You are on page 1of 5

Universidad Nacional de Mar del Plata Septiembre, 13 del 2004

Facultad de Humanidades, Ctedra! Filoso"#a $nti%ua& Historia de la Filoso"#a $nti%ua
'(os or#%enes del Pensamiento )rie%o* $utor! +ean Pierre ,ernant, -ditorial! -U.-/$0 1123
Debemos comenzar ubicando el tema geográficamente en el Mar Egeo, reunión de tres continentes: Europa
Asia y Africa.
1-Aunue en el segundo milenio !-"### A.$.% el mediterráneo no marue una fractura entre &riente y
&ccidente. El mundo egeo y la pen'nsula griega se relacionan sin discontinuidad (tnica y)o cultural entre: Anatolia,
las $'cladas y las Espóradas, *odas, $ilicia, $+ipre, la costa norte de ,iria con la Mesopotamia e -rán. $reta se
separa del cicládico y construye en .esto, Malia y /nosos su primera ci0ilización palatina !-"###-11##% orientada
+acia la Mesopotamia y Egipto.
Entre los a2os -"### y -13##. -rrumpe en la 4recia continental una población con +ac+as de guerra, armas de
bronce y su cerámica miniana gris, rasgos ue caracterizan la ruptura con la edad anterior !la +eládica antigua%,
1%son los in0asores Minios ue 0endrán de los 5alcanes o de *usia meridional, antepasados griegos indoeuropeos
ue en oleadas sucesi0as se situarán en la 6(lade, las islas, el litoral de Asia Menor y +acia el Mar 7egro y llegarán
a constituir el mundo griego tal como en la edad +istórica. 8n empu9e igual se produce con el empu9e de los "%6ititas
indoeuropeos +acia el Asia Menor: ambos pueblos !1y "% tienen afinidades a ambos lados de la costa del
Mediterráneo como por e9emplo la de +aber domesticado el caballo, !:roya ;-- a% ue sir0ió para la leyenda (pica de
6omero, o la conducción del carro. <os minios mezclados con la población local de origen asiática entraron en
contacto con la $reta minoica tras la reconstrucción de los palacios destruidos por primera 0ez +acia 11##= se +a
iniciado la cretización progresi0a del mundo mic(nico ue culminará, despu(s de 1>?# en una ci0ilización palatina
com@n a las islas y a la 4recia continental= estos aueos o mic(nios tendrán una gran fuerza militar ue supone un
estado centralizado eAtendido y poderoso en ue los aurigas con sus carros estarán sometidos a una autoridad
@nica, esto sabido por el desciframiento de la escritura lineal 5 !escrita sobre ladrillos crudos ue el incendio de los
palacios +abr'a cocido y as' conser0ado%, entonces podrán establecerse en el palacio de /nosos y ocuparlo +asta su
destrucción en -1>##. <a eApansión mic(nica desde el siglo BC-; al B C-- lle0a a los aueos a ocupar el Mediterráneo
oriental, testimoniada en Mileto, $olofón, $laros, <esbos, al norte :róade $ilicia, Danfilia= al sur $+ipre, $reta y
*odas, los aueos penetran +asta .enicia, 5iblos y Dalestina. En toda esta región se elabora una ci0ilización com@n
$+ipriomic(nica con escritura.
"-<a 0ida social se centra sobre el palacio, su econom'a designada como Dalatina con un rey ue concentra
el poder y en su persona re@ne todos los elementos del mismo, de la soberan'a, pol'tico, religioso. Dor intermedio de
los escribas, clase social profesional ue contabiliza en sus arc+i0os las posesiones !tierras, ganado escla0os, oficios
contribuciones, le0as de +ombres, tasas, etc.% y una 9eraru'a de dignatarios e inspectores, el rey controla toda la
acti0idad económica y social, ue algunos llamaron monaru'a burocrática pero en realidad en esa administración
+ay una sumisión al poder real y los funcionarios son ser0idores del rey no del estado. <a ci0ilización palatina de
$reta les +a ser0ido de modelo.
El testimonio de las tablillas +a ser0ido para descifrar el modelo de la corte y el palacio= en la cima se +alla el
rey con el t'tulo de Ea-na-Fa, ánaA, GanaA, con la autoridad pol'tico-militar-religiosa, asociado a la clase sacerdotal
es la función religiosa de los reyes, recuerdo ue +a sobre0i0ido ba9o una forma m'tica la del rey di0ino, mago, se2or
del tiempo, dispensador de la fertilidad, ue renue0a su poder cada nue0e a2os en contacto directo con Heus
!leyenda cretense de Minos en la ca0erna del -da.%
Al lado del GanaA el segundo persona9e es el la-Ga-ge-tas, representa al 9efe del pueblo en armas, el grupo
de los guerreros los +epetai, con una 9eraru'a siempre subordinada al rey.
En el campo pro0incial, en las tierras, aparece el persona9e ue lle0a el t'tulo ue +ubi(semos traducido por
rey, el pa-si-re-u, el basil(us +om(rico, ue no es otro ue un se2or , due2o de un dominio rural y 0asallo del rey, ue
tambi(n 0igila las asignaciones de bronce para los +erreros, ue (l tambi(n contribuye con su cuota al palacio, con
otros ricos se2ores= y 9unto al basil(us un conse9o de ancianos Fe-ro-si-9a, gerous'a le dan una cierta autonom'a a la
comunidad aldeana ue tambi(n pro0ee de peones-+ombres de guerra !espectadores y escuc+as en silencio a los
ue tienen t'tulo para +ablar%. &tro persona9e es el Fo-re-te asociado al basil(us como prefecto de la aldea (ste como
el Ga-ge-tas e9ercer'a función militar.
Algunas conclusiones del carácter de las monaru'as mic(nicas son: 1- Aspecto belicoso, el GanaA se apoya
en una aristocracia guerrera, grupo pri0ilegiado con modo de 0ida propio, sometidos al rey. "- <a comunidades
rurales pueden no depender para subsistir del palacio, lo ue posteriormente sucederá. I- <a organización del palacio
sus t(cnicas de control, 0ida, económico, social escriba, son imitación cretenses pasados al ser0icio de las dinast'as
mic(nicas ue transformando la escritura del palacio de /nosos !lineal A% la adaptan al dialecto !lineal 5%.
En la in0asión dórica con la ca'da del imperio mic(nico se destruye todo este con9unto se rompen los
0'nculos de 4recia con oriente y se forma una barrera, el sistema palatino no 0ol0erá a le0antarse, el GanaA
desaparece del 0ocabulario pol'tico, lo 0a a reemplazar el basile@s, con un 0alor local, la escritura desaparece con el
derrumbe de los palacios y los griegos la redescubrirán con los fenicios, no será solo fon(tica sino producto de una
cultura com@n, no para los arc+i0os del rey sino ue tendrá una función de publicidad, de di0ulgación para todos de
los aspectos de la 0ida social y p@blica.
I-<a eApansión de los dorios !-11?#% en el Deloponeso, $reta, *odas inauguran una nue0a edad en la
ci0ilización griega, la del +ierro sucede a la del bronce, la cerámica adopta la decoración geom(trica de9ando las
escenas animal y 0egetal, di0isión neta de las partes de la 0asi9a, eAclusión de los elementos m'ticos egeos, los
+ombres toman conciencia de un pasado diferente de (l, la cremación separa al cadá0er de la tierra= se interpone
una distancia entre los dioses y el +ombre, el rey di0ino, mago +a desaparecido. EAisten en este per'odo
transformaciones sociales el primero es el de la lengua, el 0ocabulario de los t'tulos, grados, funciones, militares,
tenencia del suelo desaparecen casi todos= los t(rminos ue persisten como 5asil(us no tienen el mismo 0alor,
persiste en las comunidades aldeanas as' como persiste la aristocracia guerrera con la ue ue se 0an a enfrentar
con 0iolencia, per'odo de turbulencias, refleAión moral y especulaciones pol'ticas ue definirán una primera forma de
sabidur'a +umana, esta ,op+'a aparece al comienzo del siglo B;-- y 4recia +ablará de sus sabios. <os problemas del
poder se plantean en t(rminos nue0os el rey no solo +a cambiado de nombre= +a cambiado de naturaleza, ni en
4recia ni en Jonia donde 0an lo colonos ue +u'an de la in0asión dórica se encuentran 0estigios de la monaru'a
mic(nica.
En lo ue se refiere a Atenas la continuidad minoica no se rompe bruscamente, testimonio de Aristóteles, nos
presenta las etapas= la arF+( noción de mando, de poder, conocedor del origen se separa de la basileia se
independiza y se 0a a definir como una realidad pol'tica y esta arF+( de arcontes elegidos por diez a2os será
delegada a2o a a2o, delimitación del poder pol'tico ue supone enfrentamiento y discusión delimitada como
magistratura. $omo contrapartida el basil(us uedara limitado al e9ercicio de ciertas funciones sacerdotales. 7o se
pone en manos de una sola persona la concentración de toda la arF+(, uno solo no domina más la 0ida social, las
funciones tendrán una distribución y una delimitación. <o ue el mito propone en relato, la +istoria y la pol'tica lo
eApondrán en forma sistemática, con un cuerpo social +eterog(neo pero integrado, aunue con conflictos de poder,
de enfrentamientos entre aristócratas. <a pol'tica, a su 0ez adopta la forma de agón: una 9usta oratoria, un combate
de argumentos, cuyo teatro es el ágora, plaza p@blica, lugar de reuniones donde se enfrentan con palabras en esta
sociedad 9eraruizada un grupo de iguales. <as eApresiones usadas por los griegos dirá ue ciertas deliberaciones
deben ser planteadas, es to koinon, ue la antigua arkhé han sido puestos, es to meson en el medio, en el centro. <a
ciudad esta a+ora centrada en el ágora sede de la hesía coiné, espacio público, donde se discute y se debaten temas
de inter(s general, se edifican templos abiertos al culto p@blico. ,obre las ruinas del palacio esa Acrópolis ue
consagrará a sus dioses, lugar sagrado, as' como en el plano profano está el ágora. Desde ue la ciudad se centra
en el ágora es ya una Dolis.
>-<a aparición de la polis constituye en la +istoria del pensamiento griego un acontecimiento su ad0enimiento
se puede situar entre el B;--- y el B ;--, el sistema predominante podemos sintetizarlo como el de la preeminencia de
la palabra +erramienta pol'tica por eAcelencia lla0e de autoridad del Estado mando y dominación, fuerza de
persuasión, todo lo ue +ay ue reglamentar está sometido al arte oratorio, lengua9e oratorio, logos, ue aduiere sus
reglas y toma conciencia de su eficacia a tra0(s de su función pol'tica.
El segundo elemento de la polis es el carácter de publicidad ue se da a las manifestaciones de la 0ida
social, lo ue antes era eAclusi0o de los basil(us a+ora se da en adelante en la discusión, pol(mica, argumentación
reglas de 9uego intelectual y pol'tico= con super0isión constante de la comunidad.
<a palabra constitu'a el instrumento de la 0ida pol'tica, la escritura en el marco intelectual será el medio de
una cultura com@n y permitirá una di0ulgación completa de los conocimientos reser0ados o pro+ibidos no estará más
en manos de los escribas al ser0icio del rey, aparecen los primeros escritos de los ue +acen p@blico su saber como
los de AnaAimandro, .erec'des o 6eráclito.
,e comprende as' el alcance ue tu0o la redacción de la ley, esto les da permanencia y fi9eza no es más de
la autoridad pri0ada, la diF(, sin de9ar de ser un 0alor ideal podrá encarnarse en un plano +umano, regla com@n a
todos y superior a todos, norma racional sometida a discusión y modificable, ue eApresa un orden concebido como
sagrado.
El proceso de di0ulgación se realizó por etapas, no sin dificultad, en el plano pol'tico cierta prácticas de
gobierno secretas se mane9an por 0'as misteriosas y medios sobrenaturales, Esparta es un e9emplo de esto
santuarios y oráculos son utilizados y reser0ados a magistrados con poder. Dero se contrapone tambi(n el culto
p@blico a las di0inidades ol'mpicas del ue de0iene una laicización de la 0ida pol'tica contrapartida como religión
oficial.
Dor lo demás en el terreno de la religión se desarrollan sectas paralelas al culto p@blico, basadas en el
secreto, cofrad'as y misterios de grupos cerrados con escalas y grados, con modos de ritos de iniciación, minor'a de
elegidos ue gozarán de pri0ilegios pero ue en este caso estarán confinadas a lo religioso particular, sin tener
poder: en este terreno aparecen los primeros sabios confundi(ndose a 0eces con ellas y la ciudad 0a muc+as 0eces
a buscarlos por lo ue representa su sabidur'a.
<a filosof'a se encuentra al nacer en una posición ambigua entre los misterios y las contro0ersias del ágora,
seg@n los momentos, medios, tendencias, organizarse en cofrad'as cerradas !pitagóricos% o los sofistas integrarse a
la 0ida p@blica para una preparación para el e9ercicio del poder y ofrecerse libremente a dar lecciones pagadas en
dinero. El filósofo titubeará siempre entre estas dos posiciones, pensará ue está capacitado para dirigir el Estado
por ser el @nico capacitado ser rey di0ino, o replegarse a una sabidur'a y una 0ida aislada con algunos disc'pulos al
margen de la ciudad.
&tro de los rasgos ue se debe mencionar en la polis es ue todos cuantos participen del estado serán
definidos como 6ómoioi, seme9antes, mas adelante en forma abstracta -soi, iguales, imagen ue en el siglo -;-
encontrará el concepto de isonom'a: igual participación de todos los ciudadanos en el poder. Estos termino: isonom'a
e isocrat'a se contraponen a monaru'a o la tyrann's, este @ltimo donde la arF+( se reser0aba para un peue2o
grupo con eAclusión de la masa En el siglo B;- la eAigencia de esta isonom'a ue dio un libre acceso del d(mos a la
magistratura= tambi(n la aparición del +oplita, auellos ue pueden costarse su euipo militar -es decir propietarios
libres ue forman el d(mos- esta democratización de la función militar Bantiguo pri0ilegio aristocrático- implica una
nue0a (tica guerrera, este soldado ciudadano ue peleaba codo a codo sin sobresalir de los demás y ue no conoce
el combate singular rec+aza la tentación de una proeza particular, el antiguo +(roe guerrero, brillante, desenfrenado,
inspirado como un dios, !6(ctor o Auileo, 6omero--l'ada%. El +oplita guerrero de masas es resultado de la
sop+rosyne: dominio completo de s' disciplinado con co+esión de grupo= -ncluso se condenan las desorbitancias,
+ybris, en la guerra K6erodóto: relato de Aristodamo en :ermóplias y en Dlatea%, como +ybris en el 0estir, la
suntuosidad, funerales, 0ida social. <o ue a+ora se obser0a es un modo de 0ida austero, reser0ado contenido y
asc(tico= se0ero.
En esparta ,-;-- el factor militar representa la nue0a mentalidad, se repudia a la riueza y se consagra
enteramente a la guerra, se cierra sobre el intercambio, se repliega sobre si misma, desde2a las letras y las artes, el
oro y la plata son pro+ibidos, se a'sla la filosof'a , el pensamiento griego no le deben nada es una ciudad de +oplitas
pero en Esparta ue permanece aferrada a clases de edades, iniciaciones guerreras +ay otros rasgos por lo ue se
adelantó a su (poca: el esp'ritu igualitario, con soldados ciudadanos, reparto de tierras en lotes, forma primera de
isomoir'a aspecto comunitario de la 0ida social, austeridad con a0ersión al lu9o, como +acer las casas y comidas en
com@n, con su doble monaru'a la de los guerreros 9ó0enes y la de los conse9eros 0ie9os, gerous'a. 7o +ay un rey
soberano, el orden es anterior al poder. <a arF+( pertenece a la ley, el ue la monopolice pone en peligro a la misma
ciudad, pero si es as' es por +aberse orientado a la guerra, la palabra en el ágora es instrumento de persuasión, de
poder, de temor ue doblega, para ellos la palabra continuara con un sentido oracular no adoptará forma de discusón
argumentación o de refutación, preferirán a la sutileza del debate las sentencias definiti0as.
?-Aristóteles en un diálogo perdido e0oca las etapas a recorrer para reconstruir la polis, luego de grandes
cataclismos ue pesan sobre la +umanidad dice: Lreorganizaron la polis e in0entaron las leyes y 0'nculos ue
ensamblan entre si las partes de la ciudadM y auel in0ento lo llaman sabidur'a, anterior a la ciencia f'sica, ue tiene
por ob9eto leyes di0inas atributos de los siete sabios !la lista de los siete es flotante% pero su función pol'tica y social
les permite conciliar persona9es rec'procamente opuestos como :ales, ,olón y Epimenides, Deriandro, 5'as. <a
tradición m'tica los +ace aparecer en momentos de crisis, en el , B;-, per'odo de turbulencias y conflictos internos
entre poblados urbanos y rurales ue los griegos 0i0ieron en el plano económico, religioso, pol'tico y moral estos de
carácter laico= au' situamos la eApansión griega en el mediterráneo en b@sueda de alimento, tierra y metal, luego
de la (poca de la 4recia aislada.
,e produce la reforma comunitaria de la sociedad para organizarla con aspiraciones comunes e igualitarias.
El esfuerzo de reno0ación religioso, pol'tico, económico y 9ur'dico aspira a restringir un l'mite a la ambición,
someterlas a reglas generales iguales para todos, la diké, ue concilia y armoniza para +acer de ellos una ciudad
unida y com@n.
Drimeros testimonios de la diFe: el asesinato de9a de ser pri0ado, de 0enganza personal, es reemplazada por
una represión organizada en la ciudad, controlada por el grupo, en el ue la colecti0idad se encuentra toda
comprometida, Aristóteles y Dlutarco consignan entre las más felices inno0aciones de la constitución soloniana el
principio en 0irtud del cual un per9uicio causado a un indi0iduo particular es en realidad un atentado contra todos.
Este concepto del +orror ue causa un cr'men da lugar a actitudes religiosas ue lo acompa2an, el despertar
religioso manifestado en las campa2as del culto dionis'aco, sectas como los órficos, dan además de una ense2anza
acerca de destino de las almas, el de su castigo en el 6ades, +erencia de la falta, reencarnaciones= se instituyen
procedimientos purificatorios en relación con las nue0as creencias, aparecen magos purificadores y en esta l'nea se
ubica la figura de Epim(nides. Dlutarco lo define como un sabio en cuestiones di0inas dotado de una sop+'a
entusiasta, promotor de ritos , llamado a Atenas para purificarla, adi0ino ue descubre el pasado con su don de doble
0ista y descubre cr'menes ignorados cuya impureza engendra la man'a, fundador de ritos y santuarios es al mismo
tiempo un conse9ero pol'tico ue ,olon asocia a su obra legislati0a, pero la figura d Epim(nides no es un testimonio
aislado, están Abaris, Aristeas, 6ermótimo, inscriptos como otros magos, religiosos, protectores o purificadores.
$uando en la polis el 9uez representa al cuerpo ciudadano y puede decidir el mismo seg@n su conciencia y de
acuerdo a la ley son las nociones mismas de prueba testimonio y 9uicio las ue se transforman radicalmente, El 9uez
debe esclarecer una 0erdad en función de la cual +abrá de pronunciarse en adelante, no pide a los testigos ue 9uren
solidarizándose con una de las partes sino ue informen los +ec+os, concepción nue0a de la prueba y del testimonio,
el proceso pondrá en 9uego una t(cnica de demostración y reconstrucción de lo plausible y probable, de deducción a
partir de indicios o se2ales y as' se contribuirá a elaborar una noción de 0erdad ob9eti0a, ue el proceso antiguo
ignoraba.
N- El cosmos +umano se organiza ba9o la austeridad como reacción al lu9o, la intolerancia, ostentación e
insolencia de los ricos, corresponde al ascetismo preconizado por ciertos grupos religiosos.
<a esencia de la riueza es la falta de mesura= es la forma ue adopta la hybris en el mundo, las fórmulas de
,olon con0ertidas en pro0erbios: Lla riueza no tiene t(rmino= la saciedad engendra la +ybris, los ue más tienen +oy
ambiciones para ma2ana, uien posee uiere más toda0'a, la riueza se tiene por ob9eto a ella mismaM.6ybris,
pleoneA'a, desmesura, opulencia, son las formas de sinrazón ue re0iste, en la edad del +ierro el orgullo aristocrático.
En contraste con la +ybris del rico se perfila la sophrosyné el ideal de ella, la mesura, templanza, t(rmino
medio, nada en demas'a, tal es la fórmula de la nue0a sabidur'a. Es en la ciudad en donde la clase media los
llamados hoy mesoc ue a igual distancia de la indigencia y de la opulencia actuará de moderadora, estableciendo un
euilibrio entre los dos eAtremos: la minor'a de los ricos ue uieren conser0arlo todo, y los despose'dos ue uieren
obtenerlo todo. El mismo ,olon en el centro +ará de moderador +ará de la polis 0'ctima de la dysnom'a un Fosmos
armónico, repartiendo a sus m(ritos respecti0os la parte ue corresponde en la arF+( a los distintos miembros ue
componen la ciudad. Dirá ,olon: L+e redactado leyes iguales para el FaFós y el ag+atós, fi9ando para cada cual una
9usticia rectaM es a tra0(s de esta laicización tan acusada del pensamiento moral ue +a podido precisarse una
imagen de una 0irtud como la sophrosyné, (sta +ará una ciudad armoniosa y concorde donde los ricos le9os de
desear siempre más, dan a los pobres lo ue les sobra, y donde la masa le9os de suble0arse en rebeld'a acepta
someterse a los ue, por ser me9ores, tienen derec+o a poseer más.
Dronto se opera una di0isión de pensamiento en dos corrientes de orientación diferente: una se preocupa por
la sal0ación indi0idual= la otra se interesa por la ciudad= de un lado agrupamientos religiosos, al margen de la
comunidad, replegados sobre si mismos en su aspiración a la pureza= del otro, medios comprometidos con la 0ida
p@blica y ue usan conceptos como sop+rosyn( para darles un contenido pol'tico nue0o una forma no religiosa sino
positi0a, como en la comunidad espartana donde aparece con un contenido social, el de la dignidad y decoro en el
comportamiento, donde el futuro ciudadano debe dominar sus pasiones para constituirse en un +ombre pol'tico.
L$onócete a ti mismo, nada en demas'a, lo me9or es el 9usto medioM obra de los sabios ue +an eApresado
en sus máAimas y poemas los 0alores impl'citos en las conductas ue deber'an lle0ar los ciudadanos.
Dara comprender u( realidades sociales recubren el ideal de sopr+rosyn( es preciso recordar las reformas
constitucionales de ,olón, ue dan un puesto a la igualdadMlo igual no puede engendrar guerraM pero se trata de una
igualdad 9eráruica, o como dirán los griegos, geom(trica no aritm(tica, proporcional, un Fosmos armonioso, en
concordia= la igualdad reside en la ley ue es la misma para todos los ciudadanos y ue todos pueden formar parte
de la asamblea.
El desen0ol0imiento del pensamiento moral y pol'tico remplazará las relaciones de fuerza por unas del tipo
racional, fundadas en la mesura y ue aspira a igualar a los tipos de intercambio ue +ay en la 0ida social, la clase
media actuará de mediadora, es la ue no uer'a ue ninguna de las otras dos clases, ricos o pobres se apoderara
de la arF+(. ,e trata de formular norma s para la ciudad ue remeden a un contrato entre partes.
<a moneda titulada reemplaza a la antigua cargada de poder afecti0o (sta tiene un control por parte del
estado tambi(n para e0itar descontroles en su uso.
<a corriente democrática 0a más le9os define a todos los ciudadanos, en cuanto tales, sin consideración de
fortuna como iguales, con todo derec+o para participar de la 0ida p@blica.
<as facciones de pobladores de las regiones mar'timas, de la planicie !los de la ciudad% y los de la monta2a
!ale9ados% constituyen otras tantas partes separadas y opuestas en luc+a abierta +asta el momento en ue $l'stenes
funda la polis sobre una base nue0a, ordenado la organización tribal en base a la geograf'a y no a parientes de una
misma sangre.
<a organización administrati0a responde a una fusión social, el calendario lunar se usa en la religión, el a2o
administrati0o se di0ide en diez per'odos de IN ó I1 d'as, repartidos entre las diez tribus, el conse9o de los
cuatrocientos se ele0a a uinientos, cincuenta por cada tribu as' forman todas la comisión del conse9o= en suma la
simetr'a, la igualdad y la reciprocidad componen un Fosmos unido y ordenado, circular y centrado= la arF+( está
armónicamente repartida, cada ciudadano es seme9ante a los demás y 0a ocupando y cediendo lugares en el circuito
ordenada y sim(tricamente en el espacio y el tiempo.
1-El ad0enimiento de la filosof'a en 4recia se2ala la declinación del pensamiento m'tico y lo comienzos de un
saber de tipo racional, en el ,-;-, en Jonia, +ombres como :ales, AnaAimandro, AnaA'menes inauguran una forma de
refleAión sobre la naturaleza una te+or'a desembarazada de los mitos de g(nesis y de alusión a los dioses, todo es
parte de una misma D+ysis.
En este conteAto se +a +ablado de un milagro griego, en Jonia, el logos se +a desprendido del mito
bruscamente= La-los filósofos 9onios +an abierto el camino ue la ciencia solo +a tenido ue seguir, o b-,er'a
enteramente falso buscar los or'genes de la ciencia 9ónica en una concepción m'tica cualuieraM escribe J. 5urnet,
A esta interpretación se opone punto por punto la de ..M. $ornford. ,eg@n (l la primera filosof'a se acerca
más a una concepción m'tica ue a una teor'a cient'fica, la ciencia 9ónica nada tiene ue 0er con su inspiración ni sus
m(todos con lo ue nosotros denominamos ciencia, no eAiste la eAperimentación. :ranspone en una forma laica y
con un 0ocabulario más abstracto la concepción del mundo elaborada por la religión, se preguntan con el mito como
se +a establecido el orden, como +a podido el cosmos surgir del caos. El cosmos se organiza mediante una di0isión
de elementos, potencias, ue se oponen, euilibran o se combinan . Entre 6es'odo !F+aos% y AnaAimandro !apeiron%
y otros, $ornford descubre 0arias correspondencias a pesar del uso de 0ocablos y sentidos diferentes, pero la
organización de sus pensamientos contin@a siendo la misma, ponen en el origen un estado de indistinción en el ue
nada aparece toda0'a, describen elmentos: agua, aire, tierra, y opuestos: seco +@medo, oscuro luminoso, caliente
fr'o, estos elementos y opuestos pueden al separarse ser el uno o el otro, pueden unirse y mezclarse para producir
fenómenos como el nacimiento y la muerte. :ambi(n además el esuema de con9unto se conser0a, están los detalles
de simetr'a, desen0ol0imientos, concordancia, persistencia de elementos m'ticos ue no +an perdido su fuerza de
sugestión, la generación seAual, el +ue0o cósmico, la separación de la tierra y el cielo, tras el apeiron de
AnaAimandro la semilla o germen capaz de engendran el fr'o y el calor y ue luego ese germen estallará y formará
los astros y el cielo.
,in embargo a pesar de estas analog'as el filósofo no se contenta con repetir en t(rminos de p+ysis lo ue el
teólogo +ab'a eApresado en t(rminos de potencia di0ina $on los milesios el problema del origen del mudo aparece
eApl'citamente planteado, al ue +ay ue responder sin misterio, de manera inteligente y debatida en la asamblea
p@blica de ciudadanos como se +ace en las polis. A pesar de una laicización de la 0ida social, la dependencia de la
filosof'a respecto de la polis se acusa igualmente en su contenido, si los milesios +an partido del mito, tambi(n +an
transformado la imagen del uni0erso, lo +an integrado seg@n un modelo más geom(trico, con nociones ue el
pensamiento moral y pol'tico +ab'an elaborado, concepción de orden y ley ue al triunfar en la ciudad +ab'a +ec+o
del mundo +umano un cosmos.
<as teogon'as, cosmolog'as y cosmogon'as griegas son relatos de g(nesis ue eAplican la aparición de un
mundo ordenado y son tambi(n mitos de soberan'a y de poder , del poder de un dios ue reina sobre todo el
uni0erso, sus luc+as y triunfos contra ri0ales y monstruos, en los dominios natural, ritual y social. <a teogon'a de
6es'odo es un canto a la gloria de Heuz rey, en estas luc+as llenas de desorden 0uel0e el orden con el triunfo del
dios, del Faos al orden, de la luz a la oscuridad, mezclados en torbellinos, 0ientos desordenados= $ornford +a
relacionado estos +ec+os con seme9anzas con ritos babilónicos , confirmada por documentos, tablillas fenicias, teAtos
+ititas en cuneiforme con lo ue el problema de la influencia sobre los mitos griegos de g(nesis por los orientales
uedan planteados en forma precisa y firme.
El establecimiento de un poder soberano y la fundación del orden aparecen como dos elementos
inseparables de un mismo drama di0ino, como trofeo de una misma luc+a, como el fruto !poder y orden% de una
misma luc+a= el ritual real, elemento ue constituye su acompa2amiento oral. El rey tiene además de dominar la
9eraru'a social, una potencia creadora, conser0adora, inter0iene en los procesos naturales ordenamiento del
espacio, crea el tiempo, regula el ciclo atmosf(rico, son aspectos de soberan'a= conser0a el mito y lo acompa2a el
rito.
En 4recia no solo la :eogon'a de 6es'odo, en su plan general, se ordena seg@n las mismas perspecti0as,
sino ue ocurre con las cosmogon'as más tard'as como las de .erec'des a uien Aristóteles califica como auel
teólogo ue +a sabido mezclar la filosof'a al mito= pero el mito contin@a centrado en su luc+a por el reinado uni0ersal
y el problema del g(nesis ueda en las teogon'as, sino impl'cito ,en un segundo plano, el mito no se pregunta como
del caos surgió el mundo ordenado, sino: Ouien es el dios soberano, uien +a conseguido reinar sobre el uni0ersoP
Es la función del mito del punto de 0ista temporal y lo ue es primero, del poder.
:res grandes rasgos dise2an dentro del cual las teogon'as griegas dise2an el mundo: 1Q el uni0erso es una
9eraru'a de poderes, análogo en su estructura a una sociedad +umana. "Q en este orden +a inter0enido un agente.
IQ el mundo está dominado por el poder de ese agente @nico, pri0ilegiado y superior a los dioses: el mito lo proyecta
como soberano de la c@spide del edificio cósmico es su monaru'a.
:ras el +undimiento de la monaru'a mic(nica, una 0ez ue +a desaparecido el sistema palatino y el EanaA,
no subsisten ya de los mitos reales más ue 0estigios cuyo sentido se +a perdido. ,e des0anece el recuerdo del rey
restauraba el orden periódico del mundo, se esfuma el 0'nculo ue relacionaba las +aza2as del rey mago y los
fenómenos naturales, todo esto +a contribuido a desprender el mito del ritual
<a declinación del mito data además desde ue los primeros sabios pusieron en discusión el orden +umano,
trataron de definirlo en si mismo, de traducirlo a la inteligencia y de aplicarle la norma del n@mero y de la medida, As'
nació y se definió un pensamiento pol'tico, eAterior a la religión, con su 0ocabulario y sus 0isiones teóricas. Dara el
griego, el +ombre no se separó del ciudadano.
Dara Aristóteles el +ombre es un animal pol'tico, si para sus o9os es un +omo politicus, es porue la razón
misma, en su esencia ,es pol'tica.
R-Dara medir la re0olución intelectual de los milesios se debe analizar la obra de AnaAimandro,la doAograf'a
nos da una 0isión más completa ue de :ales y AnaA'menes además está redactada en prosa. Es en (l donde se
eApresa con mayor rigor el nue0o esuema cosmológico ue caracteriza profunda y duraderamente la concepción
griega del uni0erso. ,u estructura geom(trica confiere al cosmos una organización de tipo contrario a auel ue el
mito le atribu'a, ning@n elemento del mundo, ni poder f'sico está sometido a un basileus y su dinast'a, ,i la tierra está
situada en el centro del uni0erso perfectamente circular puede permanecer inmó0il en razón de su igualdad de
distancia sin estar sometida a ninguna dominación de otros, la supremac'a obedece a una ley de euilibrio constante.
A la monaru'a la +a sustituido, en la naturaleza lo mismo ue en la ciudad, un r(gimen de isonom'a.
AnaAimandro concibe a la sustancia ue forma el origen, primera, distinta de todos los elementos, com@n a
todos ellos, fuente inagotable en ue todos se alimentan por igual, <a dignidad de arF+(: el ápeiron. Aristóteles nos
da la razón de esto: si uno de los elementos poseyese la infinitud ue pertenece al ápeiron, los demás ser'an
destruidos por (l. Esta argumentación aristot(lica implica un cambio radical en las relaciones del poder y del orden.
<a basileia, la monaru'a ue en el mito fundaban el orden y lo sosten'an aparecen au' como destructoras del
orden. El orden ya no es 9eráruico= consiste en la conser0ación de un euilibrio entre potencias iguales no +ay
dominante, lle0ar'an a la ruina del cosmos. ,i el ápeiron posee la arF+( y gobierna todo, es porue el ápeiron
garantiza un orden igualitario fundado en la reciprocidad de las relaciones y ue superior a todos los elementos
impone una ley com@n. Esta imagen del mundo tiene tal rigor como para imponerse un lugar com@n en el
pensamiento de los filósofos presocráticos as' como en el pensamiento m(dico, Alcmeón define la salud como la
isonom'a, el euilibrio entre poderes= la enfermedad resulta, por el contrario, de la monaru'a, de un elemento sobre
los otros, pues la dominación eAclusi0a de un elemento particular es destructi0a.
El nue0o espacio social está centrado. El /ratós, la arF+(, la dynasteia, ya no están en la c@spide sino ue
están depositados, es meson, en el centro, en medio del grupo +umano, la sal0ación de la polis. En relación con ese
centro los indi0iduos y los grupos ocupan todos posiciones sim(tricas= el ágora ue realiza sobre el terreno ese
ordenamiento espacial, constituye el centre de un espacio p@blico y com@n. Este cuadro espacial +a fa0orecido la
orientación geom(trica ue caracteriza la astronom'a griega= +ay una analog'a entre el espacio institucional en el cual
se eApresa el cosmos +umano y el espacio f'sico en el cual los milesios proyectan el cosmos natural= Dlatón en el ,-
-; se muestra conciente entre estas correspondencias: cosmos natural y cosmos espacial. El +izo inscribir en el
mural de la academia Lnadie entra au' si no sabe geometr'aM. &rientación com@n entre los griegos entre
pensamiento geom(trico y pensamiento pol'tico.