You are on page 1of 8

Tema 2.

La configuración
internacional del neoliberalismo
– ¿imposición de un orden mundial criminal, “legalizado”?
Lectura y discusión del capitulo
“!conomistas o criminales”
del libro de "en#n $ega %antor,
&ntroducción
'ara entender lo (ue )oy llamamos neoliberalismo es necesario analizar el conte*to )istórico en el (ue surge,
(uiz# el principal fin del neoliberalismo )a sido la potenciación de un elemento ya e*istente como lo es el
mercado, mitific#ndolo y sacraliz#ndolo pero a la +ez ol+id#ndose de consecuencias negati+as y su camino
)acia la insostenibilidad total del mundo.
!ste cambio de ideolog,a est# totalmente basado en la esfera económica de la realidad, de-ando de lado las
facultades pol,ticas de las naciones, no e*agero si digo (ue lo pol,tico )oy en d,a est# supeditado a lo
económico. La situación depende sustancialmente de la zona del globo en la (ue te )aya tocado nacer.
!n cuanto al mercado laboral, )ace a.os lo (ue era un sueldo decente, seguridad en el traba-o, derec)os
sindicales, )oy en d,a y para las nue+as generaciones (ue entran a este mercado esto es un aut/ntico
pri+ilegio en occidente, por lo tanto una utop,a en el tercer mundo. !l problema es (ue los -ó+enes (ue
acceden al mercado de traba-o no solo +en su situación como natural, sino (ue se afronta de manera
indi+idual, 0nicamente el propio esfuerzo de uno y buscando perfeccionarse por encima del resto para (ue
sea elegido debido a una competiti+idad m#*ima, es e+idente (ue el precio de esta competiti+idad no es
costeable por cual(uier clase social y en cual(uier pa,s.
1eg0n algunos autores las relaciones laborales de buena parte de la -u+entud y debido a su e+entualidad, en
+ez de basarse en la solidaridad se basan en la desconfianza a consecuencia de precaria situación en la (ue
se encuentran y el miedo a perder el traba-o.
'or(ue (uiz#s y en algunas zonas del mundo el sistema económico actual, basado en la incuestionable
religión del mercado, este generando empleo, pero ¿(u/ tipo de empleo?, ¿%u#les son las condiciones de los
nue+os traba-adores?¿, ¿%u#nta seguridad tienen?... 2dem#s los costes sociales y medioambientales son
terror,ficos, la brec)a social entre ricos y pobres cada d,a se acrecentad, por no )ablar del impacto
medioambiental (ue la producción mundial y en masa est# generando.
3acimiento del 3eoliberalismo
2 la )ora de definir el neoliberalismo topamos (ue las corrientes de este tipo no se definen a s, mismas como
neoliberales, el padre de esta corriente y fundador de la escuela de %)icago de econom,a, 4ilton 5riedman la
llamaba 4onetarismo, el liberalismo de 6aye7 uno de sus antecesores m#s ilustres la llamaba escuela del
an#lisis de la b0s(ueda de rentas, esto nos muestra (ue el t/rmino “3eoliberalismo”, est# construido por sus
cr,ticos y con el se designa un con-unto de pol,ticas, sus argumentos (ue est#n ligados a una corriente
intelectual.
!l neoliberalismo se enmarca en la tendencia (ue considera el estado como un obst#culo a la libertad, el
neoliberalismo es la realización pol,tica de la creencia de (ue el intercambio mercantiles la manifestación
esencial de la libertad )umana y adem#s considera al mercado libre de cual(uier tipo de traba as, como
fundamento de lo social, de a), su sacralización.
4#s all# de la aplicación estricta de las pol,ticas económicas neoliberales, /stas se estructuran en el intento
de difundir las instituciones del mercado )asta los l,mites de lo pol,ticamente posible, este tipo de instituciones
internacionales son8 el 5.4.& el 9.4, el :;, el :2TT... , de esta forma se asienta en la sociedad y casi a base
de repetición una in(uebrantable fe en los mercados.
%onte*to internacional del neoliberalismo
!l capitalismo surge en el 1iglo << all# por =>? cuando 6aye7 escribe “%amino de ser+idumbre”, 9uc)anan
y Tulloc7 en @A2 “el c#lculo del consentimiento”, y sobre todo 4ilton 5riedmanen @A2 “%apitalismo y
libertad”, sin embargo sus ideas no empiezan a resurgir )asta finales de los a.os setenta, coincidiendo con un
cambio de la coyuntura económica debido a incidentes internacionales como la crisis del petróleo...
!n los oc)enta los gobiernos "eagan en los !!BB y Tatc)er en :ran 9reta.a consolidaban en los pa,ses
capitalistas el neoliberalismo, un pensamiento económico (ue ten,a como ad+ersario principal el !stado del
9ienestar, cuyos principios b#sicos pueden resumirse en los siguientes cuatro puntos8 (ue el d/ficit del
presupuesto estatal es negati+o para la econom,a, puesto (ue absorbe el a)orro nacional, aumenta los tipos
de inter/s y disminuyen las tasas de in+ersión financiadas por los a)orros dom/sticosC la inter+ención estatal
regulando el mercado de traba-o a.adir,a una rigidez (ue dificulta el libre -uego del mercado, no permitiendo el
desarrollo económico y la creación de nue+os empleosC una protección social garantizada por el !stado del
bienestar aumenta el consumo disminuyendo la capacidad de a)orro de la poblaciónC y por 0ltimo (ue el
!stado no debe regular el comercio e*terior ni los mercados financieros
La siguiente tabla, creo (ue refle-a el cambio de perspecti+a entre lo (ue se denomina neoliberalismo y el
!stado de 9ienestar. !ntrar en cada uno de sus aspectos desborda el ob-eti+o de este art,culo, por lo (ue nos
detendremos en su relación con el mercado de traba-o.
3eoliberalismo y mercado de traba-o.
6e utilizado reiteradamente el t/rmino DmercadoD como se.a de identidad de esta corriente. !s necesario
pararse bre+emente a analizar c0al es la definición (ue subyace en estas teorizaciones.
!l mercado, seg0n aparece en algunos manuales de econom,a, es Dun sistema de asignación de recursos
escasos en el cual los indi+iduos en competencia persiguen sus propios intereses. Los agentes, pro+istos con
mercanc,a y dinero, e*presan sus preferencias, sus deseos y necesidades, sus demandas, e intercambian
dotaciones, productos, traba-o, dinero. !n su interacción se genera un sistema de precios (ue act0a como un
sistema de se.ales para la coordinación de acti+idades. 3o )ay ninguna instancia central ocupada en
in+estigar (uien o (ue se (uiere. Los precios se con+ierten por esa +,a en un modo de transmitir información.
1e sabe (u/ )ay (ue producir, para (ui/n y en (u/ cantidad. 3adie est# interesado en satisfacer las
necesidades de nadie, pero cuando persigue sus propios intereses se +e obligado a atender la demanda de
los dem#s y a )acerlo de modo eficiente, pues, de otro modo, la competencia se encargar# de e*pulsarlo. !n
ese marco competiti+o la distribución del producto social aparece +inculada con la aportación de cada uno. !l
empresario contrata traba-adores )asta (ue el costo de incorporar una unidad de traba-o adicional iguala el
posible beneficio. Ee modo (ue el ingreso del traba-ador parece relacionarse directamente con su aportación.
!n suma, (ue el buen orden social emerge de la acción de todos, sin (ue sea el resultado de la +oluntad de
nadie.
!ste programa se basa en la ideaFfuerza de (ue todos los problemas económicos tienen (ue +er con una
ausencia del mercado correspondiente o con la e*istencia de una traba o interferencia a /ste. Ee esta forma,
el traba-o se concibe como una mercanc,a m#s, (ue est# su-eta a las oscilaciones de la oferta y de la
demanda y cuyo e(uilibrio determina el salario -usto y e+ita el desempleo. !ste 0ltimo +endr,a determinado por
un salario superior al de e(uilibrio pro+ocado por cual(uier interferencia a-ena al funcionamiento natural del
mercado de traba-o.
!n los pa,ses industrializados, los moti+os de zozobra ante las consecuencias de la mundialización para el
empleo )an sido dos, aun(ue est#n relacionados entre s,, y pro+ienen de la configuración del comercio
internacional y de la in+ersión e*tran-era directa. !*iste la impresión de (ue el crecimiento de las
importaciones procedentes de pa,ses con ba-os ni+eles salariales )a causado la destrucción de empleos
industriales, especialmente en los sectores económicos (ue re(uieren un alto coeficiente de mano de obra.
!ste mismo proceso se considera a la +ez responsable del agra+amiento de la desigualdad salarial (ue se
obser+a en algunos pa,ses industrializados 1e cree (ue la progresi+a desaparición de empleos en los
sectores con alta densidad de mano de obra )a ocasionado un descenso de la demanda de traba-adores poco
calificados, lo cual se )a traducido, a su +ez, en una disminución relati+a de sus salarios respecto de los (ue
perciben los traba-adores m#s calificados.
La principal preocupación de los pa,ses en desarrollo es (ue la liberalización económica, moti+ada por el af#n
de beneficiarse del crecimiento del comercio mundial y de los flu-os de in+ersión, ocasione un auge
considerable del desempleo y una agra+ación de la desigualdad. La p/rdida de puestos de traba-o en las
empresas (ue no son competiti+as se produce de manera inmediata, mientras (ue la creación de empleos en
las nue+as industrias competiti+as puede demorarse por la incapacidad del sistema financiero para atender a
las necesidades de in+ersión de las empresas, por la carencia de infraestructuras b#sicas como son la
energ,a y el transporte, y por la escasez de mano de obra calificada
!l desempleo estructural es un problema mundial. ,la. de la Grganización &nternacional del Traba-o H G&TI cifra
en casi un tercio de los J.??? millones de personas (ue componen la población acti+a el n0mero de
desempleados o de personas (ue traba-an en condiciones precarias. 2l finalizar el 2???, el desempleo en el
mundo afectaba a A? millones de traba-adores. !l n0mero de personas sin traba-o, en +ez de descender,
creció en relación al momento m#s agudo de la crisis internacional iniciada en 2sia a mediados de @@;. los
efectos negati+os en materia de empleo no se )an modificado. %on el agra+ante, (ue la econom,a mundial en
el 2?? se desacelerar#.
!l traba-o dentro de !uropa se )a con+ertido tambi/n en un problema crónico, no solo debido a las altas tasas
de desempleo, sino por(ue adem#s este desempleo es de larga duración, se trata de parados (ue lo )an
estado 2 meses o m#s, el desempleo de larga duración +ar,a entre el 2= y el A;K del total de desempleados.
!n !stados unidos, Lapón y %anad# el desempleo de larga duración abarca el y =K del total, pero
aun(ue el mercado laboral de !stados Bnidos )aya sido m#s din#mico y con menores tasas de desempleo se
)a dado una considerable dispersión salarial, en otras palabras, el poder ad(uisiti+o de los traba-adores )a
perdido importancia. 1in embargo y sal+ando las diferencias regionalesel desempleo se )a con+ertido en un
problema central de todo el mundo, problema (ue afecta de manera m#s aguda a -ó+enes, mu-eres y
traba-adores con menor ni+el de cualificación.
'or otro lado se )an obser+ado cambios importantes en la naturaleza del empleo, en el tipo de traba-o, se )a
dado un importante aumento de los traba-adores a tiempo parcial, con contratos de corta duración. Bn estudio
de la G%E! muestra (ue los traba-adores a tiempo parcial in+oluntarios pueden llegar a = millones H en los
pa,ses de la G%E!I, es decir el 2? F J?K de los traba-adores a tiempo parcial se cambiar,an a tiempo
completo, a su +ez )ay estudios (ue muestran como )ay un sector de los desempleados (ue de-an de buscar
traba-o despu/s de largos per,odos de b0s(ueda infructuosa. 2(u, radica una cuestión muy importante por(ue
adem#s de darse unos altos ,ndices de desempleo en todo el mundo las condiciones del empleo e*istente
cada d,a son peores, e*iste menos seguridad a la )ora de mantener el empleo y yo creo (ue este es el gran
ol+idado de todo el problema, esto es, cada +ez (ue descienda el paro )a de )acerse de forma autom#tica la
pregunta sobre las condiciones de los nue+os traba-adores, su seguridad en el traba-o y si e*iste la posibilidad
de continuación, as, como el n0mero de )oras (ue se emplea en /l. Eebido a dem#s a este problema la
percepción social dl traba-o es clara, sobre todo cuando est#s empezando ya (ue se da por sentado el )ec)o
de (ue en el primer empleo ser#s e*plotado o por lo menos traba-ar#s m#s )oras de las reglamentarias.
!n esta perspecti+a, los sindicatos son +istos como una interferencia, la fle*ibilidad se con+ierte en la nue+a
ortodo*ia y se reforman la mayor,a de las leyes (ue proteg,an el mercado de traba-o.
!l 0ltimo informe del 9anco %entral !uropeo se )ace eco de esta postura cuando considera (ue el desempleo
es causado por la De*istencia de rigideces en los mercados de bienes y traba-o (ue son el resultado, en parte,
de una regulación e*cesi+a e inadecuadaD. %uriosamente, los mercados laborales de la Bnión !uropea, en
general, est#n actualmente bastante m#s fle*ibilizados (ue en los a.os sesenta y setenta y el desempleo es
mayor.
La globalización totalmente impregnada de las ideolog,as neoliberales tiene efectos per+ersos, la brec)a
social entre ricos y pobre crece cada d,a, los derec)os de los traba-adores caen en picado, el principal
problema es (ue culturalmente est#n bien +istas pr#cticas laborales (ue antes parec,an impensables, +ictorias
sindicales )an ido desapareciendo poco a poco, por(ue esto es una din#mica (ue se retroalimenta8 %omo )ay
poco empleo uno se agarra a lo primero (ue puede incluyendo ba-o salario y malas condiciones y encima no
se (ue-a por(ue por lo menos tiene empleo, esto se )a ido introyectando en nuestras mentes )asta soportar
situaciones (ue cuanto menos se tornan desagradables.
%onclusiones
Eespu/s de un repaso teórico sobre el 3eoliberalismo y la incidencia de esta ideolog,a en la estructural
laboral mundial, sólo se puede decir de manera rotunda (ue este tipo de pensamiento est# limando desde los
a.os =? todas las +ictorias sindicales acaecidas )asta el momento, por(ue el empleo est# disminuyendo y
adem#s el empleo actual cada +ez es m#s precario, las condiciones )an empeorado en sobremanera, y lo
(ue (uiz# sea peor es (ue “nos da igual”. %on esta e*presión colo(uial (uiero mostrar como )emos asumido
(ue el mercado laboral est# en malas condiciones y estamos dispuestos a lo (ue sea con tal de conseguir
traba-o, por e-emplo8 traba-ar muc)as m#s )oras (ue las debidas recibiendo sueldos irrisorios, (ue no es sino
e*plotación, para m, y ol+idando los gra+,simos problemas (ue est# acarreando la mundialización, (ue
muestran la irracionalidad del propio sistema H problemas de ,ndole social, ecológica... I (uiz# este cambio
cultural en la concepción del traba-o, o me-or dic)o de nuestro primer traba-o es lo m#s significati+o (ue )ay a
ni+el microsociológico de la influencia del neoliberalismo en nuestras mentes, o por lo menos sus
consecuencias directas.
!l neoliberalismo es per+erso por naturaleza, defiende lo económico por encima de cual(uier otra dimensión,
esto se lle+a por delante lo pol,tico, por(ue las industrias transnacionales tiene tanto poder de influencia (ue
pueden presionar para alcanzar sus fines por encima del beneficio colecti+o, o sea de la pol,tica.
'ara muc)os, incluso entre la iz(uierda, el uso de la palabra neoliberalismo deber,a cesar por ser inapropiado.
1eg0n esta +isión, el neoliberalismo es un concepto m#s ideológico (ue teórico, y sobre todo m#s pol,tico (ue
económico. 3o es 0til y tiene m#s de panfletario (ue de riguroso. 2 pesar de esa renuencia e*pl,cita por
tantos, se trata, sin embargo, de un t/rmino ampliamente e*tendido y aceptado por incluso bastantes de
(uienes lo critican.
1in negar (ue se )a con+ertido en un lugar com0n en el discurso de los militantes de iz(uierdas, formando
parte demasiadas +eces de discursos realmente +agos y ciertamente con poca base teórica, el concepto es
para m, plenamente +#lido y adecuado. !so es lo (ue tratar/ de )acer +er en este post, cuyo ob-eti+o es, por
lo tanto, rei+indicar el uso del neoliberalismo como concepto e instrumento de an#lisis en econom,a.
3eoliberalismo como ideolog,a y como configuración económica
'ara la mayor,a de los economistas cr,ticos y las corrientes de pensamiento económico alternati+o la crisis
estructural de los a.os setenta marcó el inicio de una nue+a etapa (ue se )a con+enido en llamar neoliberal.
6ablamos entonces de un cambio en la configuración de la econom,a capitalista, (ue desde el final de la
segunda guerra mundial y )asta los a.os setenta )ab,a estado gestionada a partir de un ideario obtenido de
las ense.anzas de Meynes. !sa etapa del capitalismo, apellidada dorada entre otras cosas por la ine*istencia
de crisis gra+es y por responder a un c,rculo +irtuoso de crecimiento de salarios y crecimiento económico,
entró en crisis y abrió la puerta a una nue+a forma de comprender la sociedad.
!l neoliberalismo es e+identemente una ideolog,a, con un proyecto m#s o menos definido de cómo tiene (ue
ser la sociedad, y sus bases pueden encontrarse en 5. 6aye7 o 4. 5riedman. 'ero el neoliberalismo es
tambi/n la configuración resultante de aplicar un determinado tipo de pol,ticas, las (ue fueron inspiradas por
a(uella ideolog,a. !l capitalismo no se articula siempre de la misma forma y sus instituciones cambian Hlas
relaciones entre capitalFtraba-o, entre !stadoFtraba-o y otrasNI bien como respuesta a su propia din#mica
Hcomo se suele postular desde la teor,a mar*istaI o bien como resultado de pol,ticas concretas Hcomo afirman
los teóricos pos7eynesianosI.
Eesde la teor,a económica mar*ista puede e*plicarse el neoliberalismo a partir de la óptica de clases, como el
proyecto de las clases m#s ricas para recuperar unos espacios de poder pol,tico y económico (ue perdieron
tras la segunda guerra mundial. Eesde otros enfo(ues, complementarios en todo caso, el neoliberalismo es
un nue+o r/gimen de acumulación Hteor,a regulacionistaI o una nue+a estructura social de acumulación
Hteóricos de la escuela radicalI. 6ay diferencias al respecto de (u/ lle+ó al surgimiento del neoliberalismo
como nue+a forma de configuración capitalista y sobre su estabilidad a medio o largo plazo, pero no )ay
disensiones importantes a la )ora de definir como tal una etapa muy bien caracterizada.
%aracterización del neoliberalismo
!l neoliberalismo se impuso primero en !stados Bnidos y en "eino Bnido Haun(ue se e*perimentó
pre+iamente en el %)ile de 'inoc)etI, y su aplicación es muy distinta entre los pa,ses del mundo. 3o obstante,
el patrón es el mismo y los efectos m#s similares (ue diferentes. !sa es la razón por la cual analizar el
neoliberalismo estadounidense es especialmente 0til, por ser la forma canónica del proyecto, para
comprender esta nue+a configuración. 'ara E. Motz H2??=I, el neoliberalismo estadounidense tiene una serie
de nue+e caracter,sticas principales.
. La desregulación del comercio y las finanzas, tanto en su ni+el nacional como internacional.
2. La pri+atización de muc)os ser+icios otrora brindados por el !stado.
J. La cesión por parte del !stado de su compromiso de regular acti+amente las condiciones
macroeconómicas, especialmente en lo referente al empleo.
>. 9rusca reducción en el gasto social.
O. "educción de los impuestos aplicados a las empresas y familias.
A. 2ta(ues desde el gobierno y las empresas a los sindicatos, desplazando el poder a fa+or del capital y
debilitando la capacidad de negociación de los traba-adores.
;. 'roliferación de los traba-os temporales sobre los traba-os fi-os.
=. %ompetición desenfrenada entre las grandes empresas, en relación a un entorno menos agresi+o propio de
la configuración de posguerra.
@. &ntroducción de principios de mercado dentro de las grandes empresas, particularmente en lo referente a
las remuneraciones de los traba-adores de m#s poder.
!sta caracterización es, como puede intuirse, adecuada para describir los desarrollos recientes en
pr#cticamente todo el mundo capitalista, a pesar de (ue est# pensada para la econom,a de !stados Bnidos. P
es la combinación de estas caracter,sticas la (ue da lugar a una serie de efectos (ue el propio E. Motz H2??=I
enumera tambi/n8 creciente desigualdad, incremento de la importancia del sector financiero y sucesión de
grandes burbu-as de acti+os.
La creciente desigualdad
La creciente desigualdad es resultado de +arios desarrollos. 'or una parte, de la desregulación de sectores
como el transporte y la comunicación y los consecuentes descensos salariales (ue all, tu+ieron lugar. 'or otra
parte, la desregulación internacional de los flu-os de capital acetuó la competencia entre pa,ses y presionó los
salarios a la ba-a. La transferencia de traba-os desde el sector p0blico )acia el sector pri+ado tambi/n
presionó los salarios a la ba-a en muc)os casos. !l cambio de ob-eti+os de pol,tica monetaria Hconcentr#ndose
en la inflación m#s (ue en el pleno empleoI, y la naturalización del desempleo, condu-o a una mayor tasa de
parados y a lo (ue 4ar* denominó “e-/rcito industrial de reser+a”, empu-ando tambi/n los salarios a la ba-a.
La reducción de los impuestos redu-o la capacidad redistributi+a del !stado, el cual adem#s redu-o los
programas sociales cuyos beneficiarios eran generalmente los m#s necesitados. Los cambios en el mercado
laboral, con los sindicatos golpeados por el !stado y las grandes empresas y con la proliferación de contratos
basura, agudizó el deterioro de la capacidad de negociación de los traba-adores, algo (ue finalmente se
tradu-o en menores salarios. 5inalmente, la mercantilización del interior de las grandes empresas presionó al
alza los salarios de los grandes e-ecuti+os, mientras los salarios de los traba-adores m#s de base se
mantu+ieron estancados o en retroceso.
2un(ue en este blog )emos +isto e+idencia emp,rica de algunos de estos efectos, (ue adem#s son f#cilmente
perceptibles en los pa,ses desarrollados, Motz se.ala algunos datos de importancia al respecto. 2s,, la
producción por )ora creció muc)o m#s r#pido Hun Q@K entre @;@ y 2??;I (ue las ganancias de los
traba-adores no super+isores HF?Q?>K para el mismo per,odoI. &ncluso teniendo en cuenta a todos los
traba-adores, la producti+idad creció por encima de los salarios HQ@K frente a QKI, lo (ue refle-a un
desplazamiento del e*cedente desde el traba-o )acia el capital. 2lgo (ue se +erifica al comprobar (ue la tasa
de crecimiento de los beneficios fue de un >QAK entre @;@F2??; frente a una tasa de crecimiento de los
salarios de un 2Q?K para el mismo per,odo. 5inalmente, la desigualdad personal tambi/n se agudizó en todo
este tiempo, ya (ue el OK de los )ogares m#s ricos ten,a un OQJK de la renta en @;@ y un 2?Q@K de la
misma en 2??;, mientras el 2?K de los )ogares m#s pobres ten,an un OQOK de la renta en @;@ y un >K en
2??;. 'ara m#s inri, el ?Q?K de las familias m#s ricas recib,a un OK de la renta en 2??O, un pico no
alcanzado desde @2@.
&ncremento de la importancia del sector financiero
'roducto de la desregulación financiera, de la competición desenfrenada y de la mercantilización del interior
de las grandes empresas lle+ar,a a un nue+o conte*to económico donde las finanzas ganar,an importancia
sobre la econom,a real. 1e )a )ablado de financiarización de la econom,a para describir este fenómeno (ue
incluye la proliferación de nue+os mercados financieros Hespecialmente el de deri+adosI y de nue+os
productos H%EGs, %E1, etc.I y agentes financieros Hfondos de in+ersión colecti+a, por e-emploI, a la +ez (ue
tanto )ogares como sobre todo familias )an (uedado subsumidos por la lógica financiera cortoplacista.
Los altos empleados, cuya remuneración est# +inculada al +alor accionarial, se )an preocupado m#s por
incrementar los +alores de las empresas en bolsa (ue por la acti+idad real de la empresa y su permanencia a
medio y largo plazo. 2 su +ez, la banca se )a transformado, cambiando progresi+amente su acti+idad desde la
recepción de depósitos )acia los negocios con deri+ados y )acia las comisiones, y el endeudamiento de
)ogares y empresas se )a con+ertido en un instrumento propulsor de la demanda agregada.
!n general, la lógica cortoplacista Hespoleada por la competenciaI )a lle+ado a las corporaciones tanto
financieras como no financieras a asumir pr#cticas muc)o m#s arriesgadas y m#s rentables, deslig#ndose de
sus funciones propias en el capitalismo. 2un(ue la literatura al respecto es muy amplia y documentada, Motz
apunta bre+emente (ue el porcenta-e de beneficios de las instituciones financieras en el total de instituciones
era de un 2QK en @;@ y alcanzó el >Q2K en 2??2, en pleno auge de la burbu-a de internet.
Las burbu-as de acti+os
%omo resultado de los dos desarrollos anteriores, las burbu-as de acti+os )an encontrado un caldo de culti+o
espectacular. !l crecimiento de los beneficios sobre los salarios, la concentración del ingreso en familias ricas,
la reunión de flu-os de capital ociosos Hen fondos de in+ersión, fondos de pensiones, )edge funds, etc.I )a
lle+ado a promo+er burbu-as en todas partes. 6ay (ue recordar (ue este capital financiero responde con
mayor radicalidad a la lógica de la rentabilidad Hel ciclo corto mar*ista EFER, es decir, dinero para obtener
dineroI sin preocuparse por la econom,a subyacente y de la cual en 0ltima instancia depende. La
desregulación financiera abrió el campo para (ue todo este dinero, gestionado por empresas (ue responden
ante sus accionistas, se concentrara en di+ersos mercados, creando burbu-as, en busca de rentabilidad.
%omo +eremos en futuros posts, pero como es f#cil intuir, estas burbu-as )an posibilitado un endeudamiento
creciente (ue )a permitido al capitalismo neoliberal funcionar m#s all# de los propios l,mites (ue impone la
econom,a, pues )a permitido (ue el consumo pueda mantenerse a pesar de (ue los salarios se )an
estancado o )an incluso retrocedido. !so significa (ue la crisis financiera est# profundamente enraizada en la
desigualdad in)erente al capitalismo neoliberal.
%onclusión
!n este blog )emos )ablado muc)o, y )ablaremos a0n m#s, de neoliberalismo y financiarización, pero
tambi/n de desigualdad y clases sociales. !n realidad, son todos conceptos (ue me parecen especialmente
0tiles para comprender la sociedad actual, y particularmente las causas de la crisis financiera y económica
(ue +i+imos y Fpre+isiblementeF +i+iremos. 3o cabe duda de (ue son todos fenómenos muy interrelacionados,
y (ue deben estudiarse con cuidado por la gran cantidad de +ariables (ue median entre unos y otros. Las
diferentes corrientes de pensamiento económico alternati+o Hpos7eynesianos, radicales, regulacionistas,
mar*istas, etc.I nos brindan la oportunidad de sacar ense.anzas (ue en su mayor parte pueden integrarse en
una e*plicación co)erente y cierta.
2 mi entender el uso del concepto neoliberalismo est# plenamente -ustificado, tanto en su concepción
ideológica como en su concepción económica. 3o importa (ue otros lo usen con otro propósito, menos
descripti+o y m#s pol,tico, pues ambos usos son perfectamente leg,timos. La econom,a no es un
compartimento estanco de la pol,tica, sino parte necesaria de ella y los economistas tenemos, en mi opinión,
un doble papel por cumplir. !l de describir Hm#s bien re+elarI la realidad (ue nos rodea y el de concienciar a
una población a la (ue se le )a pri+ado de las )erramientas fundamentales para saber cómo (uieren
organizarse como sociedad.