You are on page 1of 7

Las Tres Fuerzas

Presentamos en este apartado las tres fuerzas primordiales, que en él Mándala
Arquetípico están representadas por Wild Oat, Vine, Olive. En el corpus de la Escuela
Andalusí relacionamos estos tres Eliires que desarrollo Ed!ard "ac# con el principio
$ulp#ur, Mercurius % $al, así como con el Anima, Animus % el $í mismo de que #a&lará
'arl (. )un(.
*nternarnos en la +ilosofía del le(ado de "ac#, así como en la psicolo(ía profunda de
)un( % la alquímia Andalusí nos permiten esclarecer % enriquecer la ,erapiafloral
Evolutiva, como una vía de autorealizaci-n % reconocimiento del Alma.
• Wild Oat.
• Vine.
• Olive.
WILD OAT
oct 6
En él Mándala Arquetípico de la Escuela Andalusí, relacionamos este eliir o
fuerza arquetípica con el $piritus Mundi, principio que da vida a todo lo que eiste.
Wild Oat está representado en él Mándala por una Paloma &lanca descendiendo, como
una ale(oría del $piritus Mundi, así como del .ocío que desciende en la luna llena de
Ma%o, % que los alquímicas reco(en para la ela&oraci-n de sus eliires vivos.
En la mitolo(ía e(ipcia, la /iosa *sis, pesca&a con su ca0a del reino de lo
invisi&le % lo traía al reino de lo visi&le. Era denominada 12ran ma(a3, 12ran diosa
madre3, 1.eina de los dioses3, 1+uerza fecundadora de la naturaleza3, 1/iosa de la
maternidad % del nacimiento3. 'omo Wild Oat principio que la persona tiene que
eperimentar para volver a unificarse con la 4nidad, $piritus Mundi, #aciéndose
conciente a través de una vida delimitada por los contornos corporales, aunque su
realidad final pertenece al reino de lo no visto % así volver a Ori(en.
Wild Oat es tam&ién para la Escuela Andalusí el $í mismo, del que #a&la&a 'arl 2.
)un(, como uni-n de todas las partes, es decir, la inte(raci-n conciente de las cuatro
funciones en el alma, sensaci-n, sentir, pensar e intuir, así como del masculino %
femenino, o anima5animus, a través de las &odas alquímicas.
Otra forma definirlo es la plenitud, que siente el $er al #a&erse inte(rado en la 4nidad,
la cual le dio % le da vida.
$e puede definir como la 1Vocatio3, %a que el $er, al sentirse completo % con sus
virtudes inte(radas se epresa en cada momento desde la totalidad, que es, li&re de
apariencia % per6uicios morales, al estar su conciencia li&re de lo(ros personales.
En la parte del Mándala Arquetípico de la Escuela Andalusí, donde se encuentran
u&icadas las doce tipolo(ías de personalidad, los cuatro a%udantes % las tres fuerzas
primordiales, corresponde a la parte $ulfur o de coa(ulaci-n % de desarrollo de la
identidad personal 17o3. Esta se desarrolla en dos fases, que corresponden a una etapa
am&iciosa % otra e(océntrica, donde el 17o3 ocupa un espacio necesario para (enerar
una individualidad la cual tendrá que ser disuelta. En este proceso de coa(ulaci-n %
disoluci-n, la personalidad va perdiendo espacio, a través de la disoluci-n que permitirá
la desaparici-n de las sales infectas % poco a poco el Alma, vuelva a conectarse a la
unidad que le da vida.
En dic#o Mándala, Wild Oat ocupa el centro al estar todo contenido en él % nacido de
él. Este centro o $í Mismo tiene dos polaridades, en el lado virtuoso el Alma se conecta
a la 4nidad, aun viviendo en la forma corporal % en su lado limitante, que sería la
cronicidad, la personalidad se #a desconectado tanto del Alma, que pierde el sentido de
su vida.
"ac# diría al respecto 1El séptimo a%udante, Wild oat, puede ser necesario para
cualquiera, % cuando parece que el adecuado de entre los curadores o de los otros seis
a%udantes no da resultado8 en tales casos pro&ar con Wild Oat3.
El Alma en su via6e iniciático de autoconocimiento, va transformando el 1%o3,
vinculado a una etapa e(océntrica o am&iciosa, en altruismo % desinterés que prevalecen
so&re lo personal. El conocimiento se tornará sa&iduría, fruto de la eperiencia li(ada a
la epresi-n consciente. El Alma sa&edora de su prop-sito, empieza a ocupar su lu(ar.
Aquí la personalidad que con anterioridad, en su devenir en el aprendiza6e, se apropia&a
de los lo(ros o&tenidos o se defendía por miedo, or(ullo, inse(uridad9 a través de un
proceso memorístico de lo vivido en el pasado, comienza a desmoronarse a perder el
sentido por lo que antes la (ratifica&a % le da&a identidad 17o3. Este 17O3 se nutría
con voracidad de las satisfacciones personales es decir, lo que #a&ía ima(inado, sentido,
pensado, intuido, que era el sentido de la vida % la eistencia.
Wild Oat es una entidad completa % 4nidad #ermafrodita, de donde Vine5Olive
opuestos complementarios nacen % se nutren. A través de la o&servaci-n, de estas dos
polaridades podemos sa&er más de Wild oat. 4tilizaré un e6emplo para esclarecerlo: El
día es una unidad completa, aunque si o&servamos la ma0ana % la noc#e, podemos sa&er
más del día % sus matices. /e todas formas la ma0ana % la noc#e son tam&ién unidades
completas. ,am&ién de&eríamos tener en cuenta que este /ía, forma parte de una
semana, un mes, doce meses9
;a totalidad % fractalidad, depende, como dicen los alquimista del punto 1*A3 donde
uno se sit<a a la #ora de o&servar.
Por se(uir con el e6emplo:
*ma(ínate por un instante que eres 1Wild Oat3, % con esto quiero decir que tienes una
1vocatio3, % que para conectar con ella, el Alma eli(i- una personalidad =5=> de la
totalidad Wild Oat. A través de las eperiencias % aprendiza6es de la vida, podamos
elevar la virtud de nuestra Alma a su eponente más elevado, la unidad con todo %
todos, sin distinciones, sin pre6uicios, que sería la virtud Wild Oat en su culmen.
/espués de #a&er encarnado el Alma en el cuerpo, e ir adquiriendo eperiencias que
nutren, li&eran % acercan a la personalidad a los dictados del Alma 1vocatio3, esta de&e
retornar %a sa&iendo lo que se es en esencia, alcanzando su 'enit.
En Wild Oat aparece %a un ser renovado, reconocido a $í Mismo, que desde la
auto(esti-n de la personalidad, vive en la unidad, reconoce los cuatro temperamentos,
sa&e poner al servicio de la unidad sus funciones, intuici-n, pensamiento, mundo
emocional % sensaciones. 7a no sirve a la carne % sus de&ilidades, aunque sa&e de ellas
% vive con ellas, %a se #asti- de todas estas vivencias % decide para su ma%or (loria un
desarrollo espiritual. Aun así, la persona inmersa en el proceso puede sentir un vacío, un
sinsentido o desaz-n. Al no tener asiento, ni firmeza, al no sa&er &ien que #acer ni que
e6ecutar, aunque la vida colme a la personalidad en este instante de (ratificaciones, la
desidia % el desinterés, permitirán que el Alma (uíe la nueva andadura. $iendo, la
persona en ocasiones una inesta&ilidad constante solo sostenida por la intuici-n de que
en cada momento se dará lo que se ten(a que dar, %a que la confianza % la esperanza aun
sintiéndola el #om&re, están depositadas en un al(o que para él, no tienen eplicaci-n.
VINE
oct 6
En la Escuela Andalusí relacionamos este Eliir, con la psicolo(ía profunda de )un(,
así Vine se vincula a una de las tendencia psicol-(ica, etrovertido, de donde nacen las
funciones intuir % pensar. 'arl 2. )un( denomina&a a esta fuerza como animus, que es
la parte masculina que #a% en la mu6er. El masculino Vine necesita del femenino Olive,
% viceversa, no podemos olvidar que son los opuestos complementarios. ;os alquimistas
#a&la&an %a en la anti(?edad, de la uni-n de estas fuerzas, masculino5$ulp#ur %
femenino5mercurio para alcanzar la plenitud a través de la 1con6unci-n de los opuestos
o &odas alquímicas3, representado en él Mándala arquetípico en Wild Oat, de donde se
nacen % se nutren tanto Vine como Olive.
En el mundo de la Alquimia esta fuerza informaci-n fue definida como $ulp#ur,
principio de fi6aci-n, activo, individualidad, coa(ulaci-n. Es decir el principio por el
cual podemos o&servar las diferencias eistentes entre personas, cosas o plantas. Esto
puede ser contemplado o estudiado de manera interna o eterna. Emplearé un e6emplo:
En el reino #umano podemos verlo a través del color de la piel, el pelo, los o6os, todo lo
nos diferencia eternamente. /e manera interna es la cualidad con la que se siente
identificado el individuo, 17O so% así3 que en ocasiones limita el aprendiza6e, al
aportarle se(uridad al su6eto, e impedir que se sumer6a en otra realidad, tal vez eenta
de esa se(uridad personal, aunque enriquecedora para el Alma. ,am&ién encontramos
está diferenciaci-n en la divisi-n celular, %a que las células adoptan misiones diferentes.
En el reino ve(etal este principio activo, da las características del color, el sa&or, el
n<mero de #o6as % las formas de las mismas, en las plantas así como en los ár&oles.
,am&ién identificamos a Vine con la fuerza, poder, masculino, se(uro de $í mismo,
cualidades estas que dotan de dili(encia % aporta la se(uridad necesaria para e6ecutar
una acci-n. /ic#a acci-n, en su aspecto virtuoso % empleada de una forma altruista,
estará vinculada a la epresi-n equili&rada de la mente @Aeat#erB % la intuici-n @2orseB,
con lo cual el su6eto que la escenifica, puede er(uirse como un ;íder, que fomenta el
desarrollo arm-nico del (rupo. ;a fuerza o el poder en su 6usta medida, sería el aspecto
virtuoso, que aparece en el equili&rio de la misericordia % la 6usticia.
En contraposici-n a lo antes eplicado, si el su6eto se apropia de dic#a fuerza, de forma
inconsciente, la empleará en su &eneficio % por e6emplo no fomentara el desarrollo del
(rupo, a veces por miedo a perder la posici-n que él ocupa. $i la perci&e desde lo
personal #ará uso de ella dando -rdenes, e6erciendo el miedo o dominaci-n so&re otros,
imponiendo sus le%es. ,ras esta pose, no #a% más que una separaci-n entre el mundo %
el 1%o3, % esta supuesta fuerza, a veces solo esconde el miedo, que su poseedor siente a
de6ar de 1ser3 lo que dice ser, o perder %a sea la raz-n que le da identidad, el territorio,
la posici-n social, el car(o que e6erce en la empresa % que defiende como su%o, a través
de la ira, la luc#a etc9
Ed!ard "ac# di6o de Vine: 1Estos pacientes son mu% particulares. Están tan se(uros de
sa&er lo que es correcto, tanto para sí como para los demás, % de c-mo de&erían #acerse
las cosas, que se vuelven críticos % ei(entes. Cuieren #acerlo todo a su manera, % dan
-rdenes a quienes los a%udan. *ncluso entonces son difíciles de contentar3.
,enemos que tener en cuenta que "ac#, está #a&lando aquí de la limitaci-n, de uno de
los D a%udantes. Present- a Vine como una cronicidad, es decir, una personalidad que se
#a desviado de su individualidad % se empieza a identificar con lo que piensa % cree ser
17o, personal3. Acostum&rado tanto a su enfermedad o forma de actuar en el mundo,
que quieren imponérsela a todo % todos, 1en su por a#ora3, limitada visi-n de correcto e
incorrecto. 7a que Vine es informaci-n, que tanto #om&res como mu6eres,
eperimentamos en el devenir de nuestras vidas % en ocasiones, esta informaci-n nos
toma, se apodera de nosotros % e6ecutamos desde aquí de forma inconsciente, teniendo
que #acerla conciente.
Esta fuerza poderosa que en la Escuela Andalusí vinculamos con el fue(o primordial %
que en él mándala $olve, está vinculada a $tar of "et#el#em, como un nuevo renacer, es
fundamental para (enerar una identidad, aunque consciente, de que esa informaci-n
aparece para que nos reactualicemos, % nos situemos en el lu(ar que nos corresponde,
por edad de Alma que no &iol-(ica.
En Vine se dan los dos polos de la misma fuerza, virtud5limitaci-n. 'omo %a sa&emos,
Vine es la raíz de donde nacen los dos ,emperamentos colérico % san(uíneo. A su vez
2orse lo vinculamos en artículos anteriores con la +e5desesperanza % san(uíneo,
Aeat#er con el $ervicio5e(oísmo. $i a#ora damos forma a estas virtudes5limitaciones de
los ,emperamentos, nos damos cuenta que la fe % el servicio capacitara a una persona a
vivir sirviendo los valores espirituales. Por otra parte las limitaciones darán lu(ar a
eperiencias vinculadas al &eneficio personal % la defensa.
OLIVE
oct 6
Olive es el paquete de informaci-n lumínica que contiene todo lo relacionado con el
Enima, el Mercurius alquímico, lo pasivo, lo disolvente, en (eneral, lo femenino.
"ac# nos descri&e a Olive como el remedio para los que #an sufrido muc#o mental o
físicamente % se encuentran e#austos % tan a(otados que sienten que les faltan las
fuerzas para #acer lo que sea, así como para los que la ida cotidiana les supone un (ran
esfuerzo % no les proporciona nin(<n placer.
Olive representa para el modelo de la Escuela Andalusí el polo femenino o pasivo de
nuestro mandala. 'uando Wild Oat se divide en dos, como se #a eplicado %a, no #ace
más que particularizarse en dos polos opuestos, que revisten eactamente la misma
importancia, pero se radicalizan para, mediante su m<ltiple con6u(aci-n en la
eperiencia de la manifestaci-n, cola&orar con su opuesto para retomar la 4nidad.
Olive representa el principio ca-tico, no permanente, indiferenciado, producto de la
disoluci-n. ;o femenino, dadas estas características, acuna las capacidades de
aceptaci-n % entre(a que le permiten adecuarse sin inconveniente al(uno a este estado
en el que no eisten las particularidades ni los 6uicios, en el que todo % todos somos uno.
Acudiendo a la parte mercurial de nuestra psique, podemos ser permea&les adapta&les,
li&erándonos con ello de la necesidad de análisis % evaluaci-n que deviene de la mente,
o de la de accionar % avanzar que nos propone el sulf<reo fue(o.
En Olive reside la fuerza de la creaci-n, lo que #a sido disuelto lo que se encuentra
aparentemente inerte, s-lo puede conllevar como destino la (eneraci-n de una nueva
vida, por ello la fuerza de lo femenino contiene la capacidad de (eneraci-n, de creaci-n
% de un pr-imo nacimiento. ;o femenino es la Madre, la que contiene, la vasi6a, la que
reci&e % a&raza. En Olive encontramos la fuerza receptora que da la &ienvenida al
semen sa(rado de manera incondicional, para que en ella, en su serenidad, la vida si(a
su curso.
*nternarnos en Olive supone una aceptaci-n incondicional a las situaciones, persona6es o
#istorias que se presenten en nuestra vida, evitando el 6uicio % la evaluaci-n que nos
llevan a ne(ar lo que E$, para Olive no #a% nom&res ni apellidos, no #a% ad6etivos, me
(usta decir que Olive es una eterna 1desad6etivizaci-n3 por etra0a que suene la
pala&ra, lo femenino dice siempre que sí, asiente, desde el Amor más infinito que se
puede alcanzar. Fo quiero de6ar de mencionar, que para lo femenino no #a% &ueno ni
malo, lo que E$, es todo lo que AA7, % así, así es perfecto.
Eplorar Olive desde la propuesta de la Escuela Andalusí no es una invitaci-n a vivir
ritualísticamente en una postura aparente desde la que se acepta todo con una (ran
sonrisa a pesar de estar viviendo peque0as muertes que le6os de evocar sonrisas evocan
lá(rimas. Proponemos un conocimiento profundo de la fuerza disolvente %
re(eneradora, sanadora de Olive, para con ello completar la &oda alquímica que nos
llevará a retomar las riendas desde la 4nidad de nuestra Alma, nuestro ser Espiritual.
$-lo por mencionar al(unas de las facetas de Olive que podemos atender, comparto las
si(uientes:
• Olive es el canal de conei-n, el puente que permite al alma conectarse de
manera arm-nica con la personalidad.
• Es la parte sutil que nos recu&re para encontrar el entendimiento % la confianza
en lo que E$.
• En Olive radican las #erramientas necesarias para disolver emociones, ideas e
incluso cuestiones físicas que nos afli6an desde la personalidad.
• El acceso a Olive FO es mental, se encuentra en un plano más allá del mundo de
las ideas, % la VO;4F,A/ de ele(ir actuar desde a#í es imprescindi&le.
• El plano de Olive es cam&iante, ca-tico % permea&le.
• Olive propone .OMPE.;O todo a cada instante, en la confianza de que #a% un
orden superior al que pertenezco.
El campo de eploraci-n que nos ofrece Olive es tan etenso como las etensiones
territoriales de nuestro planeta o sus inmensos océanos. /os de los cuatro elementos
corresponden a Olive: ,ierra @OaGB % A(ua @.ocG WaterB, así como los otros dos
corresponden a Vine @+ue(o, 2orse % Aire, Aeat#erB.
4n apasionante universo de sa&iduría % un punto poco conocido para acceder a las
eperiencias que nos presenta la cotidianidad es lo que Olive ofrece, tanto a través de
sus propuestas más (enerales, como de las que decantan en la particularidad de sus
elementos: el A(ua vinculada a las relaciones, los afectos % la ma(ia o lo místico, % la
,ierra vinculada con la seualidad, el cuerpo % la parte que nos permite 1#acer3 o
accionar desde Olive.
.ocG Water es el mercurio del mercurio, el mercurio de Olive. ;o femenino de lo
femenino. Es la parte en la que Olive encuentra la aceptaci-n, la indiferenciaci-n, el
contacto con el mundo emocional % sutil, el fluir natural con los ritmos.
OaG es el sulp#ur del mercurius, el sulp#ur de Olive. ;o masculino de lo femenino. Es
la parte en la que Olive encuentra la fuerza, el contacto con lo material, con lo
coa(ulado, con el '4E.PO, con el esta&lecer límites % ritmos.
Para terminar te invito a realizar el si(uiente e6ercicio:
*niciemos por &orrar cualquier idea preconce&ida que ten(amos de lo femenino, de lo
masculino, o incuso del universo mismo, intentemos, tan s-lo por un instante cerrar los
o6os % acceder a un lu(ar en el que todo % nada co#a&itan, al caos, al no tiempo, a inicio,
al cero. ,omemos una profunda in#alaci-n % seamos capaces de sentir la paz de la
vacuidad, del estado vacío en el que no #a% nom&res, no #a% diferenciaci-n % por ende,
los ad6etivos ni siquiera tienen la posi&ilidad de eistir. *n#alemos otra vez % sintamos el
Amor que emana de la fuerza primi(enia que todo lo crea, para aquellos que así lo
quieran llamar, in#alemos esta aceptaci-n sin condiciones, sin 6uicios, sin peros H$e
siente &ien, noI Este lu(ar, este estado de vacío % de plenitud es de donde todo sur(e, %
aquí, no #a% nada que #acer, más que ser, estas en donde todo inicia, en el espacio de lo
no nato, estas en Olive.
A#ora eres tierra fértil, suave, porosa, permea&le % #<meda, % lo que si(ue, es s-lo lo
que esta destinado a ser9 inicia un movimiento rítmico, constante, que va
acelerándose, las ideas empiezan a nacer, los nom&res proliferan % a partir de ellos las
comparaciones, los pro%ectos empiezan a fra(uarse % a tomar fuerza, , el fue(o % el aire
van creando formas tan(i&les % lineales, llenas de vida % de características propias, % a
partir del silencio, sur(e la al(ara&ía de la eistencia que lo llena todo, siente la máima
epresi-n de la fuerza en toda su contundencia fálica, % reconoce en ella su destino9 la
nueva disoluci-n.
Cue tu camino sea pleno de ;uz, 'onciencia % ;i&ertad.