You are on page 1of 81

1

UNIVERSIDAD POPULAR AUTÓNOMA DE VERACRUZ

LICENCIATURA EN CIENCIAS POLÍTICAS







EL PROGRAMA OPORTUNIDADES EN LA EDUCACIÓN EN
EL MUNICIPIO DE BANDERILLA, VER.


Tesis que presenta


Marisela Araujo Cuevas
Para obtener el título de licenciada en Ciencias Políticas




Xalapa Eqz, Veracruz 2014


2


EL PROGRAMA OPORTUNIDADES EN LA EDUCACIÓN
EN EL MUNICIPIO DE BANDERILLA, VER.









"Todos los que han meditado sobre el arte de gobernar
a los hombres se han convencido de que el destino de los imperios
depende de la educación de los jóvenes"
Aristóteles








3

I. INTRODUCCIÓN
La pobreza, generada por la desigualdad, tanto en la distribución de los
ingresos, como en el acceso a la educación, la salud y otros servicios, se
ha convertido, para el modelo de desarrollo social y económico imperante,
en uno de los retos más importantes a superar. Por ello, en México se
plantea, desde el ámbito gubernamental, un rediseño de las políticas
sociales que vayan de acuerdo a las nuevas realidades con el fin de
elevar los niveles de vida de la población. Los enfoques del desarrollo
social se han ido reconceptualizando.
El País se encuentra en un periodo de transición. El papel que
desempeña un partido político propiamente nuevo en el gobierno federal y
la influencia de la globalización en la vida política de la nación, marcan los
propósitos que subyacen en la elaboración de proyectos sociales.
Así, el programa de Desarrollo Humano Oportunidades en el ámbito de
la Educación se presenta como una estrategia diseñada para impulsar en
el aprendizaje a los alumnos de escasos recursos.
El municipio de Banderilla, Ver., a pesar de su cercanía con la capital de
Veracruz, es un lugar con varias necesidades, en especial infraestructura
educativa. En el municipio opera el Programa Oportunidades, brindando
apoyo a un grupo de familias a través de becas a estudiantes de primaria,
secundaria y bachillerato.
El interés por conocer cómo impacta este programa sobre la población
en extrema pobreza a la que se encuentra dirigido me llevó a decidirme
por elegir el tema que desarrollo a lo largo de la presente tesis. Mi
propósito se centró en analizar la relación que existe en el programa y la
realidad.


4







I.2. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA
Uno de los mayores problemas de la educación en lugares con altos
índices de pobreza, ha sido siempre la necesidad de que los niños al
darse cuenta de las carencias económicas que hay en casa, utilicen el
recurso obtenido de la beca para el mantenimiento del hogar.















5

1.3 JUSTIFICACIÓN
Durante 2013, el Programa Oportunidades ejercerá más de 66 mil 132
millones de pesos, según establece el Presupuesto de Egresos de la
Federación (PEF) 2013, recientemente publicado en el Diario Oficial de la
Federación. Se trata del mayor presupuesto en la historia del programa
coordinado por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), mediante el
cual se entregan apoyos monetarios a 5’8 millones de familias en extrema
pobreza o vulnerabilidad. El PEF 2013 destina partidas por 36 mil 719
millones de pesos dentro del presupuesto de la Sedesol, y 23 mil 869
millones en Educación Pública, además de cinco mil 544 millones de
pesos en Salud. Oportunidades entrega apoyos monetarios
condicionados a que los integrantes de las familias beneficiarias cumplan
corresponsabilidades, las cuales consisten básicamente en enviar
regularmente a niños y jóvenes a la escuela, y acudir a sus citas de salud.
Además de los apoyos para alimentación y servicios de salud,
oportunidades otorga becas a niños y niñas desde el tercer grado de
primaria, y desde el primer año en comunidades rurales, así como en
secundaria y en educación media superior.
Con los apoyos de Oportunidades, las familias desarrollan sus
capacidades, lo que les permite superar por su propio esfuerzo su
condición de pobreza. De cada peso ejercido, 95 centavos llegan
directamente a las manos de las familias beneficiarias, pues de acuerdo
con sus reglas de operación, el Programa Oportunidades sólo gasta en su
operación el cinco por ciento de los recursos que administra.
Oportunidades está presente en cerca de 100 mil localidades, en todos
los municipios y estados del País, y cuenta con más de 200 Unidades de
Atención Regional distribuidas en todo el territorio nacional, en donde las
titulares de las familias beneficiarias pueden hacer sus trámites, actualizar
su información o solicitar asesoría y orientación.

http://www.oportunidades.gob.mx/Portal/wb/Web/mas_de_66_mil_millone
s_de_pesos_ejercera
6












1.4 HIPÓTESIS
En el componente educativo del Programa oportunidades, es importante
solicitar a los beneficiarios de becas otorgadas, un comprobante mensual
de gastos.
















7






1.5 OBJETIVO
Analizar el Programa Oportunidades en la educación como un
programa focalizado, dirigido a la población sumergida en pobreza
extrema, con el fin de conocer la operación y resultados visibles en la vida
diaria de quienes reciben becas otorgadas por tal programa.

















8

CAPÍTULO II. ANTECEDENTES
II. I. LA POBREZA: UN PROBLEMA QUE NO TERMINA.
Gran parte de los especialistas en el estudio de la pobreza ha
manifestado una preocupación por el daño que ésta produce a la dignidad
y a la autoestima de las personas. Por ello, si bien reconocemos que la
pobreza representa un problema multidimensional, una de las
dimensiones que es indispensable tomar en cuenta cuando la estudiamos
es la consideración ética. Por supuesto, no debemos olvidar que la
pobreza es un problema que tiene que ver con la economía, las políticas
públicas, el ambiente, la salud y el conocimiento.
El punto de partida para estudiar la pobreza, desde una perspectiva
moral y legal, se encuentra en la formulación de dos artículos de la
Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH). El artículo 25
afirma lo siguiente: “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida
adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y
en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y
los servicios sociales necesarios…”(DUDH,2004:384). Por su parte, el
artículo 28 establece que: “Toda persona tiene derecho a que se
establezca un orden social e internacional en el que los derechos y las
libertades proclamados en esta Declaración se hagan plenamente
efectivos”. (p. 385).
Además, en el año 2000, en la Cumbre del Milenio de las Naciones
Unidas, 189 líderes firmaron un acuerdo sobre los objetivos de Desarrollo
del Milenio, en el que se encontraban una serie de metas medibles para
9

combatir la pobreza, el hambre, las enfermedades, el analfabetismo, la
degradación del ambiente y la discriminación contra las mujeres, así como
los plazos para alcanzarlas.
En la cumbre, los líderes también coincidieron en la necesidad de
establecer un programa de desarrollo mundial: el Proyecto del Milenio.
En el parágrafo III.11 de la introducción del documento se establece que:

“No se escatimarán los esfuerzos para liberar a los hombres, mujeres y niños de la condición
deshumanizante de pobreza extrema en la que se encuentran aproximadamente mil millones de
personas "(UN, 2000). (Cordera Rolando; 2008, pág. (62).

A pesar de las buenas intenciones manifestadas en la Declaración
Universal de los Derechos Humanos y de la preocupación por la pobreza
expresada en la cumbre del Milenio, la situación en el mundo sigue siendo
de extrema gravedad. Según Thomas Pogge, “Alrededor de 2 800
millones de personas, esto es, el 46% de la humanidad, viven debajo de
la línea de pobreza que el banco mundial fija en menos de 2 dólares
diarios…” (Pogge, 2005:14).
Si bien el problema empírico nos muestra la incapacidad de los países
de buscar los medios para satisfacer lo que establece el artículo 25 de la
DUDH, hay posiciones teóricas que muestran la dificultad que supone
hacerlos accesibles a todos los ciudadanos de un país. (Cordera Rolando;
2008, pág. 63).

10

Por otro lado, el papel de la pobreza en los fenómenos de riesgo social
es problemático. Estamos Claros de que parece una contradicción afirmar
que una de las causas principales para que los jóvenes caigan dentro de
las llamadas situaciones de riesgo es esta determinante estructural y, al
mismo tiempo, cuestionar la discriminación de esa juventud por ser
pobres. Pero tal contradicción puede entenderse si reconocemos que, en
primer lugar, no se trata sólo de una marginación dada de por sí, como
inherente a la naturaleza de las cosas y, por lo tanto, a la que hay que
aceptar o acostumbrarse fatalmente.
La pobreza es un cáncer social y humano que es producido, reproducido
y remarcado por la misma dinámica social, cultural, económica y política;
pude hacer metástasis en la subjetividad y en los más pequeños espacios
de la convivencia humana; despojar a las personas de su humanidad y
de la conciencia de las causas que provocan su situación subalterna y
marginada, y convertirlos en monstruos capaces de las más terribles
atrocidades. (Cordera Rolando; 2008, pág. 163).
Por ello la visión de la juventud, especialmente la marginada y pobre,
puede estar embriagada de desilusión y de una visión de futuro muy
reducida, ante la cual no tiene caso pensar y planear el siguiente paso
cuando el presente es tan endeble y la amenaza de derrumbarse es
latente. (Cordera Rolando; 2008, pág. 166).



11


II.II. DESARROLLO DE LAS POLÍTICAS SOCIALES Y
PROGRAMAS DE ASISTENCIA SOCIAL EN MÉXICO.
Las políticas sociales en nuestro país tienen formalmente su origen y
sustento en la Constitución de 1917. En ese documento se establecieron
por primera vez:
-Los derechos sociales a la educación (artículo 3).
-La protección laboral (artículo 123) y el acceso a la tierra (artículo 27).
-En 1983 se decretaron otros derechos como el de la salud y el acceso a
la vivienda.
-En materia educativa, fueron los gobiernos posrevolucionarios los que
establecieron no sólo la gratuidad sino la obligatoriedad de la educación.
Destacan los esfuerzos de José Vasconcelos (1921), primer secretario de
Educación Pública.
Otros esfuerzos importantes en materia social fueron las grandes
reparticiones de tierras iniciadas por el presidente Lázaro Cárdenas y el
establecimiento de las leyes laborales que establecieron las jornadas
máximas de trabajo y las prestaciones sociales. El derecho a la protección
de los menores por parte de las instituciones del Estado se estableció en
1980, en el artículo 4° constitucional. Este mismo artículo se modificó en
1984 para establecer el derecho a una vivienda diga y decorosa y el
derecho a la salud, con lo que se cerró el círculo de las políticas sociales
de carácter amplio y obligatorio para el Estado Mexicano.
12

El problema ha sido, como en otros casos de nuestra Constitución, la
falta de su cumplimiento.
Por muchos años se consideró que esas políticas sociales eran
suficientes para mejorar las condiciones de vida de la población; no
obstante, el peso más importante para lograrlo se le daba a las políticas
económicas que buscaban el desarrollo del País. Estas políticas pusieron
el mayor énfasis en la industrialización, por lo que a partir de la década de
los años cuarenta se inició un proceso que favoreció el desarrollo de la
industria a costa del campo. (Velázquez Baldomero; 2012, pág. 17).
Los costos fueron altos para la población rural, que pronto se vio
empobrecida y obligada a emigrar a las ciudades para obtener trabajo y
los ingresos suficientes para sobrevivir.
Las altas tasas de crecimiento económico, favorecidas también por un
modelo de crecimiento basado en la sustitución de importaciones,
permitieron la absorción de la mano de obra en las décadas de los
sesenta y setenta, como consecuencia del fenómeno migratorio del
campo a la ciudad de México y otras grandes ciudades como la de
Monterrey y Guadalajara. No obstante, esa capacidad para generar
empleos urbanos fue disminuyendo y surgieron cinturones de miseria en
los alrededores de los centros urbanos, mientras en el campo el
empobrecimiento continúo de manera acelerada.
13

Las primeras manifestaciones ante la crisis del modelo económico por el
deterioro de las condiciones de vida se comenzaron a dar por la vía
política:
-El movimiento ferrocarrilero (1959).
-El de los médicos (1964) y años más tarde,
-El estudiantil de 1968.
Esta situación modificó radicalmente la posición del gobierno respecto al
crecimiento económico y se aplicaron políticas sociales más agresivas
con la intensión de redistribuir el ingreso y ampliar los servicios sociales
básicos, como la educación, la salud, el acceso a la vivienda y a los
servicios básicos como el agua, el drenaje y la electricidad.
Hasta ese entonces las políticas sociales desempeñaron un papel
secundario en el modelo de desarrollo, pues se concebía el bienestar de
la población como el resultado natural del crecimiento económico.
Colateralmente se buscaba el desarrollo social de las regiones en la que
se ubicaban los proyectos con la introducción de los servicios básicos.
Si bien este modelo permitió ese enorme crecimiento económico al que
calificaron como el “milagro mexicano” y la incorporación de muchas
hectáreas de tierra al riego, la creación de importantes obras de
infraestructura carretera, entre otras cosas, no impulsó de igual manera el
bienestar de la población. (Velázquez Baldomero; 2012, pág. 17).
14

Hasta entonces, se había hablado de un crecimiento económico
“estabilizador” para pasar a otro denominado “compartido que, como su
nombre lo indica, buscaba redistribuir los beneficios del crecimiento
económico.
El cambio radical se dio a partir de que el Gobierno de Luis Echeverría
decidió tomar los recursos que ofrecían los mercados financieros
internacionales para impulsar el crecimiento económico y el desarrollo con
políticas sociales más agresivas. Sin embargo, lo primero derivó en un
aumento considerable de la deuda externa.
Con esquemas llamados “populistas”, el gobierno del presidente Luis
Echeverría Álvarez, estableció un conjunto de políticas sociales que
comprendieron, como Derechos laborales la creación del INFONAVIT y
del FONACOT.
-Impulso a las actividades agroindustriales (Creación del Fondo Nacional
de Fomento Ejidal- Fonafe).
-Establecimiento de los Programas Integrales de Desarrollo Rural- Pider
(1973).
-Crecimiento de la oferta pública educativa en todos los niveles y de la
infraestructura de salud, entre otros aspectos de la política social.
(Velázquez Baldomero; 2012, pág. 17).




15

En un ambiente de clara inestabilidad del país, José López Portillo
asumió la Presidencia de la República en 1976. La preocupación
institucional por los problemas sociales tomó nueva fuerza y el gobierno
creó como un elemento central de su política social el programa llamado
COPLAMAR (1977). Al amparo de este programa se realizaron los mapas
de la pobreza más detallados del país y los estudios sobre la pobreza que
aún se utilizan en muchos de sus aspectos; también surgieron programas
exitosos como el originalmente llamado IMSS- COPLAMAR y la creación
del Sistema de Tiendas Rurales DICONSA.
Al final de ese gobierno se creó el programa llamado Sistema
Alimentario Mexicano (SAM, 1980), de efímera vida. (Velázquez
Baldomero; 2012, pág. 19).
Muchos de los programas integrantes de la política social fueron
financiados por el Banco Mundial, con la intención de atenuar los efectos
sociales de los ajustes de los ajustes y de proveer dólares al País para
que pudiera cumplir con sus compromisos con el exterior en materia de
deuda pública. Uno de los programas sociales más importantes fue el de
la generación de empleo temporal, que simplemente disfrazaba la forma
de hacer llegar recursos de sobrevivencia a la población más pobre,
principalmente del medio rural. (Velázquez Baldomero; 2012, pág. 20).


16

Este programa es un claro ejemplo de las políticas asistenciales
aplicadas para enfrentar las crisis recurrentes, y es aplicado hasta
nuestros días a través de varios organismos, principalmente, la Secretaría
de Desarrollo Social.
El inicio de la administración del presidente Carlos Salinas de Gortari
estuvo marcado por el arranque del Programa Nacional de Solidaridad.
De un comienzo modesto, pues se partía de los recursos inicialmente
asignados a los programas regionales de la administración anterior, llegó
a multiplicarse por más de 10 veces y constituyó el eje articulador de las
políticas sociales del País. Más que un programa en sí, Solidaridad
constituyó un conjunto de más de 30 programas, algunos de los cuales,
por su importancia y magnitud, rebasaban cualquier otro programa social
del pasado. Solidaridad constituyó un eje articulador de políticas sociales,
que en muchas ocasiones perdían sus límites, tanto de lo social como de
sus atribuciones con relación a otras dependencias federales y con
respecto a los gobiernos estatales y municipales. (Velázquez Baldomero;
2012, pág. 20).
Los rubros atendidos durante la administración del presidente Ernesto
Zedillo Ponce de León, fueron los de educación, salud, seguro social,
capacitación laboral y vivienda, a través de los siguientes programas:
-Desarrollo del Capital Humano.
-Programa de ampliación de cobertura e IMSS-Solidaridad.
-Seguridad social para jornaleros agrícolas del IMSS.
17

-Programas compensatorios y comunitarios del CONAFE.
-Programas alimentarios: desayunos escolares, abasto social de leche y
Tortilla, y otros apoyos.
-Programa de Educación, Salud y Alimentación, Progresa.
-Oportunidades de Ingreso.
-Programa de empleo temporal.
-Programas productivos para productores de bajos ingresos, SAGAR.
-Apoyos productivos del Instituto Nacional Indigenista.
-Fondo Nacional de Empresas Sociales, FONAES. (Velázquez Baldomero;
2012, pág. 21).
Solidaridad prácticamente abarcó todos los aspectos que tuvieron aún
un tenue componente social. (Velázquez Baldomero; 2012, pág. 22).
Así, pasó de los tradicionales de educación y salud, centrados en la
construcción de infraestructura, y de las dotaciones de servicios como
agua, drenaje y electricidad, al otorgamiento de becas a niños de
primaria, créditos a los campesinos, al fortalecimiento del sistema de
correo rural, a la construcción de infraestructura carretera, a la
construcción de instalaciones culturales y a la protección de los
emigrantes en su retorno al País, entre otros programas. (Velázquez
Baldomero; 2012, pág. 23).
18

La renegociación de la deuda externa, así como la venta de empresas
públicas importantes como los bancos y las líneas aéreas, permitió la
disponibilidad de recursos adicionales para financiar estos programas, a
pesar del bajo crecimiento económico. El peso político que se le imprimió
en otros programas dirigidos a los municipios hizo posible el inicio de un
proceso de descentralización, que el sexenio siguiente culminaría con la
entrega casi directa e incondicional de recursos a los estados y municipios
para obras sociales. (Velázquez Baldomero; 2012, pág. 23).
La solidaridad es un principio básico que se ha manifestado a lo largo de
nuestra historia. Las acciones solidarias en México tienen un profundo
arraigo y tradición entre la población; forman parte de la vida cotidiana de
los mexicanos.
Las luchas contra las intervenciones extranjeras del siglo XIX
fortalecieron nuestro sentimiento de identidad nacional, de solidaridad y
apoyo ante las amenazas a nuestra soberanía y paz social.
La vocación de libertad y justicia de los constructores de nuestra patria
dio origen a nuestro régimen republicano, representativo y federal; que
permitió establecer un sistema de garantías individuales y sociales para
los mexicanos. Tal vocación se ha reflejado en nuestras leyes
fundamentales, las cuales han expresado la determinación de aplicar, con
nuestros propios métodos, los principios universales que han inspirado a
la sociedad mexicana para lograr bienestar y progreso.
19

Nuestras leyes han recogido los postulados del liberalismo social para
dar un carácter popular y democrático a la naturaleza de México.
(Solidaridad, Seis años de Trabajo; 1994, pág. 41).
Uno de los medios de la política social mexicana más eficaces para
generar bienestar social después de la Revolución de 1910, fue la
creación de un amplio sistema educativo, pues sin duda la educación es
una de las mejores herramientas con las que los individuos y sus familias
pueden superar y mejorar sus condiciones de vida. La crisis económica
que vivió nuestro País en los años 80, sin embargo, impidió que la
mayoría de los planteles de educación básica (preescolar, primaria y
secundaria) recibieran un mantenimiento adecuado, por lo que para 1988
una demanda social generalizada era la rehabilitación de escuelas.
Con demasiada frecuencia, los salones de clase no contaban con
pizarrones en los que se pudiera escribir, ni bancas en buenas
condiciones ni vidrios en las ventanas: los techos dejaban pasar el agua
en tiempo de lluvias, los baños no funcionaban, las puertas estaban en
malas condiciones o habían desaparecido, los patios tenían pisos de
tierra, no había canchas deportivas ni bardas perimetrales que
protegieran los bienes escolares y dieran seguridad a maestros y
alumnos. La frecuencia con la que las comunidades solicitaban la
reparación de sus escuelas durante el primer año de trabajo de
Solidaridad, llevó en 1990 a la creación de un programa especial llamado
Escuela Digna. Con apoyo financiero de Solidaridad, los padres de
familia y maestros de cada plantel eligen democráticamente un comité de
20

solidaridad, mediante el cual aportan su trabajo para la rehabilitación y
mantenimiento de las instalaciones. De este modo, más de 100 mil
escuelas tienen hoy un nuevo aspecto y condiciones más apropiadas para
el desempeño escolar. También se puso en marcha el programa Niños de
Solidaridad, con el fin de otorgar a los hijos de las familias más
necesitadas una beca mensual integral: dinero, despensa y atención
médica. (Solidaridad, Seis años de Trabajo; 1994, pág. 41). En 1989
solidaridad puso en marcha el Programa de Infraestructura Educativa con
el propósito de abatir el rezago de espacios educativos existentes en el
País y brindar a la población en edad escolar el servicio educativo
requerido, fundamentalmente en las zonas rurales, indígenas y colonias
populares. (Solidaridad, Seis años de Trabajo; 1994, pág. 41).
El Impacto Económico y Social del programa en cuanto a metas
alcanzadas en seis años abatieron 99.2 por ciento el rezago nacional
existente en la materia del ciclo escolar 1988-1989. Las acciones
orientadas particularmente en beneficio de las zonas rurales e indígenas
sumaron 30 por ciento, en tanto el restante, se destinó hacia las colonias
populares de las zonas metropolitanas. (Solidaridad, Seis años de
Trabajo; Secretaría de Desarrollo Social, 1994, Impreso en México, pág.
45). (.ESTA CITA ES DE UN LIBRO LLAMADO SEIS AÑOS DE TRABAJO QUE
ELABORÓ SEDESOL. EL AUTOR ES SEDESOL PROFESOR GAMUNDI.)


21

Solidaridad se fundamenta en el esfuerzo de los beneficiarios. Convoca
a la iniciativa y organización comunitaria para hacer de ellos un
instrumento fundamental en la solución de los problemas. (Solidaridad,
Seis años de Trabajo; 1994, pág. 17). El cambio de gobierno a las manos
del presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, provocó una nueva crisis,
que para algunos fue peor que la deuda de 1982, y con ello un nuevo
planteamiento de la política social. Primero fue el enfrentamiento político
entre el ex presidente y el nuevo mandatario, y después la preocupación
por la realización de los ajustes económicos. Después, siguieron las
quejas de dentro y fuera del nuevo gabinete así como de los
gobernadores estatales por el enorme poder que el programa Solidaridad
había acumulado y, que reclamaban la recuperación de atribuciones que
sentían propias. Y por último, la presencia de nuestros funcionarios con
una fuerte formación tecnocrática, sobre todo con las concepciones de
Banco Mundial, con presencia en áreas importantes de la SHCP con los
que simpatizaba fuertemente el presidente Zedillo también tecnócrata,
llevó a un nuevo replanteamiento de fondo de la política social. Los
nuevos ejes de la política social serían la descentralización hacia estados
y municipios y la búsqueda de una mayor focalización o concentración de
las políticas sociales en las familias más pobres de la población, aún a
costa de las políticas amplias como las educativas y de salud. Los
principales instrumentos fueron conocidos como ramo 33 del presupuesto
federal, mediante el cual se canalizan recursos a los estados y municipios;
y el Programa de Educación, Salud y Alimentación (Progresa) que de una
22

manera técnica y fría buscó identificar mediante encuestas a las familias
más pobres del medio rural mexicano. (Velázquez Baldomero; 2012, pág.
23).
Los resultados fueron una desarticulación de las políticas sociales al no
existir instancias de coordinación y vigilancia de lo que se llama gasto
social y, por otra parte, resultados no del todo tan contundentes en
materia de nutrición y educación sobre todo por los montos que se
destinaron a ese programa y que se tomaron de otros subsidios a
alimentos básicos, como el que recibía la tortilla. En materia de seguridad
social, se desarticuló el sistema de ahorro para el retiro basado en la
solidaridad intergeneracional para pasar a uno de capitalización, en que
cada trabajador ahorra para su propio retiro, al que se le suman
aportaciones del Estado y de los Empresarios, y que dio lugar a un
lucrativo negocio en la administración de estos fondos. El gobierno de
Vicente Fox mostró intenciones de una continuidad en las políticas de
focalización e inclusive su profundización en este sentido.
La primera señal la dio al proponer, dentro de su reforma hacendaria, que
los recursos que los pobres pagarían por el impuesto al valor agregado
(IVA) se les reembolsaría a través del programa Progresa.
En lugar de realizar un cambio radical, el programa foxista implicó
continuar con una política de canalización de recursos de sobrevivencia y
asistenciales, definidos por factores numéricos, mientras los que se
requería establecer políticas amplias basadas en derechos sociales.
23

En el Plan Nacional de Desarrollo del Presidente Enrique Peña Nieto
estableció en materia social seis objetivos generales:
1. Mejorar los niveles de educación y de bienestar de los mexicanos.
2. Acrecentar la equidad y la igualdad de oportunidades.
3. Impulsar la educación para el desarrollo de las capacidades
personales y de iniciativa individual y colectiva.
4. Fortalecer la cohesión y el capital sociales
5. Lograr un desarrollo social y humano en armonía con la naturaleza.
6. Ampliar la capacidad de respuesta gubernamental para fomentar la
confianza ciudadana en las instituciones.
(Velázquez Baldomero; 2012, pág. 23).
Durante la Administración del presidente Felipe Calderón proliferaron los
programas federales y estatales. De acuerdo al Catálogo de Programas
Federales, elaborado por el Instituto Nacional para el Federalismo y el
Desarrollo Municipal (INAFED), existen 169 programas. (Velázquez
Baldomero; 2012, pág. 24).
En el Presupuesto de Egresos de la Federación 2011 figuran 117
programas que están sujetos a Reglas de Operación. (Velázquez
Baldomero; 2012, pág. 24).
La formulación de las políticas sociales se inicia cada seis años en cada
cambio de titular del Poder Ejecutivo.

24

Las propuestas de campaña y los planteamientos de partido, así como
las consultas a los diversos sectores de la población, dan lugar al Plan
Nacional de Desarrollo que por ley debe darse a conocer a más tardar a
los seis meses de que el Presidente de la República toma posesión de su
cargo.
Las dependencias responsables de diseñar las políticas sociales en
nuestro País han sido la secretaría de Desarrollo Social (Sedesol),
(Velázquez Baldomero; 2012, pág. 24).
Por su enorme influencia en la definición del gasto público, desde el
sexenio del presidente Ernesto Zedillo, se ha destacado la acción de la
Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Es dentro de esta secretaría
donde se definen las políticas y programas dirigidos a los grupos en
pobreza extrema, principalmente en el Programa de Educación, Salud y
Alimentación (Progresa). Otras dependencias que igualmente diseñan las
políticas sociales en su respectivo ámbito son la Secretaría de Salud y la
Secretaría de Educación Pública, así la Secretaría de Agricultura,
Ganadería, Pesca y Alimentación en el caso de algunos programas
dirigidos a los campesinos. También son instancias ejecutoras de
programas sociales. Instituciones como Licosa, Diconsa, la Comisión
Nacional de las Zonas Áridas, el Instituto Nacional Indigenista y la
Coordinación del Progresa (Coprogresa) y el Sistema para el Desarrollo
Integral de la Familia (DIF), entre otras. (Velázquez Baldomero; 2012,
pág. 24).
25

Uno de los programas que ha generado mayor investigación, es el
Programa Oportunidades. Comenzó en 1997 como el Programa de
Educación, Salud y Alimentación (Progresa) y en 2002 cambió a
Programa Oportunidades (PO). (Velázquez Baldomero; 2012, pág. 26).
Actualmente el programa oportunidades tiene un padrón de 5.8 millones
de familias beneficiarias, está presente en todos los municipios del País y
durante el 2011 ejerció un presupuesto de 65,685.3 millones de pesos.
Por su diseño y operación, sin mecanismos de control gubernamental y
social, el PO podría cooptarse fácilmente para fines político-electorales o
patrimonialistas: al seleccionar a quién benefician y a quién no
(focalización), al entregar apoyos en efectivo directamente a las familias
(transferencias económicas) y al establecer corresponsabilidades para
recibir los apoyos (condicionamiento de apoyos) se generan importantes
espacios de discrecionalidad. (Velázquez Baldomero; 2012, pág. 26).
Para inhibir y combatir la corrupción y el uso político de los programas, se
han diseñado y desarrollado diversas acciones con resultados variables.
Estas acciones se conocen con diferentes nombres: Contraloría Social,
monitoreo ciudadano, blindaje electoral, auditoría social, o atención
ciudadana. (Velázquez Baldomero; 2012, pág. 27).
El Programa Oportunidades tiene como objetivo apoyar a las familias
que viven en condición de pobreza extrema, con el fin de potenciar las
capacidades de sus miembros y ampliar sus alternativas para alcanzar
mejores niveles de bienestar a través del mejoramiento de opciones en
26

educación, salud y alimentación. El programa contribuye además a la
vinculación de las familias beneficiarias con nuevos servicios y programas
de desarrollo que propicien el mejoramiento de sus condiciones
socioeconómicas y su calidad de vida. Durante el 2012, el programa tuvo
autorizado recursos por más de 65 mil millones de pesos
correspondientes a todos los municipios del País, cubriendo alrededor de
5.8 millones de familias. (Velázquez Baldomero; 2012, pág. 29).
El Sistema Nacional de Protección Social en Salud o Seguro Popular es
un órgano desconcentrado de la Secretaría de Salud, y actúa como la
instancia que coordina y vigila la operación del sistema en todos los
estados del País y en el Distrito Federal. De acuerdo al PEF para 2011, el
sistema operaría con más de 1,870 millones de pesos.
El Procampo fue creado en 1994 con un plazo de 15 años. Se concibió
como un instrumento de apoyo al ingreso del productor y como
mecanismo de compensación a los productores por causa de la
reducción de precios implícita en la apertura comercial.
El programa se instrumentó a partir de un padrón elaborado en
colaboración con las entidades federativas y de acuerdo a las
necesidades regionales, el cual no puede ser modificado conforme a lo
establecido en el decreto de creación.
Procampo asigna el recurso a los productores según el número de
hectáreas sembradas, sin garantizar volúmenes de producción.
27

De acuerdo con el PEF para 2011, el programa tenía asignados recursos
por más de 1,635 millones de pesos. De conformidad con el Presupuesto
de Egresos de la Federación 2011, el programa 70 y más dispondría de
13, 287, 220,934 de pesos, para cubrir las localidades de hasta 30 mil
habitantes y alrededor de 2.3 millones de adultos mayores de 70 años.
En caso de así permitirlo la disponibilidad presupuestaria, aumentaría
gradualmente su cobertura en términos del tamaño de la localidad.
El correcto funcionamiento de los programas sociales reside, en buena
medida, en la coordinación entre las diferentes dependencias y órdenes
de gobierno.
En el programa Oportunidades, existe una coordinación estatal, que
realiza gran parte de la operación del mismo.
De igual modo, las reglas de operación contemplan la designación de la
figura del enlace municipal, estableciendo el no partidismo como criterio
de selección, así como la obligatoriedad de que sea nombrado por
acuerdo de Cabildo. (Velázquez Baldomero; 2012, pág. 30).
En el Seguro Popular, el padrón de beneficiarios es el componente más
vulnerable del programa.
La falta de mecanismos de coordinación definidos entre la Secretaría de
la Función Pública y los órganos internos de control estatales no
contribuyen a trasparentar el padrón.
Además, los recursos enviados a los estados difícilmente pueden ser
auditados por la federación, lo que resulta insuficiente para garantizar la
rendición de cuentas y acceso a la información.
Lo anterior lleva a señalar la necesidad de realizar una revisión de los
acuerdos de colaboración con los estados, a fin de establecer
mecanismos puntuales para la transparencia y rendición de cuentas a la
28

ciudadanía, introduciendo criterios de fiscalización por parte de las
autoridades federales en coordinación con el órgano interno de control
estatal.
Por su parte, Procampo es operado a través de las delegaciones
federales de la Sagarpa y de los distritos de desarrollo rural, en
coordinación con los gobiernos de los estados.
Su operación es relativamente sencilla, aunque se detectó que la
confluencia de instancias provoca retrasos en la entrega de beneficios.
El Programa de Infraestructura Básica para la Atención de los Pueblos
Indígenas (PIBAI), es uno de los programas a cargo de la Comisión
Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), Tiene como
objetivo general contribuir al desarrollo social y económico de los pueblos
y comunidades otorgando prioridad a las regiones indígenas, con respeto
a los recursos naturales de su entorno, a sus culturas y a sus derechos,
mediante la ejecución de obras de infraestructura básica.
Se trata de un Programa dirigido a comunidades indígenas cuyos
objetivos específicos son: contribuir a mejorar las condiciones de vida y
las posibilidades de desarrollo de las localidades indígenas, mediante la
dotación de los servicios básicos de agua potable, alcantarillado y
saneamiento, así como la construcción de obras de comunicación vial y
electrificación; y promover acciones de coordinación con instancias de los
tres órdenes de gobierno. (Velázquez Baldomero; 2012, pág. 31).
Es importante mencionar, el diseño original de PROGRESA corrió a
cambio de un equipo multidisciplinario encabezado por José Gómez de
León (quien fue su primer coordinador nacional) y Santiago Levy.
El equipo original diseñó y montó una enorme cantidad de innovaciones
de política que, a diez años de su creación, mostraron efectos positivos en
múltiples dimensiones (Juárez y López, 2008).
29

Con la llegada de Vicente Fox al gobierno federal en 2000, el programa
Progresa, continúo operando, rompiendo con ello la tradición mexicana
de descontinuar los programas del sexenio anterior.
La coordinación nacional del programa pasó a manos de Vicente
Arredondo (entre 2000 y 2001) y de Rogelio Gómez-Hermosillo (2001-
2006), ambos provenientes de organizaciones de la sociedad civil.
Dentro de la administración del último, se dieron las transformaciones más
significativas del programa desde sus orígenes en 1997.
Con la sunción de Vicente Fox, llegó a la Sedesol Josefina Vázquez Mota,
antigua militante del PAN. Implementó técnicas representadas por actores
con antecedentes académicos en puestos clave. (Hevia Felipe; 2009, pág.
118).
Una de las características más sobresalientes del Programa es la
multiplicidad de actores que involucran su operación, tanto de sectores-
salud, educación, agencias pagadoras, contralorías, etc.- como de
órdenes de gobierno- federal, estatal, municipal.
No es casual que las oficinas responsables reciban el nombre de
Coordinaciones puesto que, en rigor, esa es su misión: coordinar la acción
concertada de diversos tipos de instituciones para lograr los objetivos de
Programa- romper con el ciclo intergeneracional de pobreza por medio del
desarrollo de capital humano.
Oportunidades cuenta con una Coordinación Nacional cuyo titular es
designado por el Presidente de la República y su máximo órgano de
gobierno es un Consejo formado por titulares de las Secretaría de
Desarrollo Social, Salud, Educación y Hacienda y Crédito Público. (Hevia
Felipe; 2009, pág. 11)


30



1.2 Impacto de los Programas Sociales en los niveles de Pobreza en
México
Al analizar el desarrollo de la política social mexicana, en el contexto del
modelo económico adoptado por las diferentes administraciones, se
observa que la estrategia económica ha generado mayor desigualdad
entre grupos sociales, regiones geográficas y sectores productivos.
Esta situación ha empeorado con el tiempo porque cada administración
impone una estrategia no sólo diferente sino equivocada para atacar la
pobreza. El 16 de junio del 2010, fueron publicados en el Diario Oficial de
la Federación los lineamientos y criterios generales para la definición,
identificación y medición de la pobreza en nuestro País, elaborados por el
Coneval. En ellos se señala que “La definición de pobreza considera las
condiciones de vida de la población a partir de tres espacios: el del
bienestar económico, el de los derechos sociales y el del contexto
territorial”.
Estas tres vertientes empatan con las definiciones específicas de los tipos
de pobreza:
Pobreza alimentaria: Incapacidad para obtener una canasta básica
alimentaria, aun si se hiciera uso de todo el ingreso disponible en el hogar
para comprar sólo los bienes de dicha canasta.
Pobreza de capacidades: Insuficiencia del ingreso disponible para adquirir
el valor de la canasta alimentaria y efectuar los gastos necesarios en
salud y en educación, aun dedicando el ingreso total de los hogares nada
más para estos fines.
Pobreza patrimonial: Insuficiencia del ingreso disponible para adquirir la
canasta alimentaria, así como para realizar los gastos necesarios en
salud, educación, vestido, vivienda y transporte, aunque la totalidad del
31

ingreso del hogar sea utilizado exclusivamente para la adquisición de
estos bienes y servicios. (Velázquez Baldomero; 2012, pág. 47).
La pobreza en el País sigue siendo alta y su erradicación muy lenta a
través de los programas sociales.
Todos los análisis sobre el desempeño económico muestran que 2010 fue
un año de crecimiento para México.
Lo fue, por el “efecto de rebote” ante la severa crisis que se vivió en 2009,
año en que la economía decreció casi en un 10%.
Lo fue también porque la recuperación de los Estados Unidos permitió
impulsar relativamente a varios sectores que están vinculados
fundamentalmente al sector exportador.
Sin embargo, todos los pronósticos señalaban que 2011 resultaría un año
muy difícil, pues la economía no crecería más allá de un 3.5% del PIB, lo
cual significa que en materia de empleos se crearía apenas alrededor de
500 mil, muy lejanos a la cifra de un millón 400 mil que se requiere
anualmente, de acuerdo con los nuevos datos del Censo. (Velázquez
Baldomero; 2012, pág. 52).
Esto llevará a que la crisis social por la que atravesamos se agudice aún
más, pues durante al año se espera una tasa de desempleo mensual
promedio de 6%, lo que significa alrededor de 2.6 millones de personas
sin empleo, de manera permanente.
Se espera también que la economía informal se amplíe aún más, para
situarse en alrededor del 30% de la PEA, lo que significaría alrededor de
13.5 millones de personas.
Con estos datos, el panorama es simplemente desolador, pues el impacto
combinado de bajo crecimiento, alta inflación, bajos salarios y alta
informalidad se sintetiza en dos conceptos: pobreza y desigualdad.
(Velázquez Baldomero; 2012, pág. 53).
32



1.3 La Participación Ciudadana
El término participación implica asumir que se está “tomando parte”. En el
caso de la participación ciudadana se supone que los individuos en tanto
“ciudadanos” toman parte en alguna actividad pública. (Antología
Participación Ciudadana; 1996, pág. 69). También se consideran los
siguientes temas:
El tema de la participación social. Tradicionalmente se asume que la
participación social se refiere a los fenómenos de agrupación de los
individuos en organizaciones a nivel de la sociedad civil para la defensa
de sus intereses sociales. En tal sentido, es posible que la diferencia entre
la participación social y la ciudadana tenga relación con la diferencia entre
la participación como estado o situación y como actividad: la participación
social enuncia la pertenencia y el hecho de tener parte en la existencia de
un grupo, de una asociación. Expresada en otra forma, la diferencia
estribaría en que, en el caso de la participación social, se supone que los
individuos se relacionan no con el Estado, sino con otras instituciones
sociales. En esta perspectiva, las cuestiones relativas al cooperativismo,
al asociativismo, a la autogestión, etc., no constituirán objetos de atención
cuando la unidad de análisis es la participación ciudadana, salvo que se
plantee una relación expresa con la actividad pública que trascienda a su
vez la mera obtención de recursos.
El tema de la participación comunitaria. Así como la participación social no
sería sinónimo de la participación ciudadana en tanto aquella no implica
“de suyo” interactuar con el Estado, la participación comunitaria tampoco
lo sería, dado que tal como ha sido convencionalmente entendida, ésta
puede suponer una relación con el Estado pero que tiene un sentido
meramente de impulso asistencial de acciones que, en definitiva, son
ejecutadas por los ciudadanos mismos y que, en general, están referidas
33

a cuestiones vinculadas a su vida más inmediata. (Antología Participación
Ciudadana; 1996, pág. 70-71).
El término “participación comunitaria” está a su vez vinculado con el de
“desarrollo comunitario” cuyo uso es de muy antigua data. De hecho,
hace más de treinta años se reconocía que el objetivo común del
desarrollo comunitario “es el de estimular el esfuerzo propio de los
individuos y hacer que ese esfuerzo guarde una relación más estrecha
con los servicios gubernamentales”.
A la vez se planteaba que los rasgos distintivos de los programas de
desarrollo de la comunidad eran “la participación de la población misma
en los esfuerzos para mejorar su nivel de vida, dependiendo todo lo
posible de su propia iniciativa; y el suministro de servicios técnicos y de
otro carácter en forma que estimulen la iniciativa, el esfuerzo propio y la
ayuda mutua, y aumenten su eficacia”.
Como se aprecia, el énfasis del desarrollo comunitario también está
puesto en fomentar la iniciativa de los propios individuos respecto de la
solución de problemas y, eventualmente, en orientar su acción hacia
objetivos de desarrollo previstos en los planes.
De allí que, en sentido estricto, las diferencias fundamentales entre la
participación y el desarrollo comunitario, por un lado, y la participación
ciudadana, por el otro, estribarían en que en los primeros la participación
de los individuos u organizaciones no se plantea respecto de una
actividad pública, sino de una actividad social, la que eventualmente
puede requerir de la ayuda del Estado a través de asistencia técnica,
ayuda material, capacitación o medios institucionales.
(Antología Participación Ciudadana; 1996, pág. 70-71).
Las experiencias autónomas de la sociedad civil.
La reciente temática relativa a la reivindicación de autogobierno por parte
de los movimientos sociales y, en general, las experiencias de
organización de la comunidad que surgen y resuelven.
34

Cabe en todo caso destacar la importancia de estos temas incluso para la
propia comprensión de la participación ciudadana (Antología Participación
Ciudadana; 1996, pág. 72).

Capítulo II. Análisis al Marco Constitucional en Materia de Desarrollo
Social en México

La reestructuración de las naciones después de los conflictos bélicos
mundiales modificó el papel del Estado: “A sus funciones primordiales de
dar satisfacción a las necesidades esenciales de defensa nacional,
mantenimiento de la seguridad pública, se le añadió las de desarrollar la
economía y estabilizarla, equilibrar las condiciones de las diferentes
regiones del País, superar las crisis cíclicas, redistribuir la riqueza, y
cumplir con las aspiraciones de bienestar de las clases sociales.

En suma, el Estado se responsabilizó de planear, conducir, coordinar y
orientar la actividad económica nacional, y se hizo cargo de la estrategia
global del desarrollo económico y social”. (Chapóy Dolores; 2003, pág1).

Al iniciar todo análisis a los preceptos constitucionales que emanan de la
Carta Magna de nuestra nación, es relevante comenzar con la facultad
que otorga la Ley Suprema al Estado mexicano, del componente
ineludible de su propia investidura, y me refiero a la parte que los
constitucionalistas suelen denominar como la “Rectoría del Estado”,
misma que se encuentra regulada actualmente por el artículo 25 de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. (Sitio oficial de
Miguel de la Madrid Hurtado http://www.mmh.org.mx/nav/node/6).

Dicho precepto publicado en el Diario Oficial número 30 de fecha 5 de
febrero de 1917, no contempló de origen la reglamentación antes
mencionada, sino que fue a través de la reforma aprobada por el
Congreso de la Unión en diciembre de 1982, promovida por el entonces
35

Presidente de la República Miguel de la Madrid Hurtado, quien llega al
poder en una época verdaderamente difícil para el país, debido a los
efectos político-económicos que se suscitaron por las administraciones
anteriores, entre las que destacan:
-Los gastos excesivos que observaron los dos sexenios anteriores a José
López Portillo.
-La nacionalización de la banca promovida por López Portillo, tres meses
antes de salir del poder.
-Lo anterior, produjo el alza de inflación (que subió a un promedio del
100% cada año).
-El empleo informal creció a 20%, entre 1983 y 1985.
-La caída drástica en producción, en industrias gubernamentales.
-Un crecimiento del PIB erróneo con altibajos y disminución del poder
adquisitivo.
Antes estos acontecimientos, De la Madrid Hurtado emprendió lo que
denominó como una Renovación Moral de la sociedad, elaborando un
Plan Global de Desarrollo, entre lo que destaca la reforma al artículo 25
constitucional, por el cual se estableció un sistema de planeación
democrática y más importante, inició con la apertura económica, la
desregulación y descentralización así como la privatización de empresas
estatales, algo que seguiría bajo su sucesor; durante su administración, el
número de paraestatales se redujo de 1155 en 1982 a 413 en 1988.

Ante la severa crisis económica (donde se alcanzó el 3100 % de
devaluación del peso), se establecieron los Pactos de Crecimiento
Económico con los diversos sectores sociales, mediante los cuales el
gobierno subsidiaba parte de los precios de los productos básicos y los
productores/distribuidores se comprometían a no aumentarlos.
(Sitio oficial de Miguel de la Madrid Hurtado
http://www.mmh.org.mx/nav/node/6).

36

En enero de 1986, aproximadamente tres años de negociaciones, México
logra ser admitido al GATT, siendo el punto más fuerte de esta
administración. Al respecto, los antecedentes históricos sobre el primer
de gobierno de Miguel de la Madrid Hurtado, contempla las siguientes
acciones:
“… El plan de gobierno del nuevo régimen para el sexenio 1982-1988 es
una versión renovada del proyecto nacional de modernización: mayor
racionalización administrativa mediante la determinación clara de las
competencias de los diferentes sectores económicos, y mecanismos
específicos para elevar el nivel de democratización y para la distribución
de la riqueza.

Una de las primeras preocupaciones de la nueva administración fue
fundamentar el plan en el nivel jurídico, con el fin de definir conceptos,
responsabilidades institucionales y la obligatoriedad de algunos principios.
Una de las reformas más controvertidas fue la que se refiere a la rectoría
económica del Estado y a la economía mixta.

El 4 de diciembre, el Presidente envió al Congreso una iniciativa de
reformas a los artículos 25, 26, 27, 28 y 73 de la Constitución.

Esta iniciativa establece un sistema de planeación del desarrollo cuyo
mecanismo se tipifica en la Ley de Planeación; fija las bases para el
desarrollo rural integral y una mejor justicia agraria; precisa la definición
de las áreas reservadas exclusivamente al Estado y la función y
desempeño de las instituciones, organismos descentralizados y empresas
de participación estatal, y define la economía mixta como principio del
desarrollo económico mexicano.
En realidad, la modificación de la ley pretendía reconocerle explícitamente
al Estado una responsabilidad que ya de hecho tenía y que consiste en
conducir el desarrollo nacional propiciando que éste sea equilibrado,
integral y justo. Estas reformas y adiciones, junto con las principales
37

atribuciones en materia económica que se encuentran en otros artículos
de la Constitución, dotan al Estado mexicano de las bases
constitucionales para la modernización de la legislación de prácticamente
todos los aspectos de la actividad económica.
En lo que concierne a la economía mixta, se establece la concurrencia de
los sectores público, social y privado a los propósitos generales del
desarrollo nacional, incorporando todas aquellas formas de actividad
económica que contribuyen al desarrollo de la nación.

Además, en el artículo 25, se hace explícita la definición de sector social
como el conjunto de empresas cuya propiedad no es privada ni estatal,
sino de los trabajadores, esto es, cooperativas, ejidos, empresas
sindicales, etcétera…” (Sitio oficial de Miguel de la Madrid Hurtado
http://www.mmh.org.mx/nav/node/6).

En ese sentido, el artículo 25 de nuestra Constitución, consagra el
principio de Rectoría del Estado, bajo los siguientes términos:

“…Artículo 25. Corresponde al Estado la rectoría del desarrollo nacional
para garantizar que éste sea integral y sustentable, que fortalezca la
Soberanía de la Nación y su régimen democrático y que, mediante el
fomento del crecimiento económico y el empleo y una más justa
distribución del ingreso y la riqueza, permita el pleno ejercicio de la
libertad y la dignidad de los individuos, grupos y clases sociales, cuya
seguridad protege esta Constitución.

El Estado planeará, conducirá, coordinará y orientará la actividad
económica nacional, y llevará al cabo la regulación y fomento de las
actividades que demande el interés general en el marco de libertades que
otorga esta Constitución…”. (Sitio oficial de Miguel de la Madrid Hurtado
http://www.mmh.org.mx/nav/node/6).

38

De esta manera el Estado se convierte en un sujeto activo, de quien
emana toda potestad de gobierno, de administración y ejercicio pleno del
derecho que regula la esfera jurídica de la Constitución Política Nacional,
enfocado al desarrollo nacional, que el mismo sea integral (para todos) y
sustentable (con objetivos alcanzables), asimismo, se cita al régimen
democrático (que garantiza la igualdad y la participación de todos los
sectores), y se menciona el fomento del crecimiento económico (la
actividad económica) el empleo y la justa distribución del ingreso y la
riqueza (como la medida inmediata de beneficiar a la población en la
ocupación y que permite la distribución de la riqueza), y finalmente la
libertad y la dignidad de los individuos (protegidos por la constitución); al
respecto, Andrés Serra Rojas dice:

El Estado moderno no es un simple espectador de la vida económica
nacional, sino un actor decisivo e indispensable en el profundo drama
que domina a la humanidad.
El Estado no es una ficción que gobierna, ni una organización al servicio
de grupos privilegiados.

Su finalidades servir a todos sin excepción, procurando mantener el
equilibrio y la justa armonía de la vida social.

La idea del interés público es determinante en las instituciones políticas.
Favorecer a un grupo con detrimento de otro es crear profundas
desigualdades sociales, que el Estado debe empeñarse en hacerlas
desaparecer o al menos atenuarlas.

(Serra Andrés; 1968, t 1, pág. 751).




39




1.1 La Estructura Orgánica del Estado Mexicano
La Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, establece en su
artículo 26, las dependencias a cargo del Poder Ejecutivo de la Unión,
bajo las siguientes denominaciones.
Secretaría de Gobernación
Secretaría de Relaciones Exteriores
Secretaría de la Defensa Nacional
Secretaría de Marina
Secretaría de Hacienda y Crédito Público
Secretaría de Desarrollo Social
Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales
Secretaría de Energía
Secretaría de Economía
Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y
Alimentación
Secretaría de Comunicaciones y Transportes
Secretaría de Educación Pública
Secretaría de Salud
Secretaría del Trabajo y Previsión Social
Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano
40

Secretaría de Turismo
Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal.
(Ley Orgánica de la Administración Pública Federal,
http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/153.pdf).
Para el desarrollo de la presente Tesis, analizaremos las facultades de la
Secretaría de Desarrollo Social a quien corresponde el despacho de los
siguientes asuntos:
Artículo 32:
Fortalecer el desarrollo, la inclusión y la cohesión social en el país
mediante la instrumentación, coordinación y seguimiento, en términos de
ley y con los organismos respectivos, de las políticas siguientes:
a) combate efectivo a la pobreza
b) Atención específica a las necesidades de los sectores sociales más
desprotegidos, en especial de los pobladores de las zonas áridas de las
áreas rurales, así como de los colonos y marginados de las áreas
urbanas; y...
c) Atención a los derechos de la niñez; de la juventud; de los adultos
mayores, y de las personas con discapacidad.
II. Formular, conducir y evaluar la política general de desarrollo social para
el combate efectivo a la pobreza.
III.- Coordinar las acciones que incidan en el combate a la pobreza
fomentando un mejor nivel de vida, en lo que el Ejecutivo Federal
convenga con los gobiernos estatales y municipales, buscando en todo
momento propiciar la simplificación de los procedimientos y el
establecimiento de medidas de seguimiento y control.
IV. Fomentar las actividades realizadas por organizaciones de la sociedad
civil.

41

V. Evaluar la aplicación de las transferencias de fondos a entidades
federativas y municipios, y de los sectores social y privado, que se deriven
de las acciones e inversiones convenidas en los términos de este artículo.

VI. Coordinar, concretar y ejecutar programas especiales para la atención
de los sectores sociales más desprotegidos, en especial de los
pobladores de las zonas áridas de las áreas rurales, así como de los
colonos de las áreas urbanas, para elevar el nivel de vida de la población,
con la intervención de las dependencias y entidades de la Administración
Pública Federal correspondientes y de los gobiernos estatales y
municipales y, con la participación de los sectores social y privado.

VII. Impulsar políticas y dar seguimiento a los programas de inclusión
social y protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes, en
coordinación con las dependencias y entidades de la Administración
Pública Federal, así como de los diferentes niveles de gobierno.

VIII. Elaborar políticas públicas y dar seguimiento a los programas de
apoyo e inclusión de los jóvenes a la vida social participativa y productiva.

IX. Impulsar las políticas públicas y dar seguimiento a los programas de
inclusión y atención de los adultos mayores y sus derechos.

X. Fomentar las políticas públicas y dar seguimiento a los programas que
garanticen la plenitud de los derechos de las personas con discapacidad.

XI. Impulsar a través del Sistema Nacional de Asistencia Social Pública y
Privada políticas públicas en materia de asistencia social e integración
familiar, en coordinación con el Sistema Nacional para el Desarrollo
Integral de la Familia.

42

XII. Promover la construcción de obras de infraestructura y equipamiento
para fortalecer el desarrollo e inclusión social, en coordinación con los
gobiernos de las entidades federativas y municipales y con la participación
de los sectores social y privado.
XIII. Asegurar la adecuada distribución, comercialización y abastecimiento
de los productos de consumo básico de la población de escasos recursos,
con la intervención que corresponde a la Secretaría de Economía así
como a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y
Alimentación; bajo principios que eviten el uso o aprovechamientos
indebidos y ajenos a los objetivos institucionales.

XIV. Al XXXIII (Se derogan)”

En lo relativo a las fracciones I, inciso c), y VII del referido artículo 26
Constitucional, se incluye la atención a los derechos de la niñez y de la
juventud, así como la elaboración de políticas públicas y seguimiento a los
programas de apoyo e inclusión de los jóvenes a la vida social
participativa y productiva.

En ese sentido, se enfoca el análisis de la presente Tesis, de forma tal
que podamos conocer el ámbito jurídico que vigoriza específicamente los
programas de apoyo de Becas de estudio, que se otorgan a la niñez y
juventud mexicana, a efecto de garantizar su incursión y desarrollo
intelectual en el plano educativo nacional, venciendo una de las
principales causas de deserción de los estudiantes:
La falta de recursos económicos, que a través de los datos del Coneval.
Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social se
mide la pobreza en México y evalúa programas y políticas sociales del
Gobierno Federal.

43

(Ley Orgánica de la Administración Pública Federal,
http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/153.pdf


El artículo 1 de la ley General de Desarrollo Social establece como el
primero de sus objetos garantizar el pleno ejercicio de los derechos
sociales consagrados en la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, asegurando el acceso de toda la población al desarrollo
social.
Que la política social tiene entre sus principios rectores la atención, a
través de los programas de desarrollo social, de la población con mayores
desventajas sociales, en especial aquella en situación de pobreza.
Que conforme a lo establecido en la Ley de Desarrollo Social, el Consejo
Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social es un
organismo público descentralizado que tiene por objeto normar y
coordinar la evaluación de las políticas y programas de desarrollo social
que ejecuten las dependencias públicas y establecer los lineamientos y
criterios para la definición, identificación y medición de la pobreza,
garantizando la trasparencia, objetividad y rigor técnico en dicha
actividad. (Lineamientos y criterios generales para la definición,
identificación y medición de la pobreza pág. 11).
El lineamiento Decimo cuarto de los lineamientos y criterios generales
para la definición, identificación y mediación de la pobreza, establece que
el rezago educativo consiste en:
-Población de 3 a 15 años que no cuenta con la educación secundaria
terminada y no asiste a la escuela.
-Población nacida hasta 1981 que no cuenta con la educación primada
terminada.
44

-Población nacida a partir de 1982 que no cuenta con la educación
secundaria terminada. (Lineamientos y criterios generales para la
definición, identificación y medición de la pobreza pág. 13).
La ley General de Desarrollo Social (LGDS), aprobada por unanimidad en
las cámaras de Diputados y de Senadores, y promulgada el 20 de enero
de 2004, tiene como uno de sus objetivos centrales “garantizar el pleno
ejercicio de los derechos sociales consagrados en la Constitución Política
de los Estados Unidos Mexicanos, asegurando el acceso de toda la
población al desarrollo social”. La ley establece como objetivos de la
Política Nacional de Desarrollo Social, la promoción de las condiciones
que aseguren el disfrute de los derechos sociales, individuales o
colectivos, así como el impulso de un desarrollo económico con sentido
social que eleve el ingreso de la población y contribuya a reducir la
desigualdad.
La libertad, la justicia distributiva, la solidaridad, la integralidad, la
participación social y el respeto a la diversidad, transparencia y libre
determinación de las personas son los principios básicos que debe
sustentar la política social.
La incorporación de mecanismos institucionales de evaluación y
seguimiento de las políticas de desarrollo social constituye una innovación
fundamental de la Ley General de Desarrollo. Para ello, se creó el
Consejo Nacional de la Evaluación de la Política de Desarrollo Social
(CONEVAL), que es un organismo público con autonomía técnica y de
gestión; tiene la misión de normar y coordinar la evaluación de las
políticas y programas de desarrollo social y establecer los lineamientos y
criterios para la definición, identificación y medición de la pobreza.
La vinculación entre estas dos actividades destaca el papel de la medición
de la pobreza en la evaluación integral de la Política Nacional de
Desarrollo Social, pues aun cuando la ley establece como su objetivo
primordial el aseguramiento del ejercicio de los derechos sociales de la
población en su conjunto, también indica que las características de la
45

población en situación de pobreza hacen prioritaria su atención por parte
de las políticas públicas. (Lineamientos y criterios generales para la
definición, identificación y medición de la pobreza pág. 16).
La educación es el principal medio para desarrollar y potenciar las
habilidades, conocimientos y valores éticos de las personas. Además,
representa un mecanismo básico de transmisión y reproducción de
conocimientos, actitudes y valores, fundamental en los procesos de
integración social, económica y cultural. Se incapaz de leer, escribir, o
realizar las operaciones matemáticas básicas, e incluso no tener un nivel
de escolaridad que la sociedad considere básico, limita las perspectivas
culturales y económicas de todo ser humano, lo que restringe su
capacidad para interactuar, tomar decisiones y funcionar activamente en
su entorno social.
En el marco normativo mexicano, el Artículo 3° de la Constitución Política
de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM) y los artículos 2°.,3° y 4° de
la Ley General de Educación (LGE) establecen que toda la población
debe cursar la educación preescolar, primaria y secundaria, niveles que
constituyen la educación básica obligatoria.
El artículo 31 de la Constitución y el artículo 4° de la Ley General de
Educación disponen la obligación de todos los mexicanos de enviar a sus
hijos o pupilos a las escuelas públicas o privadas para obtener la
educación obligatoria.
La ley Federal del Trabajo, por otra parte, prohíbe el trabajo de los niños
menores de catorce años de edad y el de los de catorce y quince años sin
la educación básica obligatoria.
En los últimos años, se han incorporado varias reformas a la Carta
Magna y a la Legislación en materia educativa, en especial sobre los
niveles que incluye la educación obligatoria.
Debido a lo anterior es necesario que el umbral adoptado retome los
cambios que ha tenido la legislación , pues aunque el Estado, al modificar
las disposiciones contenidas en la Constitución, asume la responsabilidad
46

de ofrecer los mecanismos apropiados para que toda la población
disponga de las mismas condiciones, no puede obligar a los particulares a
adherirse a éstos.
Por tanto, no es posible establecer un mismo umbral para toda la
población, sino que debe definirse uno que permita medir con precisión la
efectividad del Estado para garantizar el derecho a la escolaridad
obligatoria.
Este umbral debe retomar la evolución histórica tanto de la conformación
de la educación básica como la vigencia de su obligatoriedad legal.
El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).
Organismo encargado de la evaluación del sector educativo en México.
El INEE propuso al CONEVAL la Norma de Escolaridad Obligatoria del
Estado Mexicano (NEOEM), conforme a la cual se considera con carencia
por rezago educativo a la población que cumpla algunos de los siguientes
criterios:
-Tiene de tres a quince años, no cuenta con la educación básica
obligatoria y no asiste a un centro de educación formal.
-Nació antes de 1982 y no cuenta con el nivel de educación obligatoria
vigente en el momento en que debía haberla cursado (primaria completa).
-Nació a partir de 1982 y no cuenta con el nivel de educación obligatoria
(secundaria completa).
La Norma de Escolaridad Obligatoria del Estado Mexicano (NEOEM),
brinda información sobre la capacidad del Estado mexicano para asegurar
la obtención de la educación básica obligatoria para toda su población, lo
cual es un elemento fundamental del derecho a la educación que el
CONEVAL reportará periódicamente, a fin de conocer los avances y retos
persistentes en materia de rezago educativo.
Asimismo, el análisis del avance en el ejercicio del derecho a la educación
puede ser completado con distintos indicadores, como el acceso de todos
los individuos al nivel de educación obligatorio vigente y la calidad de la
47

educación recibida. (Lineamientos y criterios generales para la definición,
identificación y medición de la pobreza pág. 31).
Si bien el indicador de rezago educativo utilizado en la metodología aporta
información valiosa acerca del nivel de escolaridad de población, además
de representar uno de los indicadores que marca la Ley General de
Desarrollo Social (LGDS) como indispensables para medir la pobreza,
éste no permite observar cuál es el comportamiento de esta condición
dentro de diferentes grupos de edad, la influencia que tiene en otros
integrantes del mismo hogar o los resultados educativos alcanzados. Con
el propósito de contar con información más amplia sobre el nivel de
escolaridad de la población, se consideran indicadores complementarios
de educación de acuerdo con el grupo etario, la educación de la jefatura y
el cónyuge del hogar, así como el nivel de analfabetismo y los resultados
educativos. Los indicadores complementarios asociados a la dimensión
de educación son los siguientes:
Analfabetismo. Porcentaje de personas de quince años o más que no
saben leer ni escribir un recado.
Educación obligatoria de acuerdo con grupos de edad. Porcentaje de la
población de dieciséis años de edad o más que no dispone de la
educación básica obligatoria, según grupos de edad (de dieciséis a
diecinueves años, de veinte a veintinueve años, de treinta a treinta y
nueve años, de cuarenta a cuarenta y nueve años, de cincuenta a
cincuenta y nueve años y de sesenta años o más).
Educación básica obligatoria de la Jefatura del hogar y su cónyuge.
Porcentaje de hogares en los cuales el (la) jefe (a) y/o su cónyuge no
cuentan con la educación básica obligatoria.
Asistencia a la escuela de acuerdo con grupos de edad. Porcentaje de la
población de tres a quince años de edad que no asiste a la escuela,
según grupos de edad (de tres a cinco años, de seis a once años y de
doce a quince años de edad).
48

Resultados educativos. Se analizará a través de los resultados obtenidos
en tres distintas evaluaciones nacionales e internacionales: Exámenes de
la Calidad y el Logro Educativo (Excale), Programme for International
Student Assessment (PISA) y Evaluación Nacional del Logro Académico
en Centros Escolares (Enlace).


Resultados Excale. Porcentaje de estudiantes que obtienen el nivel de
logro educativo “Por debajo del básico” en los dominios de español y
matemáticas evaluados por Excale en educación preescolar, primaria y
secundaria.
Resultados PISA. Porcentaje de estudiantes de quince años de edad con
bajo rendimiento en el desempeño de las competencias de lectura,
matemáticas y ciencias evaluadas por PISA.
Resultados Enlace. Porcentaje de estudiantes que obtienen los niveles de
logro “insuficiente” y “Elemental” en español y matemáticas en educación
primaria y secundaria.
Cobertura educativa. Porcentaje de alumnos atendidos en un nivel
educativo, con respecto a la población que representa para cubrir dicho
nivel. Este indicador se reporta para la educación media superior y
superior.
Rezago educativo promedio del hogar. Promedio de la razón del total de
personas con carencia por rezago educativo en un hogar, respecto al total
de integrantes del mismo. (Lineamientos y criterios generales para la
definición, identificación y medición de la pobreza pág. 65 ).




49








1.2 Planeación Nacional
Por su parte el artículo 26 de la Constitución establece que el Estado
organizará un sistema de planeación democrática del desarrollo nacional
que imprima solidez, dinamismo, permanencia y equidad al crecimiento de
la economía para la independencia y la democratización política, social y
cultural de la nación.
Los fines del proyecto nacional contenidos en la Carta Magna
determinarán los objetivos de la planeación, la cual será democrática.
Mediante la participación de los diversos sectores sociales. Considerará
las aspiraciones y demandas de la sociedad para incorporarlas al plan y a
los programas de desarrollo. Habrá un plan nacional de desarrollo al que
se sujetarán obligatoriamente los programas de la administración pública
federal.
La ley facultará al Ejecutivo para que establezca los procedimientos de
participación y consulta popular en el sistema nacional de planeación
democrática, así como los criterios para la formulación, instrumentación,
control y evaluación del plan y los programas de desarrollo. Asimismo,
determinará los órganos responsables del proceso de planeación y las
bases para que el Ejecutivo federal coordine mediante convenios con los
gobiernos de las entidades federativas e induzca y concierne con los
particulares las acciones por realizar para su elaboración y ejecución.
Para tales efectos, el marco regulatorio de esta materia se encuentra
establecido en la Ley de Planeación, misma que establece las normas y
50

principios básicos conforme a los cuales se llevará a cabo la Planeación
Nacional del Desarrollo y encauzar, en función de ésta, las actividades de
la administración Pública Federal; las bases de integración y
funcionamiento del Sistema Nacional de Planeación Democrática; las
bases para que el Ejecutivo Federal coordine sus actividades de
planeación con las entidades federativas, conforme a la legislación
aplicable.
Las bases para promover y garantizar la participación democrática de los
diversos grupos sociales así como de los pueblos y comunidades
indígenas, a través de sus representantes y autoridades, en la
elaboración del Plan y los programas a que se refiere esta Ley, y las
bases para que las acciones de los particulares contribuyan a alcanzar los
objetivos y prioridades del plan y los programas.


El Desarrollo Social como Eje Nacional
El Plan de Nacional de Desarrollo 2013-2018, contempla 5 ejes, que se
establecen como Metas Nacionales:
Un México en Paz,
Un México Incluyente,
Un México con Educación de Calidad, un México Próspero y
Un México con Responsabilidad Global.
Además señala 3 estrategias transversales para democratizar la
productividad, lograr un gobierno cercano y moderno, y tener una
perspectiva de género en todos los programas de la Administración. Para
la estructura de este trabajo, se considera importante mencionar lo
relativo a un México Incluyente, lo relativo al Desarrollo Social y al Capital
humano para un México con Educación de Calidad:
Diagnóstico General: “México enfrenta barreras que limitan su desarrollo”.
El desarrollo social debe ser la prioridad de un México Incluyente. Muchos
mexicanos se enfrentan a una serie de factores que los mantienen en
círculos viciosos de desarrollo donde las oportunidades de
51

progreso son escasas. El 46.2% de la población vive en condiciones de
pobreza y el 10.4% vive en condiciones de pobreza extrema.
Los indicadores tampoco nos permiten ser complacientes con respecto a
la desigualdad del ingreso, la violación de los derechos humanos, la
discriminación y el limitado acceso a servicios de salud y a una vivienda
digna.
Lo anterior no sólo es inaceptable en términos de justicia
social, sino que también representa una barrera importante para la
productividad y el crecimiento económico del país. Existe un amplio sector
de la población que por diversos motivos se mantiene al margen de la
economía formal, en sectores donde no se invierte en tecnología, donde
hay poca o nula inversión en capital humano, donde no hay capacitación y
por tanto la productividad se ve limitada. El hecho de que la productividad
promedio en el sector informal es 45% menor que la productividad en el
sector formal, muestra el amplio potencial de una política pública
orientada a incrementar la formalidad.
Capital humano para un México con Educación de Calidad:
Un México con Educación de Calidad requiere robustecer el capital
humano y formar mujeres y hombres comprometidos con una sociedad
más justa y más próspera. El Sistema Educativo Mexicano
debe fortalecerse para estar a la altura de las necesidades que un mundo
globalizado demanda. Los resultados de las pruebas estandarizadas de
logro académico muestran avances que, sin embargo, no son suficientes.
La falta de educación es una barrera para el desarrollo productivo del país
ya que limita la capacidad de la población para comunicarse de una
manera eficiente, trabajar en equipo, resolver problemas,
usar efectivamente las tecnologías de la información para adoptar
procesos y tecnologías superiores, así como para comprender el entorno
en el que vivimos y poder innovar. La falta de capital humano no es sólo
un reflejo de un sistema de educación deficiente, también es el resultado
52

de una vinculación inadecuada entre los sectores educativo, empresarial y
social.
Los trabajadores mexicanos en el extranjero pueden y alcanzan niveles
de productividad sobresaliente bajo cualquier medida.
Por ello, en México se debe proveer a nuestra población con la más alta
plataforma para el desarrollo de sus habilidades.
A diferencia de otras generaciones, los jóvenes tienen a la mano el
acceso a una gran cantidad de información. Sin embargo, en ocasiones
carecen de las herramientas o de las habilidades
para procesarla de manera efectiva y extraer lo que será útil o importante.
“Nuestros jóvenes requieren un camino claro para insertarse en la
vida productiva. Los mexicanos de hoy deberán responder a un nuevo
paradigma donde las oportunidades de trabajo no sólo se buscan sino
que en ocasiones deben inventarse.
La dinámica de avance tecnológico y la globalización demandan jóvenes
capaces de innovar. Ante esta coyuntura, la educación deberá estar en
estrecha vinculación con la investigación y con la vida productiva del País.
La nación en su conjunto debe invertir en actividades y servicios que
generen valor agregado de una forma sostenible.
En este sentido, se debe incrementar el nivel de inversión pública y
privada en ciencia y tecnología, así como su efectividad.
El reto es hacer de México una dinámica y fortalecida Sociedad
del Conocimiento.”
En el Eje II México Incluyente, trata lo relativo al rezago y exclusión
Social:
II. México Incluyente
53

Los niveles de pobreza, desigualdad y exclusión social que enfrenta
México constituyen no sólo un desafío político y moral a la base misma de
nuestro principio fundacional como nación sustentado en la justicia
social, sino también una contradicción con el nivel de desarrollo
alcanzado por nuestro país.


La desigualdad y la pobreza generan frustración en amplios segmentos
de la población, erosionan la cohesión social y abren el camino al conflicto
y la violación de la ley, con graves consecuencias para la paz pública,
la fortaleza de las instituciones, así como para el desarrollo sostenible del
País.
El que una elevada proporción de la población carezca de acceso pleno y
efectivo a los bienes públicos que le corresponden por ley, y enfrente
condiciones de vulnerabilidad inaceptables, representa, además,
un poderoso freno a la expansión del mercado interno y al incremento de
la productividad, lo que afecta sensiblemente el potencial de crecimiento
económico del País.
Un México Incluyente propone enfocar la acción del Estado en garantizar
el ejercicio de los derechos sociales y cerrar las brechas de desigualdad
social que aún nos dividen.
El objetivo es que el país se integre por una sociedad con equidad,
cohesión social e igualdad sustantiva.
Esto implica hacer efectivo el ejercicio de los
derechos sociales de todos los mexicanos, a través del acceso a servicios
básicos, agua potable, drenaje, saneamiento, electricidad, seguridad
social, educación, alimentación y vivienda digna, como base de un capital
humano que les permita desarrollarse plenamente como individuos.
54

Al igual que en el resto de las Metas Nacionales, las políticas contenidas
en México Incluyente no están diseñadas de manera aislada.
Estas acciones se complementan con las políticas de seguridad,
impartición de justicia, educación y fomento económico, que forman parte
de las demás metas del presente Plan, así como con las Estrategias
Transversales propuestas.

En el Eje III México con Educación de Calidad, trata lo relativo a la política
de educación:
Planear la política de educación de los próximos años significa impulsar
su transformación para construir una mejor sociedad.
Una planeación que trascienda requiere una reflexión sobre los logros que
hemos obtenido, un análisis de los rezagos que enfrentamos, una
proyección de los objetivos que nos hemos planteado y una visión del
rumbo que debemos tomar para alcanzar una educación de calidad para
todos.
En el mundo se ha demostrado que los países que logran una apropiación
social del conocimiento, aceleran el crecimiento económico en forma
sostenida e incrementan la calidad de vida de su población.
Es fundamental que México sea un país que provea una educación de
Calidad para que potencie el desarrollo de las capacidades y habilidades
integrales de cada ciudadano, en los ámbitos intelectual, afectivo, artístico
y deportivo, al tiempo que inculque los valores por los cuales se defiende
la dignidad personal y la de los otros. El futuro de México Depende en
Gran Medida de lo que hagamos hoy por la educación de nuestra niñez y
juventud.
Por tanto, es fundamental que la nación dirija sus esfuerzos para transitar
hacia una Sociedad del Conocimiento.
55

Esto implica basar nuestro futuro en el aprovechamiento intensivo de
nuestra capacidad intelectual.
En este sentido, un México con Educación de Calidad propone
implementar políticas de Estado que garanticen el derecho a la educación
de calidad para todos, fortalezcan la articulación entre niveles educativos
y los vinculen con el quehacer científico, el desarrollo tecnológico y el
sector productivo, con el fin de generar un capital humano de calidad que
detone la innovación nacional.
Así, el Sistema Educativo debe perfeccionarse para estar a la altura de las
necesidades que un mundo globalizado demanda.
México ha mostrado avances en los resultados de las pruebas
estandarizadas de logro académico, como el Programa para la
Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés). Sin
embargo, seguimos estando en los últimos lugares en comparación con
los demás países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo
Económicos (OCDE).
Lo anterior es una preocupación latente de la población: el 29% de los
participantes en la Consulta Ciudadana mencionó que una de
las prioridades de la presente Administración debe ser mejorar el Sistema
Educativo.
A falta de un capital humano más desarrollado, históricamente nuestra
competitividad ha estado basada en proveer una mano de obra de costo
accesible.
En gran medida, esto explica por qué la base exportadora mexicana se
vio afectada con la entrada de China a la Organización Mundial del
Comercio (OMC) en 2001, ya que dicho País compitió con sus bajos
costos laborales del momento.
Con el tiempo, el precio de la mano de obra china se ha incrementado y,
por tanto, hemos recuperado competitividad en una comparación de
56

costos laborales. Sin embargo, en el mediano plazo debemos aspirar a
que la competitividad de nuestra mano de obra esté basada
preponderantemente en su calidad.
Otra pieza clave para alcanzar una sociedad del conocimiento es la
Ciencia y la Tecnología.
En estas áreas México se caracteriza por su bajo nivel de inversión. Lo
anterior se refleja, entre otras cosas, en que únicamente el 7.6% de las
patentes gestionadas en el país son solicitadas por mexicanos.
En contraste, casi la mitad de las patentes en Estados Unidos es
solicitada por un estadounidense. Este nivel nos ubica en la posición 72
de 145 países en el Índice de la Economía del Conocimiento del Banco
Mundial, y da cuenta clara de los grandes retos que se deben enfrentar
para transitar hacia una economía que pueda basar su crecimiento en el
conocimiento y en la innovación. Las habilidades que se requieren para
tener éxito en el mercado laboral han cambiado. La abundancia
de información de fácil acceso que existe hoy en día, en parte gracias al
Internet, requiere que los ciudadanos estén en condiciones de manejar e
interpretar esa información.
En específico, la juventud deberá poder responder a un nuevo ambiente
laboral donde las oportunidades de trabajo no sólo se buscan, sino que
en ocasiones se deben inventar ante las cambiantes circunstancias de los
mercados laborales y la rápida transformación económica. Por tanto, es
fundamental fortalecer la vinculación entre la educación, la investigación y
el sector productivo. México es hoy una democracia que demanda una
ciudadanía comprometida no sólo con el desarrollo económico, sino con la
justicia social, los derechos humanos, la cultura de la legalidad, la
transparencia, la seguridad y con plena conciencia de su papel en el
mundo. En este sentido, un México con Educación de Calidad no se
puede entender sin la cultura y el deporte. La cultura coadyuva a la
formación de una ciudadanía capaz de desarrollar plenamente su
57

potencial intelectual. El deporte, además de ser esencial para contar con
una sociedad saludable, es un vehículo de cohesión social. El impulso a
la cultura y el deporte constituye un fin en sí mismo, con implicaciones
positivas en todos los aspectos de la sociedad, razón por la cual forman
un objetivo fundamental dentro del Plan Nacional de Desarrollo 2013-
2018. Como podemos observar, la administración del Gobierno Federal
que encabeza Enrique Peña Nieto, contempla dentro de su plan
estratégico, el combate a la desigualdad social y el rezago educativo,
estas dos, entre otras no menos relevantes, repercuten en su inclusión
dentro de los programas sociales de gobierno.
Capítulo III. Programa Oportunidades: Componente Educativo
El Programa Oportunidades tiene como propósito desarrollar capacidades
humanas, para lo cual unos de sus tres componentes está conformado
por las becas de educación a estudiantes de educación básica y media
superior. Si bien, en este ámbito, la escolarización y la asistencia regular a
la escuela son la meta primordial del Programa, es indispensable, a fin de
enfrentar la pobreza y los círculos de exclusión que ésta implica, un
esfuerzo del gobierno federal y de las entidades federativas para que los
becarios del Programa adquieran las competencias indispensables para
insertarse con éxito en el mundo académico y laboral. Diversos estudios
han encontrado que recurrentemente los estudiantes que provienen de
familias de bajos ingresos y de minorías excluidas muestran un menor
desempeño en las pruebas de sus compañeros. De acuerdo a los datos
OCDE, en México un estudiante de nivel socioeconómico bajo tiene
cuatro veces más posibilidades de tener resultados bajos en matemáticas
comparado con un estudiante de nivel socioeconómico alto (Field, S. et.
Al., 2007) El rezago en el aprendizaje es la brecha entre lo que aprenden
unos y lo que aprenden otros, uno de los desafíos a la equidad que más
afecta al sistema educativo. En el 2003, el Programa de Evaluación
Internacional de Estudiantes (PISA) encontró que, en el conjunto de los
países de la OCDE, el 8% de los estudiantes de 15 años de edad tenían
58

habilidades lectoras por debajo de los niveles mínimos indispensables. En
México, este porcentaje representaba el 52% en 2003 y el 40.1% en
2009. Carecer de estas habilidades no es un problema menor: significa
tener acceso limitado a oportunidades de empleo, peores condiciones de
salud, mayor exposición a la criminalidad y una vida más corta. La
evidencia muestra que los riesgos se agravan para quienes proceden de
medios desfavorecidos y quienes tienen un historial familiar de baja
escolaridad.
http://www.oportunidades.gob.mx/EVALUACION/es/wersd53465sdg1/doc
s/2012/valora_desemp_becarios_prueba_enlace_vf.pdf
1.1 El Modelo Urbano del Programa Oportunidades
Oportunidades tiene contemplado un modelo alternativo de gestión y
atención de los componentes del Programa para las zonas urbanas,
dirigido a potenciar los impactos en educación, salud y alimentación de las
familias en condición de pobreza.
El Modelo Urbano consiste en lo siguiente:
- Un mecanismo para la identificación de las familias beneficiarias, que no
solo considera el ingreso de las familias.
- El acceso a los servicios de salud con atención y certificación de
corresponsabilidades acorde al medio urbano.
- Un esquema de asignación de becas educativas con montos mayores al
esquema tradicional e incentivos para el aprovechamiento escolar.
- La entrega de apoyos se realiza a través de la utilización del sistema
bancario entre la población beneficiaria.
- La orientación y atención se lleva a cabo de manera personalizada a las
titulares beneficiarias. (Información del Programa Oportunidades para
Directores y Docentes de Educación Básica Ciclo Escolar; 2012-2013,
pág. 5).
59

El Modelo Alternativo de Gestión y Atención del Programa Oportunidades
en Zonas Urbanas, cuenta con distintos apoyos (intervenciones) que se
describen a continuación:
Intervención 1:
- Se otorgan únicamente becas de secundaria y media superior.
- Los montos de los apoyos de secundaria y media superior del modelo
urbano, son más altos que los del medio rural.
- Los montos de los apoyos son diferentes para cada género, siendo más
altos para las mujeres.
- La entrega del apoyo de la beca educativa se hace directamente a la
titular beneficiaria. (Información del Programa Oportunidades para
Directores y Docentes de Educación Básica Ciclo Escolar; 2012-2013,
pág. 6).
Intervención 2: Se otorgan únicamente becas de secundaria y media
superior.
- Los montos de los apoyos de secundaria y media superior del modelo
urbano, son más altos que los del medio rural.
- Los montos de los apoyos son diferentes para cada género, siendo más
altos para las mujeres.
- Adicionalmente, de manera temporal, se entregan a los becarios de EMS
de algunas ciudades, un incentivo a los becarios de este nivel educativo
que obtengan un promedio de calificaciones al final del semestre, igual o
mayor a 8.
- La entrega del poyo de la beca educativa se hace directamente a la
titular beneficiaria, mientras que el apoyo del incentivo por promedio
escolar se entrega directamente a los becarios.
Intervención 3: Se otorgan becas a las familias con becarios en Educación
Primaria, Secundaria y media superior. -Los montos de los apoyos de
60

secundaria y media superior del modelo urbano, son iguales a los montos
de los apoyos del medio rural.
Los montos de los apoyos son diferentes para cada género, siendo más
altos para las mujeres. -La entrega del apoyo de las becas educativas se
hace directamente a la titular beneficiaria. (Información del Programa
Oportunidades para Directores y Docentes de Educación Básica Ciclo
Escolar; 2012-2013, pág. 7).


1.2 Requisitos para obtener Beca del Programa Oportunidades
El componente educativo del Programa Oportunidades, otorga becas y
apoyos para la adquisición de útiles escolares a los niños y jóvenes
inscritos en las escuelas de EB, CAM Laboral y EMS.
Los requisitos son:
Primaria: Hijos menores de 18 años cumplidos e inscritos en escuelas de
modalidad escolarizada en los grados de 3º a 6º y de hasta 21 años
cumplidos e inscritos a escuelas de educación especial.
Hijos menores de 18 años cumplidos, de familias que viven en localidades
menores a 2,500 habitantes, e inscritos en los grados de 1º y 2º de
primaria, en escuelas de modalidad escolarizada.
Las becas en este nivel no aplican para los integrantes de familias que se
encuentren en el Modelo Alternativo de Gestión y Atención del Programa
Oportunidades en Zonas Urbanas (Intervenciones 1 y 2).
Secundaria: Hijos menores de 18 años inscritos en escuelas de modalidad
escolarizada en cualquiera de los grados de secundaria y de hasta 21
años cumplidos, inscritos a escuelas de educación especial.
61

Centros de Atención Múltiple: Hijos de hasta 22 años 11 meses
cumplidos, con necesidades educativas especiales e inscritos en los
Centros de Atención Múltiple que ofrecen la modalidad de formación
laboral (Cam Laboral). (Información del Programa Oportunidades para
Directores y Docentes de Educación Básica Ciclo Escolar; 2012-2013,
pág. 7).




Educación Media Superior: Jóvenes de entre 14 y 21 años, inscritos en
cualquiera de los grados (semestres, cuatrimestres, trimestres) en
escuelas de EMS de modalidad escolarizada (bachillerato, profesional
técnico o estudios equivalentes).
Es importante señalar que no se otorgan los apoyos de becas educativas
a los niños, niñas y jóvenes inscritos en escuelas de modalidad abierta.
Estos apoyos monetarios se entregan bimestralmente durante los diez
meses del ciclo escolar, en educación básica y CAM Laboral de
septiembre a junio, y en educación media superior de septiembre a enero
y de marzo a julio.
Las titulares beneficiarias, reciben los apoyos monetarios para la
educación básica (primaria y secundaria), siempre y cuando los
profesores y las asociaciones de padres de familia certifiquen que los
alumnos beneficiarios no hayan tenido más de cuatro faltas injustificadas
al mes.
En secundaria una falta equivale a 7 horas de ausencia continua a clase,
por lo que en caso de que un alumno tenga cuatro o más faltas
injustificadas, no recibirá la beca educativa correspondiente a ese mes.
62

Los becarios de educación primaria reciben un apoyo monetario para la
adquisición de útiles escolares junto con las becas del primer bimestre del
ciclo escolar. Si asisten a escuelas atendidas por los Programas del
CONAFE, los becarios recibirán un paquete de útiles escolares.
Posteriormente, solamente a los becarios de primaria se les otorga un
apoyo adicional para la reposición de útiles escolares junto con las becas
de segundo bimestre del ciclo escolar. (Información del Programa
Oportunidades para Directores y Docentes de Educación Básica Ciclo
Escolar; 2012-2013, pág. 8 y 9).



63




(Información del Programa Oportunidades para Directores y Docentes
de Educación Básica Ciclo Escolar; 2012-2013, pág. 11).
64

1.3 Importancia de la Labor de los Profesores y Directores de las
Escuelas de Educación Primaria y Secundaria

El profesor y director representan un gran apoyo para las familias
beneficiarias del Programa en tres aspectos fundamentales:
-Certificando la inscripción de sus hijos, y registrando correctamente los
datos de cada alumno en el formato: “Certificación de inscripción a
Primaria o Secundaria” o por medio de una “Constancia de Inscripción”.
-Promoviendo la asistencia regular de los alumnos a clases y el
mejoramiento de su aprendizaje.
-Registrando el número de faltas injustificadas de los alumnos en el
formato “Certificación de incumplimiento a Primaria y Secundaria” o bien a
través de un “Aviso de Asistencia”.
En algunas escuelas de educación básica, el proceso de certificación del
cumplimiento de corresponsabilidades se realiza por medio de Internet, es
decir utilizando la certificación electrónica.
Para que los becarios del Programa inscritos en planteles de Educación
Básica reciban bimestralmente sus becas educativas, el personal
administrativo, el profesor o director deberá certificar que dichos becarios
asisten a la escuela. Los responsables designados por cada uno de los
planteles de primaria o secundaria en donde se encuentran inscritos los
alumnos beneficiarios, serán los encargados de enviar bimestralmente a
oportunidades la información de la asistencia de los mismos en los
tiempos establecidos para ello.
A fin de elevar la calidad de la operación del Programa y garantizar la
emisión de los apoyos monetarios en tiempo y forma, Oportunidades
dispone del “Sistema Integral para la Certificación Electrónica de
Corresponsabilidad” (SICEC), el cual se encuentra en la siguiente
dirección:
http://sicec.oportunidades.gob.mx/SICEC/
(Información del Programa Oportunidades para Directores y Docentes de
Educación Básica Ciclo Escolar; 2012-2013, pág. 25).
65

1.4 Avances Alcanzados por el Programa de Desarrollo Humano
Oportunidades (Cuarto Informe Trimestral 2012)

El Programa de Desarrollo Humano Oportunidades atendió un Padrón de
5,845, 056 familias, distribuidas en 105,588 localidades de todas las
entidades federativas del país. El 60.6 por ciento de las familias que
integran el Padrón se ubican en localidades rurales, 18.8 por ciento en
localidades semiurbanas y el 20.6 por ciento en localidades urbanas.
Por componente, destacan la entrega de apoyos monetarios por
concepto de alimentación a 5,231,230 familias que cumplieron con su
corresponsabilidad a los servicios de salud; así como la atención a
5,923,020 becarios del componente educativo a integrantes de las
familias beneficiarias; de ellos, 4,904,872 cursan educación básica
(3,020,067 en primaria y 1,884,805 en secundaria) y 1,018,148 en
educación media superior.

El Programa de Apoyo Alimentario benefició a 673,092 familias,
distribuidas en 48,495 localidades de 2,403 municipios en las 32
entidades federativas del país, con lo que se contribuyó al desarrollo de
las capacidades básicas de las personas beneficiarias y al mejoramiento
de su alimentación y nutrición.
Los resultados de los programas que se presentan al interior de este
Cuarto Informe Trimestral de 2012 y que se refieren a cada uno de los
programas de subsidios responsabilidad de la Sedesol fueron posibles
gracias al esfuerzo coordinado y comprometido de los tres órdenes de
gobierno, la decidida participación de las Organizaciones de la Sociedad
Civil y de manera destacada, la corresponsabilidad y voluntad de los
beneficiarios.

http://www.sedesol.gob.mx/work/models/SEDESOL/Transparencia/Inform
esPresupuestoEjercido/Cuarto_Informe_Trimestral_2012.pdf

66

A lo largo del año 2012 la Sedesol buscó desarrollar sinergias que
permitieran que los procesos operativos de los programas cumplieran con
la entrega oportuna de los apoyos de acuerdo a la normatividad vigente,
lograr mayor cobertura, orientar en forma eficiente los apoyos a la
población que más lo requiere y fortalecer la complementariedad entre
programas y acciones, con el fin de elevar la calidad de vida de las
personas que más lo requieren y lograr un mayor impacto en el plano
territorial del País.

En particular, con este Cuarto Informe Trimestral 2012, la Sedesol
continúa contribuyendo en la rendición de cuentas y en la transparencia
de las acciones del Gobierno Federal. Esto permite cumplir con la
obligación legal de reportar y hacer pública la información de los recursos
y acciones emprendidas con los programas de la Secretaría.

La Sedesol está en la plena disposición de atender los comentarios que
tuvieran los Legisladores a los resultados que se presentan en este
Informe, con el propósito de que en el marco del diálogo respetuoso y
constructivo entre poderes, se fortalezcan los diversos instrumentos de la
política social y, en concreto, de los programas sociales, buscando el
mayor impacto en el mejoramiento de las condiciones de vida y el
bienestar de la población mexicana.







http://www.sedesol.gob.mx/work/models/SEDESOL/Transparencia/InformesPres
upuestoEjercido/Cuarto_Informe_Trimestral_2012.pd


67

Capítulo IV. Programa de becas Oportunidades en Banderilla, Ver.
Datos de Pobreza, analfabetismo y metodología.
Para combatir la pobreza es necesario entender que los pobres son la
parte más importante en la solución de sus problemas. Son protagonistas,
sujetos activos de su desarrollo, no meros receptores pasivos de dádivas.
Los pobres saben mejor que nadie qué necesitan para ser incluidos en su
desarrollo. Un eje principal es la Educación, es por ello que en el presente
capítulo se acude a la gente de Banderilla, Ver., la cual recibe el apoyo de
becas, para que digan cómo perciben las necesidades escolares. Porque
se considera que no hay Política Social de Estado sin la participación
activa, corresponsable y autónoma de la ciudadanía. La encuesta, es el
resultado de un esfuerzo que realiza la Secretaría de Desarrollo Social
que tiene como fin ampliar el conocimiento que tiene sobre las
condiciones y necesidades de la población en condición de pobreza
patrimonial, tanto en áreas urbanas como rurales.
De esta forma, identificar opiniones que la población tiene sobre temas
como bienestar y justicia social.
Así darse cuenta de la percepción de la población en condiciones de
pobreza sobre vulnerabilidad y discriminación, conocer la opinión que
tienen los alumnos respecto a la valoración del apoyo social y sobre las
acciones de las instituciones. (Székely Miguel; 2005, pág. 40)
Para recolectar la información de la encuesta se utilizan tres instrumentos
de campo: el primer cuestionario dirigido a Maestros, el segundo
cuestionario dirigido a los alumnos y el tercero dirigido a padres de familia.
Además se hacen representaciones gráficas sobre distintos indicadores
de pobreza en nuestro Estado, para posteriormente codificar datos.
Estos análisis describen la visión que los pobres tienen sobre sus
problemas, miedos, anhelos, preocupaciones, circunstancias y la forma
como conciben las soluciones.
Para fomentar la asistencia y la permanencia en la escuela el Programa
oportunidades implementó en componente educativo, por lo cual es
necesario saber cómo opera en el sustento familiar.
68

1.1 Graficas de Pobreza en el Estado de Veracruz
GRÁFICA MEDICIÓN DE POBREZA EN EL ESTADO VERACRUZ
2008-2010

GRÁFICA MEDICIÓN DE REZAGO EDUCATIVO EN EL ESTADO DE VERACRUZ
2008- 2010

http://www.coneval.gob.mx/Informes/Interactivo/interactivo_entidades.swf
GRÁFICA MEDICIÓN DE CARENCIA EN EL ACCESO A LOS
SERVICIOS DE SALUD 2008-2010
69



GRÁFICA DE MEDICIÓN CARENCIA EN EL ACCESO A LA
SEGURIDAD SOCIAL 2008-2010



GRAFICA DE MEDIACIÓN DE CARENCIA EN ACCESO A LOS
SERVICIOS BÁSICOS DE LA VIVIENDA 2008-2010
70


GRAFICA DE MEDIACIÓN DE CARENCIA EN EL ACCESO A LA
CALIDAD Y ESPACIOS DE LA VIVIENDA 2008-2010

GRAFICA DE MEDIACIÓN DE CARENCIA EN EL ACCESO A LA
ALIMENTACIÓN 2008-2010
71











http://www.coneval.gob.mx/Informes/Interactivo/interactivo_entidades.swf



72

1.2 Geografía Banderilla, Ver.

Ubicación: Entre los paralelos 19° 34’ y 19° 38’ de latitud norte; los
meridianos 96° 54’ y 97° 00’ de longitud oeste; altitud entre 1,300 y
1,700 m.
Límites: Colinda al norte con el municipio de Jilotepec; al este con los
municipios de Jilotepec y Xalapa; al sur con los municipios de Xalapa y
Tlalnelhuayocan; al oeste con los municipios de Tlalnelhuayocan, Rafael
Lucio Jilotepec.
Clima: Semicálido húmedo con lluvias todo el año (51%) y
templado húmedo con lluvias todo el año (49%).
Datos Geográficos
Indicador Valor
Cabecera Municipal Banderilla
Localidades en 2010 24
Urbanas 1
Rurales 23
Superficie 19.8 km cuadrados
Porcentaje del territorio Estatal 0.0%
Densidad de la Población 2010 1,086.0 hab/km cuadrados
http://www.veracruz.gob.mx/finanzas/files/2013/04/Banderilla.pdf
73

1.3 Metodología de Investigación
La evaluación de Progresa-Oportunidades en la Educación, Municipio de
Banderilla, Dirigido al proceso operativo en las escuelas de dicho
municipio, tendrá una valoración de los efectos de corto plazo en
indicadores referentes al bienestar de los hogares. Se aplicará una
entrevista, gráficas de estadística, y tablas con los resultados de las
visitas a instituciones académicas tanto públicas como privadas, estatales
y federales, de esta forma conocer el funcionamiento del Programa de
Becas hacia los beneficiarios.
De igual forma estar al corriente respecto a si los recursos por parte de
la federación del Programa están siendo suficientes en el
aprovechamiento escolar.

Los objetivos generales de las visitas a instituciones del Programa
Oportunidades en el Estado de Veracruz son:

- Verificar si Oportunidades en la Educación, está cumpliendo con sus
objetivos y metas.

- Identificar los resultados e impactos atribuibles al Programa, tanto en la
esfera individual, como en la familiar y en el contexto comunitario; así
como en el corto, mediano y largo plazo.

- Identificar las fortalezas del Programa y los retos que implican hacer
ajustes para reforzar el diseño y la operación.

- Aportar elementos para el mejoramiento continuo de Oportunidades; y
proponer recomendaciones al diseño del Programa.



74


Zona de estudio: Escuelas Primarias, Telesecundarias y de Banderilla,
Ver.


Método: Por medio de una Entrevista a estudiantes beneficiarios con
becas de oportunidades de las escuelas del Municipio de Banderilla,
Ver., se obtendrá una idea clara, referente al aprovechamiento del recurso
recibido.





PRIMARIAS
No. Nombre de la Escuela Clave Turno Nombre del Director Alumnos
1
Lázaro Cárdenas del Río 30EPRO358N M Raymundo Morales Lezama 528
Lázaro Cárdenas del Río 30EPRO358N V Alejandro García Ruiz 279
Lázaro Cárdenas del Río 30EBA0021Z N Víctor H. Sánchez Montiel 42
2 Enrique C. Rébsamen 30EPR3066T M Nancy Toralva Contreras 238
3 Niños Héroes de Chapultepec 30DPR2549S M Julio César Dimas Julio 120
4 Heriberto Jara Corona 30DPR2727E V Patricia Vargas Montero 140
5
Benito Juárez García 30DPR3439T M Oscar Calva Espinoza 509
Salvador Díaz Mirón 30DPR2022Q V Alejandro Herrera Hernández 279
Tierra y libertad 30DBA0024Y N Irma Virues López 16
6 José Vasconcelos 30DPR4935Z M Martha Lorena Manzanares Valenzuela 224
TELESECUNDARIAS
1 Ángel Hermida Ruiz 30DTV0079C M Joaquín Garrido Zavaleta 423
2 Calmecac 30DTV1314X M Roberto Fuentes Rendón 280
PREPARATORIAS
1 Telebachillerato Banderilla 30ETH0956P M Juana Hernández Solano 156
2 Cetis 134 30DCT0008U M/V Martha Báez Salazar 1432
75

Formato de Cuestionario y Entrevistas de las Becas del
Programa Oportunidades
Preguntas para directores y maestros de institución escolares (Primaria,
telesecundaria, telebachillerato).
El propósito de esta entrevista es establecer información confidencial.
La información será utilizada para un trabajo de tipo académico y su
manejo será estrictamente confidencial, protegiendo la identidad de
quienes proporcionan los datos.
1.- ¿Existe una convocatoria del Programa Oportunidades para otorgar
becas?
2.- ¿Deben de cubrir ciertos requisitos?
3.- ¿Considera que esta ayuda permite la mejora en calidad educativa de
los alumnos y porqué?
4.- ¿Los apoyos otorgados les permiten acceder a un nivel secundario e
inclusive universitario?
5.- ¿Cuál es su actitud ante el programa?
6.- ¿Hay mucha demanda por parte de los alumnos ante el programa?
7.- ¿Cree usted que se han dado cambios sustanciales en el egreso de
los alumnos?
8.- ¿Cómo es la participación de los padres de familia?
9. Hay deficiencias del Programa respecto al cumplimiento del recurso
otorgado?
10. ¿Los padres de familia están al pendiente de los avisos del
programa?

76

Formato de Cuestionario y Entrevistas de las Becas del
Programa Oportunidades
Preguntas para alumnos de primaria, secundaria y bachillerato
El propósito de esta entrevista es establecer información confidencial.
La información será utilizada para un trabajo de tipo académico y su
manejo será estrictamente confidencial, protegiendo la identidad de
quienes proporcionan los datos.

Edad______ Núm. De personas que viven en tu casa_________ Núm. de
Hermanos________.

1.- ¿De tu familia eres el único que recibe apoyo del Programa
Oportunidades?
2.- ¿Cuáles son los requisitos que te solicitan?
3.- ¿Quién se encarga de informarte sobre el programa?
4.- ¿Crees que te ayuda a ti y a tu familia el apoyo?
5.- ¿Consideras suficiente la ayuda que recibes actualmente?
6.- ¿El Programa fortalece el estudio?
7.- ¿Qué haces tu con la ayuda?
8.- ¿Utiliza tu mamá o papá el apoyo que recibes? ¿Para qué lo utiliza?
9.- ¿Qué opinan tus papás?
10.- ¿Piensas continuar tus estudios hasta la universidad?


77



Bibliografía:

Título: Pobreza, Desigualdad y Exclusión Social en la Ciudad del Siglo
XXI
Autor: Rolando Cordera, Patricia Ramírez Kuri, Alicia Ziccardi
Editorial: Siglo Veintiuno Editores S.A. de C.V
Año de Publicación: 2008

Título: Poder y Ciudadanía en el combate a la pobreza, El caso de
Progresa/Oportunidades de México
Autor: Felipe J. Hevia
Editorial: P.I.E. PeterLang
Año de Publicación: Stephen P. Koff Prize 2009

Título: Desarrollo, Equidad y Ciudadanía. Las Políticas Sociales en
América Latina
Autor: Alicia Puyana, Guillermo Farfán
Editorial: Plaza y Valdés, S.A. de C.V
Año de Publicación: 2003

Título: Los Programas sociales en México como sustento de la economía
social y solidaria
Autor: Baldomero Velázquez Luna
Editorial: Instituto Belisario Domínguez, Senado de la República
Año de Publicación: 2012

Título: Participación Ciudadana, Serie Antologías
Fundación: Friedrich Ebert Stiftung Representación en México
Editorial: Centro de Servicios Municipales “Heriberto Jara”, A.C.
Año de Publicación: 1996
78



Título: Evaluación de la Pobreza y Programas de Desarrollo Social en
Veracruz
Miguel Alemán Velazco, Gobernador Constitucional del Estado de
Veracruz- Llave
Juan Amieva Huerta, Secretario de Finanzas y Planeación
Editorial: SEFIPLAN
Año de Publicación: 2001

Título: Planeación, Programación y Presupuestación
Autor: Dolores Beatriz Chapoy Bonifaz
Editorial: Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM
Año de Publicación: 2003

Título: Desmitificación y nuevos mitos sobre la pobreza
Autor: Miguel Székely
Editorial: Secretaría de Desarrollo Social, Miguel ángel Porrúa
Año de Publicación: 2005.

Título: Solidaridad Seis Años de Trabajo
Editorial: Sedesol/ Solidaridad
Año de Publicación: 1994

Título: Solidaridad Seis Años de Trabajo
Editorial: Sedesol / Solidaridad
Año de Publicación: 1994

Título: Programa Nacional de Solidaridad, Información Básica sobre la
ejecución y desarrollo del Programa del 1° de Diciembre d 1988 al 31 de
agosto de 1994
79

Editorial: Secretaría de la Contraloría General de la Federación, Sedesol,
Miguel Ángel Porrúa
Año de Publicación: 1994


Información del Programa Oportunidades para Directores y Docentes de
Educación Básica Ciclo Escolar; 2012-2013
http://www.oportunidades.gob.mx/EVALUACION/es/wersd53465sdg1/doc
s/2012/valora_desemp_becarios_prueba_enlace_vf.pdf

Sitio oficial de Miguel de la Madrid Hurtado
http://www.mmh.org.mx/nav/node/6
http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/1.pdf


Andrés Serra Rojas, Derecho administrativo. 4a ed, Porrúa, t 1, p 96 Y Il,
p 751,1968.
http://www.sedesol.gob.mx/work/models/SEDESOL/Transparencia/Inform
esPresupuestoEjercido/Cuarto_Informe_Trimestral_2012.pd

http://www.oportunidades.gob.mx/EVALUACION/es/wersd53465sdg1/doc
s/2012/valora_desemp_becarios_prueba_enlace_vf.pdf

http://www.coneval.gob.mx/Medicion/Paginas/Medici%C3%B3n/Informacio
n-por-Municipio.aspx
http://www.veracruz.gob.mx/finanzas/files/2013/04/Banderilla.pdf





80

Glosario de Términos
Capital Humano: El capital humano es un término usado en ciertas
teorías económicas del crecimiento para designar a un hipotético factor de
producción dependiente no sólo de la cantidad, sino también de la
calidad, del grado de formación y de la productividad de las personas
involucradas en un proceso productivo.
Capitalismo: Es un orden socioeconómico que deriva del usufructo de la
propiedad privada sobre el capital como herramienta de producción, y que
se encuentra mayormente determinado por relaciones económicas
relacionadas con las actividades de inversión y obtención de beneficios.
En el capitalismo, los individuos, y/o empresas usualmente representadas
por los mismos, llevan a cabo la producción de bienes y servicios en
forma privada e independiente, dependiendo así de un mercado de
consumo para la obtención de recursos
Capitalización: La capitalización bursátil, o capitalización del mercado, es
una medida de una empresa o su dimensión económica, y es igual al
precio por acción en un momento dado multiplicado por el número de
acciones en circulación de una empresa pública, e indica el patrimonio
disponible para la compra y venta activa en la bolsa. Al propietario de las
existencias se representa como propietario de la empresa, incluidos todos
sus activos.
COPLAMAR: Coordinación General del Plan Nacional de Zonas
Deprimidas y Grupos Marginados (COPLAMAR)





81

DICONSA: Es una empresa de participación estatal mayoritaria que
pertenece al Sector Desarrollo Social. Tiene el propósito de contribuir a la
superación de la pobreza alimentaria, mediante el abasto de productos
básicos y complementarios a localidades rurales de alta y muy alta
marginación, con base en la organización y la participación comunitaria.

FONACOT: El Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los
Trabajadores (Fonacot) es una institución financiera del gobierno
mexicano, creada para apoyar la adquisición de bienes y servicios por
parte de los trabajadores a tasas competitivas de mercado. El Fonacot es
una institución tripartita en cuyo Consejo de Administración participan el
sector obrero, el sector empresarial y el gobierno federal, sectorizada en
la Secretaría del Trabajo, por lo que el presidente del Consejo es el propio
secretario del Trabajo.