You are on page 1of 35

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del poder Popular para la Educación Universitaria
Universidad Bolivariana de Venezuela
Convenio Misión Sucre
Aldea Universitaria – UBV
Sede Maracaibo.











Realizado por:
LINIBETH URDANETA; C.I: 20.581388
SECCIÓN EJ-03
PROF.: Abg.Yeni Hernández.


Maracaibo, mayo de 2013

ESQUEMA
INTRODUCCIÓN
1. INTERDICCIÓN E INHABILITACIÓN
2. PRIVACIÓN DE LA PATRIA POTESTAD
3. PROCEDIMIENTO ESPECIALES DE ALIMENTACIÓN, MANUTENCIÓN Y DE
GUARDA
4. ANULACIÓN DEL MATRIMONIO
5. DEFINICIÓN DE DIVORCIO Y CAUSALES
6. RATIFICACIÓN DE ACTAS DE REGISTRO CIVIL
7. DIFERENCIA ENTRE SEPARACIÓN DE CUERPO Y DIVORCIO
8. CUANDO SE APLICA EL ART 185 A DEL CÓDIGO CIVIL PARA SOLICITAR EL
DIVORCIO, EXPLIQUE CADA PASO
9. CUAL ES EL PROCEDIMIENTO DE DIVORCIO SI HAY MENORES DE EDAD
Y CUAL ES EL TRIBUNAL COMPETENTE
10. QUE ES LA COMUNIDAD DE BIENES PROPIO DE LOS CÓNYUGE Y LOS
VIENES COMUNES
11. CUALES SON LAS CARGA DE LA COMUNIDAD Y QUIEN ADMINISTRA LA
COMUNIDAD CONYUGAL
12. COMO SE DISUELVE Y SE LIQUIDA LA COMUNIDAD CONYUGAL.
CONCLUSIÓN
BIBLIOGRAFÍA










1. INTERDICCIÓN E INHABILITACIÓN
I. Concepto de Interdicción: Es la privación de la capacidad negocial en razón de un
estado habitual de defecto intelectual grave o de condena penal. A consecuencia de
ella el entredicho queda sometido en forma continua a una incapacidad negocial plena,
general y uniforme. Dicho sea de paso, tal incapacidad es más extensa que la de los
niños y adolescentes, ya que las excepciones legales a la regla de la incapacidad
negocial, plena, general y uniforme de los mismos, en principio, no son aplicables a los
entredichos.
II. Clases de Interdicción: La interdicción puede ser judicial o legal:
1º J udicial es la interdicción resultante de un defecto intelectual habitual grave. Su
nombre deriva de que es necesaria la intervención del Juez para pronunciarla.
Determina una incapacidad de protección.
2º Legal es la interdicción resultante de una condena a presidio. Su nombre deriva de
que, impuesta la condena, sin necesidad de ningún otro requisito, el reo queda
entredicho en virtud de ley. Determina una incapacidad de defensa social.

La Interdicción Judicial
I. Causas: Conforme a lo expuesto, la interdicción judicial presupone un defecto
intelectual de cierta gravedad y continuidad. En nuestro Derecho, en concreto,
presupone:
1º La existencia de un defecto intelectual (C.C. art. 393). Por defecto intelectual debe
entenderse no sólo el que afecte a las facultades cognoscitivas, sino también el que
afecta a las facultativas volitivas, de modo que sería más preciso emplear expresiones
como “psíquico” o “mental”, en vez de “intelectual”. Los defectos físicos no cuentan aquí
sino en la medida en que afecten a las facultades mentales.
2º Que el defecto sea grave, hasta el punto de impedir que el sujeto provea a sus
intereses (C.C. art. 393).
3º Que el defecto sea habitual. No bastan accesos pasajeros o excepcionales, pero
tampoco se requiere que el defecto se manifieste en forma continua, pues la propia ley
prevé la interdicción de personas que “tengan intervalos lucidos” (C.C. art. 393).
Tampoco es necesario que el defecto sea incurable, pues si así fuera sería absurdo que
la ley señalara como obligación principal del tutor del entredicho, la de cuidar de que
éste adquiera o recobre su capacidad.
II. Legitimación Pasiva (¿Quiénes pueden ser declarados Entredichos?)
De acuerdo con el Código Civil podrían ser sometidos a interdicción, siempre que
existiera causa para ello:
1° Los mayores en edad;
2° Los menores emancipados, y
3° Los menores no emancipados, siempre que se encontraran en el último año de su
menor de edad. En este caso la interdicción no surte efecto sino cuando la persona
alcanzaba la mayoridad. Su utilidad consiste en asegurar la continuidad de la protección
del sujeto que así pasaba automáticamente de la patria potestad o tutela de menores a
la tutela de entredichos. Si para someterlo a interdicción hubiera habido de esperarse a
que cumpliera los 18 años, el sujeto carecería de toda protección entre su décimo
octavo aniversario y el momento posterior en que, previo el cumplimiento de los
extremos exigidos par la ley (lo que lleva tiempo), fuera decretada su interdicción
provisional.
La LOPNA no cambia la situación de los mayores de edad porque no regula a estos, ni
respecto de los emancipados ya que no regula la emancipación (LOPNA, art. 684), ni
respecto de los menores no emancipados porque no lo dispone así y la razón de ser de
la norma subsiste.
III. Legitimación Activa (¿Quiénes pueden pedir la Interdicción?): La ley (art. 395 C.C.)
señala las personas que pueden promover la interdicción:
1º El cónyuge. Es evidente que esa facultad no subsiste después del divorcio, ya que,
civilmente, el cónyuge divorciado ya no es cónyuge. Sin embargo, el ex cónyuge puede
solicitar la interdicción en representación del hijo común (quien tiene cualidad a título de
pariente).
2º Cualquier pariente. Nada impide al pariente promover la interdicción aunque no lo
haya hecho un pariente más cercano. La facultad no se concede jerárquica o
gradualmente, sino concurrentemente a todos los parientes.
La ley no fija límites al grado de parentesco necesario; pero como otras disposiciones
legales atribuyen efectos jurídicos a la consanguinidad hasta el 6° de grado y a la
afinidad hasta el 2°, debe admitirse que, por lo menos, hasta esos grados debe
considerarse a la persona como pariente y, por ende, facultada para pedir la
interdicción.
3º El Síndico Procurador Municipal. Lo que se justifica por el interés colectivo que
existen en la materia.
4º Cualquier persona que tenga interés., como por ejemplo, un socio.
5º Además, el juez puede proceder de oficio.
6º Se discute si la misma persona que padece el defecto intelectual puede promover su
interdicción (p. ej.: en un intervalo lúcido). Para negarlo se arguye que dicha persona no
figura en la enumeración del artículo 395 del Código Civil. Se replica que dicha persona
cabe dentro de la categoría “cualquier persona a quien interese”; pero lo cierto es que si
el legislador hubiera querido reconocerle esta facultad, la hubiera mencionado
separadamente como ocurre cuando señala las personas que pueden solicitar la
revocación de la interdicción (C.C. art. 407). En todo caso, si el propio interesado pide
su interdicción, el Juez, en vista de ello, puede proceder de oficio.
IV. Procedimiento: Luego que haya promovido la interdicción o que haya llegado a
noticia del Juez que en alguna persona concurrieren circunstancias que puedan dar
lugar a ella, el Juez abrirá el proceso respectivo.
1º Sumario
Promovida la interdicción o noticioso de que una persona reúne las condiciones que la
hacen procedente, el Juez abrirá el Juicio respectivo y procederá a una averiguación
sumaria de los hechos (C.P.C. art. 733). Nombrará por lo menos dos facultativos para
que examinen “al notado de demencia” y emitan juicio; practicará los interrogatorios que
exige el Código Civil y lo demás que juzgue necesario para formar concepto (C.P.C. art.
733). Así pues, interrogará a la persona de que se trata y oirá a cuatro de sus parientes
inmediatos, y en defecto de éstos, amigos de su familia (C.C. art. 396). Las actas del
interrogatorio del indiciado de demencia expresarán siempre las preguntas hechas y las
respuestas dadas.
Practicadas esas averiguaciones, si el Juez no encuentra motivo suficiente para
proseguir el juicio, decreta su terminación, lo que no impide que el mismo vuelva a
abrirse si posteriormente se aportan nuevos datos (C.P.C. art. 737). En cambio, si de la
averiguación sumaria resultaran datos suficientes de la demencia imputada, el Juez
ordenará seguir formalmente el proceso por los trámites del juicio ordinario, decretará la
interdicción provisional y nombrará tutor interino (C.P.C. art. 734).
2º Plenario
A) Decretada la interdicción, la causa queda abierta a pruebas por el término
ordinario. Pueden promover pruebas: a) El entredicho provisional o su tutor interino; b)
la otra parte, si la hubiere (no habrá otra parte cuando el Juez haya procedido de oficio);
y c) el Juez (C.P.C. art. 734, ap. único).
Debe tenerse en cuenta que la carga de prueba no recae sobre el entredicho
provisional, de modo que no es éste quien debe probar que no tiene un defecto
intelectual habitual y grave, sino que, por lo contrario, la interdicción provisional no
invierte la carga de prueba
B) La decisión puede consistir en decretar la interdicción definitiva (o interdicción
propiamente dicha), declarar la inhabilitación o declarar que no hay lugar ni a una ni a
otra (C.P.C. art. 740).
C) La sentencia que se dicte se consultará siempre con el Superior (C.P.C. art. 736).
V. Competencia: El juicio de interdicción corresponde a la competencia del Juez de
Primera Instancia que ejerza la jurisdicción en los asuntos de familia y en su defecto, la
plena jurisdicción ordinaria, en el domicilio de la persona de cuya interdicción se trata;
pero los Jueces de Distrito, Departamento, Municipio y Parroquia pueden practicar las
diligencias del sumario y remitirlas al Juez de Primera Instancia sin decretar la
interdicción provisional ni la continuación del juicio (C.P.C. art. 735).
VI. Efectos de la Interdicción (Régimen Jurídico del Entredicho): La interdicción
produce sus efectos propios desde el día del decreto de la interdicción provisional (C.C.
art. 403). Los principales de esos efectos son:
1º El entredicho pierde el gobierno de su persona.
2º El entredicho queda afectado de una incapacidad negocial plena, general y
uniforme, desde el momento de la interdicción provisional siempre que la sentencia
definitiva decrete la interdicción, porque si la sentencia definitiva no decreta la
interdicción definitiva, los actos realizados por quien esté sometido a interdicción
provisional son válidos.
Es importante señalar, que el sólo hecho de que se promueva la interdicción de una
persona produce efectos jurídicos. En efecto: 1) Promovida la interdicción procede
suspender la celebración del matrimonio hasta que la autoridad judicial haya decidido
definitivamente (C.C. art. 48, ap. único) y 2) La regla general de que los actos de una
persona no pueden impugnarse después de su muerte alegando defecto de sus
facultades intelectuales, admite una excepción cuando la interdicción de la persona de
cuyo acto se trata se hubiere promovido antes de su muerte (C.C. art. 406) a menos
que se hubiese desistido de la misma o ésta hubiere sido declarada sin lugar.
3° EI entredicho queda sometido a tutela.

La Interdicción Legal
I. Causas: Queda sometida a interdicción legal toda persona condenada a presidio,
durante el tiempo de éste.
II. Naturaleza: La interdicción legal es una pena accesoria que sigue necesariamente a
la de presidio, y que no puede imponerse separadamente de éste (C. Pen., art. 23,
encab.).
III. Regulación: La tutela del entredicho legal se regula por las normas de la
interdicción judicial “en cuanto sean aplicables” (C.C. art. 408), aun cuando su
incapacidad y otros efectos se rigen por el Código Penal (art. 23, ap. único). Así,
1º El reo no queda sometido al gobierno de la persona del tutor sino que su persona
queda sometida al régimen penitenciario.
2º El reo queda privado de la disposición de sus bienes por acto entre vivos y de la
administración de ellos, así como también de la patria potestad (C. Pen., art. 23, 1er,
ap.). No obstante la expresión de la ley penal, creíamos que quedaba excluido en forma
absoluta del ejercicio de la patria potestad; pero no privado de ella en el sentido que
tiene el Código la expresión privación de la patria potestad. La LOPNA se pronuncia en
sentido contrario (art. 352, h).
3º Obsérvese que la interdicción legal no impide al reo disponer de sus bienes por
testamento ni le crea incapacidad para actos de carácter personal como contraer
matrimonio o reconocer hijos extra matrimoniales.
4º En materia de derechos de autor el entredicho por condena penal puede, por medio
de mandatario, realizar cualquier acto jurídico relativo a la obra creada por él y ejercer
en juicio las acciones derivadas de estos actos jurídicos o de su condición de autor (Ley
sobre el Derecho de Autor, art. 33). La peculiaridad consiste en permitirle designar
representante voluntario para tales efectos en vez del tutor.
5º La nulidad de los actos realizados par el entredicho por condena penal mientras
dura su incapacidad es absoluta y no relativa, o sea, que puede invocarla cualquier
interesado (C.C. art. 1.145, ap. único), lo que se fundamenta en que esa incapacidad no
tiene como finalidad principal proteger el interés del entredicho (lo que justificaría una
nulidad relativa), sino el interés colectivo de defensa social (lo que justifica una nulidad
absoluta, invocable por todos los interesados).

INHABILITACIÓN
I. Concepto: La inhabilitación (civil) consiste en una privación limitada de la capacidad
negocial en razón de un defecto intelectual que no sea tan grave como para originar la
interdicción o en razón de prodigalidad.
II. Clases: La inhabilitación puede ser judicial o legal.
Inhabilitación judicial, decretada o declarada es la que pronuncia el juez.
Inhabilitación legal, es la que afecta a personas determinadas por la ley sin que sea
necesario pronunciamiento judicial alguno.
Ambas son medidas de protección. Las inhabilitaciones resultantes de condenas
penales (inhabilitación política o inhabilitación para el ejercicio de alguna profesión,
industria o cargo) no implican la inhabilitación civil -judicial ni legal.
Inhabilitación Judicial, Decretada o Declarada
I. Causas: La causa que de lugar a la inhabilitación judicial (C.C. art. 409), puede ser:
1º La debilidad de entendimiento que determine en el sujeto un estado que no sea
tan grave como para dar lugar a interdicción (cuestión de hecho que en último término
corresponde apreciar el Juez). Se señalan como ejemplos de debilidad de
entendimiento que amerita inhabilitación, los casos de pérdidas de memoria, de
dificultad de razonar o de imposibilidad de fijar la atención en los actos comunes de la
vida por tiempo razonablemente prolongado. O,
2º La prodigalidad, que consiste en mermar la propia fortuna mediante gastos
desproporcionados e injustificados. Si los gastos, aunque cuantiosos e inútiles, son
proporcionados a la fortuna (p. ej.: no exceden de las rentas), no hay prodigalidad. Si en
cambio son desproporcionados (p. ej.: exceden de los ingresos), pero son justificados
(p. ej.: gastos de tratamiento médico de un niño anormal o enfermo), tampoco hay
prodigalidad. Es necesario, pues, que concurran ambas condiciones: la desproporción y
la falta de justificación de los gastos.
II. Legitimación Activa (¿Quiénes pueden pedir la Inhabilitación?): De acuerdo con el
Código Civil, pueden solicitar la inhabilitación las mismas personas que pueden
demandar la interdicción (art. 409), En consecuencia, parece derogada la regla del
Código de Procedimiento Civil, según la cual el Juez no podría promover de oficio la
inhabilitación; pero la cuestión es discutible.
III. Procedimiento: La inhabilitación presupone un juicio semejante al de la interdicción
judicial; pero de acuerdo con la ley procesal, no podrá procederse de oficio ni
decretarse la inhabilitación provisional (C.P.C. art. 740) porque la menor gravedad del
defecto permite esperar la sentencia definitiva para decidir sin tomar medidas
provisionales previas. La sentencia debe consultarse con el Superior.
IV. Efectos de la Inhabilitación Judicial (Régimen Jurídico del Inhabilitado Judicial)
1º La inhabilitación no priva del libre gobierno de la persona.
2º En materia de capacidad los efectos de la inhabilitación judicial son variables: los
inhabilitados no tienen una capacidad uniforme, ya que nuestro legislador ha
establecido un régimen flexible que permite al Juez graduar la incapacidad a las
necesidades del caso concreto.
V. Rehabilitación del Inhabilitado Judicial: La inhabilitación se revocará como la
interdicción, cuando haya cesado la causa que la motivó (C.C. art. 412, y C.P.C., art.
741).
VI. Diferencias entre Inhabilitación e Interdicción Judicial
Las principales son:
1º En cuanto a sus causas. La interdicción judicial sólo procede por un estado
habitual de defecto intelectual que impida al sujeto proveer a sus necesidades; la
inhabilitación judicial procede por un defecto intelectual menos grave o por
prodigalidad.
2º En cuanto al procedimiento. La interdicción judicial presupone un juicio con dos
fases en el cual se pasa del sumario al plenario por un decreto de interdicción
provisional; el juicio de inhabilitación también tiene dos fases; pero al final del sumario
no puede decretarse la inhabilitación provisional.
3º En cuanto al gobierno de la persona. La interdicción judicial deja al entredicho
sometido a la potestad del tutor; la inhabilitación no priva al inhabilitado del gobierno de
su persona.
4º En cuanto al grado de la incapacitación. La interdicción judicial crea una
incapacidad absoluta, general y uniforme; la inhabilitación judicial implica una limitación
de la capacidad que no es uniforme para los distintos inhabilitados ni tampoco se
extiende en principio a la generalidad de los negocios jurídicos.
5º En cuanto al régimen de incapaces. La interdicción judicial somete a un régimen
de representación (la tutela); la inhabilitación a un régimen de asistencia (la curatela de
inhabilitados).

Inhabilitación Legal
I. Inhábiles por Determinación de la Ley, Son:
1) Los sordomudos;
2) Los ciegos de nacimiento; y
3) Los que hubieren cegado durante la infancia, a partir del momento en que alcancen
la mayoridad (C.C. art. 410). El fundamento de la norma es una presunción del
legislador de que tales defectos físicos suelen afectar al sujeto en una medida en que la
protección de sus intereses patrimoniales exige una limitación de su capacidad. Como
tales defectos son fáciles de reconocer, el legislador no ha creído necesario un juicio de
inhabilitación sino que se contenta con declarar ésta de pleno derecho.
II. Régimen Jurídico del Inhabilitado Legal: Coincide con el régimen del inhabilitado
judicial; pero debe entenderse que su incapacidad es la que corresponde a la
generalidad de los inhabilitados judiciales: la necesidad de asistencia para actos que
exceden de la simple administración.
III. Habilitación: El Juez, en atención a las circunstancias del caso, puede declarar al
inhabilitado legal hábil para el manejo de sus negocios. En la materia se aplicará por
analogía lo dispuesto para la revocación de la inhabilitación judicial.
Nulidad de los Actos Celebrados por el Inhabilitado Sin Asistencia del Curador
Si el inhabilitado (judicial o legal) realiza sin asistencia de su curador un acto para el
cual requiere de tal asistencia, el acto queda viciado de nulidad relativa que sólo puede
invocar el curador, el inhabilitado, o los herederos o causahabientes de éste (C.C. art.
411).
La doctrina ha establecido una diferencia radical entre inhabilitación e interdicción, de
allí que se afirma que la interdicción civil procede en un estado habitual de defecto
intelectual, mientras que la inhabilitación se diferencia por razones de prodigalidad,
debilidad de entendimiento, sordomudez y ceguera de nacimiento o desde la infancia,
esta última, vale decir, la inhabilitación es de un grado menor de gravedad con respecto
a la interdicción. El procedimiento en el caso tanto de la interdicción como de la
inhabilitación presenta dos fases, una denominada averiguación sumaria sobre los
hechos imputados y la otra conocida por la doctrina como plenaria.

2. PRIVACIÓN DE LA PATRIA POTESTAD
La patria potestad es el conjunto de derechos y obligaciones que la ley reconoce a los
padres sobre las personas y bienes de sus hijos (o cuando se requiere, a terceras
personas) mientras estos son menores de edad o están incapacitados, con el objetivo
de permitir el cumplimiento a aquellos de los deberes que tienen de sostenimiento y
educación de tales hijos.

El artículo 347 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente
establece que la patria potestad es el conjunto de deberes y derechos de los padres en
relación con los hijos que no hayan alcanzado la mayoría de edad, que tiene por objeto
el cuidado, desarrollo y educación integral de los hijos.

El artículo 351 de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, le
impone al Juez como garante de los derechos e interés superior de los niños, niñas y
adolescentes, el deber de establecer en caso de interponerse acciones de divorcio,
separación de cuerpos o nulidad de matrimonio, las medidas provisionales en lo
referente a las instituciones familiares, vale decir, patria potestad, responsabilidad de
crianza, custodia, régimen de convivencia familiar y obligación de manutención

Según lo dispone el artículo 352 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del
Adolescente, el cual concuerda con el artículo 278 del Código Civil, el padre o la madre
o ambos pueden ser privados de la patria potestad respecto de sus hijos cuando:
a. Los maltraten física, mental o moralmente.
b. Los expongan a cualquier situación de riesgo o amenaza a los derechos
fundamentales del hijo.
c. Incumplan los deberes inherentes a la patria potestad.
d. Traten de corromperlos a prostituirlos o fueren conniventes en su corrupción o
prostitución.
e. Abusen de ellos sexualmente o los expongan a la explotación sexual.
f. Sean dependientes de sustancias alcohólicas, estupefacientes o psicotrópicas u
otras formas graves de fármaco-dependencia que pudieren comprometer la salud, la
seguridad o la moralidad de los hijos, aún cuando estos hechos no acarreen sanción
penal para su autor.
g. Sean condenados por hechos punibles cometidos contra el hijo.
h. Sean declarados entredichos.
i. Se nieguen a prestarle alimentos.
j. Inciten, faciliten o permitan que el hijo ejecute actos que atenten contra su
integridad física, mental o moral.

La medida en cuestión implica la pérdida del ejercicio de la patria potestad por decisión
judicial con la salvedad de que reunidas ciertas condiciones los padres afectados por
ella pueden solicitar y obtener de nuevo el ejercicio del que fueran privados.


3. PROCEDIMIENTOS ESPECIALES DE ALIMENTACIÓN, MANUTENCIÓN Y DE
GUARDA

La Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente establece un
procedimiento ordinario uniforme para tramitar y decidir todos los asuntos de naturaleza
contenciosa que sean conocidos por los Tribunales de Protección de Niños, Niñas y
Adolescentes. Este procedimiento se desarrolla en dos audiencias: preliminar y juicio.
El procedimiento se inicia mediante demanda, que podrá ser presentada de forma
escrita u oral, caso en el cual será reducida a un acta sucinta. Para democratizar el
acceso a la justicia, se prevé que la demanda puede ser presentada directamente por
los usuarios y usuarias del servicio, con o sin la asistencia de abogados o abogadas.
La demanda se admitirá si la misma no fuera contraria al orden público, a la moral
pública o a alguna disposición expresa del ordenamiento jurídico. El juez o jueza deberá
ejercer de oficio el despacho saneador, para lo cual admitirá la demanda y ordenará su
corrección, indicando el plazo para ello, que en ningún caso excederá de cinco (5) días.
En el auto de admisión constará el emplazamiento a la parte demandada a fin de que
comparezca ante el tribunal. Adicionalmente, el tribunal podrá disponer todas aquellas
diligencias preliminares, providencias cautelares o decretos de sustanciación que
considere convenientes, a petición de parte o de oficio.
La reforma opta por la notificación y elimina la citación prevista en la Ley Orgánica para
la Protección del Niño y del Adolescente de 1998, con el objeto de hacer más sencillo y
expedito el proceso. Así, se regula la notificación para que brinde seguridad jurídica a
las partes, pero sin menoscabar el principio de celeridad e impidiendo las estrategias
dilatorias dirigidas a dificultar y obstaculizar la notificación y, con ello, el desarrollo del
proceso. Se establece como regla general la notificación por boleta o la notificación
electrónica, previendo también de forma subsidiaria las notificaciones por fijación de
cartel, por correo, por publicación de cartel o edicto, la voluntaria, la tácita y la presunta.
La audiencia preliminar consta de una primera fase de mediación y una segunda fase
de sustanciación. Esta audiencia se celebra en la hora que se fije al efecto dentro de los
dos (2) días siguientes a que conste en autos su notificación, mediante auto expreso del
juez o jueza dentro de un plazo no menor de cinco (5) días ni mayor de diez (10),
iniciándose con ella la fase de mediación. Se prevé que esta fase no procede en
aquellas materias cuya naturaleza no la permita o se encuentre expresamente prohibida
por la ley, tales como la adopción, la colocación familiar o en entidad de atención y las
infracciones a la protección debida, casos en los cuales el juez o jueza deberá ordenar
en el auto de admisión realizar directamente la fase de sustanciación de la audiencia
preliminar.
La fase de mediación de la audiencia preliminar la preside y dirige el juez o jueza de
mediación y sustanciación. Las partes tienen la obligación de asistir a esta fase,
estableciéndose que en los casos de responsabilidad de crianza, obligación de
manutención y régimen de convivencia familiar se requiere la presencia personal de las
mismas. Las partes podrán asistir con o sin la asistencia de abogados, pero cuando una
se presenta con abogado o abogada y la otra no, el juez o jueza deberá informar a ésta
de su derecho a contar con asistencia y representación para garantizar la defensa
técnica gratuita. Por su propia naturaleza y para facilitar la mediación, se prevé que se
trata de una fase privada, a puertas cerradas totalmente, y que las partes no quedan
afectadas en modo alguno por su actuación durante la misma. La duración máxima de
la fase de mediación de la audiencia preliminar es de un (1) mes, salvo acuerdo
expreso de las partes para extender este lapso, o antes cuando el tribunal estime que
es imposible lograr un acuerdo. Los acuerdos totales o parciales tienen efecto de
sentencia firme y ejecutoriada y, como es evidente, no se homologarán cuando
vulneren los derechos de los niños, niñas o adolescentes o traten sobre asuntos en los
cuales no es posible la mediación.
Si la parte demandante no comparece sin causa justificada a la fase de mediación de la
audiencia preliminar se considerará desistido el procedimiento. Este desistimiento
extingue la instancia, pero la parte demandante no podrá volver a presentar su
demanda antes que transcurra un (1) mes. Por el contrario, si la parte demandada no
comparece sin causa justificada, se presumirá como ciertos hasta prueba en contrario
los hechos alegados por la parte demandante, excepto en aquellas materias en las
cuales no procede la confesión ficta por su naturaleza o por previsión de la ley.
la reforma establece que terminada la mediación, concluye esta etapa de la audiencia
preliminar para continuar con la fase de sustanciación. Así, la parte demandada deberá
presentar su contestación y su escrito de pruebas dentro de los diez (10) días hábiles
siguientes a que conste en autos la conclusión de la fase de mediación o la notificación
de la parte demandada cuando ella no procede. Dentro de este mismo lapso la parte
demandante deberá presentar su escrito de pruebas.
La fase de sustanciación de la audiencia preliminar se realizará el día y hora que se fije
por auto expreso, dentro de un plazo no menor de quince (15) días hábiles ni mayor de
veinte (20) días hábiles siguientes a aquel en que conste en autos la conclusión de la
audiencia de mediación o del auto de admisión en los casos en los cuales no procede la
mediación. Esta fase de la audiencia es pública, salvo las excepciones previstas en la
Ley, la preside y dirige el juez o jueza de mediación y sustanciación, y en ningún caso
podrá exceder de tres (3) meses.
La fase de sustanciación de la audiencia preliminar es la única oportunidad procesal
para que las partes presenten sus observaciones sobre las cuestiones formales,
referidas o no a los presupuestos del proceso, que tengan vinculación con la existencia
y validez de la relación jurídica procesal. Las observaciones de las partes deberán
comprender todos los vicios o situaciones que pudieran existir, so pena de no poder
hacerlos valer posteriormente, y el juez o jueza deberá decidir en la misma audiencia
todo lo conducente. Así mismo, en esta fase de la audiencia preliminar el juez o jueza
revisará con las partes los medios de prueba y decidirá cuáles medios de prueba
requieren ser materializados para demostrar sus respectivas alegaciones, pudiendo
verificar la idoneidad cualitativa y/o cuantitativa de los mismos, a fin de evitar su
sobreabundancia y asegurar la eficacia respecto del objeto de la controversia o la
necesidad de que sean promovidos otros. En tal sentido, ordenará la preparación de los
medios de prueba que requieren materialización previa a la audiencia de juicio,
convocando a las partes para los actos que se señalen.
Si la parte demandante o la parte demandada no comparecen sin causa justificada a la
fase de sustanciación de la audiencia preliminar se continuará con ésta hasta cumplir
con su finalidad. En caso de que ambas partes no comparezcan se terminará el
proceso mediante sentencia oral. Sin embargo, se continuará con la audiencia
preliminar en los procedimientos en que el juez o jueza debe impulsarlo de oficio para
proteger los derechos y garantías de los niños, niñas y adolescentes o, en aquellos
casos en los cuales a su criterio existan elementos de convicción suficientes para
proseguirlo.
La Ley Orgánica de Reforma Parcial de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y
del Adolescente establece que la audiencia de juicio se realizará el día y hora que se
fije por auto expreso, dentro de un plazo no menor de diez (10) días hábiles ni mayor de
veinte (20) días hábiles siguientes a aquel en que conste en autos la conclusión de la
audiencia preliminar. La audiencia de juicio es pública, salvo las excepciones previstas
en la ley y, la preside y dirige el juez o jueza de juicio.
En la audiencia de juicio las partes expondrán sus alegatos. Seguidamente se
evacuarán las pruebas permitiendo a la parte contraria un tiempo para sus
observaciones luego de evacuar cada prueba. Inmediatamente después, se oirán las
conclusiones de las partes. En todo caso, el juez o jueza de juicio podrá ordenar la
evacuación de cualquier otra prueba que considere necesaria para el mejor
esclarecimiento de la verdad. De seguidas se oirá la opinión del niño, niña o
adolescente, pudiendo solicitarse para ello los servicios auxiliares del equipo
multidisciplinario del tribunal. Finalmente, el juez o jueza de juicio se retirará de la
audiencia por un tiempo que no excederá de sesenta (60) minutos, para pronunciar su
sentencia oralmente, reduciendo de inmediato su dispositiva a forma escrita. En casos
excepcionales, el juez o jueza de juicio podrá diferir, por una sola vez, la oportunidad
para dictar sentencia, por un lapso no mayor de cinco (5) días hábiles. Dentro del lapso
de cinco (5) días hábiles siguientes al pronunciamiento oral de la sentencia, el juez o
jueza de juicio deberá publicar la sentencia.
En los procedimientos relativos a responsabilidad de crianza, obligación de
manutención y régimen de convivencia familiar será obligatoria la presencia personal de
las partes. Si las partes demandante o demandada no comparecen sin causa justificada
a la audiencia de juicio se continuará con ésta hasta cumplir con su finalidad. Si ambas
partes no comparecen, el juez o jueza de juicio fijará una nueva oportunidad para
celebrar la audiencia de juicio, designando los defensores que sean necesarios. Sin
embargo, si está presente el Ministerio Público se continuará con la audiencia en los
procedimientos en que el juez o jueza debe impulsarlo de oficio para proteger los
derechos y garantías de los niños, niñas y adolescentes o, cuando a su criterio existan
elementos de convicción suficientes para proseguir el proceso.
El régimen de recursos también ha sido reformado. En primer lugar, se prevé como
regla general que se admite apelación -en ambos efectos- sólo contra la decisión
definitiva o interlocutoria que ponga fin al proceso, por lo tanto, el resto de las
interlocutorias no tienen apelación autónoma e inmediata sino diferida o reservada y,
por lo tanto, quedan comprendidas en la apelación de la sentencia que pone fin al juicio.
Si la sentencia es sobre acción de protección, colocación familiar y en entidades de
atención, responsabilidad de crianza, obligación de manutención y régimen de
convivencia familiar, se admitirá apelación únicamente en el efecto devolutivo. Podrán
apelar las partes, siempre que no se hubiere concedido todo cuanto hubieren pedido, el
Ministerio Público, la Defensoría del Pueblo y quienes tengan interés directo e
inmediato en la materia del juicio.
La Ley Orgánica de Reforma Parcial de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y
del Adolescente establece que la apelación se interpondrá en forma escrita ante el juez
o jueza que dictó la sentencia dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a la
publicación de la sentencia en forma escrita, el cual lo admitirá o negará el día siguiente
al vencimiento de aquel lapso. Al quinto (5º) día siguiente al recibo del expediente, el
juez o jueza superior fijará, por auto expreso y aviso en la cartelera del despacho, el día
y la hora de la celebración de la audiencia de apelación, dentro de un lapso no menor
de diez (10) días hábiles ni mayor a quince (15) días hábiles, contados a partir de dicha
determinación. La parte recurrente tendrá un lapso de cinco (5) días hábiles contados a
partir del auto de fijación, para presentar un escrito fundado, en el cual expresará
concreta y razonadamente cada motivo y lo que pretende. Transcurrido este lapso, si se
ha consignado el escrito de fundamentación, la contraparte podrá, dentro de los cinco
(5) días hábiles siguientes, consignar por escrito los argumentos que a su juicio
contradigan los alegatos de la parte recurrente.
En el día y la hora señalados por el juez o jueza superior para la realización de la
audiencia, se producirá la vista de la causa bajo la suprema y personal dirección del
tribunal, en donde las partes deberán formular sus alegatos y defensas oralmente, de
manera pública y contradictoria. En el supuesto que no compareciere a dicha audiencia
la parte apelante, se declarará perecida la apelación y el expediente será remitido al
juez o jueza de sustanciación y mediación. En caso que no comparezca la otra parte se
continuará con la celebración de la audiencia.
Concluido el debate oral, el juez o jueza superior se retirará de la audiencia por un
tiempo que no será mayor de sesenta (60) minutos. Concluido dicho lapso, deberá
pronunciar su fallo en forma oral, debiendo reproducir en todo caso, de manera sucinta
y breve la sentencia, dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes, sin formalismos
innecesarios dejando expresa constancia de su publicación. A los efectos del ejercicio
de los recursos a que hubiere lugar, se dejará transcurrir íntegramente dicho lapso. En
casos excepcionales, por la complejidad del asunto debatido o por caso fortuito o de
fuerza mayor, se podrá diferir por una sola vez la oportunidad para dictar la sentencia,
por un lapso no mayor de cinco (5) días hábiles, después de concluido el debate oral.
En todo caso, se debe determinar por auto expreso la fecha para la cual ha diferido el
acto para sentenciar, a los fines de la comparecencia obligatoria del apelante.
La reforma establece que se puede proponer recurso de casación contra: las
sentencias de última instancia que pongan fin a los juicios en materia patrimonial, cuyo
interés principal exceda de cien (100) salarios mínimos; y, las sentencias de última
instancia que pongan fin a los juicios en materia de estados familiares, capacidad de las
personas y establecimiento de un nuevo acto del estado civil. Así mismo, prevé que no
se puede interponer recurso de casación cuando se trate de pretensiones relativas a
responsabilidad de crianza, obligación de manutención y régimen de convivencia
familiar, acciones de protección, colocación familiar y en entidades de atención e
infracciones a la protección debida. Los motivos de casación se han simplificado al
máximo con la intención de facilitar su ejercicio, para que la parte recurrente pueda
obtener una decisión sobre el mérito del recurso y que la Sala de Casación Social no
los deseche por falta de técnica, aplicando de ser necesario el principio iura novit curia,
“el juez conoce el derecho”, así el recurso de casación será declarado con lugar cuando
se haya incurrido en una infracción de norma jurídica o de una máxima de experiencia.
En estos casos, la infracción tiene que haber vulnerado los derechos constitucionales
que rigen la actividad jurisdiccional, contenidos en la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela o en tratados internacionales, suscritos y ratificados por la
República, o haber sido determinante de lo dispositivo en la sentencia.
Ahora bien, el Tribunal Supremo de Justicia en Sala de Casación Social hubiere
detectado al decidir el recurso alguna infracción, se debe abstener de conocer las otras
denuncias de infracción formuladas, y debe decretar la nulidad y reposición de la causa
al estado que considere necesario para restablecer el orden jurídico infringido, siempre
que dicha reposición sea útil; o debe casar el fallo y decidir el fondo de la controversia,
extendiéndose al establecimiento y apreciación de los hechos que hayan efectuado los
tribunales de instancia, sin posibilidad de reenvío, poniendo fin a la controversia.
La Ley Orgánica de Reforma Parcial de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y
del Adolescente también contempla el recurso de control de la legalidad ante la Sala de
Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia, para conocer de aquellos fallos
emanados de los jueces o juezas superiores, que aun y cuando no fueran recurribles en
casación, sin embargo, violenten o amenacen con violentar las normas de orden público
o cuando la sentencia recurrida sea contraria a la reiterada doctrina jurisprudencial de
dicha Sala de Casación y el recurso de interpretación acerca de las dudas que surjan
en cuanto a la aplicación e interpretación de las normas jurídicas contenidas en la
presente Ley, siempre que el recurrente indique la conexidad entre el recurso intentado
y un caso concreto.

4. ANULACIÓN DEL MATRIMONIO
Requisitos
Son los mismos requisitos para la nulidad absoluta y para la nulidad relativa ya que se
sustancia por los mismos tramites de juicio ordinario pero existen ciertas peculiaridades
a las que nos referimos:
a) Naturaleza de la Acción: Ya que la acción de nulidad absoluta y nulidad relativa
es declarativa de negación o de impugnación.
b) Publicidad Previa: Cuando hay una acción de nulidad matrimonial se publique un
edicto en un diario de circulación en el lugar donde el tribunal de la causa tiene su sede,
en el cual se de informe preciso sobre el procedimiento del actor.
c) Fuero Competente: El Juez de Familia es quien conoce la acción, con
jurisdicción en el lugar donde los demandantes tienen su domicilio.
d) Medida Preventiva: Cuando se introduce la demanda de nulidad del matrimonio,
el tribunal puede, a instancia del actor o cualquiera de los cónyuges en oficio, si alguno
de ellos fuere menor de edad, dictar la separación de los cónyuges, el juez toma
medidas provisionales. Estas son:
- Dejar los hijos al cuidado de uno de los cónyuges o de ambos, o bajo la guarda de un
tercero.
- Dictar las medidas que considere procedentes, entre las provisionales
e) Especialidades Procésales: En dicho juicio debe intervenir el representante del
Ministerio Público. La decisión definitiva de primera instancia debe ser consultada al
superior siempre que declare con lugar la demanda.
f) Naturaleza de la Sentencia: la sentencia debe ser carácter declarativo; ya que
se limita a reconocer el derecho existente entre los aparentes cónyuges con
anterioridad al juicio.
g) Publicidad de la Sentencia: Cuando el proceso de nulidad de matrimonio, el
Juez debe pasar copia certificada de la sentencia definitiva a los funcionarios
encargados donde se asentó el Acta de Matrimonio, para que se haga los tramites
pertinentes.
Nulidad Absoluta
Concepto: nos referimos así, cuando la norma violada en su celebración y que
determina la ineficacia del vinculo, y que ha sido consagrada por la ley con el único y
exclusivo propósito de salvaguardar el orden público.
Características:
a) No prescribe ni caduca: Por que el vinculo no es convalible, según acabamos de
indicar, si la acción correspondiente solo fuere ejercida dentro de determinado plazo, al
expirar este, produciría de hecho una convalidación tácita del matrimonio irregular.
b) No es covalidable: Por que no puede ser objeto de convalidación expresa ni
tácita. El orden publico se encuentra interesado de desaparecer la vida jurídica y por
eso no admite ningún medio legal que permita amparar al vinculo de la declaración
judicial de nulidad.
c) Todo interesado puede prevalerse de ella: Por que puede ser demandada
judicialmente por toda persona que tenga interés legitimo y actual y son:
- Los propios cónyuges (Artículos 117 y 122 del Código Civil).
- Los cónyuges de algunos de los contrayentes (Artículo 122 del Código Civil).
- Los ascendientes de los cónyuges (Artículos 117 y 122 del Código Civil).
- El fiscal del Ministerio Público (Artículo 130 del Código de Procedimiento Civil).
- Toda persona con interés legitimo y actual (Artículos 117, 122 y 123 del Código Civil).
Casos: Las violaciones de requisitos de fondo o de forma del matrimonio son las
siguientes:
a) Violación de supuestos matrimoniales:
- Contrayentes del mismo sexo.
- Ausencia de consentimientos.
- Ausencia de funcionario autorizado.
b) Violación de impedimentos dirimentes:
- Violación de impedimento de vinculo matrimonial anterior.
- Violación de impedimento de orden.
- Violación de impedimento de rapto.
- Violación de impedimento de consaguinidad.
- Violación de impedimento de afinidad.
- Violación de impedimento de adopción.
- Violación de impedimento de crimen.
c) Violación de formalidades en matrimonio in art mortis (Artículo 98 del
Código Civil):
- Numero insuficiente de testigos.
- Testigos inhábiles.

Nulidad Relativa
Concepto: Es cuando la norma legal violada en su celebración que determina la
ineficacia del vinculo, y protege intereses de orden público y a la vez fue consagrada
por el legislador como protección al interés particular de alguno de los contrayentes o
de ambos.
Características:
Nulidad relativa alegable por todo interesado: son tres,
1) Matrimonio de incapaces por razón de edad (Artículo 117 del Código Civil):
- Titularidad de la acción de anulación: Es cuando la declaración judicial puede
ser solicitada por todo interesado.
- Caducidad de la acción de anulación: Caduca al ocurrir cualquiera de los
siguientes hechos:
I. Cuando los contrayentes llegan a la edad
requerida para contraer validamente el vinculo.
Ii. Cuando la mujer que no tiene la edad
señalada por la ley para contraer matrimonio ha concebido.
- Convalidación tácita del matrimonio: Es invalido por razones de incapacidad
en cuanto la edad de los contrayentes, no es susceptible de convalidación expresa;
pero es objeto de convalidación tácita, antes que se interponga la acción de anulación,
antes que caduque.
2) Incompetencia territorial del funcionario: La nulidad relativa del matrimonio
esta prevista en la 2
da
parte del artículo 117 del Código Civil, ya que en caso aludido
solo se plantea cuando el funcionario que presencia el matrimonio esta autorizado por
la ley para ello, pero actúa fuera de su jurisdicción territorial. Sus características:
- Titularidad de la acción de anulación: Corresponde a toda persona autorizada.
- Caducidad de la acción de anulación: Es al cumplirse un año de celebrado el
matrimonio.
- Convalidación de la acción de anulación: cuando se intenta la acción de
nulidad relativa dentro del año inmediato siguiente a la celebración del acto, pero no
puede ser convalidado en forma expresa.
3) Defecto de los testigos: El matrimonio ordinario y el que regula en artículo de
muerte, celebrado sin la asistencia de los testigos que la ley exige es relativamente
nulo, artículo 117 del Código Civil, 2
da
parte.
Nulidad relativa alegables por determinadas personas: Hay otros casos en los que
determinadas personas, que son siempre las mismas y son:
1). Vicios en el consentimiento matrimonial: Características:
- Titularidad de la acción de anulación: Solo corresponde al contrayente que
sufrió el vicio de consentimiento.
- Caducidad de la acción de anulación: La acción se extingue si los contrayentes
cohabitan durante 1 mes, después de cesada la violencia.
- Convalidación del matrimonio: Los contrayentes pueden convalidar
tácitamente el matrimonio anulable por vivios en el consentimiento de sus partes,
manteniendo la cohabitación durante un mes, desde la fecha de la desaparición del
vicio.
2). Incapacidad de alguno de los contrayentes por falta de cordura:
- Titularidad de la acción de anulación: Son los siguientes:
i. Al contrayente entredicho o insano, cuando sea rehabilitado.
ii. Al tutor del contrayente entredicho.
iii. Al otro cónyuge (sano y capaz).
- Caducidad de la acción de anulación: Es cuando los cónyuges cohabitan
durante un mes después de la revocación de la interdicción del insano.
- Convalidación tácita del matrimonio: Se logra con la cohabitación de los
cónyuges por el termino de un mes, a partir de la fecha de la revocación de la
interdicción del incapaz.
3). Incapacidad de alguno de los contrayentes por falta de potencia sexual
(Artículo 119 del Código Civil): Características:
- Titularidad de la acción de anulación: Le corresponde al otro cónyuge (no
afectado de incapacidad). El legislador a querido dejar la decisión del caso a dicho
contrayente, que es la única victima de la situación.
- La acción de anulación no prescribe ni caduca: Como se trata de una acción
de declaración de estado, no esta sujeta al termino de prescripción.
- El matrimonio no es convalidable: El matrimonio celebrado por el impotente no
puede ser objeto de confirmación expresa, puesto que nada prevé la ley al respecto,
tampoco es susceptible de convalidación tácita por que la anulación puede ser
intentada en cualquier tiempo por el cónyuge capaz

5. DEFINICIÓN DE DIVORCIO Y CAUSALES.
El Divorcio es definido por la doctrina como la ruptura legal de un matrimonio
válidamentecontraído, durante la vida de los cónyuges como consecuencia de un
pronunciamiento judicial.
La Profesora María Candelaria Domínguez, en el texto "Manual de Derecho de Familia",
señala en relación al divorcio lo siguiente:
"...omissis... el divorcio precisa de una decisión jurisdiccional que se
pronuncia en función de algunos de los supuestos taxativos en que el
legislador permita la disolución del vinculo matrimonial contraído
válidamente. ...omissis...”

En el ordenamiento jurídico Venezolano, solo hay dos maneras de disolver el vínculo
matrimonial: de manera amistosa o de mutuo acuerdo, (no contenciosa) y de manera
contenciosa mediante juicio previo; en la primera de las mencionadas, existen dos
variantes, la separación de cuerpos mediante mutuo acuerdo, y el divorcio remedio,
contemplado en el artículo 185-A del Código Civil.

En el Divorcio Contencioso o por Demanda Judicial las causales en Venezuela son (185
CC) las siguientes:
1). El adulterio
De conformidad con lo establecido en el artículo 185, numeral 1* del
Código Civil, el adulterio es causal expresa de divorcio; figura que es
definida por el Diccionario de la Lengua Española, citado por el autor
Raúl Sojo Bianco (Apuntes de Derecho de Familias y Sucesiones, Móvil-
Libro. Caracas: 1.995, P*g« 214) como "el ayuntamiento carnal ilegítimo
de hombre con mujer. Siendo uno de los dos o ambos casados".

2). El abandono voluintario
Se entiende por abandono voluntario el incumplimiento grave,
injustificado y ocurrido de forma intencional, por parte de uno de los
cónyuges, respecto de las obligaciones de cohabitación, asistencia,
socorro y protección que el matrimonio impone de manera recíproca.

En el mismo orden de ideas, la Sala de Casación Civil del Tribunal Supremo de Justicia
Venezolano, en sentencia distinguida con el nro. 790, con ponencia del Magistrado
Franklin
Arriechi, de fecha 18 de diciembre del 2003, señaló:
"En criterio de la Sala, el abandono voluntario no comprende la separación de uno de
los cónyuges del lugar en que habitan que sirve de hogar, sino el "...incumplimiento
injustificado por parte de un cónyuge de los deberes fundamentales que conforme a la
ley le impone el matrimonio con respecto del otro...". (Sent. 13-07-76). G.F. N* 93III
Etapa, pág. 333. Caso: Valentín García Cuesta c/ Sonja Teodorita Quirindongo de
García.
En este sentido, la misma Sala ha precisado que: "...Dos cónyuges pueden vivir en
casas
y hasta en poblaciones distintas y, sin embargo, no haber incurrido ninguno de ellos en
el abandono voluntario capaz de disolver el vínculo conyugal por divorcio. A la inversa,
puede darse el caso de que los esposos vivan bajo el mismo techo y, sin embargo,
haberse consumado entre ellos el abandono voluntario, por encontrarse separados
realmente de cuerpos y espíritu...". (Sent. 29-09-82). G.F. 117. Vol. I 3ra. Etapa. Caso:
José Cirilo Rondón Lozada c/ María de los Santos Torres.

3)- Los excesos, Sevicia e Injurias Graves que hagan imposible la vida en común
Doctrinariamente, los excesos, sevicia e injurias graves, está constituida
por el agravio o ultraje de obra y palabra que lesionan la integridad, el
honor, el buen concepto de reputación de la persona contra quien se
dirigen. Según la doctrina, la sevicia es el maltrato material que, aunque no hace
peligrar la vida de la víctima, hace imposible la convivencia entre los
esposos.
Injuria es el agravio, la ofensa, el ultraje inferidos mediante expresión
proferida o acción ejecutada por un cónyuge en deshonra, desprestigio o
menosprecio del otro cónyuge.
No todo exceso, sevicia o injuria constituye causal de divorcio. Para establecer la
gravedad del hecho concreto es necesario tomar en consideración las circunstancias
que lo rodean. Su gravedad depende de ellas, un mismo hecho concreto puede ser
calificado de manera diferente en casos distintos, dependiendo su calificación,
precisamente, de la circunstancia en las cuales se produjo. No es necesario que los
hechos constitutivos de los excesos, la sevicia o la injuria estén
tipificados como delitos, puesto que no lo exige así el legislador. Si se comprueba que
los hechos provinieron en legítima defensa o de cualquier otra causa.

4). El Conato de uno de los cónyuges para corromper o prostituir al otro cónyuge a
sus hijos, así como la convivencia en su corrupción o prostitución

La doctrina patria nos enseña sobre la causal cuarta del artículo 185 del
Código Civil Venezolano.
El hecho que se atribuye al cónyuge demandado debe reunir las siguientes
características:
1. Importante: el acto, o la cadena de hechos constitutiva de la causal debe tener su
propio peso específico para que se pueda convertir en un conato de uno de los
cónyuges para corromper o prostituir al otro, o a los hijos. No basta que uno de los
cónyuges exhiba un lenguaje soez, y unas costumbres un tanto groseras, y que las
mismas constituyan un ejemplo dañino para la familia entera. Con todo lo poco
edificante de esa actitud no configura la causal de divorcio.
2. Intencional: En lo relativo a lo intencional del acto, no cabe ni siquiera la posibilidad,
de que los intentos carentes de intención de uno de los cónyuges para corromper al
otro puedan convertirse en causal de divorcio. Es decir, si las actitudes de uno de los
cónyuges están desprovistas de intención, o son fruto de ingenuidad, o maneras
características del actuar, desprovistas en todo momento del elemento de
intencionalidad; o si son producto de problemas de tipo mental, que
pueden hacer que el que los padezca sugiera a los demás actuaciones fuera de los
esquemas que rigen el buen comportamiento social y moral, ellas no constituyen
fundamento para erigir la causal de divorcio.
Sobre "... la connivencia en su corrupción o prostitución..." se refiere el legislador, no ya
al conato para corromper o prostituir, sino a la complicidad o tolerancia para aceptar
dicha conducta por parte del otro cónyuge, configurándose igualmente la causal.
Muchas veces hay actitudes de negligencia, o de dejar hacer, que se convierten en
tácitas aceptaciones de la corrupción o prostitución del cónyuge , y sobre todo de los
hijos, por exceso de tolerancia, y hasta de mimos, pero en ello no ha habido la intención
especifica de corromperlos, por lo cual no se configura la causal. La explicación anterior
nos hace deducir que se requiere de hechos concretos que puedan ser demostrados
ante el juez de la causa.
En lo referente a los hijos de menor edad; niños y adolescentes, hay que decir que el
artículo 351 de Lopna, parágrafo segundo, dice:" Si el divorcio o la separación de
cuerpos se declara con lugar, con fundamento en alguna de las causales prevista en los
ordinales 4* y 6* del artículo 185 del Código Civil, se declarará privado de la patria
potestad al cónyuge que haya incurrido en ellas, en cuyo caso, la patria potestad la
ejercerá exclusivamente el otro padre, (omisis)".
5). La condenación a presidio
La condenación a presidio doctrinalmente ha sido considerada, solo
cuando la misma, es la impuesta después del matrimonio. Se basa en la
deshonra que importa la comisión de un delito, así como el abandono
forzoso que tiene que hacer el condenado, del hogar y por ende de los
deberes inherentes al Matrimonio.
Para que pueda alegarse esta causal de divorcio ad causam, es
indispensable que la condenación a presidio reúna varios requisitos, que
son:
a) Sentencia definitivamente firme: Mientras el juicio criminal no haya
concluido totalmente con decisión forme que imponga a uno de los cónyuges la pena de
presidio,no existe la causal de divorcio.
b) Sentencia posterior a la celebración del matrimonio: La condenación a presidio
anterior almatrimonio no puede constituir causal de divorcio; pues mientras el vínculo
conyugal no ha nacido, no puede hablarse de incumplimiento de los deberes que
resultan del mismo.
c) Sentencia dictada por Tribunales Venezolanos: Como la sentencia criminal dictada
en el extranjero no puede surtir efectos en Venezuela, se ha creído necesario que la
condenación a presidio derive de una decisión de tribunales nacionales. Pero, reiterada
jurisprudencia considera, que es suficiente, como prueba de la causal de divorcio
(condenación a presidio), traer a juicio la sentencia extranjera que impuso la condena.

6). La adicción alcohólica u otra formas graves de fármaco-depedencias hagan
imposible la vida en común.
Según el Diccionario de Ciencias Jurídicas Políticas y Sociales de
Manuel Osorio, el Alcoholismo es definido como:
"Vicio consistente en abusar de las bebidas alcohólicas productoras de
una autointoxicación. El estado de embriaguez a que llega el alcoholice
tiene importancia jurídica no solo por lo que afecta a la sociedad, sinc
también por las repercusiones que presenta con respecto al Derechc
Penal, ya que el alcoholismo es una de las causas modificativas de la
responsabilidad. Asimismo puede repercutir en el Derecho Civil en
cuanto afecte a la capacidad jurídica del alcohólico, principalmente en le
que se refiere a la administración de los bienes, al ejercicio de la patria potestad e
inclusive a la subsistencia del matrimonio".

7)- La interdicción por causa de perturbaciones psiquiátricas graves que hagan
imposible la vida en común

La doctrina patria nos enseña sobre la causal cuarta del artículo 185 del
Código Civil Venezolano. En tal sentido, se entiende por:
El Dr. José Luís Aguilar Gorrondona, en su libro "Derecho Civil I,
Personas, UCAB, 23o edición, página 371" define la interdicción judicial: " como la
privación de la capacidad negocial en razón de un estado
habitual de defecto intelectual. Su nombre deriva de que es
necesaria la intervención del juez para pronunciarla."

6. RECTIFICACIÓN DE ACTAS EN EL REGISTRO CIVIL
Tomándose en cuenta que:
 De acuerdo a lo establecido en la Ley Orgánica de Registro Civil (en lo sucesivo
LORC), publicada en G.O. n.º 39.264 del 15/09/2009 (vigente desde el día
15/03/2010), es competencia del Consejo Nacional Electoral (CNE), todo lo
relacionado al funcionamiento y organización del Sistema Nacional de Registro Civil,
en el cual se lleva el registro, control y archivo de todos los registros civiles (actas de
nacimiento, matrimonio, unión estable de hecho, defunción);
 Conforme al artículo 145 de la LORC, las rectificaciones de las actas de Registro
Civil procederán, en sede administrativa, cuando haya omisiones de datos o errores
que no afecten el fondo de las mismas
1
;
 Al revisar los distintos actos administrativos emitidos por las Oficinas y Unidades de
Registro Civil, se confirma la necesidad de fijar directrices que permitan a los
funcionarios registrales mantener uniformidad en las decisiones que toman sobre los
procedimientos referidos a las solicitudes de cambio de nombre, de acuerdo a lo
previsto en el artículo 146, parte in fine de la LORC;
El CNE a través de la Resolución nº. 130320-0113, emitida en G.O. nº. 40.178 del 30
de mayo de 2013, resolvió dictar el Instructivo Relativo a los Criterios Únicos de
Rectificación de Actas o Cambio de Nombres en Sede Administrativa, que deberán ser
aplicados por los registradores civiles de las oficinas municipales.
En tal sentido, esta Resolución nos indica que la decisión que resuelva la solicitud de
rectificación de acta o el cambio de nombre, deberá ser notificada al interesado
mediante la dirección de correo electrónico suministrada por éste, dentro de los tres (3)
días hábiles siguientes a la fecha de la decisión (Art. 123 del Reglamento nº. 1 de la Ley
Orgánica de Registro Civil, G.O. nº. 40.093 del 18/01/2013), y contener la siguiente
información:
1. Descripción de los hechos, razones y solicitudes del solicitante.
2. Indicación de la competencia para conocer de la solicitud, y expresa mención del
artículo 148 de la LORC, o en su caso, motivación suficiente para declarar la
incompetencia.
3. Descripción y valoración de los medios probatorios proporcionados.
4. Decisión que declare la procedencia o no de la solicitud.
5. Indicación de los recursos que podrá interponerse contra la decisión y el lapso para
ser ejercido.
Así mismo, se señala que la providencia administrativa que resuelva sobre la
rectificación o el cambio de nombre, deberá indicar los siguientes datos: Nombre de la
Oficina Municipal de Registro Civil que la emite; número de providencia, lugar y fecha
de emisión; identificación del Registrador Civil (indicándose los datos del texto legal que
lo faculta); firma del funcionario y sello de la Oficina Municipal.
Por otro lado, tenemos que entre las causales por las cuales tendrá lugar
la RECTIFICACIÓN DE ACTAS, esta normativa dispone que la misma procederá
cuando se solicite:
1. Modificar el orden, suprimir o incorporar letras en el nombre y apellido, o por
omisión de apellido, siendo necesario presentar ante el Registrador Civil el
certificado médico de nacimiento, copia certificada del acta de nacimiento y
cualquier otro documento que demuestre el error.
La solicitud no procederá si la misma consiste en un cambio que altere el
pronunciamiento del nombre; modifique su escritura; se solicite la traducción al
castellano del nombre que aparece asentado; o la supresión de uno de los nombres.
2. Modificar algunos números de la cédula de identidad de las personas que figuran
en el acta, para lo que se deberá consignar original y copia de la cédula de identidad.
También procederá si se demuestra que al realizarse la inscripción, el funcionario omitió
colocar el número de cédula.
No procederá la rectificación del acta cuando se evidencie que la persona no tenía
cédula de identidad al momento de realizarse la inscripción. El Registrador Civil deberá
estampar una nota marginal conforme a lo establecido en los artículos 153 de la LORC
y 103 del Reglamento nº. 1 arriba indicado.
3. Cambio de la nacionalidad, siempre que el acta indique que la persona es
venezolana y se demuestre que era nacional de otro país para el momento de la
inscripción.
4. Cuando el acta presente datos distintos a los contenidos en el certificado médico
respectivo; o por omisión del día o mes en que ocurrió el hecho. No procediendo la
rectificación en sede administrativa, por cambio de fecha de nacimiento o defunción,
ni cuando se trate de un nacimiento por parto extrahospitalario.
5. Modificación del lugar de residencia de las partes que figuran en el acta, el lugar de
nacimiento de los cónyuges en el acta de matrimonio o el lugar de nacimiento del
fallecido en el acta de defunción, siempre que se aporten medios probatorios que
demuestren suficientemente el lugar exacto (La rectificación del lugar donde ocurrió
el acto jurídico de que se trate, no será procedente en sede administrativa, si se
trata de un error que afecte el fondo del acta).
6. Cuando se haya omitido el registro de datos relativos al lugar en que ocurrió el
nacimiento o defunción, tales como: estado, municipio, parroquia, centro de salud o
dirección del lugar. No se considera omisión del lugar, la expresión “ocurrido en
este domicilio”.
7. Cuando en el acta de defunción se hubieren omitido los datos del cónyuge,
concubino, o del hijo reconocido por la persona fallecida; debiendo presentarse
certificación del acta de matrimonio, unión estable de hecho o nacimiento, según
sea el caso.
8. La rectificación del acta por omisión de firma del declarante, partes, testigos o del
funcionario que debió suscribir el acta
De igual manera, se dispone que la modificación derivada de un procedimiento de
rectificación, se ejecutará colocando una nota marginal en el acta rectificada, la cual
deberá indicar el número y fecha de la providencia administrativa que resuelve la
rectificación, datos del funcionario que emite la decisión; indicación de la modificación
que se realiza en el acta; fecha y firma del Registrador Civil que estampa la nota
marginal y sello de la Oficina o Unidad.
Por su parte, la Oficina Municipal de Registro Civil que declare procedente la solicitud
de rectificación de un acta, deberá remitir, dentro de los tres (3) días hábiles siguientes
al pronunciamiento, copia certificada de la decisión y de la copia del acta que contenga
la nota marginal al Registro Principal correspondiente, a fin de estampar la nota
respectiva en el acta contenida en el duplicado del libro, hasta tanto se realice la
transferencia de los libros a las Oficinas Regionales Electorales.

7. DIFERENCIA ENTRE SEPARACIÓN DE CUERPOS Y DIVORCIO

La diferencia entre la separación de cuerpos y el divorcio radica en que el divrocio es la
ruptura o extinción de un matrimonio válido, en vida de ambos cónyuges, en virtud de
un pronunciamiento judicial y la separación de cuerpos es la interrupción de la
cohabitación de los conyugues, in embargo, el vínculo matrimonial que los une persiste
o subsiste; en este sentido la separación de cuerpos es solamente una separación de
hecho y no de derecho.


8. CUANDO SE APLICA EL ARTICULO 185 A PARA SOLICITAR EL DIVORCIO
Y EXPLIQUE CADA PASO
1. - Cuando los cónyuges han permanecido separados de hecho por más de
cinco (5) años, cualquiera de ellos podrá solicitar el divorcio, alegando ruptura
prolongada de la vida en común.
2. -Con la solicitud deberá acompañar copia certificada de la partida de
matrimonio.
3. -En caso de que la solicitud sea presentada por un extranjero que hubiere
contraído matrimonio en el exterior, deberá acreditar constancia de residencia
de diez (10) años en el país.

Procedimiento
1. - Admitida la solicitud, el Juez librará sendas boletas de citación al otro
cónyuge y al Fiscal del Ministerio Público, enviándoles además, copia de la
solicitud.
2. -El otro cónyuge deberá comparecer personalmente ante el Juez en la tercera
audiencia después de citado. Si reconociere el hecho y si el Fiscal del Ministerio
Público no hiciere oposición dentro de las diez audiencias siguientes, el Juez
declarará el divorcio en la duodécima audiencia siguiente a la comparecencia de
los interesados.
Si el otro cónyuge no compareciere personalmente o si al comparecer negare el
hecho, o si el Fiscal del Ministerio Público lo objetare, se declarará terminado el
procedimiento y se ordenará el archivo del expediente.

Ejecución (Artículo 186°)
Ejecutoria la sentencia que declaró el divorcio, queda disuelto el matrimonio, y
cesará la comunidad entre los cónyuges y se procederá a liquidarla. Las partes
podrán contraer libremente nuevo matrimonio observándose lo dispuesto en el
artículo 57.
Tribunales Competentes:
a) Tribunales de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes. Cuando se trate
de divorcios con hijos (Niños, Niñas y Adolescentes) (art. 177 La Ley Orgánica
para la Protección del Niño y del Adolescente)
b) Tribunales de Municipio para los casos que no hayan hijos (Niños, Niñas y
Adolescentes) y sea de mutuo acuerdo.
c) Tribunales de Primera Instancia Civil, cuando es contencioso o por demanda.

9. CUAL ES EL PROCEDIMIENTO DE DIVORCIO SE HAY MENORES DE EDAD
Y CUAL ES EL TRIBUNAL COMPETENTE
En el caso de divorcio si se tienen hijos menores de edad se observara el
procedimiento establecido en la Ley ordgánica de protección de niños, niñas y
adolescentes (LOPNNA).
Capítulo VIII
Del divorcio, separación de cuerpos y nulidad de matrimonio
Artículo 520. Aplicación.
Los procedimientos contenciosos sobre divorcio, separación de cuerpos y nulidad de
matrimonio, se tramitan conforme al procedimiento ordinario, establecido en el Capítulo
IV del Titulo IV de esta Ley, aplicando con preferencia las disposiciones previstas en
este Capítulo.
Artículo 521. Acto de reconciliación.
La audiencia de mediación es la única oportunidad para promover la reconciliación de
las partes, para lo cual el juez o jueza de mediación y sustanciación debe realizar las
reflexiones conducentes. Esta audiencia no excederá de un día de duración. En estos
casos es obligatoria la presencia personal de las partes. En caso de ser imposible la
reconciliación, la parte demandante debe manifestar su intención de continuar con el
proceso, sin lo cual se considera desistido el procedimiento y termina éste mediante
sentencia oral, que se debe reducir en un acta y publicarse el mismo día. Este
desistimiento extingue la instancia, pero el o la demandante no puede volver a
presentar su demanda antes que transcurra un mes.
Artículo 522. No-comparecencia de las partes.
Si la parte demandante no comparece personalmente sin causa justificada a la fase de
mediación de la audiencia preliminar o a la audiencia de juicio, se considera desistido el
procedimiento y termina el proceso mediante sentencia oral, que se debe reducir en un
acta y publicarse el mismo día. Este desistimiento extingue la instancia, pero el o la
demandante no puede volver a presentar su demanda antes que transcurra un mes.
Si la parte demandada no comparece sin causa justificada a la fase de mediación de la
audiencia preliminar o a la audiencia de juicio se estima como contradicción de la
demanda en todas sus partes.

Y los tribunales competentes son los Tribunales de Protección de Niños, Niñas y
Adolescentes.

10. QUE ES LA COMUNIDAD DE BIENES PROPIOSDE LOS CONYUGUES Y LOS
BIENES COMUNES

Se encuentra definidos en los siguientes artículos del código civil:
Artículo 151. “SON BIENES PROPIOS DE LOS CÓNYUGES los que pertenecen al
marido y a la mujer al tiempo de contraer matrimonio, y los que durante éste adquieran
por donación, herencia, legado o por cualquier otro título lucrativo”.
Artículo 152. “Se hacen propios del respectivo cónyuge los bienes adquiridos durante el
matrimonio:… 7° Por compra hecha con dinero propio del cónyuge adquirente, siempre
que haga constar la procedencia del dinero y que la adquisición la hace para sí”.
Artículo 156. “SON BIENES DE LA COMUNIDAD:
1° Los bienes adquiridos por título oneroso durante el matrimonio, a costa del caudal
común, bien se hagan la adquisición a nombre de la comunidad o al de uno de los
cónyuges.
2° Los obtenidos por la industria, profesión, oficio, sueldo o trabajo de alguno de los
cónyuges.
3° Los frutos, rentas o intereses devengados durante el matrimonio, procedentes de los
bienes comunes o de los peculiares de cada uno de los cónyuges. Por otra parte, son
bienes comunes los ingresos percibidos por cualquiera de los cónyuges, provenientes
de su profesión, trabajo, industria, jubilación, cesantía, durante la vigencia del
matrimonio.
Artículo 1650. Se prohíbe toda sociedad a título universal, sea de bienes presentes y
venideros, o de otros u otros. Se prohíbe asimismo toda sociedad de ganancias a título
universal excepto entre cónyuges.

11. CUÁLES SON LAS CARGAS DE LA COMUNIDAD Y QUIEN ADMINISTRA LA
COMUNIDAD CONYUGAL

Establecidas del articulo 165 al 172 del Código Civil Venezolano

4º. De las Cargas de la Comunidad
Artículo 165

Son de cargo de la comunidad:
1º Todas las deudas y obligaciones contraídas por cualquiera de los cónyuges en los
casos en que pueda obligar a la comunidad.
2º Los réditos caídos y los intereses vencidos durante el matrimonio, a que estuvieren
afectos, así los bienes propios de los cónyuges como los comunes.

3º Las reparaciones menores o de conservación, ejecutadas durante el matrimonio en
los bienes propios de cada uno de los cónyuges.

4º Todos los gastos que acarrea la administración de la comunidad.

5º El mantenimiento de la familia y la educación de los hijos comunes y también los de
uno solo de los cónyuges en los casos en que tienen derecho a alimentos.
6º Los alimentos que cualquiera de los cónyuges esté obligado por la Ley a dar a sus
ascendientes, siempre que no puedan hacerlo con el producto de sus bienes propios.

Artículo 166
También son de cargo de la comunidad las donaciones hechas, por cualquier causa, a
los hijos comunes, de mutuo acuerdo, por los cónyuges.
Si los bienes gananciales no alcanzaren, los cónyuges responderán de la diferencia,
con sus bienes propios, de por mitad.
Artículo 167
La responsabilidad civil por acto ilícito de un cónyuge no perjudica al otro en sus
bienes propios ni en su parte de los comunes.

5º. De la Administración de la Comunidad
Artículo 168
Cada uno de los cónyuges podrá administrar por sí solo los bienes de la comunidad
que hubiere adquirido con su trabajo personal o por cualquier otro título legítimo; la
legitimación en juicio, para los actos relativos a la misma corresponderá al que los haya
realizado. Se requerirá del consentimiento de ambos para enajenar a título gratuito u
oneroso o para gravar los bienes gananciales, cuando se trata de inmuebles, derechos
o bienes muebles sometidos a régimen de publicidad, acciones, obligaciones y cuotas
de compañías, fondos de comercio, así como aportes de dichos bienes a sociedades.
En estos casos la legitimación en juicio para las respectivas acciones corresponderá a
los dos en forma conjunta.
El Juez podrá autorizar a uno de los cónyuges para que realice por sí solo, sobre
bienes de la comunidad, alguno de los actos para cuya validez se requiere el
consentimiento del otro, cuando éste se encuentre imposibilitado para manifestar su
voluntad y los intereses del matrimonio y de la familia así lo impongan. Igualmente el
Juez podrá acordar que el acto lo realice uno de los cónyuges cuando la negativa del
otro fuere injustificada y los mismos intereses matrimoniales y familiares así lo exijan.
En estos casos el Juez decidirá con conocimiento de causa y previa audiencia del otro
cónyuge, si éste no estuviere imposibilitado, tomando en consideración la inversión
que haya de darse a los fondos provenientes de dichos actos.


Artículo 169
Los bienes provenientes de las donaciones hechas a los cónyuges por motivo del
matrimonio son administrados por el cónyuge a cuyo nombre se hizo la donación; si la
donación se ha hecho a nombre de ambos, la administración corresponde al marido y a
la mujer en los términos previstos en el artículo 168.

Artículo 170
Los actos cumplidos por el cónyuge sin el necesario consentimiento del otro y no
convalidados por éste, son anulables cuando quien haya participado en algún acto de
disposición con el cónyuge actuante tuviere motivo para conocer que los bienes
afectados por dichos actos pertenecían a la comunidad conyugal.

Quedan a salvo los derechos de los terceros de buena fe que, no habiendo participado
en el acto realizado con el cónyuge, hubiesen registrado su título con anterioridad al
registro de la demanda de nulidad.
En caso de bienes inmuebles se procederá a estampar en el protocolo correspondiente
la nota marginal referente a la demanda de nulidad; en los otros casos, se tomarán las
providencias que garanticen la protección de los terceros de buena fe. La acción
corresponde al cónyuge cuyo consentimiento era necesario y caducará a los
cinco (5) años de la inscripción del acto en los registros correspondientes o en los
libros de las sociedades si se trata de acciones, obligaciones o cuotas de participación.
Esta acción se transmitirá a los herederos del cónyuge legitimado si éste fallece dentro
del lapso útil para intentarla.Cuando no procede la nulidad el cónyuge afectado sólo
tendrá acción contra el otro por los daños y perjuicios que le hubiere causado. Esta
acción caducará al año de la fecha en que ha tenido conocimiento del acto y, en todo
caso, al año después de la disolución de la comunidad conyugal.
Artículo 171
En el caso de que alguno de los cónyuges se exceda de los límites de una
administración regular o arriesgue con imprudencia los bienes comunes que está
administrando, el Juez podrá, a solicitud del otro cónyuge, dictar las providencias que
estime conducentes a evitar aquel peligro, previo conocimiento de causa. De lo
decidido se oirá apelación en un solo efecto, si se acordaren las medidas y libremente,
en caso contrario.
Si las medidas tomadas no bastaren, el cónyuge perjudicado podrá pedir separación
de bienes.

Artículo 172
Cuando alguno de los cónyuges, esté sometido a tutela o curatela, dejará de ejercer la
administración de los bienes comunes, y el otro administrará por sí sólo. Para los actos
que requieren el consentimiento de ambos cónyuges, será necesaria la autorización
del Juez. En ningún caso el cónyuge administrador podrá realizar actos a título gratuito.
Si ambos cónyuges están sometidos a curatela administrarán los bienes comunes en la
forma prevista en los artículos 168 y siguientes, pero de conformidad con el régimen
de protección a que están sometidos. Si uno de los cónyuges está sometido a tutela y
el otro a curatela, administrará este último en los términos de la disposición anterior.
Cuando ambos cónyuges estén sometidos a tutela el Juez designará un curador
especial, quien ejercerá la administración de los bienes comunes; sin embargo
necesitará autorización del Juez para los actos que requieren el consentimiento de
ambos cónyuges y en ningún caso podrá realizar actos a título gratuito.

12. COMO SE DISUELVE Y SE LIQUIDA LA COMUNIDAD CONYUGAL.

La comunidad de los bienes en el matrimonio se extingue por el hecho de disolverse
éste o cuando se le declare nulo. En este último caso, el cónyuge que hubiere obrado
con mala fe no tendrá parte en los gananciales. Si hubiere mala fe de parte de ambos
cónyuges, los gananciales corresponderán a los hijos, y sólo en defecto de éstos, a los
contrayentes.

También se disuelve la comunidad por la ausencia declarada y por la quiebra de uno
de los cónyuges, y por la separación judicial de bienes, en los casos autorizados por
este Código.

Toda disolución y liquidación voluntaria es nula, salvo caso de separación de cuerpos
(art 173. C.C.V.)












INTRODUCCIÓN

El grupo de personas unidas por vínculos jurídicos, en la medida y extensión
determinada por la ley, que surgen del matrimonio y de la filiación legítima, ilegítima y
adoptiva, es llamado familia, en este sentido la familia es una institución jurídica pero no
una persona jurídica. Los procedimientos contenciosos en asuntos de familia se refiere
a la protección que el estado venezolano procura a la familia, el derecho de familia está
integrado por el conjunto de reglas jurídicas que regulan las relaciones jurídicas
familiares.
Estas relaciones integran el derecho civil en el derecho de familia, el orden público
domina numerosas que regulan las relaciones personales entre los cónyuges, las
relaciones paternas filiales, las que determinan el régimen patrimonial del matrimonio, la
calificación de los bienes de los cónyuges, etc. El interés familiar limita las facultades
individuales.

En este orden de ideas, es necesario conocer conceptos básicos referentes a la familia
y comunidad conyugal, tales como, interdicción, inahilitación, patria potestad,
matrimonio, manutención, divorcio, bienes de la comunidad conyugal, términos que
serán de utilizada para la compresión efectiva del tema, así como también su
basamento legal en la normativa jurídica vigente.












CONCLUSIÓN

En líneas generales, se trató en el texto sobre los procedimientos contenciosos de
familias y patrimonios de la comunidad conyugal, esto en razón del establecido en la
Ley Orgánica de protección del niño, niña y adolescente y el Código Civil Venezolano.
En el régimen patrimonial matrimonial de la comunidad de gananciales, al lado de los
bienes propios o exclusivos del respectivo cónyuge adquiriente, existen otros que
pertenecen en común de por mitad a ambos esposos, independiente de cuál de ellos
los haya habido. Son esos los bienes gananciales.
Es decir, que dentro del matrimonio pueden existir bienes pertenecientes a uno u otro
cónyuge o a los dos, que no forman parte de la comunidad conyugal, pero también
están aquellos que pertenecen a los dos por mitad, es decir un 50 para cada parte. En
esto intervienen las capitulaciones matrimoniales, las cuales distinguen entre el primer
grupo mencionado y el segundo.
En materia de familias, es importante señalar que en todos los casos, en los que se
involucre un menor de 18 años, es materia de la Ley Orgánica de protección del niño,
niña y adolescente, y esta novísima ley incluye los procedimientos para cada uno.













BIBLIOGRAFÍA
- http://temasdederecho.com/2012/07/17/interdiccion-e-inhabilitacion/
- http://www.monografias.com/trabajos12/lpatpot/lpatpot.shtml
- http://buscaunpocoaqui.blogspot.com/2012/05/patria-potestad.html
- Ley orgánica de protección para niños, niñas y adolescentes
- http://www.monografias.com/trabajos16/nulidad-matrimonio/nulidad-
matrimonio.shtml
- http://www.causalesdedivorcioenvenezuela.com.ve/
- http://aldiavenezuela.microjuris.com/2013/10/01/criterios-para-rectificacion-
de-actas-civiles-o-cambio-de-nombre/
- http://andreaysantander.blogspot.com/2010/08/bienes-propios-y-bienes-
comunes-de-los.html
- http://fpantin.tripod.com/index-23.htmlÇ