You are on page 1of 4

[PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL

]
ASIGNATURA: COMPETENCIA COMUNICATIVA


1
LA COHESIÓN TEXTUAL

La coherencia es una propiedad del texto, la cual es entendida desde dos puntos de vista diferentes: como
propiedad textual y como propiedad pragmática. Aunque el más respaldado es la coherencia como
propiedad pragmática. El Instituto Cervantes (2003-2007) explica en qué consiste cada una de estas
perspectivas:

“Entendida como propiedad textual, la coherencia se definió como la estructura profunda del texto. Se trata
de relaciones en el nivel profundo del significado, que pueden hacerse patentes en la superficie textual
mediante diversos recursos lingüísticos, pero que también pueden quedar latentes. En el ejemplo: Llovía
mucho; decidimos no salir de excursión y quedarnos en casa. La secuencia forma parte de un texto
coherente, puesto que la experiencia nos dice que la lluvia suele servir de razón disuasoria en situaciones
como en las que aparece esa frase. Las relaciones de coherencia que pueden establecerse en el interior de
un texto son de muy diverso tipo: de causalidad, de pertenencia a una misma situación, etc.

Entendida como propiedad pragmática, la coherencia de un texto es el resultado de la acción conjunta y
cooperativa de su emisor y su destinatario. No se encuentra, pues, únicamente en el texto, sino en el
contexto cognitivo compartido al que uno y otro recurre para establecerla. Desde esta óptica, el texto actúa
a modo de una serie de instrucciones, facilitadas a través de los diferentes mecanismos de cohesión, que
guían al destinatario en la interpretación textual. Es, por lo tanto, una propiedad atribuida al texto por el
sujeto que lo interpreta. La coherencia no exige necesariamente coincidencia con el conocimiento que los
interlocutores tienen del mundo real, en el que se produce el discurso; puede coincidir con el que tengan de
un mundo imaginario, creado por el mismo discurso. Una noticia de prensa, por ejemplo, en la que se dé por
supuesto que el periodista puede volar merced a sus propias fuerzas, presentará problemas de coherencia;
dejará de tenerlos si el texto en lugar de ser una noticia consiste en la crítica de una película cuyo guión
permite la aparición de seres con esos poderes.”

1. Aspectos de la Coherencia
Basándose en los aportes de Cassany, DINFOCAD/UCAD (2002, Fascículo Nº 1), resume en el siguiente cuadro
los aspectos que incluyen la coherencia textual:

Cantidad de
información
Calidad de
información
Estructura
de la
información
· ¿Cuál es la información pertinente o relevante para cada tipo de
comunicación?
· ¿Se dicen los datos que se han de decir, no hay exceso de información?
· ¿Es buena la información del texto?
· ¿Son claras y comprensibles las ideas que se exponen?
· ¿Las ideas se exponen de forma completa, progresiva y ordenada?
· ¿Se detectan ideas oscuras, falta de concreción, enunciados demasiado
genéricos y teóricos?
· ¿La idea presenta una formulación precisa de tal manera que puede
comprenderse sin ayuda de otra información?
· ¿El texto está bien organizado?
· ¿Los datos se estructuran lógicamente siguiendo un orden determinado
(cronológico, espacial)?
· ¿Cada idea se desarrolla en un párrafo o en una unidad independiente?
· ¿Es una noticia se usa una estructura ya establecida: titular, nombres,
ciudad, cuerpo de la noticia, etc.?

Dinfocad/Ucress. Comunicación, Fascículo autoinstructivo 1. Lima, 2002.



[PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL]
ASIGNATURA: COMPETENCIA COMUNICATIVA


2
Algunos autores plantean que para que un texto sea coherente es necesario que se cumplan las siguientes
condiciones:

 Las ideas deben estar relacionadas entre sí y con el tema central.

 Las ideas no deben ser contradictorias entre sí. Un texto se contradice si en una parte de él se afirma algo
y en otra se dice lo opuesto.

 Las ideas deben tener un significado preciso, que no permita ambigüedades que indique con claridad la
que se quiere decir.

Asimismo, varios estudiosos consideran los procedimientos que permiten lograr la coherencia sintetizados en
el siguiente cuadro:

Procedimientos Ejemplos
Generalización
(enunciado general)
Definición
Clasificación
Ejemplificación
No todos los materiales que utilizamos de nuestra vida
cotidiana provienen directamente de la naturaleza.
Se llama material a todo aquello que las personas utilizamos
para construir objetos.
Se puede distinguir dos tipos de materiales: los naturales y los
artificiales.
Son ejemplos de materiales naturales la madera, la lana, el
hierro; y de materiales artificiales, el papel, el acero, el plástico.


2. Tipos de Coherencia

En cuanto a los tipos de coherencia, según el modelo de análisis interdisciplinario de Teun Van Dijk, la
coherencia es una propiedad estructurante de los textos que opera en dos niveles: uno, superficial que
comprende las relaciones lineales entre proposiciones y que corresponde a las relaciones de cohesión o
coherencia local; otro, más profundo, global, en el que las proposiciones aparecen relacionadas por un
tema común o macroestructura. Este nivel profundo y abstracto, no visible, que se ubica en un plano
semántico, contiene el tema global del texto o macrotema.

Así, se puede establecer que todo texto debe tener dos tipos de coherencia:

a. Coherencia lineal: Se refiere a la relación lógica que guardan entre sí todas las ideas de un texto. Esta
coherencia está vinculada con el uso correcto de unas palabras llamadas ‘referentes’ y ‘conectores’.

b. Coherencia global: Se refiere, por un lado, a la unidad del tema y, por otro, a la adecuación a la realidad.
La unidad temática se refiere a que todas las ideas, principales y secundarias, tienen que ver con un tema
determinado. La adecuación a la realidad, por su parte, se refiere a que la información del texto no debe
contradecir nuestro conocimiento del mundo.

[PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL]
ASIGNATURA: COMPETENCIA COMUNICATIVA


3
Coherencia Local Coherencia Global
Son estrategias semántica, esto
es, del orden del significado
Son estrategias semánticas, esto
es, del orden del significado
Se construyen en el nivel
oracional, también denominado
micronivel
Se construyen en el nivel textual,
también denominado macronivel
La organización de la información
se realiza en microestructuras
La organización de la información
se realiza en macroestructura y
superestructuras
La unidad de análisis es el
significado de las oraciones, que
en el campo semántico se llama
proposición
La unidad de análisis son los
textos completos
Estrategia de coherencia local y global son interdependientes y actúan
conjuntamente y simultáneamente en el proceso de asignación de
significados textuales


Por otro lado, Cáceres (2006), establece 3 tipos de coherencia, aumentando la pragmática a las dos
planteadas anteriormente; y las define de la siguiente manera:

a. Coherencia lineal, local o secuencial: Se basa en las relaciones significativas que contraen las
informaciones en el texto; relaciones semánticas que se evidencian a través de ciertos elementos
lingüísticos (conectores) y de procesos lógicos de secuencialidad e implicancia.

b. Coherencia global: Se basa en las relaciones significativas que contraen los SUBTEMAS (desarrollados en
los párrafos) y el TEMA (que representa a la macroestructura global). Este hecho caracteriza al texto como
totalidad. La coherencia global se hará patente, entonces, si se concibe, se estructura y se desarrolla el
texto de acuerdo con un plan; esto permitirá, como es lógico, que el receptor pueda reconstruirlo con
fidelidad en la comprensión lectora.

c. Coherencia pragmática: Esta adecúa constantemente texto y contexto, es decir, controla que lo dicho
en el texto sea compatible con el contexto extraverbal. La única condición para que exista coherencia
pragmática es que se respete la relación mundo - realidad y texto o que, en su defecto, que plantee
claramente un significado o un mundo alternativo.

3. Estrategias para lograr la coherencia local
Van Dijk (1983), en “Estructura y funciones del discurso”, plantea estrategias para lograr la coherencia local
del texto. Algunas de estas estrategias son:

· La de relacionar un hecho nuevo con uno previamente introducido, por medio de referentes idénticos. La
expresión que denota tal referente se constituye en el tema

(corresponde a lo que intuitivamente se puede
expresar como aquello de lo que se habla en el texto). Las otras expresiones de la oración que funcionan
para enfocar la información nueva, se constituyen en función rema (es lo que se dice sobre el tema) (…)
· La relación de co-referencia que, aparece tanto en el nivel oracional como en el nivel textual y tiene como
función principal relacionar participantes de hechos conectados por medio de una relación de identidad.
Esto significa que el texto contiene lo que pudiera llamarse continuidad de foco: continuamos hablando de
la misma cosa de la cual predicamos propiedades y relaciones distintas (…)
· Los motivos que determinan las acciones de las personas, aún con la salvedad de que la gente puede
tener razones muy extrañas para hacer lo que hace, puede volver coherente casi cualquier texto sobre
acciones (…)
· Un evento causante que hace que otro hecho siga necesariamente. Un evento causante es un tipo de
condición. Tales condiciones también pueden tener relaciones con hechos posteriores.

[PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL]
ASIGNATURA: COMPETENCIA COMUNICATIVA


4
Es necesario tomar en cuenta también lo propuesta por Charolles (1991) quien en su libro “El resumen del
texto” habla de cuatro metareglas relativas a la coherencia discursiva: repetición, progresión, no
contradicción y relación. Dichas metarreglas son descritas y explicadas por la Mg. ZALBA de la Universidad
Nacional de Cuyo – Argentina, de la siguiente manera:

a. Meta-regla de repetición: Para que un texto sea coherente, es necesario que comprenda en su desarrollo
lineal elementos de recurrencia estricta. Ahora bien, si extendemos o extrapolamos este principio a un
nivel macrosemántico, podemos considerar que un texto focaliza un tópico (o tema) que debe
mantenerse a lo largo del mismo y que, en los casos en que dicho tópico se divida en subtópicos (o
subtemas), se debe tender a unificar o agrupar su tratamiento y/o desarrollo en secuencias consistentes
explicitas al nivel de lo gráfico-espacial (párrafos, apartados, capítulos).

b. Meta-regla de progresión: Para que un texto sea coherente, es necesario que su desarrollo se acompañe
de una aportación semántica constantemente renovada. Esta meta-regla explicita la condición de
progreso requerida para lograr la coherencia textual. Además, integrada con la primera, ilustra el hecho
de que un texto coherente tiene que tener un equilibrio entre la continuidad temática y la progresión
semántica.

c. Meta-regla de no contradicción: Para que un texto sea coherente, es necesario que en su desarrollo no
introduzca ningún elemento semántico que contradiga un contenido expuesto o presupuesto por una
ocurrencia anterior o deductible de esta por inferencia. Las contradicciones posibles pueden ser de dos
clases: enunciativas e inferenciales. Estas últimas están claramente vinculadas con el contenido
semántico y presuposicional de los lexemas, lexías o proposiciones.

d. Meta-regla de relación: Para que una secuencia o un texto sean coherentes, es necesario que los hechos
que denotan en el mundo representado estén relacionados. Esta regla implica que las acciones, estados,
acontecimientos y conceptos expresados en una secuencia discursiva han de ser congruentes con el
modelo de mundo representado en ella, que funciona como marco de referencia. En los casos de
producción discursiva que nos ocupan, esos mundos o marcos de referencia están constituidos o
informados por las teorías o interpretaciones conceptuales de las que se nutre el propio discurso.