You are on page 1of 3

Los medios de comunicación: las extensiones del hombre

El graffiti en la comuna 5

En el contexto particular de nuestra observación etnográfica, elegimos en
Medellín un colectivo que permitió conocer un poco de la práctica graffiti hip-hop
en la ciudad.
Desde su inicio, el poder de la imagen ha sido fundamental cuando situamos el
graffiti como medio de comunicación. La interpretación de su contenido, ha sido
el principal recurso de la evolución del arte urbano.

Para la década de los noventa, masivamente comienzan a aparecer en las
ciudades, imágenes pintadas en los muros, con alto contenido social y
planteando una irrupción de mensajes por fuera de los tradicionales soportes
como la religión y la milicia. Estas nuevas circunstancias, hicieron del graffiti casi
el único medio especializado en comunicación a través de muros y latas de
pinturas, dando a estas herramientas condiciones de medio y posible
reproductor de ínfimos mensajes desarrollados por los artistas. Diferentes
expresiones artísticas dedicadas al uso de estas herramientas no han logrado la
efectividad que tiene el graffiti, por eso han tenido un papel secundario.

Pintar una obra de graffiti, trasmite un directo mensaje implícito y queda
condicionado, en las interpretaciones de una gran audiencia urbana. Esto el
principal antecedente, de la inmensa explosión de diversificación de contenidos
que se ha permitido este arte, hecho ocurrido a partir del cambio de siglo.

El protagonismo del graffiti en las ciudades, mejora el flujo comunicativo de
contenidos que no son abarcados en medios tradicionales. Constantemente
estos argumentos buscan aprobación entre sus espectadores. Planteando una
constante búsqueda de mensajes efectivos y de auto divulgación de propuestas.
Donde se ha ido cubriendo un déficit significativo en conceptualización que tenía
la práctica.

Particularmente en la observación etnográfica pudimos notar numerosas
respuestas producidas por los receptores ante este estímulo visual. Son diversos
los signos de rechazo o aprobación generados en las interpretaciones del
público. La influencia más directa de la renovación de mensajes, y en la
utilización de medios, es el vinculo graffitero - transeúnte, resultado de una
interrelación y de un proceso de comunicación impersonal entre 2 personas.

"Ya no hace falta tener contactos en medios para conseguir mostrar tu trabajo.
Ahora, un artista tiene la posibilidad de que, toda una ciudad critique y conozca
lo que se hace a su alrededor." (SHIFO: 2014).




Colectivo Graffiti de la 5: interacción y legitimidad.

El terreno donde las propuestas artísticas del colectivo graffiti de la 5 se han ido
nutriendo hacia la aceptación social, no han sido distintas a lo relacionado en el
aparte anterior. Pues el carácter de plataforma de comunicación independiente
de su práctica les permitió salir a la luz con nuevas versiones de arte urbano y
sus propuestas de renovación del graffiti, a través de la participación Política.

Diego Marin, subdirector en G5 lo expresa así:
"Nos dimos cuenta de que las pintadas influían a personas por fuera de los
muros a seguir nuestro arte. Caminar las calles es interactuar con nuestras
obras".

Lo primero que debimos entender a partir de la observación, es la naturaleza del
Graffiti, una práctica realizada por un grupo de personas que se apropia de su
espacio urbano de una manera clandestina, y que por eso les ha significado a
través de la historia el señalamiento de vandalismo. A pesar de este
estereotipo, el colectivo personaje del presente trabajo, ha desarrollado una
actividad artística con capacidad de generar credibilidad en las personas al
imponer el mensaje en sus obras, consecuencia de su capacidad estilística;
poniendo a los pintores de este colectivo un sitio privilegiado entre exponentes
del desarrollo urbano, y artistas reconocidos en el país.
Sin embargo, siempre habrán defectos comúnmente presentados en esta
consecuencia, la constante causal de rechazo al graffiti como medio alternativo
de comunicación. No siempre cumple con transmitir lo que desea, gracias a un
confuso y distorsionado concepto gráfico. Además de retratar realidades de
distinto orden, los medios deben permitir al receptor todas las interpretaciones
que deseen, sin dejar a un lado, la presencia de un concepto personal en el
espacio público.

Ha sido este el caso de graffiti de la 5, considerada foco del arte urbano
municipal, tanto por el trabajo de pintar como por su presencia en política.
Actualmente esta ciudad ha abierto las puertas de la legitimidad, aquí ellos
emplean su medio que les permite dar a conocer su concepto, intención o señal
de ego. E indiferente dónde trabajen, estos artistas solo deben garantizar un
nivel determinado de concepto; que cualquier "rayón" tenga incontables
interpretaciones, en una balanza por comunicar efectivamente una sensación y
la auto divulgación.








Observación etnográfica: Experiencia multiplataforma

Para la observación etnográfica realizada a la escuela Graffiti de la 5, se
utilizaron diferentes herramientas que nos acercaron a conocer la dinámica
comunicativa del graffiti y del colectivo en específico. Algunas herramientas
destacadas fueron: la investigación bibliográfica, el registro fotográfico y el
montaje de una página Web en la plataforma drupal.

Las fuentes bibliográficas dieron aspectos acerca de los significados en las
formas de comunicación, y conceptos de contexto graffiti previos a las visitas.
Entre los diferentes textos se revelaron conceptos básicos para poder aportar a
la construcción de argumentos en relación a los acercamientos de la
observación. Es el caso de "El medio es el mensaje" (Marshal Mcluhan:1964)
El autor, asegura que los medios en sí mismo, deber ser la voz y el foco de los
estudios, no su mensaje. Pues este, esta directamente atravesado por las
características del propio medio. Nos detuvimos sobre la información que trataba
el graffiti como efecto social, pues debido al diverso contenido grafico del medio,
no hallamos guía precisa para comprender la multiplicidad de mensajes en sus
pintadas.

Al pasar de las visitas, nos dimos cuenta que los contenidos generados en un
proceso graffiti, pueden ser ofrecidos de muchos tipos. Para el curso taller de
medios I, vimos nociones de sociedad de la información, conceptos de Web 2.0
y narrativas transmedia, que permitieron pensar un producto web desarrollado a
partir del graffiti como un medio de constante generación de mensajes de
contenidos específicos.

Los contenidos generados para este producto se dieron en el marco común de la
observación, cuidando los aspectos requerido por el modulo y la particular
estética de esta cultura. Se trata básicamente de una exposición de los asuntos
logrados en diferentes materias, lineados por la metodología acá expuesta y la
divulgación de propuesta grafica en este caso, del colectivo observado. La forma
narrativa de la pieza web, propone a los usuarios un recorrido por la plataforma,
que a través de la integración de diferentes herramientas web, como audio,
video, galerías, mapas, hace el mismo ejercicio implícito de pintar un graffiti,
entregar estímulos y recibir los múltiples modos de percepción.




Daniel Hidalgo Hernández
Esteban Jaramillo
Taller de Medios I
Comunicaciones 2014/1
Universidad de Antioquia