You are on page 1of 2

1.2.

1 Barreras anatómicas y físicas
1.2.1.1 Barreras anatómicas (superficies corporales): la piel y membranas mucosas
La parte externa de la epidermis está compuesta de varias capas de células muertas,
recubiertas de la proteína queratina, resistente al agua. Dicha capa se renueva cada 15-30
días. La dermis subyacente contiene tejido conectivo con vasos sanguíneos, glándulas
sebáceas y sudoríparas, y folículos pilosos. La piel es una auténtica barrera infranqueable para
la mayor parte de los microorganismos. El papel de barrera de la piel se pone de manifiesto por
contraste, por ejemplo al comprobar lo fácilmente que se producen infecciones a partir de
quemaduras. Pero como contrapartida, en un organismo sano, las heridas se cierran
rápidamente por coágulos. Algunos patógenos pueden obviar la barrera de la piel debido a que
son inoculados por artrópodos vectores (ácaros, mosquitos, chinches, etc.).
Por otro lado, existen zonas de la superficie del cuerpo no recubiertas por piel:
ojos intestino tracto respiratorio tracto urinario En estas zonas hay fluidos (y en su caso
tapizado ciliar) que colaboran a la eliminación de microorganismos
Algunos microorganismos han desarrollado estructuras para invadir el cuerpo del hospedador a
partir de las mucosas. Por ejemplo, el virus de la gripe posee una molécula que le capacita
para unirse firmemente a las células de la membrana mucosa y así escapar al efecto de las
células ciliadas. Muchas bacterias patógenas logran adherirse a las mucosas a través de sus
fimbrias, que se unen con ciertas glucoproteínas o glucolípidos de los epitelios de tejidos
determinados.
1.2.1.2 Función del pH
Por ejemplo, en el estómago, el pH bajo (alrededor de pH 2) impide que lo atraviese la mayoría
de microorganismos, excepto algunos patógenos (p. ej.,Salmonella, Vibrio cholerae, etc.).
pH ligeramente ácido de la piel y de la vagina.
1.2.1.3 Función de la temperatura
Muchas especies no son susceptibles a ciertos microorganismos sencillamente porque su
temperatura corporal inhibe el crecimiento de éstos. Así, los pollos presentan inmunidad innata
al ántrax debido a que su temperatura es demasiado alta para que el patógeno pueda crecer.
1.2.1.4 Sustancias antimicrobianas del organismo

La lisozima aparece en muchas secreciones (nasofaringe, lágrimas, sudor, sangre,
pulmones, tracto genitourinario...).

beta-lisina, producida por las plaquetas.

Espermina en el semen.
1.2.1.5 Secuestro de hierro,
que hace que el Fe libre en el organismo sea muy escaso (del orden de 10
-8
M). En las células,
el Fe está "secuestrado" formando complejos con moléculas como hemoglobina, mioglobina,
citocromos, ferritina, etc. En la sangre, el Fe está unido a la transferrina. Sin embargo, algunos
patógenos han evolucionado mecanismos para obtener Fe a partir de algunas de estas
proteínas: se trata de un tipo de moléculas llamadas sideróforos, que pueden captar Fe a
partir de la transferrina. Como ejemplo, la enterobactina de miembros de la familia
Enterobacteriáceas.
INFLAMACIÓN
La respuesta inflamatoria (inflamación) se presenta cuando los tejidos son lesionados por
bacterias, traumatismo, toxinas, calor o cualquier otra causa. El tejido dañado libera
químicos, entre ellos histamina, bradiquinina y prostaglandinas. Estos químicos hacen que los
vasos sanguíneos dejen escapar líquido hacia los tejidos, lo que causa inflamación. Esto ayuda
a aislar la sustancia extraña del contacto posterior con tejidos corporales.
Los químicos también atraen a los glóbulos blancos llamados fagocitos que se "comen" a los
microorganismos y células muertas o dañadas. Este proceso se denomina fagocitosis. Los
fagocitos finalmente mueren. El pus se forma debido a la acumulación de tejido muerto,
bacterias muertas y fagocitos vivos y muertos.
Respuesta inmunitaria
Mecanismo que permite defenderse de las agresiones externas provocadas por
microorganismos y otras sustancias extrañas (antígenos). Esta función defensiva se
basa en la producción de anticuerpos destinados a destruir a los antígenos y también
los tumores. Cuando se activa el mecanismo de desata una doble respuesta: una de
inmunitaria humoral y otra de celular; en la primera se activa un grupo de células
especializadas, los fagocitos, las células T y los macrófagos; en la segunda, la
circulación de los anticuerpos por el torrente sanguíneo asegura la protección de los
fluidos del sistema circulatorio.
Respuesta inmunitaria
Función defensiva del organismo, con producción de anticuerpos para destruir
antígenos y tumores invasores. Importantes componentes del sistema y la respuesta
inmunitaria son: inmunoglobulinas, linfocitos, fagocitos, complemento,
properdina, factor inhibidor de la migración e interferón. Los tipos de respuesta
inmunitaria son la humoral, en la que intervienen los linfocitos B o células B, y las
mediadas por células, que afecta a los linfocitos T, o células T. Las células B y T
derivan de las células hematopoyéticas indiferenciadas (stem cells). Los sitios
receptores de las membranas superficiales de las células B son aquellos donde se
combinan las moléculas de inmunoglobulinas, que se identifican con las letras M, G, A,
E y D. La inmunoglobulina M, el anticuerpo que sintetizan e incorporan a sus
membranas citoplásmicas las células B inmaduras, es el anticuerpopredominante. Las
células T, desarrolladas en el timo, proliferan con receptores antigénicos en
su membrana de superficie. Las células T ayudan a lareacción antígeno-anticuerpo de
las células B y controlan la respuesta mediada por células. Esta última también es
eficaz frente a hongos, virus y tumores, y constituye la principal reacción de rechazo en
los trasplantes de órganos.