo de sus cuotas de inscripción ($2,000 en promedio), inalcanzables para los $500 semanales que en promedio recibe un obrero. Esta situación evidentemente injusta (además de ilegal) ha pasado desapercibida por la comunidad universitaria estudiantil, que mientras podía sostener el estilo de vida “propio de un estudiante en la UACJ”, no cuestionaba. Hoy el panorama cambia entre los estudiantes universitarios, la clase media que históricamente se ha educado en la UACJ se ve golpeada, debido a la crisis, fuertemente en sus ingresos de tal manera que nuestras autoridades universitarias se han visto obligados a reactivar el mecanismo de prórrogas de pago que al inicio de la administración del reciente rector se había suspendido, se habla de que alrededor del 30% de los estudiantes solicitaron plazos para pagar, lo que evidencia el tamaño del problema. La realidad de los estudiantes universitarios hoy es abrumadora: No hay suficiente dinero para seguir costeando una educación a todas luces cara y, porque no decirlo, deficiente. Muchos han sido los que han suspendido sus estudios, muchos más los que no han podido intentarlo siquiera y más serán, conforme se agudice la crisis, los que iremos tomando nuestros cuadernos para ir a casa si no hacemos algo. Esta es nuestra propuesta: Organizarnos para decidir de manera democrática que es lo que podemos hacer para defender nuestro derecho a la educación, amenazado por las altas cuotas que pagamos.

15

Los argumentos a favor de las cuotas fácilmente pueden ser desmantelados:

¡El que realmente quiere estudiar lo hace!

La cobertura educativa sólo abarca el 18 % de los jóvenes entre 20 y 24 años, y la mayoría se queda sin oportunidad de estudio, quedando un gran rezago educativo que viene en detrimento del país. De los aprox. 9000 estudiantes que intentaron ingresar en el ciclo escolar pasado, aprox. 6000 fueron rechazados. Solo uno de cada tres estudiantes entra a la UACJ ¿ ese 66% no quiere estudiar? El pago por el derecho a un examen, es excesivo y claramente un lucro a partir de la esperanza de quienes aspiran ingresar a nuestra universidad. La deficiencia educativa de las escuelas preparatorias públicas o las “patito” dejan en desventaja a los sectores populares. Si a esto sumamos el esfuerzo, e incluso sacrificio, por juntar el dinero necesario para la inscripción, como trabajar para poder estudiar (lo que significa estudiar a medias), si vemos las dificultades a las que se enfrenta una madre soltera o el hijo que tiene que dejar los estudios para contribuir al gasto familiar, nos daremos cuenta que muchos son los que quieren, pero no pueden. ¡Existen Becas! Mediante el argumento de que las becas se otorgan a los que las necesitan, se esconde la justificación para seguir un proceso de privatización de la educación. En nuestra universidad existe, para reducir el cobro de cuotas de inscripción, la beca de excelencia y la beca promedio. Con la beca de excelencia el cobro se reduce a alrededor de 50 pesos y con la beca promedio el cobro se reduce a la mitad. Para obtener la beca de excelencia se necesita un promedio de 9.6 y para obtener la beca promedio 9.0. El problema con estas becas es que no tienen un apoyo económico directo al estudiantado, lo cual significa que trabajar para poder estudiar siga siendo un problema de los estudiantes sin recursos económicos; si a lo anterior sumamos los tiempos requeridos para cumplir con las cargas de trabajo de las clases, es muy difícil que la gente que trabaja pueda conseguir los promedios necesarios para las becas de excelencia y promedio. Así las becas no lleguen a la gente que lo necesita, dicho más claro para tener beca, se necesita no ser trabajador o sea, no tener necesidad. En cuanto la necesidad lleva al ámbito laboral a los estudiantes, por muy brillantes que sean, sus promedios bajan, su rendimiento escolar igual. Así mismo, las becas no se ofrecen a los estudiantes de recién ingreso y la opción de las becas socioeconómicas, no se asignan a los grupos vulnerables, y cuando se llegan a asignar generalmente solo otorgan un 50 % de descuento, condicionado a cambio de trabajo social, lo que al final de cuentas no es Beca, sino un proceso humillante para quienes no tienen recursos y desean seguir estudiando.

16

Dichas medidas estarán dirigidas, de manera preferente, a los grupos y regiones con mayor rezago educativo o que enfrenten condiciones económicas y sociales de desventaja.

El gobierno no cumple en asignar el 8% del PIB a educación. En los últimos 5 años lo destinado a rondado el 4% anual. Si se destinaran los recursos que por ley corresponden se podría garantizar la gratuidad de la educación a todos los niveles.

Una vez demostrado que el alto cobro de cuotas no es determinante para los ingresos de la Universidad, identificamos su verdadero significado: Se trata de hacer una Universidad elitista, donde las y los trabajadores, las personas de escasos recursos y los campesinos queden fuera de la educación superior. Con una Universidad elitista, es más fácil avanzar hacia la privatización de la Universidad, verdadero objetivo del estado mexicano ahora dominado por el credo neoliberal capitalista. En ese sentido se expresan los documentos de la ANUIES (En línea, http:// www.anuies.mx/). Compañeros, las altas cuotas de inscripción no solamente son injustas, sino que también violan los acuerdos internacionales suscritos por nuestro país en materia de Derechos Humanos La Declaración Universal de los Derechos Humanos adoptada y proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas (Mexico es miembro) en su resolución 217 A (III) del 10 de diciembre de 1948 en su articulo 22 donde se señala que: toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, a la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad. Así mismo el Artículo 26. Señala que: Toda persona tiene derecho a la educación. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos. Los derechos humanos son el garante de la dignidad humana, sin ellos no se puede hablar de desarrollo humano, cuando las altas cuotas para acceder a la educación superior se convierten en un obstáculo para las clases medias y bajas de la población, el derecho humano a la cultura, a la educación, se violenta porque su cobertura no es generalizada, ni igual para todos, donde la educación se imparte en función de quien tiene dinero para pagar y no en función de los méritos propios, la sociedad se vuelve inhumana. Ofrecer becas, es ofrecer limosnas en vez de respeto a nuestra dignidad, a nuestro derecho humano a la educación.

17

¡¡La universidad requiere esos ingresos para funcionar!! Como se puede revisar en la página de la UACJ (http://www.uacj.mx/ planeacion/Reportes Revisados Septiembre/INFORME FINANZAS 2009.doc) las cuotas de inscripción no representan ingresos vitales para el desenvolver universitario, sino más bien, un paso más en el proceso de desmantelamiento de la educación pública. Para el presente año, la UACJ ejercerá un presupuesto equivalente a mil 259 millones 680 mil 271 pesos. De estos recursos el 82.7% corresponde al financiamiento ordinario y el 17.3% al extraordinario. En cuanto al origen del financiamiento ordinario, se espera que 598 millones 451 mil 564 pesos sean aportados por la federación, 230 millones 326 mil 803 pesos por el Gobierno del estado y 212 millones 432 mil 995 pesos provengan de ingresos propios. Esto quiere decir que sólo un 16.8 % son recursos generados por la universidad, donde entrarían las cuotas, trámites como credenciales, titulación, fichas de admisión, etc. Si hubiera voluntad de nuestras autoridades, las cuotas podrían ser reducidas o incluso eliminadas mediante medidas de austeridad, recortes a las altas pensiones de ex rectores, a gastos discrecionales, o exigiendo simplemente al estado cumplir con su responsabilidad de promover e impulsar la educación superior. Ley general de educación CAPITULO II DEL FEDERALISMO EDUCATIVO

Sección 3.- Del financiamiento a la educación

Artículo 25.- El Ejecutivo Federal y el gobierno de cada entidad federativa, con sujeción a las disposiciones de ingresos y gasto público correspondientes que resulten aplicables, concurrirán al financiamiento de la educación pública y de los servicios educativos. El monto anual que el Estado - Federación, entidades federativas y municipios-, destine al gasto en educación pública y en los servicios educativos, no podrá ser menor a ocho por ciento del producto interno bruto del país, destinado de este monto, al menos el 1% del producto interno bruto a la investigación científica y al desarrollo tecnológico en las Instituciones de Educación Superior Públicas. En la asignación del presupuesto a cada uno de los niveles de educación, se deberá dar la continuidad y la concatenación entre los mismos, con el fin de que la población alcance el máximo nivel de estudios posible.

18

Además de injustas, las elevadas cuotas son ilegales. Nuestra constitución señala: Artículo 3o. Todo individuo tiene derecho a recibir educación.

II. El criterio que orientará a esa educación se basará en los resultados del progreso científico, luchará contra la ignorancia y sus efectos, las servidumbres, los fanatismos y los prejuicios.

Además: a) Será democrático, considerando a la democracia no solamente como una estructura jurídica y un régimen político, sino como un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo; c) Contribuirá a la mejor convivencia humana, tanto por los elementos que aporte a fin de robustecer en el educando, junto con el aprecio para la dignidad de la persona y la integridad de la familia, la convicción del interés general de la sociedad, cuanto por el cuidado que ponga en sustentar los ideales de fraternidad e igualdad de derechos de todos los hombres, evitando los privilegios de razas, de religión, de grupos, de sexos o de individuos; IV. Toda la educación que el Estado imparta será gratuita; Una educación elitista, que sólo abarca a quien puede pagar cuotas, no es democrática, no tiende al mejoramiento económico, social ni cultural del pueblo. Un sistema educativo que excluye al grueso del pueblo, no contribuye a mejorar la convivencia humana ni sustenta los ideales de fraternidad e igualdad de derechos de todos, las elevadas cuotas privilegian a los que pueden pagar y marginan al pobre aún más de lo que el sistema económico vigente lo excluye. Así mismo, compañeros, la ley general de educación señala en el CAPITULO III DE LA EQUIDAD EN LA EDUCACION

Artículo 32.- Las autoridades educativas tomarán medidas tendientes a establecer condiciones que permitan el ejercicio pleno del derecho a la educación de cada individuo, una mayor equidad educativa, así como el logro de la efectiva igualdad en oportunidades de acceso y permanencia en los servicios educativos.

19

Una universidad elitista es una contradicción, una universidad que excluye del proceso de generación y desarrollo de pensamiento a sectores de la sociedad tan amplios, privilegia a la perspectiva de las clases potentadas, convirtiendo nuestra Universidad en Parcialidad ¿Autónoma? de Ciudad Juárez (PACJ) . La universalidad de pensamientos y el dialogo entre ellos no puede ser rota por cuotas onerosas, ni parchada con ¨becas¨ a unos cuantos estudiantes periféricos, a condición de ser brillantes, mientras las mayorías son lanzadas a solicitar (des)empleo en la maquila.

Estudiantes universitarios, compañeros, con la gran cantidad de profesores que trabajan por honorarios en la Universidad que son la mayoría, tenemos un ejemplo de cómo se domina a la Comunidad Universitaria. Es sabido que los profesores que no tienen asegurado su trabajo, como lo marca la ley, no pueden desplegar su actividad política libremente, como los que tienen plaza, que son los menos. Esta es la verdadera razón por lo cual la Universidad difícilmente contrata profesores con planta, en detrimento de la calidad educativa y en menoscabo de la actividad universitaria. El panorama actual nos señala que nos corresponde a los estudiantes tomar la vanguardia en la lucha universitaria y social. Por nuestr@s maestr@s, por nuestros compañer@s, por la educación, por nuestro pueblo.

Por todo lo planteado anteriormente y como estudiantes de una universidad pública, nos pronunciamos en contra de las altas cuotas de inscripción, por ende, a la falta de oportunidades educativas en detrimento de las personas de escasos recursos, que somos la mayoría.

Proponemos integrar un FRENTE AMPLIO POR LA REDUCCIÓN DE LAS ALTAS CUOTAS que cobra la institución, organizar la iniciativa de las y los estudiantes, luchar por nuestros derechos universitarios que han sido pisoteados para dar resultados a intereses ajenos al bienestar Público.

Convocamos a todos los interesados en esta demanda estudiantil a una asamblea estudiantil el día viernes 30 de octubre a la 1:00 pm en frente del edificio C del ICSA.

Solicitamos humildemente tu solidaridad. Apóyanos con tu participación organizada por esta justa demanda. ¡Por la Autonomía Universitaria! ¡No a las altas cuotas de inscripción! ¡Por una universidad del pueblo y para el pueblo!

Comité Universitario de Izquierda

20