You are on page 1of 94

Sierra Exportadora - Calle Los Zorzales 160 - 4to piso, Urb.

El Palomar, San Isidro, Lima 27 - Perú
Teléfono: 215-0730 / 215-0745 Sitio Web: http://www.sierraexportadora.gob.pec
S i e r r a E x p o r t a d o r a - C a l l e L o s Z o r z a l e s 1 6 0 - 4 t o p i s o , U r b . E l P a l o ma r , S a n I s i d r o ,
L i ma 2 7 - P e r ú
T e l é f o n o : 2 1 5 - 0 7 3 0 / 2 1 5 - 0 7 4 5 S i t i o W e b : h t t p : / / w w w . s i e r r a e x p o r t a d o r a . g o b . p e
2013
“PROYECTO DE
FACTIBILIDAD DE
INVERSIÓN PRIVADA
PARA LA INSTALACION
DE UN SEMILLERO DE
QUINUA”

°Ing. Fernando Sánchez Bravo

Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 1

INTRODUCCION

La creciente demanda nacional e internacional de quinua plantea la necesidad de incrementar el rendimiento,
mejora de la calidad así como ampliar la frontera agrícola de este cultivar; para ello es imprescindible la
disponibilidad de semillas de calidad de variedades adaptadas y conocidas.

La producción, manejo y utilización de semilla de quinua de calidad no sólo incrementará la productividad,
sino permitirá competir en el libre mercado globalizado, garantizará el uso eficiente de los recursos naturales,
la sostenibilidad de la producción y la seguridad alimentaria para la población.

Los factores limitantes más importantes de la producción de semillas, son las condiciones climáticas adversas,
manejo y preparación de suelos, labores culturales adecuadas y manejo oportuno de plagas y enfermedades
en cada etapa del cultivo.

El cultivo de la quinua, en la región más productora del país, aun adolece de un sistema de producción y
abastecimiento de semilla de variedades mejoradas de manera sostenible. Segú Marca et. al (2009) el 90%
de los agricultores en Puno aun vienen utilizando semillas de ecotipos nativos, obteniendo rendimientos bajos,
granos mezclados, de diferentes tamaños, inmaduros y presencia de impurezas.

Actualmente el INIA está realizando ingentes esfuerzos por liberar semillas certificadas de calidad y
variedades de mejor performance; es así, que, en coordinación con el RDS de Corea viene realizando una
investigación que consiste en evaluar el comportamiento agronómico de 19 variedades en las regiones de
Arequipa, Puno y Cusco con el fin de determinar el mejor desarrollo de estas de acuerdo al piso ecológico que
mejor se desarrolla, así como otros estudios relacionados a la mejora de las variedades.

En el presente proyecto se determinará la zona que mejor se adecue al desarrollo de un semillero de quinua,
para lo cual se evaluaran criterios técnicos, de mercado y económicos. Se plantea el desarrollo de una
tecnología para el cultivo de quinua en el altiplano con un nivel de tecnología intermedia de tal forma que
asegure la producción de material de calidad de acuerdo a los estándares requeridos por la norma peruana
para la producción de quinua. Además se plantea un análisis económico en el cual se analiza la rentabilidad
del negocio, sus impactos y dimensionamiento de la demanda estimada en base a un análisis del mercado
actual de semillas certificadas y no certificadas.






















Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 2

I. ESTUDIO DE LA OFERTA Y DEMANDA DEL PROYECTO

1.1 Producto

1.1.1 Nomencl atura común
Español : quinua, quinoa, quinqua, kinoa, trigo inca
Quechua : kiuna, quinua
Aymara : shupa, J opa, J upha, jiura, aara, ccallapi
Chibcha : suba, pasca
Mapuche : quinhuia, quinua
Azteca : huatzontle
Francés : quinoa, riz de peruo, ansérine, petit riz de Pérou
Inglés : quinoa, Petty rice, inca rice, Peruvian rice
Alemán : Reismelde, inkaweizen, Peruanischer, Reis-Gerwacks
Italiano : quinua, chinua
Portugués : arroz miudo do Perú, quinoa.

Nombre ci entífi co : Chenopodium quinoa Willd

1.1.2 Morfol ogía

Pl anta
El tipo de crecimiento es herbácea, de un porte erecto, de 100 a 142 cm de altura, su inflorescencia forma una
panoja de diversos colores (Púrpura, morado, verde, amarillo, rojo, blanco) y también se pueden tener
mezclas de colores en una misma panoja (Figura 1.1).













Infl orescenci a




Fuente: Apaza (2005)

Fl ores
La inflorescencia es una panoja típica, constituida por un eje central, ejes secundarios y terciarios, que
sostienen a los glomérulos (grupos de flores). La longitud de la panoja varía entre 29 a 55 cm y el diámetro
entre 6.0 y 12.7 cm. La panoja puede llegar a un peso de 91.10 g a 114 g, incluyendo el grano. Cuando los
glomérulos nacen del eje secundario, la panoja es glomerulada; si los glomérulos nacen de ejes terciarios, la
panoja es amarantiforme y si los ejes son largos, la panoja es laxa (Figuras 1.2, 1.3 y 1.4).



Fi gura 1.1 Variabilidad genética respecto a formas de panoja y mezcla de clores en una panoja
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 3















Fl ores







Fuente: Apaza (2005)

Las flores carecen de pétalos, pueden ser hermafroditas (pistilo y estambres) ubicadas en la parte superior del
glomérulo. Pistiladas (femeninas), ubicadas en la parte inferior del glomérulo y androestériles (pistilo y
estambres estériles). Los tres tipos de flores pueden estar presentes en la misma planta. Por lo general las
flores presentan un perigonio con cinco sépalos de color verde, un androceo con cinco estambres (pentámera)
cortos de color amarillo y un gineceo con estigma central, plumoso con dos a tres ramificaciones estigmáticas
(Figura 1.5). Existen aberraciones florales donde se pueden encontrar, flores tetraováricas, androceo con 3, 4,
6 y 7 estambres.





















Fuente: Apaza (2005)

Fi gura 1.2 Panoja glomerulada Fi gura 1.3 Panoja amarantiforme Fi gura 1.4 Panoja laxa
Fi gura 1.5 Flor hermafrodita pentámera después de la antesis
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 4




Fruto
El fruto es un aquenio, formado por el perigonio en forma de estrella que contiene la semilla (Figura 1.6), el
fruto cuando está maduro su color puede ser gris, amarillo, rojizo, café o negro. Los frutos de la quinua
cultivada tienen un borde afilado, mientras que las quinuas silvestres lo tienen redondeado. La madurez
fisiológica del fruto se da entre los 16 y 18%, dependiendo de la variedad, lo cual es indicador de la cosecha.
























Fuente: Apaza (2005)











Fuente: Apaza (2005)


Semill a
La semilla es el fruto maduro sin el perigonio, aproximadamente de 1.8 mm a 2 mm de diámetro (Figura 1.8),
el color de la semilla puede ser amarillo, café, crema, plomo, blanco o translúcido (Figura 1.9). El pericarpio,
contiene saponina en la mayoría de los granos. El episperma, se encuentra bajo el pericarpio, que cubre al
embrión, formado por dos cotiledones y la radícula, y envuelve al perisperma en forma de anillo. El
perisperma, de color blanco, presenta la sustancia de reserva constituido mayormente por granos de almidón.
Fi gura 1.6 Fruto de la quinua en forma de estrella
Fi gura 1.7 Fruto y partes de la semilla de quinua
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 5

El embrión constituye la mayor proporción de la semilla (25 %), mientras que en los cereales corresponde solo
el 1 %; de allí el alto valor nutritivo de la quinua.





























Fuente: Apaza (2005)






















Fi gura 1.8 Semilla (fruto maduro sin el perigonio)
Fi gura 1.9 Variabilidad genética respecto a color de grano
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 6


Hoj as
Las hojas son polimorfas, alternas, simples, de bordes dentados, aserradas, pronunciados o leves. Las hojas
inferiores son de forma romboidal o triangular y las superiores lanceoladas (Figura 1.10).





















Fuente: Apaza (2005)



1.1.3 Concepto funci onal de l a estructura de l a semi ll a

La estructura básica de la semilla de quinua consta de tres componentes, cada una tiene origen y funciones
específicas.

Tegumento o cáscara
Es la estructura externa que delimita la semilla y se encarga de mantener unidas las partes internas de la
misma, protegiéndola contra choques y fricciones, mantiene una barrera al ingreso de microorganismos,
regula la rehidratación, regula la velocidad de intercambio de oxígeno y gas carbónico con el medio ambiente.

Embri ón
Denominado también eje embrionario, es una planta en miniatura y parte vital de la semilla, porque cumple la
función reproductiva, siendo capaz de originar divisiones celulares e iniciar el crecimiento en dos direcciones,
para las raíces y para el tallo.

Peri spermo o teji do de reserva
Es la parte más voluminosa de la semilla, constituye la reserva principal de las sustancias nutritivas; cumple la
función de almacenamiento y abastecimiento de compuestos orgánicos en formas simples, para ser usados
por el eje embrionario, para la elaboración de nuevas paredes celulares, citoplasma y núcleos, desde el inicio
de la germinación hasta que la planta sea capaz de realizar los procesos de fotosíntesis y de absorber los
nutrientes del suelo por las rices.




Fi gura 1.10 Polimorfismo en hojas de quinua
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 7

1.2 Demanda

1.2.1 Característi cas y tendencias de l a demanda

La demanda de semillas de quinua está conformada por los productores de quinua demandantes de semillas
de calidad certificadas y no certificadas. La quinua se cultiva en los Andes del Perú y Bolivia y en pequeña
escala en Ecuador, Colombia, Chile y Argentina. En el Perú, la quinua representa el 0,17% del PBI agrícola y
comprende alrededor de 38 mil hectáreas, por debajo de Bolivia que es el primer productor de quinua en el
mundo, teniendo alrededor de 53 mil has. Sin embargo, Bolivia tiene un rendimiento promedio (572 Kg./Ha)
menor al rendimiento de este cultivo en Perú (1.158 Kg. /Ha). En el período 2005-2012 la producción de
quinua creció a un ritmo del 7,2% anual, llegando a sobrepasar las 43 mil toneladas, y con mayor relevancia
en Puno que concentra alrededor del 80% de la producción nacional.

En la figura 1.11 se observa la tendencia en este crecimiento, pasando de producir cerca de 30 mil toneladas
en el 2002 a más de 43 mil toneladas durante el 2012 (distribuidas en un total de 38,493 has cultivadas);
existiendo el potencial de producir quinua en gran parte de la sierra y costa del país.

Fi gura 1.11 Evoluci ón de la Producci ón de Qui nua



Fuente: MINAG

Existen diversos métodos de siembra; y, dependiendo del que se elija, se requiere una mayor o menor
cantidad de semilla. Normalmente los volúmenes requeridos están entre 8 y 15 kg de semilla por hectárea. Si
tomamos en cuenta que la cantidad promedio de semilla que se requiere es de 10kg para la siembra de 1
hectárea y con el registro de áreas sembradas mostradas en la figura 1.11, entonces la evolución de la
demanda estimada de semilla de quinua durante los últimos 10 años es como se muestra en el Cuadro 1.1.

Cuadro 1.1 Estimaci ón de l a demanda anual de semill a de qui nua

Peri odo
Año
2002
Año
2003
Año
2004
Año
2005
Año
2006
Año
2007
Año
2008
Año
2009
Año
2010
Año
2011
Año
2012
Producción
(kg)
278,000 283,000 277,000 287,000 299,000 304,000 312,000 340,000 353,000 355,000 384,900
Fuente: Elaboración propia
30.4
30.1
27.1
32.6
30.4
31.8
29.9
39.4
41.1 41.2
43.6
27.8
28.3
27.7
28.7
29.9
30.4
31.2
34.0
35.3
35.5
38.5
20.0
30.0
40.0
50.0
2
0
0
2
2
0
0
3
2
0
0
4
2
0
0
5
2
0
0
6
2
0
0
7
2
0
0
8
2
0
0
9
2
0
1
0
2
0
1
1
2
0
1
2
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 8

En 1996 la quinua fue catalogada por la FAO como uno de los cultivos promisorios de la humanidad, no sólo
por sus grandes propiedades benéficas y por sus múltiples usos, sino también por considerarla como una
alternativa para solucionar los graves problemas de nutrición humana. Para el 2013, la FAO ha declarado este
año como el “Año Internacional de la Quinua”.

En este contexto la quinua se constituye como un cultivo estratégico para contribuir a la seguridad alimentaria
debido a: su calidad nutritiva, su amplia variabilidad genética, su adaptabilidad y su bajo costo de producción.
Por lo que se espera que en los próximos años continúe un crecimiento sostenido del cultivo, expandiéndose
su siembra a importantes extensiones en la costa peruana.


1.2.2 Vari edades demandadas de Quinua

La amplia variabilidad genética de la quinua le permite adaptarse a diversos ambientes ecológicos (valles
interandinos, altiplano, yungas, salares, nivel del mar) con diferentes condiciones de humedad relativa, altitud
(desde el nivel del mar hasta las 4.000 metros de altura) y es capaz de hacer frente a cambios de temperatura
que oscilan entre -8° C hasta 38° C. Según información del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA)
existen alrededor de 100 cultivares de quinua. En el Perú hay 3 mil ecotipos de las cuales el INIA conserva el
material genético de alrededor 2 mil ecotipos.

El INIA ha puesto a disposición de los productores agrarios a nivel nacional, siete cultivares mejorados que
responde a la demanda tecnológica de las regiones productoras del país, en cuanto a rendimiento, calidad de
grano, resistencia a enfermedades y plagas, así como cualidades agroindustriales:
1. Salcedo INIA
2. INIA 415 – Pasankalla
3. Illpa INIA
4. INIA 420 – Negra Collana
5. INIA 427 – Amarilla Sacaca
6. INIA Quillahuamán
7. INIA Altiplano (próxima a liberarse)

SALCEDO INIA:
Es una variedad obtenida del cruce de las variedades “Real Boliviana” por “Sajama”, en 1995, y tiene como
características: grano grande (2.0 mm de diámetro), grano dulce, precocidad (150 días de periodo vegetativo),
panoja glomerulada compacta, buen potencial de rendimiento, tolerante a mildiu (Peronospora farinosa f.
spchenopodii), y un contenido de saponina 0.014%, (grano dulce). También tiene tolerancia a heladas y
sequías, mayor contenido de proteínas (14.5%). Esta variedad es la más requerida por la agroindustria y
mercado exterior.

ILLPA-INIA:
Se trata de una variedad obtenida en 1997 del cruce de Sajama y Blanca de J uli; posee hábito de crecimiento
erecto, planta de color verde oscuro, altura de planta de 107 cm, panoja glomerulada compacta, período
vegetativo 145 días (precoz), grano de tamaño grande (2.0 mm de diámetro), de color blanco, y mínimo
contenido de saponina (dulce). Tiene un rendimiento en campos de 3.100 kg/ha, tolerante al mildiu
(Peronospora farinosa f. sp chenopodii) y a heladas.

INIA QUILLAHUAMAN:
Es originaria del valle del Vilcanota-Cusco, seleccionada, desarrollada y evaluada, por el Programa Nacional
de Innovación Agraria en Cultivos Andinos del INIA-CUSCO. Es una planta erecta sin ramificación de 1.60 m,
panoja semi laxa, amarantiforme, que le confiere cierta resistencia al ataque de kcona kcona, con período
vegetativo 160 días, y un tamaño de grano mediano. Tiene un color blanco, un bajo contenido de saponina,
resistente al vuelco, de amplia adaptación que va desde nivel del mar hasta los 3.900 m.s.n.m. con alto
potencial de rendimiento de 3500 kg/ha, y tolerante al mildiu (Peronospora farinosa f. sp chenopodii) y ataque
de Kcona kchona.
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 9


INIA 415 – PASANKALLA:
Variedad obtenida en el 2006 por selección planta surco de ecotipos de la localidad de Caritamaya, distrito de
Ácora, provincia de Puno. El proceso de mejoramiento se realizó entre los años 2000 al 2005, en el ámbito de
la Estación Experimental Agraria (EEA) Illpa-Puno, por el Programa Nacional de Investigación en Cultivos
Andinos. Su mejor desarrollo se logra en la zona agroecológica Suni del altiplano entre los 3.815 y 3.900
m.s.n.m. y soporta un clima frío seco, precipitaciones pluviales de 400 a 550 mm, y temperatura de 4°C a
15°C. Es una variedad óptima para la agroindustria, con alta productividad (rendimiento potencial de 4.5 t7ha)
y buena calidad de grano.

INIA 420 – NEGRA COLLANA:
Es un compuesto de 13 accesiones, comúnmente conocidos como “Quytu jiwras”. El proceso de pre
mejoramiento (formación del compuesto y selección) se realizó en Illpa y Huañingora del 2003 a 2006, y los
ensayos de validación entre el 2006 al 2008 en la comunidad campesina de Collana del distrito de Cabana
(Provincia de San Román). El proceso de formación del compuesto, selección y validación fue realizado por el
programa de Investigación en Cultivos Andinos – Puno, cuya liberación fue en el 2008. Tiene buen potencial
de rendimiento, precocidad, tolerancia a bajas temperaturas y a enfermedades.

INIA 427 AMARILLA SACACA:
Sus principales ventajas competitivas son el rendimiento de grano en campos de agricultores con un promedio
1.16 t/ha, y variación porcentual de producción promedio desde el año 2007 a 2010 de 8.62%, (testigo
comercial 2002 – 2009, MINAG). Posee un periodo vegetativo de 195 a 210 días (semi precoz), con alto
contenido de saponina (7), mayor tolerancia a heladas y sequías, y con proteínas de 14.83%. El cultivar es de
grano anaranjado amarillo requerido por la agroindustria y consumo local regional y nacional.

AMARILLA DE MARANGANI:
Originaria de Maranganí (Cusco) seleccionada en Andenes (INIA) y Kayra (CICAUNSAC), y es una planta
erecta poco ramificada, de 180 cm, de altura, con abundante follaje, y tallo grueso. Se trata de una planta es
anaranjada a la madurez, periodo vegetativo tardío 180 días, panoja glomerulada, grano grande de color
anaranjado (2.5 mm), con alto contenido de saponina, tolerante al Mildiu (Peronospora farinosa f. sp
chenopodii), alto potencial de rendimiento.

VARIEDAD KCANCOLLA:
Es un grano seleccionado a partir del ecotipo local de la zona de Cabanillas (Puno), y es una planta de color
verde, de tamaño mediano alcanzando 80 c.m. de altura, de ciclo vegetativo tardío, más de 170 días, grano
blanco, tamaño mediano, con alto contenido de saponina, panoja generalmente amarantiforme, muy resistente
al frío y granizo. Tiene un rendimiento promedio de 2500 kg/ha, segrega a otros colores desde el verde hasta
el púrpura, muy difundida en el altiplano peruano. Se usa generalmente para sopas y elaboración de kispiño
(panecillo frito en grasa animal que tiene una duración de varios meses).

BLANCA DE J ULI:
Es originaria de J uli (Puno), producto de la selección efectuado a partir del ecotipo local, semi-tardía, con 160
días de periodo vegetativo, de color verde, de tamaño mediano de 80 c.m. de altura, panoja intermedia, a la
madurez la panoja adquiere un color muy claro blanquecino, de ahí su nombre, grano bien blanco, pequeño,
semidulce, rendimiento que supera los 2300 kg/ha, relativamente resistente al frio, susceptible al mildiw y al
granizo, excesivamente susceptible al exceso de agua. Se utiliza generalmente para la elaboración de harina.

CHEWECA:
Es oriunda de Orurillo (Puno), y es una planta de color púrpura verduzca, semi tardía, con período vegetativo
de 165 días, altura de planta de 1.20 m, de panoja laxa, grano pequeño, de color blanco, dulce, resistente al
frío, muy resistente al exceso de humedad en el suelo. Además tiene un sistema radicular muy ramificado y
profundo, susceptible al ataque de Ascochyta, deja caer sus hojas inferiores con mucha facilidad. El
rendimiento es hasta 2500 kg/ha.

Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 10

WITULLA:
Es el resultado de la selección efectuada a partir de ecotipo local, procedente de las zonas altas de Ilave
(Puno), y es un cultivo generalizado en zonas frías y altas. Es una planta pequeña de 70 cm de altura, de
color rojo a morado con una amplia variación de tonos, panoja mediana amarantiforme, glomerulada e
intermedia, de color rosado, de período vegetativo largo con más de 180 días, grano mediano de color rojo a
morado, con un alto contenido de saponina. Tiene un rendimiento de 1800 kg/ha, muy resistente al frío,
sequía y salinidad, así como a los suelos relativamente pobres, muy resistente al ataque de kcona kcona.


1.2.3 Identifi caci ón del mercado objeti vo

El Perú es uno de los principales países productores de quinua en el mundo, junto con Bolivia y Ecuador. La
producción de quinua se basa en el trabajo de 70,000 pequeños y medianos agricultores. La mayoría de
productores son individuales, existiendo un progresivo nivel de asociatividad. Las principales organizaciones
de productores de quinua con más de 100 has se encuentran en Puno, J unín y Ayacucho.

En el cuadro 1.2 se muestra las áreas cultivadas de quinua por departamento desde el año 2007; mostrando
una tasa de crecimiento promedio en áreas cultivadas del 5% anual, para el total de áreas sembradas; sin
embargo haciendo un análisis por departamento, se observa que Arequipa tiene una mayor tasa de
crecimiento habiendo triplicado sus áreas sembradas de quinua durante los últimos 6 años, y esto en parte
porque en Arequipa se obtienen los mejores rendimientos a nivel país, mostrando una adaptación importante
de la variedades del altiplano a las condiciones climáticas de la zona.

Cuadro 1.2 Has culti vadas de Qui nua a nivel naci onal y por departamento

AÑO 2007 2008 2009 2010 2011 2012
AMAZONAS 19.00 15.00 11.00 4.00 4.00 4.00
ANCASH 218.00 184.00 157.00 141.00 132.00 177.00
APURIMAC 1,073.00 1,107.00 1,026.00 1,186.00 1,094.00 1,297.17
AREQUIPA 205.00 207.00 283.00 422.00 498.00 594.00
AYACUCHO 1,408.00 1,758.00 1,871.00 2,589.00 1,952.00 3,641.00
CAJ AMARCA 168.00 188.00 222.00 142.00 151.00 203.00
CUSCO 1,356.00 2,264.00 2,047.00 2,054.00 1,866.00 2,233.00
HUANCAVELICA 328.00 390.00 471.00 469.00 472.00 539.50
HUANUCO 352.00 362.00 368.00 352.00 356.00 356.00
ICA -- -- -- 16.00 18.00 29.50
J UNIN 879.00 881.00 1,028.00 1,153.00 1,191.00 1,432.00
LA LIBERTAD 385.00 391.00 411.00 410.00 328.00 400.00
MOQUEGUA 25.00 32.00 37.00 34.00 35.00 18.00
PUNO 23,966.00 23,385.00 26,095.00 26,342.00 27,337.00 27,445.00
TACNA -- -- -- -- 42.00 124.00
TOTAL NACIONAL 30,382.00 31,164.00 34,027.00 35,314.00 35,476.00 38,493.17
Fuente: MINAG - DGCA

La figura 1.12 muestra gráficamente como se distribuyó (por departamento) la demanda de semillas quinua en
el Perú durante el año 2012. Este estimado fue elaborado a partir de la información del cuadro 1.2 y tomando
en cuenta un rendimiento promedio de 10 kg de semilla por ha sembrada. Se observa que Puno se mantiene
como la principal zona productora y demandante de semilla de quinua, representando cerca del 71% del total
de áreas cultivadas de quinua en el Perú. Le sigue Cusco y Ayacucho, con el 9 y 6% respectivamente.






Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 11

Fi gura 1.12 Estimaci ón de demanda de Semil la de Quinua por departamento – año 2012


Fuente: Elaboración propia

De lo expuesto anteriormente se concluye que el mercado objetivo del proyecto serían tanto los productores
ubicados en el departamento de Puno, así como de los valles costeros e interandinos del departamento de
Arequipa, debido al importante crecimiento en la producción de quinua en esta región.

Sin embargo, debido el auge de las exportaciones así como del consumo interno (ver figura 1.13); denota un
incremento de la demanda de semillas blancas y de color (roja y negra), por lo que su cultivo (con semillas
provenientes del altiplano) se está ampliando a valles interandinos y costeros, como son: Arequipa, Huancayo,
Ayacucho, La Libertad, Lima e Ica; lugares donde, con riego tecnificado, abono residual de cultivos anteriores
y labores culturales, están logrando rendimientos entre los 2,800 y 5,500 kg/ha. Se recomienda realizar
investigaciones, revaloración y mejoramiento de los cultivares adaptados.

Para citar un caso; en la provincia de Cañete (con niveles de altitud desde los 30 a 300 msnm), los técnicos
de la Agencia Agraria de Mala han logrado desarrollar sembríos de quinua con rendimientos de hasta 4,2
TN/ha. Se instaló 5,5 has de quinua de las variedades Pasankalla (grano rojo) y Blanca de Huallhuas (blanco).
Se evaluó el comportamiento de las plantaciones de quinua a las condiciones propias de la costa, como el
suelo, el agua y el clima. Se determinó que el momento óptimo de siembra a nivel de la costa central es a
fines de invierno, para que la cosecha se realice en los meses de verano, lo cual facilita el secado de los
granos y ayuda a mejorar las condiciones de trilla.

Fi gura 1.13 Evoluci ón de las exportaci ones de qui nua (en mi les de US$)


Fuente: Aduanas
Depar tament o Kg
PUNO 274,450
AYACUCHO 36,410
CUZCO 22,330
J UNIN 14,320
APURIMAC 12,972
AREQUIPA 5,940
HUANCAVELICA 5,395
LA LIBERTAD 4,000
HUANUCO 3,560
CAJ AMARCA 2,030
ANCASH 1,770
TACNA 1,240
ICA 295
MOQUEGUA 180
AMAZONAS 40
-
50,000
100,000
150,000
200,000
250,000
300,000
290 381 386 671 1,548
2,035
5,077
7,291
13,138
24,025
29,555
0
5,000
10,000
15,000
20,000
25,000
30,000
35,000
2
0
0
2
2
0
0
3
2
0
0
4
2
0
0
5
2
0
0
6
2
0
0
7
2
0
0
8
2
0
0
9
2
0
1
0
2
0
1
1
2
0
1
2
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 12

1.3 Característi cas de l a Oferta

Hasta el año 2011, el abastecimiento de semilla de quinua ha sido provisto solo por semilla común (no
certificada), a través de la venta de instituciones especializadas (como es el caso del INIA), de agricultores
semilleristas; o de productores que destinaban parte de sus cosechas para semilla escogiendo las mejores
panojas (selección masal); y seleccionando los granos más grandes y de mejor condición. El canal de
comercialización de estas semillas era principalmente a través de las ferias.

Con la promulgación de la Ley Nº 27262, Ley General de Semillas, publicada el 13.05.2000, se establecen las
normas para la regularización de las actividades para producción, certificación y comercialización de semillas
de calidad. Pero con la creación de su reglamento (DS No. 26-2008-AG) y con la Resolución J efatural Nº
0014-2012-INIA publicada el 9.02.2012 se crea norma específica para la producción, certificación y
comercialización de semillas de quinua. Es así, que desde el año 2012 se da inicio a la producción y la
comercialización de semilla certificada de quinua.

Es importante mencionar, que por mandato del Reglamento de la Ley General de Semillas (DS N° 026-2008-
AG), el INIA recibió el encargo de ejercer las funciones de la Autoridad en Semillas a partir del 01.01.2009; y,
que con Resolución J efatural Nº 00099-2009-INIA del 06.04.2009, se crea el Programa Especial de la
Autoridad en Semillas - PEAS, como oficina dependiente de la Dirección de Extensión Agraria – DEA,
recibiendo el encargo de ejecutar las funciones técnicas y administrativas de la Autoridad en Semillas,
contenidas en la Ley General de Semillas y su Reglamento.


1.3.1 Producci ón y oferta naci onal de semill a

En el cuadro 1.3 se muestra información relevante a la producción de semilla certificada, en la cual se
describe el total de productores de semilla, variedades producidas y categoría. Nótese que también se registra
la planta de acondicionamiento en el cual la semilla ha sido acondicionada, tratada y envasada, así como el
organismo certificador; requisitos necesarios según la Norma de Producción de Quinua.

Se observa que las semillas certificadas de quinua liberadas y comercializadas por el INIA durante el 2012
fueron: Pasankalla, Negra Collana, Amarilla Sacaca, Salcedo INIA, Kancolla, Amarillo Marangani, Blanca de
J uli, Blanca de J unín

El INIA es el principal proveedor de semilla certificada (57% de la oferta total de semillas); sin embargo, como
ente regulador, normativo e investigador no es su función principal producir semillas para comercialización a
productores finales; sino de realizar investigación, mejoramiento y propagación de nuevos cultivares; es así
que el INIA libera principalmente al mercado las semillas Certificadas Clase Básica y Registrada, que son
utilizadas como insumos para los semilleristas autorizados a fin de que la reproduzcan con fines comerciales,
y, sea este el insumo para los productores finales; estas semillas corresponden a la clase Certificada y
Autorizada. En el capítulo III - Item 3.1.3.1, se detalla los conceptos según el origen de la semilla: Clase y
Categoría.

La producción total de semilla certificada durante el año 2012 fue de aproximadamente 43 mil kg proviniendo
de un total de 70 has sembradas, según se reporta en el Cuadro 1.4. Por lo tanto; y, tomando en
consideración los datos estimados en el Cuadro 1.1, se tiene que la producción de semilla certificada solo
atendió al 11.3% de la demanda total de semilla de quinua, por lo que la diferencia fue cubierta con venta de
semilla común.

Segú Marca et. al (2009) el 90% de los agricultores en Puno aun vienen utilizando semillas de ecotipos
nativos, obteniendo rendimientos bajos, granos mezclados, de diferentes tamaños, inmaduros y presencia de
impurezas.
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 13

Cuadro 1.3 Registro de producción de semilla certificada de Quinua durante el 2012

Productor Cul ti vo Cul ti var Categoría Región
Planta de
acondici onamiento
Fecha de
eti quetado
Certi fi cador
Peso
Lote (kg)
INIA Quinua INIA 415 Pasankalla Autorizada Arequipa CORDESA

CORDESA 6,000.00
PROSEM S.A. Quinua Blanca de J uli Autorizada Arequipa CORDESA

CORDESA 9,000.00
PROSEM S.A. Quinua Salcedo INIA Autorizada Arequipa CORDESA

CORDESA 2,400.00
PROSEM S.A. Quinua INIA 420 Negra Collana Autorizada Arequipa CORDESA

CORDESA 2,400.00
INIA Quinua INIA 427 A. Sacaca Certificada Cusco EE Andenes-Cusco

INIA EEA Illpa 1,600.00
INIA Quinua Amarillo Marangani Certificada Cusco EE Andenes-Cusco

INIA EEA Illpa 3,750.00
INIA Quinua INIA 415 Pasankalla Autorizada Puno EE Illpa Puno oct-12 INIA EEA Illpa 1,940.00
INIA Quinua Salcedo INIA Autorizada Puno EE Illpa Puno oct-12 INIA EEA Illpa 1,600.00
INIA Quinua INIA 415 Pasankalla Autorizada Puno EE Illpa Puno oct-12 INIA EEA Illpa 2,560.00
INIA Quinua INIA 415 Pasankalla Autorizada Puno EE Illpa Puno oct-12 INIA EEA Illpa 2,300.00
INIA Quinua INIA 420 Negra Collana Autorizada Puno EE Illpa Puno oct-12 INIA EEA Illpa 3,970.00
INIA Quinua Kancolla Autorizada Puno EE Illpa Puno oct-12 INIA EEA Illpa 910.00
Asoc. Inmaculada Concepción AMPRAE Quinua INIA 415 Pasankalla Autorizada Puno Local Comunal nov-12 INIA EEA Illpa 250.00
Asoc. Inmaculada Concepción AMPRAE Quinua INIA 420 Negra Collana Autorizada Puno Local Comunal nov-12 INIA EEA Illpa 200.00
Asoc. Produc. Agro Orgánicos KHAPIA Quinua INIA 420 Negra Collana Autorizada Puno Local Comunal nov-12 INIA EEA Illpa 200.00
Asoc. Produc. Agropecuarios Inmaculada
Concepción Sanya - Acosvinchos
Quinua INIA 415 Pasankalla Autorizada Ayacucho Almacén del Productor oct-12 INIA EEA Canaan 1,500.00
Asoc. Agroindustrial Exportadora Andina Sur –
Ayacucho
Quinua INIA 415 Pasankalla Autorizada Ayacucho Almacén del Productor oct-12 INIA EEA Canaan 3,000.00
TOTAL 43,580.00

Fuente: INIA – PEAS


Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 14

Cuadro 1.4 Regi stro de áreas sembradas desti nadas a l a producci ón de semi ll a certi fi cada

Productor Cul ti var Quinua Categoría Procedenci a Depto. Área (Ha)
Alipio Briones Vásquez INIA 420 Negra Collana Autorizada INIA Puno Cajamarca 0.50
Alipio Briones Vásquez INIA 415 Pasankalla Autorizada INIA Puno Cajamarca 1.00
Alipio Briones Vásquez Salcedo INIA Autorizada INIA Puno Cajamarca 1.00
Universidad Agraria La Molina Rosada de Huancayo Autorizada Propio J unin 4.00
Universidad Agraria La Molina Blanca ed Hualhuas Autorizada Propio J unin 0.02
Universidad Agraria La Molina Rosada de Huancayo Autorizada Propio J unin 5.00
Universidad Agraria La Molina Blanca de Hualhuas Autorizada Propio J unin 1.20
INIA INIA 415 Pasankalla Autorizada EE Illpa INIA Arequipa 2.00
PROSEM S.A. Blanca de J uli Autorizada

Arequipa 3.00
PROSEM S.A. Salcedo INIA Autorizada

Arequipa 0.80
PROSEM S.A. INIA 420 Negra Collana Autorizada

Arequipa 0.80
INIA Amarillo Marangani Certificada INIA Cusco Cusco 2.00
INIA Amarillo Marangani Certificada INIA Cusco Cusco 1.00
INIA INIA 427 Amarilla Sacaca Certificada INIA Cusco Cusco 1.00
INIA Blanca de J unín Certificada INIA Cusco Cusco 2.00
INIA Blanca de J unín Básica INIA Cusco Cusco 1.00
INIA INIA 415 Pasankalla Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 1.20
INIA Salcedo INIA Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 1.20
INIA Salcedo INIA Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 2.00
INIA INIA 415 Pasankalla Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 2.25
INIA INIA 415 Pasankalla Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 2.05
INIA INIA 420 Negra Collana Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 3.00
INIA Illpa INIA Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 1.00
INIA Kancolla Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 1.00
INIA Blanca de J uli Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 1.00
Asoc. Inmaculada Concepción AMPRAE Blanca de J uli Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 0.50
Asoc. Inmaculada Concepción AMPRAE Salcedo INIA Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 0.30
Asoc. Inmaculada Concepción AMPRAE Kancolla Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 0.70
Asoc. Inmaculada Concepción AMPRAE INIA 415 Pasankalla Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 0.70
Asoc. Inmaculada Concepción AMPRAE INIA 420 Negra Collana Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 0.30
Asoc. Productores Orgánicos PIAS J UPARI Salcedo INIA Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 0.30
Asoc. Productores Orgánicos PIAS J UPARI INIA 415 Pasankalla Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 0.60
Asoc. Productores Orgánicos PIAS J UPARI INIA 420 Negra Collana Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 0.30
Asoc. Productores Orgánicos PIAS J UPARI Blanca de J uli Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 0.60
Asoc. Productores Orgánicos PIAS J UPARI Kancolla Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 0.60
Asoc. Productores Agro Orgánicos KHAPIA INIA 420 Negra Collana Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 0.30
Asoc. Productores Agro Orgánicos KHAPIA Kancolla Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 0.60
Asoc. Productores Agro Orgánicos KHAPIA INIA 415 Pasankalla Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 0.60
Asoc. Productores Agro Orgánicos KHAPIA Blanca de J uli Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 0.50
Asoc. Productores Agro Orgánicos KHAPIA Salcedo INIA Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 0.30
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 15

Asoc. Central de Produc. Agropecuarios y
Acuicultores del Distrito De J uli
Salcedo INIA Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 1.00
Asoc. De Produc. Agrop. Tupac Amaru La
Florida
Salcedo INIA Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 1.00
INIA EEA ILLPA Salcedo INIA Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 0.50
INIA EEA ILLPA INIA 415 Pasankalla Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 0.80
INIA EEA ILLPA Salcedo INIA Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 1.20
INIA EEA ILLPA Salcedo INIA Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 2.50
INIA EEA ILLPA INIA 415 Pasankalla Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 3.13
INIA EEA ILLPA INIA 420 Negra Collana Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 7.30
INIA EEA ILLPA INIA 420 Negra Collana Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 0.89
INIA EEA ILLPA INIA 420 Negra Collana Autorizada
INIA EE Illpa
Puno
Puno 0.80
EEA CANAAN AYACUCHO INIA 415 Pasankalla Autorizada
EEA Canaan
Ayacucho INIA
Ayacucho 1.00
Asoc. Produc. Agropecuarios Inmaculada
Concepción Sanya – Acosvinchos
INIA 415 Pasankalla Autorizada
EEA Canaan
Ayacucho INIA
Ayacucho 1.00
Asoc. Agroindustrial Exportadora Andina Sur
– Ayacucho
INIA 415 Pasankalla Autorizada
EEA Canaan
Ayacucho INIA
Ayacucho 1.00

70.34

Fuente: INIA - PEAS


1.4 Comerci al i zación

1.4.1 Precios de semill as certi fi cadas

En el cuadro 1.5 se muestran los stocks a marzo del 2013 con los que cuenta el INIA y los precios
respectivos. Se observa que los mayores precios los tiene las semillas de color Pasankalla y Negra Collana
(15 soles/kg).
Cuadro 1.5 Di sponi bil i dad de Semil la a Marzo 2013 - INIA
Estaci ón Experi mental
Agrari a
Vari edad Categoría
Disponi bl e en
almacén (Kg)
Precio
(S/./Kg)
Observaci ones
Canaan - Ayacucho Blanca de J unín No- Certificada 880.00 8.00 Stock
Canaan - Ayacucho INIA 415-Pasankalla Autorizada 1,520.00 10.00 Stock
Illpa – Puno
Salcedo INIA Autorizada 89.00 8.00 Stock
Illpa – Puno
Kancolla Autorizada 353.00 8.00 Stock
Illpa – Puno
INIA 415 Pasankalla Autorizada 6,472.00 15.00 Stock
Illpa – Puno
INIA 420 Negra Collana Autorizada 2,360.50 15.00 Stock
Total
11,674.50
Fuente: INIA - PEAS


El precio de la semilla común comercializada por los productores de quinua actualmente está alrededor de 75
soles la arroba (es decir 7 soles/kg). Esta es comercializada a través de ferias o entre comunidades.






Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 16

1.4.2 Canal es o cadenas de comerci al i zaci ón

Semill a común
Al no existir aun una institución que trabaje directamente con el productor de semilla de quinua, este procede
a comercializar su producto en las diferentes ferias semanales que se desarrollan en todas las localidades de
las diferentes provincias productoras. Ante la escasez que actualmente se da de semilla, muchos productores
adquieren directamente el grano; que, aunque botánicamente es una semilla, no garantiza la pureza varietal
del material, proviniendo estas en mucho de los casos de ecotipos nativos.

Esta porción significativa de la comercialización de semilla, está concentrada en un sistema muy complejo de
mercados urbanos, rurales y ferias regionales, en los que los agricultores y campesinos se abastecen de
semilla. También muchos productores destinan parte de su producción para guardarla como semilla, para ello
realizan una selección masal del cultivo, escogiendo las mejores panojas y separando los granos más
grandes con el fin de guardarlas como semillas.

Semill a certifi cada
En el caso de la semilla certificada, el INIA que es actualmente el principal proveedor de esta clase de
semillas las provee a través de sus Estaciones Experimentales ubicadas en las diferentes provincias
productoras del país. Para el caso de productores particulares, como es el caso de Pro Semillas, cuyos
campos están en Santa Rita (Arequipa), principalmente almacenan las semillas en Lima de donde lo
distribuyen para la venta.


Fi gura 1.10 Funci onami ento del mercado de semill as


La mayor parte de los agricultores sigue seleccionando semillas a partir de sus propias parcelas por distintos
métodos, y con criterios que cambian con el tiempo. Existen también fenómenos de intercambio, venta y de
flujo de semillas bastante complejos, que se acompañan a menudo de un almacenamiento que puede durar
mucho tiempo.

La orientación de la producción y el futuro del mercado de semillas certificadas están estrechamente
vinculados a la evolución de las exigencias del mercado internacional y de los consumidores, exactamente
como lo es para la producción de quinua comercial; siendo su utilización indispensable en los próximos años.







venta
financiamiento,
asistencia técnica,
cooperación
selección Almacén
Semilleristas
Instituciones (INIA, PEAS)
Nuevos productores de quinua
Productores de otras regiones
Productores individuales del Altiplano
semilla
certificada
venta Intercambio
difusión para el uso de
semillas certificadas
Semillas provenientes de parcelas
(No certificada)
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 17

1.5 Di sposi ci ones rel ati vas a l as certifi caci ones, categorías y a l a cal i dad de las semi ll as

1.5.1 Certi fi caci ón en l a producción de semill as de qui nua

1.5.1.1 Legi sl ación vi gente

La legislación vigente en materia de semillas es la siguiente:
1. Ley General de Semillas (Ley Nº 26272 modificada con Decreto Legislativo Nº 1080)
2. Reglamento General de la Ley de Semillas (Decreto Supremo Nº 006-2012-AG)
3. Reglamento de Certificación de Semillas (Decreto Supremo Nº 024-2005-AG)
4. Normas para la producción, certificación y comercialización de semillas de algodón, arroz,
leguminosas de grano, maíz, papa y cereales (trigo, cebada y avena). (Resolución J efatural Nº
00166-2009-INIA)
5. Normas para la producción, certificación y comercialización de semillas de quinua (Resolución
J efatural Nº 0014-2012-INIA).


1.5.1.2 Regi stro de Productores de Semil las (Art. 9º DS 026-2008-AG)

Toda persona natural o jurídica que se dedique a la producción de semillas, que cumpla con los requisitos
establecidos en la Ley de Semillas y su Reglamento, tiene derecho a obtener voluntariamente su inscripción
en el Registro de Productores de Semillas. El registro es voluntario tiene vigencia indefinida, pero está sujeto
a evaluaciones periódicas por parte de la Autoridad en Semillas, la cual podrá suspender o cancelar el mismo
cuando se incumplan o modifiquen las condiciones que dieron lugar a su otorgamiento.

Requisitos para Inscripción en el Registro de Productores de Semillas
- Solicitud dirigida al Director de Extensión Agraria o de la Estación Experimental Agraria, según
corresponda* (Formul ari o 08)
- Comprobante de pago**
* Este formato tiene carácter de Declaración J urada.
** S/. 49.36 (1.37% UIT) Depósito en Cuenta Corriente del Banco de la Nación Nº 0000-282510 del Instituto
Nacional de Innovaron Agraria.


1.5.1.3 Certifi caci ón de semi ll as (Capítul o IV, Art. 12 D.S. 026-2008-AG)

La certificación de semillas es el proceso de verificación de la identidad, la producción, el acondicionamiento y
la calidad de las semillas, de conformidad con lo establecido en la Ley, con el propósito de asegurar a los
usuarios de semillas, su pureza e identidad genética, así como adecuados niveles de calidad física, fisiológica
y sanitaria. El sometimiento al proceso de certificación de semillas es voluntario. Como requisito para acceder
a la certificación de semillas, los cultivares requieren estar previamente inscritos en el Registro de Cultivares
Comerciales.

La certificación de semillas es competencia de la Autoridad en Semillas, pudiendo ser ejecutada a través de
personas naturales o jurídicas, de los sectores público y privado, incluyendo a los productores de semillas,
Comités Regionales o Departamentales de Semillas, interesados y debidamente calificados, previa delegación
o autorización de dicha función. En los ámbitos en los cuales no existe interés de realizar las funciones de
certificación de semillas, el servicio lo brinda el INIA como Autoridad en Semillas. Éste servicio es un servicio
exclusivo que se encuentra en el Texto Único de Procedimientos Administrativos TUPA del INIA.





Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 18

El proceso de certificación es como sigue a continuación:

1) Inscri pci ón de Campo de Mul ti pli caci ón para el Proceso de Certificación de Semill as
Artícul o 12º al 17º del D. S. Nº 024-2005-AG (05/05/2005)

- Solicitud dirigida al Director de Extensión Agraria o de la Estación Experimental Agraria, según
corresponda (formulario 14)
- Documento del proveedor que acredita fuente de origen de las semillas multiplicar, según clase o
categoría, con excepción de la categoría autorizada
- Comprobante de pago correspondiente*
* S/. 62.04 Depósito en Cuenta Corriente del Banco de la Nación Nº 0000-282510 del Instituto Nacional de
Innovación Agraria.
2) Inspecci ón de Campo de Multi pl icación en Proceso de Certi fi caci ón de Semil l as Artícul o 18º al 25º
del D. S. Nº 024-2005-AG (05/05/2005)

- Solicitud dirigida al Director de Extensión Agraria o de la Estación Experimental Agraria, según
corresponda (formulario 15)
- Comprobante de pago correspondiente*
* S/. 59.94 por hectárea. Depósito en Cuenta Corriente del Banco de la Nación Nº 0000-282510 del Instituto
Nacional de Innovación Agraria.
3) Inspecci ón de Lotes de Semill as en Acondi ci onamiento Artícul o 26º al 34º del D. S. Nº 024-2005-AG
(05/05/2005)

- Solicitud dirigida al Director de Extensión Agraria o de la Estación Experimental Agraria, según
corresponda (formulario 16)
- Comprobante de pago correspondiente*
* S/. 31.55 por lote de semilla. Depósito en Cuenta Corriente del Banco de la Nación Nº 0000-282510 del
Instituto Nacional de Innovación Agraria.
4) Muestreo de Lotes de Semill as Artícul o 44º y 45º del D. S. Nº 024-2005-AG (05/05/2005)

- Solicitud dirigida al Director de Extensión Agraria o de la Estación Experimental Agraria, según
corresponda (formulario 17)
- Comprobante de pago correspondiente*
* S/. 50.11 por lote de semilla. Depósito en Cuenta Corriente del Banco de la Nación Nº 0000-282510 del
Instituto Nacional de Innovación Agraria.
5) Eval uaci ón de Cali dad de Lote de Semill as de Acuerdo a l os Estándares por Especi e Artícul o 46º y
51º del D. S. Nº 024-2005-AG (05/05/2005)

- Solicitud dirigida al Director de Extensión Agraria o de la Estación Experimental Agraria, según
corresponda (formulario 18)
- Comprobante de pago correspondiente*
* S/. 25.94 por lote de semilla. Depósito en Cuenta Corriente del Banco de la Nación Nº 0000-282510 del
Instituto Nacional de Innovación Agraria.
6) Verifi caci ón de Envasado y Eti quetado de Lote de Semillas en Proceso de Certi fi caci ón

- Solicitud dirigida al Director de Extensión Agraria o de la Estación Experimental Agraria, según
corresponda (formulario 19)
- Comprobante de pago correspondiente*
* S/. 60.50 por millar de etiquetas. Depósito en Cuenta Corriente del Banco de la Nación Nº 0000-282510
del Instituto Nacional de Innovación Agraria.



Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 19

1.5.1.4 Organi smos autori zados para prestar servi ci o de certi fi caci ón de semil l as

 Comité Departamental de Semillas de Piura – CODESE Piura
 Comité Departamental de Semillas de Lambayeque – CODESE Lambayeque
 Comité Departamental de Semillas de Lima – CODESE Lima
 Comité Regional de Semillas de la Libertad – CORESE La Libertad
 Comité Departamental de Semillas de Ica – CODESE Ica
 Comité Regional de Semillas de Arequipa – CORDESA
 Comité Regional de Semillas de San Martín – CORESE San Martín
 Organismo Certificador SEED GENETIC E.I.R.L.

1.5.2 Normas rel ati vas a l a cl ase y categoría del producto

La Ley General de Semillas No. 27262, publicado el 13 de mayo del año 2000 y el Reglamento de la Ley
General de Semillas, publicado el 11 de octubre del 2008, establecen tres clases de semillas: genética,
certificada y común, las mismas que deben ser aplicadas en la producción de semilla de quinua.

Cl ase Genéti ca
Es la semilla original resultante del proceso de mejoramiento genético capaz de reproducir la identidad de un
cultivo o variedad, producida y mantenida directamente por el fitotecnista originador o en algunos casos por el
fitotecnista patrocinador, y que provee la fuente para la semilla de la Clase Certificada - Categoría Básica y
sus incrementos posteriores.

Cl ase Certifi cada
Es la obtenida a partir de la semilla genética, que cumple con los requisitos mínimos establecidos en el
reglamento específico de la especie y que ha sido sometida a los procesos de certificación. La clase
certificada a su vez comprende las siguientes categorías:

 Categoría Bási ca: es la semilla manejada para mantener la identidad genética y pureza indicadas
por el fitotecnista o institución originadora patrocinante. Esta semilla sirve como fuente de toda
semilla de la Clase Certificada – Categoría Certificada, tanto directamente como a través de la
semilla de Clase Certificada - Categoría Registrada.

 Categoría Regi strada: Es la progenie de la semilla de la Clase Certificada – Categoría Básica. Esta
categoría de semilla se utiliza en la producción de semilla de la Clase Certificada – Categoría
Certificada.

 Categoría Certi fi cada: es la progenie de la semilla Clase Certificada – Categoría Registrada; o de la
Clase Certificada – Categoría Básica, que se manipula para mantener la identidad y pureza genética
específica.

 Categoría Autori zada: Es la semilla que posee suficiente identidad y pureza varietal, que ha sido
sometida al proceso de certificación y que cumple con los requisitos establecidos para la semilla
certificada, excepto en lo que a su procedencia se refiere. Esta categoría solo será utilizada en casos
de escasez de semillas previa autorización de la autoridad en semillas.

Cl ase Común
Es aquella no comprendida en las categorías anteriores, pero que reúne los requisitos mínimos de calidad y
sanidad para su utilización como semilla. Se ofrece a la venta de acuerdo con las exigencias de la Ley
General de Semillas y su Reglamento, sin haber sido sometidas al proceso de certificación.


Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 20

1.5.3 Control de cal i dad en l a producci ón y comerci al i zaci ón de semi ll a

En los cuadros 1.6 y 1.7 se resume los estándares de calidad que se requiere para la producción y
comercialización de semilla certificada y común, según la norma para la producción, certificación y
comercialización de semillas de quinua (Resolución J efatural Nº 0014-2012-INIA). Ver anexo 1.

Cuadro 1.6 Estándares de cali dad de semi ll a certi fi cada en sus 4 categorías

Estándares de cal idad Bási ca Regi strada Certifi cada Común
1 Peso máximo del lote 5,000 kg
2 Peso mínimo de muestra del envío al laboratorio 150 g
3 Semilla pura (% mínimo) 98 98 98 98
4 Materia inerte (% máximo) 0.01 0.01 0.01 0.01
5 Otras semillas (% máximo) 0.03 0.06 0.06 0.06
5.1 No. Semilla de otros cultivares (máximo) 0 1/1000 5/1000 5/1000
5.2 Presencia de semillas de malezas (*) 0 0 2/60 g 4/60 g
5.3 Malezas prohibidas (**) No permisible No permisible No permisible No permisible
6 Germinación (% mínimo) 95 95 90 90
7 Humedad (% máximo) 13 13 13 13
8 Envasado y etiquetado
8.1 Tamaño de envase 50 kg como máximo
8.2 Vigencia de la etiqueta de certificación 12 meses a partir del etiquetado oficial y en condiciones
adecuadas de conservación.
(*) Brassica spp, Bidens spp, Bromus spp (número máximo)
(**) Chenopodium quinoa ssp melanospermum


Cuadro 1.7 Estándares de cali dad de semi ll a común

Estándares de cal idad Clase Común
1 Peso máximo del lote 5,000 kg
2 Semilla pura (% mínimo) 95
3 Materia inerte (% máximo) 1
4 Otras semillas (% máximo) 0.06
4.1 No. Semilla de otros cultivares (máximo) 5/1000
4.2 Presencia de semillas de malezas (máximo) 2/60 g
4.3 Malezas prohibidas (*) No permisible
5 Germinación (% mínimo) 80
(*) Chenopodium quinoa ssp melanospermum


En el capítulo 3 – ítem 3.2.8 se detallan los procedimientos que se requiere para determinar el nivel de
pureza, poder germinativo y el valor cultural de las semillas de quinua.











Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 21

II. TAMAÑO Y LOCALIZACIÓN DEL PROYECTO


2.1 Tamaño del proyecto

La finalidad de este punto es la selección del tamaño óptimo que debe tener el proyecto; estando definido por:
la existencia de demanda del producto (mercado), la utilización de tecnología adecuada, el financiamiento
para la puesta en marcha del proyecto y la disponibilidad de la materia prima.


2.1.1 Rel aci ón de Tamaño – Materia Prima

Para iniciar la propagación de semilla el proyecto se abastecerá de material certificado del INIA, a través de
sus estaciones experimentales, ya que es la única institución que cuenta con el material básico y que asegura
la pureza de la variedad que se va a propagar.

Respecto de los volúmenes que comercializa el INIA, si bien durante la campaña 2011/2012 produjo alrededor
25 TN, para la campaña 2012/2013 y 2013/2014 tiene proyectado producir alrededor de 90 TN con lo cual
abastecería fácilmente el requerimiento del proyecto, ya que para el cultivo de 20 has se requiere 240 kg de
semilla, el cual representa el 0.30% de la producción estimada del INIA; sin embargo debido al incremento de
las áreas sembradas de quinua es importante que se reserve con mucha anticipación el material a adquirir. En
el cuadro 2.1 se observa la proyección de la producción de semilla de quinua por variedad que ha presentado
el INIA, nótese que la principal variedad (30%) reproducida es la Salcedo INIA.

Cuadro 2.1 Proyección de l a producci ón de semil la de Qui nua
(campañas 2012/2013 y 2013/2014)

Vari edad Canti dad (TN) Di stri buci ón
Amarillo Maranganí 1.35 1%
Blanca de J uli 3.24 4%
Blanca de J unín 10.80 12%
Blanca de J unín 1.35 1%
Hualhuas 2.70 3%
INIA 415 Pasankalla 7.70 9%
INIA 415-Pasankalla 14.40 16%
INIA 420 Negra Collana 16.45 18%
Kancolla 3.24 4%
Salcedo INIA 28.85 32%
TOTAL 90.08 100%
Fuente: INIA

No es recomendable trabajar con un gran número de variedades debido al riesgo de alogamia; Por lo que
para evitar mezclas varietales (por efectos mecánicos o polinización cruzada) es recomendable disminuir el
número de variedades a trabajar. La selección de variedades que poseen diferentes fases de desarrollo
(precoces, semi-tardías y tardías) evita la ocurrencia de mezclas y que los trabajos se acumulen.

2.1.2 Rel aci ón Tamaño – Mercado

Como se terminó en el estudio de localización, Puno es el principal departamento en el cual se produce el
80% de la producción total de quinua en el Perú, por lo que se convierte en el mercado objetivo del proyecto.
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 22

Sin embargo, al ubicar el semillero en Puno también se estaría abasteciendo a los campos de Arequipa y
Cuzco, siendo estas las regiones donde se han adaptado muy bien las variedades del altiplano.
En el Perú durante el 2012 se sembraron 38,500 has de quinua de las cuales solo el 11% fue atendido con
semilla certificada; por las proyecciones que se tienen para este año, se estima que el mercado de semillas
sería atendido en un 20% con semilla certificada; quedando una importante demanda insatisfecha por cubrir,
la cual será abastecida con semilla común (no certificada) que no garantiza la pureza de la variedad ni los
resultados esperados en cuanto a calidad y rendimiento del grano; afectando la rentabilidad de los
productores.


2.1.3 Rel aci ón Tamaño - Tecnol ogía

Existe en el mercado maquinaria y equipos adecuados para la capacidad determinada en cada una de las
operaciones del proceso de producción de semillas. Se necesita una tecnología intermedia para la producción
de semillas certificadas de calidad.

La máquina necesaria a emplear en el cultivo de quinua es la que se detalla a continuación:
1. Un Tractor: para las labores de acondicionamiento del terreno y transporte de materiales al campo
2. Un arado de discos y surcadora.
3. Una sembradora mecánica de 4 calles
4. Una Trilladora mecánica


2.1.4 Rel aci ón Tamaño - Fi nanci amiento

El proyecto contará con un financiamiento adecuado, de tal manera que cubra los activos fijos y el capital de
trabajo para el tamaño elegido considerando las condiciones y disponibilidad de los recursos financieros. Este
aspecto será complementado al realizar la evaluación económico-financiera.

El dimensionamiento de las área a sembrar va a determinar la inversión inicial necesaria, la cual consistirá en
aporte propio de los accionistas (US$ 147,542) y préstamo bancario (US$ 131,416). El horizonte del proyecto
es de 5 años.


2.1.5 Tamaño del Proyecto

El proyecto contempla la instalación de 20 has de semillero; con el objeto de llevar a cabo la producción de
semillas certificadas de calidad, conformes a los estándares establecidos por ley a fin de garantizar la pureza
del material a propagar.

Se plantea cultivar las 20 has desde el primer año de producción; sin embargo, y para efectos conservadores,
debido a la curva de aprendizaje del personal a cargo del proyecto, se estima para el primer año un
rendimiento promedio por ha de 2.00 TN/ha, la cual se irá incrementando gradualmente hasta llegar a 3.00
TN/ha para el tercer año del proyecto. Con estos niveles de producción se estaría cubriendo
aproximadamente el 10% del mercado de semilla; con lo cual aún se mantiene un nivel de penetración
bastante conservador versus la actual demanda insatisfecha de semilla.

Hay una preferencia marcada del mercado exterior por quinuas blancas de calidad, en comparación con las
quinuas de color que solo abastecen a nichos de mercado; por lo que, tomando en cuenta el mercado y lo
indicado en el párrafo anterior se ha optado por trabajar en la propagación de las variedades Salcedo INIA
(precoz) y Blanca de J uli (semi tardía).



Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 23

2.2 Local i zaci ón

Consiste en identificar el lugar cuyos servicios y condiciones de operación satisfagan los requerimientos del
Proyecto y en el que los beneficios que este genere sean mayores que cualquier otra alternativa de
localización. Es importante su ubicación correcta por la trascendencia al largo plazo, este factor influirá en el
rendimiento, en los resultados económico financiero y hasta en las decisiones empresariales.

Para hallar la localización adecuada, se utilizó el Método Ranking de Factores en los niveles de macro
localización y micro localización.


2.2.1 Macrol ocali zaci ón

Para la realización del presente estudio se evaluaron cuatro departamentos, debido a que estas son las
principales zonas de producción del país y en donde se han obtenido rendimientos considerables de
producción por hectárea. Estos son: Arequipa, Puno, Cuzco y Ayacucho.


2.2.1.1 Factores de Macrol ocali zaci ón

Los factores de macrolocalización elegidos son:

1. Cercanía a los principales centros de producción de quinua
2. Condicione agroclimáticas del sector
3. Disponibilidad de agua
4. Disponibilidad de mano de obra
5. Vías de comunicación y transporte
6. Disponibilidad de terrenos

2.2.1.1.1 Pri ncipal es centros de producci ón de qui nua

La producción nacional de quinua en el 2012 llego a 44,020.32 TN distribuidas en un total de 38,493 has
cultivadas, existiendo el potencial de producir quinua en gran parte de la sierra y costa del país. En el cuadro
2.2 se reporta la evolución de la producción nacional y por departamentos de quinua pasando de producir
cerca de 30 mil toneladas en el 2008 a más de 44 mil toneladas durante el 2012.

Las cuatro regiones evaluadas representan un total del 87% de la producción nacional de quinua durante el
2012, siendo Puno la región que más produce quinua llegando en el 2012 a concentrar el 70% de la
producción nacional con un total de 27,445 has cosechadas. Aunque Arequipa ocupa el 6to lugar de
producción de quinua; se ha incluido dentro del estudio de localización, debido a que en los últimos 5 años ha
registrado una importante tasa de crecimiento en el orden del 60% promedio anual; y, porque actualmente es
la región en la que se obtiene un mayor rendimiento por hectárea (durante el 2012 se registraron rendimientos
entre 1500 y 4500 kg/ha). La Figura 2.1 muestra los rendimientos por hectárea obtenidos en las principales
regiones productoras de quinua en el país.










Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 24


Cuadro 2.2 Producci ón de Qui nua por departamento (en t/año)

AÑO 2008 2009 2010 2011 2012
AMAZONAS 14.00 9.00 2.00 2.00
2.03
ANCASH 199.00 158.00 148.00 140.00
182.80
APURIMAC 904.00 960.00 1,212.00 1,262.00
2,095.07
AREQUIPA 264.00 473.00 650.00 1,013.00
1,683.22
AYACUCHO 1,721.00 1,771.00 2,368.00 1,444.00 4,185.00
CAJ AMARCA 195.00 227.00 133.00 141.00 189.84
CUSCO 1,776.00 2,028.00 1,890.00 1,796.00 2,227.00
HUANCAVELICA 275.00 412.00 358.00 429.00 502.68
HUANUCO 296.00 303.00 286.00 293.00
306.00
ICA -- -- 40.00 41.00
68.83
J UNIN 1,145.00 1,454.00 1,586.00 1,448.00
1,881.91
LA LIBERTAD 364.00 415.00 430.00 354.00
505.45
MOQUEGUA 22.00 28.00 23.00 25.00 11.49
PUNO 22,691.00 31,160.00 31,951.00 32,740.00 30,179.00
TOTAL NACIONAL 29,866.00 39,398.00 41,077.00 41,128.00 44,020.32
Fuente: MINAG – DGCA


Fi gura 2.1 Rendimiento promedi o de qui nua por departamento 2012 (t/ha)


Fuente: MINAG


2.2.1.1.2 Condici ones agro climáti cas

Altitud: se puede sembrar quinua desde el nivel del mar hasta los 4000 msnm; sin embargo, es importante
seleccionar las variedades apropiadas para ser sembradas al nivel del mar, en los valles interandinos y en el
altiplano. En el Perú la altitud ideal para el desarrollo de la quinua es entre los 2500 y 3900 msnm.

Clima y temperatura: la quinua se adapta a diversos climas, dependiendo de la variedad. A un clima caluroso
y seco como el de la costa, a climas templados y lluvioso-seco como el de los valles interandinos y fríos y
seco-lluvioso como el del altiplano. La quinua puede tolerar altas y bajas temperaturas (desde -1 hasta 35°C)
2.7
1.3
1.3
1.1
1.1
1.1
1.0
1.0
0.0
0.5
1.0
1.5
2.0
2.5
3.0
A
r
e
q
u
i
p
a
J
u
n
í
n
L
a

L
i
b
e
r
t
a
d
A
y
a
c
u
c
h
o
A
p
u
r
i
m
a
c
P
u
n
o
A
n
c
a
s
h
C
u
s
c
o
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 25

en la fase de crecimiento y formación de la inflorescencia; sin embargo, estas temperaturas extremas pueden
causar problemas en la formación y desarrollo de los granos. La quinua requiere temperaturas entre 8ºC y
18ºC durante su ciclo vegetativo para una buena producción. En el periodo de ramificación a inicio de panoja
soporta temperaturas de -2ºC; temperaturas de -4ºC, causan el quemado de los tejidos de la planta, por la
formación de cristales de hielo en los espacios intercelulares de la planta, sin embargo hay plantas que toleran
estas temperaturas. El rango de temperatura óptima para su desarrollo está alrededor de 18° a 25°C.

Humedad: esta proviene mayormente de las precipitaciones. La quinua se le considera tolerante a la sequía;
sin embargo, se requiere de un mínimo de humedad durante la fase de llenado del grano para asegurar un
buen rendimiento.

Suelos: la quinua puede prosperar en todo tipo de suelos en los cuales no haya problemas de encharcamiento
o anegamiento, ya que el exceso de humedad afecta al cultivo especialmente en las primeras fases de
desarrollo. Los más recomendables son los suelos francos, semi profundos y con alto contenido de materia
orgánica y de buen drenaje. El pH del suelo ideal es aquel cercano a la neutralidad; sin embargo,
comercialmente la quinua se siembra en un rango de 4.5 de pH (valles interandinos del norte) a 8 de pH
(altiplano). Los suelos muy pesados (alto contenido de arcilla) no son recomendables, por la falta de aireación
que se puede producir en condiciones de alta humedad. Los suelos arenosos tampoco son apropiados, ya
que su escasa capacidad de retención de agua afecta negativamente en las primeras fases fenológicas
(emergencia de plántulas, cuatro, seis y ocho hojas verdaderas) del cultivo.

La variabilidad genética disponible permite agrupar a las quinuas en 5 grupos mayores según sus
características de adaptación a las diferentes condiciones de clima y suelo (de salares, del altiplano, de valles
interandinos, al nivel del mar, y de ceja de selva o yungas). En los cuatro departamentos evaluados existe un
desarrollo importante del cultivo quinua, siendo de importancia la toma de decisión de la variedad que se va a
cultivar y propagar a fin de que se obtenga los mejores resultados en términos de calidad y productividad. En
Cusco y Ayacucho se cultivan variedades de Valles interandino; y, en Puno prosperan con éxito las
variedades del Altiplano.

Se observado que las quinuas del altiplano, dadas las condiciones extremas de clima a las que son
expuestas, ofrecen una mejor adaptación cuando son trasladadas a otros pisos ecológicos, como son los
valles interandinos y la costa; sin embargo las quinuas de valle no se adaptan fácilmente a las condiciones
agro climáticas del altiplano; es así, que no toleran las heladas y los rendimientos obtenidos son bajos.

En la región Arequipa las quinuas del altiplano se han adaptado favorablemente a las condiciones de sus
valles, obteniéndose rendimientos de hasta 4.5 Tn/ha. Sin embargo, la propagación de estas semillas una vez
adaptadas a las condiciones de clima de los valles de Arequipa, al ser llevadas nuevamente a siembra a las
condiciones del altiplano presentaría resultados poco favorables, en términos de productividad y resistencia
del cultivo.


2.2.1.1.3 Di sponi bi li dad de agua

2.2.1.1.3.1 Requerimi ento hídri co de la qui nua

El cultivo de quinua requiere 408 mm de agua en los 161 días de su periodo vegetativo. Pero también se
produce quinua con una precipitación promedio de 250 mm/a y 360 mm/a en el altiplano sur y centro de
Bolivia respectivamente. Soporta el déficit hídrico, excepto en las fases fenológicas de germinación a 4 hojas
verdaderas y floración.

La quinua es resistente a la sequía, debido a una serie de modificaciones y mecanismos que pueden ser
morfológicas (menor tamaño de planta), fisiológicas (menor transpiración o cierre estomático temprano),
anatómicas (menor número y tamaño de estomas, ubicación de estomas en el envés de las hojas),
fenológicas (acortamiento del periodo de floración) y bioquímicas (mayor síntesis de prolina), que le permiten
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 26

acumular energía, nutrientes en contra del factor adverso sequía, permitiéndole mantener sus funciones
vitales y acumular fotosintatos en sus órganos de reserva, como son los granos.


2.2.1.1.3.2 Di sponi bi li dad del recurso hídri co en l os departamentos eval uados

Si stemas de irri gaci ón:
Frente a los demás departamentos evaluados, Arequipa es el departamento en el cual el Programa
Subsectorial de Riego (PSI) ha ejecutado la mayor cantidad de obras en infraestructura de riego (48) y
sistemas de riego tecnificado (23); además de contar con importantes obras de irrigación, tal es el caso de las
irrigaciones de Majes, Santa Rita, La J oya, San Isidro, La Cano, San Camilo, Mejía, Iberia y Bombón. El
proyecto más importante de la región es el Proyecto Especial Majes-Siguas el cual tiene una capacidad para
irrigar hasta 47,000 has (entre su 1ra y 2da etapa).

En Ayacucho está en marcha el proyecto del Río Cachi irrigará 16,969 Ha por primera vez, además de 4,494
Ha que ya se irrigan actualmente, beneficiando a las provincias de Huamanga, Cangallo y Huanta.

En el departamento de Cusco se registraron un total de 430 sistemas de riego, la mayor cantidad de
infraestructuras se ejecutaron en la provincia de Anta con un total de 78 sistemas de riego seguida por la
provincia de Canchis con un total de 64 sistemas de riego, Espinar con 52 sistemas de riego, Paucartambo
con 51 sistemas, Quispicanchi con 31 sistemas, Cusco y Calca con 29 sistemas de riego, La Convención con
23 sistemas de riego, Canas con 22 sistemas, Urubamba con 17 sistemas, Chumbivilcas con 16 sistemas y
Acomayo con Paruro 09 sistemas de riego aun existiendo posibilidad de poder implementar con nuevos
sistemas de riego. El Departamento de Cusco se tiene 1860.73 km de líneas de conducción entre canales de
concreto, rustico y tubería de PVC. La provincia con mayor longitud de línea de conducción es Espinar con
348.60 km, seguida de la provincia de Anta con 267.40 km, Canchis con 246.97 km. la provincia que cuenta
con menor longitud de línea de conducción es la provincia de Paruro con 20.15 km.

El Gobierno Regional de Puno, a través del Programa Regional de Riego y Drenaje PRORRIDRE, para este
año ejecutará seis proyectos de irrigación en las provincias de San Román, Chucuito, Lampa, Melgar y
Azángaro, para incrementar la producción agrícola y pecuaria, además de la optimización del uso del recurso
hídrico. Entre los proyectos declarados viables para su ejecución durante el 2013, se encuentran el Sistema
de Riego Yocará, de influencia en los distritos de J uliaca y Caracoto; Sistema de Riego Tecnificado Pucará;
Sistema de Riego Pasanacolla, distrito de Nuñoa; Sistema de Riego Tecnificado Kaphia – Ticaraya, distrito de
Pomata; Sistema de Riego Caycho – Cerro Minas, distrito de Ocuviri y el Sistema de Riego Tecnificado San
J osé, distrito de San J osé. La inversión para la ejecución de éstos proyectos incorporará al riego más de
6,975 hectáreas de terreno agrícola. En el 2012 se pusieron en marcha tres sistemas de riego entre ellos: la
Irrigación Nequeneque - Muñani, Irrigación Orurillo - Posoconi, Sistema de Riego Collini – Iscuani y el Sistema
de Riego Callacame, en la provincia de Chucuito. El proyecto más destacado es la Irrigacion Lagunillas en la
provincia de San Roman con más de 151 km de canales de riego y cuyo volumen útil asciende a los 500
millones de metros cúbicos, incorporando a más de 30 mil has de cultivo.

Acuíferos:
Respecto a la red de acuíferos, de los cuatro departamentos evaluados, Puno cuenta con una mayor Red de
Acuiferos. La Autoridad Nacional del Agua (ANA) tiene registrados y monitoreados dos importantes acuíferos
en la zona norte de la región: Ramis (con 281 redes piezometricas) y J uliaca (con 243 redes piezometricas);
mientras que en Arequipa se registra un acuífero en la zona sur: Chili (con 59 redes piezometricas instaladas).
Se denomina Red Piezometrica a los puntos de control instalados para el seguimiento del estado cuantitativo
de las masas de agua subterránea. En la Figura 2.2 se muestra un mapa con la ubicación de acuíferos
monitoreados por el ANA.




Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 27

Fi gura 2.2 Mapa ubi caci ón de acuíferos moni toreados por el MINAG – ANA


Fuente: MINAG - ANA (2009)
43. Ramis
44. J uliaca
39. Chili

Niveles de Precipit ación:
En relación a los niveles de precipitación, en el cuadro 2.3 se observa que históricamente los niveles de
precipitación son mayores en Puno en relación a los demás departamentos evaluados habiéndose registrado
lluvias de más de 600 milímetros por año. El cambio climático está generando que los niveles de precipitación
se alteren y retrasen las temporadas.

Cuadro 2.3 Preci pi taci ón total anual, según departamento, 1998-2008 (mm)
Departamentos 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008
Arequipa 42,4 76,1 154,5 181,9 98,4 17,3 56,7 33,2 85,8 18,3 133,2
Ayacucho 416,6 501,5 701,4 857,0 706,4 547,7 575,1 405,9 464,1 418,0 312,5
Cusco 495,7 543,1 647,8 864,1 822,1 681,6 614,0 607,4 851,4 621,4 600,3
Puno 657,2 1003,1 740,6 1018,9 892,0 714,1 654,4 674,5 769,0 799,8 661,7
Fuente: SENAMHI

2.2.1.1.4 Di sponi bi li dad de mano de obra
El proyecto requiere en su mayoría mano de obra no calificada para el proceso productivo. Sólo se requiere
personal calificado a nivel técnico y profesionales para la supervisión y administración del Semillero. Este
criterio se evalúa en función a la Población Económicamente Activa (PEA) para cada alternativa de
macrolocalización. Según el cuadro 2.4 la mayor PEA está concentrada en el departamento de Puno (con un
total de 783 mil personas, sin embargo la mayor tasa de desempleo se registra en el departamento de
Arequipa (con un total de 34.6 mil personas).

Cabe mencionar que en tanto Puno, Cuzco y Ayacucho el costo del jornal fluctúa entre 25 y 30 soles, en
Arequipa los jornales han tenido un alza considerable, fluctuando entre 40 y 50 soles, dependiendo de la
actividad a realizar.

Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 28

Cuadro 2.4 Partici paci ón en la activi dad económi ca, por departamento
Región / departamento Población en edad de trabajar 1/ (miles de personas)
PEA 2/ PEI 3/ TOTAL
Ocupados desocupados TOTAL
Arequipa 635.1 (95%) 34.6 (5%) 669.7 266.7 936.4
Ayacucho 332.8 (98%) 8.3 (2%) 341.1 98.7 439.8
Cusco 715.5 (97%) 20.6 (3%) 736.1 180.3 916.4
Puno 765.1 (98%) 17.9 (2%) 783.0 157.2 940.2
1/ De 14 a más años de edad
2/ Población económicamente activa
3/ Población económicamente inactiva
Fuente: INEI (2011)

2.2.1.1.5 Vías de comuni caci ón y transporte

La disponibilidad de carreteras tanto para el abastecimiento de materia prima, maquinaria e insumos como
para el traslado por vía terrestre del producto terminado, es fundamental para el desarrollo del proyecto. En el
cuadro No. 2.5 se detalla las redes viales por cada uno de los departamentos seleccionados; se observa que
tanto Cusco y Puno cuentan con una mayor disponibilidad de carreteras, tanto nacionales como
departamentales y vecinales. Sin embargo Arequipa dispone de una mayor cantidad de rutas departamentales
y vecinales pavimentadas las cuales unen las principales capitales de provincia, así como pueblos y caseríos.
De igual forma según el cuadro 2.6, el departamento de Arequipa cuenta con el mayor parque vehicular de
empresas de transporte de carga seguido por Cusco y Puno.

Cuadro 2.5 Red vi al por si stema de carretera, según departamento (2011)


Cuadro 2.6 Parque vehi cul ar de empresas de transporte de carga general naci onal
por cl ase, según departamento (2012)
Fuente: MTC - DIRECCION GENERAL DE TRANSPORTE TERRESTRE


2.2.1.1.6 Di sponi bi li dad de terrenos

Se refiere a la disponibilidad, costo del terreno y a la ubicación de zonas agrícolas.

En Arequipa cuenta con terrenos apropiados para el cultivo, en términos de disponibilidad de agua, suelos y
clima apropiados, podemos citar a las zonas de El Pedregal, La J oya, Santa Rita, Valle de Majes, etc.). El alto
Ar equi pa 7,833.49 1,419.42 958.43 460.99 1,713.64 446.99 1,266.65 4,700.43 176.24 4,524.19
Ayacucho 7,318.55 1,343.51 464.95 878.56 2,136.22 - 2,136.22 3,838.82 12.90 3,825.92
Cuzco 11,808.51 1,821.48 797.86 1,023.62 2,609.23 84.16 2,525.07 7,377.80 35.39 7,342.41
Puno 9,980.16 1,828.05 1,293.39 534.66 1,864.04 93.32 1,770.72 6,288.07 23.16 6,264.91
1/ RED NACIONAL: grandes rutas longitudinales (Longitudinal de la Costa, Sierra y Selva, variantes - ramales y Ejes Transversales.
2/ RED DEPARTAMENTAL: carreteras que constituyen la red vial circunscrita a la zona de un departamento, uniendo sus principales capitales de provincia.
3/ RED VECINAL: Llamada también Camino Rural, está constituida por caminos que comunican pueblos o caseríos pequeños.
(*) Red Vecinal, compuesta por la red vecinal registrada (DS.036-2011-MTC) y la red vecinal no registrada (en vías de formalización ante el MTC).
FUENTE: Estudio de medición de la Red Vial Nacional - DGCF - Provías Nacional.
Sistematización de Inventarios Viales Georeferenciales de la Red Departamental - Provías Descentralizado - OGPP - DGCF
No
Pavimento
SUB-TOTAL Paviment o
No
Pavimento
SUB-TOTAL Pavimento
No
Pavi ment o
DEPARTAMENTO
LONGITUD
TOTAL
SISTEMA DE CARRETERA (Kms.)
NACIONAL 1/ DEPARTAMENTAL 2/ VECINAL 3/ (*)
SUB-TOTAL Paviment o
Remol que
Pick Up Rur al Panel Semi-Rem.
Ar equi pa 18,657 1 - 234 5 8 8,969 4,093 5,347
Ayacucho 1,765 - - 43 - - 1,090 286 346
Cuzco 4,034 - - 53 1 - 2,977 491 512
Puno 2,604 - 1 21 - 2 1,429 590 561
Cami ón
Remol -
cador
Automovi l
CLASE DE VEHICULO
Depar tamento
o Regi ón
TOTAL Stati on
Wagon
Camionetas
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 29

costo del terreno ubicado en estos sectores (entre 25,000 y 45,000 US$/ha), junto al alto costo de producción
del cultivo (frente a los costos de producción obtenidos en la sierra) hacen que el desarrollo de este cultivo, ya
sea para propagación de semillas o producto terminado (quinua perlada), sea menos atractivo en términos de
rentabilidad sobre la inversión (con respecto al costo de oportunidad del terreno) frente a otras actividades
económicas que pudieran ser desarrolladas en el mismo territorio.

En Puno, la mayor parte de los terrenos agrícolas con áreas disponibles para venta y/o arriendo en
extensiones sobre las 5 hectáreas se encuentran en la zona norte de la región (como son los distritos de
Melgar, Ayaviri y Azángaro) cuyo precio de mercado fluctúa entre los 2,000 y 3,500 US$/ha. En la zona sur los
campos están en posesión de micro parceleros agrupados en asociaciones de aproximadamente 100 has; no
hay disponibilidad de terrenos para la venta.


2.2.1.2 Eval uaci ón de l as al ternati vas de macrol ocal i zación

Se ha determinado una valoración a cada uno de los factores de macrolocalización en función a la
metodología del Ranking de Factores; obteniéndose como resultado que los principales factores que van a
determinar la ubicación del semillero son: las condiciones agro climáticas del sector; y, la disponibilidad de
agua (ver Cuadro 2.7).

En base al análisis de cada uno de los factores de macrolocalización descritos en este capítulo se ha dado un
puntaje a cada departamento evaluado, según como este responda a las necesidades de cumplir con el
requerimiento de cada uno de los factores establecidos; en función a ello, el departamento que obtenga el
mayor puntaje será determinado como la mejor alternativa de macrolocalización. En base a este criterio se ha
elaborado el cuadro 2.8 en el cual se observa que el departamento de Puno cuenta con el mayor puntaje,
siendo la mejor alternativa de macrolocalización para el presente proyecto.


Cuadro 2.7 Ponderaci ón de l os factores de macrol ocali zaci ón
FACTORES A B C D E F Punt aje %
A. Cercanía a los centros de producción x 0 0 1 1 1 3 17.6%
B. Condiciones agro climáticas del sector 1 x 1 1 1 1 5 29.4%
C. Disponibilidad de agua 1 0 x 1 1 1 4 23.5%
D. Disponibilidad de mano de obra 1 0 0 x 1 1 3 17.6%
E. Vías de comunicación y transporte 0 0 0 0 x 1 1 5.9%
F. Disponibilidad de terrenos 0 0 0 0 1 x 1 5.9%
TOTAL 17 100.0%
1)…Es más importante que…
0)…Es menos importante que…







Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 30

Cuadro 2.8 Alternati va óptima de Macrol ocali zaci ón
FACTORES Valoración
Arequipa Ayacucho Cuzco Puno
Calificación Puntaje Calificación Puntaje Calificación Puntaje Calificación Puntaje
A.
Cercanía a los
principales centros
de producción de
quinua
0.176 3 0.529 2 0.353 2 0.353 4 0.706
B.
Clima y
características
agronómicas del
sector
0.294 3 0.882 3 0.882 3 0.882 4 1.176
C.
Disponibilidad de
agua
0.235 4 0.941 2 0.471 3 0.706 3 0.706
D.
Disponibilidad de
mano de obra
0.176 3 0.529 2 0.353 2 0.353 4 0.706
E.
Vías de
comunicación y
transporte
0.059 3 0.176 1 0.059 2 0.118 4 0.235
F.
Disponibilidad de
terrenos
0.059 1 0.059 2 0.118 2 0.118 3 0.176
TOTAL 3.118 2.235 2.529 3.706
4...Excelente
3...Muy Bueno
2...Bueno
1...Regular
0... Malo




2.2.2 Microl ocal i zación

Una vez seleccionado el departamento de Puno a nivel de macrolocalización, se analizará las posibles
ubicaciones de acuerdo a la evaluación de algunos factores importantes los que servirán para determinar el
lugar donde se asentará el proyecto. Las Provincias a evaluar son: Azángaro, San Román y El Collao;
ubicados en las zonas norte, centro y sur respectivamente, del departamento de Puno. En la figura 2.3 se
muestra el mapa del departamento de Puno.

2.2.2.1 Factores de Microl ocal i zaci ón

Los factores de microlocalización elegidos son:

1. Condiciones agroclimáticas del sector
2. Disponibilidad de agua
3. Disponibilidad de mano de obra
4. Disponibilidad de terrenos






Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 31

Fi gura 2.3 Mapa del departamento de Puno

Fuente: www.depuno.com


2.2.2.1.1 Condici ones agrocl imáti cas

Pulgar Vidal en 1939 con base en trabajos geo-climáticos definió 8 regiones naturales para el Perú y para la
sierra puneña planteó tres regiones: Suni, Puna y J anca, sin definir claramente sus límites geográficos. La
Oficina Nacional de Evaluación de Recursos Naturales (ONERN), en 1965 realizó un estudio climático para la
zona del Departamento de Puno, que comprendió parte de las provincias de Puno, San Román, Melgar,
Lampa y Azángaro. Desde las orillas del Lago Titicaca hasta la cordillera occidental de los Andes, se definió
cuatro subtipos climáticos:

 Subtipo climático "A" o clima de la ribera del Lago Titicaca, ubicado entre el área que bordea al Lago
Titicaca y la laguna de Arapa con una extensión correspondiente al 11% del ámbito de sierra. El
origen de esta variante es la acción termoreguladora del lago.

 Subtipo climático "B" o "clima de Orurillo - Asillo - Azángaro", que cubre el 3% de la sierra Puneña y
donde las ocurrencias de heladas son más o menos intensas. En general, las condiciones
ambientales son bastante favorables para el desarrollo de las explotaciones agropecuarias.

 Subtipo climático "C" o "clima del Altiplano", corresponde al 35% del área. Se dan los extensos
pastizales y la oscilación de temperaturas diarias es superior a 10EC, las heladas son frecuentes y
constantes. Por la topografía y existencia de pastizales, la ganadería es predominante.

 Subtipo climático "D" o "clima de las Alturas" (52% del área); son las zonas de mayor altura y
topografía accidentada con suelos altamente erosionados. En esta zona, no se dan cultivos a
excepción de pastos naturales; predominando los camélidos sudamericanos.

Las características de las zonas agroecológicas varían de acuerdo a la distancia al lago y al aumento en
altitud. Esta, afecta la presión atmosférica y las temperaturas mínimas y sus rangos de oscilación son
extremos. La humedad relativa en cambio es mayor en las riberas del lago (80%) y menor en la Puna (60%),
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 32

al igual que la evaporación. El período libre de heladas es diferente. En el Cuadro 2.9 se presenta las
relaciones de la clasificación de ONERN con las zonas agroecológicas consideradas para el Altiplano.

Cuadro 2.9 Ubi caci ón de l as zonas agroecol ógi cas y característi cas de sus pri ncipal es elementos
meteorol ógicos

Zona
agroecológica
Ubicación Característi ca
Temperatura x
Humedad
relat iva
por época
Precipit acion
(mm)
Evaporaci on
total
(mm)
Min Abs. Ampl itud
Circunlacustre
(A)
Lago Titicaca,
laguna Arapa
(3,835 - 3850
msnm)
Acción
termoreguladora
del lago
-5°c 20°c 80%
Dic
-
Feb

700

1,935
Suni
(B)
Circunlacustre a
altas montañas
(azangaro,
orurillo - asillo,
desde los 3,850
a 3900 msnm)
Heladas +/-
intensas, fuertes
precipitaciones
-5°c 23°c 85%
Dic
-
Feb

650

1,310
(+3meses)
Altiplano
(c)
zonas de
pastizals (3900 -
4000 msnm)
Heladas de de
fuerte intensidad
-15°c 40°c 65%
Dic
-
Feb

800

1,300
(+3meses)
Puna
(d)
zonas muy altas
(<4000 msnm)
suelos
erisionados de
escasa
vegetacion y
heladas intensas
-20°c ? 60%
Dic
-
Feb

600

1,000
Fuente: ONERN (1965)


Zona Agroecol ógi ca ci rcunl acustre (Subti po cl imáti co A)
En esta zona el efecto termoregulador del lago Titicaca es la característica más importante. En ella se
encuentra la mayor población rural (135 hab/Km
2
) y se concentra la actividad agrícola, así como el engorde de
ganado vacuno. Los pobladores son en su gran mayoría pequeños productores individuales agrupados en
comunidades campesinas. En las zonas cercanas al lago Titicaca e inundables se encuentran los
"Camellones" o "Waru-Warus", áreas que en la actualidad vienen siendo objeto de reconstrucción por parte de
diferentes instituciones. Los límites de la zona agroecológica circunlacustre varían de 1 a 6 km de distancia al
lago, según existan cerros o colinas.

Zona Agroecol ógi ca Suni (Subti po cl imáti co B)
La presencia de pastizales de buena calidad hace que esta zona sea potencialmente productiva en ganadería
extensiva. Los suelos tienen aptitud para la producción de papa y quinua. El efecto termoregulador del Lago
Titicaca es mínimo. Toda la zona agroecológica Suni está influenciada por la presencia de las subcuencas de
los ríos Ayaviri, Azángaro, Pucará, que luego son depositarios del Río Ramis; y la subcuenca del rio Ilave.

Zona Agroecol ógi ca del Alti pl ano (Subti po climáti co C)
En esta zona por no tener masas de agua circundantes y por los rangos extremos de temperatura se tiene
mayores restricciones para la agricultura. La explotación agrícola se encuentra limitada a áreas abrigadas o
protegidas de ladera. Se encuentra una mayor orientación de la producción hacia la ganadería ovina y
vacuna. Se da relativa importancia a la explotación de papa amarga, papa dulce (ladera), quinua, kañihua y
cebada.



Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 33

Zona Agroecol ógi ca de Puna (Subti po climáti co D)

Puna Seca
Sin aptitud agrícola por las temperaturas mínimas extremas. Supera actitudes de 4,100 m.s.n.m. Está ubicada
en el flanco occidental de los Andes y a más de 80 Km del Lago Titicaca. La humedad ambiental es baja
(60%) y por lo tanto las precipitaciones estacionases son reducidas. En esta zona agroecológica, se tiene
como principal actividad la cría de alpacas con pastos naturales para fibra y carne.

Puna húmeda
Ubicada en la cordillera oriental de los andes. Tiene influencia de la evapotranspiración de la cuenca
amazónica y las precipitaciones pluviales son mayores que en la puna seca. Las principales explotaciones son
de ovinos y alpacas. En las laderas, puede producirse cebada y papa amarga.


2.2.2.1.2 Di sponi bi li dad de agua

En Puno la principal fuente de agua utilizada para el cultivo de la quinua son las lluvias; normalmente la temporada de
lluvia se inicia en octubre y concluye en abril, registrándose niveles de precipitación de más de 630 milímetros por
año; sin embargo, el cambio climático está generando que los niveles de precipitación se alteren e incluso
retrasen. Durante el 2012, la temporada de lluvias se retrasó hasta fines de noviembre, lo que generó una
inusual ola de calor y temporada de heladas en la provincia del Collao - Ilave luego del invierno.

En febrero del 2013, la Dirección Regional Agraria (DRA) de Puno reportó que el 6.7% de cultivos fue
afectado por el temporal lluvioso. Esta cifra representó 4,654 hectáreas de cultivos de pan llevar, entre quinua,
cebada, papa y otros productos andinos. En la figura 2.3 se muestra el Mapa de Isoyetas, elaborado por el
SENAMHI, el cual resume las precipitaciones pluviales registradas durante el mes de diciembre 2012.

Durante el mes de enero 2013 se registraron los siguientes niveles de precipitación:

ZONA LAGO y ZONA CIRCUNLACUSTRE.- Puno ciudad capital 174.4 mm, Arapa 149.1 mm, Capachica
158.7 mm, Desaguadero 209.3 mm, Huancané 148.2 mm, Huaraya Moho 190.4 mm, Ilave 142.4 mm, Isla
Soto 256.1 mm, Isla Suana 164.4 mm, Isla Taquile 203.6 mm, J uli 166.0 mm, Los Uros 206.3 mm, Taraco
136.4 mm, y Yunguyo 176.5 mm.

ZONA ALTIPLANICA.- Chuquibambilla 211.3 mm, Ananea 178.1 mm, Ayaviri 154.8 mm, Azángaro 156.2
mm, Cabanillas 180.2 mm, Capazo 144.5 mm, Cojata 157.3 mm, Crucero 135.4 mm, J uliaca 154.4 mm,
Lampa 116.4 mm, Laraqueri 247.1 mm, Llally 225.8 mm, Macusani 176.0 mm, Mañazo 181.5 mm, Mazo Cruz
152.4 mm, Muñani 159.7 mm, Pampahuta 160.0 mm, Pizacoma 171.4 mm, Progreso 135.6 mm, Pucará 122.8
mm, Putina 167.7 mm, Rincón de la Cruz-Acora 179.7 mm, Santa Lucía 193.6 mm, y Santa Rosa de Melgar
219.4 mm.














Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 34

Fi gura 2.3 Mapa de YSOYETAS (resumen de precipitaci ones pl uvial es a di ci embre 2012)

Fuente: SENAMHI

En relación a la red de acuíferos el ANA tiene registrados y monitoreados dos importantes acuíferos en la
zona norte de la región: Ramis (con 281 redes piezométricas) y J uliaca (con 243 redes piezométricas); Los
acuíferos de Ramis atraviesan la provincia de Azángaro.

El PRORRIDRE, ejecutará este año seis proyectos de irrigación en las provincias de San Román, Chucuito,
Lampa, Melgar y Azángaro. La Irrigación Lagunillas en la provincia de San Román cuenta con más de 151 km
de canales de riego y un volumen útil de 500 millones de metros cúbicos.


2.2.2.1.3 Di sponi bi li dad de mano de obra

Según el cuadro 2.10 la mayor población la tiene San Román con 276,352 habitantes, se sigue Azángaro y El
Collao con 139,092 y 84,856 habitantes respectivamente.







Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 35

Cuadro 2.10 Densi dad pobl aci onal y al ti tud, según provi nci a (2012)




2.2.2.1.4 Di sponi bi li dad de terrenos

En la provincia de Azángaro hay disponibilidad de terrenos (con títulos de propiedad registrados en SUNARP)
con áreas mayores a 5 has y el precio oscila entre 2,000 y 3,500 US/ha; la definición del precio depende de la
cercanía al pueblo, disponibilidad de agua, si son zonas, bajas, laderas o pampas. Los arriendos están
valorados entre 270 y 380 US$/ha-campaña. En la provincia de Puno por ser área turística el costo de los
terrenos oscila entre 5 a 8 soles/m2. En la zona sur, como es el caso de El Collao, los campos están en
posesión de micro parceleros agrupados en asociaciones de aproximadamente 100 has; no hay disponibilidad
de terrenos para la venta.


2.2.2.2 Evaluaci ón de l as al ternati vas de microl ocali zaci ón

Se ha determinado una valoración a cada uno de los factores de microlocalización en función a la metodología
del Ranking de Factores; obteniéndose como resultado que los principales factores que van a determinar la
microlocalización del semillero son: las condiciones agro climáticas del sector; y, la disponibilidad de agua y
terrenos.

En base al criterio de la metodología indicada se ha elaborado el cuadro 2.12 en el cual la provincia de
Azángaro cuenta con el mayor puntaje, siendo la mejor alternativa de microlocalización para el presente
proyecto.










Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 36

Cuadro 2.11 Ponderaci ón de l os factores de microl ocal i zaci ón

FACTORES A B C D Punt aje %
A.
Clima y características agronómicas
del sector
x 1 1 1 3 37.5%
B. Disponibilidad de agua 0 x 1 1 2 25.0%
C. Disponibilidad de mano de obra 0 0 x 1 1 12.5%
D. Disponibilidad de terrenos 1 0 1 x 2 25.0%
TOTAL 8 100.0%
1) ...Es más importante qué...

0) ...Es menos importante qué...




Cuadro 2.12 Alternati va óptima de Microl ocal i zaci ón

FACTORES Valoración
Azángaro San Román El Col lao
Califi caci ón Punt aje Califi caci ón Punt aje Califi caci ón Punt aje
A.
Clima y características
agronómicas del sector
0.375 3 1.125 3 1.125 2 0.750
B. Disponibilidad de agua 0.250 4 1.000 2 0.500 2 0.500
C.
Disponibilidad de mano de
obra
0.125 3 0.375 4 0.500 1 0.125
D. Disponibilidad de terrenos 0.250 3 0.750 2 0.500 1 0.250
TOTAL 3.250 2.625 1.625
4...Excelente
3...Muy Bueno
2...Bueno
1...Regular
0... Malo














Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 37

III. DISEÑO DEL PAQUETE TECNOLOGICO

El medio ambiente es el primer factor condicionante de la producción de todo cultivo; cuando se combinan un
medio ambiente favorable y la tecnología de producción apropiada, los resultados pueden ser satisfactorios.
Sin embargo, no es posible controlar todas las variables ambientales que inciden sobre el cultivo, es por ello
necesario la aplicación de la tecnología que está a disposición a fin de lograr una máxima expresión de
rendimiento bajo las condiciones imperantes.

Las prácticas de cultivo orgánico ofrecen granos con cualidades óptimas nutricionales, de sanidad, de
apariencia física y sabor, que hacen que la quinua sea más apreciada comercialmente. En este capítulo se
ofrece la tecnología de producción tipo orgánica de quinua, con el ánimo de orientar al agricultor desde que
elige el suelo donde va a sembrar quinua hasta su almacenamiento.


3.1 Criteri os técni cos para l a i nstal aci ón del semill ero

3.1.1 Ubi caci ón de l as zonas agrocl imáti cas

En el capítulo II se determinó la localización ideal del semillero en función al análisis y ponderación de los
factores de macro y micro localización de acuerdo a su nivel de importancia. Determinándose a la provincia de
Azángaro (departamento de Puno) como la alternativa más óptima.

Los factores climáticos adversos que curren en mayor o menor grado en el altiplano de la región Puno, son las
heladas, sequía, granizo, veranillo, inundación, viento, entre otros; los cuales inciden directamente en el
rendimiento, producción y calidad de la semilla. En el item 2.2.1.1 del Capítulo II se detalló las características
de las zonas agroclimáticas de la región Puno, siendo la zona Circunlacustre (A) y Suni (B), las más
adecuadas y recomendables para la producción de semillas de buena calidad para la mayoría de variedades
mejoradas de quinua, principalmente por el efecto termorregulador del lago el cual disminuye los riesgos
climáticos adversos. En el ítem 2.1.1.2 del Capítulo II, se detallan todos los factores ambientales a ser
tomados en cuenta (altitud, clima, humedad y tipo de suelo) para el óptimo desarrollo de la quinua.

3.1.2 El ecci ón del terreno

Para la instalación del semillero es de vital importancia la selección del terreno de una determinada zona
agroecológica, ya que en sus primeras fases fenológicas la planta es sensible a malezas, enfermedades,
plagas o nematodos. Es necesario conocer el historial del campo que sea ha elegido antes de instalar el
cultivo. El aislamiento entre variedades diferentes o de campos comerciales, son actividades necesarias para
evitar la contaminación genética y los problemas fitosanitarios.

Se deben buscar los suelos más propicios para desarrollar las actividades agrícolas, estos deben ser: francos,
de color oscuro, de texturas medias, alto contenido de materia orgánica y preferentemente ubicados en
laderas con el propósito de que tengan buen drenaje y eviten el encharcamiento. Por ejemplo, se dice que la
quinua prospera muy bien en los suelos donde se produce papa dulce; por el contrario para los suelos donde
se produce papa amarga, es para la cañihua. Es preferible que la profundidad del suelo sea de 80 cm o más,
ya que las raíces pueden llegar hasta los 1.20 m de profundidad. El pH

óptimo para el cultivo de quinua fluctúa
en un rango de 6.5 a 8.0.

Cuando se eligen suelos poco aptos, se corre del riesgo de enfrentar ciertos problemas que posteriormente
afectan la productividad de quinua. Para seleccionar el suelo apropiado se debe observar los siguientes
indicadores (Cuadro 3.1).




Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 38

Cuadro 3.1 Pri nci pales i ndi cadores en l a selecci ón de suel o

ELECCIÓN DE SUELOS CON ESTAS
CONDICIONES
EFECTOS
Suelo Pobre Crecimiento de plantas débiles
Rotación de avena y cebada Deficiente desarrollo
Zonas heladizas Pérdida de la producción
Suelo pobre Disminución de la producción
Zonas con mucha maleza
Competencia de nutrientes, plantas
débiles
Suelo con mucha humedad Pudrición de plantas
Suelos oscuros Mayor fertilidad
Presencia de festuca Mayor fertilidad
Presencia de Stipa ichu Menor fertilidad
Fuente: Apaza (2005)

3.1.3 El ecci ón de l a vari edad y ori gen de l a semill a

Antes de elegir la variedad, es necesario precisar la clase y categoría de semilla que se requiere producir y el
número de variedades a multiplicar. En el Capítulo I – Item 1.5.2 se detalla información al respecto, por lo que
para iniciar la multiplicación de semillas se recomienda que su procedencia sea de instituciones públicas o
privadas debidamente registradas ante la autoridad de semillas reconocidas por ley. En este caso se
recomienda comprar las semillas básicas certificadas del INIA.

Para evitar mezclas varietales (por efectos mecánicos o polinización cruzada) es recomendable disminuir el
número de variedades a trabajar. La selección de variedades que poseen diferentes fases de desarrollo
(precoces, semi-precoces y tardías) evita la ocurrencia de mezclas y que los trabajos se acumulen.

Para lograr un buen rendimiento de campo las semillas deben reunir los siguientes requisitos:
 Pureza genética: de 100 semillas 99-100 deben ser de la variedad elegida.
 Pureza física: enteras, buen tamaño, brillosas, exentos de material extraño.
 Alto poder germinativo y vigor: de 100 semillas deben germinar 80-100 en un período de 5 a 7 días.
 Libre de enfermedades que se transmiten por semilla.

La Norma para la producción, certificación y comercialización de semillas de quinua (Resolución J efatural Nº
0014-2012-INIA) detalla los requisitos de calidad que deben cumplir los semilleros y semillas de quinua
objetos de certificación.


3.1.3.1 Sel ecci ón de vari edades

En Puno se encuentra una numerosa diversidad de ecotipos de quinua, con alta variabilidad genética,
registrada en el Banco de Germoplasma de la Estación Experimental Illpa-Puno INIA. Los caracteres de
interés se encuentran dispersos en los diferentes ecotipos y/o accesiones.

Los ecotipos se diferencian por sus caracteres agronómicos. Desde tiempos ancestrales los agricultores de
las comunidades campesinas han cultivado una elevada variabilidad de ecotipos de quinua (Cuadro 3.2). Las
quinuas silvestres son los ancestros y parientes cercanos de las quinuas cultivadas, se encuentran
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 39

frecuentemente en campos de quinuas cultivadas; y, son consideradas como malezas, por lo que deben ser
eliminadas antes de la floración para evitar la cruza con quinuas cultivadas.

Cuadro 3.2 Cl asifi caci ón de l a qui nua en base a ecoti pos

Ecoti pos de Qui nua Al ti tud (msnm) País
De nivel del mar
De valle
De altiplano
De suelos salinos
Sub-trópico
0 – 500
2000 – 3200
3500 – 3900
3700 – 3800
2500 – 3000
Chile
Perú, Ecuador, Bolivia
Perú (Puno), Bolivia
Bolivia
Bolivia, Perú


Las variedades mejoradas son el resultado de un mejoramiento sistemático, puede ser por selección o por
hibridación (cruzas). El proceso de desarrollar una nueva variedad de quinua toma bastante tiempo, de cinco
a nueve generaciones según el método de mejoramiento. La vida útil de una variedad está condicionada
principalmente por factores bióticos adversos en una determinada zona.

En Puno, las variedades más recomendadas son: Salcedo INIA, Kancolla, Blanca de J uli y la Pasankalla; las
que deben ser distribuidas y sembradas según la adaptación a las zonas agroecológicas de las provincias
productoras de quinua (cuadro 3.3).


Cuadro 3.3 Características de l a pri nci pales l as vari edades de quinua en el alti pl ano – Puno
Característi cas
Vari edades
Sal cedo INIA Kancoll a Bl anca de Juli Pasankalla
Origen
Cruce de Real
boliviana x Sajama
Selección masal
de ecotipos de
Cabanillas
Selección de ecotipos
locales de J uli
Selección de ecotipos
de Caritamaya –
Acora
Adaptación (msnm) 3800 a 3900 3800 a 3900 3800 a 3900 3815 a 3900
Período vegetativo (días) 150 – 155 (precoz) 160 – 180 (tardía) 160 – 170 (semi tardía) 144 (precoz)
Rendimiento (t/ha) 2,0 - 2,5 1,5 - 2,0 1,2 - 2,5 3,5 - 4,5
Reacción al Mildiu ligeramente tolerante tolerante tolerante Tolerante
Contenido de saponina Medio a bajo Alto Medio Bajo
Color de la semilla Blanco Blanco Blanco Plomizo o rosado
Tamaño de la semilla (mm) 1,8 a 2,0 1,6 a 1,9 1,4 a 1,8 2,0
Fuente: Boletín N°01-2006 DRA Puno, Proyecto de Quinua Regional.
















Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 40

La Norma técnica peruana NTP 205.062 – 2009 detalla la siguiente clasificación de las principales variedades
de quinua:

Cuadro 3.4 Cl asifi caci ón de pri nci pal es vari edades de Qui nua
Tipo Vari edades Zonas de producci ón
Blancas del
Altiplano
Illpa INIA
Altiplano peruano
Collao
Salcedo INIA
Rosada de Taraco
Kancolla
Tahuaco
Blanca de J uli
Blancas del Valle
Blanca de J unin de Huancayo Huancayo
Huancayo Huancayo
Hualhuas Huaraz
Amarillo marangani Cusco / Sicuani
Amarillo sacaca Cusco
Blanca de J unin del Cusco Cusco / Huancayo
Color Altiplano
Pasankalla Puno: circunlacustre
Negra Altiplano peruano
Fuente: NTP 205.062 - 2009

3.1.4 Fases fenol ógi cas del cul ti vo qui nua

Consiste en la aparición de las diferentes fases vegetativas cuya sucesión constituye el crecimiento y
desarrollo de la planta durante su ciclo biológico. Según la variedad y condiciones del medio ambiente, el ciclo
biológico de quinua es de 145 a 180 días. Sobre el desarrollo de la planta influye tanto el genotipo como el
ambiente.

3.1.4.1 Germinaci ón
El grano de quinua se hincha con cierta cantidad de humedad después de 4h 15min. A las 72 horas germina
el grano, con el desplazamiento de la radícula y la plúmula, que aún se abastecen de las reservas nutritivas
de la semilla (ver figura 3.1).















Fuente: Apaza (2005)
Fi gura 3.1 Germi naci ón de semil la de qui nua
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 41

3.2.4.2 Emergenci a de plántul as

De 6 a 8 días de la siembra los cotiledones emergen a la superficie del suelo, la raíz empieza a desarrollarse,
por el cual la plántula inicia a abastecerse de agua y nutrientes del suelo, se inicia el proceso de fotosíntesis.
La altura promedio de plántula es de 0.7 cm, longitud de cotiledones 1.4cm y longitud de raíz 3.5 cm.


















Fuente: Apaza (2005)

3.2.4.3 Dos hojas verdaderas

Esta fase ocurre de 16 a 20 días de la siembra, las plántulas miden de 1.5 a 2.0 cm de altura, longitud de hoja
0.7 a 1.0 cm, ancho de hoja 0.3 a 0.6 cm y longitud de raíz 6.5 a 8.3 cm.



















Fuente: Apaza (2005)

3.2.4.4 Cuatro a sei s hoj as verdaderas

Ocurre entre 38 a 42 días de la siembra. Fase fenológica crítica en presencia de veranillos prolongados,
competencia de malezas y ataque de gusano cortadores.
Fi gura 3.2 Emergenci a de pl ántulas, aún con el grano de qui nua y rai cil las en desarroll o
Fi gura 3.3 Fase fenol ógi ca dos hojas verdaderas
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 42





















Fuente: Apaza (2005)


3.2.4.5 Ramifi caci ón

Esta fase se presenta a 52 días de la siembra, definición de la fase vegetativa.



















Fuente: Apaza (2005)








Fi gura 3.4 Fase fenol ógi ca sei s hoj as verdaderas
Fi gura 3.5 Fase fenol ógi ca ramifi caci ón
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 43

3.2.4.6 Ini ci o de panoja

Inicio de la fase reproductiva, desde los 57 a 61 días de la siembra. Esta fase puede ser crítica para el ataque
de mildiu.





















Fuente: Apaza (2005)


3.2.4.7 Ini ci o de fl oraci ón

La floración inicia en la parte apical de la panoja y continua hasta la base, se da a los 80 a 90 días de la
siembra.




















Fuente: Apaza (2005)

Fi gura 3.6 Fase fenol ógi ca i ni ci o de panoj a
Fi gura 3.7 Fase fenol ógi ca i ni ci o de fl oraci ón
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 44

3.2.4.8 Fl oraci ón

Esta fase es crítica para el ataque de mildiu, presencia de heladas, granizo y veranillos prolongados, que
hacen infértil al polen. Es adecuado para la evaluación de la incidencia de mildiu. La floración se da a los 95 a
132 días de la siembra (ver figura 3.8).


























3.2.4.9 Madurez fi si ol ógi ca

La planta pierde su coloración original, gira a un color amarillo hay defoliación de hojas que se inicia en la
base, el contenido de humedad es de 18 a 22% (ver figura 3.9). Con esta fase concluye el periodo biológico
de la planta (150 a 180 días de la siembra).


3.2 Criteri os técni cos para el manej o agronómico del semil lero

3.2.1 Preparaci ón del terreno

Es una de las labores más importantes de cual depende en gran parte el éxito del cultivo. Consiste en realizar
una mínima labranza necesaria para lograr la descomposición de residuos del cultivo anterior en materia
orgánica, facilitar la aireación del suelo, conservación y acumulación de la humedad y conseguir una
adecuada cama para la germinación de la semilla y el control de malezas.

La preparación del terreno comprende las labores de pre-labranza, aradura, desterronado y nivelado.

3.2.1.1 Pre-l abranza

Un mes antes de la fecha de siembra realizar un surcado superficial en el campo. Esta labor permitirá: a)
mayor penetración del agua de lluvia o del riego y mayor retención de humedad para la preparación del suelo,
b) enterrar semillas de malezas del cultivo anterior y favorecer a la germinación y ligero crecimiento, mientras
Fi gura 3.8 Fase fenol ógi ca fl oraci ón Fi gura 3.9 Fase fenol ógi ca madurez fi si ol ógica
Fuente: Apaza (2005)
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 45

el terreno alcanza la humedad adecuada. Estas plantas serán eliminadas en las labores definitivas de
preparación del suelo. Esta actividad ayuda a controlar el 30% de malezas desde el inicio (figura 3.10).

Fi gura 3.10 Preparaci ón del terreno: Pre l abranza



3.2.1.2 Aradura o barbecho

Una vez que se obtenga la humedad adecuada y las semillas de malezas u otros cultivos hayan germinado se
procede al arado. Se puede realizar con tractor o yunta y trabajar con una profundidad mayor a 30 cm,
buscando voltear, desmenuzar, enterrar malezas y los residuos de cosecha y airear la capa arable del suelo.
Se recomienda realizar de marzo a abril, con la finalidad de captar humedad de las precipitaciones propias de
esos meses. Un buen barbecho facilita la penetración de agua, aire y raíces al suelo (figura 3.11).


Fi gura 3.11 Preparaci ón del terreno: Aradura

Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 46

3.2.1.3 Desterronado o mul li do

La labor de aradura deja terrones muy grandes en campo. Los cuales deben ser desmenuzados. Esta labor se
realiza con rastra de discos y se recomienda pasar dos veces en sentidos diferentes.

Fi gura 3.12 Preparaci ón del terreno: Mull ido



3.2.1.4 Nivel ado

La nivelación del terreno puede ser realizada con un riel o un tablón atado detrás de la rastra. Es importante
para los campos conducidos bajo riego porque empareja el suelo y corrige irregularidades superficiales.
Permitiendo mejor distribución del agua y germinación uniforme.


3.2.1.5 Surcado

La distancia se determina de acuerdo al equipo de campo o maquinaria empleada.

Fi gura 3.13 Preparaci ón del terreno: Surcado





Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 47

3.2.2 Fertil i zaci ón y abonamiento orgánico

Para obtener los mayores rendimientos y semillas de mejor calidad se recomienda suelos fértiles con buen
contenido de materia orgánica. La formulación recomendada para el Altiplano es de 60-40-00 (N-P-K) ya que
son suelos ricos en potasio. El análisis de suelo y el de los abonos orgánicos es fundamental para determinar
los volúmenes de materiales orgánicos a aplicarse.

Se considera que 10 toneladas de estiércol equivalen a 20-50 kg de N, 20 kg de P2 O5 y 30 kg de K2O. La
quinua responde económicamente al abonamiento nitrogenado y fósforo hasta un nivel aproximado a 60 kg/ha
de nitrógeno y 40 kg/ha de P2O5.

Una vez surcado el campo, antes de la siembra debe aplicarse la mezcla de fertilizante, del cual el fertilizante
nitrogenado debe aplicarse solo 1/3 del nivel recomendado, una vez distribuida la mezcla de fertilizante a
chorro continuo, debe ser cubierto el fertilizante con una capa de tierra. Y los 2/3 restantes del fertilizante
nitrogenado debe aplicarse al momento del aporque e inicio de floración. Investigaciones recientes han
podido comprobar que con la incorporación al suelo de 5 y 8 toneladas de estiércol descompuesto de ovino
por hectárea, incrementa en 40 y 68 por ciento el rendimiento de quinua.

Apaza (2006) recomienda las siguientes fuentes nitrogenadas para la producción orgánica de la quinua:

 Estiércol: utilizar 5 t/ha aplicada antes o durante la preparación de los suelos, incorporándola
inmediatamente.
 Humus de lombriz: utilizar 2 t/ha después del primer deshierbo.
 Biol: utilizar 300 l/ha en la fase fenológica de 8 hojas verdaderas, 350 l/ha al inicio del panoja y 400
l/ha durante la floración; el biol se debe aplicar en la proporción de 1 de biol por uno de agua,
asperjando sobre las hojas en forma descendente del ápice de la planta a la base.
 Compost: utilizar 5 t/ha fraccionado a la siembra y después del primer deshierbo.

Esti ércol
Debe ser esparcido uno o dos meses antes de la siembra y hallarse bastante descompuesto, pues de no ser
así proliferaría notablemente la flora microbiana absorbiendo la mayor parte del nitrógeno soluble. Tal
fenómeno eleva considerablemente la relación C/N y, en consecuencia, las plantas presentan síntomas claros
de escasez de nitrógeno soluble. El estiércol permite incrementar la producción en el año de su aplicación.

Humus de l ombri z
Es un abono orgánico muy rico en micronutrientes y microorganismos que descomponen la materia orgánica
en minerales utilizados por las plantas. La composición del humus de lombriz es: N 2.1%, P 1.42%, K 1.44%,
además calcio, magnesio, hierro, manganeso, cobre, zinc y cobalto.

Compost
Es un abono orgánico que resulta de la descomposición aeróbica de residuos de origen animal y vegetal. La
descomposición de estos residuos ocurre bajo condiciones de humedad y temperatura controladas. El
compost a diferencia del estiércol se puede incorporar al suelo al momento de la siembra de quinua.

Bi ol
Es la mezcla líquida del estiércol y agua, adicionando insumos como alfalfa picada, roca fosfórica, leche,
pescado entre otros, que se descarga en un digestor, donde se produce el abono foliar orgánico. La
composición del biol es: N 4%, P disponible 68 ppm, K disponible 480 ppm, y C.E. 2 mS/cm.






Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 48

Cuadro 3.5 Composici ón de NPK de abonos orgáni cos de ovi no, vacuno, al paca, bi ol y humus

Abonos orgánicos Ni trógeno
(%)
Fósforo
(%)
Potasio
(%)
pH
(%)
C.E.
mmhos/cm
Estiércol de Ovino 4.61 2.00 1.25 6.10 0.90
Estiércol de Vacuno 1.67 1.08 0.56
Estiércol de Alpaca 3.60 1.12 1.29
Biol 3.40 2.20 4.78 7.10 1.15
Humus 3.60 1.97 1.33 6.15 0.77
Fuente: Laboratorio EE. Illpa-INIA; 2005


3.2.3 La si embra
La siembra debe realizarse inmediatamente después de la preparación del suelo, esto permitirá sembrar con
humedad a punto y reducirá la competencia de malezas; ya que para obtener una máxima emergencia de
plántulas es muy importante que haya una buena humedad en el suelo. En la siembra influye bastante la
densidad, distribución, profundidad y el poder germinativo de la semilla. La emergencia de plántulas ocurre a
los cuatro días con humedad adecuada, sí después de ocho días no ha iniciado la emergencia de plántulas,
es preferible resembrar.

3.2.3.1 Época de si embra

Los periodos de siembra en el altiplano puneño generalmente se efectúan entre setiembre y octubre con la
ocurrencia de precipitaciones de inicio de campaña agrícola, la humedad del suelo luego de la siembra o en la
siembra es importante para el establecimiento del cultivo, procurando que la maduración ocurra cuando
finalicen las precipitaciones, ya que la lluvia durante la cosecha puede provocar pudrición del grano o su
germinación en la panoja. Para la trilla mecanizada se necesita por lo menos un mes de secado en las parvas
para que el grano alcance a 12 % de humedad.

Para hacer coincidir estas fechas, tomar en cuenta el clima de la zona con el ciclo vegetativo de la variedad de
quinua. En líneas generales, puede decirse que cada variedad se sembrará de acuerdo a su ciclo vegetativo,
y así tenemos que las quinuas tardías pueden sembrarse en setiembre y las precoces en octubre.


3.2.3.2 Profundi dad de si embra

Se recomienda una profundidad de 1 a 2 cm bajo la superficie del suelo para permitir una rápida emergencia
de las plántulas luego de la germinación. Cuando la semilla queda demasiado profunda, consume todas sus
reservas antes de que los cotiledones afloren a la superficie con la pérdida consiguiente de la plántula.


3.2.3.3 Densi dad de si embra

La cantidad de semilla a esparcir depende de su poder germinativo (mayor al 80%), con una buena
preparación del terreno, para el altiplano se recomienda una densidad de siembra entre 10 a 12 kg de semilla
por hectárea. Altas densidades de plantas, en climas húmedos favorecen el ataque de enfermedades como el
mildiu.

3.2.3.4 Sistema de si embra

El sistema manual más recomendable es a chorro continuo en surcos, requiere menos cantidad de semilla,
facilita los trabajos del deshierbe y aporque y control de plagas. En este sistema, el sembrador va esparciendo
a chorro continuo la semilla, que toma con la mano derecha del saco con semilla colocado en su hombro
izquierdo (ver figura 3.15).
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 49


Los surcos deben tener de 15 a 20 cm de profundidad y la distancia entre surcos debe ser de 40 a 60 cm, si
es que la siembra se hiciera manual o con yunta; con tractor se utiliza los surcadores graduados a 50cm de
ancho entre surcos. El tapado se realiza con ayuda de ramas de árboles.

Para la siembra mecanizada se puede adaptar una sembradora de cereales calibrada a 45cm de distancia
entre discos. Este método es apropiado para terrenos planos de mayor extensión y siembra en una sola
variedad. La siembra mecanizada distribuye la semilla en forma uniforme en profundidad y cantidad y se
requiere de menos semilla 8 kg/ha (ver figura 3.15).

Fi gura 3.14 Si embra manual : a chorro conti nuo en surcos y tapado de semill as con ramas de arbustos





















Fi gura 3.15 Si embra Mecani zada (sembradora Fischer Agro Model o: MACC 4200-4)




Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 50

3.2.4 Labores cul turales

3.2.4.1 Aporque y ral eo

El raleo o desahíje, sirve para conseguir una densidad uniforme y desarrollo óptimo de la quinua al eliminar
plantas enfermas, débiles o fuera de tipo. Se realiza junto al deshierbo con plantas de quinua de 15 a 20 cm.
Se recomienda dejar plantas vigorosas de la variedad separadas de 5 a 10 cm entre ellas; debido a que
todavía tendrán pérdidas de plantas durante las fases posteriores de desarrollo del cultivo (ver figura 3.16).
Las altas densidades resultan con plantas pequeñas y débiles con mejor rendimiento por planta, por otra parte
las bajas densidades da lugar a plantas ramificadas de prolongan su ciclo de vida y proveen el espacio para
crecimiento de maleza. La finalidad es obtener una densidad final de 25 a 27 plantas por m2 (250 a 270 mil
plantas por ha).

El aporcado disgrega la tierra, facilitando la penetración de los fluidos, favorece la nitrificación y los numerosos
procesos que se desarrollan en el suelo, permite el anclado de las raíces, protege las plantas del tumbado y
elimina las malas hierbas del fondo del surco. Puede ser realizada en forma manual, con yunta o una rastra
con implemento apropiado jalado por tractor. Esta labor se realiza al inicio de panoja de la planta (figura 3.17).

















3.2.4.2 Control de malezas

Las malezas se asocian a enfermedades y plagas, compiten con la quinua por nutrientes, humedad, luz y
espacio del suelo. La germinación y la emergencia de plántulas, es el estado de desarrollo de la quinua
donde se inicia la competencia con malezas que también comienzan a germinar, por lo que el control de
malezas debe iniciarse desde el establecimiento del cultivo.

Una vez que la quinua esté en la fase fenológica de 8 hojas verdaderas o alcanza a los 15-20 cm de altura, la
población de malezas debe ser eliminada; ya sea manualmente (extrayendo las malezas de entre las plantas
y entre los surcos) y en forma mecánica (las malezas entre los surcos se pueden eliminar empleando
cultivadora y yunta, similar al deshierbado mecánico en el maíz). En la etapa de floración y cuando el campo
lo necesite, se eliminan malezas manualmente. Algunas prácticas culturales ayudan al control de malezas:
rotación adecuada del terreno, pre-labranza, la fertilización, la densidad de plantas de quinua y el método de
siembra.






Fi gura 3.17 Aporque en fase fenológica inicio de panoja Fi gura 3.16 Distanciamiento ideal entre plantas
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 51

3.2.5 Cosecha

La cosecha se efectúa cuando el grano alcanza la madurez fisiológica, es decir cuando el grano se vuelve
duro (debe ofrecer resistencia al partido de la uña). El follaje de las plantas debe presentar un color pajizo y en
pleno proceso de defoliación. Sin embargo las panojas permanecen intactas y no hay caída de granos.

Según Apaza (2006) la decisión de cuando iniciar la cosecha está determinado principalmente por la humedad
del grano; cuando estos alcanzan una humedad de 18-22%, se produce la madurez fisiológica. En este estado
de los granos la planta empieza a secarse, produciéndose una rápida pérdida de humedad, cuando llega a 16-
18% de humedad, la planta está completamente amarilla se considera como madurez de cosecha.

No es posible especificar el tiempo en que se alcanza la humedad óptima de cosecha en las diferentes zonas
productoras de quinua. Esto depende además del clima propio de la zona; de la fecha de siembra y la
variedad.


3.2.5.1Si ega

La siega se efectúa utilizando hoces, el corte de las plantas se realiza a unos 15 a 20 cm de altura del suelo y
uniforme, para facilitar el traslado de las plantas y la construcción de parvas en el campo, esto permite el
secado del grano y tallos. En esta labor se utiliza de 18 a 20 jornales por hectárea (Figura 3.18). En ningún
caso se debe arrancar las plantas con las raíces, porque la tierra se mezcla durante la trilla con el grano,
disminuyendo la calidad del grano. Esta labor debe efectuarse en las mañanas a primera hora para evitar el
desprendimiento de los granos que con el sol se resecan. También se puede emplear el uso de motoguadaña
para el segado mecánico, disminuyendo el uso de jornales.




















3.2.5.2 Emparve

Consiste en la formación de arcos o parvas a una altura tal que permita el secado por efecto del sol y del
viento, con la finalidad de evitar que se malogre la cosecha por condiciones climáticas (lluvias y granizadas), y
en consecuencia se manche el grano por oxidación. Las panojas permanecen así hasta que los granos tengan
la humedad adecuada para la trilla (13 - 15%) o cuando el perigonio (envolturas florales) se desprenda
fácilmente. El tiempo aproximado es de 15 a 20 días (Figura 3.19).

Fi gura 3.18 Si ega manual util i zando hoces
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 52

Debe realizarse horas después del corte, generalmente al final de la jornada, utilizando el método de
emparvado tipo “A” a base de caballetes para ello (método más indicado, permite el flujo de aire en todas
direcciones). Las plantas deben ser colocadas semiparadas en capas de hasta 1m de espesor hasta una
altura de 1.5 m, tapados con plásticos u otro material de la zona, como paja de ichu a fin de evitar la
infiltración de agua de lluvia y proteger del daño de los animales y aves. Las pérdidas de la producción en el
emparvado se deben a la germinación del grano en las parvas si las condiciones lo permiten.





















3.2.5.3 Tril l a mecani zada

Cuando los granos alcanzan 13-15% de humedad se procede a la trilla (niveles de humedad superior produce
amasamiento y niveles inferiores rotura del grano). Tiene como finalidad separar el grano de la panoja. Se
realiza con trilladora estacionaria. Es importante regular en cada caso el cilindro de trilla para evitar que la
estacionaria parta granos, y el flujo de viento, para que la máquina expulse la broza sin perder granos.

Realizar pruebas de daño mecánico al inicio de la operación para ajustar y calibrar la máquina. Los puntos
clave para regular la máquina son la velocidad de rotación del eje (rpm) y la abertura entre el cóncavo y el
cilindro; además de conocer el contenido de humedad de la semilla que se va a trillar. En la figura 3.20 se
muestra un modelo de trilladora mecánica.

Se recomienda utilizar trilladora con las siguientes especificaciones técnicas:
 Capacidad: 400-500 kg/hra
 Motor: Gasolina 9 HP
 Cilindro: 800 RPM 50 x 40 cm
 Cóncavo de trilla: 60 x 48 cm
 Alimentación: tolva de 40 x 70 cm
 Con Ventilación
 Con tamiz de 4mm
 Con ensaque lateral
 Chasis de 4 ruedas





Fi gura 3.19 Una de las formas de emparvado
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 53

Fi gura 3.20 Model o de tril ladora mecáni ca




3.2.6 Post cosecha

3.2.6.1 Secado

Cualquiera que sea el método de trilla, se obtiene granos con niveles de humedad entre 13 y 15%,
dependiendo del estado de maduración de las plantas y humedad ambiental al momento de la cosecha. Hay
que tomar en consideración que después de la trilla la semilla aun contiene humedad en forma líquida en los
constituyentes celulares y en forma gaseosa en los espacios intercelulares de su estructura, los que pueden
causar mayor actividad metabólica y cambios fisiológicos; es decir, si el grano se almacena con estos
contenidos de humedad, se produce un calentamiento, que acelera una serie de actividades bioquímicas,
como fermentaciones y oxidaciones del grano, lo que afecta la calidad del grano. Para evitar estos problemas
se recomienda el secado de los granos cosechados.

Secado Natural
La exposición al sol, en tolderas tendidas al suelo por ocho horas es suficiente para bajar la humedad a
niveles hasta 12%, siempre que se remueva las delgadas capas de grano, no más de 5cm de altura (ver figura
3.21). Cuando los granos cosechados van a ser utilizados para semilla, se recomienda el secado a la sombra,
por este método el proceso será lento, pero se evita perder el poder germinativo.

Las ventajas que presenta el secado natural son:
 Bajo costo por utilizar energía solar.
 No requiere de infraestructura sofisticada.
 Es de fácil aplicación y no necesita de mayores conocimientos tecnológicos.
 Los volúmenes pequeños facilitan el manejo.



Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 54

Las desventajas que presenta el secado natural son:
 Mayor volumen de semilla presenta dificultades en el manejo.
 Dependencia de las condiciones climáticas favorables para el secado.
 Requiere de mayor número de jornales.
 Están expuestas a factores bióticos (insectos, aves) y abióticos (excesiva insolación, días fríos,
húmedos y nublados) adversos presentes en la zona, que pueden alterar el proceso de secado e
incidir en la calidad final de la semilla.





















3.2.6.2 Procesami ento de semil l as

El procesamiento, denominado también acondicionamiento, beneficio, limpieza y selección, consiste en limpiar
y clasificar el grano por tamaño y peso; consistente en una serie de etapas tendientes a obtener semilla de
alta calidad a bajo costo y, tiene por finalidad, lograr semilla con alto grado de pureza, semilla bien formada y
de tamaño uniforme, buena apariencia y presentación. Para granos se utiliza máquina denominada máquina
de aire y zaranda, que limpia y clasifica el grano a base de ventiladores y zarandas de diferentes
perforaciones (redondo, rectangular, triangular) y la mesa de gravedad o mesa densimétrica o mesa vibratoria,
que clasifica el grano por peso, ambas máquinas son importantes y complementarias para separar todas las
impurezas que tiene el lote de semillas, como pedúnculos, glomérulos, hojas, arena, tierra, pedazos de tallos,
excremento de roedores, semillas de malezas, semillas de otros cultivados de tamaño diferente, etc.

Las máquinas para separar el material indeseable de las buenas semillas y efectuar la selección y
clasificación utilizan algunas diferencias o características físicas de la semilla. Las diferencias más utilizadas
son: ancho, longitud, forma de semilla, espesor, peso, textura de la cáscara (rugosa, lisa), el color, etc.


3.2.6.3 Tratamiento de Semil l as

Efectuado el procesamiento (selección y clasificación), la semilla debe ser protegida del ataque de plagas y
enfermedades (hongos, bacterias, etc) que eventualmente puede poner en peligro todo el esfuerzo
económico, trabajo y tiempo dedicado a la producción de semilla, debido a que éste es el vehículo eficiente de
diseminación de plagas y enfermedades del área de producción al área de siembra. Los tratamientos no sólo
permiten proteger a la semilla durante el almacenamiento, sino también en el suelo; una vez sembrada
garantizará la germinación y emergencia de las plántulas.

Fi gura 3.21 Secado Natural
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 55

En todos los casos de tratamiento se deben utilizar productos químicos, debidamente comprobados a la dosis
permitida y utilizando métodos apropiados. Existen diversos fungicidas en el mercado permitidos para el
tratamiento de semilla de quinua; dentro de los cuales se destancan los fungicidas VITAVAX (Carbioxin) y
BENOMYL (Benzimidazol), las dosis son indicadas por el laboratorio fabricante.


3.2.6.4 Embalaj e, Ensacado o Envasado

La semilla es higroscópica o sea, absorberá o perderá humedad en función a la humedad relativa y
temperatura de la zona, ambiente y embalaje en que está almacenada. De manera que el embalaje, no tiene
como única función permitir y facilitar las operaciones de transporte, sino permite un adecuado
almacenamiento, conservación de la calidad y distribución de la semilla. En el mercado se dispone de
diversos tipos de envases los mismos que pueden ser permeables (material de algodón, papel, tela, plástico,
etc.), semi-permeables (telas, asfálticas, papeles reforzados, polietilenos) y herméticos (papel celofán papel
aluminio, recipientes metálicos y de vidrio), y deben ser utilizados según las características climáticas de la
zona, donde se produce y se distribuye la semilla. En la figura 3.22 se muestra el tipo de etiquetas que deben
llevar los envases finales en los cuales se van a comercializar las semillas certificadas. Los envases deben
contener las etiquetas de certificación y las del productor, las mismas que deberán contener la siguiente
información:

a. Nombre o razón social del productor
b. Número de registro
c. Especie
d. Cultivar
e. Fecha de cosecha
f. Peso neto (de acuerdo al sistema internacional de pesos y medidas)
g. Código del lote
h. Fecha de análisis de calidad
i. Pureza física
j. Porcentaje de germinación
k. Tratamiento realizado, indicando el nombre del producto y dosis empleada.
l. Fecha de envasado
m. Condiciones para su almacenamiento
n. Lugar de producción: departamento, provincia y distrito

Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 56

Fi gura 3.22 Etiquetas de semi ll as certi fi cadas




3.2.6.5 Almacenami ento

El objetivo principal del almacenamiento es mantener la calidad física (pureza física), fisiológica (germinación,
viabilidad, vigor) y sanitaria (libre de plagas y enfermedades) de la semilla por un tiempo prudencial, desde la
maduración fisiológica hasta que es sembrada para dar origen a nuevas plantas, reduciendo al mínimo el
deterioro o envejecimiento. Después de la maduración fisiológica, la semilla queda prácticamente almacenada
en el campo, según las condiciones de temperatura y humedad relativa del aire inician a sufrir deterioro, esto
es pérdida de viabilidad, vigor, germinación, sufre ataque de insectos y hongos, perdiendo su calidad original.
El almacenamiento de granos se puede realizar a granel o en sacos, en almacenes a temperatura y humedad
relativa del ambiente, o controlado; en ambos casos la temperatura y humedad relativa debe ser lo más bajo
posible (temperatura menos de 10°C, humedad relativa menor de 50%).

Técnica de almacenamiento en sacos (ver figura 3.23)
Apilamiento o arrumes: ubicarlos sobre plataformas o parihuelas de madera, cada arrume debe constar de
una sola variedad y debe estar debidamente identificada para facilitar la operación de entrega, el manejo del
inventario (stock de semillas), para la toma de decisiones de la comercialización y distribución.

Altura de apilamiento: no debe ser mayor a 5 m y debe estar distanciado del techo por lo menos 1 m.

Espaciamiento: es recomendable que los arrumes esten distanciados a 50 cm de la pared y 60cm entre
arrumes y una distancia de 1.5 a 2 m entre lotes.

Se debe mantener limpio los almacenes e instalaciones cercanas; mantener una franja limpia (de por lo
menos 1 m) alrededor del almacén, mantener cerrada las puertas, ventanas y otras aberturas; tapar las
aberturas y ventanas con mallas metálica o celosilla, uso de trampas para roedores.

Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 57

































3.2.6.6 Plantas autori zadas para el procesamiento de semil la certi fi cada

En la actualidad se cuenta con Plantas de Procesamiento autorizados las cuales brindan servicio de
procesamiento de semillas el cual consiste en el acondicionamiento, beneficio, limpieza y selección, así como
el tratamiento y envasado final de las mismas.

Las personas naturales o jurídicas que posean instalaciones y equipo para el acondicionamiento de semillas,
tienen la obligación de solicitar la inscripción de su Planta de Acondicionamiento en el Registro de Planta de
Acondicionamiento de Semillas, cuando acondicionen semilla de la clase certificada. El Organismo certificador
de semillas solo reconocerá el acondicionamiento de semillas en las Plantas registradas. El directorio de las
plantas autorizas es el siguiente:

Número de
Regi stro
Razón Social Direcci ón Departamento Especi e
001-2012-INIA
AGROINDUSTRIA INKA
FORTE E.I.R.L.
J r. Marineros N° 1330,
J uliaca, San Román
Puno Avena, quinua, haba
016-2007-AG-
SENASA
Comité Regional de
Semillas de Arequipa
Villa Hermosa Nº 302
Cerrito Los Alvarez
Arequipa
Arroz, Maíz, Trigo, Cebada,
Cebolla, Ají, Frijol, Quinua






Fi gura 3.23 Apilado de sacos con 50 kg de semilla de quinua en almacén
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 58

Cuadro 3.5 Lead Time en el cul ti vo, cosecha y post cosecha de semill as de qui nua

JUL AGO SEP OCT NOV DIC ENE FEB MAR ABR MAY JUN
Localizaci ón
Elección del terreno
Muestreo y análisis de suelos
Preparación del t erreno
Aradura
Desterronado
Gradeo y Nivelación
Inst al aci ón del semill ero
Surcado
Siembra
Fertilización
Labores cult ural es
Deshierbo
Deshaije
Fertilización complementaria
Aporques
Purificación varietal
Tratamiento fitosanitario
Cosecha
Corte
Formación de parvas
Trilla mecanizada
Post cosecha
Procesamiento de la semilla
Tratamiento fitosanitario
Alacenamiento
Di stri bución
Comercialización y distribución
























Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 59

3.2.7 Producci ón de semi ll a pura

Uno de los factores que califica a una materia prima es sin duda la pureza de la variedad, por lo tanto la
selección y multiplicación de variedades de quinua con características bien definidas son indispensables. Para
la selección de plantas se pueden seguir los siguientes criterios:

a. Criterios a nivel de planta:
- Uniformidad de madurez
- Forma de la panoja
- Color de la planta
- Sanidad del cultivo
- Precocidad

b. Criterios a nivel de grano:
- Rendimiento
- Color de grano
- Tamaño de grano
- Saponinas

Para la reproducción de semil la pura se propone utilizar el método de selección de panojas individuales el
cual consiste en seleccionar plantas según los caracteres deseados; el momento adecuado para la selección
es cuando el grano está en grano lechoso a pastoso, por cuanto las variedades de quinua que se cultivan son
todavía heterogéneas y se encuentran plantas diferentes en un mismo lote. Las panojas seleccionadas se
cosechan y trillan individualmente. La semilla obtenida por este método se puede seguir mejorando de dos
maneras:

a. Multi pli caci ón masal

La semilla obtenida de las panojas se mezcla y se siembra en una sola parcela. A partir de los 30 días de
la emergencia de plántulas hasta antes de la floración se puede empezar el trabajo de purificación
(rouguins), consiste en eliminar toda planta con apariencia diferente a las características establecidas.
Esta labor se realiza en forma repetida, por cuanto las apariencias indeseables no se manifiestan en las
plantas al mismo tiempo.

b. Multi pli caci ón por panoj a i ndi vi dual en surcos

Cada panoja se siembra en un surco individual. La purificación se realiza como en el caso anterior.
Surcos con plantas que no demuestran los caracteres deseados, se eliminan. La cosecha se hará por
surco y todo surco que no produzca un grano deseable será eliminado. La semilla de surcos aceptados
se puede multiplicar para producción comercial en campos aislados (50 m de distancia a otros campos de
quinua para evitar cruces espontáneas).

Se necesitan para sembrar una hectárea de quinua de 600 a 800 panojas de 20 gramos de semilla; que
producen aproximadamente 12 kg de semilla que es la densidad recomendada.

Ventajas: Se obtiene en una forma relativamente simple grandes cantidades de semilla. Mayor
homogeneidad de la semilla.

Desventaj as: La obtención de semilla para la siembra comercial, demora por lo menos dos años

Se recomienda el uso de semilla procedente de semilleros básicos, para garantizar la calidad de grano en la
cosecha.


Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 60

3.2.8 Control de cal i dad en l a producci ón de semil la

Los principales controles de calidad realizados para la semilla certificada son:

3.2.8.1 Anál i si s de pureza

La pureza física es una característica que refleja la composición física o mecánica de un lote de semilla.
Mediante este análisis se procura identificar las diferentes especies de semillas y las proporciones de los
diferentes materiales inertes presentes en una muestra representativa. La identificación de las semillas
físicamente puras es expresada en porcentaje del peso de muestra.

Procedimiento de análisis:
a) Recepción de la muestra y preparación de la muestra de trabajo:
 Verificar las condiciones del embalaje y las especificaciones mostradas en la etiqueta.
 El tamaño mínimo de muestra de quinua debe ser de 150 g.
 Homogenizar la muestra y realizar divisiones sucesivas (en cuartos) hasta obtener la muestra de
trabajo de 12 g.

b) Separación de los componentes de la muestra:
 Separación de los componentes: semillas puras, otras semillas y materiales inertes.
 Se consideran semillas puras: aquellas pertenecientes a la especie y variedad.
 Se consideran impurezas: semilla de tamaño menor a lo normal, inmadura, con inicio de
germinación, fragmentadas, con presencia de enfermedades y sin embrión.
 Se consideran otras semillas: las que no pertenecen a la especie y variedad analizada, semillas de
malezas (debe ser mejor al 5% del mes de la muestra de trabajo).
 Se consideran material inerte: presencia de partículas de suelo, arena, piedrecillas, restos de plantas.

c) La presencia de impurezas indica que el lote de semillas no fue manejada debidamente durante las
etapas de cosecha y postcosecha. No están utilizando las zarandas apropiadas y calibración
apropiada de las máquinas en la planta de procesamiento de semilla.

d) Para los cálculos, la suma del peso total de semillas puras y del total de impurezas constituye el peso
final de la muestra, debiendo ser comparado con el peso inicial de la muestra. Si la diferencia es
mayor a 1% significa que hubo considerable variación y el análisis de pureza debe ser efectuado
nuevamente, tomando una segunda muestra de trabajo.


3.2.8.2 Anál i si s del poder de germi naci ón

La germinación se define como la emergencia y el desarrollo de estructuras esenciales del embrión, bajo
condiciones ambientales favorables. El porcentaje de germinación será determinado a partir de las semillas
físicamente puras, que representa la cantidad de plántulas que tienen condiciones de establecerse en el
campo en ambientes favorables.

Procedimiento del análisis de germinación
a) Muestra: el análisis se realiza sobre el componente semillas puras del resultado del análisis de
pureza, de donde se retira al azar 400 semillas.

b) Siembra: las 400 semillas deben ser divididas en 4 repeticiones de 100 semillas cada una, luego en
las placas petri o cajas plásticas, colocar dos o más hojas de papel filtro (sustrato sobre papel),
humedecer con la cantidad de agua necesaria, 2.5 a 3 veces el peso del papel, luego de sembrar, o
distribuir uniformemente la semilla.

Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 61

c) La distribución de las semillas, debe seguir un espaciamiento uniforme y suficiente para individualizar
las plántulas, facilitando su interpretación, remoción, control de la contaminación a través del
contacto entre semillas o entre plántulas sanas con aquellas portadoras de microorganismos.

d) La interpretación de los resultados son efectuados con base en la diferenciación de plántulas
normales, plántulas anormales y semillas no germinadas.

e) Conteo: el primero y último conteo debe ser definido tomando en consideración el desarrollo de las
plántulas y desarrollo de estructuras visibles y distinguibles. El primer conteo debe realizarse a las 48
horas, retirando las plántulas normales para dar más fuerza a las que aún están germinando. El
conteo final debe efectuarse a las 72 horas, donde debe registrarse el número total de plántulas
normales, plántulas anormales y semillas no germinadas; según el siguiente ejemplo:

Repetición
Plántulas
normales
Plántulas
anormales
Semillas no
germinadas
Total
I 95 4 1 100
II 87 9 4 100
III 81 15 4 100
IV 92 5 3 100
Total 355 33 12 400

f) Cálculo de resultados: se debe calcular el promedio de las 4 repeticiones, verificando si la variación
está dentro del límite permitido por las reglas de análisis de semilla. Tomando el ejemplo del cuadro
el cálculo del porcentaje de germinación sería el siguiente:

% germinación =(95+87+81+92) / 4 =88.75 =88%


3.2.8.3 Val or cul tural de l a semill a (VC)

Permite conocer la verdadera calidad de la semilla de una determinada variedad, debido a que en él se
conjugan dos parámetros de la calidad, la pureza y el poder germinativo, que divididos por 100 expresan el
porcentaje del valor cultural, conocidos también como el valor real o valor potencial de la semilla.

VC = (% germi naci ón x % pureza) / 100

Veamos un ejemplo:

VC =(93% x 88%) / 100 =81.84% =82% (valor redondeado)

Lo que significa que si la densidad de siembra recomendada es de 12 kg/ha, entonces con 82% de valor
cultural, en la práctica la cantidad de semilla a utilizar debería ser de 15 kg/ha.

12 kg --------------- 82% de VC
X --------------- 100% de VC

X =14.63 =15 kg/ha

En los cuadros 1.6 y 1.7 del Capítulo I se muestran los estándares de calidad que se requiere para la
comercialización de semilla certificada y común.

Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 62

3.3 Pl agas y enfermedades de l a qui nua

El cultivo de quinua presenta problemas fitosanitarios provocados tanto por plagas de insectos, pájaros,
nematodos y roedores, como por enfermedades producidas por hongos, bacterias y virus, que ocasionan
pérdidas directas e indirectas.


3.3.1 Pl agas

3.3.1.1 Eurysacca quinoae Povol ny y Eurysacca melanocampta Meyrick (LEPIDOPTERA:
GELECHIIDAE)

Conocida comunmente como “Kcona kcona” o “polilla de quinua”. Es un género que se encuentra distribuido
en el área Andina, constituyendo la plaga más importante en cultivo de quinua, tanto por su intensidad como
por su continuidad. En condiciones favorables para su desarrollo, pueden ocasionar pérdidas de hasta 100%
(Figura 3.24). Algunos agricultores de la zona altiplánica para el control utilizan insecticidas orgafosforados
principalmente. En la zona agroecológica circunlacustre del departamento de Puno la población de E. quinoae
es de 98% y E. melanocampta solo 2%.















Característi cas morfol ógi cas

El adulto (Figura 3.25) es una polilla pequeña, de aproximadamente 9 mm de longitud, de color gris parduzco a
amarillo pajizo. Los huevos son pequeños de forma ovoide, superficie lisa, de 0.4 a 0.5 mm de longitud de color
blanco cremoso y posteriormente blanco cenizo próximo a la eclosión (Figura 3.26). Las larvas son eruciformes
y poseen cinco pares de pro patas, cuerpo cilíndrico y alargado, color variable, blanco cremoso recién
emergida y amarillo verdoso a marrón oscuro con manchas oscuras a rosadas, dando el aspecto de bandas,
las larvas recién eclosionadas miden 0.85 mm de longitud y en el quinto estadío larval hasta 11.5 mm de
longitud (Figura 3.27). Las pupas son de tipo obtecta o momificada de forma elíptica, color marrón claro a
bruno de 6 a 8 mm de longitud (Figura 3.28).











Fi gura 3.24 Glomérulos sanos y dañados por larvas de E. quinoae.
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 63





































Fuente: Apaza (2005)


Bi ol ogía y comportami ento

Los adultos son de actividad crepuscular y nocturna, durante el día permanecen quietos, pudiendo realizar
vuelos cortos para refugiarse en el envés de las hojas o en los glomérulos de las panojas de quinua. Las
polillas hembras ovipositan en las inflorecencias, en la cara inferior de las hojas tiernas, en las axilas foliares o
en los brotes, son depositados en grupos de 30 a 40 y raramente en forma aislada, una hembra puede
ovipositar un promedio de 200 huevos. La longevidad promedio de machos y hembras es de 47 y 62 días
respectivamente. Después de 8 a 11 días de la oviposición, se produce la eclosión de las pequeñas larvitas,
las que empiezan a alimentarse ya sea minando el parénquima de las hojas destruyendo el ovario de las
flores o los órganos lechosos. “Kcona kcona” presenta cinco estadíos larvales en su período de crecimiento y
desarrollo. Las larvas primero y segundo estadío se comportan por lo general como minadoras, mientras que
las larvas de tercer, cuarto y quinto son masticadores, anidan en el limbo foliar, en los brotes, botones florales
o dentro de los glomérulos de las inflorescencias formando un estuche sedoso blanquecino y pegajoso dentro
del cual se alimentan. La duración promedio del período larval es de 36 días.

Fi gura 3.25 Adulto de E. quinoae. Fi gura 3.26 Conjunto de huevos de E. quinoae.
Fi gura 3.27 Larva de quinto estadio de E.
Fi gura 3.28 Pupa de E. quinoae.
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 64




















Fuente: Apaza (2005)


El ataque de esta plaga se intensifica con los periodos de escasez de precipitaciones pluviales y temperaturas
altas propias de “veranillos”. El perjuicio larval, se expresa en términos de pérdida en rendimiento del grano,
aunque, el daño no siempre implica perjuicio a la planta.


Umbral de daño económi co (UDE)

El manejo integrado de plagas considera el uso de diversas medidas de control, entre ellos la aplicación de
productos químicos cuando la densidad de la plaga sobrepasa el umbral de daño económico. Debe ser
considerado por el agricultor al momento de tomar la decisión de control y no actuar de acuerdo a un
calendario de aplicaciones o simplemente cuando se detectan los primeros individuos de la plaga. En la
medida que se implementan en la chacra el monitoreo y otros conceptos de MIP, la determinación o el cálculo
aproximado de umbrales de daño puede realizarse de manera empírica, llevando registros periódicos de la
densidad de plaga, costos de aplicación y volúmenes de producción, para relacionarlos anualmente. El
Umbral de Daño Económico para Eurysacca en quinua es de cinco a seis larvas por panoja.

Eval uaci ón

Para las evaluaciones de la incidencia del número de larvas por planta, es recomendable utilizar el método de
separación por sacudida o golpeo; utilizando un recipiente de color claro, colocado en la base de cada planta
y sacudiéndola suavemente la planta con el objeto de causar la caída de larvas sobre el recipiente (Foto 54),
seguidamente realizar el conteo para la toma de decisiones más correcta, considerando el UDE.

Para evaluar daños directos de los granos en panoja, por hectárea, se recomienda tomar 10 puntos de
evaluación y en cada punto 10 plantas, cortar la panoja en forma vertical (Foto 55) y asignar a cada panoja un
valor según la siguiente escala:

Grado 1 =Sin daño
Grado 2 =Hasta 10% de panoja dañada
Grado 3 =Hasta 20% de panoja dañada
Grado 4 =Hasta 30% de panoja dañada
Grado 5 =Hasta 40% de panoja dañada
Fi gura 3.29 Daño en follaje y al grano ocasionado por larvas de E. quinoae
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 65

Grado 6 =Hasta 50% de panoja dañada
Grado 7 =Hasta 60% de panoja dañada
Grado 8 =Hasta 70% de panoja dañada
Grado 9 =Hasta 80% de panoja dañada
Grado 10 =Hasta 90% de panoja dañada
Grado 11 =Hasta 100% de panoja dañada


Con los datos numéricos así obtenidos puede aplicarse la fórmula de Kaspers para la determinación del índice
de daño.

ID =N° panoja Grado 1 (1) +N° panoja Grado 2 (2) +…+N° panoja Grado 11 (11)
N° Total panojas de la muestra

Donde:

ID =Índice de daño























Fuente: Apaza (2005)


3.3.1.2 Copitarsia turbata H.S. (LEPIDOPTERA: NOCTUIDAE)

El complejo Noctuidae incluye a un gran número de especies que son importantes por los daños que
ocasionan a cultivos para el consumo humano. Son especies cosmopolitas y polífagas, en el cultivo de
quinua, además de C. turabata, se puede encontrar a Pseudaletia unipuncta quechua Fr. (figura 3.32), Feltia
andina, Feltia spp. y Pseudoleucania koepckei. Al estado larval comúnmente se les conoce como “noctuido”,
“ticuchi”, "gusano ejercito" y al adulto como “padresito”, “rafaelito”.




Fi gura 3.31 Evaluación de larvas de E.
Fi gura 3.30 Panoja cortada verticalmente
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 66





















Fuente: Apaza (2005)


Característi cas morfol ógi cas

Los adultos de C. turbata (figura 3.33) son mariposas nocturnas o polillas de color castaño claro a castaño
grisáceo y cuerpo robusto tapizado de escamas. Huevos pequeños de forma esférica algo aplanados, miden
de 0.5 a 0.6 mm de diámetro, color blanco a blanco perlado. Larvas de cuerpo alargado y grueso, color
variable de verde claro a verde oscuro, café claro a oscuro, gris claro a oscuro, región pleural y esternal
amarillento pálido a amarillo o marrón negruzco (figura 3.34), tamaño de larvas en quinto estadio de 30 a 40
mm de longitud.


















Fuente: Apaza (2005)




Fi guras 3.32 Adultos de P. unipuncta
Fi gura 3.34 Larvas de Noctuideos
Fi guras 3.33 Adultos de C. turbata
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 67

Bi ol ogía y comportami ento

Son insectos que desarrollan por metamorfosis completa, la longevidad de adultos varía de 35 a 40 días,
preoviposición y oviposición de 15 a 16 días respectivamente, incubación de 8 a 16 días, estado larval abarca
de 45 a 50 días con seis estadios, período prepupal y pupal 40 días. Ciclo vital es de 90 a 100 días con dos
generaciones por ciclo estacional.

Los huevos son depositados en pequeños grupos o aisladamente sobre las hojas, principalmente en el envés,
tallos y suelo. La capacidad de oviposición entre 450 a 500 huevos por hembra. En plantas de quinua, las
larvas son cortadoras de plantas tiernas (figura 3.35), defoliadores (figura 3.36), destructor de panojas y
barrenadores de tallos (figura 3.37). Empupan en el suelo a profundidades de 10 cm.





















Fuente: Apaza (2005)

La irrupción larval es variable en las diferentes campañas agrícolas, por ello, si la relación fluctuación de
población y grado de infestación larval de C. turbata evidencia condición de plaga ocasional puede causar
perjuicio al cultivo. Los “veranillos” o sequías, condicionan favorablemente en el desarrollo y distribución de C.
turbata.

Cuando las características de plaga es intermitente solo durante ciertas campañas agrícolas, el efecto
perjudicial de larvas de C. turbata se evidencia sobre la capacidad reproductiva de la planta, los daños que
ocasionan es de 32 % del rendimiento.


3.3.1.3 Macrosi phum euphorbiae Sul zer, Myzus persicae Thomas (Homoptera: Aphi didae)

Característi cas
Los áfidos o pulgones se caracterizan por tener el cuerpo pequeño, globoso y blando, de color verde a
amarillo (figura 3.38). Sobre la parte dorsal de su cuerpo presentan prolongaciones características llamadas
cornículos que difieren entre las especies por el tamaño. En una misma especie pueden existir individuos
alados o ápteros, condición que varía de acuerdo al nivel de hacinamiento y probablemente a otros factores
ambientales que modifican su comportamiento.

Fi gura 3.35, 3.36 y 3.37 Daños ocasi onados por l arvas de Noctui deos
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 68

Normalmente se localizan en grupos en el enves de hojas y brotes apicales, formando colonias que se
desarrollan sobre las hojas succionando la savia. Los principales daños lo ocasionan succionando savia de los
pedúnculos florales. Algunas especies de áfidos inyectan saliva en los tejidos vegetales pudiendo transmitir
virosis y/o producir la deformación de hojas y brotes.

Por lo general, las hembras son ovo vivíparas y se reproducen partenogenéticamente (no requieren
fertilización del macho). Con una sola generación sexuada por año que frecuentemente coincide con la
primavera.



















Fuente: Apaza (2005)


3.3.2 Enfermedades

La quinua está expuesta a una serie de enfermedades que afectan principalmente al follaje, tallo y panoja.
Entre las enfermedades reportadas figuran el mildiu, mancha foliar y manchas del tallo y las hojas.


3.3.2.1 Mil di u

El mildiú es la enfermedad foliar más común de la quinua (figura 3.39). Es causada por Peronospora farinosa
f. Sp chenopodii, un hongo que se disemina en el campo por medio de esporangios y se conserva de una
campaña agrícola a la siguiente por medio de estructuras llamadas oosporas que invernan en el rastrojo que
queda después de la cosecha. Las oosporas también pueden conservarse junto con la semilla.












Fi gura 3.38 Adultos y ninfas de M. euphorbiae
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 69


















Fuente: Apaza (2005)

La enfermedad se inicia con un ligero cambio de color en la cara inferior de la hoja, en forma más o menos
circular. La zona de inicio puede ser ligeramente clorótica, o en variedades rojas tomar un tinte encarnado. En
la cara inferior de una hoja afectada y en la zona donde está la lesión se observa claramente un crecimiento
fungoso de color ligeramente plomizo.

La enfermedad se extiende formando nuevas manchas o confluyendo unas con otras para formar zonas
afectadas más amplias. Al final, todo el tejido afectado muere dejando en la hoja zonas de color pajizo de
tejido necrosado que abarcan áreas irregulares y comprometen una buena parte del área foliar.
























Fuente: Apaza (2005)

Fi gura 3.39 Hoj as de qui nua afectadas con P. farinosa
Fi gura 3.40 Afecci one grave por P. farinosa en pl antas de qui nua
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 70

La enfermedad ataca a hojas, ramas, tallos e inflorescencias o panojas, infecta durante cualquier estado
fenológico del cultivo. Los daños son mayores en plantas jóvenes (ramificación a panojamiento), provoca
defoliación, afectando el normal desarrollo y fructificación de la quinua.

En algunos casos las lesiones están bien localizadas y definidas, sin embargo, en otros las lesiones son muy
tenues y amplias, en ambos casos pueden cubrir la totalidad del área foliar. Ocasionan alteraciones
fisiológicas, disminuyendo severamente el proceso de fotosíntesis. En infecciones graves (figura 3.40) llega a
necrotizar toda la hoja o área afectada de la planta y produce defoliación generalizada.

Cuando las variedades son susceptibles y el ataque es severo, se observa una distorsión de los tejidos
afectados y las hojas muestran depresiones pronunciadas semejándose a ampollas pálidas o coloreadas. En
otros casos, las infecciones del patógeno adoptan una característica de tipo sistémico, capaz de llevar a una
confusión por ataque de virus, las plantas se quedan amarillentas y con enanismo pronunciado. Esta
sintomatología se expresa cuando la infección del patógeno se inicia por medio de oosporas al momento de la
germinación de la semilla. Generalmente, las condiciones ambientales con alta humedad, favorecen el
desarrollo de mildiu. Esta enfermedad se halla distribuida en todos los lugares o países donde se cultiva
quinua, Sudamérica, Norteamérica y Europa.


Eval uaci ón de l a enfermedad
Se aconseja determinar el porcentaje del área foliar afectado en hojas individuales y no en plantas enteras. Se
mide la severidad en 3 hojas por planta, una de cada tercio escogidas al azar, según una escala de 0% hasta
100% y luego se calcula el promedio de las 3 hojas para obtener el valor de la planta. El valor mínimo que
indica presencia de enfermedad es 1%.

Fi gura 3.41 Escal a de eval uaci ón para mil di u (Peronospora farinosa): Porcentaj e de área afectada

Fuente: Apaza (2005)

El inóculo del mildiu se disemina a través del viento, lluvias (esporangios) y semilla y suelo (oosporas). La
infección es estimulada por alta humedad relativa (>80%) y temperaturas moderadas (13 a 18°C). Cualquiera
que sea la fuente de inóculo o diseminación y las condiciones ambientales son favorables, la germinación de
esporangios será abundante. Durante la época de cultivo se pueden producir varias generaciones durante las
cuales el patógeno se reproduce asexualmente (esporangios) y produce infecciones sucesivas (policíclicas).






Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 71

3.3.2.2 Mancha foli ar

Causada por el hongo Ascochyta hyalospora produce en las hojas manchas más o menos circulares de color
pajizo en el centro y marrón en los bordes. En el centro de la mancha se observan puntitos negros, que son
los picnidios del agente causal. Las hojas afectadas generalmente se caen, sobre todo las que se encuentran
en la base de la planta, dejando parte del tallo defoliado.

En los tallos, las manchas son alargadas y tienen las mismas características que en las hojas, o sea, borde
marrón y centro pajizo donde se encuentran los picnidios del patógeno. También se han encontrado picnidios
en las semillas.


3.3.2.3 Podredumbre marrón del tal l o y la panoj a

Causada por Phoma exigua var. foveata (figura 3.42). Produce numerosas lesiones individuales que se
caracterizan por su color marrón oscuro y bordes grisáceos, con los típicos picnidios en el centro de la
mancha. Aparentemente, el patógeno reblandece el tejido porque las plantas afectadas tienden a doblarse. El
tallo en las zonas afectadas presenta coloración negruzca.

Una enfermedad causada por una especie diferente de Phoma es la que se conoce como mancha ojival del
tallo (figura 3.43). Afecta tallo, hojas e inflorescencia, produciendo manchas con el centro grisáceo y el borde
marrón oscuro. En el centro de la mancha es posible observar a simple vista numerosos picnidios en forma de
puntitos. Aparentemente, es una enfermedad bastante severa porque puede causar la defoliación completa de
la planta.



























Fuente: Apaza (2005)


Fi gura 3.42 Podredumbre marrón del tal l o Fi gura 3.43 Mancha oji val del tall o
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 72

3.4 Manej o integrado de pl agas y enfermedades de qui nua

Dado el nivel de importancia que han alcanzado plagas y enfermedades en el cultivo de quinua, es importante
elaborar un plan estratégico orientado al desarrollo de alternativas al uso de pesticidas el cual sea de bajo
impacto ambiental, económico y social. En este contexto no se pretende erradicar la plaga, sino buscar un
equilibrio que permita convivir con ellas, siempre y cuando sus poblaciones no atraviesen el umbral de daño
económico que perjudique al cultivo y rentabilidad del negocio.

La reducción de las densidades de poblaciones de plagas y la disminución de infecciones de enfermedades
(prioritariamente “kcona kcona” y “mildiu”), requiere la integración de varios métodos de control compatibles
con el equilibrio ecológico del agroecosistema quinua, fundamentado en el control cultural (adecuada
preparación del suelo, correcta elección de la semilla; y, adecuados procedimientos de siembra, cosecha y
post cosecha) el cual se complementa con el control biológico, sin embargo, si los Umbrales y Niveles de
Daño Económico ameritan se puede recurrir al control químico dirigido. La metodología está basada en
evaluaciones periódicas en campo y almacén.

3.4.1 Control bi ol ógi co

Es muy importante propiciar el desarrollo de controladores biológicos para reducir las poblaciones de insectos
dañinos.

Para Copitarsia turbata se consideran controladores a:
 Parasitoides de huevos: Trichogramma sp.
 Parasitoides de larvas: Dolichostoma arequipeña, Euphorocera peruviana, Gonia sp., Incamya sp,
Patelloa similis, Peleteria robusta, Prosopochaeta setosa, trichoporopsis sp, Winthemia sp.,
Apanteles sp, Bracon sp, Glyptapanteles sp, Microplitis sp, thymebatis sp
 Predatores de huevos y larvas: Chrysopa sp,rhinacloa sp, Paratriphleps sp, Babis sp, Geocoris sp,
Harpalus sp, Harpalus turmanilus, Metius sp

Para Eurysacca quinoae se han identificado los siguientes controladores:
 Parasitoides: Copidosoma gelechiae, Dolichostoma sp, Deleboea sp, Mycroplitis sp, Meteorus sp,
Phytomyptera sp.

Eurysacca cuenta con un complejo de enemigos naturales integrado por especies del orden Hymenóptera
conocidos como avispitas parásitas y algunas especies del orden diptera, con desarrollo en la larva y/o pupa
de la plaga y que en conjunto producen 24 % de mortandad de la población, y Carábidos predadores de
larvas, pupas, entre otros.

En el caso de C. koehleri se cuenta con metodología de producción masal en condiciones de laboratorio, con
la finalidad de incrementar la población benéfica a través liberaciones en campo.

Dentro del control biológico aplicado, el uso de la bacteria Bacillus thuringiensis, que tiene gran diversidad de
sub especies, ocasiona más de 70% de mortandad de larvas de lepidópteros. El producto es específico para
controlar larvas de lepidópteros y es conocido comercialmente como Dipel, Ecotech, Vendaval, etc. En la
utilización de estos productos es importante considerar el pH (6 a 7) del agua utilizada en la preparación y
asperjado.








Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 73



















Fuente: Apaza (2005)



















Fuente: Apaza (2005)


3.4.2 Protecci ón de enemigos naturales

Al no utilizarse agro tóxicos en los campos de cultivo de quinua, se dan las condiciones favorables para el
desarrollo y multiplicación de la gran variedad de controladores naturales, que adicionalmente a los
parasitoides mencionados se encuentran los carabidos predadores, “mariquitas” predadoras Hippodamia
convergens y Eriopsis connexa Germar (Figura 3.46).







Fi gura 3.44 Larvas momificadas de E. quinoae y adul tos de C. Koehleri.
Fi gura 3.45 Larvas muertas por B. thuríngienses
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 74


















Fuente: Apaza (2005)


3.4.3 Apl icaci ón de ceni za al foll aj e

Esta práctica tiene eficiencia relativa alta, cuando se realiza en los primeros estadios larvales de las plagas y
cuando la planta es pequeña. La ceniza, por sus características, atrofia o bloquea principalmente los
espiráculos y boca de la larva produciéndole la muerte.


3.4.4 Control etol ógi co

Los adultos de noctuidos, por su hábito nocturno, pueden capturarse usando trampas de luz como medida de
detección o control directo, así reducir la posibilidad de desarrollo y multiplicación de la plaga. Para la captura
de adultos de polilla, pulgones y otras plagas se utilizan trampas amarillas pegantes, estas trampas son
confeccionadas con plástico y sujetadas con carrizo, el tamaño ideal es de 40 x 30 cm y como pegante cola
entomológica.


3.4.5 Insectici das orgáni cos

Se deben efectuar tratamientos en los primeros estadíos, en los cuales los insectos son más débiles y
sensibles al poder de insecticidas a bases de compuestos orgánicos que actúan como biocidas. Se
recomienda que du aplicación se realice al mediodía ya que debido el incremento de temperatura mejora su
efectividad.

Dentro de los insecticidas orgánicos el más conocido es el extracto acuoso de Neem (Azadirachta indica);
mencionan como extractos vegetales naturales con poder insecticida al piretro (Chrysanthemun
cinerariaefolium), muña (Satureja perviflora), ñacathola (Baccharis incarum), umathola (Parastrephia lucida),
ccamasayre (Nicotiana tabacum), molle (Schinus molle) y chachacomo (Polylepsis incana).


3.4.6 Consi deraci ones en el uso de pl agui ci das

El uso inadecuado de estos productos puede: a) favorecer el incremento de plagas resistentes, b) disminuir la
acción de los enemigos naturales y c) aumentar la susceptibilidad de las plantas frente al ataque de insectos y
patógenos.
Fi guras 3.46 Predadores de pl agas, adultos de carabi dae y cocci nel li dae
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 75


El manejo integrado de cultivos es un sistema que involucra un uso racional de pesticidas que implica utilizar
dentro de los sistemas de producción agrícola: a) monitoreo de plagas y de enemigos naturales, b) establecer
umbrales de daño económico, c) aplicaciones dirigidas y localizadas, d) conservar y proteger los agentes de
control biológico, e) reemplazar el uso de productos de amplio espectro de acción por productos selectivos.

El control químico se acepta dentro del Manejo Integrado de Plagas como una herramienta de apoyo,
representando en ocasiones la única medida eficaz para controlar infestaciones graves. Sin embargo, con
frecuencia las aplicaciones no consiguen el efecto deseado, muchas veces debido a un problema en la
calidad de la aplicación, la que se repite hasta obtener un resultado satisfactorio, medida que además de
aumentar los costos de insumos y operacionales, genera un efecto negativo sobre el ambiente. Al aumentar
los residuos en el ambiente, se afecta directamente la fauna benéfica que generalmente es más susceptible a
los pesticidas que la plaga.









































Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 76

IV. EVALUACION ECONOMICA Y FINANCIERA

4.1 INVERSIÓN Y FINANCIAMIENTO

4.1.1 Composi ci ón de l a Inversi ón Total

Para llevar a cabo el cultivo de 20 has de Semilla para Quinua de las variedades Salcedo INIA y Blanca de
J unín se requiere una inversión total de US$ 278,957.2 (ver cuadro 4.1) compuesta por un 64% en inversión
fija y un 36% en capital de trabajo.

Cuadro 4.1 Inversi ón total y por Ha. del Proyecto

Inv. Total Inv. Total / Ha Di stri buci ón
Total Inversión Fija 177,416.00 8,870.80 64%
Total capital de trabajo 101,541.23 5,077.06 36%
TOTAL 278,957.23 13,947.86


4.1.1.1 Inversi ón Fij a

La inversión fija está conformada por los activos no corrientes, es decir aquellos bienes que no son motivo de
transacción inmediata y que son adquiridos durante la fase de instalación y puesta en marcha del proyecto.
Esta inversión asciende a US$ 177,416 que representa el 64 % de la inversión total.

Cuadro 4.2 Inversi ón en Acti vo Fij o del Proyecto

Inversi ón en Act ivo Fi jo Canti dad PU Sub-t otal IGV Total US$
Terreno

46,000.0 - 46,000.0
Costo del terreno 23.0 2,000.0 46,000.0 - 46,000.0
Obras civil es

28,000.0 2,880.0 30,880.0
Oficinas y baños administrativos 1.0 3,500.0 3,500.0 630.0 4,130.0
Almacén de insumos 1.0 3,700.0 3,700.0 666.0 4,366.0
Almacen de producto terminado 1.0 5,000.0 5,000.0 900.0 5,900.0
Ducha, baño y vestidores para aplicadores 1.0 1,800.0 1,800.0 324.0 2,124.0
Zona de mezclas y lavadero de mochilas y trajes de aplicación 1.0 2,000.0 2,000.0 360.0 2,360.0
Pozo (profunidad 10m) 1.0 12,000.0 12,000.0

12,000.0
Maquinari a y equi pos

79,800.0 14,364.0 94,164.0
Tractor 84 HP - New Holland dobre tracción 1.0 32,500.0 32,500.0 5,850.0 38,350.0
Equipo de arado y surcado 1.0 3,000.0 3,000.0 540.0 3,540.0
Carreta 4 x 2m - plataforma de fierro 1.0 1,900.0 1,900.0 342.0 2,242.0
Sembradora de 4 hileras 1.0 14,500.0 14,500.0 2,610.0 17,110.0
Trilladora 400 kg 1.0 2,900.0 2,900.0 522.0 3,422.0
Camioneta pick up 1.0 25,000.0 25,000.0 4,500.0 29,500.0
Equi pos auxi liares

2,050.0 369.0 2,419.0
Mochila de aplicación 3.0 250.0 750.0 135.0 885.0
J uego de palana, picos, rastrillos y afiladores 1.0 1,000.0 1,000.0 180.0 1,180.0
Oz 30.0 10.0 300.0 54.0 354.0
Equi po de laborat orio

1,190.0 214.2 1,404.2
medidor de humedad 1.0 380.0 380.0 68.4 448.4
lupas 4.0 20.0 80.0 14.4 94.4
microscopio 1.0 230.0 230.0 41.4 271.4
balanzas 2.0 250.0 500.0 90.0 590.0
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 77

Equi po y muebl es de ofi cina

2,160.0 388.8 2,548.8
Computadoras 2.0 700.0 1,400.0 252.0 1,652.0
Escritorios 3.0 100.0 300.0 54.0 354.0
Mesa de directorio 1.0 300.0 300.0 54.0 354.0
Sillas 8.0 20.0 160.0 28.8 188.8
Total Inversi ón f ija Tangibl e

159,200.0 18,216.0 177,416.0


4.1.1.2 Capi tal de Trabaj o

El capital de trabajo comprende los recursos en efectivo necesarios para que el proyecto opere hasta que
empiece a recibir ingresos propios por concepto de las ventas realizadas. En el Cuadro 4.3 se detalla el
cálculo del capital de trabajo, en este caso corresponde al total de fondos que se requiere para cubrir los
costos de producción y gastos administrativos durante el primer año en tanto se logre las ventas de la primera
cosecha. El monto destinado al capital de trabajo asciende a US$ 101,451.23.

Cuadro 4.3 Inversi ón en Capital de Trabajo (en US$)

Año 1 Año 2 Año 3 Año 4 Año 5
Ingresos

187,353.8 234,192.3

281,030.8 281,030.8 281,030.8
Egresos

101,541.2 101,541.2

101,541.2 101,541.2 101,541.2
Costo de producción
(US$/año)

33,692.3 33,692.3

33,692.3 33,692.3 33,692.3
Gastos Adm. (US$/año)

67,848.9 67,848.9

67,848.9 67,848.9 67,848.9

Sal do (soles/año)

85,812.6 132,651.1

179,489.5 179,489.5 179,489.5
Sal do acumulado
(sol es/año)

85,812.6 218,463.7

397,953.2 577,442.8 756,932.3



4.1.2 Fi nanci ami ento del Proyecto

4.1.2.1 Fuente de Fi nanci amiento

Para el presente proyecto se tiene como supuesto que del total de la inversión estimada, el costo del terreno y
del capital de trabajo será cubierto por el inversionista; y, el costo de la inversión fija (menos el terreno) será
financiada a través de la Banca comercial (Cuadro 4.4).

Cuadro 4.4 Estructura del fi nanciami ento

Concepto Total Banca Comerci al Aporte del i nversi oni sta
US$ US$ % US$ %
Activo Fijo 177,416.00 131,416.00 74% 46,000.00 26%
Capital de Trabajo 101,541.23 - 0% 101,541.23 100%
Inversi ón total 278,957.23 131,416.00 47% 147,541.23 53%

Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 78

4.1.2.2 Cal cul o del costo promedi o ponderado del capital (CPPC)

El costo promedio ponderado del capital (CPPC o WACC por sus siglas en inglés) representa el costo de la
estructura de financiamiento del proyecto y se trata de la tasa de descuento que debe utilizarse para
descontar los flujos de fondos operativos para valuar una empresa. Para el presente proyecto el WACC es de
16.13%; y se calculó utilizando la participación de cada fuente de financiamiento con su respectivo costo de
capital; donde se tiene que el costo de la deuda corresponde al 15%, pero con el escudo fiscal esta disminuye
al 11%; y, el costo de oportunidad del inversionista (COK), que corresponde al 20% (Cuadro 4.5).

Cuadro 4.5 Calcul o del Costo de Capital Promedi o Ponderado

Fuente Parti ci paci ón Costo de capital Escudo fi scal Costo neto WACC
Capital propio 52.89% 20.00% 0.00% 20.00% 10.58%
Banca Comercial 47.11% 15.00% 2.25% 12.75% 6.01%
WACC 16.58%


4.1.2.2 Cal cul o del pago del préstamo bancari o

Se estableció como supuesto del financiamiento bancario un crédito a largo plazo (5 años), con pago de
cuotas fijas anualizadas, con un periodo de gracia de un año (en el cual solo se amortizan los intereses
generados) y una tasa efectiva anual (TEA) del 15 %. En el cuadro 4.6 se detalla el cálculo del pago de las
cuotas anuales en la cual se va amortizando capital y pagando intereses.

Cuadro 4.6 Estimaci ón del cronograma del préstamo bancari o

Año 1 Año 2 Año 3 Año 4 Año 5
sal do i ni ci al

131,416.00

131,416.00

105,097.93

74,832.15

40,026.50
Interés (15%)

19,712.40

19,712.40

15,764.69

11,224.82

6,003.97
Amorti zaci ón -

26,318.07

30,265.78

34,805.65

40,026.50
Cuota -

46,030.47

46,030.47

46,030.47

46,030.47
Sal do Fi nal

131,416.00

105,097.93

74,832.15

40,026.50 -



4.2 PRESUPUESTO DE INGRESOS Y GASTOS

4.2.1 Presupuesto de Ingreso por Ventas Anual es

Para el cálculo de los ingresos por ventas, primero se tiene que tener en consideración los rendimientos del
grano, ya que solo se utilizan para este fin los granos de primera y segunda calidad, es decir granos
superiores a 1.4 mm (retenido en la malla ASTM #14). Los granos de menor tamaño son considerados para
venta dirigida a consumo. En el cuadro 4.7 se muestran los rendimientos por hectárea cultivada, en el cual se
tiene que en promedio los rendimientos de semilla están en el orden del 80%.





Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 79

Cuadro 4.7 Cálcul o de l os rendimi entos total es y de semil l a por hectárea
Cosecha (kg/ha) Año 1 Año 2 Año 3 Año 4 Año 5
Semilla 80%

1,600.00 2,000.00

2,400.00 2,400.00 2,400.00
Consumo humano 17%

340.00 425.00

510.00 510.00 510.00
merma 3%

60.00 75.00

90.00 90.00 90.00
Total (kg/ha)

2,000.0 2,500.0

3,000.0 3,000.0 3,000.0

Con respecto al precio se ha estimado un precio fijo de semilla valorizado en 12 soles/kg más IGV y para
consumo humano el costo es de 4.5 soles/kg (puesto en chacra). Ver cuadro 4.8

Cuadro 4.8 Estimaci ón de Precios
Descri pci ón Sol es/kg
Semilla 12.00
Consumo humano 4.50
merma -

En el cuadro 4.9 se muestra el cálculo de los ingresos por venta de semilla y para consumo humano,
calculado para una hectárea y para las 20 has cultivadas que contempla el proyecto. Se ha tomado en cuenta
que se estima una producción para el primer y segundo año de 2 y 2.5 TN/ha respectivamente y que a partir
del tercer año se estima una producción de 3 TN/ha.

Cuadro 4.9 Estimaci ón de i ngresos por ventas
Ingreso por vent as (por ha) Año 1 Año 2 Año 3 Año 4 Año 5
Semilla 80% 19,200.00 24,000.00 28,800.00 28,800.00 28,800.00
Consumo humano 17% 1,530.00 1,912.50 2,295.00 2,295.00 2,295.00
merma 3% - - - - -
Total (sol es/ha) 20,730.0 25,912.5 31,095.0 31,095.0 31,095.0

Ingreso por vent as (por 20 has) Año 1 Año 2 Año 3 Año 4 Año 5
Semilla 384,000.00 480,000.00 576,000.00 576,000.00 576,000.00
Consumo humano 30,600.00 38,250.00 45,900.00 45,900.00 45,900.00
merma - - - - -
Total (en S/.) 414,600.0 518,250.0 621,900.0 621,900.0 621,900.0
Total (en US$) 159,461.5 199,326.9 239,192.3 239,192.3 239,192.3
IGV de la venta de semillas (US$) 26,584.6 33,230.8 39,876.9 39,876.9 39,876.9
Ingreso tot al (en US$ inc IGV) 186,046.2 232,557.7 279,069.2 279,069.2 279,069.2


4.2.2 Presupuesto de Costos y Gastos

4.2.2.1 Costos de producci ón

Los costos de producción por hectárea son calculados a partir de los requerimientos del cultivo para lograr las
cosechas proyectadas. El Cuadro 4.10 muestra los costos de producción para el cultivo. Indicar también que
los costos de mano de obra y maquinaria e insumos son muy similares para los diferentes cultivares es por
eso que se ha considerado los mismos costos por ha a fin de hacer más didáctica la presentación. Se obtiene
un costo de producción directa de campo de 1,685 US$/ha (TC=2.6).




Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 80

4.10 Cál cul o del costo de producci ón de campo por hectárea
PROCESOS / LABORES ÉPOCA
Unidad
de
medida
Canti dad
Precio
Unitario
Valor
S/. $ %
A. TOTAL COSTOS DIRECTOS (1+2+3+4+5) 4,380.00 1,684.62 100%
1. PREPARACIÓN DEL TERRENO (a+b) 255.00 98.08 6%
a. MANO DE OBRA:

Limpieza Ago - Set J ornal 1.00 30.00 30.00 11.54

b. MAQUINARIA:

Aradura Ago - Set Hr/Maq. 3.00 25.00 75.00 28.85

Desterronado Ago - Set Hr/Maq. 2.00 25.00 50.00 19.23

Gradeo y nivelación Ago - Set Hr/Maq. 2.00 25.00 50.00 19.23

Surcado Ago - Set Hr/Maq. 2.00 25.00 50.00 19.23

2. SIEMBRA Y ABONAMIENTO (c+d+e+f) 1,280.00 492.31 29%
c. MANO DE OBRA:

Aplicación de estiercol Set - Oct J ornal 2.00 30.00 60.00 23.08

Siembra Set - Oct Hr/Maq. 3.00 25.00 75.00 28.85

apoyo de Siembra Set - Oct J ornal 1.00 30.00

Tapado Set - Oct J ornal 2.00 30.00 60.00 23.08

Resiembra Set - Oct J ornal 0.30 30.00 9.00 3.46

d. SEMILLAS:



Semilla Set - Oct Kg. 12.00 12.00 144.00 55.38

e. FERTILIZANTES:



Estiércol Set - Oct Kg. 8,000.00 0.09 752.00 289.23

Biol Set - Oct Lt. 350.00 0.50 175.00 67.31

f. TRANSPORTE:



Insumos y materiales Set - Oct Kg. 100.00 0.05 5.00 1.92

3. LABORES CULTURALES (g) 1,170.00 450.00 27%
g. MANO DE OBRA:

Aplicación humus Dic - Ene J ornal 2.00 30.00 60.00 23.08

1er. Deshierbo Dic - Ene J ornal 10.00 30.00 300.00 115.38

Raleo Dic - Ene J ornal 5.00 30.00 150.00 57.69

Desmescle Ene J ornal 5.00 30.00 150.00 57.69

Aporque Ene J ornal 2.00 30.00 60.00 23.08

Selección masal
Ene -
Feb
J ornal 2.00 30.00 60.00 23.08

2do. Deshierbo
Ene -
Feb
J ornal 10.00 30.00 300.00 115.38

Control fitosanitario Ene-Mar J ornal 1.00 30.00 30.00 11.54

Aplicación biol Ene-Mar J ornal 1.00 30.00 30.00 11.54

Control ornitológico Mar - Abr J ornal 1.00 30.00 30.00 11.54

4. COSECHA (h+i +j+k) 1,070.00 411.54 24%
h. MANO DE OBRA:

Siega Mar - Abr J ornal 18.00 30.00 540.00 207.69

Siega en Panoja Mar - Abr J ornal 1.00 30.00 30.00 11.54

Emparve Mar - Abr J ornal 4.00 30.00 120.00 46.15

Corte de Paja para Tapado Mar - Abr J ornal 1.00 30.00 30.00 11.54

Ayudante de Trilladora Mar - Abr J ornal 1.50 30.00 45.00 17.31

Secado May - J un J ornal 2.00 30.00 60.00 23.08

i. MAQUINARIA:

Trilla Mecanica Mar - Abr Hr/Maq. 5.00 20.00 100.00 38.46

j. TRANSPORTE:

Producto Bruto May - J un Kg. 2,000.00 0.05 100.00 38.46

k. MATERIALES:

Plastico para tapado Mar - Abr Metro 150.00 0.30 45.00 17.31

5. PROCESAMIENTO Y ALMACENADO (l+m+n) 605.00 232.69 14%
l. MANO DE OBRA:

Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 81

Ensacado y Pesado J ul - Ago J ornal 3.00 30.00 90.00 34.62

m. MAQUINARIA:

Servicio de procesamiento J ul - Ago soles/kg 2,500.00 0.18 450.00 173.08

n. MATERIALES:

Sacos de Polipropileno J ul - Ago Unidad 65.00 1.00 65.00 25.00



En el cuadro 4.11 se muestra un cuadro resumen del costo de producción para las 20 has sembradas para
semilla y también se incluye la deprecación del activo fijo, estos montos e calcularon a partir del cuadro de
costos de producción por hectárea y del cuadro de inversiones en activo fijo, respectivamente. En el anexo 2
se muestra el cálculo de la depreciación del activo fijo.

Cuadro 4.11 Resumen de l os Costos de Producci ón (en US$)
Descripción Año 1 Año 2 Año 3 Año 4 Año 5
Costo de producción (20 has)

34,153.8 34,153.8

34,153.8

34,153.8 34,153.8
Depreciación total

- 12,455.0

12,455.0

12,455.0 12,455.0
Total cost o de producción (US$)

34,153.8 46,608.8

46,608.8

46,608.8 46,608.8


4.2.2.2 Gastos de Admini straci ón y Ventas

En el Cuadro 4.12 se presenta el resumen de los gastos de administración y ventas calculadas a partir de los
gastos de sueldo de los empleados, servicios prestados por terceros y demás gastos administrativos (alquiler
de celulares, combustible para las camionetas y los útiles de oficina).




























Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 82

Cuadro 4.11 Cál culo de Gastos de Admini straci ón y Ventas

Niveles de sueldo/mes Soles

Gerente 6,000.0

Ingeniero de campo/semillerista 3,200.0

Tecnico de campo 1,200.0

Secretaria 700.0

TOTAL (por mes) 11,100.0


Descripción Año 1 Año 2 Año 3 Año 4 Año 5
Suel dos Admi nistrativos 144,300.0 144,300.0 144,300.0 144,300.0 144,300.0
Sueldos (por año) 138,750.0 138,750.0 138,750.0 138,750.0 138,750.0
Beneficios sociales (4%) 5,550.0 5,550.0 5,550.0 5,550.0 5,550.0

Servici o de t erceros 12,000.0 12,000.0 12,000.0 12,000.0 12,000.0
Asesoria contable 12,000.0 12,000.0 12,000.0 12,000.0 12,000.0

Otros Gast os 17,040.0 17,040.0 17,040.0 17,040.0 17,040.0
comunicación 3,840.0 3,840.0 3,840.0 3,840.0 3,840.0
Útiles y suministros 1,200.0 1,200.0 1,200.0 1,200.0 1,200.0
Combustible para camionetas 12,000.0 12,000.0 12,000.0 12,000.0 12,000.0

Subtotal Gastos ADM (sol es) 173,340.0 173,340.0 173,340.0 173,340.0 173,340.0
Subtotal Gastos ADM (US$) 66,669.2 66,669.2 66,669.2 66,669.2 66,669.2
IGV de los gastos Adm (US$) 1,179.69 1,179.69 1,179.69 1,179.69 1,179.69
Total Gastos ADM (US$) 67,848.92 67,848.92 67,848.92 67,848.92 67,848.92


4.2.2.3 Gastos Fi nanci eros

Está constituido por los intereses a pagar por el préstamo bancario. Ver cuadro 4.12.

Cuadro 4.12 Presupuesto del Gasto Fi nanci ero
Año 1 Año 2 Año 3 Año 4 Año 5
Int erés 19,712.4 19,712.4 15,764.7 11,224.8 6,004.0



4.3 ESTADOS ECONÓMICO FINANCIEROS

El Cuadro 4.13 se muestra el Estado de Ganancias y Pérdidas Proyectado. El Cuadro 4.14 muestra el Flujo
de Caja Económico y Financiero Proyectado (ambos flujos se calculan en estado conservador del Proyecto).













Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 83

Cuadro 4.13 Estado de Ganancias y Pérdi das Proyectado
Descripción Año 1 Año 2 Año 3 Año 4 Año 5
Ventas

159,461.5 199,326.9

239,192.3

239,192.3 239,192.3
Costo de Ventas

(34,153.8) (34,153.8)

(34,153.8)

(34,153.8)

(34,153.8)
Depreciación

- (12,455.0)

(12,455.0)

(12,455.0)

(12,455.0)
Ut ili dad bruta

125,307.7 152,718.1

192,583.5

192,583.5 192,583.5
Gastos de Operativos

(66,669.2) (66,669.2)

(66,669.2)

(66,669.2)

(66,669.2)
Gastos financieros

(19,712.4) (19,712.4)

(15,764.7)

(11,224.8)

(6,004.0)
Ut ili dad antes de i mpuestos

38,926.1 66,336.4

110,149.5

114,689.4 119,910.3
Impuesto a la renta (15%)

(5,838.9) (9,950.5)

(16,522.4)

(17,203.4)

(17,986.5)
Ut ili dad Net a

33,087.2 56,386.0

93,627.1

97,486.0 101,923.7

Indi cadores
Margen de Ut ilidad 21% 28% 39% 41% 43%
Retorno sobre la Inversión (ROI) 22% 38% 63% 66% 69%

Cuadro 4.14 Fl uj o de Caja Económi co y Fi nanci ero Proyectado
DESCRIPCIÓN Año 0 Año 1 Año 2 Año 3 Año 4 Año 5
INGRESOS
Ingreso por ventas

186,046.2

232,557.7

279,069.2

279,069.2

279,069.2
Ajuste por pago del IGV

(7,188.9)

(32,051.1)

(38,697.2)

(38,697.2)

(38,697.2)
Total ingresos

178,857.2

200,506.6

240,372.0

240,372.0

240,372.0

EGRESOS
Inversión

279,418.8
Costos de Producción*

34,153.8

34,153.8

34,153.8

34,153.8

34,153.8
Costos Admin.

67,848.9

67,848.9

67,848.9

67,848.9

67,848.9
Inversion en Activos
Impuesto a la Renta (15%)

5,838.9

9,950.5

16,522.4

17,203.4

17,986.5
FLUJO DE CAJA
ECONÓMICO

(279,418.8)

71,015.6

88,553.4

121,846.8

121,165.8

120,382.7
Financiami ent o Neto
+Préstamo

131,416.0
- Amortización -

26,318.1

30,265.8

34,805.6

40,026.5
- Intereses

19,712.4

19,712.4

15,764.7

11,224.8

6,004.0
+Escudo Fiscal

2,956.9

2,956.9

2,364.7

1,683.7

900.6
FLUJO DE CAJA
FINANCIERO

(148,002.8)

54,260.0

45,479.8

78,181.0

76,819.1

75,252.8
(*) No incluye la depreciación del activo fijo
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 84

4.4 EVALUACIÓN ECONÓMICA FINANCIERA DEL PROYECTO

En el presente capítulo se evalúa si, a lo largo de la vida útil del proyecto, los beneficios superan los costos.
Esta evaluación comprende la actividad por sí misma, y como tal, considera los flujos de beneficios y costos
independientes de las formas de financiamiento del proyecto.


4.4.1 Determinaci ón de l os i ndi cadores de rentabi li dad

La evaluación económica financiera del Proyecto se realiza mediante indicadores o índices de rentabilidad
que a partir del flujo de caja proyectado se determina la rentabilidad del proyecto. Para la toma de decisiones
es necesario el empleo de dos o más indicadores de rentabilidad.

Los indicadores financieros a calcular son: VAN (económico y financiero), TIR (económico y financiero), el
período de recuperación y la relación Beneficio/Costo. En el cuadro 4.15 se muestra el valor obtenido de estos
índices.


Cuadro 4.15 Indi cadores de Rentabili dad

COK 20.0%
WACC 16.6%
VPN E (US$) 18,581.1 VPN F (US$) 57,829.4
TIR E 23% TIR F 31%
Recuperación (años) 4.20 Recuperación (años) 3.18
B/C Económico 1.07 B/C Financiero 1.39




























Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 85

V. REFERENCIAS

1. Mamani J ., Halanoca A. y Villano W.. 2012. Producción Orgánica y Certificación de Semillas de
Quinua en la Región Puno. Gobierno Regional de Puno - Dirección Regional Agraria. Proyecto
Quinua Regional. Puno, Perú.

2. Gomez L. y Aguilar E..2012. Manual del Cultivo de la Quinua. Universidad Agraria La Molina –
Programa de Inverstigación de Cereales y Granos Nativos de la Facultad de Agronomía. Lima, Perú.

3. Apaza V., Delgado P., Lopez D. y Pineda B..2005. Manejo y Mejoramiento de Quinua Orgánica.
Instituto Nacional de Innovación Agraria. Puno, Perú.

4. Marca S., Yucra H., Sucari J . y Cano I. 2009. Producción de Semilla de Quinua. Gobierno Regional
de Puno - Dirección Regional Agraria. Proyecto Quinua Regional. Puno, Perú.

5. Normas para la producción, certificación y comercialización de semillas de quinua. 2012. Resolución
J efatural Nº 0014-2012-INIA. Lima, Perú.

6. Ley General de Semillas. 2000. Ley Nº 26272 modificada con Decreto Legislativo Nº 1080. Lima,
Perú.

7. Reglamento General de la Ley de Semillas. 2012. Decreto Supremo Nº 006-2012-AG. Lima, Perú.

8. INDECOPI. 2009. Norma Técnica Peruana NTP 205.062-2009. Quinua (Chenopodium Quinoa Willd).
Requisitos. Lima, Perú.

9. SENAMHI. 2010. Estadísticas Ambientales. Secretaría General de la Comunidad Andina. Lima, Perú.

10. Gobierno Regional Puno. 2012. Memoria Descriptiva: Infraestructura de Riego de la Región Cusco.
Área de Hidrología. Proyecto “Fortalecimiento del Desarrollo de Capacidades de Ordenamiento
Territorial en la Región Cusco”. Cusco, Perú.

11. FAO. 2011. La Quinua: Cultivo Milenario Para Contribuir a la Seguridad Alimentaria Mundial. FAO –
Oficina Regional Para América Latina y El Caribe.

12. Maximixe. 2011. Informe de Estructuras y Tendencias del Mercado de Quinua. Lima, Perú.

13. Estrada R.. 2012. Videoconferencia: Importancia del Cultivo de Quinua hacia el Año Internacional
2013. Cusco, Perú.

14. Apaza V., Rodriquez D., Mujica A. y Cahuana A. 2006. Producción de Quinua de Calidad. Estación
Experimental Illpa - Puno. Puno, Perú.












Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 86

ANEXO I
NORMA PARA LA PRODUCCIÓN, CERTIFICACIÓN Y COMERCIO DE SEMILLA DE QUINUA

1. GENERALIDADES
1.1 Especie Quinua
1.2 Nombre científico Chenopodium quinoa Willd.
1.3 Clases y categorías de
semillas admitidas
Clase Genética
Clase Certificada:
- Categoría Básica o de Fundación
- Categoría Registrada
- Categoría Certificada
- Categoría Autorizada
Clase común
1.3.1 Ensayos de
Identificación
Mínimo un (01) ensayo en dos (02) campañas agrícolas
consecutivas
1
.
1.3.2. Ensayos de
Adaptación y Eficiencia
Mínimo dos (02) campañas agrícolas normales
2
y en dos
(02) localidades diferentes y representativas por ámbito
de desarrollo
3
del cultivo donde esté prevista su
comercialización
4
.
1.3.3. Ejecutor de ensayo: Por los investigadores y/o centros de investigación registrados
ante la Autoridad en Semillas.
1.3.4. Cantidad de semillas
para ensayos
1 kilogramo de semilla/1000 metros cuadrados.
1.3.5. Ensayos de
cultivares obtenidos en el
extranjero
Los interesados deben presentar copia de la licencia
fitosanitaria de internación del lote de semilla a ser utilizado.
2. CERTIFICACION Básica Registrada Certificada Autorizada
2.1 Verificación preliminar

2.1.1 Presentación de la
solicitud
Antes de la siembra y máximo hasta treinta (30) días
calendario después de la siembra.
2.1.2 Causales de
rechazo de solicitud
a) Incumplimiento del plazo de presentación de la solicitud
de inscripción de campo de multiplicación.


1
Cuando los resultados de los ensayos requieran de información que confirme los mismos, se realizará una
campaña adicional. En el caso que no sea posible realizar los ensayos en los ciclos agrícolas consecutivos, se
puede realizar cuando se presenten las condiciones adecuadas, se continuará los ensayos en la campaña
subsiguiente y se indicará en el informe las causas o motivos de ello.
2
Cuando los resultados de los ensayos requieran de información que confirme los mismos, se realizará una
campaña adicional. En el caso que no sea posible realizar los ensayos en los ciclos agrícolas consecutivos, se
puede realizar cuando se presenten las condiciones adecuadas, se continuará los ensayos en la campaña
subsiguiente y se indicará en
el informe las causas o motivos de
ello.
3
Los ámbitos de desarrollo comprenden: Costa Norte (desde el departamento de Tumbes hasta el departamento de
La Libertad), Costa Central (desde el departamento de Ancash hasta la provincia de Caravelí del
departamento de Arequipa), Costa Sur (desde la provincia de Camaná, del departamento de Arequipa, hasta
el departamento de Tacna), Sierra Norte (desde Cajamarca y Piura hasta Ancash), Sierra Central (Desde
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 87

Huánuco y Lima hasta
Huancavelica), Sierra Sur (desde Ayacucho y Cusco hasta Tacna y Puno) y
Selva.
4
Cuando los resultados de los ensayos requieran de información que confirme los mismos, se realizará una
campaña adicional. En el caso que no sea posible realizar los ensayos en los ciclos agrícolas consecutivos, se
puede realizar cuando se presenten las condiciones adecuadas, se continuará los ensayos en la campaña
subsiguiente y se indicará en
el informe las causas o motivos de ello. Asimismo cuando el solicitante proponga recomendar la siembra del
cultivar durante todo el año, deberá desarrollar un ciclo agrícola adicional en una estación diferente, considerando
el mismo número de localidades.


de inscripción: b) Incumplimiento de presentar los requisitos contemplados
en el artículo 17° del Reglamento Técnico de Certificación
de Semillas.
c) Incumplimiento del área minima del campo de
multiplicación.
d) Incumplimiento de la rotación del campo de multiplicación.
2.2 Inspecciones de campo: Básica Registrada Certificada Autorizada
2.2.1 Numero de mínimo
inspecciones de campo
5


2
2.2.2 Momento para
realizar las inspecciones
de campo

Primera: En época de floración o antesis
6
, y;
Segunda: En madurez fisiológica
7

2.2.3 Tamaño mínimo de
campo (ha)
8


0,05

0,10

0,5

0,5
2.2.4 Rotación Los campos de multiplicación no deben haber sido sembrados
con quinua en la campaña anterior a excepción de aquellos
que hayan sido sembrados con el mismo cultivar.
2.2.5 Aislamiento del
campos con otros campos
de la misma especie y
diferente cultivar o afines
(mínimo en metros)



100



100



50



50
2.2.6 Aislamiento del
campo con otros campos
del mismo cultivar

3

3

3

3
2.2.7 Plantas fuera de tipo
(número máximo).

0

0

1/1,000

/1,000
2.2.8 Mildiu (Peronospora
farinosa) (porcentaje de
plantas afectadas con grado
de 30% del tercio medio)


5%


5%


10%


10%
2.2.9 Podredumbre
marrón del tallo (Phoma
exigua).

5%

5%

10%

10%
2.2.10 Mancha foliar
(Ascochyta sp.)

5%

5%

10%

10%
2.2.11 Virus y fitoplasma No permisible
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 88

2.2.12 Eurysacca
quinoae (Kcona kcona)
(% plantas afectadas)


1%


1%


5%


5%
2.2.13 Malezas Los campos de multiplicación deben estar libres de malezas


5
Es obligación del productor de semillas, la eliminación o descarte de plantas voluntarias, atípicas y enfermas.
6
La floración es cuando el 50% de las flores de la inflorescencia se encuentran abiertas, lo que ocurre de los 90 a
100 días después de la siembra. debe observarse la floración a medio día, ya que en horas de la mañana y al
atardecer se
encuentran cerradas, así mismo la planta comienza a eliminar las hojas inferiores que son menos
activas fotosintéticamente (FAO, 2011).
7
Dentro de los diez (10) días previos a la cosecha. Se entiende como “madurez fisiológica”, cuando el grano formado
al ser presionado presenta resistencia a la penetración, ocurre de los 160 a 180 días después de la siembra,
el contenido de humedad del grano varía de 14 a 16%, en esta etapa ocurre un amarillamiento completo de la
planta y
una gran defoliación (FAO, 2001).
8
Queda a criterio del Organismo Certificador aceptar áreas menores.


durante todo el período de producción.
En caso el Inspector observe la presencia de malezas,
dispondrá la inmediata eliminación de éstas.
La presencia de plantas de Brassica spp., Bromus spp,
Chenopodium quinoa ssp melanospermum, implicará el
rechazo del campo.
2.2.14 Causales de
rechazo del campo de
multiplicación
9

a) Incumplimiento del área mínima del campo de
multiplicación.
b) Incumplimiento de la rotación del campo de
multiplicación
c) El incumplimiento de las tolerancias establecidas en los
numerales 2.2.2 al 2.2.11.
d) Presencia de malezas.
e) Presentar información falsa sobre el total de producción
del campo de multiplicación.
f) Utilizar el informe de inspección de campo con fines de
comercialización de la semilla.
2.3 Acondicionamiento Básica Registrada Certificada Autorizada
2.3.1 Planta de
acondicionamiento
registrada:

Obligatorio
10

2.3.2 Disposición para
acondicionamiento
En la etapa de acondicionamiento, el productor de semilla
debe dejar sin cosechar en el campo, las partes
descalificadas y/o las hileras de borde hasta haber terminado
la cosecha de la parte aprobada para la certificación o en su
defecto deberá cosecharlas previamente.
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 89

2.3.3 Parámetros de
inspección
a) La Planta Acondicionadora recibe la cosecha
debidamente identificada y los lotes se almacenan
desinfectados, con adecuada ventilación y cuidando la
limpieza.
b) Para el acondicionamiento debe comprobarse el perfecto
estado de limpieza de residuos en los equipos de
limpieza, secado y clasificación y transporte
11
.
c) Envasado y almacenaje: Se deben utilizar envases
nuevos y limpios. El material de los envases no debe
afectar la calidad de las semillas.
2.3.4 Exoneración de
envasado
Cuando el productor de semillas utilice sus propios lotes de
semilla de la clase Certificada, como fuente de origen para la
siguiente multiplicación bajo certificación, se podrá eximir a
dichos lotes la obligación del envasado, en tal caso:
a) El productor de semilla deberá informar por escrito, al
organismo certificador, comprometiéndose a tomar las
medidas de seguridad correspondientes para preservar la
calidad del lote almacenado.
b) El organismo certificador verificará las condiciones del
almacenamiento, a fin de evitar mezcla varietal y el

9
Además de la contemplada en el artículo 21° del Reglamento Técnico de Certificación de Semillas (aprobado por
Decreto Supremo N° 024-2005-AG y modificado por Decreto Supremo N° 026-2008-AG)
10
El Organismo Certificador, podrá admitir el acondicionamiento manual o artesanal, siempre que dicha
operación contemple las medidas necesarias para que los lotes de semillas conserven el orden, la separación e
identificación, de manera que se eviten mezclas y cambios de lotes que afecten la calidad e identidad de la semilla
y se facilite la
inspección de certificación.
11
Es recomendable, que el proceso se inicie con la categoría Básica seguida de la Registrada y concluir con la
Certificada siempre que se trate del mismo cultivar.


deterioro por problemas fitosanitarios.
c) El muestreo para verificar las condiciones de calidad, se
realizará de acuerdo a las reglas ISTA.
d) Concluida la inspección en acondicionamiento, y de ser el
caso, teniendo el resultado favorable del análisis de
laboratorio, el organismo certificador expedirá una
constancia de origen de semillas, en la que se señalará
las características del lote certificado, de acuerdo al
formato oficial. Dicha constancia no tiene validez para la
venta y sólo servirá para acreditar la fuente de origen,
documento que reemplazará a las etiquetas de
certificación.
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 90

2.3.5 Causales de
rechazo de lote de
semillas:
a) No brindar las facilidades para que el Inspector ejecute
una evaluación adecuada.
b) El desgrane o trilla antes de la inspección, descalificará
el lote de semilla para su certificación.
c) El incumplimiento de acondicionar semillas en una planta
registrada
d) El acondicionamiento de semillas sin conservar el orden,
separación e identificación
12
.
e) El acondicionamiento de semillas sin considerar el peso
máximo del lote de semillas establecido en las reglas
ISTA.
f) Presencia de plagas o el efecto de factores adversos que
comprometan la calidad de las semillas o que no
permitan efectuar una correcta evaluación del lote de
semillas.
g) Incumplimiento de las tolerancias para el análisis de
semillas (numeral 2.4), siempre que no exista la
posibilidad de reacondicionar el lote de semillas para
cumplir con dichas exigencias. En caso de
reacondicionamiento se realizará un nuevo muestreo y
análisis.
h) Incumplimientos de las obligaciones para exonerar del
envasado de las semillas (numeral precedente)
i) Utilizar la constancia de origen de semillas con fines de
comercialización.
j) Utilizar el informe de acondicionamiento con fines de
comercialización.
k) Almacenamiento en condiciones evidentemente
perjudiciales para el lote acondicionado.
2.4 Análisis de la Semilla

2.4.1 Peso máximo de lote 5 000 Kilogramos
2.4.2 Peso mínimo de
muestra de envío al
laboratorio

150 gramos
2.4.3 Semilla pura (%
mínimo)

98

98

98

98
2.4.4 Materia inerte (%
máximo)

0.01

0.01

0.01

0.01
2.4.5 Otras semillas (% 0.03 0.06 0.06 0.06

12
Incluyendo cuando se trate de acondicionamiento manual o artesanal.

máximo)

2.4.5.1 Numero de
semilla de otros cultivares
(máximo)

0

1/1000

5/1000

5/1000
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 91

2.4.5.2 Presencia de
semillas de malezas:
Brassica spp, Bidens spp,
Bromus spp (numero
máximo)


0


0


2/60 g


4/60 g
2.4.5.3 Maleza prohibida:
Chenopodium quinoa ssp
melanospermum

No permisible

No permisible

No permisible

No permisible
2.4.6 Germinación (%
mínimo)

95

95

90

90
2.4.7 Humedad (%
máximo)

13

13

13

13
2.5 Envasado y etiquetado

2.5.1 Tamaño de envase 50 kilos como máximo
2.5.2 Vigencia de la
etiqueta de certificación
Doce (12) meses a partir de su etiquetado oficial y en
condiciones adecuadas para su conservación.
3 COMERCIALIZACION
3.1 Estándares de calidad de
la Clase Común:

Clase común
3.1.1 Peso máximo de lote 5 000 kilos
3.1.2 Semilla pura (%
mínimo)

95
3.1.3 Materia inerte (%
máximo)

1
3.1.4 Otras semillas (%
máximo)

0.06
3.1.4.1 Numero de
semillas de otros
cultivares (máximo)

5/1000
3.1.4.2 Presencia de
semilla de malezas
(máximo)

2/60 g
3.1.4.3 Maleza
prohibida: Chenopodium
quinoa ssp
melanospermum


No permisible
3.1.5 Germinación (%
mínimo)

80
4 DISPOSICIONES
COMPLEMENTARIAS

Básica

Registrada

Certificada

Autorizada
4.1 Certificación de semillas
de cultivares en proceso
de registro
A solicitud del interesado, se podrá admitir la certificación de
semillas de un cultivar en proceso de ejecución de los
Ensayos de Identificación y de Adaptación y Eficiencia, para
ello debe presentar la descripción varietal en calidad de
declaración jurada. En tal caso, el interesado asume los
riesgos por la denegación justificada de la inscripción en el
Registro de Cultivares Comerciales.
4.2 Destino de semilla De conformidad a lo establecido en el Artículo 56º del
Reglamento de Certificación de Semillas, una vez agotada la
Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 92


certificada inhabilitada vía administrativa, el destino final de la semilla inhabilitada
para su comercialización lo determina la Autoridad en
Semillas, de acuerdo al riesgo y la gravedad que cada caso
acarrea.
4.3 Producción de generación
adicional
De conformidad con lo establecido en la primera disposición
complementaria del Reglamento de Certificación de Semillas,
para determinar el desabastecimiento de semillas, se deberá
confirmar:
a) No disponibilidad en las categorías Básica y Registrada,
así como la clase genética, debido a situaciones de
emergencia, como desastres naturales o contingencias;
b) No exista posibilidad de movilizar semillas de los mismos
cultivares de interés, de otros departamentos o su
importación.
La solicitud es formulada por el productor de semillas al
organismo de certificación, debidamente fundamentada, que
elaborará el informe correspondiente y lo elevará a la
Autoridad en Semillas para resolver dicha petición.
5. DISPOSICIONES
COMPLEMENTARIAS
TRANSITORIAS

5.1 Inscripción extemporánea
de campos de multiplicación
para la campaña 2011-2012
Los campos de multiplicación de semilla de quinua que se
hayan instalado para la campaña 2011-2012 y que
correspondan a los cultivares cuya inscripción de oficio en el
Registro de Cultivares Comerciales, se encuentre en proceso,
- una vez aprobada la presente norma - de acuerdo a lo
dispuesto en la Undécima Disposición Complementaria
Transitoria del Reglamento General de la Ley General de
Semillas aprobada mediante Decreto Supremo N° 026-2008-
AG), podrán inscribirse de manera extemporánea ante los
organismos certificadores, con la finalidad de tener
disponibilidad de semilla certificada de quinua para la
campaña 2012-2013.


















Elaborado por: Ing. Fernando Sánchez B. Página 93

ANEXO II
CALCULO DE LA DEPRECIACION DEL ACTIVO FIJO (PARA 5 AÑOS)

Inversi ón en Act ivo Fi jo
Monto
(US$)
Años a
depreciar
Año 1 Año 2 Año 3 Año 4 Año 5 Año 6
Obras civiles

28,000

20

1,400

1,400

1,400

1,400

1,400
Maquinaria y equipos

79,800

8

9,975

9,975

9,975

9,975

9,975
Equipos auxiliares

2,050

5

410

410

410

410

410
Equipo de laboratorio

1,190

5

238

238

238

238

238
Equipo y muebles de
oficina

2,160

5

432

432

432

432

432
TOTAL DEPRECIACION

12,455

12,455

12,455

12,455

12,455