You are on page 1of 15

Enrico Berti: Estructura y significado de la metafísica de Aristóteles

La Metafísica de Aristóteles es “una” metafísica entre otras, pero debe reconocerse que es “La Metafísica”. Lo
es debido a que es la fuente y el paradigma de dónde históricamente tiene su nombre este saber.
sar la palabra “metafísica” implica, por tanto, rememorar el te!to de Aristóteles, ese con"unto de problemas,
definiciones, ra#onamientos y procedimientos que constituyen la metafísica original.
$an le"os est% la metafísica de ser una indagación que niega y de"a fuera lo físico, el mo&imiento y la
e!periencia sensible que una de las tareas m%s arduas de su comprensión est% en distinguirla de la física.
Los libros centrales est%n dedicados al estudio de la sustancia en el marco de las cosas corpóreas, a la
in&estigación de la estructura, la esencia, la identidad y la definición de las cosas naturales, aquellas que nacen y
mueren, a la descripción y e!plicación de los cambios y mo&imientos que los caracteri#an.
La metafísica no es la física, m%s no lo es no porque sea una negación de la materia y del mo&imiento' la
meta(física no es la física porque es m%s que )sta y est% sobre esta, pues la incluye esencialmente en su propio
concepto y no puede a&an#ar ni ser comprendida al margen de ella.
Es importante tener en cuenta al introducirnos en la interpretación de *erti, que )ste entiende la filosofía
fundamentalmente como dial)ctica, es decir apertura y di%logo.
El Libro I, Alpha Mayor. +bser&aciones de *erti A. ,o se debe confundir la teoría de las cuatro causas -
material, formal, eficiente y final( con la teoría de las primeras causas. La primera es desarrollada por Aristóteles en la
física, la segunda es una tarea propia de la metafísica. El estudio de las primeras causas y principios no finali#a con
la determinación de los cuatro g)neros de causa, sino que es necesario in&estigar en cada g)nero de causa, cual es
la causa primera.
La re&isión que reali#a Aristóteles de sus predecesores, no son los precedentes y adelantos de la filosofía,
sino de la misma metafísica. Esta atención que se presta a sus predecesores es filosófica y no histórica, por m%s que
ha sido considerada la primera historia de la filosofía.
El Libro II, Alpha menor, *erti lo considera aut)ntico, pero anómalo puesto que constituiría una segunda
introducción a la metafísica.
*erti constata que hay una coincidencia doctrinal de fondo entre el Libro . y .., ambas se entienden como una
in&estigación de las primeras causas.
El Libro III Beta, se refiere al m)todo de las aporías o problemas, es decir el m)todo dial)ctico. Estos
problemas son los que debe asumir la metafísica.
El Libro IV, Gamma. *erti considera un error la generali#ada tendencia a leer este libro des&inculado de los
tres primeros, como si )ste, el ./ fuese el inicio de la metafísica. Esta tendencia se da en la )poca medie&al y se
acent0a en nuestro tiempo con int)rpretes como 1eidegger. 2i eso se aplica, la metafísica queda determinada por la
34 frase del libro, el de la “ciencia uni&ersal del ente en cuanto ente u ontología”.
Esto lle&a a entender a la metafísica 5tambi)n por influencia de las religiones creacionistas y monoteístas6
con el sentido de una ciencia que trata no del ente, es decir, de lo que es, de lo que e!iste, sino del ser o la
e!istencia, del acto por el cual cada ente es.
Este es el concepto que 1eidegger entiende como el asunto fundamental de la filosofía, la “diferencia
ontológica”, la diferencia entre 2er y Ente, que habría ol&idado Aristóteles y por ende la metafísica.
*erti nos recuerda que Aristóteles conoce esta diferencia pero no la temati#a.
La determinación de la metafísica como ciencia del ente en cuanto ente no se hace para establecer la
llamada “diferencia ontológica”, sino para dar una respuesta al problema de la unidad de la sabiduría, de cómo es
posible que sea una ciencia ni&ersal que trata de las primeras causas y principios de todo, de cada una de las
causas y de todo aquello a lo cual se puede atribuir en un sentido u otro el ser, el cual no es un g)nero, sino que se
dice en muy di&ersos sentidos que son irreductibles a una 0nica definición.
El filósofo en este Libro ./, &iene a dar respuesta a las primeras aporías desarrolladas en el libro .... 7e este
modo, se recupera la cone!ión de este libro con el . y ...
2eg0n 8eale la metafísica de Aristóteles es una “aitiología” 5ciencia de las primeras causas6 y para *erti es
una “protología” 5de los primeros principios6.
Libro V, Delta9 2eg0n *erti, este libro queda fuera de este orden, porque es un libro cuyo contenido es
independiente y no forma parte del argumento de la obra.
El Libro /., :psilon. 2e establece la distinción y "erarquía entre las ciencias 3;( $eor)ticas9 a( <ísica, b(
Matem%tica, c( <ilosofía primera (in&estiga la esencia y la e!istencia de su ob"eto(' y =; >r%cticas9 a( :tica, b( >olítica.
$ambi)n trata del ad"eti&o “$eológica” para referirse a la filosofía primera. ,o llama en la metafísica a esta
ciencia como “$eología”, sino que reser&a este nombre a los mitos que hacían los poetas. $eología no es una
ciencia, se ocupa solamente de lo di&ino.
La <ilosofía primera es una ciencia y es “$eológica” porque no se ocupa de las realidades di&inas, sino de las
primeras causas entre las cuales parecen estar las realidades di&inas.
El libro VII, Dseta; VIII, Eta. *erti se distancia en este libro de &arios int)rpretes, especialmente de 1eidegger
y de otros estudiosos, como Aubenque, que se han &isto influidos por )l, al entender la pregunta por el 2er, como un
preguntar eterno y que no admite "am%s una respuesta.
1
*erti nos hace &er que la pregunta por el 2er “ti to on” es mencionada por Aristóteles para poner en cone!ión
lo que in&estigaban sus predecesores, con la in&estigación que )l reali#ar% ahora, es decir, con la pregunta por la
sustancia o entidad “tis he ousía”. El propósito de esto es la reconducción de la pregunta ?@u) es el 2erA + ?@u) es
la sustanciaA
En suma9 lo que antes se preguntaron los filósofos es lo que tambi)n nos preguntamos ahora en otra
dirección que nos permite alcan#ar una repuesta m%s profunda y satisfactoria. Esta reconducción de la pregunta no
implica una reducción del 2er en general a un ente particular, que sería la sustancia' en otras palabras, un ol&ido de
la diferencia ontológica, al contrario, preguntar por la sustancia es preguntar por el sentido primordial del 2er.
+tro tema es que en >latón la forma 5eidos6 es uni&ersal y en Aristóteles la especie 5tambi)n se lama eidos6
es uni&ersal y la forma, en cuanto causa formal 5causa por la cual esta materia o con"unto de elementos materiales es
tal o cual cosa6' la forma entendida así es indi&idual. Aristóteles, lo identifica con la esencia o sea, la sustancia misma
de una sustancia indi&idual, ra#ón por la cual es entendida como 2ustancia >rimera 5prote ousía6, porque es la causa
que hace que una sustancia dada, un compuesto sea lo que es.
El Libro .B, Ceta. *erti .nterpreta que la tesis de que el 2er y el uno son uni&ersales m%s precisamente, los
predicados m%s uni&ersales de todo, puesto que cada cual se aplica irrestrictamente a todo lo que es' por tanto, no
son sustancias dado que )stas son su"etos indi&iduales y tienen un ser separado y determinado.
>ues, así se &e que Aristóteles difiere de la concepción platónica de un ser en sí o de un no en sí que ha
influido en el concepto de la filosofía cristiana y musulmana de 7ios como el 2er por esencia.
Libro XI, Kappa. *erti presenta los argumentos contra la autenticidad de este libro. En los primeros ocho
capítulos hace una resumen de los libros ..., ./ y /.. ?@u) moti&o tenía Aristóteles para resumir sus propios librosA
En la segunda parte resume algunas partes de la física 5aquellas que tratan del mo&imiento y del fin6.
Libro B.., Lambda. Este libro seg0n *erti es una “teoría de la sustancia”. 2e estudian tres clases de sustancia
3; La sensible corruptible, =; La sensible eterna (su"etas al mo&imiento, su estudio es físico( D; La eterna e inmó&il (su
estudio es teológico(.
*erti se opone a la interpretación, seg0n, la cual el 7ios aristot)lico act0a como causa final y no como causa
eficiente del uni&erso. >ara )l, el primer motor inmó&il es un principio que mue&e al cielo y la naturale#a como una
causa motri# 5eficiente6. ,os recuerda que en un te!to del 7e Eeneratione et Forruptione, se afirma que9 “la
causalidad final no puede ser eficiente”. $ambi)n toma las afirmaciones que hace Aristóteles contra los platónicos, de
que las ideas 5a diferencia del 3; motor inmó&il6 no pueden e!plicar el mo&imiento porque no hay en ellos “un principio
capa# de producir cambios”. *erti habla de serias ob"eciones para poder entender la argumentación aristot)lica en el
sentido de una causalidad final.
.ntroducción9
La Metafísica de Aristóteles es qui#%s el libro m%s estudiado, discutido y que ha e"ercido gran influencia en
toda la historia de la filosofía occidental.
2e presupone que ha sido publicada por primera &e# en el siglo, =4 mitad, a.F., habría sido hecha por
Andrónico de 8odas, en 8oma, en tiempos de Ficerón. 2e encuentran referencias a ella en un compendio de la
filosofía de Aristóteles atribuido a ,icol%s de 7amasco, en la 34 mitad, del siglo . a.F.
7esde entonces ha sido comentada, discutida por toda la filosofía occidental, pero tambi)n hay que tener
presente todo el mundo %rabe, la cultura isl%mica. En *agdad es traducida al %rabe en el siglo .B. >or tanto ocupa un
papel central en la historia del pensamiento occidental como oriental. La metafísica no ha sido creada por Aristóteles
como un libro, ni siquiera conocía la palabra metafísica.
2eg0n un estudioso belga, Morau!, parece que ya en el siglo ... a.F. ya e!istía una obra de Aristóteles
denominada metafísica' se sabe porque había una lista en un cat%logo antiguo de las obras de Aristóteles' este se
remonta a antes de Andrónico de 8odas' este catalogo se le atribuye a 1esiquio.
2e trata de la metafísica pero en die# libros. ,o formaban parte de los libros que hoy si est%n en la metafísica
los .., /, Bi y B... 2on todas con"eturas no tenemos certe#as.
En delación al título “ta meta ta physiG%” las cosas que &ienen despu)s de los de la física seg0n Andrónico de
8odas esta sería simplemente la posición en la cual de colocó a este libro.
“Meta” en griego significa “despu)s”, entonces no tiene ninguna función filosófica, sino que su función
concierne a la ordenación de la biblioteca.
2eg0n Ale"andro de Afrodisia, el m)todo de Aristóteles es que hay que partir de lo que es m%s conocido para
nosotros 5nuestra percepción, e!periencia6, luego hay que remontarse a aquellos que son menos conocidos. 2eg0n
Aristóteles, los m%s conocidos por sí o por naturale#a, en cuanto son la causa que haga inteligible a todos los otros.
>or tanto, la Metafísica, no solo es llamada así porque ha sido colocada despu)s de la física, sino que
debería ser colocada despu)s de la física, porque seg0n el orden natural del conocimiento, primero hay que conocer
la realidad física y solo despu)s conocer lo que est% m%s all%, lo que no est% al alcance de nuestros sentidos.
“Meta” tambi)n quiere decir “m%s all%”' aquello que trasciende a la física, lo que trasciende a la e!periencia.
2eg0n Morau!, este título, por este moti&o habría tenido tambi)n un sentido filosófico. $ampoco en esto se
puede tener certe#a. Lo que sí es cierto que la palabra metafísica en Aristóteles no est%. La ciencia que )l e!pone, es
llamada por )l “<ilosofía >rimera”, primera entre todas las ciencias. <ilosofía en Aristóteles ya no significa amor por el
saber, sino una forma de saber. Esta obra, la Metafísica no eran obras escritas por Aristóteles en &istas de la
2
publicación, sino te!tos que )l usaba pasa dictar sus lecciones. El nombre con el cual eran citados era “logoi”, Esto
en griego quiere decir “discursos”. El orden de los libros como nos ha llegado es en gran parte "ustificado y
"ustificable, aunque tambi)n discutido. ,o tenemos moti&os para considerar que es el orden querido por Aristóteles.
Herner Iaeger, considera que entre los 3J libros que consta la Metafísica, tal como nos ha llegado, se
pueden identificar, algunos libros m%s antiguos que otros, escritos en )pocas distintas de la &isa de Aristóteles.
Libros I Alfa, II alfa, III Beta.
$enemos = libros Alpha, mayor y menor. >rimer problema ?cu%l es aut)nticoA
Los griegos usaban para indicar los n0meros, las letras del alfabeto ?>orqu) *eta es el libro ... si es la =4
letra del alfabetoA La discusión est% abierta. *erti est% de acuerdo con la mayor parte de los estudiosos
contempor%neos, que se deben considerar aut)nticos ambos libros, ambos son de Aristóteles, pero es claro que no
deben estar "untos, pues no estaban los dos en la misma obra, puesto que por lo antes dicho una obra no puede
tener dos libros primeros. >ero sí ambos son libros introductorios' *erti comenta que eran ambos introductorios de
dos di&ersas ediciones de la Metafísica.
na m%s antigua, alfa menor, a la cual seguían otros libros, en opinión de *erti, el libro Lambda y qui#%s el
libro ,y. Mientras Alpha mayor era el primero de otra edición de la Metafísica. >or tanto hay que tenerlos a ambos
presentes como dos di&ersas introducciones a la Metafísica.
El libro *eta tambi)n se lo puede tomar como libro introductorio. Aristóteles no e!pone en el a0n la ciencia
que constituye el ob"eto de su obra, sino que la presenta, la prepara. La aut)ntica e!posición se inicia en el Libro
Eamma.
Libro I, Alpha mayor.
Aristóteles abre su metafísica con las siguientes líneas “$odos los hombres por naturale#a desean conocer”.
$odos los hombres, significa, los seres humanos, porque %nthropos significa ser humano.
Los griegos hacían D distinciones de la palabra %nthropos. 3( @uiere decir tanto hombres como mu"eres. La
sociedad griega era machista, pero Aristóteles dice “pantes %nthropoi”, todos los seres humanos, hombres y mu"eres,
desean saber, desean conocer. =( $ambi)n era una sociedad escla&ista, distinguían tanto a los hombres libres y
escla&os. >or tanto %nthropos son todos, tanto los libres como los escla&os. Abarca a todos los seres humanos,
independientemente del se!o, y de las condiciones sociales. D( La tercera distinción que hacían era entre griegos y
b%rbaros. >ero Aristóteles con la e!presión “$odos los hombres” tambi)n incluye a los b%rbaros.
>or tanto, todos son hombres y por naturale#a desean conocer, es decir, no por alguna ra#ón accidental, sino
por naturale#a, por el hecho de que son seres humanos desean conocer. El deseo de conocer est% radicado en la
misma naturale#a humana, m%s all% de cualquier distinción.
Luego dice “de ello es prueba el placer que e!perimentan por las sensaciones, en particular, la de la &ista”, la
&ista, entre todos los sentidos, es la que nos hace captar m%s diferencias. La &ista nos hace conocer m%s que todos
los otros sentidos.
A continuación nos indica una serie de grados de conocimiento9 3( >ercepción, aisthesis, sería la sensación,
el conocimiento global que nosotros tenemos de los ob"etos a tra&)s de todos los sentidos. =( Memoria, mnem), sería
para Aristóteles lo que permanece de una percepción cuando el ob"eto ya no est% presente. D( E!periencia,
empereia, para )l )sta es un grado de conocimiento m%s a&an#ado. El la define como muchos recuerdos de un
mismo ob"eto.
Luego Aristóteles comenta que la e!periencia tiene por ob"eto lo particular, las realidades indi&iduales. E!iste
un conocimiento ulterior, superior respecto de la e!periencia, que )l lo llama conocimiento del ni&ersal, o sea de lo
que hay de com0n y de id)ntico entre muchos casos particulares o indi&iduales. El uni&ersal es captado mediante el
arte o la ciencia. La e!periencia tiene por ob"eto “el que” “to hotí”, el hecho indi&idual mientras que el arte tiene por
ob"eto “el porqu)” “to diotí”, la e!plicación, la causa 5KL3 a =L(=K6. >or tanto yo puedo decir que tengo ciencia de algo
cuando cono#co su causa, cono#co su ra#ón, su e!plicación.
$odas las ciencias conocen las causas. La ciencia que Aristóteles busca la llama 2ophía, 2abiduría. Esta
palabra para )l indica siempre en cualquier conte!to, el grado de saber m%s alto.
En el Libro Alpha mayor se encuentra por primera &e# la definición9 La sabiduría es la ciencia de las causas
primeras, de los principios 5KL= b K6.
Las causas primeras son "ustamente principios. Esto quiere decir que son causas que preceden a las otras
causas, causas de las cuales dependen todas las otras. 2on causas y no son causadas, no son dependientes de
otras causas. M%s all% de ellas no se puede ir, ellas proporcionan un conocimiento completo, 0ltimo. Es la causa de lo
cual todo depende. Luego cita la <ísica, la doctrina de las J causas, e!puesta en ella 5no es una doctrina metafísica6.
>ara hablar de causas primeras, es necesario tener presente que hay cuatro di&ersos g)neros de causas9 3( La
causa Material 5aquello de lo cual las cosas sensibles est%n hechas6' =( La causa <ormal 5aquello que las determina,
que e!plica su esencia6' D La causa Eficiente o motri# 5aquello que las produce6' J( La causa <inal 5el ob"eti&o en
&ista del cual el ob"eto ha sido hecho6.
>ara conocer &erdaderamente algo, es necesario plantearse el problema de todas las causas posibles. *erti
nos dice que las cuatro causas no son las causas primeras, no es la metafísica. Fada una de esas cuatro causas es
un g)nero de causas, es un tipo de causa. >ero en el interior de cada uno de estos cuatro g)neros debemos buscar
cual es la causa primera. Fu%l es la primera causa material, formal, eficiente y final.
3
Aristóteles, antes de abocarse a la determinación de cu%les son las causas primeras en el interior de estos
cuatro g)neros, necesita asegurarse de que )stos cuatro son los que debemos tener presentes y &er que no haya
otros. >ara esto recurre a los filósofos precedentes, aquellos que han sido los primeros en filosofar. Es así que los
indi&iduali#a e identifica como quienes han filosofado, y buscado antes de )l, las causas primeras.
Aristóteles denomina a $ales primer filósofo y con )l se tiene la distinción entre teología y filosofía, se tiene el
inicio de la filosofía. $eólogos eran los poetas que cantaban los mitos acerca de los dioses. $ales, no solo ha
indicado una causa primera, al agua, sino que ha intentado dar tambi)n una e!plicación de esta elección.
Aristóteles buscaba el consenso, decía que cuando una cosa es admitida por muchos, hay grandes
probabilidades de que sea &erdadera, por eso )l interroga a los filósofos precedentes para &er si ellos est%n de
acuerdo con su distinción de los J tipos de causa que )l e!puso en la <ísica. *usca la confirmación de que las
causas primeras deben ser buscadas en el interior de los J g)neros. >or tanto el ob"eti&o de este tratamiento 5el de
recurrir a los predecesores6 es de car%cter filosófico, y no histórico. >or eso toma de estos filósofos sólo lo que le
sir&e y e&al0a en función de su doctrina de los cuatro g)neros de causas. >or tanto, hace decir a los filósofos
precedentes lo que en realidad no han dicho, dado que no conocían su doctrina de los cuatro g)neros de causa.
$ales, el agua como principio de todo, es una causa material. El agua como causa primera. $ales no habría
dicho nunca esto porque no conocía el concepto de materia, pues para )l, el agua era todo.
Los >itagóricos, decían que todas las causas est%n hechas de n0meros. Aristóteles dice, con los n0meros
ellos entendían la causa formal, es decir la estructura.
Emp)docles, dice que el amor y el odio determinan todas las cosas. 7escubre la causa motri#, es decir que
mue&e.
Ana!%goras, se ha acercado a la causa final cuando ha dicho que hay un intelecto que gobierna todo. >ero la
causa final seg0n el estagirita, no ha sido &ista por nadie.
>latón, tambi)n en la idea del bien se puede &er la causa final.
Aristóteles dice que tenemos la confirmación que los presocr%ticos, 2ócrates y >latón han indi&iduali#ado al
menos uno de los cuatro g)neros de causas, pero ninguno los ha &isto todos. Entonces estos son los cuatro g)neros
de causas dentro de los cuales debemos encaminar nuestra in&estigación de las causas primeras 5KLL a 3L - =D, KLL
b 3M - 3K6.
Aristóteles dice que las ideas no son para >latón las causas primeras porque tambi)n las ideas dependen de
los principios, los cuales son, principios de todo. Le atribuye a >latón = causas9 El no 5el bien6 y la 7íada .ndefinida
5la dualidad6, 5KLL a L - 3N6.
Libro II, Alpha menor.
“La filosofía es la ciencia de la &erdad”, “pero conocer la &erdad significa conocer las causas”. “Las causas
son J g)neros en cada uno de los J g)neros debe haber una causa primera”.
En el capítulo D; comenta que el m)todo de la física es menos riguroso que el de la matem%tica, porque la
física tiene que &er con la materia.
?>or qu) Aristóteles se preocupa por e!plicar cu%l es el m)todo de la físicaA *erti nos dice que el Libro .. es
una introducción a una ciencia que es tanto física como metafísica. Aristóteles toda&ía no habría distinguido bien a
ambas, pues buscaba las causas en general, comen#ando por la naturale#a 5por la física6, y luego hasta las causas
primeras. >or eso probablemente, alfa menor era la introducción a una edición primiti&a de la metafísica.
Est% en )l la doctrina en &irtud de la cual, en cada uno de los J g)neros de causas, debe haber una causa
primera porque no se puede remontar al infinito. >or tanto, aquí e!cluye el proceso al infinito, pues ir al infinito
significa no encontrar nunca una e!plicación, es decir, no e!plicar nada, no hacer ciencia. >ues se hace necesario
detenerse e indi&iduali#ar una causa que no tenga necesidad de causas ulteriores. La doctrina de la imposibilidad de
proceder al infinito es seg0n *erti, el n0cleo filosófico m%s importante contenido en el libro .., Alpha menor.
Libro III, Beta.
Fomien#a diciendo que el m)todo que debemos seguir en esta ciencia es el de formular aporías, problemas.
>resentar para cada problema = soluciones opuestas y &er qu) consecuencias se deri&an de ellas, haciendo esto
dice Aristóteles se est% en condiciones de conocer me"or qu) es lo &erdadero y que es lo falso. Esto es lo que
com0nmente se llama un m)todo de tipo dial)ctico. En los $ópicos 5tratado sobre dial)ctica6 Aristóteles dice que )sta
es 0til para las ciencias y en particular para encontrar los principios.
Luego Aristóteles enumera 3J ó 3O problemas 5hay contro&ersias sobre el n0mero6 que deberían ser
discutidas y resueltas en el resto de la obra.
>one en marcha el m)todo, para cada una de las aporías, presenta = soluciones opuestas y se pregunta qu)
consecuencias deri&an de una o la otra. A este m)todo lo podríamos llamar apor)tico o di%por)tico.
Los primeros cuatro conciernen a la naturale#a de la ciencia en cuestión, es decir de la “filosofía primera” y
los otros conciernen a la naturale#a de los principios ?estos principios son realidades sensibles o suprasensiblesA
?2on uni&ersales o particularesA ?2on g)neros o especiesA
2eg0n la teoría de la ciencia aristot)lica 5e!puesta en los segundos analíticos6, cada ciencia debe tener como
ob"eto un 0nico g)nero de cosas, es decir, cosas que pertenecen todas al mismo g)nero. Entonces, las ciencias,
seg0n esta definición, son siempre ciencias particulares, cada una dotada de principios propios, seg0n Aristóteles,
)sta es la conclusión para poder hacer aut)nticas demostraciones. Las demostraciones consisten en partir de
4
principios propios de una 0nica ciencia y en deducir de ellos, a tra&)s de silogismos las propiedades de los ob"etos
sobre los cuales la ciencia &ersa. >ara que una demostración sea &%lida, ella no debe pasar de un g)nero al otro, no
debe incluir en la concatenación de sus proposiciones ninguna que concierna a un g)nero de ob"etos di&ersos de
aquel sobre el que &ersa la demostración.
A la lu# de esta teoría ?Fómo la sabiduría puede ser una 0nica ciencia, si se ocupa de todos los g)neros de
causas, siendo di&ersos )stos entre síA
Aristóteles dice que, estos g)neros de causas, no son contrarios entre sí. >ues los contrarios pertenecen a un
mismo g)nero, entonces son ob"eto de una misma ciencia. E"emplo9 la medicina tiene como ob"eto la enfermedad y
tambi)n la salud, que son contrarias entre sí, pero entran en el mismo g)nero. 5KKM a 3L ( =36
?Fómo puede la sabiduría in&estigar todas las causas primeras, si )stas pertenecen a g)neros tan di&ersos
uno del otroA La 2ophía debería ocuparse de las causas, no solo en sentido físico, sino tambi)n de los principios
comunes a todas las demostraciones 5no contradicción y tercero e!cluido6, 5KKM b =M ( D36.
Entre los entes mismos, algunos son sustancias, otros son accidentes, es decir atributos de la sustancia 5KKN
a =O ( DP' KKN a DJ - b D6
Estos son los primeros problemas e!presados en el libro .... Es necesario resol&erlos para garanti#ar la
ciencia que estamos buscando.
Libro IV, Gamma.
La solución a las primeras aporías se encuentra en el libro ./. Este libro est% conectado con el libro ..., puesto
que responde a las preguntas formuladas en )l.
En la tradición del aristotelismo, e!iste la tendencia a leer el Libro ./ cómo si )ste fuese el inicio de la
Metafísica. >or e"emplo M. 1eidegger.
El libro comien#a diciendo “1ay una ciencia que considera el ser en cuanto ser y las propiedades que le
correspondes en cuanto tal” 53PPD a =P - =36.
2i comen#amos la lectura por este libro parece que Aristóteles propone su definición de sabiduría, es decir,
que la concibe fundamentalmente como ciencia del 2er.
>ero este inicio, debe ser leído como la propuesta de una solución a las aporías del libro .... Analic)moslo9
ante todo, el filósofo afirma que esta ciencia e!iste, e!iste la filosofía primera, pero esta es una ciencia un tanto
especial “na cierta ciencia”, es una ciencia di&ersa de todas las otras. >ues esta considera “El 2er, en cuanto 2er”.
<ilósofos que &inieron despu)s del estagirita, comen#ando por los medie&ales, con la óptica de las religiones
monoteístas y creacionistas 5Fristianismo y El .slam6 han dado mucha importancia a la diferencia entre Ente y 2er.
La creación consiste esencialmente en causar el 2er, por lo tanto es el 2er el ob"eto que debe ser e!plicado y
el 2er no es el Ente, no es ning0n Ente, sino que es aquello en &irtud de lo cual cada ente es, es el acto por el cual
cada Ente es.
>ara Aristóteles, al entender de *erti, no tiene una importancia grande. Aristóteles conocía la diferencia entre
Ente y 2er.
$odo Ente es tal en cuanto de )l se puede predicar ser y el ser es siempre el ser de un ente, por lo cual todo
lo que se dice de uno se debe tambi)n decir del otro, no e!iste lo que 1eidegger llamaría la “7iferencia ontológica”
entre 2er y Ente.
La diferencia ontológica es para 1eidegger una de las &erdades m%s importantes de la filosofía, qui)n la
descuide, dice )l, cae en el ol&ido del 2er. >ara )l la Metafísica de Aristóteles se caracteri#a por el ol&ido de la
diferencia ontológica, por esto se hace necesario lo que 1eidegger llama la superación de la metafísica, porque es
necesario recuperar la diferencia entre 2er y Ente.
Ahora bien, desde un punto de &ista histórico, se debe reconocer que 1eidegger tiene ra#ón, puesto que en
Aristóteles, e!iste la conciencia de la diferencia entre 2er y Ente, pero no es )ste 5para el estagirita6 el asunto m%s
importante. >ues el asunto importante es encontrar las causas primeras del Ente o del 2er no tanto temati#ar la
diferencia entre Ente y 2er.
Aristóteles, dice del Ente y del 2er se dice muchas &eces las mismas cosas “El Ente se dice en muchos
sentidos” 5referido al Ente ( to de on6, 53PPD a DD6.
“El 2er se dice en muchos sentidos” 5referido al 2er ( to einai6, 53P3K a O' 3PNN b 3N6.
“El 2er se dice en muchos sentidos” 5referido al es - to estin6, 53PJ= b =O - =M6.
>ara Aristóteles9 a( on, es Ente' b( einai, es 2er' c( estin es, es. 2on modos di&ersos del &erbo “ser” que
presentan siempre las mismas características.
:l no se fi"a su atención en la diferencia entre 2er y Ente, sino el hecho de que el ob"eto de esta ciencia es el
ente, o sea, cualquier Ente, todo lo que es, la totalidad del ente, en lo que ella es por sí.
,inguna de las otras ciencias considera el Ente en cuanto Ente uni&ersalmente, sino que despu)s de haber
delimitado una parte de )l, cada una estudia las características de esta parte 53PPD a =3 (=M6.
Fada ciencia particular considera un aspecto partículas del Ente. En cambio, la ciencia de la que nosotros
hablamos, dice, considera el Ente no en un aspecto suyo particular, sino en todo lo que le pertenece en cuanto )l es
ente, es decir, en lo que le pertenece por sí “Q las propiedades que le competen en cuanto tal”.
Rath auto, por sí mismo, por el hecho de ser Ente “En cuanto ente” equi&ale a por sí.
5
Fon esta fórmula Aristóteles resuel&e, ante todo la primera de las aporías. >orque despu)s de haber dicho
que la 2ophía in&estiga los principios y las causas primeras 5libro .6, puesto que )stas son causas que no dependen
de otras causas, son causas primeras, deben e!plicar aquello de lo cual son causas en lo que aquello es por sí
mismo, no en sus aspectos accidentales, sino en lo que aquello es por sí, es decir, deben ser causas del ente en
cuanto ente 53PPD, a =M ( =L6.
Esto no quiere decir que el 2er sea un g)nero 0nico, el 2er y lo no no son un g)nero 5KKL b ==6. 2i bien no
es un g)nero, el 2er tiene causas, que aunque pertenecientes a g)neros di&ersos, son todos causas del ser por sí,
del ente en cuanto ente. 7e esta manera se respeta la condición de los segundos analíticos, para que haya una
ciencia, la unidad, la homogeneidad de su ob"eto. Esta homogeneidad es un poco especial, porque el ob"eto no es un
g)nero, sin embargo esta pertenencia por sí “Rath auto” al 2er, de alg0n modo une entre sí los cuatro g)neros de las
causas y hace posible que las ciencias de ellos sea la 0nica ciencia. Este es el moti&o por el cual Aristóteles
introduce el concepto “on hei on” de ente en cuanto ente, para garanti#ar la unidad de la ciencia en cuestión.
Aristóteles plantea una ob"eción a esta solución. 7i"imos que la conclusión para que la ciencia sea 0nica es
que el ob"eto entre en un 0nico g)nero, condición que no se aplica al caso del 2er. Acabamos de decir que debemos
in&estigar las causas primeras del ser en cuanto sr, pero el 2er o el ente se dice en muchos sentidos. El &erbo “ser”
significa cosas di&ersas entre sí.
En 5KKL b =D (=N6 )l dice que el 2er y el no no son un g)nero porque no se comportan como lo hacen
normalmente los g)neros. Los g)neros son los aspectos comunes a una multiplicidad de especies, dicen que hay en
com0n.
Animal 5g)nero6, dice que hay de com0n entre ellos9 1ombre, Faballo, >erro' cada uno es una especie.
?@u) es el 1ombreA9 animal racional. ?@u) es el caballoS, el perroA 1ay que agregar al g)nero 5animal6 la
diferencia específica. La diferencia específica 58acional6, debe ser agregada ala g)nero 5Animal6, porque no est%
contenida, dicha, no es e!presada por el termino animal.
En cambio 2er y no, dicen lo que hay de com0n entre todos los entes y por eso son los predicados m%s
uni&ersales, dicen tambi)n otra cosa.
En el Medioe&o, la escol%stica dir% que son $rascendentales, en el sentido de que trascienden cada una de
las categorías, abarcan toda la realidad.
>ero adem%s de indicar los aspectos comunes a todos los entes, la noción de 2er y no indican tambi)n las
diferencias. $ambi)n las diferencias son Ente y no' por lo tanto el 2er y no no se comportan como, los g)neros, no
dicen solo los aspectos comunes, dicen tambi)n las diferencias, dicen de todo.
El 2er dice todo el ser de todos los entes, tanto lo que hay de com0n entre ellos, como lo que hay de di&erso.
En el momento en el cual nosotros decimos “ente” decimos algo que es a la &e# uni&ersal y tambi)n
particular, allí donde indica las diferencias entre una realidad y otra 5Esto parece un obst%culo para la unidad de las
ciencias6.
>ero esta multiplicidad no est% pri&ada de unidad, e!iste algo que unifica, que &incula entre sí los di&ersos
significados del ente, a saber, el hecho de que hay uno de ellos, entre ellos, que es primero en relación a todos los
dem%s.
El 2er primero, es condición de ser de todos los otros, los otros son por )l 5es el respaldo, ousía6.
1omonimia 5cuando e!isten cosas di&ersas que tienen el mismo nombre y diferente ra#ón o logos6. >uede
ser9 3; total o casual, las cosas di&ersas entre sí tienen en com0n solo el nombre y nada m%s. =; 8elati&a al no, se
ocupa del 2er ba"o el nombre “2er” tenemos entes di&ersos entre sí, no reductibles a un 0nico g)nero, sin embargo,
ellos no tienen en com0n solo el nombre 5el nombre de entes6, sino que tienen en com0n tambi)n el hecho de que se
refieren todos a uno de ellos, que es el primero.
El primero entre los entes es la ousía9 sustancia, esencia, entidad. El primero de los significados del 2er,
aquel g)nero de entes que son en sentido fuerte y en &irtud de los cuales son tambi)n los otros que, no son en
sentido fuerte, puesto que est%n en relación con la ousía, son accidentes de la ousía, son aquellas categorías
di&ersas de la sustancia.
Fon esto clasificamos todos los entes en g)neros que son di&ersos entre sí. ,o son especies que son
di&ersos entre sí. ,o son especies de un g)nero 0nico, pero est%n &inculadas entre sí por la com0n referencia a la
ousía, la cual es el g)nero primero. Este &ínculo es condición suficiente para asegurar y garanti#ar la unidad de la
ciencia del 2er. :sta se ocupa de una pluralidad de g)neros, pero &inculados entre sí por esta relación, por esta
homonimia relati&a, siendo la ousía el 3; de los sentidos del ser, pero buscar las causas primeras del 2er en cuanto
2er, habr%, ante todo, que buscar las causas primeras de la ousía. 53PPPD b 3= ( 3K6.
$odas las categorías entran en el 2er en cuanto 2er y a este se aplican los principios de todos las
demostraciones' el principio de no contradicción y el de tercero e!cluido, entonces compete a la misma ciencia
estudiar tambi)n los principios de las demostraciones.
Así Aristóteles resuel&e las primeras aporías, las de tipo metodológico, que conciernen a la posibilidad de la
ciencia en cuestión.
En el libro ./, del capítulo D al L, se ocupa de la formulación y discusión de los = principios mencionados.
Ellos constituyen el momento ontológico de la ciencia en cuestión.
6
“Es imposible que del mismo ob"eto al mismo tiempo y ba"o el mismo aspecto, pertene#ca y no pertene#ca
una determinada propiedad” 53PPO b 3K - =P6. Lo que el principio declara como imposible es la simult%nea
determinación de un mismo su"eto por medio de dos predicados opuestos.
n principio es algo primero, algo que no deri&a de otra cosa, no puede ser demostrado' es la condición de
todas las demostraciones.
>rincipio del tercero e!cluido “Fuando hay una afirmación y una negación, estas dos proposiciones agotan
toda posibilidad. 53P33 b =D ( =J6.
Libro V, Delta.
1abría nacido como un instrumento did%ctico, independiente, que era usado en el interior de la escuela de
Aristóteles con los significados de los t)rminos que se usaban en las discusiones dial)cticas. >resumiblemente esta
obrita al inicio no formaba parte de la metafísica. En efecto, en los cat%logos m%s antiguos de las obras del estagirita,
aparece un título que dice. “a propósito de las cosas que se dicen en muchos sentidos, probablemente se refiere a
este libro.
:ste contiene una treintena de t)rminos y entre ellos est% el t)rmino 2er y puesto que Aristóteles ha dicho en
el Libro ./ que hay ciencia que estudia el ente en cuanto ente, los editores han pensado que el lugar m%s adecuado
para colocar este libro era despu)s del ./ y )ste, entonces ha de&enido el /, 7elta' pero había nacido con otro
nombre, otro car%cter, el de ser una obra independiente sobre los m0ltiples significados de las palabras.
En el capítulo N, son distinguidos J significados fundamentales del t)rmino “on”.
3;9 to on Gata sumbebeGos, el ente pro accidente. El uso del &erbo ser que nosotros hacemos cuando
queremos simplemente unir entre sí dos cosas que est%n "untas casualmente. 53P3N a L - ==6. El "usto es m0sico, el
hombre es m0sico' “esto es tal cosa”, significa aquí que tal cosa le sucede accidentalmente a este hombre.
=;9 to on GathT auto, el ser por sí. El uso que hacemos del &erbo ser cuando queremos indicar algo que es.
Este, a su &e#, se dice en muchos sentidos, es decir, la sustancia y las otras categorías. >or e"emplo no hay
diferencia entre 53P3N a L ( ==69 un hombre esta con&aleciendo, un hombre con&alece' o un hombre est% paseando,
un hombre pasea.
El predicado e!presa por sí un modo de ser independientemente de que apare#ca o no tal &erbo.
D;9 nosotros usamos el &erbo ser muchas &eces para decir “es &erdadero y es <also”. 53P3N a D3 - DO6. “Es”
muchas &eces quiere decir “es así”, “es &erdad” mientras que “no es” quiere decir “no es así, es falso”.
J;9 el 2er puede significar en >otencia o en Acto 5es ya plenamente reali#ado6.
Libro VI Épsilon.
“+b"eto de nuestra in&estigación son los principios y las causas de los seres, entendidos "ustamente en
cuanto seres” 53P=O b J6.
Aquí usa el plural “ton onton hei onta” 7e los entes en cuanto son entes 5considerados por sí6.
Aristóteles en este libro marca la diferencia entre la filosofía primera y las ciencias particulares.
A9 Las ciencias particulares est%n limitadas a un determinado sector y g)nero del 2er y desarrollan su
indagación en torno a este.
La filosofía primera gira en torno al 2er considerado en sentido absoluto y en cuanto ser 53P=O b = ( 3P6.
*9 Las ciencias particulares no se ocupan, no discuten, ni de la e!istencia, ni de la esencia de sus ob"etos.
Estas ciencias no lle&an a cabo una indagación sobre sus principios, sino que los asume, se los aplica.
F9 La <ilosofía primera, en cuanto ciencia del ser en cuanto ser, no asume como principios ni la e!istencia ni
la esencia de los entes, sino que los indaga, discute sobre ellos.
79 La <ilosofía primera es in&estigación de las causas primeras, nunca es parcial, sino que es lle&ada al
m%!imo posible, no asume presupuestos, hipótesis. ,o presupone nada, pone en discusión todo, porque es
in&estigación de las causas primeras.
>ara la clasificación de las ciencias hay9 2ustancias, tipos9
39 2eparadas9 quiere decir no e!isten en otro, sino que e!isten en sí, por tanto son sustancias, los cuerpos.
=9 .nmó&iles9 no cambian con el pasar del tiempo.
7
Fiencias $eor)ticas
>uramente contemplati&as
Metafsi!a" 5se ocupa de realidades
separadas e inmó&iles.
#si!a" 5separadas y mó&iles,
realidades sensibles6
Matem$ti!a" 5no separadas, pero
inmó&iles, e!isten en otro, no son
sustancias
Fiencias >r%cticas
Éti!a
%olti!a
Fiencias >oi)ticas
>roducti&as
Las Artes
E9 <ilosofía primera, a ella le compete buscar las causas primeras de todo, constatar la e!istencia y definir la
e&entual esencia en el caso de que e!istan las 8ealidades 2eparadas e .nmó&iles 53P=M a 3P ( 3L6. Aquí aparece por
34 &e# la e!presión <ilosofía >rimera, para indicar lo que hasta ahora había sido llamada la 2ophía o la ciencia en
cuestión.
“Es necesario que rodas las causas sean eternas”. Las causas primeras, las causas de todo, de todo lo que
acaece en cualquier tiempo, deber%n e!istir siempre, deben ser eternas.
Los seres di&inos que a nosotros nos son manifiestos 5son &isibles6. Los astros, las estrellas, el sol, la luna,
para los griegos eran di&inos y &isibles.
Aristóteles dice que D son las ramas de la <ilosofía teor)tica9 a( Matem%tica, b( <ísica, c( $eología.
>ara 8eale La teología es tal, pero *erti dice que en el te!to griego dice theologiGU que significa $eológica.
8ecordemos que para Aristóteles9 $eología eran los mitos narrados por los poetas sobre los dioses, los
teólogos se ocupan de los mitos. $eológica, ac% se trata de una ciencia. 2e ocupa de las realidades di&inas porque
estas forman parte de las causas primeras. >ara )l la definición m%s adecuada de la filosofía primera es la de ciencia
de las causas primas y de los principios. *erti dice que podríamos llamarla “protología” para decir ciencia de los
primeros. En los dem%s capítulos del libro /. trata de los otros significados del 2er, es decir por accidente, para el no
hay ciencia y del ser como &erdadero o falso, este concierne m%s al pensamiento que al 2er.
Libro VII, &eta.
En el inicio de este libro hay una remisión a los libros precedentes, por lo cual se &e que hay continuidad del
discurso. “El ente se dice en muchos sentidos”.
“El 2er significa la esencia y algo determinado” La esencia de una cosa es la respuesta a la pregunta ?@u)
esA “to ti esti”. ?@u) es el hombreA El hombre es animal racional, esta respuesta es la esencia del hombre. $ode ti
“un cierto esto” algo determinado. 5to ti esti Gai tode ti6.
Estas son e!presiones con las que Aristóteles indica la ousía, la sustancia.
Algo que dice qu) es una cosa 5su esencia6 y al mismo tiempo, es algo determinado 5es una cosa en sí6 no
es propiedad de otra cosa, accidente de otra.
“Los significados del 2er son”9 cualidad, cantidad, o cada una de las otras categorías 53P=L a 3= ( 3D6. Fon
esto aluda al libro ./, a la distinción de las di&ersas categorías. Adem%s dice que estos muchos significados no est%n
pri&ados de cone!ión de unidad.
Mientras que de la sustancia se dice que es por sí, en cambio, las dem%s categorías, se dice que son seres
porque pertenecen a la sustancia, son relati&as est%n relacionados con la sustancia.
El pasa"e 53P=K b = - J6 En &erdad, lo que se dice desde los tiempos antiguos, así como ahora y siempre,
constituye el eterno ob"eto de in&estigación y el eterno problema “@u) es el 2er”, equi&ale a “@u) es la sustancia”.
Esta traducción de 8eale no le satisface a *erti porque9 Aristóteles dice Gai to palai to Gai aei aporoumenon.
Aquí no se debe traducir “es eterno ob"eto de in&estigación y eterno problema”. >uesto que la palabra aei en
griego es “siempre” en el sentido de “eternamente”, pero tambi)n quiere decir “siempre” en el sentido de cada &e#.
Entonces el estagirita habría dicho, “lo que era ob"eto de in&estigación tanto antiguamente como tambi)n hoy, o sea,
siempre”
El ob"eto de problema tanto antiguamente como hoy es la pregunta “?@u) es el 2erA” to ti on. Los antiguos,
se refiere a todos los primeros filósofos en indagar el principio. $e Gai nun significa “hoy”, en su tiempo, es decir
presumiblemente en el tiempo de >latón y de Aristóteles, en Atenas del siglo ./.
Luego agrega Aristóteles que esta pregunta to ti on equi&ale a tis he ousía, ?qu) es la sustanciaA”. Esto es
así porque el 3; de los significados del 2er es La 2ustancia, y por tanto, quien quiere descubrir que es el 2er, debe
preguntarse, ante todo ?qu) es la sustanciaA Fon esto )l cierra el discurso sobre el 2er, puesto que el 2er se dice en
muchos sentidos y la sustancia es el 3; de ellos, por esto el ob"eto de nuestra indagación, de ahora en m%s ser% la
ousía, no ya el 2er.
8eale traduce “el eterno ob"eto de in&estigación y el eterno problema” 1eidegger es el que dice que
Aristóteles le habría preparado el terreno a su filosofía. >ero 1eidegger silencia la cuestión de ?qu) es el 2erA
Equi&ale a ?qu) es la sustanciaA, puesto que para )l, hay que continuar pregunt%ndose siempre Vqu) es el 2erA,
eternamente. Esta interpretación de 1eidegger ha sido tomada por >ierre Aubenque.
8
Aubenque sostiene en su libro “Los >roblemas del 2er en Aristóteles” que la e!presión “ciencia buscada” que
Aristóteles usa en . y ... indica que est% continuamente en b0squeda de ella y que nunca es poseída sino solo
buscada. >ara *erti, Aubenque se equi&oca porque la ciencia buscada, la ciencia en cuestión, esto quiere decir el
ob"eto en torno al cual interrogamos, lo cual no quiere decir que )ste est% destinado a ser buscado por siempre, sin
ser nunca encontrado. Aristóteles est% con&encido de haber encontrado, si no todo, ciertamente algunas cosas muy
importantes a propósito de las causas primeras.
1eidegger consideraba como reducti&o restringir el problema del 2er, es decir, la pregunta “?qu) es el 2erA”,
a la pregunta “?qu) es la ousíaA” Esto era precisamente el signo del ol&ido, por parte de Aristóteles de la famosa
diferencia ontológica.
>ara Aristóteles no subsiste la diferencia ontológica, no es &erdead que la indagación sobre la sustancia sea
una reducción, un empobrecimiento' es m%s la sustancia es el primero de los significados del 2er, entonces
concentrar la atención sobre la sustancia no quiere decir ol&idar la cosa m%s importante, sino es ir al cora#ón del 2er,
ir a lo profundo, al origen, al principio de todo el 2er. Ir al prin!ipio es ir a b's!ar lo ('e e)pli!a to*o lo *em$s. >ara
*erti, la filosofía primera, se presenta como ontología pero luego es una ousiología.
En el resto del libro /.. se ocupa de &er cu%l es la &erdadera ousía.
3; El 2ustrato 5to hipoGeimenon6, La Materia de la cual se predican las di&ersas propiedades. =; El ni&ersal,
es decir, El E)nero. D; La Esencia, luego es La <orma. J; El Fompuesto o 2ynolon, compuesto de materia y forma.
34 El 2ustrato es el su"eto, lo que subsiste, lo que de&iene, lo que muta en el curso del de&enir. 2eg0n
Aristóteles para ser sustancia, una cosa debe tener dos requisitos indispensable9 a( ser separado y ser “un esto”
53P=K a =N - =L6. 2eparado, que e!iste en sí y no en otro' pero el su"eto, el sustrato, posee este requisito, es
separado, no e!iste en otro, sino que es aquello en lo cual las otras cosas son. *a"o este aspecto el sustrato puede
ser considerado &erdadera sustancia, pero no posee “un esto” lo determinado, lo que hace que el sustrato no sea la
&erdadera ousía.
=; El ni&ersal, es lo com0n a muchos indi&iduos, no e!isten en sí, no son separados, no son sustancias.
D; La Esencia, La <orma, “el qu) es”, lo que me dice qu) es una cosa. Esto es la sustancia.
Aristóteles no se est% refiriendo a la forma separada de la materia, a una forma e!istente en sí 5esto sería
como las ideas platónicas y Aristóteles di"o que )stas no son sustancias6. 2ino que se refiere a la forma de un
compuesto, a la forma de una sustancia sensible, de una sustancia material' e"emplo el hombre, pues la forma de
hombre, es el alma intelecti&a racional.
Esto e sustancia, pero no tomada por sí solo, sino "unto a la materia, porque "unto con la materia ello es
separado, no de su materia sino de las otras sustancias. Es decir, no e!iste en otra cosa y es totalmente
determinado.
La especie “hombre”, es uni&ersal, pero la forma del hombre es singular, al Alma, es indi&idual. La forma, La
Esencia es para Aristóteles la sustancia primera. >orque ella es la causa que hace que una sustancia como el
compuesto, sea lo que es.
J; El Fompuesto de materia y forma. La materia es aquello de lo cual est%n hechos y la forma es el modo en
el que est%n organi#ados. El Fompuesto es sustancia pero no en grado sumo.
La causa formal fundamental, es la causa del 2er, la causa de la sustancialidad, es la forma de la sustancia
en sentido primero. La causa formal, es la forma propia de cada sustancia indi&idual. El principio que hace
efecti&amente que el hombre sea &i&iente es el Alma, )sta es la forma, es decir el modo en el que est% organi#ado el
cuerpo &i&iente, es decir su capacidad de funcionar.
La <orma es el Alma, entendida como el principio de &ida, Aristóteles define el Alma como el acto primero de
un cuerpo org%nico que tiene &ida en potencia, lo que quiere decir la capacidad de &i&ir, poseída por el cuerpo
&i&iente.
Libro VIII, Eta.
2e habla de la sustancia y de los principios de la sustancia, Materia y <orma pero &istos en perspecti&a
din%mica es decir como potencia y acto. 3; La Materia es la >otencia, lo que puede recibir la forma, lo que puede ser
determinado seg0n una forma. =; La <orma es el acto, es la e!istencia de una cosa determinada.
Libro IX, +heta.
En este libro Aristóteles e!pone la doctrina de la potencia y del acto. 7e esta doctrina no hay huellas en la
filosofía precedente.
>otencia y Acto se pueden entender en = sentidos.
3;n primer significado es desde el lengua"e com0n, es el relati&o al mo&imiento9 >otencia en griego es
“*'namys” y significa capacidad de mo&er o de ser mo&ido, entonces es principio de mo&imiento 53PJO b DO' 3PJM
a=6.
Luego los escol%sticos lo distinguen en9 a(>otencia acti&a9 capacidad de mo&er. *( >otencia pasi&a9
capacidad de ser mo&ido.
8especto de este concepto de >otencia, el concepto correlati&o de Acto es el mo&imiento.
A9 La >otencia es capacidad de mo&imiento, el Acto es el mo&imiento, GWnXsis en griego 53PJN a DP (D=6.
*9 La palabra acto, energ)ia, no se encuentra antes de Aristóteles, pero no es un t)rmino t)cnico, es el
mo&imiento en el sentido com0n
9
=;9 un segundo significado es el que interesa a la filosofía.
A9 >otencia no es sólo capacidad de mo&imiento, sino capacidad de ser.
*9 Acto, es el 2er, el subsistir, el e!istir de la cosa.
Fuando una cosa es en potencia, quiere decir que puede e!istir, pero a0n no e!iste' en cambio cuando es en
acto, quiere decir que e!iste.
En este 0ltimo significado, el m%s filosófico, potencia y acto no son definibles porque son coe!tensi&os con
todo el 2er, puesto que definirlos sería delimitarlos, como tampoco es definible el concepto de 2er. Ellos se aplican a
todas las categorías, pero siendo la sustancia la primera de ellas, los significados m%s fuertes de potencia y de acto
son los que se refieren a la sustancia, es decir el poder ser sustancia y el ser sustancia en acto.
Aristóteles hace otra distinción a propósito del acto9 a( como mo&imiento, b( como ser potencia efecti&a. Estos
dos significados pueden ser aplicados tambi)n a las acciones9 3( acciones que son mo&imiento, son las que tienen un
fin di&erso de sí, e".9 el adelga#ar, es un mo&imiento, indica cambio. Es un acto imperfecto, porque no contiene en sí
su fin, sino fuera de sí, la delgade#, =( Acciones que tienen el fin en sí mismas e". El &er o el pensar9 ambas son
acciones que tienen al fin en sí mismas.
1ay un proceso continuo, en el cual yo no paso de un estado de quietud a mo&imiento, hay continuidad. Este
es un Acto perfecto porque tiene en sí su fin 53PJK b == ( DO6.
Esta distinción es importante en el momento en que Aristóteles cuando deba determinar en qu) tipo de acto
consiste el 3; motor inmó&il, el cual, siendo inmó&il, no puede tener como acto el mo&imiento y entonces, deber%
tener una acti&idad, el pensamiento.
+tro punto que toca Aristóteles es este libro .B es el de anterioridad de acto respecto de potencia. ?En qu)
sentido el acto es anterior a la potenciaA Lo dice en &arios sentidos9
3; 7esde el punto de &ista de la noción. ,o puedo tener la noción de >otencia sino refiri)ndome primero a la
noción de Acto. >ara decir qu) es una cosa en potencia, yo debo saber en primer lugar, qu) es esa cosa en acto
53PJK b 3M - 3N6.
=; 7esde el punto de &ista del tiempo. 5,o en el indi&iduo singular, en )l 3; &iene la potencia y luego el acto.
>otencia precede en el tiempo al acto cuando uno se refiere al indi&iduo singular6. 2i uno se refiere a la especie y a la
causa por la cual se da el pasa"e de potencia al acto 53POP a = - D6 lo que hace pasar cualquier cosa de la potencia al
acto es una causa eficiente, la cual debe ser ya en acto, debe e!istir, no puede ser sólo en potencia. $oma sus
e"emplos del mundo &i&iente, el tipo de mo&imiento, de cambio que m%s le atrae es el de la generación y corrupción.
2eres &i&ientes mortales, plantas, animales y hombres. La generación se asiste al emerger de una forma, es
un pasa"e de la potencia al acto, El preguntar debe ser ya en acto para poder permitir la forma. >ues el acto precede
a la potencia. La corrupción se asiste al destruirse una forma.
D; Las cosas eternas, son en cuanto a la entidad, anteriores a las cosas corruptibles y nada que es en
potencia es eterno. En el cielo e!isten los astros, los cuales se mue&en eternamente 5mo&imiento circular6, Estos son
para )l seres en acto y si estos e!isten desde siempre, esto nos dice que el acto ha e!istido siempre. Los astros
inter&ienen 5se &e la dependencia de la &ida terrestre de los fenómenos celestes6' el sol es la causa de la &ida, una
de las causas de la generación. Esto nos acerca a lo que nos dir% en el Libro B.. como causa eficiente un primer
motor inmó&il, en cuanto motor de los astros.
Libro X, Iota.
Este Libro tiene como tema general lo “no” y “lo M0ltiple”. 7e alg0n modo parece que Aristóteles con este
tema, interrumpe la in&estigación de las causas primeras del ser en cuanto ser.
1ay = moti&os por los cuales )l siente la necesidad de hablar de lo no y Lo M0ltiple. >rimero no nos
ol&idemos el conte!to histórico en el que est% operando. :l pro&iene de La Academia de >latón. 2eg0n los discípulos
de >latón, Espeusipo y Ienócrates, el uno y lo m0ltiple son los principios de todas las cosas. Entre los continuadores
de >latón se encuentran diferencias. Espeusipo 5sucesor directo de >latón6, abandona la doctrina de las <ormas
5.deas6 y las sustituye por los n0meros matem%ticos y, de los n0meros dependen las cosas sensibles. Ienócrates,
sucesor de Espeusipo, la &erdadera realidad es una especie de síntesis entre los n0meros matem%ticos 5afirmados
por Espeusipo6 y las <ormas 5.deas6, sostenidas por >latón. 2eg0n Espeusipo, la &erdadera realidad, la ousía, el ser
en sentido fuerte, est% constituido por los n0meros matem%ticos.
$anto para Espeusipo como para Ienócrates, los principios de esta ousía, de esta realidad en sentido fuerte,
es la &erdadera realidad' porque para los platónicos, el mundo sensible no es la &erdadera realidad, es solamente
una imagen de la &erdadera realidad, de la ousía. >ara ambos pensadores, El no y Lo M0ltiple son los principios de
la ousía. Espeusipo usa “Lo uno” y “Lo m0ltiple”' Ienócrates usa “Lo uno” y “la díada indefinida”. >or tanto no es
e!traYo que el estagirita, e!amine tambi)n lo uno y lo m0ltiple.
Aristóteles, sostendr% que el uno y lo m0ltiple 5lo id)ntico y lo di&erso6 son propiedades esenciales del ente en
cuanto ente, es decir pertenecen a todos los entes. >or estos dos moti&os, porque eran considerados principios de la
ousía por los platónicos y porque seg0n Aristóteles, son propiedades esenciales del ente en cuanto ente, es natural
que la filosofía primera se interese por el uno y lo m0ltiple.
$ambi)n este libro se refiere a la aporía presentada en el Libro ..., la und)cima, la cual consistía en
preguntarse si el ente y el uno son sustancias y entonces, son principios o son solamente predicados, atributos.
53POD b K ( 336. Lo cual demuestra con pleno derecho que el Libro B forma parte de la Metafísica de Aristóteles.
10
:l dice que el no se dice en muchos sentidos 53PO= a 3O ( 3M6 ?@u) es el noA 7ebemos in&estigar dos
aspectos.
3;9 ?@u) cosa es el noA ?@u) cosas tienen como su característica fundamental ser unoA
=;9 ?Fu%l es la esencia del unoA ?Fómo se define la noción de unoA 53PO= b 3 - D6.
*ien en el 3; capítulo del Libro B, Aristóteles comien#a pregunt%ndose ?Fu%l es la esencia del unoA ?@u)
quiere decir 2er unoA 8esponde que la esencia, la noción de uno es la indi&isibilidad.
La unidad indi&isible es la que sir&e como medida en el interior de cada categoría. 1ay siempre una unidad
por medio de la cual nosotros medimos una multiplicidad. La esencia del uno es ser la unidad de medida indi&isible
en la cantidad, 2er principio de los n0meros 53POD b J - L6.
>uesto que hay di&ersos g)neros de cosas, el no como unidad de medida indicar% algo di&erso seg0n el
g)nero de cosas al que se refiere. E". , la unidad de medida ser%9 un caballo, un %rbol.
En cada uno de estos g)neros, la unidad de medida es el ente indi&isible del que me sir&o para medir la
multiplicidad.
Aristóteles conduce así, la noción de no al %mbito de las matem%ticas, a lo cuantitati&o, casi
e!clusi&amente. Entonces, se ale"a de la posición platónica del no que lo hacían principio de la realidad. El uno es
reconducido por )l a la función de unidad de medida en el %mbito de la cantidad, pues sir&e para medir los n0meros y
las cantidades, las magnitudes, todo lo que se de"a medir.
>or lo tanto al preguntar ?@u) es la esencia del noA @uiere decir el no considerado por sí.
La otra pregunta ?de cuales cosas nosotros predicamos el noA El no como el 2er, se predica de todo, de
cualquier ente. $odo lo que es, es tambi)n no 53PO= b =O6.
El Ente y no son coe!tensi&os. ,o tienen la misma esencia. >ero Ente y no tienen la misma e!tensión, El
no &iene a 2er, "unto con el Ente, el predicado m%s uni&ersal. Esto, en el lengua"e de la escol%stica ser% llamado
trascendental, porque trasciende cada una de las categorías. $ambi)n en la escol%stica ser%n trascendentales9 no,
2er, lo /erdadero, lo *ueno, lo *ello. 2iendo coe!tensi&o con el ente, el uno, tendr% tantos significados cuanto
tendr% el Ente 5las categorías6. $ambi)n el no es 1omónimo relati&o.
Aristóteles se plantea aquí la aporía 334. ?El Ente y el no son sustancias, como sostenía >latón, o son en
cambio, atributo o predicado de otra cosaA 53PP3 a J - L' 3POD b K (3O6. La respuesta de Aristóteles es que no son
sustancias son predicado de otra cosa' no subsisten por sí. ,o e!iste y no puede e!istir, seg0n Aristóteles un Ente
una sustancia, una ousía que sea el 2er por sí o el no por sí, es decir, no e!iste ninguna sustancia que tenga como
esencia el 2er o el no.
En el momento en el que Aristóteles dice que no hay un no, un 2er en sí, )l propone, en apoyo de su tesis,
los argumentos con los cuales ha criticado la doctrina de las ideas de >latón, a saber, el argumento por el cual los
uni&ersales no pueden ser sustancia, sino predicados. El no y el Ente son uni&ersales, son los predicados m%s
uni&ersales de todos, no pueden ser sustancia. Adem%s de ser uni&ersales, ellos se dicen en muchos sentidos, es
decir, son intrínsecamente m0ltiples, entonces no pueden ser sustancia' no hay un no ni un Ente por esencia.
7esde el punto de &ista histórico, ha habido tentati&as de conciliar la metafísica platónica con la aristot)lica,
pero, ateni)ndose a los te!tos, se debe reconocer que )stas son dos metafísicas di&ersas entre sí.
Iunto con el uno, el libro B trata tambi)n lo m0ltiple y tambi)n trata las formas del no y de lo M0ltiple, )stas
son9 a( id)ntico y di&erso, b( seme"ante y deseme"ante 5%mbito de la cualidad6, c( igual y desigual 5%mbito de la
cantidad6. $odos aquellos predicados que son coe!tensi&os con el 2er y el no 53POJ a =K ( D=6.
Fada cosa es id)ntica a sí misma y di&ersa de las dem%s' se puede decir que id)ntico y di&erso compenetran
toda la realidad.
Libro XI Kappa.
Ante todo, est% di&idido en dos partes9 la primera que ocupa los L primeros capítulos es un resumen de los
libros ..., ./ y /. y, en la segunda parte es un resumen de algunas partes de la física, aquellas que tratan del
mo&imiento y del fin. >or esta ra#ón, a partir del siglo B.B se ha dudado de su autenticidad.
Herner Iaeger ha lle&ado a cabo un traba"o para mostrar su autenticidad, sir&i)ndose de su hipótesis se la
e&olución del pensamiento del estagirita. >iensa que )ste Libro representa una primera redacción de aquellas partes
de la metafísica que luego habría e!puesto completamente al elaborar los Libros ..., ./ y /.. >ara )l es una
formulación anterior en el tiempo, de la segunda parte no proporciona e!plicaciones.
>ierre Aubenque ha proporcionados argumentos en contra de su autenticidad, porque campara las doctrinas
y encuentra e!traYe#as que inducen a pensar que no puede haber sido escrita por Aristóteles.
8eale considera aut)ntico al Libro. 2us argumentos son que es oportuno resumir todo lo dicho hasta el
momento dado que el pró!imo Libro se dispone a hablar de la sustancia suprasensible. Entonces lo hace para
preparar me"or el tratamiento de )sta.
*erti, hay anomalías que re&elan que no es de Aristóteles. 2e &e que el resumen traiciona el pensamiento de
Aristóteles desde el punto de &ista doctrinal. 2e cree que es la obra de otro autor distinto, pero no muy le"ano a )l. El
Libro B., es una interpretación del pensamiento de Aristóteles. ,o es un te!to de )l.
Libro XII, Lamb*a.
11
Este libro es considerado el &)rtice de la Metafísica de Aristóteles. ,o se puede dudar de su autenticidad. 2e
sabe que $eofrasto, sucesor de Aristóteles, escribió una obra intitulada Metafísica en la cual discute sobre las
doctrinas del Libro B... El Libro B.., no cita ning0n otro libro de la Metafísica, parece ser una obra independiente.
2e presenta como una indagación de la ousía. En este Libro se da por descontado que la teoría &ersa sobre
la sustancia 5en el libro /.. había dicho que primero había que indagar el 2er, pero que teniendo el 2er muchos
significados y siendo la sustancia el primero de ellos, no hay que continuar pregunt%ndose ?@u) es el 2erA 2ino
?@u) es la sustanciaA6 y se buscan los principios y las causas de la sustancia.
Los primeros cinco capítulos se habla de los principios y de las causa de las sustancias sensibles' en los
0ltimos cinco, se habla de la e!istencia de sustancias suprasensibles. 2e cubre la gama posible de las sustancias.
?>orqu) aquí, en el libro B.., )l rehace enteramente esta in&estigación, como si no hubiese sido hecha
nuncaA 5Qa en el libro /., /.. y /... había tratado acerca de la sustancia sensible, los principios y causas6.
Fonsideran los estudiosos que el libro B.. originariamente, no formaba parte de la Metafísica, sino que era un
libro independiente. En los antiguos cat%logos, la Metafísica es una obra de 3P libros, no de 3J. 2i sacamos ..' /' B. y
B.. encontramos la Metafísica de 3P libros.
El Libro B.. es una obra independiente “sobre la sustancia”, su contenido es ciertamente la filosofía >rimera,
la in&estigación sobre los primeros principios de la sustancia.
*erti est% de acuerdo con Iaeger en que el Libro B.. es un libro "u&enil, precede a los otros libros de la
Metafísica. >ara Iaeger, )ste es el primer esbo#o de toda la Metafísica y luego fue desarrollando los otros libros
formando la Metafísica originaria. Free que lo mismo pasa con .., este libro era la introducción a una precedente
edición de la Metafísica, lo cual sería B...
En el 3; capítulo Aristóteles dice9 “buscamos los principios de la sustancia” 53PMK a DP6. Los g)neros y tipos
de sustancia.
3;9 Las sustancias mó&iles y corruptibles, son los cuerpos terrestres, plantas y animales.
=;9 Las sustancias mó&iles y eternas 5no corruptibles6, Los cuerpos celestes9 el sol, la luna, las estrellas, los
astros.
D;9 Las sustancias eternas e inmó&iles9 de este se debe demostrar la e!istencia.
El tercer g)nero de sustancia, inmó&iles, seg0n algunos, son las <ormas 5.deas6, seg0n otros, son los
n0meros y otros son las ideas n0meros 53PMK a DJ ( DM6.
La e!istencia de sustancias inmó&iles, en el tiempo de Aristóteles, era admitido por muchos. ,o por los
filósofos presocr%ticos, los cuales no admitían nada inmó&il, solo >arm)nides decía que el 2et era inmó&il.
>or tanto, el Libro B.. es sobre los tres g)neros de sustancia. Los m%s antiguos comentadores han hablado
de “la teología” de Aristóteles, como si el Libro B.. tu&iese por ob"eto sólo el tercer g)nero y )ste fuese 7ios.
El 3; comentador en la antigZedad es Ale"andro de Afrodisia entre el ..; y ...; siglo d.F.
Las sustancias sensibles est%n su"etas a mo&imiento y para e!plicar el mo&imiento, no bastan dos principios
contrarios entre sí, sino que es necesario tambi)n un sustrato, un su"eto material, que pase de un estado de
pri&ación, es decir de carencia de forma, a un estado de posesión de la forma. Entonces, los principios que e!plican
el de&enir de la sustancia sensible son tres9 a( 2ustrato, Materia' b( >ri&ación' c( <orma 53PMK b D= ( DJ6.
Adem%s, agrega, es necesario otro principio, que haga pasar el sustrato de la pri&ación a la forma o bien de
la potencia al acto y este cuarto principio es la causa eficiente 53PMK b DO' 3PNP a 36.
Luego dice que estos principios son muchos, puesto que cada cosa, cada sustancia sensible que cambia,
tiene sus principios, tiene su materia, su forma y su causa motri#. Estos principios, son tres de aquellos cuatro
g)neros de causa que hemos encontrado al inicio de la Metafísica' causa material formal eficiente y final, aquí no se
habla de cusa final.
Estos principios, son di&ersos para cada sustancia sensible y son id)nticos sólo por analogía 53PNP a D3 (
DD6.
La causa de Aquiles es >eleo y de ti, tu padre. Qo tengo mi forma, mi materia y t0 tienes la tuya 53PN3 a =3
(=K6. 5Analogía es identidad de relaciones entre t)rminos di&ersos' es la noción matem%tica de proporción6.
Entre los principios de la sustancia sensible, hay analogía en el sentido de que cada sustancia sensible tiene
su forma, su materia y su causa eficiente, que es di&ersa de la forma, de la materia y de la causa eficiente de las
otras sustancias. El padre de Aquiles, >eleo, es a Aquiles como t0 padre aes a ti.
El argumento del cual Aristóteles parte en esta sección del Libro B.. es la e!istencia de un mo&imiento eterno.
7e )ste ya había hablado en la física “>ero es imposible que el mo&imiento se genere o se corrompa porque )ste
siempre ha e!istido 53PN3 b M (N6.
7emostración de la eternidad del mo&imiento. 2i se generase, presupondría ya un mo&imiento antes del
mo&imiento y si se corrompiese, implicaría un mo&imiento despu)s de mo&imiento. El mismo discurso se puede hacer
para el tiempo.
El tiempo es eterno, puesto que, si se admitiese un inicio del tiempo, se debería admitir que e!iste un “antes”
de este inicio, en el cual el tiempo a0n no e!istía, pero ya al decir un “antes” se admite un tiempo' y an%logamente si
se admite que el tiempo cese, se debe admitir un “despu)s” en el cual el tiempo ya no e!iste, pero este “despu)s” es
a0n tiempo. >or tanto para Aristóteles, tanto el mo&imiento como el tiempo son eternos, han sido y ser%n siempre.
Esto desde el punto de &ista conceptual.
12
7esde el punto de &ista físico piensa que el mo&imiento eterno es el mo&imiento del cielo. La idea de que hay
un cielo que gira en torno a la tierra, conectada, con el paradigma geoc)ntrico antiguo, es para Aristóteles, la
representación sensible del mo&imiento eterno. n mo&imiento en general requiere una causa motri#.
El mo&imiento eterno del cielo tiene necesidad de un principio que sea capa# de mo&er GinXtiGon y capa# de
producir poiXtiGon. 7ice9 este principio, para e!plicar efecti&amente el mo&imiento, debe ser en acto. La causa en
cuestión debe ser actuante. >rincipio capa# de producir cambio 53PN3 b 3J ( 3M6.
2eg0n )l, Las <ormas o .deas admitidas por >latón, no tienen la capacidad de producir cambio, de producir
transformación, no son principios acti&os. En el Libro B... 53PNK b 3= ( 3O6 las <ormas no e!plican el cambio, por m%s
que >latón diga que ellas son causa del 2er y tambi)n del de&enir, sin embargo, seg0n Aristóteles las formas son
realidades, inertes, no acti&as, son ob"eto de pensamiento, son ni&ersales, eternas, inmutables, pero no son
principios din%micos, eficientes, capaces de obrar.
Aristóteles piensa que “si estas sustancias no son acti&as, no e!istir% mo&imiento” 53PN3 b 3N6 y a0n “no
basta tampoco que ella sea en acto, si su sustancia implica potencia” 53PN3 b 3L6.
Aristóteles piensa aquí es otro principio con el cual >latón e!plicaba el mo&imiento, claramente e!puesto en
“Las Leyes” 5LKN b' LKK b6. 2eg0n >latón el principio de todos los mo&imientos era el Alma del Mundo, pero )sta
estaba ella misma en mo&imiento, era semo&iente, era causa del mo&imiento, pero no era inmó&il.
Aristóteles toma en consideración todas las soluciones que los platónicos han dado al problema del
mo&imiento. 3; Las <ormas son inmó&iles, pero no son acti&as, no act0an. =; El Alma del Mundo es seguramente
acti&a, pero no es inmó&il, se mue&e a sí misma.
Aristóteles dice que, si el Alma se mue&e, quiere decir que ella misma pasa de la potencia al acto, puesto que
para )l el mo&imiento es siempre un pasa"e de la potencia al acto.
Ahora bien, en las <ormas no hay potencia, pero tampoco e!iste la capacidad de mo&er, pero hay potencia.
Q bien dice Aristóteles, un principio que contenga en sí potencia, no puede e!plicar el mo&imiento eterno.
1ay que entender el concepto de potencia9 es tanto la capacidad de hacer como de no hacer, la capacidad de
ser y de no ser, la >otencia es siempre >otencia se los contrarios.
>or tanto admitir un principio semo&iente es admitir la posibilidad de que el cielo, en alg0n momento, no sea
mo&ido. >or esto es absurdo, pues el cielo se mue&e eternamente, de modo continuo, sin interrupciones, sin pausas,
por lo cual se hace necesario para e!plicar este mo&imiento, un motor que sea en acto, que no tenga en sí nada
potencial.
En consecuencia, Aristóteles admite la e!istencia de una sustancia inmó&il 53PN= a =J ( =M6, su misma
esencia es acto. A los int)rpretes de Aristóteles les gustaba mucho esta doctrina, de alg0n modo se inspiraban en las
grandes religiones monoteístas, pero tambi)n les creaba problemas. Les gustaba la idea de admitir un principio
inmó&il, puro acto del cual depende todo lo que hay en el uni&erso.
Aristóteles piensa que de aquel principio “dependen el cielo y la naturale#a” 53PN= b 3D ( 3J6.
La naturale#a depende de los mo&imientos del cielo y entonces depende del principio primero de todos, to
proton pontón, que mue&e todo Ginoun panta 53PNP b DO6, porque mo&iendo el cielo, )l mue&e, es decir, in&olucra en
la rotación del cielo, todo el uni&erso, entonces es un principio que mue&e todo.
?Fómo este motor mue&e el cieloA 53PN= a =M ( =N6. Mue&e como el ob"eto del deseo y como el ob"eto de la
intelección, es decir sin ser mo&ido. Aquí hace referencia al 7e Anima 5JDD b 3O ( 3N6, donde el D; Libro, dice que el
deseo es mo&ido por el ob"eto deseado. Lo mismo se puede decir del ob"eto de intelección. La intelección es un
mo&imiento que yo lle&o a cabo, a tra&)s del cual yo me apropio de alg0n modo de la forma inteligible del ob"eto,
entonces el ob"eto inteligible mue&e mi intelecto hacia )l.
El ob"eto del deseo y el de la intelección mue&e permaneciendo inmó&iles, por tanto, es posible que alguna
cosa mue&a a otra permaneciendo inmó&il. La interpretación de este pasa"e es que el motor inmó&il es causa final.
>ero Aristóteles en el capítulo anterior di"o que era causa eficiente, porque si para e!plicar el mo&imiento eterno del
cielo, bastara una causa final, bastarían las <ormas de >latón. >or tanto no sería necesario introducir un motor
inmó&il, toso acto que e"ercite actualmente su capacidad de mo&er.
*erti cree que la interpretación de causa final no es la m%s satisfactoria. Free que cuando se refiere al ob"eto
del deseo, al ob"eto de intelección, se sir&e como de una comparación para mostrar que hay posibilidad de mo&er sin
ser mo&ido. >ues en este Libro B.., no nos encontramos frente a la situación descripta en 7e Anima' allí, el deseo se
mue&e y alcan#a el bien practicable, reali#able, como es siempre, para Aristóteles, la causa final, el fin de las
acciones.
Aquí es donde sus int)rpretes han introducido el concepto de imitación, han dicho que el cielo desea el motor
inmó&il, querría imitarlo. 2i el motor inmó&il es inmó&il, debería ser inmó&il tambi)n el cielo, pues )sta debería ser la
me"or imitación, en cambio, el cielo no lo imita permaneciendo inmó&il, sino que lo imita mo&i)ndose 5*erti6. 1an
dicho que el cielo se mue&e, pero imita al motor inmó&il con el mo&imiento circular, el cual se aseme"a m%s que
cualquier otro a la inmo&ilidad. >ero no se &e cómo el cielo puede alcan#ar su fin.
Es difícil entender que quería decir e!actamente Aristóteles cuando dice que el fin puede estar tambi)n en las
realidades inmó&iles. >robablemente quiere decir que el fin puede ser una realidad e!istente en sí y no hay duda de
que el motor inmó&il, si es fin lo es no como acción, sino como sustancia que e!iste ya por sí.
13
Luego Aristóteles dice que el ob"eto en cuestión mue&e como ob"eto de amor9 Ginei h[s eromenon 53PN= b D6.
>or esto los int)rpretes han dicho, el motor inmó&il es amado. En griego puede traducirse la frase como “mue&e como
amado”. Esto puede querer decir “porque es amado en cuanto es amado”, pero puede significar tambi)n como lo que
es amado, sin implicar que precisamente )l sea amado' en tal caso, )l mue&e del mismo modo en el cual mue&e lo
que es amado.
*erti tiene la impresión de que esto es una met%fora, una comparación porque h[s nos permite traducir
“como” es decir “del mismo modo que”. Luego Aristóteles dice que el motor inmó&il es acti&idad de pensamiento
53PN= b 3L ( =36. 2u modo de ser, su diagogX, el modo como transcurre el tiempo, como se pasa la &ida, es placer
hed[nX 53PN= b 3J ( 3M6. >or consiguiente, puesto que para nosotros, la acti&idad m%s placentera que hay es el
pensamiento, 2i la acti&idad del motor inmó&il es placer, deberíamos admitir que esto es pensamiento, por el hecho
de que es placer. 2eg0n Aristóteles, :tica ,icomaquea 5alfa J, 33NJ b D3 ( DD6 el placer se produce cada &e# que se
reali#a una acti&idad que es fin en sí misma. Entonces decir que la acti&idad del motor inmó&il es placer, equi&ale a
decir que es una acti&idad que es fin en sí misma, es decir que )l la reali#a por el placer que e!perimenta al
reali#arla. La reali#a por sí, es fin en sí mismo. El motor inmó&il es fin de sí mismo, mientras que en relación con el
cielo, es motor, es causa eficiente, e"ercita en acto su capacidad de mo&er.
“El acto del pensamiento es &ida” 53PN= b =N6. >or tanto, si el motor inmó&il piensa, quiere decir que es
&i&iente y eterno, inmortal y feli# porque e!perimenta placer, entonces es un 7ios.
En el capítulo /... del Libro B.. Aristóteles se pregunta ?este principio, este motor inmó&il, es uno o son
muchosA 53PND a 3J6. Aquí nos introducimos en astronomía antigua ?Fómo se e!plican los mo&imientos irregulares
de los planetasA Aristóteles llegó a la siguiente conclusión, si hay OO esferas que se mue&en cada una con un
mo&imiento eterno, cada una necesita un motor inmó&il propio' entonces hay OO motores inmó&iles 53PNJ a 3P (3N6.
7espu)s, precisa que entre todas estas esferas hay una que es la primera, la que comprende en sí el
uni&erso entero. >ara Aristóteles, el uni&erso es finito y es de forma esf)rica y no puede m%s que ser uno 53PNJ a
D36. Esta esfera primera, en cuanto es primera y mue&e todas las otras, requiere que su motor sea primero respecto
de todos los motores de todas las otras esferas. Los motores inmó&iles, son inmateriales, son puro acto. 2i son
m0ltiples y distintos uno del otro, cada uno deber% ser una especie di&ersa. >ues el 3; motor inmó&il, es primero y
0nico en su especie "ustamente porque es inmaterial y porque en esa especie sólo la materia podría distinguir
muchos de ellos.
El primer motor inmó&il se piensa a sí mismo, puesto que debe pensar la cosa m%s ele&ada que haya y
puesto que no puede pasar de la potencia al acto. Es un pensamiento que conoce todo de sí, es pensamiento de
pensamiento. *erti dice que el 3; motor inmó&il, es causa de todo, conoci)ndose a sí mismo, conoce la causa de todo
y esto quiere decir tener la ciencia de todo.
8ecuerden que en el Libro .., Aristóteles dice9 la ciencia de las causas primeras es una ciencia di&ina y es
di&ina en dos sentidos9 3; tiene a 7ios como ob"eto, =; Es poseída por 7ios sobre todo o solamente 5KLD a O ( 3P6. :l
posee la sabiduría. Entonces, 7ios tiene la ciencia de las causas primeras. El no conocer las cosas como diferentes
de sí mismo, puesto que esto comportaría potencialidad, las conoce como causadas por sí mismo.
El 0ltimo capítulo concluye con la pregunta ?Fu%l es el bien supremoA 53PNO a 33 (3=6. Este puede ser a( o
bien el orden del uni&erso, es decir un bien inmanente, b( o bien la causa de este orden, el 3; motor inmó&il, que es
un bien separado o trascendente.
>or lo tanto el bien supremo es separado 5no e!isten en otro, sino que e!isten por sí6, es decir, el 3; motor
inmó&il 53PNO a 3J ( 3O6.
El Libro XIII, My.
1emos dicho como debe ser una sustancia inmó&il, debe ser como el motor inmó&il, acto puro, pensamiento
de pensamiento, pero no podemos ol&idar los discursos hechos por los otros filósofos sobre las sustancias inmó&iles,
estos son los acad)micos9 >latón, Espeusipo y Ienócrates. Los = 0ltimos libros est%n dedicados a una e!posición y
discusión, a una crítica hacia ellos, hasta tal punto que Aristóteles llega a decir que ellos, reduciendo las formas a
n0meros, han transformado la filosofía en matem%tica.
2eg0n Aristóteles, los n0meros 5los ob"etos de la matem%tica6 no son substancia' son ciertamente inmó&iles,
pero no son sustancia. 2on aspectos, atributos de las sustancias físicas, es decir los cuerpos por e".9 el ,; 3P e!iste
cuando hay die# ob"etos, die# hombres y nosotros cont%ndolos decimos, )stos son die#. Lo mismo &ale para las
figuras geom)tricas9 no e!iste el tri%ngulo ni el rect%ngulo, un rect%ngulo es la forma de )sta mesa, del cuerpo físico.
Esto es la figura para Aristóteles' no es una sustancia' es un atributo y entra en la categoría de la cantidad.
En cambio los acad)micos, identifican las realidades inmó&iles con los n0meros, con los ob"etos
matem%ticos. >ara >latón, los n0meros son realidades independientes, algo que no se reduce al mundo sensible.
Luego Aristóteles toma en consideración la doctrina platónica de las formas 5ideas6, tal cual como había sido
e!puesta en el Libro .. En ese Libro habla de aquellos que sostienen la doctrina de las formas, Aristóteles, usa la 34
persona del plural y dice nosotros 5KKP b K, 33, 3M, =D' KK3 b N6, mientras que en el Libro B..., el discurso es id)ntico,
pero modifica la 34 persona del plural por la D4 del plural9 Ellos sostienen las ideasS 53PNK a O, N, 3=, =P' 3PLP a M6.
Herner Iaeger comenta que ambos libros pertenecen a )pocas di&ersas. . ha sido escrito cuando Aristóteles
era miembro de la Academia y el Libro B... cuando ya se había ido y habría formado su propia escuela El Liceo.
El Libro XIV, ,y.
14
Aristóteles critica en )l los principios de los cuales los acad)micos deri&an las .deas y los n0meros, es decir el
no y La 7íada .ndefinida. Aristóteles dice que los platónicos han puesto estos dos principios, porque consideraban
que los principios debían estar entre los contrarios 53PLN b =K ( D36. La idea de que en mundo deri&a de = principios
est% ligada a la /isión *iomorfica 5Los seres &i&ientes son todos generados por = progenitores de se!o opuesto6.
La idea de que los principios deben estar entre los contrarios estaba difundida en muchas religiones y
filosofías. La crítica de Aristóteles es que no bastan loa contrarios para e!plicar la realidad, se requiere tambi)n un
sustrato, es decir, algo que pasa de un contrario al otro 53PLN b 3 ( J6. El error de los platónicos ha sido creer que
bastaba admitir dos principios opuestos y ellos no se han dado cuenta de que se requiere la sustancia. Esta es
necesaria para e!plicar el de&enir, la realidad.
Aristóteles dice que estos principios deben ser muchos, di&ersos para cada cosa9 para )l el no y la 7íada
son los precursores de los conceptos de materia y forma9 3; el no es la forma, es el principio que determina, es lo
que es inteligible, =;9 la 7íada, la materia es lo que es determinado, principio pasi&o de la multiplicidad.
+bser&a Aristóteles que los platónicos han entre&isto, a tra&)s de estos = principios, la materia y la forma,
pero se han equi&ocado al creer que ellos eran los mismos para todas las cosas, mientras que cada cosa, tiene su
materia, su forma, su causa motri# y su causa final 53PK= b =D ( =O6.
$odos estos principios son m0ltiples e id)nticos por analogía, es decir, cada cosa tiene sus principios, pero la
relación que hay entre los principios y la cosa de la cual son principios es siempre la misma. El motor inmó&il es el
0nico principio que es tal no por analogía, sino como principio de todo, siendo este un indi&iduo. El 3; motor inmó&il
es un indi&iduo, aunque no es la indi&iduali#ación particular de una especie, porque )l es su especie, es indi&iduo y
especie al mismo tiempo, pero es un principio indi&idual y es el mismo para todos no por analogía, sino como
num)ricamente uno.
La estructura unitaria es garantía de la idea de que se deben in&estigar las causas primeras en el interior de
los J g)neros9 )sta permanece desde el principio hasta el final. Este es el sentido de la Metafísica, ella es una
“aitiología” para 8eale y para *erti es “>rotología”, una in&estigación de las realidades primeras, da las causas
primeras, con la conciencia de que las realidades primeras, no se condensan todas en el primer motor inmó&il' :ste
es la 34 de las causas eficientes. Iunto )l, es necesario reconocer la e!istencia de una causa primera material, pero
siempre precisando que no e!iste por sí sola, no e!iste separadamente, sino que e!iste siempre "unto a una forma.
A9 las causas primeras materiales son9 agua, aire, tierra, fuego y )ter 5elemento incorruptible del cual estaban
hechos los cuerpos celestes6.
*9 E!isten las causas primeras formales y son la forma de cada sustancia. >ar el hombre es el alma
intelecti&a.
F9 La causa final es el fin de cada realidad, que es su bien, en el hombre es su felicidad.
79 La causa eficiente primera es el 3; motor inmó&il.
>or todo esto 0ltimo, en opinión de *erti, no se puede decir que toda la Metafísica de Aristóteles es una
teología, sino que ella es una ciencia que es tambi)n teológica, porque comprende tambi)n la indagación sobre 7ios,
pero no se agota solamente en ella.
En Aristóteles no est% la idea de una causa total, aunque como causa motri#, el motor inmó&il, mue&e todas
las cosas.
El cielo de las estrellas fi"as in&olucra en sí, en su mo&imiento, el uni&erso entero y por eso el motor inmó&il
del cielo de las estrellas fi"as 5esfera eterna6, que es el 3; motor inmó&il, es de alg0n modo motor de todo. >eo
Aristóteles dice que )l no es la 0nica causa, pues son necesarias tambi)n las otras.
15