You are on page 1of 2

Unidos por un sueño

Existen dos tipos de personas: las que separan y las que unen
(Sabiduría Dragon Dreaming)
Introducción
La percepción de separación es uno de los dragones contra el que debemos luchar. En este artículo te
mostramos las herramientas que ofrece Dragon Dreaming para facilitar la unión de los miembros de un
proyecto.
Herramientas para una comunicación eficiente
Un proyecto puede llegar a fallar si no se aprende a lidiar con los conflictos de comunicación que
aparecerán.
Diseñar proyectos exitosos en los que todos ganemos precisa una nueva cultura de la comunicación:
una cultura en la que la confianza sirva de fundamento para edificar el compromiso y la cooperación del
equipo.
Para ello, Dragon Dreaming propone las siguientes herramientas.
Comunicación carismática
Comunicar requiere transmitir nuestras ideas con seguridad y confianza, a la vez que con respeto por los
puntos de vista del resto del equipo.
Esta herramienta se basa en la asertividad como elemento de cohesión.
Escucha profunda del otro
Escuchar requiere poner toda la atención en los sentimientos y las necesidades de las personas que forman
el grupo. Todas las personas del equipo tienen algo importante que aportar. Pero debemos crear un espacio
para que sus necesidades se expresen.
Esta herramienta se basa en la empatía como elemento de cohesión.
Escucha profunda de uno mismo
Cuando nos encontramos en medio de un conflicto, a menudo, la subjetividad se adueña de la situación.
La mejor manera de obtener cierta perspectiva, es conseguir acallar esa voz interior que enjuicia las ideas
de los demás, o incluso las propias. Para ello se propone el Pinakarri, un tiempo de silencio que sirve para
ganar una visión más objetiva de la realidad.
Esta herramienta se basa en el silencio como elemento de cohesión.
Los dos primeros conceptos se basan en las técnicas de la Comunicación No Violenta de Marshall
Rosenberg. El tercero se basa en técnicas para centrar la atención en nuestro interior.

Un ejemplo: El círculo de sueño
Estas herramientas deben ser empleadas con efectividad a lo largo de los diferentes procesos que
conforman un proyecto Dragon Dreaming, pero especialmente en el inicio.
Un proyecto/sueño nace en un individuo. Éste lo comparte con diferentes personas hasta que encuentra un
equipo que desee elaborarlo. Entonces se pasa a lo que Dragon Dreaming denomina el círculo de sueño.
En el círculo de sueño, todos los participantes del proyecto, sin exclusión, expresan lo que esperan obtener
con la materialización del proyecto. Sólo si todos los miembros del equipo se identifican al 100% con el
sueño, serán capaces de comprometerse y apoyarlo.
Si en esta fase, no se utiliza la comunicación carismática y la escucha profunda de uno mismo y del otro,
el proyecto no seguirá adelante, o podrá fallar en una fase posterior.
El objetivo del círculo de sueño es conseguir la unión del equipo en aras de un sueño común. Sólo así será
posible materializarlo.
Call to action
Si deseas conocer más sobre Dragon Dreaming, descarga esta guia introductoria, o asiste a uno de sus
próximos talleres.