You are on page 1of 7

Electricidad y Magnetismo

El propósito de estos experimentos es mostrar con ejemplos sencillos fenómenos
eléctricos y magnéticos, explicarlos y encontrar una posible relación entre ellos.
Los imanes naturales ya se conocían en la antigua Grecia en la región de
Magnesia, en Asia menor (de ahí la palabra magnetismo), y llamaban la atención ya que
al igual que la incipiente electrostática lograban atraer objetos sin vínculos visibles, la
diferencia radicaba en que los objetos atraídos eran solo de hierro.
Recién en el siglo XVII Wiliam Gilbert empezó a estudiar sistemáticamente el
comportamiento de los imanes.
Descubrió que la fuerza era más grande en dos regiones de un mismo imán, a
las que llamo polos, cuyos nombres, norte y sur, se deben a la dirección que tomaba la
aguja de una brújula al posicionarla sobre una esfera de magnetita, con lo cual Gilbert
dedujo que también la Tierra es un imán gigante.
También observo que existían fuerzas de repulsión y de atracción entre dos
imanes, notando que los polos iguales se repelen y los polos distintos se atraen.
Consideramos a las líneas de campo saliendo del polo norte.
Cuando intentando conseguir un único polo se partió el imán, lo que se obtuvo
fueron dos, ambos con polos norte y sur.
Esto se debe a que un imán esta constituido por pequeños imancitos a los que
llamaremos “ dominios magnéticos” y que tienen un campo elemental, siendo el campo
total la suma de todos ellos.
Entre los materiales existen diferentes comportamientos frente a un campo
magnético. Existen los “Paramagnéticos”, que son materiales que permiten el paso del
campo sin problemas, sin influirlo.
N S
N S N S
N S
N S
S N
Los “Diamagnéticos” que son aquellos que rechazan al paso del campo por su
interior desviando las líneas por fuera, el ejemplo más famoso de materiales
Diamagnéticos lo constituyen los superconductores, que son Diamagnéticos perfectos.

Por ultimo tenemos los “Ferromagnéticos”, cuyo nombre hace mención al hierro, ya que
este es el primer material ferromagnético conocido. Los Ferromagnéticos, no solo
permiten el paso del campo por su interior, sino que además lo refuerzan.
La explicación de este caso tiene lugar en el hecho de que los dominios
magnéticos presentes en el hierro están desordenados completamente, por lo tanto su
resultante es cero. En el momento en el que se acerca un campo externo, los dominios se
orientan forzados en la dirección del campo, ahora la suma es distinta de cero, es decir
hay un imán adicional.
Cuando se aleja el campo externo la mayoría de los dominios vuelven a
desordenarse, y los que quedaron orientados dan lugar a lo que se conoce como
magnetismo remanente.
Lo anterior explica por que un imán atrae al hierro, el imán que se forma en este
ultimo tiene el polo opuesto mas cerca que el polo igual, por lo tanto la fuerza atractiva
va a ser más grande que la repulsiva, de la misma forma que la polarización de un papel
frente a un campo eléctrico.
Por otro lado tenemos los fenómenos eléctricos, ya vimos algo en electrostática que
conviene recordar. La carga es una propiedad de la materia, entre partículas cargadas
aparece una fuerza que es proporcional a la carga de una y otra partícula, e inversamente
proporcional a la distancia al cuadrado que las separa, además la fuerza será atractiva si
las cargas tienen signo distinto y repulsiva si tienen signo igual. Si quitamos una de las
“cargas” lo que existe perteneciente a la carga que quedo lo llamamos campo eléctrico,
que es la zona de influencia en el espacio que permite que, al poner una segunda carga,
aparezca una fuerza. Cuando acumulo mas cargas en un lugar respecto de otro digo que
se establece entre esos dos puntos una “tensión” o “diferencia de potencial”. Si unimos
esos dos puntos con un conductor las cargas van a viajar desde el lugar más poblado al
mas despoblado para equilibrar la cantidad, ese movimiento de cargas a través del
conductor lo denominamos “corriente eléctrica” y la oposición que plantea al conductor
al paso de la corriente se denomina “resistencia”. Estas tres variables están relacionadas
entre si mediante la “Ley de Ohm”:
En principio no se encontraba una relación entre la electricidad y el magnetismo,
sin embargo, durante una clase en Copenhague, Hans Chrystian Oersted descubrió que
la aguja de una brújula deflectaba cuando circulaba corriente por un conductor cercano.
Profundizando sobre este hecho concluyo que una corriente, o sea un movimiento de
cargas, tiene asociado un campo magnético, con forma de anillo alrededor del
conductor, cuya intensidad vale:

Sabiendo esto se busco una forma de aprovechar este campo para construir un
imán artificial que sea gobernado a voluntad con solo enchufarlo o desenchufarlo. Esto
se logra arrollando el conductor formando lo que se conoce como bobina o solenoide.

Hasta aquí sabemos que la electricidad y el magnetismo están relacionados al
menos en un sentido, ahora veamos si en el sentido inverso también se relacionan, es
decir si un campo magnético puede generar una corriente eléctrica.
En principio parece que no, un imán cercano a una bobina no produce ninguna corriente
o ninguna tensión, sin embargo cuando acercamos o alejamos el imán si aparece una
diferencia de potencial en los terminales de la bobina, si cerramos el circuito no vamos a
tener dos puntos sobre los que podemos medir una tensión no obstante va a haber una
corriente, esto me indica que lo que aparece es una fuerza capaz de mover cargas y
acumularlas en un extremo provocando un voltaje o, si cerramos el circuito, moverlas a
través de él estableciendo una corriente. A esta fuerza la denominaremos “Fuerza
electromotriz” (FEM). Pero ¿Qué es lo que provoca el movimiento de las cargas?.
Puedo pensar en una especie de “inercia”, la predisposición de las cargas a seguir en el
estado magnético en que estaban, cuando varia el campo magnético exterior ellas se
moverán, constituyendo una corriente generando así un campo opuesto que contrarreste
los efectos del original. Lo podríamos enunciar con la siguiente formula:
R I V ⋅ =
2
d
I
B =
B
I
N
S
I
N
S
El signo “-“ indica que la FEM va a ser opuesta a la que la que la produce (para
generar un campo opuesto).
Supongamos ahora una mesa con un campo magnético perpendicular a ella y
uniforme (no varia), sobre esta mesa tenemos dos rieles paralelos de metal, en uno de
sus extremos ponemos un amperímetro (medidor de corriente eléctrica) y por encima
hacemos que se traslade una barrita metálica, cerrando así el circuito.

Cuando desplazamos la barra vemos que el amperímetro acusa el paso de una
corriente, pero quedamos en que el campo magnético no variaba, ¿Qué es lo que pasa
entonces?. Lo que varia es el área que encierra el circuito, para eso definimos una nueva
magnitud a la que llamamos “ Flujo magnético” y que nos indica, precisamente la
cantidad de campo que pasa por una superficie dada
Entonces si variando B o variando A se produce una FEM corregimos la formula
de esta forma:

Decimos entonces que la FEM inducida depende de la variación del flujo
magnético en el tiempo (campo, área o ambas). Esta es la ley de “Faraday-Lenz”.
Cuando tengo una bobina considero a cada espira como una superficie, luego
desenrollando la formula vemos que la FEM será la de una vuelta, multiplicada por la
cantidad que tenga el solenoide:
Se ve entonces que la FEM va a depender del numero de vueltas.
J untemos lo visto hasta aquí, tenemos una corriente que genera un campo
magnético, si la corriente es variable vamos a tener un campo magnético variable, y si
dentro de ese campo introducimos una espira, en ella se va a inducir una FEM, que
provocara una corriente que a su vez generara un campo magnético, este campo se va a
oponer al campo original, intentara rechazarlo, de esta forma, por repulsión magnética
la espira va a levitar, para corroborar esto vemos que si cortamos la espira y no dejamos
que circule corriente este fenómeno no sucede.
Si en cambio en lugar de una espira ponemos unas cuantas espiras, es decir una
bobina, dentro del campo variable, en sus extremos medimos una diferencia de
potencial que va a depender como vimos antes del numero de la relación entre el
numero de vueltas de ambas bobinas. Ahora tenemos un artefacto que eleva o
t
B
FEM


− = = ε
A
B
A B⋅ = Φ
t t
A B
FEM

∆Φ
− =

⋅ ∆
− = =
) (
ε
t
tot

∆Φ −
= ε
t
A B
tot

⋅ ∆ −
=
) (
t
A B N
esp

⋅ ∆ ⋅ −
=
) (
t
N
esp

∆Φ ⋅ −
=
disminuye la tensión de acuerdo a sus vueltas, lo que tenemos entonces es un
transformador.
Notamos también que si tenemos un alambre y lo enchufamos al tomacorriente,
lo más probable es que provoquemos un cortocircuito y salte la térmica debido al bajo
valor de resistencia, lo que da un alto valor de corriente. Sin embargo si arrollamos el
alambre formando una bobina, al enchufarlo la corriente se regula ¿por qué?.
Sencillo, en el ejemplo del transformador mencionamos a una segunda bobina en
la que se inducía una FEM pero ¿acaso no esta metida también la primer bobina en el
campo magnético?. Por esto va a inducir sobre si misma una FEM que sabemos que es
contraria dando lugar a una corriente contraria que hace que la suma de las dos (la
original y la inducida) sea mucho más chica. Este fenómeno recibe el nombre de
“autoinducción”, y lo que caracteriza este hecho es la aparición de la “inductancia“, que
es un termino que se suma al de resistencia aumentando el valor de impedancia, que es
lo que “puede ver” un tomacorriente. La resistencia depende del conductor
intrínsecamente, mientras que la inductancia depende de la geometría que adopte este
ultimo.
Otro de los aspectos interesantes que toma la relación entre campos eléctricos y
magnéticos son las ondas electromagnéticas (OEM). Una OEM es la unión de un campo
magnético y otro eléctrico, perpendiculares entre si que oscilan en el tiempo y que tiene
la propiedad de propagarse en el espacio.

Ejemplos de OEMs son la luz, los rayos γ, los rayos x, las microondas, los rayos
UV, los rayos IR, las ondas de radio, etc.
Pero ¿cómo nace una onda electromagnética?. Para explicarlo recordemos las
propiedades de una carga eléctrica. Una carga eléctrica tiene asociado un campo
eléctrico que la rodea y si la carga se esta moviendo además genera un campo
magnético.
E
Si la carga se mueve con velocidad constante los campos la acompañan también
con velocidad constante, pero si la carga varia su velocidad, es decir se acelera, los
campos que la rodean no responden instantáneamente, tardan en darse cuenta, ya que la
información del cambio se transmite a una velocidad determinada desde el lugar en el
que se produjo la variación. Entonces este cambio aparece como una zona perturbada de
los campos que se expande al igual que una ola provocada por la caída de una piedra en
un estanque.

Esta perturbación que viaja es lo que se llama radiación electromagnética y si en
particular a la carga la movemos en forma periódica, digamos de un lado a otro ida y
vuelta tendremos una radiación electromagnética periódica, o sea una OEM, la
frecuencia de esta onda será la frecuencia con la que oscila la carga.
Veamos un caso particular de OEMs, una señal de radio de frecuencia modulada.
Tenemos un capacitor que es un dispositivo que permite almacenar cargas, esta
compuesto de dos placas enfrentadas, separadas por un dieléctrico. Un capacitor esta
cargado cuando en una de sus placas hay mayor población de cargas de un signo, y
simplemente por fuerza electrostática atrae a la placa enfrentada las cargas de signo
opuesto repeliendo las del mismo signo.
Conectamos entre sus terminales una bobina.

Cuando hacemos esto las cargas van a pasar de un lado a otro a través de ella para
equilibrarse, es decir habrá una corriente, que por supuesto generara un campo
magnético, en el momento en que se equilibro la cantidad de cargas de cada lado dejara
de circular corriente, pero como vimos antes el inductor moverá sus cargas de manera
tal de producir un campo magnético para seguir en el estado en que estaba, esta
corriente cargara ahora el otro lado del capacitor, pero la bobina no genera energía por
si sola, simplemente tenia una “inercia eléctrica” que en algún momento se termina y
deja de circular corriente nuevamente, cuando pasa esto el capacitor querrá equilibrar
sus cargas de la misma manera que antes, con la diferencia que la bobina lo había
cargado en sentido inverso por lo tanto la corriente va a circular en el otro sentido hasta
que vuelva a cargarse el otro lado. Nos damos cuenta que este fenómeno se repite en el
tiempo periódicamente e indefinidamente, y la frecuencia con la que ocurren los ciclos
esta determinada por los valores del capacitor y la bobina.
Sin embargo la realidad es la realidad y perdidas hay en todos lados, por eso no va a
durar toda la eternidad esta oscilación sino que pasado un tiempo se equilibrara todo,
entonces para evitar que decaiga la oscilación le adosamos un circuito que se encargue
de proveerle energía en el momento en el que la necesite, al igual que la persona que
empuja a otra que se esta hamacando. Acabamos de fabricar un oscilador. Esta
oscilación recordemos que es un movimiento de cargas oscilatorio, si hacemos recorrer
a las cargas por una antena, de esta saldrá irradiada una OEM.
Para que una OEM transporte información hay que hacer variable alguno de sus
parámetros de manera tal que en el otro extremo, mirando la forma en que varia
recuperemos la información, así variamos por ejemplo la frecuencia de acuerdo a una
señal de audio, luego captando la OEM y con un detector adecuado podremos
discriminar la variación de la onda portadora y reconstruir de esta manera la señal
audible para luego llevarla a los parlantes.
Tenemos aquí un esquema de lo que seria en bloques un emisor de radio, y siguiendo un
cuadro que muestra las diferentes oscilaciones, la portadora, la información y la señal ya
modulada.

Modulador
Generador
de
Portadora
Generador
de
Información






Portadora
Información
Señal modulada