70% de víctimas de incendios fallecen por intoxicación por inhalación y no por quemaduras

(jueves, 06 de julio de 2006) -

El humo de un incendio está compuesto por una mezcla de gases, entre los que destacan, por su peligrosidad, el monóxido de carbono y el ácido cianhídrico. Su inhalación es la principal causa de muerte en los incendios y la segunda causa de mortalidad por toxicidad. Afortunadamente existe un medicamento indispensable que acaba con los efectos adversos de estos gases, aunque en España su uso aún no está muy extendido. La hidroxocobalamina es el tratamiento más seguro en caso de síndrome por inhalación de humo

Si existe algo capaz de ensombrecer el día más soleado del verano eso son los incendios, que cada año acaban con gran parte del patrimonio natural y en demasiados casos también con vidas humanas. Pero no son las llamas lo único dañino del fuego, sino la mezcla de gases que componen su humo. El monóxido de carbono y el ácido cianhídrico —cianuro— son los más peligrosos y su inhalación puede producir una intoxicación o síndrome por inhalación de humo, es decir, un cuadro de extrema gravedad que puede llegar a ser fatal. Y es que, tal y como asegura Dueñas Laita, jefe de la Unidad Regional de Toxicología Clínica del Hospital Universitario Río Hortera de Valladolid, “la presencia de monóxido de carbono y de cianuro en el humo de los incendios es, hoy en día, la causa principal de muerte en los afectados y la segunda causa de muerte de origen tóxico. El 70-80% de las víctimas de incendios fallecen por intoxicación por inhalación de humo y no por las quemaduras o politraumatismos. En general, es una muerte muy rápida debido al efecto tóxico del CO y CN”. Estas cifras tan pesimistas, se deben, en gran parte, al hecho de que actualmente se esté detectando en los incendios un mayor contenido de ácido cianhídrico que hace unos años, lo que ha conllevado un incremento del número de victimas de incendio por cianuro en sangre. Esto, a su vez, puede deberse, según explica Y. Alaire en Critical Reviews in Toxicology, a que se haya aumentado la utilización de materiales que contienen nitrógeno en las edificaciones y mobiliarios. Tratamiento imprescindible Ante un caso de intoxicación el tratamiento es muy variable y complicado, aunque es esencial una buena oxigenación y un correcto manejo de la vía aérea. Pero lo que se ha convertido en terapia imprescindible hoy día es la hidroxocobalamina o vitamina B12a. Se trata del tratamiento más seguro del que se dispone en la actualidad, y según la Agencia Europea del Medicamento, la elección más acertada en el caso de tratar una inhalación tóxica. Los profesionales aconsejan la administración de una megadosis de este tratamiento a todas las víctimas de incendios con síntomas del síndrome de inhalación de humo en el momento de rescate, durante el trasporte medicalizado o en el servicio de urgencias hospitalario. Según los expertos, “su empleo puede ser útil hasta seis horas después de que se hayan observado los síntomas clínicos de intoxicación”. Las ventajas de este medicamento están comprobadas desde hace años, tanto su eficacia clínica en humanos, como la ausencia, prácticamente absoluta, de efectos secundarios en dosis altas. Estas características convierten a la hidroxocobalamina en imprescindible en un caso de intoxicación. Tal y como asegura Dueñas, “de lo que estamos más seguros de esta molécula, y lo que más se ha testado, es la ausencia de efectos adversos” y por tanto “te da derecho a equivocarte, aunque el paciente cumpla o no los criterios, porque es inocuo. Sin duda, es muy seguro”. Su inocuidad y gran efecto terapéutico hacen que este fármaco sea necesario en todas las unidades móviles y en los servicios de emergencia pre-hospitalaria. Sin embargo, en España no todos los centros hospitalarios disponen de un protocolo de actuación para víctimas de incendios en el que se prevea la utilización de este tratamiento y hay notables y preocupantes diferencias entre las diferentes comunidades autónomas. Las consecuencias finales, en cualquier caso es que son pocos los que cuentan con este medicamento y, por tanto, muchas las víctimas mal atendidas. Ante esto, el profesor Dueñas señala que “no debe haber diferencias entre las comunidades autónomas en cuanto a medios disponibles ya que los ciudadanos de las diferentes comunidades tienen derecho a disponer de un mismo tratamiento”. La salvación de De Gaulle, en secreto El conocimiento de la capacidad antidótica de la hidroxocobalamina no es nuevo. Se conoce desde que, en los años 40, el servicio secreto francés encargó la búsqueda de un antídoto seguro por si se atentaba contra la vida del General Charles de Gaulle utilizando cianuro. Desgraciadamente, este hallazgo se mantuvo secreto durante años por razones de estado y sólo a finales del siglo XX se ha sabido que esta molécula es el único fármaco con el que hay experiencia suficiente y razonable para tratar la intoxicación por cianuro del intoxicado por humo.

http://www.diariosalud.net - Agencia Noticias y Portal Medicina y Salud - DiarioSalud.net Powered by Mambo

Generated: 18 November, 2009, 14:13

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful