You are on page 1of 4

Seminograma o espermiograma - La prueba de fertilidad del

hombre
El seminograma o espermiograma se trata de una prueba diagnóstica, que analiza y evalúa
las características macroscópicas y microscópicas del semen del hombre. Esta prueba
constituye el estudio más importante para evaluar la fertilidad masculina en la cual se analiza
el semen del hombre incluyendo la evaluación del volumen de semen, el aspecto, el pH, el
recuento de espermatozoides por ml y la motilidad, vitalidad y morfología de éstos.
El volumen debe ser mayor de 1,5 ml. Un volumen inferior,
cuyo síndrome se denomina hipospermia, podría indicar una obstrucción causada por una infección genital,
alteración congénita de los vasos deferentes, o eyaculación retrógrada.
El pH debe estar entre 7.2 y 8.1. Un valor superior a 8.1 no supone un problema, mientras que por el
contrario, valores inferiores pueden indicar una infección genital.
El recuento de espermatozoides por ml: Los valores normales deben estar por encima de 15 millones/ml.
(antes eran 20 millones/ml) Si el valor se encuentra por debajo, la muestra se clasifica según el número de
espermatozoides obteniendo los siguientes diagnósticos:
 Oligozoospermia moderada: entre 10 y 15 millones/ml
 Oligozoopermia severa: entre 0.1 y 10 millones/ml
 Criptozoospermia: menos de 0.1 millones/ml
 Azoospermia: no se encuentran espermatozoides en el semen
Motilidad: la motilidad clasifica la calidad de la forma de desplazarse de los espermatozoides. Se diferencian
los siguientes tipos:
Clase A o Excelente: Espermatozoides rápidos y de trayectorias rectilíneas. (También clasificado como
"+++")
Clase B: Espermatozoides con velocidad progresiva moderada y trayectorias rectilíneas. (También clasificado
como "++")
Clase C : Espermatozoides lentos moviéndose sin apenas desplazarse (muchos lo hacen en círculo).
(También clasificado como "+")
Clase D: espermatozoides inmóviles.
La vitalidad calcula el porcentaje de espermatozoides vivos utilizando una tinción que colorea los
espermatozoides muertos. Es importante aclarar que los espermatozoides que no presentan movilidad no
necesariamente están muertos; pueden estar vivos e inmóviles. Según la OMS valores iguales o superiores al
75% de espermatozoides vivos es considerado normal. Si se tiene menos, se habla de necrospermia.
Morfología: Se valora el porcentaje de espermatozoides con morfología normal, es decir, que no presentan
anomalías en la cabeza y/o la cola. Según la OMS, se considera normal presentar valores iguales o
superiores al 30% con morfología normal.

Instrucciones para obtener un seminograma válido (según MAPFRE):
Las condiciones en las que se recoge el semen son fundamentales para conseguir una buena muestra y para
obtener los resultados más válidos posibles. Para ello, el paciente debe seguir las siguientes
recomendaciones previas:
 Periodo de abstinencia sexual previo, como mínimo de 48 horas y un máximo de 7 días. El tiempo ideal
son 5 días.
 El período máximo entre la recogida y la entrega de la muestra debe ser como máximo de una hora.
Además el transporte de la muestra debe hacerse a temperatura ambiente.
 La técnica de recogida de la muestra ideal es la masturbación, es decir, que tras ésta se recoja el semen
expulsado en un frasco (esterilizado) y en menos de una hora se entregue para su análisis. En general
los preservativos usuales o el "coitus interruptus" no son métodos aceptables. Además debe recogerse el
eyaculado (semen) completo.
 No es recomendable aplicar pomadas, ni practicar lavados del pene durante las 8 horas anteriores a la
recogida del semen
¿Por qué es necesario realizar el seminograma?
Porque se considera que un tercio de los problemas de fertilidad son de origen masculino y otro tercio de
ambos miembros de la pareja. Por tanto, es una prueba diagnóstica de rutina en esterilidad y un pilar básico
en el diagnostico de la esterilidad de origen masculino.
¿Qué se entiende por un seminograma "normal"?
Hay unos criterios específicos dados por la Organización Mundial de la Salud que califican al semen de
"normal" y aproximadamente dan una idea de las posibilidades de conseguir un embarazo. Sin embargo, éste
no es un criterio exacto, sólo pueden indicar que un hombre, con unas determinadas características en su
semen, puede tardar más o menos tiempo en dejar a una mujer embarazada.

Normas para un seminograma “normal”, según la OMS - Valores normales
espermiograma
En 2010, la OMS estableció unos nuevos parámetros de referencia enfocados a considerar la muestra de
semen en su totalidad, resultando así unos parámetros menos estrictos que los de 1999. Según los nuevos
nuevos parámetros, estos son los valores referenciales:
• La concentración de espermatozoides debe ser al menos de 15 millones por ml. (antes era 20 millones)
• El volumen total de semen debe ser al menos de 1,5 ml. (antes era 2 ml.)
• El pH debe de situarse entre 7,2 y 8,1
• El número total de espermatozoides en la eyaculación debe ser al menos de 39 millones. (antes 40
millones)
• Al menos el 58% de los espermatozoides deben estar vivos. (antes 75%)
• Al menos el 30% de los espermatozoides vivos deben tener una forma y contorno normales.
• Al menos el 32% de los espermatozoides deben nadar con un movimiento rápido y hacia delante. (antes
40%)
• Al menos el 40% de los espermatozoides deben nadar hacia delante, incluso aunque sea con lentitud.
(antes era 50%)

Existen múltiples factores que pueden alterar la producción de espermatozoides: infecciones, drogas, calor,
tabaco, etc.. Estas alteraciones pueden, además, ser pasajeras o permanentes. Incluso el recuento puede
variar de una semana a otra en el mismo hombre. Por tanto, se considera que es necesario realizar varios
seminogramas comparativos para establecer un diagnóstico fiable.
>> Lee más en Problemas de fertilidad en el hombre
Remedios naturales para mejorar los resultados del espermiograma:
El uso de complementos dietéticos naturales podría incidir favorablemente sobre algunas de las
características espermáticas afectadas. Entre los suplementos dietéticos que parecen dar buenos resultados
para aumentar la fertilidad masculina cabe destacar:
L-Arginina
Se ha observado que el contenido de L-Arginina en los espermatozoides sanos es mayor que en los
espermatozoides de mala calidad. Por ello, la toma de L-Arginina puede beneficiar la calidad de los
espermatozoides en todos sus aspectos: morfología, cantidad y movilidad.
Debido a su capacidad vasodilatadora, la L-Arginina se lleva empleando desde hace tiempo
como coadyuvante en el tratamiento de las disfunciones eréctiles: al producir un ensanchamiento en las
venas que suministran con sangre al pene, se consigue una mejor erección...sigue leyendo

Maca
Las raíces de esta robusta planta, capaz de crecer a 4000 m. de altura, han sido utilizadas con fines
medicinales desde tiempos remotos. Los Incas, la usaban para potenciar la fertilidad. Estudios han
corroborado las propiedades “fertilizantes” y energéticas de esta planta.
Se le otorga, entre otras, la propiedad de mejorar la función de la próstata, favoreciendo la producción y la
cantidad y calidad de los espermatozoides. En las mujeres resulta interesante para estabilizar los niveles
hormonales... sigue leyendo